Guía para Alcaldes Marco para las Políticas Públicas yLineamientos para la Planeación del ...
2 Departamento Nacional de Planeaciòn Instituto Colombiano de Bienestar Familiar www.dnp.gov.co ...
Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del ...
Contenido 46. Los ejes de la política pública: tres tipos de acciones para lograr los objetivos..........................
Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarro...
Introducción 6Esta guía incluye el marco para la política pública municipal de infancia y adolescencia y loslineamien...
Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de ...
Primera parte: 8 ¿Qué es una política pública municipal? La política pública es, en consecuencia, una conciencia co...
Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la In...
Primera parte:10 ¿Qué es una política pública municipal? El sueño que puede convertirse en política pública debe se...
Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la I...
Primera parte:12 ¿Qué es una política pública municipal? 2.3. Promueva una movilización social El momento cu...
Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la I...
Primera parte:14 ¿Qué es una política pública municipal? Por eso suele irle mal a los que tienen “complejo de Ad...
Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de ...
16
Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de ...
Segunda parte:18 Criterios para una política pública municipal de infancia y adolescencia La primera justificació...
Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de l...
Segunda parte:20 Criterios para una política pública municipal de infancia y adolescencia Estos derechos de los niñ...
Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la ...
Segunda parte: 22 Criterios para una política pública municipal de infancia y adolescencia3. ¿Quiénes tienen obligacion...
Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la I...
Segunda parte:24 Criterios para una política pública municipal de infancia y adolescencia • Facilita o ento...
Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la I...
Segunda parte:26 Criterios para una política pública municipal de infancia y adolescencia • La garantía de ...
Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la In...
Segunda parte: 28 Criterios para una política pública municipal de infancia y adolescencia4. Las características pol...
Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la In...
Segunda parte: 30 Criterios para una política pública municipal de infancia y adolescencia Y de nuevo la pregun...
Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la In...
Segunda parte: 32 Criterios para una política pública municipal de infancia y adolescencia Objetivos...
Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la In...
Segunda parte:34 Criterios para una política pública municipal de infancia y adolescencia Para lograr la universali...
Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la In...
Segunda parte: 36 Criterios para una política pública municipal de infancia y adolescenciaGarantías par...
Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del ...
Segunda parte:38 Criterios para una política pública municipal de infancia y adolescencia Aunque tengan una limi...
Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de ...
Segunda parte:40 Criterios para una política pública municipal de infancia y adolescencia La política pública local...
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
Politica publica de infancia y adolescencia
of 96

Politica publica de infancia y adolescencia

Published on: Mar 4, 2016
Source: www.slideshare.net


Transcripts - Politica publica de infancia y adolescencia

  • 1. Guía para Alcaldes Marco para las Políticas Públicas yLineamientos para la Planeación del Desarrollo de la Infancia y la Adolescencia en el Municipio
  • 2. 2 Departamento Nacional de Planeaciòn Instituto Colombiano de Bienestar Familiar www.dnp.gov.co www.icbf.gov.co Dirección General Dirección General Carolina Rentería Rodríguez Elvira Forero Hernández Subdirección General Directora Técnica Andrés Escobar Arango Luz Mila Cardona Arce Dirección de Desarrollo Social Jefe Oficina Cooperación y Convenios José Fernando Arias Duarte Amanda Molina Garzón Equipo Técnico Interinstitucional Ministerio de Educación Nacional Catherine Ramírez Gutiérrez - DNP www.mineducacion.gov.co Pilar Montagut Castaño - DNP Félix Régulo Nates Solano - DNP María Clara Ortiz Karma - MEN Ministra Lina Paola Ladino Montenegro - MEN Cecilia María Vélez White Amanda Valdés Soler - MEN Marta Isabel Ariza López - ICBF Viceministra de educación preescolar, Aída Villamil Barrios - ICBF básica y media Germán Arturo Cabrera Sicachá – ICBF Juanita Díaz Tafur Esmeralda Ruíz – UNFPA Directora de Calidad para la educación preescolar básica y media Isabel Fernándes Cristovao Consultores UNFPA: Carmen Helena Vergara Jorge Enrique Vargas Ministerio de la Protección Social www.minproteccionsocial.gov.co Ministro Diego Palacio Betancurt Documento realizado y publicado con el apoyo técnico y financiero del Fondo de Viceministra de Salud Población de las Naciones Unidas- UNFPA Blanca Elvira Cajigas Director de Promoción Social Susana Susanna Helfer-VogelDiseño y diagramación:Sandra C. Valenzuela RobertoImpreso por:TC IMPRESORES2da Edición© Departamento Nacional de PlaneaciónCalle 26 No. 13-19. Bogotá, D.CTeléfono 5960300 / 5663666
