NADA TE PERTENECE
“De Jehová es la tierra y su plenitud; El
mundo, y los que en él habitan”.
Salmo 24:1
https://www.youtub...
INTRODUCCION
Es importante que como jóvenes comprendamos que sólo
somos poseedores de lo que tenemos en un sentido
limitad...
2. Nada es mío, es suyo (Génesis 1:27-28)
 Papa Dios al crearnos nos dio la libertad para
usar todas las cosas, pero sin ...
 Como Adán y Eva, la juventud de hoy
está a merced de la tentación y el
engaño de creer que es su sabiduría,
capacidades ...
Dios desea que el joven ame, y tome siempre el camino del amor.
Que todo lo que haga sea para la gloria de Dios.
3. Que es...
3.2. Deberes.
 Poner a nuestro alcance todo lo necesario: (Dios da a cada
persona las capacidades, dones y talentos. Él n...
APLICACIÓN TEOTERAPICA
Aunque podemos ser poseedores de muchas cosas, ninguno de
nuestros bienes significa tanto como lo q...
of 7

Nada te pertenece

Published on: Mar 3, 2016
Published in: Spiritual      
Source: www.slideshare.net


Transcripts - Nada te pertenece

  • 1. NADA TE PERTENECE “De Jehová es la tierra y su plenitud; El mundo, y los que en él habitan”. Salmo 24:1 https://www.youtube.com/watch?v=uje5977-uTA
  • 2. INTRODUCCION Es importante que como jóvenes comprendamos que sólo somos poseedores de lo que tenemos en un sentido limitado y sólo por cierto tiempo, porque estos dos aspectos no los determinamos los hombres sino Dios. 1. Quien es el dueño? (Salmo 24:1) Estas razones nos ayudarán a entender el porqué.  Es el creador de todas las cosas  Es dueño de toda vida. Salmo:50:10-12  Es dueño de toda riqueza mineral. Hageo:2:8  Es dueño de todo bien  En sus manos está todo el poder y dominio sobre  todas las cosas, tanto buenas como malas. Prov:16:4  Es dueño de toda sabiduría y conocimiento.
  • 3. 2. Nada es mío, es suyo (Génesis 1:27-28)  Papa Dios al crearnos nos dio la libertad para usar todas las cosas, pero sin olvidar que nada nos pertenece, y que Él es el dueño absoluto. Debemos tener un corazón agradecido por el privilegio que nos da como administradores disfrutar cada una de ellas. 2.1. Somos la más sublime creación de Dios Dios se tomó su tiempo para crearnos, para hacernos a su imagen y semejanza. Él quería que fuéramos eternos y perfectos, que disfrutáramos del resto de la creación, la cual hizo primero y nos fue dada como regalo para beneficiarnos de ella. Por esto, como jóvenes, estamos llamados a amar y valorar todo lo que El Padre nos ha dado, primero nuestra vida con todo lo que encierra: talentos, los recursos, la familia, el medio ambiente, etc.
  • 4.  Como Adán y Eva, la juventud de hoy está a merced de la tentación y el engaño de creer que es su sabiduría, capacidades y propios medios por los que puede vivir y hacer todo y tenerlo todo. Debemos obedecer al señor y dar un uso adecuado a lo que se nos confía, entendiendo que somos administradores por la gracia del Señor. 2.2. Debemos reconocer a Dios en todo lo que somos y tenemos 2.3. Debemos buscar el propósito de Dios con cada dádiva que recibimos (1cor:12:28-30) El joven de hoy está acostumbrado a que todo se lo den y vive en un mundo de fantasías donde él solo pide y de inmediato obtiene las cosas, esta situación ayuda a que hoy la juventud esté cayendo en el facilismo, la pereza, la falta de propósito, la irresponsabilidad y a no valorar lo que tiene o recibe.
  • 5. Dios desea que el joven ame, y tome siempre el camino del amor. Que todo lo que haga sea para la gloria de Dios. 3. Que espera mi Padre. (MALAQ 1:6 Y MT 25:14-30) 3.1. Derechos.  Que como buen administrador le de reconocimiento. Recuerda que nada te pertenece.  Que se le rinda cuenta de todo.  Que entienda que él puede dar y quitar los bienes cuando lo desee.  Que se le rinda amor, respeto y honra.
  • 6. 3.2. Deberes.  Poner a nuestro alcance todo lo necesario: (Dios da a cada persona las capacidades, dones y talentos. Él no pide nada que antes no nos haya dado primero).  Vigilar el uso que se le damos a sus cosas.  Premia a todo aquel que es fiel y da buen uso a lo que le han confiado.
  • 7. APLICACIÓN TEOTERAPICA Aunque podemos ser poseedores de muchas cosas, ninguno de nuestros bienes significa tanto como lo que vale nuestra vida para Dios, ninguna riqueza nos puede dar la seguridad y protección que la que nos ofrece el soberano y dueño de todo. Juan 1:3

Related Documents