PERÚ
Ministerio
De Agricultura
Autoridad
Nacional del Agua
Agricultura
2009
Política y Estrategia Nacional de
Recursos...
POLÍTICA Y ESTRATEGIA NACIONAL DE RECURSOS HÍDRICOS
DEL PERÚ
Autor:
Comisión Técnica Multisectorial
conformada por R.M. Nº...
Directorio
Dr. Alan García Pérez
Presidente Constitucional de la República del Perú
Dr. Yehude Simon Munaro
Presidente del...
Ing. Magna Neyra Camarena
Representante del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento
Ing. César Cervantes Gálvez...
Política y Estrategia Nacional de Recursos
Hídricos del Perú
CONTENIDO
Presentación
Introducción
Objeto y Alcance
I Proces...
Presentación
El Perú, país privilegiado por su oferta hídrica,
dispone de un volumen anual promedio de
2‟046,287 MMC de ag...
Laguna de LLanganuco
Cortesía: arturodr
2
Política y Estrategia Nacional de Recursos
Hídricos del Perú
Introducción
“Agua para Todos” porque hay vida iniciada
y sus...
Lagunas en el río Cañete - Lima
Conformación de Comisiones:
CTM(1) - RM Nº 082-2004-AG
i) el Intendente de Recursos Hídri...
OBJETO Y ALCANCE
Lomas de Lachay - Lima
Objeto
Precisar el marco de referencia dentro del cual debe
interactuar el sector...
I. PROCESO CONSTRUCTIVO
En la actualidad, la prospectiva1 constituye una de
las disciplinas de carácter estratégico y obli...
con sus correspondientes acciones estratégicas en
un escenario que implique la modificación parcial o
total del marco lega...
Churupita
Huaraz Ancash
8
II. MARCO DE REFERENCIA
II.1
Situación Social y Económica del País
El Perú tiene una extensión de 1 285 215 km2 y
según ...
Lima metropolitana
30,9
32,6
Fuente: INEI – Encuesta Nacional de Hogares (2004-2007)
24,2
18,5
Laguna Llanganuco
Cortesí...
II.2 Recursos Hídricos Nacionales
La influencia de la Cordillera de los Andes, la
Corriente Peruana y el anticiclón Pacífi...
Huamantay - Cusco
A
12
II.2.1 Fuentes Naturales
Glaciares
El Perú concentra el 71% de los glaciares tropicales
de Los Andes Centrales, observándo...
Humedales
Los ecosistemas de humedales son patrimonio de
la nación; el Estado ejerce derechos soberanos
sobre
su
protecció...
Lagos y Lagunas
La Cordillera de los Andes aloja en sus zonas altas,
un conjunto de depósitos naturales de agua, de
régime...
Río Piura – Pte. Bolognesi
16
Ríos
La variada orografía del territorio, definida por la
presencia de la Cordillera de Los Andes, extendida
longitudinal...
los ríos más importantes que desembocan en el
lago son: Huaycho, Suchez y Keka al Noreste y:
Catari y Tiahuanacu al Sur. D...
Acuíferos
En la vertiente del Pacífico, se estima una reserva
explotable anual de 2 700 MMC. Actualmente se
aprovecha un v...
II.2.2 Fuentes Alternativas
Aguas Desaladas
Los océanos y los mares contienen el 97% del agua
del planeta. Las ventajas de...
Aguas Residuales Tratadas
El crecimiento acelerado de la población, la
contaminación de las fuentes naturales de agua
supe...
Acueductos de Cantayoc
Nazca - Ica
22
Canal Escobar
Somate Bajo - Piura
II.3 Aprovechamientos Sectoriales
La percepción de la magnitud y distribución
espacial ...
Agrario
El área de riego en el país, está representada por
un área potencial de 6 411 000 ha, siendo el área
actual bajo r...
Poblacional
Los servicios de saneamiento en el ámbito urbano
son proporcionados por cincuenta y cuatro (54)
EPS que cubren...
Minero
En el sector minero, el país posee importantes
reservas de minerales y su extracción se inicio
varios siglos antes ...
Pesquero
La actividad pesquera continental, así como la
acuicultura son actividades que se realizan en
aguas de ríos y lag...
BocatomaBarbablanca - Callahuanca
28
II.4 Problemática Social y Económica Vinculada a la Gestión del Agua
La concentración de los núcleos urbanos y las
activi...
30
II.5
El Ámbito de Gestión de los Recursos Hídricos
El Perú tiene un sistema de gobierno unitario,
representativo y desce...
Agrupaciones Hidrográficas del Perú
32
III. LOS RETOS DEL AGUA EN PERÚ
III.1. Atender el incremento de la demanda de agua por el crecimiento demográfico
y el des...
III.3. Mejorar y preservar la calidad de las aguas superficiales y subterráneas
Otro reto importante en la gestión de recu...
III.5. Atenuar el impacto de los eventos extremos y el cambio climático en la
población y sectores productivos
El agua es ...
Presa Tablachaca – río Mantaro
Huancavelica
36
IV. POTENCIALIDADES Y COYUNTURAS EN LA
GESTIÓN DE LOS RECURSOS HÍDRICOS
La identificación de problemas y sus respectivas
c...
Recursos Hídricos. Dicta las normas y establece los
procedimientos para el logro de la gestión integrada
del agua. Ejerce ...
agua con propuestas
implementación.
de acción
para su
El Foro Mundial del Agua, celebrado cada tres
años, se ha convert...
Presa Gallito Ciego –
Cuenca Jequetepeque
40
V. EL AGUA EN EL FUTURO
En los últimos años se han producido cambios
significativos en la organización del Estado
Peruano,...
normativo, operadores, reguladores y usuarios); iii)
los instrumentos de planificación; iv) los
mecanismos de financiamien...
La Autoridad Nacional del Agua estará fortalecida y
constituida como ente rector de la gestión de los
recursos hídricos en...
Sandoval – Madre de Dios
44
VI. DIRECTRICES QUE RIGEN LA GESTIÓN
VI.1 Gestión Integrada de Recursos Hídricos
Tradicionalmente el manejo de las disponi...
VI.2
Bases y Principios
Las potencialidades y los aspectos coyunturales
que se destacan en el ítem anterior, proporciona...
VI.2.2 Principios
El agua es un recurso natural, imprescindible para
la vida y para el desarrollo humano, así como para
el...
Machupichu
48
VII. POLÍTICA Y ESTRATEGIA
La Política de Estado, significa la alianza entre los
diferentes actores involucrados hacia una...
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
Politicas estrategias rh
of 85

Politicas estrategias rh

Published on: Mar 4, 2016
Source: www.slideshare.net


Transcripts - Politicas estrategias rh

  • 1. PERÚ Ministerio De Agricultura Autoridad Nacional del Agua Agricultura 2009 Política y Estrategia Nacional de Recursos Hídricos del Perú COMISIÓN TÉCNICA MULTISECTORIAL Ministerios de: Agricultura; Ambiente; Economía y Finanzas; Energía y Minas; Producción; Salud; Vivienda, Construcción y Saneamiento. 24/04/2009
  • 2. POLÍTICA Y ESTRATEGIA NACIONAL DE RECURSOS HÍDRICOS DEL PERÚ Autor: Comisión Técnica Multisectorial conformada por R.M. Nº 051-2007-PCM Calle Diecisiete Nº 355 Urbanización El Palomar – San Isidro Lima 27 – Perú Teléfono: (511)224-7559 www.ana.gob.pe Editor: Autoridad Nacional del Agua Calle Diecisiete Nº 355 Urbanización El Palomar – San Isidro Lima 27 – Perú Teléfono: (511)224-7559 www.ana.gob.pe Impreso en Lima Perú Distribución gratuita Prohibida su venta Portada: Artesonraju – Cordillera Blanca (Cortesía Pichone) Advertencia: Se autoriza la reproducción total o parcial, sin alteraciones del contenido, sin fines de lucro y citando la fuente.
  • 3. Directorio Dr. Alan García Pérez Presidente Constitucional de la República del Perú Dr. Yehude Simon Munaro Presidente del Consejo de Ministros Ing. Carlos Leyton Muñoz Ministro de Agricultura Sr. Antonio Brack Egg Ministro del Ambiente Sra. Nilda Vílchez Yucra Ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento Comisión Técnica Multisectorial Ing. Abelardo De La Torre Villanueva Jefe de la Autoridad Nacional del Agua Presidente Ing. Carlos Pagador Moya Ex -Intendente de Recursos Hídricos Ministerio de Agricultura Ing. Enrique Salazar Salazar Ex-Intendente de Recursos Hídricos Ministerio de Agricultura Ing. Eddie Rosazza Asín Ex-Intendente de Recursos Hídricos y Coordinador CTM Ing. Juan Olazábal Reyes Representante de la Dirección General de Energía Ministerio de Energía y Minas Ing. Fredesbindo Vásquez Fernández Representante de la Dirección General de Minería Ministerio de Energía y Minas Ing. Fausto Roncal Vergara Representante de la Dirección General de Salud Ambiental Ministerio de Salud Ing. Óscar Guillén Guillén Representante del Ministerio de la Producción Ing. Julio Ordóñez Gálvez Representante del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología Ministerio del Ambiente Ing. Roger Díaz Alarcón Representante del Ministerio de Economía y Finanzas Ing. Francisco Gayoso Zevallos Representante del INADE
  • 4. Ing. Magna Neyra Camarena Representante del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento Ing. César Cervantes Gálvez Representante del Ministerio del Ambiente Dr. Juan De La Cruz Toledo Representante de SUNASS Colaboradores: Dr. Yuri Pinto Ortiz Ing. Adolfo Toledo Parreño Ing. Abelardo De La Torre Ing. Luis Pérez Sandoval Ing. Guillermo Serruto Bellido Ing. Orlando Lecca Huamanchumo Ing. Álvaro Ledesma Rebaza Ing. Antonio Tamariz Ortiz Ing. Plinio Gutiérrez del Pozo Dr. Pedro Guerrero Salazar Ing. Oscar Ávalos Sanguinetti Ing. José Aguilar Huertas Ing. José Rivas Lluncor Dr. Mirko Miranda Sotil Ing. Alberto Campos Delgadillo Redacción y edición final: Ing. Eddie Rosazza Asín Ing. Álvaro Ledesma Rebaza
  • 5. Política y Estrategia Nacional de Recursos Hídricos del Perú CONTENIDO Presentación Introducción Objeto y Alcance I Proceso Constructivo I.1 Primera Etapa I.2 Segunda Etapa I.3 Tercera Etapa II. Marco de Referencia II.1 Situación Social y Económica del Perú II.2 Recursos Hídricos Nacionales II.3 Aprovechamientos sectoriales II.4 Problemática Social y Económica Vinculada a la Gestión del Agua II.5 El Ámbito de Gestión de los Recursos Hídricos III. Los Retos del Agua en el Perú IV. Potencialidades y Coyunturas en la Gestión de los Recursos Hídricos IV.1 Potencialidades en el Ámbito Nacional IV.2 Coyuntura en el Ámbito Internacional V. El Agua en el Futuro V.1 Consideraciones Generales para la Definición de los Escenarios V.2 Escenario I: Agua para Pocos V.3 Escenario II: Agua para Muchos V.4 Escenario III: Agua para Todos VI. Directrices que Rigen en la Gestión VI.1 Gestión Integrada de Recursos Hídricos IV.2 Bases y Principios para la Gestión de los Recursos Hídricos VII. Política y Acciones Estratégicas VII.1 Marco Jurídico e Institucional VII.2 Derechos de Agua VII.3 Calidad del Agua VII.4 Recursos Humanos, Desarrollo de capacidades y Cultura del Agua VII.5 Información Hidrometeorológica VII.6 Infraestructura Hidráulica VII.7 Planeamiento de los Recursos hídricos VII.8 Inversión y Financiamiento VII.9 Actividades Sectoriales VII.10 Conservación de Ecosistemas VII.11 Cuencas Transfronterizas VII.12 Prevención de Riesgos, Mitigación de Impactos y Adaptación al Cambio Climático VIII. Implementación de Acciones de la Estrategia Nacional de Gestión de los Recursos Hídricos VIII.1 Primera Fase 2009/2010 VIII.2 Segunda fase 2011/2015 VIII.3 Tercera Fase 2016/2020 Página 1 3 5 6 6 7 7 9 9 11 23 29 31 33 37 37 38 41 41 42 42 43 45 45 46 49 51 52 53 54 55 56 58 59 61 67 68 69 71 72 73 78
  • 6. Presentación El Perú, país privilegiado por su oferta hídrica, dispone de un volumen anual promedio de 2‟046,287 MMC de agua, ubicándose entre los 20 países más ricos del mundo con 72,510 metros cúbicos/habitante/año; no obstante, su orografía define tres vertientes hidrográficas que desequilibran su distribución espacial, concentrando el 97.7% del volumen en la vertiente del Atlántico, en donde se asienta el 30% de la población que produce el 17.6% del PBI; el 0.5% se encuentra en la vertiente del Titicaca, en donde se asienta el 5% de la población y produce el 2% del PBI y; el 1.8% restante se encuentra en la vertiente del Pacífico, en donde paradójicamente se concentra el 65% de la población que produce el 80.4% del PBI. La desigual distribución espacial del agua y su variabilidad estacional, determinan diferencias significativas en la disponibilidad del recurso: extrema aridez en la vertiente del Pacífico sur; estrés moderado en el Pacífico norte y abundancia en la vertiente del Atlántico. Esto determina que la vertiente del Pacífico, posea grandes limitaciones en la disponibilidad del recurso hídrico, por lo que, en esta vertiente, se generan la mayor cantidad de conflictos por el acceso al agua Los conflictos entre usuarios que compiten por el agua se hacen cada vez más frecuentes, conforme se incrementan las demandas en los sectores productivos correspondientes. El derroche de los recursos hídricos y su conflictiva gestión viene estimulando el agotamiento de las disponibilidades. La contaminación del agua, causada por las actividades humanas, se hace cada vez más frecuente y generalizada, provocando la disminución del volumen de agua utilizable. En el contexto anterior es fundamental la incorporación de la dimensión social resaltando la necesidad de una gestión renovada y eficiente de los recursos hídricos, incidiendo en el cabal conocimiento del ciclo hidrológico para evaluar mejor los recursos hídricos a fin de tener una mayor certeza en la toma de decisiones. Hasta antes de 2009, se ha administrado el agua en forma fragmentada, siendo competencia del Ministerio de Agricultura la gestión de la cantidad, del Ministerio de Salud la gestión de la calidad y del Ministerio de Defensa el