  • 3. Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la Infancia y la Adolescencia en el Municipio 3 ContenidoIntroducción ........................................................................................................ 5Primera Parte:¿Qué es una política pública municipal?1. La noción de política pública ..................................................................................................................................... 72. Los pasos para construir una política pública municipal ........................................................................................... 8 2.1. Plantee un ideal.................................................................................................................................................. 9 2.2. Construya un imaginario colectivo ................................................................................................................... 10 2.3. Promueva una movilización social ................................................................................................................... 12 2.4. Y, ahora si, gestione la política pública ............................................................................................................ 143. ¿Cómo se aprueba la política pública? ................................................................................................................... 15Segunda Parte:Criterios para una política pública municipal de infancia y adolescencia1. ¿Por qué los niños, niñas y adolescentes son políticamente prioritarios? ............................................................... 172. ¿Qué son los derechos humanos de la infancia y la adolescencia?......................................................................................................................................................... 19 2.1. Los derechos humanos en general .................................................................................................................. 19 2.2. Los derechos humanos de los niños, niñas y adolescentes ............................................................................ 193. ¿Quiénes tienen obligaciones frente a los derechos de la infancia y la adolescencia? ............................................................................................................................. 22 3.1. Co-responsabilidades para el ejercicio de los derechos: la Familia, la Sociedad y el Estado ...................... 22 3.2. La garantía de los derechos ........................................................................................................................... 24 3.3. ¿Cómo se articulan los derechos con los deberes? ....................................................................................... 264. Las características políticas de los derechos humanos = TOTOYA ........................................................................ 28 4.1. Cinco características políticas de los derechos humanos................................................................................ 28 4.2. TOTOYA: ¡TODO PARA TODOS YA! ............................................................................................................... 295. El garante y los objetivos de la política pública de infancia y adolescencia en el municipio ................................... 30 5.1. Papel del Alcalde como garante de derechos ................................................................................................ 30 5.2. Objetivos de la política de infancia y adolescencia en el municipio ............................................................... 31
  • 4. Contenido 46. Los ejes de la política pública: tres tipos de acciones para lograr los objetivos...................................................... 32 6.1. El eje central: garantías universales básicas .................................................................................................. 33 6.2. Primer eje complementario: garantías especiales para superar las limitaciones de acceso a los mecanismos universales ........................................................................................................................ 37 6.3. Segundo eje complementario: garantías de emergencia para enfrentar las situaciones de despojo de los derechos ......................................................................................................... 387. Manos a la obra ...................................................................................................................................................... 39Tercera Parte:Lineamientos Técnicos para incluir los derechos de la Niñez yAdolescencia en los planes de Desarrollo Municipales1. La noción de gestión de la política pública ............................................................................................................. 42 1.1. ¿Qué es gestionar la política? ........................................................................................................................ 42 1.2. Componentes del proceso de gestión de la política pública ........................................................................... 42 1.3. El plan de desarrollo como mapa de ruta ....................................................................................................... 432. El Plan de Desarrollo Territorial como instrumento de gestión de la política pública .............................................. 443. Los pasos para la formulación del Plan................................................................................................................... 44 3.1. El gran ideal: TOTOYA.................................................................................................................................... 46 3.2. El sueño colectivo en esta administración: compromiso de garantías básicas .................................................................................................................. 47 3.3. La capacidad institucional: andamiaje de las garantías ................................................................................. 56 3.4. Las líneas de acción: definición del camino, estrategias y responsabilidades ............................................... 