permitiera las tragedias naturales, todos
abusaríamos de la creación como no tenemos
idea. Todos culpamos a Adán y Eva por...
También existe la disciplina del Señor.
La disciplina no debe verse como algo malo, ya
que como cristianos, la disciplina ...
of 2

Por que Dios permite que pasen cosas malas

Folletos del Hno. Elmer Pacheco, ministro en la Iglesia de Cristo Silverspring.
Published on: Mar 4, 2016
Published in: Spiritual      
Source: www.slideshare.net


Transcripts - Por que Dios permite que pasen cosas malas

  • 1. permitiera las tragedias naturales, todos abusaríamos de la creación como no tenemos idea. Todos culpamos a Adán y Eva por la condición presente de la creación; pero si somos honestos, no somos mejores que ellos. Cada vez que pecamos estamos desobedeciendo a Dios, que fué exactamente lo que hicieron Adán y Eva. Y nosotros pecamos muchas veces por lo que somos peores que ellos. Cuando veo la increíble maldad del hombre, más bien me pregunto: ¿Cómo es posible que sigan sucediendo cosas buenas en este mundo tan cruel? ¿Qué le costaría a la humanidad para que nada malo pasara? Para que Dios no dejara que nada malo pasara en este mundo, tendría que remover de todos nosotros el libre albedrío. Dejaríamos de ser humanos y seríamos como los robots que sólo hacen lo que se les manda. Otro remedio para el mal, sería que Dios aniquilara a toda persona que pensara hacer el mal. Es decir, que antes que el ladrón cometa su fechoría, Dios lo elimine; que antes que el mentiroso llegue a decir la mentira, Dios lo lleve a la tumba; que antes que cualquier persona desobedezca un mandamiento del Señor, Dios lo lleve al juicio. ¿Cuántos quedaríamos en el mundo? = ¡Cero! Ni siquiera los niños existirían porque no hay persona que no haya pecado antes de haber procreado. Observando estas dos alternativas para que nada malo suceda en este mundo, vemos que ambos remedios son peores que el problema. La solución divina. Dios va a solucionar todos los problemas del mundo en su venida. Será entonces cuando Él no dejará que nada malo suceda de ahí en adelante. En ese día serán condenados todos los que no se arrepintieron de sus pecados y serán apremiados todos los que sí se convirtieron de su maldad. Esa tierra libre de maldad existirá otra vez (2Pedro 3:13) y los redimidos tendrán la oportunidad de vivír en ella en cuerpos inmortales. (1Corintios 15:42-53). En Apocalipsis 21:4-5 dice: “Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor, porque las primeras cosas pasaron. 5 Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas.” ¿Quieres ser parte de esa nueva creación en donde Dios no va permitir que pasen cosas malas? En estos momentos Jesús esta reclutando ciudadanos para esa nueva tierra; pero así como todo será nuevo, tú también necesitas ser una nueva criatura para poder entrar. Y Jesús ya hizo lo más difícil, que fué pagar por tus pecados en la cruz. Si crees* que Jesucristo -el Hijo de Dios- te compró la salvación con su sangre preciosa, confiésalo** delante de la iglesia, arrepiéntete*** de tu pecados y bautízate*** conforme a su Palabra. [*Juan 3:16; **Romanos 10:9-10; ***Hechos 2:38] En 2Corintios 5:17 dice: “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.” Si quieres ser parte de esa nueva creación: ¡Bienvenido a la iglesia de Cristo! Dirección: 100 East Franklin Ave. Silver Spring. MD. 20901 Teléfonos: (301) 585-8727; (301) 776-8407; (240) 277- 7678 (Hno. Elmer Pacheco). Horarios: Domingos 11:15am, 12:20pm, 6:00pm y Miércoles a las 7:30pm. Website: www.iglesiadecristosilverspring.org ¿Por qué Dios permite que pasen cosas malas? {Escritor: José Elmer Pacheco} Esta es una de las preguntas más antiguas de la humanidad y hoy trataré de contestársela a todos aquellos que desean una respuesta bíblica. ¿Por qué suceden cosas malas? ¿Por qué nadie te cree? = Tal vez por mentiroso. ¿Por qué te robaron? = Tal vez porque existen los ladrones. ¿Por qué estás enfermo? = Tal vez porque no cuidas tu salud. ¿Por qué chocaste el carro? = Tal vez porque alguien no sabe manejar bien. ¿Por qué te deportaron? = Tal vez porque eras ilegal. ¿Por qué te accidentaste? = Tal vez porque alguien no puso atención a lo que hacía. ¿Por qué se te quemó la casa? = Tal vez porque alguien descuidó lo que estaba cocinando. Las cosas malas suceden como consecuencia de las malas decisiones que hacen los seres humanos. En Gálatas 6:7 dice: “No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.”