manejo de la información hidrometeorológica. En general, se realiza la gestión de la cantidad separada de la calidad; esta fragmentación impide el manejo eficaz y eficiente de los recursos hídricos a nivel de cuenca. Internacionalmente, durante los últimos años, el Perú ha estado expuesto a los procesos de globalización de las economías y los mercados; por consiguiente, a la transformación de su estructura social, política y cultural. Tal situación ha determinado cambios significativos en la estructura social vigente, más allá de los ocurridos en el espacio económico y financiero. Es así como el Perú se ha visto inmerso en procesos de redefinición de las funciones del Estado, con sustanciales implicancias estructurales, que devienen en el proceso de descentralización y regionalización iniciado a comienzos de la década del 2000. En el escenario internacional, se desarrollan esfuerzos por la continuidad y consolidación del proceso impulsado por la Conferencia de las Naciones Unidas conocida como la “Cumbre de la Tierra”, que se realizó en Río de Janeiro en junio de 1992, cuya preocupación se centra en cómo alcanzar el desarrollo sostenible. En ella se establece el compromiso de los gobiernos y la sociedad civil de establecer una dinámica social y política, alrededor de los acuerdos emanados de la Cumbre, de integrar los factores ambientales a las políticas económicas y sociales, en especial los contenidos en el Programa Agenda 21, cuyo Artículo 18º, establece entre otros, determinar, fortalecer o implantar, según sea el caso, los mecanismos institucionales, jurídicos y financieros adecuados para lograr que la política sobre los recursos hídricos y su ejecución sean un catalizador del progreso social y el crecimiento económico sostenible de la nación. Este documento presenta la Política y Estrategia Nacional de Recursos Hídricos, elaborado en el contexto de la Agenda 21. Está orientado a compartir una visión prospectiva común en materia de recursos hídricos, entre los principales agentes económicos y sociales del país, impulsando la ejecución de acciones estratégicas socioeconómicas integrales, constituyéndose en el marco de referencia para la interacción conjunta del sector público y privado. Abelardo De La Torre Villanueva Jefe - Autoridad Nacional del Agua 1
  • 7. Laguna de LLanganuco Cortesía: arturodr 2
  • 8. Política y Estrategia Nacional de Recursos Hídricos del Perú Introducción “Agua para Todos” porque hay vida iniciada y sustentada por el agua o muerte cuando no se dispone de ésta. El Estado Peruano, ha definido su política de gestión de recursos hídricos, en concordancia con el Decenio Internacional para la Acción, “El agua, fuente de vida”, establecida por las Naciones Unidas para el período 2005-2015 en el afán de contribuir con el logro de las Metas de Desarrollo del Milenio. Esta iniciativa de sensibilización tiene como propósito, jerarquizar la importancia del agua, a fin de consolidar la relación de la Política y Estrategia Nacional de Recursos Hídricos con la erradicación de la pobreza extrema y el hambre, la igualdad entre los géneros; la reducción de la mortalidad infantil, la salud, la educación y la sostenibilidad del medio ambiente. El cumplimiento de las Metas de Desarrollo del Milenio, está estrechamente vinculado con el diseño e implementación de instrumentos orientados a la gestión integrada de los recursos hídricos, así como el establecimiento de mecanismos que impulsen el desarrollo sostenible de la nación. El compromiso que ha asumido el Perú, en el marco del Plan de Implementación de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible de Johannesburgo, es elaborar instrumentos para la Gestión Integrada de los Recursos Hídricos, el aprovechamiento eficiente y ahorro del agua. En este contexto, como parte de los desafíos impuestos por los compromisos asumidos, en el año 2004, la Comisión Técnica Multisectorial (CTM1) conformada mediante RM Nº 082-2004-AG inició este proceso, elaborando el documento denominado “Estrategia Nacional para la Gestión de los Recursos Hídricos Continentales del Perú”-2004 (ENRHCP - 2004). Dicha Estrategia Nacional se ha instrumentado como base para la consolidación del presente documento denominado “Política y Estrategia Nacional de Recursos Hídricos del Perú”, cuyo proceso de construcción de directrices, programas y metas ha sido pactado social y políticamente por medio de una amplia discusión en el nivel Regional y Local, ratificado por una segunda Comisión Técnica Multisectorial (CTM2) conformada mediante RM Nº 051-2007-PCM. Con la implementación de acciones estratégicas para alcanzar los objetivos trazados, se busca llegar a un nuevo escenario de gestión de los recursos hídricos, donde éstos sean manejados con mayor eficiencia, equidad y sostenibilidad. Para ello se tiene en cuenta un conjunto de potencialidades y coyunturas debidamente reforzadas y coordinadas, que forman un marco de integración de políticas y estrategias conducentes a alcanzar el desarrollo sustentable. Bajo este contexto general se esbozan las bases y principios de la gestión de los recursos hídricos del país. Se plantean tres escenarios para visualizar la evolución de la gestión de los recursos hídricos hacia el año 2025 en función de factores (variables e invariables) políticos, económicos, sociales y tecnológicos: Escenario I “Agua para Pocos”; Escenario II “Agua para Muchos” y; el Escenario III “Agua para Todos”, vislumbrándose que en este último, hacia el año 2025, se habrá contribuido significativamente con el bienestar social y el desarrollo sostenible de la nación. En los Objetivos Específicos y acciones estratégicas se abordan y analizan aspectos que han servido de base para la definición de la Política y Estrategia Nacional de Recursos Hídricos del Perú, precisándose para cada eje temático, los objetivos específicos y las acciones estratégicas necesarias para alcanzar los objetivos generales consensuados. 3
  • 9. Lagunas en el río Cañete - Lima Conformación de Comisiones: CTM(1) - RM Nº 082-2004-AG i) el Intendente de Recursos Hídricos del INRENA - MINAG quien lo presidió; ii) un representante de la Dirección General de Electricidad del MINEM; iii) un representante de la Dirección General de Minería del MINEM; iv) un representante de la Dirección Nacional de Industria del Ministerio de la Producción; v) un representante del SENAMHI del Ministerio de Defensa; vi) un representante de DIGESA del Ministerio de Salud; vii) un representante de la Dirección Nacional de Saneamiento del MVSC; viii) un representante de la Dirección General de Programación Multianual del Sector Público del MEF; ix) un representante del INADE - MVCS. CTM(2) RM Nº 051-2007-PCM. i) el ex - Intendente de Recursos Hídricos del ex - INRENA (hoy Autoridad Nacional del Agua ANA – Ministerio de Agricultura) quién la preside; ii) un representante de la Dirección General de Electricidad del MINEM; iii) un representante de la Dirección General de Minería del MINEM; iv) un representante de la Dirección Nacional de Industria del Ministerio de la Producción; v) un representante del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú SENAMHI del Ministerio del Ambiente; vi) un representnte de la Dirección General de Salud Ambiental DIGESA del Ministerio de Salud; vii) un representante de la Dirección Nacional de Saneamiento del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento; viii) un representante de la Dirección General de Programación Multianual del Sector Público del Ministerio de Economía y Finanzas; ix) un representante de la ex – CONAM (hoy Ministerio del Ambiente) y; x) un representante del Instituto Nacional de Desarrollo - INADE del Ministerio de Agricultura. 4
  • 10. OBJETO Y ALCANCE Lomas de Lachay - Lima Objeto Precisar el marco de referencia dentro del cual debe interactuar el sector público y privado en la gestión de los recursos hídricos del Perú; que permita pasar de un manejo sectorial y desarticulado, hacia una gestión integrada con intervenciones debidamente institucionalizadas, mecanismos de gestión coherentes y coordinados en el marco del proceso de regionalización y descentralización. Alcance Instrumento de carácter conceptual y vinculante, aprobado por el Poder Ejecutivo, que define los objetivos específicos y las medidas estructurales y no estructurales de interés nacional para garantizar el uso sostenible de los recursos hídricos. 5
  • 11. I. PROCESO CONSTRUCTIVO En la actualidad, la prospectiva1 constituye una de las disciplinas de carácter estratégico y obligatorio en la gestión de organismos públicos y privados, convirtiéndose en una forma de aportar información al proceso de toma de decisiones. Sus resultados se constituyen en aportes valiosos para establecer prioridades en las iniciativas públicas y privadas, en la construcción de visiones de futuro, en la difusión de la educación y el conocimiento entre los principales actores, especialmente entre los responsables de las decisiones políticas. El proceso de elaboración de la Política y Estrategia Nacional de Recursos Hídricos ha incluido un conjunto de acciones orientadas a establecer: i) la diagnosis retrospectiva, que analiza el estado situacional de la gestión de los recursos hídricos y establecer los aspectos relevantes de su problemática; ii) la diagnosis prospectiva para describir las tendencias más importantes en diferentes campos a nivel nacional y contrastar las tendencias, con el objeto de describir sus impactos, establecer los retos y evaluar las diversas posibilidades de actuación y; iii) la definición de objetivos específicos y acciones estratégicas, con el propósito de desarrollar un plan para hacer frente al futuro. I.1 Primera Etapa Se inició en el 2003, cuando el Ministerio de Agricultura a través del INRENA, solicita el apoyo de la FAO para la preparación del documento denominado “Aportes para la Estrategia Nacional de los Recursos Hídricos”. Se realizaron reuniones de trabajo, iniciándose a mediados del año 2004, con la caracterización de la situación actual del país; identificando las hipótesis, opiniones, ideas, conceptos, premisas, enfoques e interpretaciones, relacionados con la conservación y el manejo de los recursos hídricos, a fin de facilitar el 1 Prospectiva: Proviene del latín ”prospicere” que significa visualizar el futuro. Según Godet - Paris, 2000; prospectiva, estrategia y planificación están íntimamente ligados; es decir, ¿qué puede ocurrir en el futuro?; ¿qué podemos hacer?, ¿cómo vamos a lograr lo que queremos alcanzar en el futuro? entendimiento mutuo entre los miembros de la CTM1. Se definieron los problemas de cada sector, clasificándolos y categorizándolos para la determinación directa o por inferencia de los objetivos y su jerarquización correspondiente. Se analizaron las causas y los efectos de cada problema; se clasificaron y categorizaron desde diferentes perspectivas; se determinó cuáles eran los problemas que condujeron a tales situaciones, proyectándose al futuro sus consecuencias. Jerarquizados los problemas colectivamente, se procedió a establecer los objetivos implícitos en la descripción de cada problema. Cada sector de gobierno dio a conocer sus intereses y aspiraciones; y se buscó una conciliación grupal y compatibilización, a través de la elaboración del árbol de medios y fines que represente la situación futura y que refleje las aspiraciones de todos. Los objetivos se clasificaron por categorías, partiendo de los más generales; los de primer orden se relacionan con las condiciones de vida; mientras que los de segundo orden incluyen soluciones necesarias para superar restricciones que impiden alcanzar objetivos de primer orden. Simultáneamente se definieron los resultados esperados y se plantearon sugerencias respecto a la estrategia para alcanzar dichos resultados. Se procedió a la selección y confrontación de las alternativas de solución; éstas exigieron la ejecución de actividades de carácter discontinuo (proyectos de inversión) o continuos (permanentes o periódicas). También se clasificó en soluciones directas (construcciones, operación de sistemas entre otros) o indirectas (organización, institucionalidad, normativo) destinadas a facilitar la ejecución de las actividades directas. Se desarrollaron talleres participativos que congregaron a representantes de usuarios organizados de los diversos sectores productivos, abordándose temas relacionados con el diseño de las estrategias y la definición de las líneas de acción 6