60 3.5. El establecimiento de metas: señales de ruta ................................................................................................ 74Anexos1. Anexo: Los Sistemas Institucionales Básicos para la garantía de los derechos de niños, niñas y adolescentes ............................................................................................................................... 79 1.1. Sistema Educativo .......................................................................................................................................... 79 1.2. El Sistema de Protección Social ..................................................................................................................... 81 1.3. Sistema de Bienestar Familiar ........................................................................................................................ 842. Anexo: Glosario de indicadores ............................................................................................................................... 85 2.1. Garantías relacionadas con los Derechos de Existencia ............................................................................... 86 2.2. Garantías relacionadas con los derechos de Desarrollo ................................................................................ 90 2.3. Garantías relacionadas con los derechos de Ciudadanía .............................................................................. 92 2.4. Garantías relacionadas con los derechos de Protección ............................................................................... 933. Anexo: Referentes generales de la política nacional de Infancia y Adolescencia .................................................. 95
  • 5. Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la Infancia y la Adolescencia en el Municipio 5 Introducción lo largo de la historia, todas las sociedades consideraron la protección de los niños y niñas como una actividad social prioritaria. No obstante, se quedaron cortas, porque el mundo ha descubierto recientemente muchos elementos nuevos sobre la impor-tancia del desarrollo de los niños, las niñas y los adolescentes, sobre el mejor modo de lograrlo ysobre su impacto decisivo de ese desarrollo en el progreso de las naciones. Con base en estosnuevos descubrimientos, los países están haciendo cambios muy importantes en las normas ymecanismos destinados a su atención.Como parte de ese proceso, Colombia aprobó en 2006 el Código de la Infancia y la Adolescen-cia. Este Código tiene en cuenta los descubrimientos recientes para asegurar un buen comienzode la vida, se basa en el enfoque de los derechos humanos y tiene como escenario básico almunicipio, que es el epicentro de la vida y de la atención a los niños, niñas y adolescentes.Para aplicar el Código es indispensable contar con una política pública municipal de Infancia yadolescencia y realizar la gestión de esa política, que tiene como uno de sus ejes la inclusión delos derechos de los niños, niñas y adolescentes en el plan de desarrollo municipal.• La política pública municipal de infancia y adolescencia se refiere al acuerdo de toda la comunidad municipal sobre los objetivos que deben y pueden ser logrados.• El plan de desarrollo muestra las acciones y responsabilidades necesarias para lograr esos objetivos.
  • 6. Introducción 6Esta guía incluye el marco para la política pública municipal de infancia y adolescencia y loslineamientos para su inclusión en el plan de desarrollo municipal. Está dirigida a los Alcaldes yAlcaldesas, pero es igualmente útil para sus equipos de gobierno y para las autoridades depar-tamentales y distritales, puesto que incluye los lineamientos mínimos para la aplicación de la ley.También es útil para los ciudadanos corrientes, porque está escrito en un lenguaje comprensibley muestra qué debe hacer la administración pública territorial por los derechos de los niños, niñasy adolescentes. Esta guía tiene tres partes que conviene leer en orden para comprenderlas plenamente: • la primera describe qué es una política pública municipal, • la segunda plantea los elementos propios de una política pública municipal de niñez y adolescencia, y • la tercera muestra las acciones esenciales para gestionar la política pública y contiene los lineamientos para incluir las garantías para la infancia y la adolescencia en el plan de desarrollo municipal.
  • 7. Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la Infancia y la Adolescencia en el Municipio 7 Primera Parte: ¿Qué es una política pública municipal?1. La noción de política pública La buena política es una de las actividades más nobles de la sociedad. Es el arte de construir acuerdos. Acuerdos en torno a los grandes objetivos que convienen a todos y acerca de los esfuerzos que cada quien debe hacer para poder lograrlos. La política es, por tanto, motor del progreso y la cohesión de las comunidades. Un buen político es aquel que conoce las necesidades y aspiraciones de su comuni- dad y propone un ideal de mejoría conveniente para todos, con tal fuerza que todos comienzan a compartir ese ideal hasta hacerlo un sueño colectivo, se convencen de que es posible y se mueven para construirlo mediante el compromiso masivo. Lo público es aquello que beneficia a todos los miembros de la comunidad. La calle es pública porque sirve para que todos la usen sin excluir a nadie. Una política es pública cuando conviene a todas las personas, para la dignidad de todos y a la vez es compartida por todos, que creen en ella y la defienden. No es una política pública la que plantea que se beneficien hoy unos excluyendo a otros. Si es una política pública la que logra que la gran mayoría de los miembros de la sociedad coincida en un pro- pósito bajo la convicción de que lográndolo toda la sociedad gana y que luchar por él hace más dignos a todos sus miembros.
