La primera chichada
Me desperté a las 6:00 am, era un día del mes de octubre
parecía ser un día normal y corriente, pero a...
conteste me siento bien creo que me ira muy bien, después él
me dijo que si no le podía hacer el favor de ayudarlo porque ...
no se encontraba en toda la mochila, y mi reacción fue de que
estaba muerto porque la maestra sería muy difícil que me
dej...
de forma detallada de cómo me había ido, mi mama me vio que
estaba triste y desilusionado y me dijo ya verás que todo sald...
of 4

La primera chichada

Published on: Mar 4, 2016
Published in: Education      
Source: www.slideshare.net


Transcripts - La primera chichada

  • 1. La primera chichada Me desperté a las 6:00 am, era un día del mes de octubre parecía ser un día normal y corriente, pero abrí la cortina de mi recamara y me lleve la sorpresa que era un día nublado y parecía que había llovido mucho durante la noche, hice todo lo que generalmente hago, mi madre me hablo a desayunar y me había preparado dos huevos con una enorme malteada y me pregunto mi mama ¿estás listo para tu examen? Y yo le conteste si mama claro, mi madre me dio un consejo y me dijo ya no te estreses tanto ni presiones muchas de las veces cuando andamos así es cuando no salen mal las cosas, usted tranquilito hijo, eso a mí me dio confianza hacia lo que podría pasar en mi examen, me encontraba un poco nervioso pero a la vez seguro de que todo iba a salir bien en aquel examen, me despedí de ella me y me volvió a decir que ya había ido a asip que es un lugar donde te dan asesorías, me dio un café recuerdo que estaba súper cargado, le puse dos cucharadas de azúcar y me lo lleve en un termo de color plateado, faltaban 15 para las 7 y partí hacia la escuela, llegando a la escuela salude a algunos de mis compañeros y platicamos sobre qué tan difícil se les hacia los temas para el examen de ese día, mis compañeros me contestaron creemos que va a estar un poco fácil, pero esta maestra tiene fama de reprobar gente para mandarlos a extraordinarios, uno de ellos me dijo dice mi hermano que como nos encontramos en primer semestre nos va a hacer la vida de cuadritos , dice que esta muy difícil con esta maestra, es la más difícil de toda la preparatoria, pero yo le conteste a mi hermano que era un tema sencillo, ahí fue cuando me asuste un poco y me fui a la cafetería a comprar un dulce, tuvimos la primer clase recuerdo que era clase de matemáticas, ese día el profesor nos había dado poca clase porque ya había terminado de calificar el parcial, y entre los que nos juntábamos teníamos una ruedita, todos platicábamos de nuestros nervios yo pienso que sentíamos más presión porque en la preparatoria donde me encontraba tenía fama de ser una de las más difíciles de torreón, me refiero a la luzac, uno de mis compañeros me dijo cómo te sientes Alan y yo le
  • 2. conteste me siento bien creo que me ira muy bien, después él me dijo que si no le podía hacer el favor de ayudarlo porque en uno de los temas se complicaba un poco, yole dije que era solo cuestión de práctica y le dije vamos a los comedores que están a lado de la cancha de futbol para explicarte, nos fuimos hacia los comedores y nos sentamos ahí comencé a explicarle acerca de ese tema, saco su tabla periódica junto con su calculadora y le puse algunos ejemplos que con el paso de los problemas mi compañero los fue elaborando de una forma rápida y eficaz entonces yo le dije ya los dominas muy bien ya no tiene caso que los estudies más ya verás que nos ira bien. Timbraron para la entrada a la siguiente clase, era la clase de inglés que por cierto teníamos examen oral, el examen oral consistía en presentación junto con un compañero esa vez me fue bien ya que fui uno de los más altos en calificación final luego de que pasamos todos a presentar el examen oral se terminó la clase… y sii! Seguí la dichosa clase de química y por tal razón seguía el tan famoso examen, yo fui el primero en sentarse ya que la miss me dijo siéntate en la tercera fila, llegue a mi lugar y me senté a esperar a que todo el grupo se acomodara en los lugares que nos estaba indicando la miss, después de un largo tiempo de que se acomodaran mis compañeros la maestra nos empezó a repartir el examen, recuerdo que nos dijo que solo sacáramos