  • 2. También existe la disciplina del Señor. La disciplina no debe verse como algo malo, ya que como cristianos, la disciplina del Señor nos recuerda que somos sus hijos y que Él nos ama. Aparte, nos hace madurar y nos detiene de seguir pecando para así evitar condenarnos con el resto del mundo. En Hebreos 12:5-11 dice: “5 …Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor, ni desmayes cuando eres reprendido por él; 6 Porque el Señor al que ama, disciplina, y azota a todo el que recibe por hijo. 7 Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina? 8 Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos. 9 Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos? 10 Y aquéllos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste (el Señor) para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad. 11 Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados.” Y en 1Corintios 11:32 dice que “…somos castigados por el Señor, para que no seamos condenados con el mundo.” ¿Y las catástrofes naturales? En la creación Dios hizo todo a la perfección; no había fallas geológicas, terremotos, maremotos, incendios, huracánes, tornados, inundaciones, sequías, etc. Era tan perfecto el clima que hasta Adán y Eva no tenían necesidad de ropa. En Génesis 1:31 dice: “Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera…” Pero lamentablemente el hombre no apreció lo que tenía y pecó contra Dios a pesar de haber sido advertido de su mortal consecuencia. En Génesis 3:17 vemos que hasta la tierra fué afectada: “…comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida.” Y aún el día de hoy, parece que el hombre no entiende que entre más contamina la tierra, más violento se vuelve el clima. Pablo lo compara a dolores de parto en Romanos 8:22 “Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora;” Cada vez que veas un desastre natural, recuerda que es por los cambios de clima que ha ocasionado el mismo hombre. ¿Y las enfermedades? En el momento en que el hombre se volvió mortal y la tierra fué maldecida por su pecado, muchas cosas cambiaron y empezaron a ser dañinas. Ahora no nada mas iban a existir cardos y espinos, cambios en el clima, dolores de parto, animales violentos, gérmenes destructivos; sino que el hombre llegó al homicidio y a la pervesión sexual. En Romanos 1:27 dice que los que se pervitieron recibieron “en sí mismos la retribución debida a su extravío.” Es decir, se llenaron de enfermedades que siguen multiplicándose hasta el día de hoy. Aún cuando uno no ande por malos pasos, podemos tener enfermedades hereditarias como le pasó a Timoteo. Hay quienes dicen que Pablo le esta dando a entender eso en 1Timoteo 5:24 “Los pecados de algunos hombres se hacen patentes antes que ellos vengan a juicio, mas a otros se les descubren después.” Su padre era griego cuya cultura era muy liberal. ¿Pero, por qué Dios permite lo malo? Dios formó al hombre y le dió todo lo necesario para vivír una vida abundante llena de paz y felicidad. Adán y Eva tenían cuerpos perfectos y vivían en un mundo perfecto; pero aparte de todo esto, Dios les dió un regalo todavía más invaluable: El libre albedrío, es decir, la libertad de escoger qué hacer con sus vidas. Ahora bien, el libre albedrío no sería real si no fuera posible escoger hacer el mal. Pero no malentendamos: el libre alberdío no significa pecar, sino tener la posibilidad de pecar aunque no escojas pecar. Los muchachos saben a lo que me refiero; éllos se sienten abrumados y esclavizados cuando sus padres no les dan ninguna libertad “porque tienen miedo de que algo malo les pase.” Pero así como a los muchachos que tienen cierta libertad, se les advierte las consecuencias de escoger el mal; de la misma manera Adán y Eva estaban bien advertidos; pero a final de cuentas escogieron el mal y sus graves consecuencias. Pregunta: ¿Hubieran Adán y Eva aprendido la lección si no hubieran recibido las consecuencias de su pecado? = ¡Por supuesto que no! Y no nada mas eso, sino que hubieran tenido a Dios por mentiroso. Y eso es exactamente lo que sucede cuando los muchachos no reciben su merecido: no aprenden y ven a sus papás como mentirosos. Entonces, si Dios no permitiera que nadie recibiera las consecuencias de sus pecados, el mundo estaría más lleno de maldad. Si Dios no permitiera que hubiera accidentes, entonces todos seríamos unos descuidados y no aprenderíamos de nuestros errores. Si Dios no permitiera las enfermedades, entonces todo el mundo sería vicioso e irresponsable de su cuerpo. Si Dios no

Related Documents