  • 8. Primera parte: 8 ¿Qué es una política pública municipal? La política pública es, en consecuencia, una conciencia colectiva de los objetivos que pueden lograrse y una movilización de todos los actores sociales para lograrlos. No es un documento. Es una imagen de lo que puede y debe lograrse, que todos comparti- mos y que por esa razón nos mueve a todos. Es lo que la gente cree, sueña construir y está dispuesta a esforzarse para lograr.2. Los pasos para construir una política pública municipal El alcalde tiene un rol decisivo en la construcción de la política pública municipal. De hecho, es elegido precisamente para que guíe a los miembros de la comunidad en la construcción de esas políticas y, claro, para que oriente también su ejecución. Veamos los pasos que pueden ayudarle, señor Alcalde o señora Alcaldesa, a construir una política pública municipal: 1. Plantee un ideal 2. Construya un imaginario colectivo: • Rechazo generalizado a la situación insatisfactoria actual • Convencimiento sobre las posibilidades de cambio • Conocimiento de los riesgos e implicaciones 3. Promueva una movilización ciudadana: • Busque aliados para la movilización • Estimule saber qué se está haciendo y con qué se cuenta • Establecimiento de las grandes líneas estratégicas 4. Y, finalmente, gestione la política, lo cual incluye la formulación y ejecución de un plan
  • 9. Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la Infancia y la Adolescencia en el Municipio 9Gráfica No. 1. Pasos para la formación de una política pública municipalExaminemos a continuación el alcance de cada uno de esos pasos.2.1. Plantee un idealEl primer paso de una buena política es que su promotor conozca bien la situación desu comunidad y tenga una visión clara del objetivo que hay que lograr para mejorar lasituación colectiva.Ese objetivo es un ideal destinado a guiar las fuerzas de cambio en la sociedad. Elbuen político plantea un sueño que logra movilizar voluntades alrededor de su capa-cidad de concretarlo y convertirlo en realidad.Hay un requisito esencial. Es que el promotor de la política –que en este caso es us-ted, Alcalde– esté totalmente convencido de ese objetivo. Que sea su sueño personalde una mejor sociedad. Que sea el objeto de su compromiso con la comunidad. Unbuen político sólo promueve el ideal del que él mismo está convencido.Además, este sueño debe encarnar las aspiraciones de su comunidad. Por eso esnecesario que consulte y escuche a muchas personas –especialmente a los más hu-mildes y a los que piensan distinto a usted–, de manera que su sueño se enriquezcay realmente recoja la visión y aspiraciones de la gran mayoría. Un buen político noactúa con base en lo que se imagina, sino que conoce de cerca lo que la comunidadsiente y piensa, y escucha permanentemente sus necesidades y propuestas.
  • 10. Primera parte:10 ¿Qué es una política pública municipal? El sueño que puede convertirse en política pública debe ser simple y fácil de entender, porque todo el mundo se lo puede imaginar. Acá le vamos a proponer que sea el de una comunidad donde todos los niños, niñas y adolescentes tengan buenas condicio- nes de vida y, por tanto, que ninguno se muera cuando es posible evitarlo, que nin- guno tenga hambre, que ninguno esté abandonado, que todos puedan educarse, que todos estén saludables, que todos puedan jugar, que todos participen en los espacios sociales, que ninguno sea sometido a maltrato o situaciones que sean indignas o les perjudiquen y que tengan una familia en la que sean felices. 2.2. Construya un imaginario colectivo Ahora, Alcalde, viene un paso decisivo: proponer su sueño a la comunidad y moldear- lo con ella hasta lograr que sea el ideal de todos sus miembros. Cuando en una comu- nidad se vislumbra un punto de llegada compartido por todos, se generan dinámicas de avance en esa dirección, es decir, de cambio y de acción. Se trata, por tanto, de contar su sueño a todas las personas, describir su alcance, explicar por qué es conveniente y mostrar cómo será posible. Eso implica discutirlo ampliamente para enriquecerlo con las visiones y opiniones de la gente común y también de los expertos. El objetivo final es que la gran mayoría de la gente tenga una imagen del objetivo que será logrado y que esa imagen sea igual en la mente de todos. Eso es lo que se llama imaginario colectivo. Cuando todos nos imaginamos un punto de llegada común, comenzamos a movernos conjuntamente en esa dirección. Los imaginarios colectivos son una utopía que mañana puede convertirse en realidad. Son simples, pero capa- ces de cambiar el mundo. Sin ellos no hay posibilidad de avanzar por la senda del desarrollo. Tienen capacidad de ponernos de acuerdo sobre lo que deseamos y por eso son la base del pacto social. Tener un sueño, ideal o utopía compartido por todos es la única forma de comenzar a recorrer la senda del desarrollo de una comunidad. Para que el ideal se vuelva público y haga parte del imaginario colectivo, es necesario tener en cuenta los siguientes aspectos: a. Promueva el rechazo generalizado a la situación inaceptable actual Una buena política tiene un aspecto esencial: lograr que la gente rechace decidi- damente lo inconveniente de la situación que debe ser cambiada. De ese modo se afianza la necesidad de cambio.