la tabla periódica un lápiz y la calculadora y que después de eso pusiéramos las mochilas enfrente ósea a bajo del pizarrón, me dedique a buscar las cosas necesarias para la elaboración de la prueba y caigo en la sorpresa de que no se encontraba mi tabla periódica, pero no actué de una manera asustada al contrario estaba muy relajado y dije seguramente la traigo el cuaderno por lo pronto sacare el lápiz y la calculadora, una vez que mi lápiz y mi calculadora se encontraban afuera decidí buscar de una buena manera la tabla periódica, después de un considerable tiempo de buscarla y buscarla empecé a caer en la desesperación ya que solo me faltaba un cuaderno que ver para darme cuenta si mi tabla estaba ahí o no, abro el último libro y me doy cuenta de que no estaba mi tabla y por resultado
  • 3. no se encontraba en toda la mochila, y mi reacción fue de que estaba muerto porque la maestra sería muy difícil que me dejara salir a otros salones para que me prestaran una tabla periódica pero no obstante le pedí permiso para que me dejara y la repuesta de ella fue un no, ella me contesto de una forma sínica y burlesca, me dijo tu muy bien sabias que era lo que necesitaba en este examen, es tu responsabilidad cargar con lo necesario por tal motivo pienso que estas frito y sonreía, todos en el salón me veían y creo que pensaban cosas de que como estaba tonto. Decidí sentarme y uno de mis compañeros que estaba a la derecha de mi me dijo con una voz muy silenciosa.. Alan aquí traigo una tabla extra, pero la maestra se encontraba en todo momento frente a mí, hasta que le pedí permiso de que mi compañero me pudiera prestar su tabla periódica extra, yo ya sabía casi la repuesta pero no me hacía nada en contestar, ella me contesto no, cuando valla exactamente la mitad del examen te dejare y si quieres por lo pronto no, me sentí mal pero ya de perdido tendría un rato para hacer lo que alcanzara. Tenía una cara de frustración y decepcionado de mí mismo de porque si me encontraba con altas posibilidades de obtener una buena calificación en ese examen me pasaba eso. Llego el tiempo que tenía que esperar pero solamente tenía 25 minutos que se puede decir que no es mucho pero yo le iba a hacer la lucha para alcanzar a hacer aunque sea los problemas necesarios para aprobar, recuerdo que eran 8 problemas y el reloj avanzaba pero afortunadamente iba rápido. Se termina el tiempo y la miss nos dice que es tiempo de recoger los exámenes, yo iba en el problema 5 pero no lo iba a alcanzar a hacer todo, ella finalmente recoge los exámenes, yo creo que tenía un poco de esperanza en pasar ya que si consideraba las partes del problema creo que si aprobaba, era lo único que yo pedía, Salí a receso y todos me preguntaba que hasta donde había alcanzado a hacer las cosas yo solo les dije que pensaba que me iba a ir bien. Termino la escuela y me dirigí a la casa ahí de inmediato me pregunto mi mama que como me había ido y claro que le conté
  • 4. de forma detallada de cómo me había ido, mi mama me vio que estaba triste y desilusionado y me dijo ya verás que todo saldrá bien, y ya no estés así nada ganas, recuerdo que esa vez mi madre y yo fuimos por una nieve y charlamos y yo le contaba que el día de mañana la maestra daría la calificación final, después llegamos a la casa y me dormí temprano porque estaba muy cansado. Al día siguiente en la escuela, en la primera hora tocaba la materia de química ese día la maestra daría calificación del examen y calificación final, ella tardaba en decirnos que habíamos sacado, todos nos encontrábamos muy nerviosos. Llego el momento esperado por todos y la miss empezó a dar calificaciones fui el número tres y me dijo peña García Alan Eduardo tienes 58 total no pasas ese día sentí tan feo ya que no había valido la pena tanto sacrificio. Fui con la miss y me dijo no subo calificación lo único que hice fue dar media vuelta y sentarme en mi lugar, llegue a casa y mi mama me dijo que le echara ganas que no me pusiera triste que ya vendrán más parciales en los que podría recuperar, esa vez fue la primera vez que reprobé y por medio de este escrito lo recuerdo como si hubiera sido ayer, es algo donde aprendes a ser más cuidadoso con las cosas que vas a requerir, fue una gran lección pero aprendí