  • 12. con sus correspondientes acciones estratégicas en un escenario que implique la modificación parcial o total del marco legal pre-existente. El primer documento de la “Estrategia Nacional para la Gestión de los Recursos Hídricos (ENGRH)”, fue culminada por la CTM1 en enero del 2005, quienes pusieron a consideración de la Alta Dirección del Ministerio de Agricultura. I.2. Segunda Etapa El 2005, la Alta Dirección del Ministerio de Agricultura consideró conveniente buscar la validación del documento en los niveles local y regional, mediante procesos participativos. Con este propósito, en mayo de 2005, la ex Intendencia de Recursos Hídricos llevó a cabo actividades en dos planos de actuación: i) análisis de la problemática regional y el planteamiento de soluciones con incidencia en los ámbitos de los gobiernos regionales con mayor índice de escasez de recursos hídricos y preparación de una base de datos sobre conflictos locales en la gestión de los recursos hídricos y; ii) reuniones de consulta y validación, con los actores involucrados en la gestión de los recursos hídricos a nivel de cuenca hidrográfica. Los foros públicos de discusión más importantes a nivel regional fueron: i) seminarios sobre la problemática de la gestión de los recursos hídricos; ii) evaluación de la problemática en la gestión de los recursos hídricos; iii) seminarios-taller de validación de la Estrategia en relación a los problemas regionales. Como resultado de esta etapa se sistematizó la información sobre conflictos regionales y locales en la gestión de los recursos hídricos. la CTM1 y los aportes obtenidos de los talleres realizados en el ámbito de los gobiernos regionales. La PENRH constituye un esfuerzo orientado a la toma de decisiones e implementar las acciones fundamentales que conduzcan a hacer realidad la visión compartida por los principales agentes económicos y sociales del país en materia de recursos hídricos, la definición de objetivos e implementación de acciones estratégicas. Asimismo, propone acciones socioeconómicas integrales en contraposición a la planificación tradicional basada en la programación de proyectos hidráulicos concebidos como una simple ejecución de obras (presas, bocatomas y canales), minimizando acciones de gestión integrada de recursos hídricos y estudios económicos o ambientales de las diversas actuaciones. De igual manera, se constituye como el marco de referencia para la interacción del sector público y privado, configurándose como la herramienta que guiará el proceso de transición desde un manejo sectorial y desarticulado del agua, hacia una gestión integral con intervenciones debidamente institucionalizadas y mecanismos coherentes que promuevan la participación activa del sector privado dentro de un esquema de seguridad jurídica considerando al agua como un bien económico, al cual se le debe dar un aprovechamiento eficiente y sostenible. Es el instrumento que busca adelantarse a los acontecimientos para que los tomadores de decisiones reaccionen antes de que los hechos se produzcan y puedan modificar las tendencias no deseadas; por lo tanto, está abierto a las adecuaciones que la coyuntura demande y conduzca hacia el desarrollo sostenible de la nación. I.3. Tercera Etapa Esta etapa se inicia con la dación de la Resolución Ministerial N 051-2007-PCM de febrero de 2007, mediante el cual se constituye una segunda Comisión Técnica Multisectorial (CTM2) encargada de formular la presente versión de “Política y Estrategia Nacional de Recursos Hídricos” (PENRH), elaborada en base del primer documento ENGRH de 7
  • 13. Churupita Huaraz Ancash 8
  • 14. II. MARCO DE REFERENCIA II.1 Situación Social y Económica del País El Perú tiene una extensión de 1 285 215 km2 y según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI); en el año 2007 poseía 28,2 millones de habitantes, con una población urbana de 21,4 millones que representaba el 75,9% de la población total. En dicho año el 39.3% del total se encontró en situación de pobreza; es decir, con un nivel de gasto escaso e insuficiente para adquirir los productos de una canasta básica de consumo. Dentro de esta proporción se encontró que el 13,7% del total de la población son pobres extremos; es decir, personas que tienen un ingreso per cápita inferior al costo de la canasta básica de alimentos. La comparación de los niveles de pobreza entre el 2006 y 2007, permite constatar una disminución de 5,2 puntos porcentuales, al haber pasado de una incidencia de 44,5% al 39,3%. El 2006, la tasa de crecimiento anual del Producto Bruto Interno (PBI) fue de 8,0%, con lo cual logró acumular 69 meses de crecimiento continuo, con una tasa de crecimiento promedio de 5,8%. Los sectores que mostraron mayor dinamismo en la economía fueron los de construcción y comercio, registrándose un incremento de las importaciones de bienes de capital impulsado, principalmente, por los rubros bienes de capital para la industria, equipos de transporte y materiales de construcción. A partir de 2002, el empleo se recuperó, registrando 47 meses de crecimiento continuo (en los últimos 18 meses fue de 4,9%). En el 2005, la población económicamente activa en el país (PEA) ascendía a 13,81 millones personas, donde el 64% se encontraba en el área urbana y el 32% en el área rural. La mayor concentración de la PEA en el área urbana hace que el gasto promedio mensual de los hogares en el ámbito urbano de S/. 1 603 sea 2,4 veces mayor que el gasto promedio mensual de los hogares rurales. A nivel nacional sólo el 66% de la población en edad de trabajar se encuentra ocupada. Las condiciones macroeconómicas en el Perú han permanecido estables desde el año 2001. La inflación se mantiene baja, las reservas internas en niveles adecuados y la moneda peruana se viene apreciando en términos reales. Sin embargo, el financiamiento para los gastos del gobierno es limitado después de la paralización del proceso de privatización; el crédito bancario para el sector privado continúa en decrecimiento; la deuda internacional es alta y el sector minero enfrenta importantes desafíos medio ambientales y sociales. INCIDENCIA DE LA POBREZA, SEGÚN ÁMBITOS GEOGRÁFICOS, 2004-2007 (Porcentaje del total de población) Ámbito geográfico Total Área de residencia Urbana Rural Región natural Costa Sierra Selva Dominios geográficos Costa urbana Costa rural Sierra urbana Sierra rural Selva urbana Selva rural 2004 2005 2006 2007 48,6 48,7 44,5 39,3 37,1 69,8 36,8 70,9 31,2 69,3 25,7 64,6 35,1 64,7 57,7 34,2 65,6 60,3 28,7 63,4 56,6 22,6 60,1 48,4 37,1 51,2 44,8 75,8 50,4 63,8 32,2 50,0 44,4 77,3 53,9 65,6 29,9 49,0 40,2 76,5 49,9 62,3 25,1 38,1 36,3 73,3 40,3 55,3 9
  • 15. Lima metropolitana 30,9 32,6 Fuente: INEI – Encuesta Nacional de Hogares (2004-2007) 24,2 18,5 Laguna Llanganuco Cortesía: Peetersky 10
  • 16. II.2 Recursos Hídricos Nacionales La influencia de la Cordillera de los Andes, la Corriente Peruana y el anticiclón Pacífico Sur, determinan las características climáticas de las distintas regiones geográficas del Perú. En términos generales, el clima de la franja costera longitudinal que se extiende entre el Océano Pacífico y los contrafuertes occidentales de la Cordillera de Los Andes, es de tipo tropical y subtropical árido, con escasa o casi nula precipitación; presenta extensas áreas donde no llueve en ninguna época del año; las lluvias que caen en la época del verano austral sobre la vertiente occidental de Los Andes, dan nacimiento a pequeños ríos de régimen torrencial que cortan transversalmente la franja costera y originan los distintos valles costeños, separados entre sí por grandes planicies desérticas. En la vertiente del Atlántico, la precipitación media es de 2 400mm anuales, alcanzando valores de hasta 4 000mm en la selva baja y; en la vertiente del lago Titicaca de 700mm. En general el Perú cuenta con importantes recursos hídricos, provenientes de fuentes naturales como glaciares, lagos, lagunas, humedales, ríos, acuíferos y; de fuentes alternativas como aguas desalinizadas provenientes del mar y aguas residuales tratadas. Huayhuash . Cordillera Blanca 11
  • 17. Huamantay - Cusco A 12
  • 18. II.2.1 Fuentes Naturales Glaciares El Perú concentra el 71% de los glaciares tropicales de Los Andes Centrales, observándose en los últimos cuarenta años, un sostenido retroceso atribuible al calentamiento global, que repercute en la provisión de recursos hídricos para el consumo humano, la agricultura, la industria y la generación de energía. Asimismo, crece el riesgo y la exposición de la población asentada en las zonas alto andinas a desbordes de lagunas glaciales y aludes, entre otros, además de afectar la belleza escénica natural y por tanto, el turismo. Los glaciares tropicales andinos del Perú tienen importancia económica, social y ambiental considerable; sus aguas de deshielo aportan recursos hídricos para satisfacer la demanda poblacional e industrial de las principales ciudades (Huaraz, Chimbote, Trujillo, Lima) y generan gran parte de la electricidad que se consume a nivel nacional. Desde 1932 a la fecha han desaparecido áreas nevadas que alcanza en algunos casos a un kilómetro y medio de extensión. En la cordillera Blanca, se ha registrado en los últimos 67 años, una pérdida aproximada de 50 MMC de nevados en sólo uno de sus glaciares. El retroceso glaciar amenaza una futura alteración de los caudales en los ríos, que incrementaría el proceso de desertificación. Nacional de Recursos Naturales (INRENA) y el Instituto de Investigación para el Desarrollo (IRD) se concluye que: i) el retroceso de los glaciares en los Andes Tropicales se ha intensificado desde fines de la década de 1970; ii) la magnitud del retroceso depende del tamaño del glaciar, aquellos considerados “grandes” han perdido entre 400 y 600 mm de agua equivalente por año desde el inicio de las observaciones (1991-1995), mientras que los “pequeños” han disminuido a tasas mayores (entre 1,000 y 1,300 mm de equivalente agua por año); iii) la contribución de los eventos cálidos del Pacífico (Fenómeno de “El Niño”) a la recesión de los glaciares tropicales en los Andes ha sido determinante; algunos eventos fríos pueden restaurar parte de la masa de hielo, pero sólo en glaciares con grandes áreas de acumulación ubicadas por encima de los 5 400 msnm. Los glaciares pequeños no recuperan masa, sólo reducen su déficit durante estos eventos fríos; iv) la tasa de retroceso glaciar en los Andes Centrales es fuerte pero no parece ser excepcionalmente alta en comparación con el resto del mundo. Teniendo en cuenta que los glaciares tropicales de Los Andes son sensibles a la evolución de la atmósfera y al clima a escala regional, mantener una red de observación es trascendente para monitorear el clima y su evolución. En más de una década de observación de la evolución de glaciares, realizada por la Ex Intendencia de Recursos Hídricos del Instituto Cordillera Blanca - Ancash 13
  • 19. Humedales Los ecosistemas de humedales son patrimonio de la nación; el Estado ejerce derechos soberanos sobre su protección, conservación y aprovechamiento sostenible. La gestión de los ecosistemas de humedales es global y transectorial, compartida por los distintos entes gubernamentales y la sociedad civil, en el nivel local, regional, nacional y transfronterizo. Desde la época de las culturas Precolombinas, la supervivencia de un grupo importante de la población rural está estrechamente ligada a la conservación y el aprovechamiento sostenible de los humedales; éstos proveen riqueza ictiológica para el consumo humano e insumos como la totora para la producción artesanal. Sin embargo, aún no han sido debidamente aprovechados, existiendo un gran potencial de producción de algas para la alimentación o el desarrollo del ecoturismo para observadores de aves. Desde 1991, nuestro país cuenta con la “Estrategia Nacional de Conservación de Humedales”, cuyo objetivo es establecer el marco de políticas y proponer actividades que promuevan el uso sostenible y la protección de los humedales y sus recursos como aporte al desarrollo sostenible de la nación. En materia de investigación, se requiere generar información básica para evaluar los aspectos culturales y socioeconómicos; establecer sistemas de clasificación y priorización de humedales; evaluar su deterioro; diseñar, desarrollar y recuperar tecnologías para su manejo; e implementar un sistema de monitoreo en los mismos. En relación a su manejo, se promueven técnicas tradicionales apropiadas de uso; se priorizan actividades para la recuperación y mantenimiento de especies amenazadas y en peligro y; se promueve la valoración económica. Son de uso múltiple, por lo que su regulación está sujeta a las directrices del Estado mediante el Ministerio del Ambiente. Pantanos de Villa - Lima 14