  • 11. Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la Infancia y la Adolescencia en el Municipio 11El sueño de una situación mejor debe ser colectivo y también debe ser colectivo elrechazo en la mente de todos de lo insatisfactorio de la situación actual.Este aspecto es muy importante porque con frecuencia nos acostumbramos a situa-ciones que en realidad son aberrantes o inaceptables. Nos acostumbramos, como porejemplo a ver niños y niñas que no van a la escuela porque tienen que trabajar parapoder subsistir o que no reciben atención cuando están enfermos porque les falta algúncarné.b. Convenza sobre las posibilidades de cambioEs frecuente que las personas tengan un ideal de mejoramiento y no estén de acuerdocon lo que funciona mal, pero consideren que el cambio es imposible y se resignen a lasituación actual. Por eso, otro elemento esencial en la adopción de una política pública esconvencerse y convencer a todos de que el cambio, además de deseable, es posible.Cuando un problema es complejo y parece insuperable, es frecuente que se le en-cuentre solución si se lo separa en varios problemas más pequeños, según sus dis-tintas causas, y se planteen metas progresivas. Por ejemplo: si muchos niños y niñasno van a la escuela, conviene saber que hay unos que no van porque no hay cupos,otros porque son muy pobres, otros por falta de transporte, etc. y plantear solucionespara cada uno de esos casos.c. Muestre también los riesgos e implicacionesAunque los cambios son posibles, nunca son fáciles porque siempre tienen riesgosy exigen esfuerzos. Optar por el cambio tiene consecuencias que se expresan endificultades, conflictos y responsabilidades. La gente lo sabe y por eso es escéptica acomprometerse cuando le pintan “pajaritos de oro” sin mostrarle las dificultades y losesfuerzos requeridos.Los riesgos e implicaciones de una política municipal son de muy distinta índole. Entreellos, podemos mencionar, por ejemplo, la oposición de algunos que piensan dife-rente, la posibilidad de que los trámites sean dispendiosos, la incertidumbre frenteal apoyo del gobierno departamental o nacional, las limitaciones de la capacidad deejecución de los organismos responsables, la falta de compromiso de los ciudadanoso tradiciones inconvenientes como la costumbre de sacar a las niñas de la escuelapara que cuiden a sus hermanitos.Es necesario identificar estas situaciones probables, hacerlas públicas y mostrar cómopodrán ser superadas de la mejor manera posible. De este modo la política tendrámayor credibilidad y las personas de la comunidad estarán más dispuestos a compro-meterse con ella y brindar apoyo a la superación de los obstáculos identificados.
  • 12. Primera parte:12 ¿Qué es una política pública municipal? 2.3. Promueva una movilización social El momento culminante del desarrollo de una política local se logra cuando los ciuda- danos y las ciudadanas comienzan a participar masivamente en función del objetivo propuesto. Movilización es la unión de voluntades para actuar en la consecución del ideal común, bajo una interpretación y un sentido compartidos. La movilización surge cuando los ciudadanos se comprometen de manera voluntaria y sienten pasión por conseguir un ideal que comparten. Las personas de una comunidad participan y se movilizan de distintas maneras, como cuando: • Rechazan la situación indeseable y crecientemente hablan de la necesidad y posibilidad de superarla. • Desaprueban a quienes contribuyen a que esa situación indeseable continúe, ejerciendo un creciente control social sobre su acción dañina. • Denuncian los hechos que no son aceptables contribuyendo así la gestión de las autoridades. • Actúan según sus capacidades para ayudar al proceso de cambio. • Vigilan los resultados que se van logrando. • Aprueban los logros obtenidos, reforzando de este modo el esfuerzo colectivo de cambio. Cuando el sueño se vuelve colectivo y los ciudadanos se movilizan para lograrlo, usted como Alcalde ha logrado poner en marcha una política pública municipal. En términos generales, la movilización se entiende como la convocación de volunta- des para actuar en la búsqueda de un propósito común bajo una interpretación y un sentido compartidos. Para promover la movilización social conviene atender a los siguientes aspectos: a. Busque aliados para la comunicación y la ejecución Tener un ideal colectivo es como disponer de la partitura. Pero aún hace falta en- contrar a todos los músicos y ponerlos a tocar. Para potenciar la política pública, usted necesita aliados, que le ayuden en dos aspectos fundamentales: comunicarse y ejecutar.
