LA GUERRA CON CHILE
CAMPAÑA NAVAL
A comienzos de la guerra era evidente que antes de cualquier operación militar en un ter...
Desde el inicio del conflicto, los diplomáticos sudamericanos, europeos y estadounidenses
ofrecieron sus oficios para conv...
of 2

La guerra con chile

Un resumen de lo que fue la guerra de Perú con Chile.
Published on: Mar 4, 2016
Published in: Education      
Source: www.slideshare.net


Transcripts - La guerra con chile

  • 1. LA GUERRA CON CHILE CAMPAÑA NAVAL A comienzos de la guerra era evidente que antes de cualquier operación militar en un terreno tan difícil como el desierto de Atacama, debía ganarse el control de los mares. El poder de la escuadra chilena se basaba en las fragatas blindadas gemelas, Cochrane y Blanco Encalada. El resto de la escuadra estaba formada por las siguientes naves de madera: las corbetas Chacabuco, O’Higgins y Esmeralda, la cañonera Magallanes y la goleta Covadonga. Los buques capitales de la escuadra peruana eran la fragata blindada Independencia y el Monitor Huáscar. Completaban la escuadra peruana los monitores fluviales Atahualpa y Manco Cápac, la corbeta de madera Unión y la cañonera de madera Pilcomayo. El puerto peruano de Iquique fue bloqueado por parte de la armada chilena. En el Combate naval de Iquique, el 21 de mayo de 1879, el monitor Huáscar, logró hundir a la corbeta chilena Esmeralda. El mismo día, en Combate naval de Punta Gruesa la fragata Independencia se enfrentó con la goleta Covadonga, la que astutamente dirigida logró que su adversario encallara en Punta Gruesa, en su afán de espolonear a la Covadonga y dónde terminó sufriendo el bombardeo de ésta. El resultado de ese día en Iquique y Punta Gruesa caló hondo en la opinión pública de ambos países. Le dieron una victoria pírrica al Perú: el bloqueo del puerto de Iquique fue levantado y las naves chilenas fueron hundidas o abandonaron el área pero la escuadra peruana perdió a la fragata blindada de 3500 toneladas, la mayor nave de la escuadra de la marina de guerra del Perú, lo que representó un golpe irreparable para ésta. Pese a la inferioridad numérica, el Huáscar mantuvo en jaque a toda la escuadra chilena durante 6 meses. El punto culminante de las correrías del Huáscar fue la captura del vapor Rímac con el regimiento de caballería Carabineros de Yungay a bordo, el 23 de julio de 1879. Este hecho causó una crisis en el gobierno chileno que provocó la renovación del mando de la Armada de Chile. Finalmente, el 8 de octubre de 1879 el monitor Huáscar fue capturado por la Armada de Chile en el decisivo combate naval de Angamos, a pesar del intento de hundirlo por parte de su tripulación. La corbeta Unión logró escapar. La captura marcó el fin de las esperanzas peruanas en la campaña naval de la Guerra del Pacífico. Pero aún sin sus buques mayores, la Marina del Perú logró en 1880 hundir la goleta chilena Covadonga el transporte Loa y la torpedera Janequeo durante el bloqueo del Callao. El crucero de la corbeta peruana Unión a Punta Arenas en agosto de 1879, aunque infructuoso, fue una demostración de decisión y capacidad de los marinos peruanos. CAMPAÑA TERRESTRE: CAMPAÑA EN TARAPACÁ La Campaña de Tarapacá corresponde a la primera fase de la campaña terrestre de la Guerra del Pacífico, y abarca las operaciones militares entre noviembre y diciembre de 1879.
  • 2. Desde el inicio del conflicto, los diplomáticos sudamericanos, europeos y estadounidenses ofrecieron sus oficios para conversaciones de paz. El pedido del Perú y Bolivia era la desocupación del territorio ocupado por Chile. El gobierno de Chile no acepta desocupar Antofagasta y los recursos que explotaba. Los Estados Unidos, Gran Bretaña y Alemania no logran conformar un bloque mediador para el conflicto. William Evarts, secretario de estado del presidente estadounidense James Garfield responde a los embajadores británico y alemán en Estados Unidos que Este gobierno no mira con favor ningún esfuerzo prematuro ni en conjunto con otras potencias neutrales que puedan llevar la impresiónde coercionar o dirigir con prepotencia los derechos de los beligerantes, influenciado por la doctrina Monroe y la política de no intervención. Las naciones sudamericanas también ofrecen sus oficios. Brasil se ofrece como mediador pero es rechazado. El presidente de Ecuador, General José María Urbina, realiza diversos viajes a los países en conflicto y termina su misión cuando Chile no acepta el pedido de los aliados de retornar las fuerzas como se encontraban antes del conflicto. Colombia también envía al diplomático Dr. Pablo Arosemena y termina sus oficios en octubre de 1879 al pedido de Bolivia por reocupar Antofagasta, lo cual es rechazado por Chile. El embajador estadounidense en Bolivia, Judge Pettis, se entrevista en Santiago con el ministro de relaciones de Chile y el embajador estadounidense en Santiago, Thomas A. Osborn. Sin embargo, el mismo requerimiento ya antes rechazado por Chile termina las negociaciones. DESEMBARCO EN PISAGUA Tras la obtención del dominio marítimo, el ejército chileno comenzó la invasión del Perú con el desembarco de 9,900 hombres y 880 animales en Pisagua, 550 km al norte de Antofagasta, en una de los primeros desembarcos anfibios de la era moderna. Se utilizaron botes de fondo plano especialmente construídos para el desembarco. Tras la neutralización de las baterías costeras por la artillería naval, los atacantes pudieron vencer a las fuerzas bolivianas y peruanas que defendían el puerto. En la marcha hacia Iquique, el 19 de noviembre los chilenos derrotaron a los aliados en la Batalla de Dolores (o San Francisco) tras la cual Iquique se entregó sin resistencia. En su marcha a Tarapacá, una pequeña ciudad al interior de la región, un destacamento chileno fue derrotado en la Batalla de Tarapacá, pero sin refuerzos ni apoyo logístico las fuerzas peruanas se retiraron a Arica. Tras esta campaña, Perú perdió el control sobre una región que albergaba el 10% de su población y un ingreso anual de ₤ 28 millones por la producción de nitrato. Poco después de conocida la derrota, Prado abandonó el Perú, aparentemente para comprar armas en Europa o los EE.UU. y en Lima Nicolás de Piérola Villena asumió el poder tras un golpe de estado. También el dictador boliviano Daza fue depuesto y reemplazado por Narciso Campero.