  • 20. Lagos y Lagunas La Cordillera de los Andes aloja en sus zonas altas, un conjunto de depósitos naturales de agua, de régimen permanente o temporal y de distintas capacidades de almacenamiento, denominados lagos y lagunas. El origen de dichos depósitos naturales es variado, destacándose entre otros, los fenómenos de erosión, la deposición de morrenas, los cráteres volcánicos o las depresiones fisiográficas naturales; la fuente principal de alimentación está constituida por la precipitación estacional que se produce en la zona alta y en algunos casos, los deshielos de los glaciares tropicales y afloraciones de las corrientes subterráneas; dichos aportes se traducen en escurrimiento superficial, percolación profunda, evaporación y en el volumen remanente que queda almacenado en el depósito natural. El Inventario Nacional de Lagunas realizado en 1980 muestra que el Perú posee 12 201 lagunas, de las cuales, 3 896 se localizan en la vertiente del Pacífico; 7 441 en la del Atlántico; 841 en la del Titicaca y; 23 en vertientes cerradas. De éstas, 186 lagunas se encontraban en explotación con una capacidad promedio de regulación de 3 028MMC, localizándose 105 en la vertiente del Pacífico con una capacidad de regulación de 1 379MMC; 76 en la vertiente del Atlántico con 1 604MMC; 2 en la hoya del Titicaca con 4MMC y 3 en las vertientes cerradas con 41MMC de capacidad de almacenamiento. Asimismo, el inventario permitió establecer que del total de lagunas en explotación, 16 contaban con obras de trasvase hacia los ríos de la vertiente del Pacífico, las mismas que disponen alrededor de 385MMC de capacidad de regulación. Vertiente Pacífico Cerrada Atlántico Titicaca Total En explotación 105 3 76 2 186 LAGUNAS Con estudio 204 1 133 4 342 Capacidad (MMC) Resto 3,587 19 7,232 8 Total 3,896 23 7,441 841 12,201 1,996 226 4,610 149 6,981 (MMC) En millones de metros cúbicos. Fuente: Instituto Nacional de Recursos Naturales. Lago Titicaca 15
  • 21. Río Piura – Pte. Bolognesi 16
  • 22. Ríos La variada orografía del territorio, definida por la presencia de la Cordillera de Los Andes, extendida longitudinalmente de Sur a Norte; configura un conjunto de unidades hidrográficas (159) que contienen a la red de drenaje conformada por 1007 ríos que conducen un volumen promedio anual de 2 046 km3 de escurrimiento superficial, los cuales agrupados en función del divortium acuarium o línea divisoria mayor de las aguas, conforman las tres grandes vertientes que caracterizan al territorio nacional, denominadas Pacífico (62 unidades), Atlántico (84 unidades) y Lago Titicaca (13 unidades). La vertiente del Atlántico se extiende desde los divortium acuarum norte de la Hoya del lago Titicaca y de la cadena occidental de la Cordillera de los Andes, fronteras con Ecuador y Colombia, hasta las fronteras con Brasil y Bolivia. Ocupa el 74,6% de la superficie del territorio nacional; en el cual se distribuye el 97,7% del volumen promedio anual de los recursos hídricos que dispone el Perú, a través del sistema fluvial Ucayali-MarañónAmazonas, caracterizados por sus grandes caudales; siendo los más importantes los ríos Ucayali, Marañón, Putumayo, Yavari y Huallaga. La vertiente del Pacífico se extiende desde los divortium acuarum occidental de la Hoya del Titicaca y de la cadena occidental de la Cordillera de Los Andes hasta la línea del litoral del mar peruano, ocupando el 21,8% de la superficie del territorio nacional. En este ámbito se distinguen 84 unidades hidrográficas que descargan al Oceano Pacifico 1,8% de las disponibilidades hídricas anuales que dispone el Perú, a través de cuencas cortas con ríos de carácter estacional, fuerte pendiente, régimen irregular y flujo torrentoso; marcando dos períodos bien definidos, uno de avenidas, de diciembre a marzo y el otro de estiaje de abril a noviembre. Los principales ríos que desembocan en el océano Pacífico, son el Chira, La Leche, Jequetepeque, Santa, Pativilca, Chancay, Rímac, Cañete, Pisco, Ica, Ocoña, Tambo y Sama. La vertiente del Titicaca se extiende desde el divortium acuarium de la vertiente meridiana del Pacífico y Atlántico hasta la línea de frontera con Chile y Bolivia, ocupando el 3,6% del territorio nacional, en cuyo ámbito se distribuye el 0,5% del volumen promedio anual de los recursos hídricos disponibles a nivel nacional. La red hidrográfica en esta vertiente es densa y presenta procesos erosivos importantes, cuyos productos son transportados por los ríos Suches, Huancané y el Ramis, el cual forma un importante delta en su desembocadura en el lago. PRINCIPALES RÍOS DEL PERÚ Río Ucayali Marañón Putumayo Yavari Huallaga Urubamba Mantaro Amazonas Apurimac Napo Madre de Dios Tacuatimanu Tigre Purus Corrientes Tapiche Inambari Curaray Morona Tambopata Longitud (km) 1.771 1.414 1.380 1.184 1.138 862 724 713 690 667 655 621 598 483 448 448 437 414 402 402 Fuente: Instituto Geográfico Nacional. Los principales ríos que desembocan en el Lago Titicaca están en territorio peruano: el Ramis y Huancané al Norte, el Coata y el Illpa al Oeste, y el llave y el Zapatilla al Suroeste. En el lado boliviano 17
  • 23. los ríos más importantes que desembocan en el lago son: Huaycho, Suchez y Keka al Noreste y: Catari y Tiahuanacu al Sur. De todos los tributarios del lago, el más importante es sin duda el Ramis, que abarca el 26% de cuenca. El Lago Titicaca está conformado por los lagos Mayor y Menor, este último también denominado Laguna de Huiñay Marca. En la parte sur de esta laguna se halla el nacimiento del Río Desaguadero. El cuadro siguiente muestra la disponibilidad de agua, en términos de MMC anuales y m3/hab-año, en las tres grandes vertientes que cubren el territorio nacional. DISPONIBILIDAD DE AGUA SUPERFICIAL EN EL TERRITORIO NACIONAL VERTIENTE Pacífico Atlántico Lago Titicaca TOTAL SUPERFICIE (1 000 km2) (miles) POBLACIÓN (%) DISPONIBILIDAD DE AGUA (MMC anuales) (%) M3/hab-año INDICE 279,7 958,5 47,0 1 285,2 18 315 276 8 579 112 1 326 376 28 220 764 65 30 05 100 37 363 1 998 752 10 172 2 046 287 1,8 97,7 0,5 100 2 040 232 979 7 669 72 510 Fuente: INRENA 1995 Estudio de Reconocimiento del Uso del Recursos Hídrico por los Diferentes Sectores Productivos en el Perú – Lima Puente sobre el río Huerta (Carretera Chavinillo- Huanuco) 18
  • 24. Acuíferos En la vertiente del Pacífico, se estima una reserva explotable anual de 2 700 MMC. Actualmente se aprovecha un volumen promedio anual de 1 500 MMC con fines poblacionales, pecuarios, agrícolas, industriales y mineros. La zona costera Sur, caracterizada por su escasa disponibilidad de recursos hídricos superficiales en el período de estiaje, ha alcanzado niveles extremos de sobreexplotación de acuíferos, generando cada vez con mayor frecuencia, conflictos sectoriales e intersectoriales que rebasan la capacidad resolutiva de la autoridad competente. En la zona costera Norte, el incremento de las disponibilidades hídricas superficiales, originada por la implementación de las medidas estructurales impuestas por los proyectos especiales de irrigación, con un bajo costo del servicio de abastecimiento (tarifa), ha desincentivado el uso de las aguas subterráneas, alentando el despilfarro de las aguas superficiales, generando la degradación de suelos por elevación del nivel freático, con la consecuente reducción de la superficie del suelo productivo. Conforme a lo señalado, el uso desmedido y unilateral del agua superficial o subterránea, genera el desbalance hídrico del sistema acuífero, con la consecuente elevación de la napa freática a niveles críticos o sobreexplotación del agua subterránea respectivamente. En la vertiente del Atlántico y la hoya del lago Titicaca se presume un gran potencial de reservas explotables de agua subterránea; sin embargo, la insuficiencia de estudios hidrogeológicos dificulta la identificación de las nuevas áreas favorables para la explotación de aguas subterráneas a nivel de cuencas hidrográficas, incluyendo los acuíferos altoandinos. Acueducto de Cantayoc – Nazca - Ica 19
  • 25. II.2.2 Fuentes Alternativas Aguas Desaladas Los océanos y los mares contienen el 97% del agua del planeta. Las ventajas del proceso de desalación son enormes; sin embargo, entre los obstáculos más importantes, figuran el daño ambiental y el costo de producción. Aún cuando éste último tienda a disminuir, sigue siendo elevado en comparación con el tratamiento de aguas residuales, el reciclado o la reutilización de las aguas que se desperdician en las diversas actividades productivas. En el Perú, la primera planta desaladora de agua de mar, fue puesta en operación por una empresa minera en la provincia de Ilo del departamento de Moquegua, en el año 1 966, con una capacidad de producción de 720 000 galones por día (aproximadamente 30 l/s); posteriormente, en 1975 se implementó la segunda planta con una capacidad de 960 000 gal/d (42 l/s).Actualmente en Ilo existen dos plantas desaladoras de tecnología israelí, cuya producción promedio es de 55 m3/hora (15 l/s) cada una, para atender las necesidades de los procesos productivos de la actividad minera de la zona. Asimismo, en las inmediaciones de la quebrada de Topará en la provincia de Chincha del departamento de Ica, a 2 180msnmm se ubica un yacimiento rico en zinc, en una zona árida dominada por la escasez de agua, cuya explotación ha sido posible sólo con la instalación de una planta desaladora que se abastece de agua de mar, mediante tres estaciones de bombeo y una línea de impulsión de 46 km de longitud para producir 36 l/s de agua desalada que se utilizan en el proceso productivo y consumo humano. La desalación del agua de mar en el Perú es aún incipiente, existiendo un gran potencial, a lo largo de los 3 080 km de litoral, para la solución de los problemas de escasez de este recurso en la franja árida costera. Mediante Decreto Legislativo Nº 1007, promulgado en mayo del 2008, se promueve la utilización de aguas desalinizadas en la irrigación de tierras eriazas de libre disponibilidad del Estado con fines agrícolas y agroindustriales. Océano Pacífico Órganos - Piura 20
  • 26. Aguas Residuales Tratadas El crecimiento acelerado de la población, la contaminación de las fuentes naturales de agua superficial y subterránea, la desigual distribución espacial del recurso hídrico y los prolongados períodos de estiaje, vienen forzando la necesidad de propuestas innovadoras como fuentes alternativas para el abastecimiento de agua. En este contexto, las aguas residuales se constituyen en fuente adicional para atender la demanda del recurso. Por razones de salud pública y por consideraciones ambientales, económicas y sociales, las aguas residuales provenientes de los desechos domésticos o procesos industriales, no pueden ser eliminadas evacuándolas directamente a las fuentes naturales; constituyéndose en una obligación de quien lo produce, asumir los costos que representa su tratamiento previo; sin embargo, la mayor proporción de las aguas residuales generadas en el país no son tratadas, vertiéndose directamente a los causes naturales o al mar. Sólo una pequeña fracción recibe algún tratamiento previo, antes de su evacuación. Es evidente que las limitadas prácticas de manejo de las aguas residuales no son planeadas ni controladas adecuadamente y generan volúmenes considerables de infiltración, con el peligro de contaminar los acuíferos que se utilicen para el abastecimiento de agua potable en las ciudades, constituyéndose en una fuente difusa de contaminación continua. El Tratamiento planificado y controlado de grandes volúmenes de agua residual, se constituye en fuente alternativa para proveer el abastecimiento de agua con un amplio rango de propósitos poblacionales, industriales, agrícolas y recreativos. Si se reusa, el efluente de las plantas de tratamiento puede generar ingresos para el municipio que trata el agua y también conservar los escasos recursos hídricos, principalmente de las zonas áridas de la vertiente del Pacífico. El agua residual tratada, constituye un valioso recurso que podría sustituir un importante volumen de agua de primer uso, en actividades que no requieren de la calidad de agua potable. El impacto de dicho tratamiento incidirá principalmente en la reducción de los riesgos para la salud pública, la vulnerabilidad de los acuíferos a la contaminación; la conservación original de la calidad de las aguas en las fuentes naturales superficiales y subterráneas y un mejor aprovechamiento por su disponibilidad continua. Actualmente alrededor de 40 m3/s de agua residual sin tratamiento, es entregado a fuentes superficiales y cerca de 4 000 hectáreas de tierras agrícolas son regadas con dichas aguas. Consorcio Agua Azul SAC 21
  • 27. Acueductos de Cantayoc Nazca - Ica 22
  • 28. Canal Escobar Somate Bajo - Piura II.3 Aprovechamientos Sectoriales La percepción de la magnitud y distribución espacial del uso del agua permite ordenar, planificar y mejorar los recursos hídricos del país. En este contexto, se han elaborados inventarios y estudios básicos, como aquellos realizados por la ex ONERN en 1984 y la Dirección General de Aguas y Suelos en 1992, en los cuales se establece que el consumo nacional de agua está constituido por el aprovechamiento consuntivo que alcanza los 20.072MMC/año, comprendido por el sector agrícola con el 80%, poblacional e industrial con el 18% y el sector minero con el 2% restante; mientras que el aprovechamiento no consuntivo alcanza los 11.139MMC/año, constituido por el sector energético. 23