  • 13. Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la Infancia y la Adolescencia en el Municipio 13Usted, Alcalde, requiere aliados que le ayuden a establecer un diálogo con la gente, quele permita divulgar su propuesta y recibir sugerencias que la fortalezcan. Inicialmente lofundamental es lograr que todas las personas hablen del tema, cada uno desde su puntode vista, así sean contradictorios.En la medida que el ideal propuesto esté en boca de toda la comunidad, irán aparecien-do también aliados dispuestos a participar en la ejecución de las acciones requeridas.Los aliados estratégicos, especialmente cuando se trata de una política por la infanciay la adolescencia, usualmente son:• Los medios de comunicación, que le ayudan a comunicarse con la opinión pública.• Las organizaciones políticas, que forman opinión pública y tienen un rol decisivo para la aprobación de las propuestas.• Las organizaciones religiosas, que también forman opinión pública y movilizan a los ciudadanos.• Las organizaciones ciudadanas, que representan a la gente común y pueden movilizarla.• Los organismos no gubernamentales, que pueden ayudarle a fortalecer la pro- puesta y también a ejecutarla• Las entidades ejecutoras del nivel nacional y departamental, que son esenciales para que las acciones previstas puedan realizarse.• Los maestros y el personal de salud, que son a la vez movilizadores y actores fundamentales de las acciones.• Los niños y niñas, que son los que más le pueden ayudar a fortalecer su pro- puesta, tienen una impresionante capacidad de convencimiento y generación de compromiso de los adultos y tienen gran capacidad de movilización.• Los adolescentes y los jóvenes en general, que son quienes más saben sobre la mejor manera de adelantar las políticas y tienen también una excepcional capacidad de movi- lización propia y de terceros.b. Estimule saber qué se está haciendo y con qué cuentaUn buen político es aquel que conserva las estrategias que van bien y, por supuesto,las fortalece y dinamiza. Es también el que se une a los que ya están adelantandoacciones que contribuyen a lograr el ideal colectivo, y los convierte en sus aliados.Su éxito radica en aprovechar las dinámicas existentes y sumarse a los que ya estáncomprometidos, para potenciar lo que funciona bien y lograr solidez en las políticas yavances rápidos en las acciones.
  • 14. Primera parte:14 ¿Qué es una política pública municipal? Por eso suele irle mal a los que tienen “complejo de Adán”, que son aquellos que creen que están en el primer día de la creación y deciden inventárselo todo, cuando en realidad muchas cosas ya están inventadas y funcionan. También les va mal a los que tienen “complejo de demolición”, porque tumban todo lo que había para empezar de cero. Su debilidad radica en que desmontar programas toma mucho tiempo y genera gran insatisfacción, tanto entre los operadores como entre los beneficiarios, todo lo cual dificulta establecer nuevas estrategias, así fueran bien concebidas. Así, Alcalde, que seguramente encontrará muchas acciones en marcha hacia el ideal que usted presenta. Son emprendidas tanto por organismos de la municipalidad como por entida- des públicas departamentales y municipales, por organismos no gubernamentales, empre- sas privadas y organizaciones comunitarias. Conózcalas bien, aprenda de su experiencia, conviértalas en sus aliados, establezca vínculos de coordinación para que sumen sus esfuer- zos y déles nuevos bríos en función de lograr el ideal colectivo. c. Establezca con sus aliados las grandes líneas estratégicas Junto con sus principales aliados, establezca las grandes líneas de acción (que des- pués deberá definir en detalle cuando formule su plan de desarrollo). Las líneas estra- tégicas son una indicación de básica de cómo se va a actuar y con quiénes, para que la gente tenga claro por dónde irá el agua al molino. Veamos algunos ejemplos: • Para mejorar la nutrición infantil hay varias líneas estratégicas, como fortalecer la lactancia materna, entregar subsidios a los hogares pobres con niños y niñas pequeños, enseñar a las familias un mejor aprovechamiento de los alimentos, masificar los comedores escolares, etc. • Para mejorar la salud infantil, son típicas cuatro estrategias: la prevención del embarazo en adolescentes, el cuidado de todos los embarazos y partos, la pre- vención de las enfermedades comunes en los niños y niñas y la atención de los que se enferman. 2.4. Y, ahora si, gestione la política pública Es indispensable que la política ya establecida dé paso a los hechos. Del imaginario colectivo y la movilización social es necesario pasar a la acción. Cuando no hay acción pronta y eficaz, la política pública se muere. Pero cuando la acción es efectiva y conocida por todos, la política pública se refuerza, facilitando nuevas acciones.
