Entre montañas, vacas, leche, tomate de árbol y dos ríos hay un
bello municipio de Antioquia llamado Entrerríos donde
Sama...
Cierto día Emanuel se tiro muy brusco a la piscina y golpeo a
Samanta y los demás amiguitos que estaban jugando en ese
mom...
pelotas aprendieran los colores, formas, tamaños, texturas o
números.
Hoy ella se siente feliz porque sus estudiantes apre...
of 3

Natalia Perez Perez - Un día de piscina

Cuento creado por los ludotecarios de Indeportes Antioquia, para el blog Fábrica de Sonrisas para Antioquia.
Published on: Mar 3, 2016
Published in: Education      
Source: www.slideshare.net


Transcripts - Natalia Perez Perez - Un día de piscina

  • 1. Entre montañas, vacas, leche, tomate de árbol y dos ríos hay un bello municipio de Antioquia llamado Entrerríos donde Samanta y Emanuel juegan con muñecos, carros pelotas y caballitos de palos en un espacio muy divertido llamado Entrejuegos. Samanta y Emanuel son un par de primos que asisten a la ludoteca todas las semanas en compañía de sus mamás, allí no solo juegan con sus amiguitos; sino que también su profe los pone a hacer muchas actividades como rasgar papel, pintar y dibujar. Un día de piscina
  • 2. Cierto día Emanuel se tiro muy brusco a la piscina y golpeo a Samanta y los demás amiguitos que estaban jugando en ese momento; por ese motivo la profe se comenzó a preguntar ¿qué hago con esta piscina de pelotas para que no se vayan a aporrear o ponerse a pelear? Un día se le ocurrió la brillante idea de proponerles buscar tesoros dentro de ella, y si aparecieron muchos tesoros como por ejemplo monedas, platos, cucharas que otros niños habían arrojado allí, fue de esta manera como Samanta, Emanuel y sus amiguitos aprendieron que no se deben meter con otros objetos a la piscina para que no se les pierdan. Pasaban los días y la profe se daba cuenta que todos los niños les fascinaba la piscina de pelotas y no querían jugar con los muñecos, la cocina, rompecabezas y otros juguetes que habían en la ludoteca y pensó en plantearles juegos donde con las
  • 3. pelotas aprendieran los colores, formas, tamaños, texturas o números. Hoy ella se siente feliz porque sus estudiantes aprenden jugando, compartiendo con sus amigos y lo más importante en compañía de sus madres. Y colorín colorado este cuento se ha acabado. Elaboro: Natalia Pérez Pérez (Ludotecaria Entrerríos)