  • 29. Agrario El área de riego en el país, está representada por un área potencial de 6 411 000 ha, siendo el área actual bajo riego de 1 729 000 ha (Censo 1994) dispuestos en 690 000 unidades agropecuarias. En la Costa se tiene una área bajo riego de 1 080 000 ha de las cuales solo se utilizan alrededor de 836 000 ha; la Sierra posee el 18% del área y la Selva cuenta con el 5 % restante. Las eficiencias promedio de riego varían entre 35 a 40%, consideradas bajas en comparación con las que alcanzan aquellos que aplican alta tecnología. Las Juntas de Usuarios y las Comisiones de Regantes, que son las responsables de la distribución de las aguas de riego asignadas, acusan una precaria capacidad técnica y de equipamiento y falta de información confiable sobre la disponibilidad y aprovechamiento del agua de riego, lo que genera desorden, caos y baja eficiencia en el manejo del recurso en el Sector. El cuadro descrito ha sido generado por la reducción del aparato estatal, sin proveer los instrumentos de gestión que fortalezcan a las organizaciones de usuarios. Fundo Los Azahares Chancay - Huaral 24
  • 30. Poblacional Los servicios de saneamiento en el ámbito urbano son proporcionados por cincuenta y cuatro (54) EPS que cubren ciento catorce (114) de las ciento noventa y cuatro (194) provincias que tiene el país, destacándose entre ellas a SEDAPAL que provee el servicio en Lima Metropolitana y el Callao donde el 89% de la población urbana tiene acceso al servicio de agua potable y el 84% al servicio de desagüe. En el ámbito rural, representado por poblaciones menores a 2 000 habitantes, los servicios son proporcionados por las Juntas Administradoras quienes cubren parcialmente los costos del servicio mediante una contribución mensual. La cobertura de los servicios de agua potable a nivel nacional es del 76 % y en alcantarillado de 57%. En el uso poblacional, las bajas eficiencias se dan a nivel de las redes de agua potable y a nivel del usuario individual. A nivel empresarial, las pérdidas de agua potable son del 43% que reducen la disponibilidad del recurso para atender a un mayor número de pobladores; a nivel individual el consumo percápita promedio nacional se sitúa en 291 litros/hab-día (incluye consumo humano, jardines, industrias y pérdidas), muy por encima respecto a consumos similares en la región. Otras causas son el bajo porcentaje de micromedición que llega al 54% y la poca cultura sobre el valor económico del agua a nivel nacional. Asimismo la gestión empresarial ineficiente de las EPS municipales se refleja en los aspectos operativos y la baja calidad del servicio. Las coberturas de agua potable y alcantarillado en el ámbito rural aún son bajas, alrededor del 62% y 30% respectivamente y el tratamiento de las aguas residuales alcanza solo a un 22% a nivel nacional, incidiendo directamente en las altas tasas de mortalidad infantil y las enfermedades del estómago en particular de la población rural. Los vertimientos industriales contaminan las fuentes naturales y corroen la infraestructura de alcantarillado, disminuyendo la vida útil de la misma. SEDAPAL - Lima 25
  • 31. Minero En el sector minero, el país posee importantes reservas de minerales y su extracción se inicio varios siglos antes de la colonización española. Desde la década de los 80 esta actividad ha retomado impulso, debido a mejoras en la demanda y precio de los minerales, siendo el agua un recurso que se usa en el orden de los 206,7 MMC anuales, de los cuales el 73% son usados en la vertiente del Pacífico, el 26% en la vertiente del Atlántico y solo el 1% en la vertiente del Titicaca. Este sector se ha constituido en un factor preocupante de la gestión del agua en las cuencas, no por el volumen de demanda, que es relativamente pequeño, sino por el alto riesgo de contaminación de las aguas por el vertimiento de aguas resultantes del procesamiento de los minerales. Este temor se funda en la proliferación de la minería artesanal e informal, así como la mala experiencia con antiguas minas, hoy convertidas en pasivos ambientales. Industrial En el sector industrial, la disponibilidad de agua es un factor cada vez más preponderante, llegando a ser decisivo para aquellas actividades que consumen grandes volúmenes de este recurso. En 1988, la disponibilidad hídrica de la vertiente del Pacífico abastecía al 92% de la industria nacional con 1103 MMC anuales; la vertiente del Atlántico al 7% con 49 MMC y la vertiente del Titicaca al 1% con 3 MMC. Las principales industrias que generan mayor volumen de efluentes industriales son las siguientes: curtiembres, textil, bebidas, alimentos, papel y refinerías de petróleo. El sector industrial no cuenta con autorizaciones de vertimiento vigentes. Los vertidos industriales se realizan sin tratamiento directamente a las fuentes de agua o al alcantarillado de uso poblacional. Minera Yanacocha – Poza de Lixiviación 26
  • 32. Pesquero La actividad pesquera continental, así como la acuicultura son actividades que se realizan en aguas de ríos y lagunas, principalmente en zonas de sierra y selva. La crianza de truchas en los ríos de la sierra y la pesca de especies como el paiche en la selva, requieren de fuentes de agua limpia, y constituyen potenciales actividades económicas para ambas regiones. Las pesqueras y harineras autorizadas para vertimiento de aguas residuales, representan tan sólo el 14.6% del total de unidades operativas, esto es 17 de un total de 116. Energético En el sector energía, el Perú cuenta con un elevado potencial energético en base a sus recursos hídricos, que son factibles de ser aprovechados mediante de la instalación de centrales hidroeléctricas, cuyas condiciones se caracterizan por el gran desnivel existente en el macizo andino y la disponibilidad de agua, principalmente en la vertiente del Atlántico. Según los estudios realizados por el Ministerio de Energía y Minas, existe un potencial teórico total de 206 107MW y un potencial realmente explotable de 58 346MW. En el año 2005, en el Sistema Eléctrico Interconectado Nacional-SEIN se produjo 23.434GWh (74% producido por las centrales hidroeléctricas) en tanto que en los Sistemas Aislados se produjo 2.076GWh (26% por las centrales hidroeléctricas). El volumen de agua turbinado por las centrales hidroeléctricas del SEIN alcanzó los 18.533,20MMC. C.H. Machupichu - Cusco Vertiente Pacífico Atlántico Titicaca Total USOS DE AGUA SECTORIAL (2000 / 2001 - en MMC/año) USO CONSUNTIVO Población Agrícola Industrial 2 086 12% 14 051 80% 1 103 6% 345 14% 1 946 80% 49 2% 27 30% 61 66% 3 3% 2 458 12% 16 058 80% 1 155 6% Minero 302 2% 97 4% 2 3% 401 2% Total 17 542 2 437 93 20 072 NO CONSUNTIVO Energía 4 245 6 881 13 11 139 27
  • 33. BocatomaBarbablanca - Callahuanca 28
  • 34. II.4 Problemática Social y Económica Vinculada a la Gestión del Agua La concentración de los núcleos urbanos y las actividades productivas en la franja costera de la vertiente del Pacífico, hace que las demandas de agua sean máximas en las áreas en las cuales la disponibilidad y el abastecimiento son más escasos. Esta situación ha obligado a lo largo de los años a una constante intervención del sector público, que alcanzó su más alto nivel en la década del 80, muchas veces con resultados negativos en relación con los objetivos de desarrollo perseguidos a través de dicha intervención. En la franja costera la extrema variabilidad de los regímenes de los ríos resulta en déficits crónicos de suministro de agua para fines productivos en aproximadamente 80% de las cuencas. Conforme la demanda se incrementa, los límites sobre la cantidad de agua disponible están dando lugar a conflictos intersectoriales crecientes y al incremento de externalidades negativas. En estas condiciones, los déficits de abastecimiento de agua para todos los fines, se constituyen en el factor potencial restrictivo más serio para el desarrollo y explotación de otros recursos naturales y para generar condiciones de vida satisfactorias para las poblaciones en ella asentadas. El volumen de agua usado en el riego, representa aproximadamente el 80% de los volúmenes derivados de los ríos a través de la infraestructura hidráulica construida específicamente para este propósito. Se estima, sin embargo, que en los próximos años la demanda y el consumo en otros sectores aumentarán considerablemente, debido principalmente al crecimiento de las áreas urbanas. En relación a la calidad del agua, su deterioro es evidente y es un problema crítico en muchas de las cuencas, especialmente en los meses de estiaje, debido a la combinación de pequeños caudales con vertidos de aguas con inadecuados tratamientos de aguas residuales domésticas, uso excesivo de agroquímicos y pesticidas en la agricultura y efluentes no controlados de la industria, la minería y en especial los pasivos ambientales. El deterioro de la calidad afecta directamente la utilidad del recurso y eleva los costos de su tratamiento, especialmente para uso doméstico y para su preservación. Muchos de los gastos del sector salud están asociados con la contaminación biológica de las aguas. Dunas en Ica 29
  • 35. 30
  • 36. II.5 El Ámbito de Gestión de los Recursos Hídricos El Perú tiene un sistema de gobierno unitario, representativo y descentralizado; se organiza según el principio de la separación de poderes; políticamente, el territorio se divide en departamentos, provincias y distritos, en cuyas circunscripciones se ejerce el gobierno unitario de manera descentralizada y desconcentrada. La demarcación política impuesta bajo criterios estrictamente administrativos ha venido sufriendo sucesivos cambios, estableciéndose nuevas provincias y departamentos, siguiendo la misma orientación tradicional, para administrar un modelo de mercado orientado a la exportación de materias primas. Los límites departamentales, provinciales y distritales, han sido configurados tomando como referencia accidentes geográficos diversos, destacanco entre estos, el curso de los principales ríos o simplemente, siguiendo trazos según coordenadas geográficas o alguna extraña razón desconocida, que no contemplan las características intrínsecas del ecosistema físico, lo cual redunda en dificultades de manejo y de intercambio de flujos energéticos entre ecosistemas afines. En muy pocos casos se ha considerado como demarcación la línea divisoria entre cuencas hidrográficas; en la mayoría, se ha fraccionado dicho ámbito, favoreciendo la desarticulación entre las ciudades y los mercados interno y externo, constituyénsode en una restricción que obstaculiza el desarrollo sostenible de la nación. Complementariamente se suma la instauración de los gobiernos regionales en el ámbito territorial de los departamentos, como pilar fundamental en la implementación del proceso de descentralización, asignándoseles funciones específicas para desarrollar acciones de vigilancia y control que garantice el uso sostenible de los recursos naturales y promover la apertura y desarrollo de mecanismos para garantizar la activa participación ciudadana a través de la planificación participativa del desarrollo local y regional, así como, procesos de formación de concensos. Esta situación ha despertado un sentimiento de apego y pertenencia colectiva sobre los recursos naturales, en especial los recursos hídricos, situados en ámbitos territoriales delimitados por razones políticas, fraccionando la cuenca y profundizando los conflictos interregionales, desconociéndose que los recursos hídricos son patrimonio de la nación. La cuenca, constituida por la delimitación de la línea divisoria que circunscribe la red de drenaje generada por el escurrimiento de las aguas superficiales convergentes hacia un cauce principal, se considera como la unidad básica natural para la gestión integrada del agua; en su espacio interactúan aspectos físicos, tales como el agua, aire, clima, suelos, subsuelo y minerales; biológicos, como la flora y la fauna y; antropogénicos, como los socioeconómicos, culturales e institucionales; por lo tanto, alienta la integración coherente del ámbito políticoadministrativo definido por los límites departamentales y provinciales con el ámbito de la cuenca o agrupación de cuencas hidrográficas. En este contexto, de las 159 unidades hidrográficas o cuencas, demarcadas por la Autoridad Nacional del Agua, 96 son intrarregionales y 63 interregionales, existiendo entre ambas 32 transfronterizas con los países vecinos, cifras que nos muestran la potencialidad de los conflictos interno y externo vinculados con los recursos hídricos. La delimitación oficial mencionada, contribuirá atenuar los conflictos interregionales, implementando la gestión integrada de los recursos hídricos, teniendo como ente rector a la Autoridad Nacional del Agua, ejerciendo su rol en forma desconcentrada a través de sus 14 Autoridades Administrativas del Agua, cada una de las cuales agrupa un conjunto de unidades hidrográficas en el ámbito de las tres vertientes hidrográficas (Pacífico, Atlántico y Titicaca). En el mapa del Perú adjunto, se muestran las 14 agrupaciones hidrográficas delimitadas. 31