  • 15. Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la Infancia y la Adolescencia en el Municipio 15 La mejor manera de gestionar y concretar la política es establecer un plan. El plan es un “mapa de ruta”, que define claramente el punto de llegada y el modo de acometer el camino. El plan define en detalle los resultados que se van a lograr y el modo de medirlos, establece las líneas de acción, define los recursos que serán aplicados, identifica los incentivos para orientar a los participantes, señala las responsabilidades de ejecución y crea un mecanismo de seguimiento y evaluación. Una política sin plan suele convertirse en una gran frustración para los ciudadanos y un plan sin un marco de política como el que acabamos de describir es un mero instrumento tecnocrático con pocas posibilidades de éxito. Este documento se concentra en el marco general de política pública de infancia y adolescencia en el municipio, que es el primer paso para la inclusión de las garantías a sus derechos en el plan de desarrollo municipal.3. ¿Cómo se aprueba la política pública? Lo importante de una política pública es que todas las personas de la comunidad la conozcan y la compartan. Las mejores políticas son las que crean una visión común de lo que debe lograrse y una movilización de consenso. Entre más se involucre la comunidad en una política pública, mayores posibilidades tiene esta de ser exitosa, viable y sostenible. Por tanto, Alcalde, la política pública de su municipio la aprueba su comunidad, al es- tar comprometida con los objetivos propuestos y convencida del modo de lograrlos.
  • 16. 16
  • 17. Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la Infancia y la Adolescencia en el Municipio 17 Segunda Parte: Criterios para una política pública municipal de infancia y adolescencia1. ¿Por qué los niños, niñas y adolescentes son políticamente prioritarios? Hasta hace poco, los niños no eran sujeto de la política sino objeto de la asistencia social. Los políticos se ocupaban de asuntos como la producción, el comercio, el transporte y la seguridad, mientras que delegaban en alguien no político la atención de la infancia, que se consideraba un asunto de beneficencia. En los últimos años hemos descubierto que un buen comienzo de la vida de todos los niños y niñas —superando las desventajas que algunos tienen al nacer— y una adecuada atención de los adolescentes —facilitándoles el paso a la vida adulta— es un asunto políticamente esencial, que debe ocupar gran parte de la atención de los mandatarios. Esta prioridad política de la gestión pública por los niños, niñas y adolescentes tiene tres justificaciones: ética, jurídica y política.