  • 37. Agrupaciones Hidrográficas del Perú 32
  • 38. III. LOS RETOS DEL AGUA EN PERÚ III.1. Atender el incremento de la demanda de agua por el crecimiento demográfico y el desarrollo económico En el desarrollo sostenible asociado al aprovechamiento de los recursos naturales, el recurso hídrico asume singular importancia estratégica; por lo que el gobierno peruano adopta como política de Estado, garantizar el acceso al mismo en la cantidad suficiente y la calidad adecuada, para la satisfacción de las necesidades básicas de toda la población, así como, su aprovechamiento racional y eficiente en las actividades económicas productivas; en especial, si consideramos que las proyecciones estadísticas indican que al 2025 la población nacional bordeará los 36 millones de habitantes y se prevé que alrededor de 27 millones estarán asentados en el ámbito urbano, trayendo más presión sobre la demanda de los recursos hídricos para consumo humano, uso industrial y agrícola, manteniendo una mayor proporción éste último, para atender la demanda de alimentos. III.2. Mejorar la distribución espacial y temporal del agua A nivel nacional, el 97,7% de las disponibilidades hídricas se encuentran en la vertiente del Atlántico que ocupa el 75,6% de la superficie del territorio nacional, caracterizado por sus pisos altitudinales orientales que van desde la puna hasta la selva baja y en ésta se asienta el 30% de la población que produce el 17,7% del PBI del país. El otro 1,8% de las disponibilidades hídricas se encuentran en la vertiente del Pacífico que ocupa el 21,8% de la superficie del territorio nacional, caracterizado por sus pisos altitudinales occidentales que van desde la puna hasta la costa, distinguido por la aridez de sus desiertos; paradójicamente en ésta vertiente se asienta el 65% de la población, destacando las mayores concentraciones en la ciudad de Lima, Arequipa, Trujillo y Chiclayo que producen el 80,4% del PBI del país. Finalmente, el 0,5% restante de las disponibilidades hídricas se encuentran en la vertiente del lago Titicaca, que ocupa el 3,6% de la superficie del territorio nacional, asentándose en ésta el 5% de la población que produce el 1,9% del PBI del país. Esta situación se complica aún más por la estacionalidad de las precipitaciones y descargas de los ríos, representando un mayor reto para el aprovechamiento sostenible del recurso. En la cuenca húmeda de la vertiente del Pacífico, alrededor del 80% de las precipitaciones se presentan entre los meses de diciembre a marzo, generando un exceso en las disponibilidades hídricas en el período de avenidas que rebasa la capacidad de utilización en los valles de la costa, desperdiciándose alrededor del 50% (17 542 MMC) que retornan directamente al mar por la escasa regulación de las aguas superficiales. En el período de estiaje, comprendido entre los meses de abril a noviembre, las precipitaciones son escasas y las descargas en los ríos son exiguas, agudizando el déficit en el balance hídrico, generándose en muchos casos, la sobreexplotación de los acuíferos como ocurre en los valles del Rimac, Ica, Villacurí, Yauca, Acarí y La Yarada entre otros. Las proyecciones demográficas al año 2025 indican que la población crecerá alrededor del 30% con respecto a la actual; si se mantiene la misma proporción de distribución de la población en las tres vertientes, tendremos ciudades como Lima con más de 11 millones de habitantes que ejercerán fuertes presiones sobre los recursos hídricos provocando problemas de sobreexplotación en las cuencas y acuíferos cada vez más difíciles de resolver. 33
  • 39. III.3. Mejorar y preservar la calidad de las aguas superficiales y subterráneas Otro reto importante en la gestión de recursos hídricos es superar el problema de la contaminación de las aguas; el crecimiento de las ciudades ha originado que los ríos, lagos y mares sirvan como lugares de disposición final de todo tipo de desechos. El grado de contaminación, crece en la medida que se desarrollan las ciudades y las actividades económicas, mereciendo especial atención por su incidencia negativa, la minería informal, la industria pesquera, las grandes ciudades, los complejos industriales, la explotación de hidrocarburos, la industria extractiva forestal y la agricultura. La potencialidad del uso de recursos hídricos está en función de su calidad. La calidad del agua en las fuentes se ve afectada por diferentes cargas contaminantes, mermando el potencial de su utilización para los usos que se demandan „aguas abajo‟. Los requerimientos sectoriales para las actividades productivas imponen ciertos límites permisibles sobre la calidad del agua; así por ejemplo, se tiene que las aguas con alto contenido de sales no son buenas para su uso en el riego; las industrias y el procesamiento de minerales tienen sus propias exigencias de calidad, basadas en parámetros como el pH, la dureza, la alcalinidad, los sólidos totales disueltos, entre otros; asimismo, las impurezas químicas y biológicas presentes en las aguas crudas de los cursos de agua exigen un tratamiento previo para su utilización posterior en la población. Solo el 22% de las aguas residuales de las ciudades y poblados reciben algún tratamiento antes de ser evacuadas a las fuentes naturales. Los ríos más contaminados en el Perú son: en la vertiente del Atlántico: Mantaro, San Juan, Huarón, Aruri, Carhuacayán, Yauli, Azulcocha, Huallaga, Hualgayoc, Huancapetí, Inambari, Lobo, Madre de Dios y Corrientes; en la vertiente del Pacífico los ríos Rímac, Moche, Santa, Cañete, Pisco y Locumba; en la hoya del Lago Titicaca, el río Rámis, Azángaro y Ayaviri. Es importante hacer notar que en estos últimos tiempos se vienen realizando esfuerzos para controlar dicha contaminación. III.4. Incrementar el uso eficiente del agua El incremento en la eficiencia del uso del agua, representa un reto importante en todos los sectores de usuarios; mereciendo especial atención el sector agrícola que representa el 80% de todos los usos. Al 2004, se había registrado el otorgamiento de sólo 8 405 licencias de uso de agua con fines de riego en los valles costeros de la vertiente del Pacífico; de éstos, sólo 4 263 se encontraban vigentes, representando aproximadamente el 0,5% de los predios existentes, incurriendo en informalidad y desorden en la distribución del agua para los usuarios. Por otro lado, a partir de 1990, el Estado transfirió gradualmente el manejo del agua a las Juntas de Usuarios, otorgándoles facultades para distribuir el agua; éstos aprueban, recaudan y administran los fondos destinados al financiamiento de la operación y el mantenimiento de la infraestructura hidráulica que ellos operan. Esta transferencia del manejo de las aguas no ha sido exitosa, porque han derivado en la fijación de tarifas bajas, impidiendo el mantenimiento adecuado de la infraestructura de medición, elemento fundamental para realizar la entrega y el control de los volúmenes asignados, deviniendo en un uso irracional con eficiencias de riego del orden del 35% y la salinización de tierras bajas por el incremento de los niveles freáticos, debido al exceso de agua usada. 34
  • 40. III.5. Atenuar el impacto de los eventos extremos y el cambio climático en la población y sectores productivos El agua es fundamental para la vida y el desarrollo de las naciones; su exceso o ausencia, por fenómenos naturales extremos genera pérdidas materiales, económicas y de vidas humanas; en este sentido, es un reto atenuar sus impactos negativos en la sociedad, incluyendo la adopción de medidas estructurales y no estructurales orientados a la prevención, la preparación, la evaluación de riesgos, conciencia comunitaria, resilicencia2 y respuesta. Cada vez en forma más frecuente, se sufre el impacto del fenómeno de “El Niño” y “La Niña”, causantes de inundaciones y sequías respectivamente afectando negativamente la vida y la salud de la población, así como el desarrollo de los diversos sectores productivos. Los impactos económicos, el número de personas afectadas y la cantidad de desastres hidrometeorológicos han aumentado en el último siglo; documentos históricos, indican que ocurrieron eventos extraordinarios del Fenómeno "El Niño" durante los años: 1578, 1721, 1828, 1877, 1878, 1891, 1925-26, 1982-83, 1997-98. Las alteraciones climáticas acompañadas con abundantes precipitaciones, ocasionan cambios en los ecosistemas marinos y terrestres, trayendo como consecuencia una secuela de destrucción en el aparato productivo: pesquería, agricultura, transporte, comercio, infraestructura costera, industria, salubridad, y otras actividades conexas. Fueron notablemente destructivos y causantes de numerosas muertes, los aluviones de Huaraz en 1941, Ranrairca en 1962 y Yungay en 1970 (desprendimiento de bloques de hielo de los nevados y el desborde de lagunas en la Cordillera Blanca). Nevado Huandoy - Ancash 2 Cualidad del ser humano que se refiere a la actitud individual adoptada para enfrentar las grandes crisis, superándolas para al cabo de un tiempo resultar fortalecido – Enfatiza la superación de adversidades. 35
  • 41. Presa Tablachaca – río Mantaro Huancavelica 36
  • 42. IV. POTENCIALIDADES Y COYUNTURAS EN LA GESTIÓN DE LOS RECURSOS HÍDRICOS La identificación de problemas y sus respectivas causas y efectos, orientan plantear soluciones; sin embargo, cualquiera sean los resultados de la gestión de los recursos hídricos en la actual situación, siempre serán susceptibles de ser superados, a través de un proceso de innovaciones bien orientado, que permita aprovechar adecuadamente las potencialidades y coyunturas teniendo en consideración la superación de los aspectos restrictivos y las amenazas, para encaminar los esfuerzos hacia una visión compartida dentro de un esquema participativo y planificado. Entre los factores endógenos y exógenos que tienen influencia directa en la gestión de los recursos hídricos, se han identificado un conjunto de potencialidades y coyunturas que deberán ser aprovechadas y fortalecidas en la implementación de acciones estratégicas que permitan alcanzar los objetivos que configurarán un nuevo escenario de gestión. IV.1 Potencialidades en el Ámbito Nacional La Constitución Política del Perú de 1993, en su Artículo 66º precisa, que los recursos naturales renovables y no renovables, son patrimonio de la Nación y el Estado es soberano en su aprovechamiento. Ley Orgánica para el Aprovechamiento Sostenible de los Recursos Naturales, ley marco a partir de la cual se deberán elaborar las leyes especiales que regulen el aprovechamiento de cada recurso natural. La Ley de Bases de la Descentralización, cuya finalidad es el desarrollo integral, armónico y sostenible del país en beneficio de la población. La Ley de Modernización de la Gestión del Estado, establece los criterios que rigen el diseño y estructuración de la Administración Pública, crea por ende un entorno político favorable para la reestructuración del marco organizacional de la gestión integrada de los recursos hídricos. La Política y Estrategia Nacional de Riego en el Perú, aprobada mediante la RM N° 0498-2003-AG, cuyo objetivo general, reforzado por los objetivos específicos, es contribuir a mejorar la rentabilidad y competitividad de la agricultura de riego. El Plan Nacional de Saneamiento, tiene como objetivo general, contribuir a ampliar la cobertura y mejorar la calidad y sostenibilidad de los servicios de agua potable, alcantarillado, tratamiento de aguas servidas y disposición de excretas. Ley de Recursos Hídricos que establece el Sistema Nacional de Gestión de Recursos Hídricos (SNGRH), es parte del Sistema Nacional de Gestión Ambiental y tiene por finalidad articular las acciones del Estado en la gestión integrada y multisectorial, el aprovechamiento sostenible, la conservación y el incremento de los recursos hídricos; así como, el cumplimiento de la Política y Estrategia Nacional y el Plan Nacional de Recursos Hídricos en todos los niveles de gobierno y con la participación de los distintos usuarios del recurso y operadores de infraestructura hidráulica, tomando como unidades de gestión a las cuencas hidrográficas y a los acuíferos del país. El SNGRH está integrado por: La Autoridad Nacional del Agua (ANA), los Ministerios del Ambiente, Agricultura, Vivienda Construcción y Saneamiento, Salud, Producción, Energía y Minas, las entidades públicas vinculadas con la gestión de los recursos hídricos tanto del Gobierno Nacional, Regional y Local, los Consejos de Cuenca, los operadores de los sistemas hidráulicos públicos y privados de carácter sectorial y multisectorial y los usuarios de aguas. La Autoridad Nacional del Agua es el ente rector y la máxima autoridad técnico – normativo a nivel nacional del Sistema Nacional de Gestión los 37
  • 43. Recursos Hídricos. Dicta las normas y establece los procedimientos para el logro de la gestión integrada del agua. Ejerce presencia en todo el país a través de sus órganos desconcentrados denominados: Autoridades Administrativas del Agua y las Administraciones Locales del Agua (a nivel de cuenca). Taller participativo en Piura IV.2 Coyunturas en el Ámbito Internacional En los últimos 40 años, en foros y encuentros internacionales, se ha destacado el creciente reconocimiento de la importancia del agua en la vida económica de los países, en los cuales el Perú tuvo participación activa, enfatizándose el compromiso de las naciones de formular Planes Nacionales de Recursos Hídricos. Al respecto cabe mencionar los siguientes: La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano, celebrada en Estocolmo (Suecia) en el año 1972, dando lugar a la adopción de la Declaración de Estocolmo, en la que se elaboró una manifestación de principios básicos en defensa de la naturaleza, poniendo de manifiesto la importancia de una buena gestión del agua para conseguir el desarrollo sostenible. Saneamiento Ambiental” para el periodo 1981-1990 con el objeto de lograr el acceso de las personas a un agua sana. La Conferencia Internacional sobre el Agua y el Medio Ambiente, celebrada en Dublín (Irlanda) el año 1992, donde se dió la Declaración de Dublín, en la que se adoptó un enfoque radicalmente nuevo para la evaluación, el aprovechamiento y la gestión de los recursos de agua dulce, proclamando la necesidad de que se involucren desde los más altos niveles de los gobiernos hasta las comunidades más pequeñas. La Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, llamada Cumbre de la Tierra, celebrada el año 1992 en Río de Janeiro (Brasil); donde se aprobó el Programa 21, que en su Capítulo 18, sitúa al agua en el centro La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el del debate estableciendo la necesidad de adoptar Agua, celebrada en Mar del Plata (Argentina) en el una política mundial sobre el uso sostenible del año 1977, en esta interés de la colectividad de administrar el agua y solucionar los conflictos que genera. conferencia se acordó denominar Acentuado como “Década Internacional del Agua Potable y del 38
  • 44. agua con propuestas implementación. de acción para su El Foro Mundial del Agua, celebrado cada tres años, se ha convertido en el mayor evento internacional sobre el agua, en el que intervienen múltiples sectores interesados en la adopción de políticas del agua para un uso sostenible. El I Foro fue celebrado en el año 1997 en Marrakech (Marruecos) con el lema "El Agua: una Herencia en Común". El II Foro fue celebrado en La Haya (Holanda) en el año 2000, con el lema “Hacer del Agua un Problema de Todos". En el III Foro celebrado en Kyoto el año 2003; los Ministros de 130 países, adoptaron una Declaración subrayando el rol que cumple el agua como fuerza promotora del desarrollo sostenible, se presentó el documento “Financiar el Agua para Todos” y el Informe de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos denominado “Agua para todos, Agua para la vida”, que muestra un panorama negativo sobre la temática y señala los desafíos a tener en cuenta en los años venideros. El IV Foro, celebrado el año 2006 en la Ciudad de México, tuvo como tema central “Acciones Locales para una Reto Global” y bajo este título se abordaron las problemáticas locales para afrontar el reto global del agua dentro de cinco ejes temáticos principales: i) agua para el desarrollo; ii) instrumentación de la gestión integrada de los recursos hídricos; iii) abastecimiento de agua y saneamiento para todos; iv) agua para la alimentación y el medio ambiente y; v) seguridad hídrica. Además se presentó la segunda edición del Informe de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos con el título “Agua: una Responsabilidad Compartida”. La Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible, Celebrada en el 2002 en Johannesburgo (Sudáfrica), los líderes del mundo se comprometieron alcanzar 8 objetivos de desarrollo del milenio con la implementación de un plan de acción que señala como meta para el año 2015: i) erradicar la pobreza extrema y el hambre reduciendo a la mitad el porcentaje de personas cuyos ingresos sean inferiores a un dólar por día; ii) reducir a la mitad el porcentaje de personas que padecen de hambre iii) reducir a las dos terceras partes la mortalidad de niños menores de cinco años; iv) reducir a la mitad el porcentaje de personas sin acceso sostenible al agua potable y los servicios básicos de saneamiento. Recientemente se ha realizado el V Foro Mundial del Agua en Estambul (Turquía), considerando como factores prioritarios, proveer el agua para el desarrollo sustentable e implementar mecanismos de fomento al desarrollo; facilitando la formulación de políticas que contribuirán a la toma de decisiones anticipadas para conciliar las divisiones por el agua. Presa Tablachaca – río Mantaro Huancavelica 39
  • 45. Presa Gallito Ciego – Cuenca Jequetepeque 40
  • 46. V. EL AGUA EN EL FUTURO En los últimos años se han producido cambios significativos en la organización del Estado Peruano, incluyendo la descentralización y el establecimiento de Gobiernos Regionales. Ante esta situación es necesario establecer arreglos institucionales para la gestión de los recursos hídricos compatibles con el proceso de descentralización considerando la cuenca como la unidad territorial de gestión. Desde hace 15 años y con mayor énfasis, desde el 2001 se viene analizando una serie de alternativas de cambio de orden legal e institucional para lograr una gestión integrada, multisectorial y sostenible de los recursos hídricos del país; habiendo considerado tres escenarios factibles de lograr en el corto y mediano plazo. Acceso a los RRHH AGUA PARA MUCHOS ESCENARIO II +Ley 17752 (1969) +ANA +SNGRRHH +PENRH Plan Nacional de RRHH GESTIÓN MULTISECTORIAL AGUA PARA TODOS ESCENARIO III +Nueva Ley de Aguas +ANA +SNGRRHH +PENRH Plan Nacional de RRHH GESTIÓN INTEGRADA Desarrollo Sustentable AGUA PARA POCOS ESCENARIO I +Ley 17752 (1969) +IRH - MINAG +DIGESA - SALUD +SENAMHI - DEFENSA Institucionalidad fraccionada GESTIÓN SECTORIAL V.1 ESCENARIOS DEL AGUA EN EL FUTURO Consideraciones generales para la definición de los escenarios La construcción de escenarios con un enfoque prospectivo, representa la evolución de la gestión de los recursos hídricos hacia un horizonte alcanzable en el mediano plazo, para lo cual es necesario introducir cambios legales, administrativos, técnicos y económicos en la gestión de los recursos hídricos, los mismos que dependen de la voluntad política y social. Los factores que se consideran fijos o invariables en los tres escenarios planteados son: i) la Ley de Bases de la Descentralización; ii) la descentralización y los Gobiernos Regionales; iii) El reconocimiento que el agua es patrimonio de la nación; iv) los compromisos asumidos por el Gobierno Peruano en el ámbito internacional respecto a la gestión integrada de los recursos hídricos; v) la promoción de la inversión privada y; vi) la proyección del crecimiento demográfico. Son factores variables aquellos que pueden ser modificados con voluntad política y por consenso entre las partes involucradas en el manejo de los recursos hídricos. Los factores variables definen los escenarios y están constituidos por: i) el ámbito de gestión; ii) el ordenamiento de las funciones y responsabilidades en la gestión de los recursos hídricos, entre los actores principales (técnico- 41
  • 47. normativo, operadores, reguladores y usuarios); iii) los instrumentos de planificación; iv) los mecanismos de financiamiento; v) los incentivos para un uso eficiente y sostenible; vi) los mecanismos participativos en la toma de V.2 Escenario I „Agua para pocos‟ Es un escenario caracterizado por la resistencia al cambio; es decir, supone mantener el status quo siguiendo las tendencias del pasado histórico, con algunas modificaciones de la legislación vigente, especialmente la Ley General de Aguas o Decreto Ley Nº 17752. En este escenario, no obstante la innovación institucional lograda el 2008 (creación de la Autoridad Nacional del Agua y el Sistema de Gestión de los Recursos Hídricos), las competencias relacionadas con la aplicación de políticas hídricas, la regulación de la gestión de la calidad de las aguas, el suministro de agua para uso múltiple y el otorgamiento de derechos de agua, aún prevalecen dispersas en el MINAG, el MINAM y otras instituciones sectoriales. El acceso a la información sobre recursos hídricos continúa restringido y su acopio se mantiene disperso en diversas instituciones públicas y privadas, generando serias restricciones para el planeamiento y la toma de decisiones. La brecha en el desarrollo de infraestructura hidráulica se amplía con el tiempo y los escasos proyectos ejecutados obedecen a intereses V.3 decisiones; vii) la naturaleza de los derechos de agua; viii) la política y estrategia de financiamiento de la gestión integrada y; ix) la implementación de la Política y Estrategia Nacional de Recursos Hídricos. sectoriales que promueve fundamentalmente el crecimiento económico. De mantenerse el status quo al 2025, la gestión de recursos hídricos será más débil y fragmentada, con gran descontento social, generando mayores conflictos y desorden en su gestión, informalidad en su uso, deterioro de su calidad, incremento de la incertidumbre en su disponibilidad, deterioro de la infraestructura hidráulica existente y del medio ambiente con el consecuente agotamiento de los recursos naturales. Asimismo, la información hidrometeorológica se mantendrá dispersa, insuficiente y poco confiable, contribuyendo con la incertidumbre y el desacierto en la toma de decisiones. En este contexto, los indicadores de gestión se agravarán, generando mayores presiones sociales para satisfacer las necesidades básicas y de las actividades productivas; disminución de la producción de alimentos para atender la demanda interna y la agro-exportación, situando a los productores nacionales en una posición de desventaja, en el marco del Tratado de Libre Comercio suscrito con países desarrollados. Escenario II „Agua para muchos‟ Este escenario considera que al 2025 no se logrará instaurar una nueva Ley de Aguas, pero sí se alcanzará oficializar e implementar, en buena parte, la Política y Estrategia Nacional de Recursos Hídricos como instrumento orientador, que permitirá fortalecer la actual institucionalidad, así como el desarrollo de capacidades, la articulación de las funciones de los organismos involucrados en la gestión, el planeamiento de la gestión de recursos hídricos en el ámbito de cuencas debidamente concordantes con los planes de desarrollo regional y local concertados con Gobiernos Regionales y Locales; los cuales, permitirán implementar un conjunto de acciones estructurales y no estructurales, bajo los principios de transparencia e inclusión social, a través de procesos participativos que conducirán a alcanzar un aprovechamiento racional, eficaz, eficiente y sostenible de los recursos hídricos, asegurando un mayor acceso al agua para cubrir las necesidades básicas de la población y de las actividades productivas. 42
  • 48. La Autoridad Nacional del Agua estará fortalecida y constituida como ente rector de la gestión de los recursos hídricos en el marco del Sistema Nacional de Recursos Hídricos, articulando el accionar de todos los entes públicos y privados involucrados en la gestión V.4 Con estas medidas, el crecimiento económico del país será más sostenible, predominando el orden y la formalidad en las actividades productivas con mayores capacidades competitivas. Escenario III „Agua para todos‟ Este escenario se caracteriza por la implementación de un nuevo marco jurídico y de acciones en el contexto de la Política y Estrategia Nacional de Recursos Hídricos; consolidando en el 2025 el aprovechamiento racional, eficiente y sostenible de los recursos hídricos, creando una nueva cultura del agua, empleando sistemas de gestión transparentes, participativos y democráticos, efectivizando el cobro por los servicios de abastecimiento de agua para todos los usos, con intervenciones que faciliten la aplicación de instrumentos económicos, la aplicación del principio contaminador–pagador, la valorización de los servicios ambientales que presta una cuenca; así como promover la participación del sector privado en el desarrollo y manejo de los recursos hídricos. Lográndose así, una gestión integrada, multisectorial, equitativa y eficiente, brindando seguridad hídrica a todos los sectores usuarios. Es un escenario deseado y considerado posible de alcanzar; basado en los resultados exitosos obtenidos mediante la implementación efectiva de los Objetivos Específicos y acciones estratégicas, esbozados y oficializados en el presente documento; resultados que permitirán lograr en el corto plazo, la instauración de un nuevo marco jurídico, constituido por normas que definen claramente los roles, competencias y fronteras de las organizaciones de usuarios y organismos del Estado, en la gestión de recursos hídricos. para concertar políticas, normar aspectos relacionados con la cantidad, calidad y oportunidad de recursos hídricos y articular planes y acciones transectoriales y sectoriales de las entidades de la Administración Pública y de los actores privados para la gestión integrada de recursos hídricos a nivel nacional y de cuencas, en el marco de la Política y Estrategia Nacional de Recursos Hídricos. Este enfoque que promueve seguridad hídrica, uso eficiente y ahorro del agua, debe articularse con los procesos de concientización de los usuarios en el reconocimiento del valor económico, social y ambiental del agua, reflejada en una nueva estructura tarifaria, de modo que efectivice la recuperación de los costos que implica la administración, operación y mantenimiento de la infraestructura, así como la amortización de inversiones en el largo plazo. Para alentar este reconocimiento, el Estado debe implementar incentivos innovadores y graduales en los próximos 10 años que eviten incrementos traumáticos en los pagos por el uso del agua. Con estas medidas, el crecimiento económico del país será sostenible, predominando el orden y la formalidad en las actividades productivas con mayores capacidades competitivas. En este escenario, al 2025, se habrá contribuido significativamente con el bienestar social y el desarrollo sostenible de la nación, habiéndose alcanzado las metas de desarrollo del milenio. En general, las normas que se implementen deberán contribuir a la mejor utilización de los recursos hídricos, por lo tanto deben tener en cuenta, las características de sus posibles usos y efectos en su entorno. La institucionalidad deberá basarse en una autoridad única mediante el Sistema Nacional de Gestión de los Recursos Hídricos con atribuciones 43
  • 49. Sandoval – Madre de Dios 44
  • 50. VI. DIRECTRICES QUE RIGEN LA GESTIÓN VI.1 Gestión Integrada de Recursos Hídricos Tradicionalmente el manejo de las disponibilidades hídricas ha carecido de un enfoque integrador; los aspectos de calidad son notoriamente ausentes en la gestión del recurso, orientándose exclusivamente a los aspectos de la gestión de la cantidad en un escenario de creciente degradación del recurso. Asimismo, el manejo de las disponibilidades se realiza con un enfoque sectorial. Las obras hidráulicas, el manejo del agua y los recursos naturales se han planificado y ejecutado para favorecer el desarrollo de los valles costeros, donde se ubican las principales ciudades y actividades económicas del país, descuidándose las comunidades, pueblos y actividades productivas localizadas en la parte media y alta de las cuencas de la vertiente del Pacífico, del Atlántico y del Lago Titicaca. Esta política de desarrollo ha incentivado la migración interna de los habitantes de las comunidades y pueblos andinos, hacia la región de la costa y ha incrementado aceleradamente los conflictos por el aprovechamiento de recursos hídricos entre regiones vecinas. La gestión integrada de los recursos hídricos es un proceso que promueve, en el ámbito de la cuenca hidrográfica, el manejo y desarrollo coordinado del uso y aprovechamiento multisectorial del agua con los recursos naturales vinculados a esta, orientado a lograr el bienestar de la Nación sin comprometer la sostenibilidad de los ecosistemas. El agua es parte integrante de los ecosistemas y renovable a través del ciclo hidrológico, para lo cual requiere de una gestión integrada. Todos los gobiernos, en el ejercicio de sus competencias, deben garantizar el cumplimiento de la Política y Estrategia Nacional de Recursos Hídricos del Perú (PENRH), así como de la legislación en materia de agua y medio ambiente. En particular, deben garantizar la sostenibilidad ambiental, la eficiencia en todos los usos del agua, la racionalidad económica y la participación pública y privada en los términos establecidos en la legislación vigente. La gestión integrada de recursos hídricos, Implica la participación activa y responsable de todos los actores sectoriales de la cuenca hidrográfica en la gestión de las aguas superficiales y subterráneas incluyendo cantidad, calidad y oportunidad; así como el establecimiento de un sistema de gestión de agua con fines de aprovechamiento múltiple, pasando de un enfoque basado en el incremento de la oferta a otro que privilegie la gestión de la demanda y el uso eficiente del recurso, considerando su importancia para el desarrollo social, económico y ambiental y actuando con responsabilidad en el ejercicio de sus derechos y obligaciones. Puente Calicanto río Huertas Huánuco 45
  • 51. VI.2 Bases y Principios Las potencialidades y los aspectos coyunturales que se destacan en el ítem anterior, proporcionan el marco para la integración de las políticas y estrategias que conducirán alcanzar el desarrollo sustentable. Bajo este contexto, a continuación se establecen las bases y principios que rigen la gestión de los recursos hídricos. Porcón - Cajamarca VI.2.1 Bases Desarrollo integral de la persona humana El interés de las Políticas y Estrategia Nacional de Recursos Hídricos es contribuir al desarrollo integral de la persona humana. La Ley Orgánica para el Aprovechamiento Sostenible de los Recursos Naturales promueve y regula el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales, renovables y no renovables, estableciendo un marco adecuado para el fomento de la inversión, procurando un equilibrio dinámico entre el crecimiento económico, la conservación de los recursos naturales y del ambiente y el desarrollo integral de la persona humana. Desarrollo sostenible y calidad de vida El Estado promueve el aprovechamiento de los recursos hídricos, bajo los principios del desarrollo sostenible, buscando el crecimiento económico, la sustentabilidad ambiental y la equidad social. Equidad y reducción de la pobreza Es interés del Estado, garantizar la igualdad de oportunidades económicas y sociales; combatir la discriminación por razones de inequidad entre hombres y mujeres, origen étnico, raza, edad, credo o discapacidad; privilegiar la asistencia a los grupos en extrema pobreza, excluidos y vulnerables. Fortalecer las capacidades de gestión que promuevan el acceso a la información, la capacitación, la transferencia tecnológica y un mayor acceso al crédito; promover la ejecución de proyectos de infraestructura productiva, como parte de los planes integrales de desarrollo estratégico local y regional con intervención de la actividad privada. 46
  • 52. VI.2.2 Principios El agua es un recurso natural, imprescindible para la vida y para el desarrollo humano, así como para el mantenimiento de todos los ecosistemas. La Constitución de 1993, establece que es patrimonio de la nación; el Estado promueve su uso sostenible y es soberano en su aprovechamiento. Para ello, es fundamental que todos los gobiernos -al margen de las legítimas opciones políticas- compartan determinados principios básicos. Principio de prioridad en el acceso al agua El acceso al agua para la satisfacción de las necesidades primarias de la persona humana es prioritario sobre cualquier otro uso. En situación de escasez, el agua se destina prioritariamente para la satisfacción de las necesidades primarias de la población. Principio precautorio La ausencia de certeza absoluta sobre el peligro de daño grave o irreversible, que amenace las fuentes de agua, no constituye impedimento para adoptar medidas que impidan su degradación o extinción. Principio de sostenibilidad El Estado promueve y controla el aprovechamiento y conservación sostenible de los recursos hídricos previniendo la afectación de su calidad ambiental y de las condiciones naturales de su entorno, como parte del ecosistema donde se encuentran; regula su asignación en función de objetivos sociales, ambientales y económicos y; promueve la inversión y participación del sector privado en el aprovechamiento sostenible del recurso. Principio de seguridad jurídica El Estado consagra un régimen de derechos administrativos para el uso de los recursos hídricos y garantiza su ejercicio, otorgando seguridad jurídica a sus titulares para la inversión relacionada con el manejo del agua sea pública o privada o en coparticipación. Principio de respeto a los usos del agua de las comunidades campesinas y comunidades nativas El Estado respeta los usos y costumbres de las comunidades campesinas y comunidades nativas, así como su derecho de utilizar las aguas que discurren por sus tierras, en tanto no se oponga a la Ley. Promueve el conocimiento y tecnología ancestral de la gestión del agua. Valoración y cultura del agua El agua tiene valor económico, social, ambiental y cultural, por lo que su uso debe basarse en el equilibrio adecuado entre estos. El Estado desarrolla y promueve programas de educación, difusión y sensibilización, generando conciencia y aptitudes que propicien el buen uso y valoración del agua. Principio de eficiencia La gestión integrada de recursos hídricos se sustenta en el aprovechamiento eficiente y su conservación, incentivando el desarrollo de una cultura de ahorro de agua entre todos los usuarios y operadores de infraestructura hidráulica, pública o privada. Principio ecosistémico La gestión del agua se basa en el manejo integral de cuencas hidrográficas y acuíferos, el uso múltiple de las aguas y la interrelación que existe entre este recurso y el aire, el suelo, los bosques y la biodiversidad conforme al ciclo hidrológico. Principio de transparencia de la Información La información referente a la gestión integrada de los recursos hídricos que incluye entre otros, el estado, uso, conservación , preservación, calidad, fuentes de contaminación de los recursos hídricos, así como la información real y pronosticada acerca de los fenómenos que están vinculadas con el ciclo hidrológico es de carácter público. 47
  • 53. Machupichu 48
  • 54. VII. POLÍTICA Y ESTRATEGIA La Política de Estado, significa la alianza entre los diferentes actores involucrados hacia una visión común, dónde cada uno de ellos asume un rol, buscando sinergias bajo un enfoque sistémico, a fin de optimizar los diferentes esfuerzos para alcanzar objetivos establecidos. En ese marco es importante la aplicación de medidas estructurales y no estructurales y políticas de largo plazo que generen confianza y seguridad en los sectores productivos. Es así que mediante la Ley Nº 29338, se declara de interés nacional y necesidad pública la gestión integrada de los recursos hídricos con el propósito de lograr eficiencia y sostenibilidad en el manejo de los recursos hídricos en las cuencas hidrográficas para la conservación e incremento de su disponibilidad, así como asegurar su calidad, fomentando una nueva cultura del agua que garantice la satisfacción de la demanda de las actuales y futuras generaciones. Asimismo, se establece que: La Política Nacional Ambiental; la Política y Estrategia Nacional de Recursos Hídricos; el Plan Nacional de Recursos Hídricos y; los Planes de Gestión de Recursos Hídricos en las Cuencas, se constituyen como instrumentos de planificación del Sistema Nacional de Gestión de Recursos Hídricos. De acuerdo al Artículo 102º de la Ley de Recursos Hídricos, se establece que la Política y Estrategia Nacional de Recursos Hídricos está conformada por el conjunto de principios, lineamientos, estrategias e instrumentos de carácter público, que definen y orientan el accionar de las entidades del sector público y privado para garantizar la atención de la demanda y el mejor uso del agua del país en Parque del Agua - Lima el corto, mediano y largo plazo, en el marco de la Política Nacional Ambiental. Visión Prospectiva Común “Una visión sin acción no pasa de un sueño. Acción sin visión solo es un pasatiempo. Pero una visión con acción puede cambiar el mundo” Joel Barrer En base al análisis de los problemas y conflictos relevantes en la gestión actual de los recursos hídricos y con una actitud proactiva en el desarrollo de acciones gerenciales de la anticipación, se ha vislumbrado un escenario futuro deseado y posible, que grafica la visión prospectiva en la gestión de los Recursos Hídricos del Perú de la siguiente manera: “En el Perú se garantiza el suministro y el acceso al agua a todos los usuarios para satisfacer sus necesidades, en cantidad, calidad y oportunidad, con criterios de equidad, aprovechamiento económico, racional y eficiente; se cuenta con una autoridad nacional y autoridades de cuenca con representatividad multisectorial reconocida; su gestión se apoya en principios de legitimidad, autoridad en el ámbito territorial de su competencia y atribuciones claras; se promueve la concertación y la participación de todos los actores públicos y privados; se tiene una cultura de uso eficiente y eficaz del agua; se cumple la normatividad vigente y el pago de retribuciones y tarifas reales. Se promueve la preservación y conservación del medio ambiente y el desarrollo social enmarcado en el concepto de desarrollo humano sostenible” 49

Related Documents