  • 18. Segunda parte:18 Criterios para una política pública municipal de infancia y adolescencia La primera justificación es ética: la protección de la infancia y la adolescencia nos dignifica, nos hace mejor sociedad y garantiza el desarrollo humano actual y futuro. La segunda justificación es jurídica: la sociedad ha aprobado un conjunto de normas que definen unas garantías que deben darse a los niños, niñas y adolescentes, esta- blecen que su otorgamiento tiene prelación sobre otras responsabilidades y definen sanciones por su incumplimiento. La tercera justificación es política y práctica: lo que hagamos hoy por los niños, niñas y adolescentes mejora nuestro presente y nuestro futuro: • La acción del Estado se hace más efectiva porque las inversiones en ellos son las más rentables para la construcción del desarrollo • La gestión pública se hace más eficiente porque las acciones en favor de ellos evitan grandes problemas y grandes gastos en el futuro. • La política se hace más legítima porque la mayor preocupación de las familias es la situación de sus hijos, de modo que respaldan más que nada las acciones que facilitan su desarrollo. • La política se moderniza y se hace mejor al incorporar a los niños, niñas y adoles- centes en ella. • Una sociedad violenta que no se preocupa por la generación que comienza jamás logra la paz. Entre los argumentos políticos cabe señalar también la importancia que tiene la pro- tección y desarrollo de la infancia y la adolescencia para el cambio social. Cuando una sociedad es desigual, tiene dos maneras de cambiar rápidamente: mediante una revolución, que siempre es un proceso incierto y traumático, o logrando que una ge- neración completa pueda desarrollarse bien y sin desigualdades, conformado así una nueva sociedad equitativa, productiva e integrada. Una sociedad nacional o local que no tenga mecanismos de atención prioritaria a la infancia y la adolescencia se vuelve injusta, se atrasa en todos los campos, no se integra y se hace más conflictiva. Todo esto explica por qué hoy se utilizan datos sobre la situación de la infancia como indicador del desarrollo actual de una sociedad y de sus perspectivas futuras. Los avances en los indicadores de la situación de los niños, niñas y adolescentes son también el mejor indicador sobre la gestión de un alcalde o alcaldesa. Garantizar los derechos de la infancia y la adolescencia es complejo; por eso hay certeza de que un alcalde que lo hace bien en este campo es capaz en todas las áreas y seguramente es éticamente sólido.
  • 19. Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la Infancia y la Adolescencia en el Municipio 192. ¿Qué son los derechos humanos de la infancia y la adolescencia? El Código de la Infancia y la Adolescencia de Colombia y los que se están adoptando en muchos otros países tienen una raíz común: el enfoque de derechos humanos. Dado que este enfoque es poco conocido en nuestro medio, lo vamos a examinar en esta sección, porque nos permitirá entender mejor el Código de la Infancia y la Adolescencia y la manera de cumplirlo en el municipio. 2.1. Los derechos humanos en general A lo largo de su evolución, la humanidad fue identificando gradualmente algunos as- pectos esenciales para hacernos más humanos y lograr que todos podamos vivir con lo necesario y en paz. Ese proceso de identificación de lo mínimo para la condición humana se plasma en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, aprobada por todos los países del mundo. Los derechos humanos plantean condiciones para que todos podamos preservar la vida, ejercer la libertad y tener lo esencial para vivir. 2.2. Los derechos humanos de los niños, niñas y adolescentes Los niños, niñas y adolescentes tienen todos los derechos de cualquier ser humano y, además, algunos derechos adicionales establecidos para garantizar su protección y desarrollo durante el comienzo de la vida. Los derechos de los niños, niñas y adolescentes se orientan a cuatro aspectos cen- trales: • Existencia: que tengan las condiciones esenciales para preservar su vida • Desarrollo: que tengan las condiciones básicas para progresar en su condición y dignidad humanas • Ciudadanía: que sean tratados como ciudadanos (es decir, como personas parti- cipantes y con todos los derechos) y que tengan las condiciones básicas para la vida en sociedad y ejercer la libertad • Protección: que no sean afectados por factores perjudiciales para la integridad humana
  • 20. Segunda parte:20 Criterios para una política pública municipal de infancia y adolescencia Estos derechos de los niños, niñas y adolescentes tienen una doble razón de ser: los benefician a ellos, porque facilitan su vida y su desarrollo, y a la vez benefician a la so- ciedad, porque la hacen mejor en el presente y garantizan su progreso e integración. Los Derechos Humanos de los Niños, Niñas y Adolescentes Existencia: Condiciones esenciales para preservar la vida • Ser deseado • Ser querido y respetado • Que la madre y su hijo tengan atención durante el embarazo y el parto • No morir por causas que pueden evitarse • No enfermarse cuando puede prevenirse y ser atendido cuando se enfer- ma • Conocer a sus padres, estar con su familia y ser cuidado por ella. • Estar bien nutrido • Tener acceso a agua potable • Vivir en un ambiente sano Desarrollo: tener las condiciones básicas para progresar en su condición y dig- nidad humana • Poder jugar, porque el juego es esencial para el desarrollo físico y mental • Tener educación • Poder descansar • Contar con las condiciones adecuadas para su desarrollo afectivo, físico, mental y social Ciudadanía: ser tratados como ciudadanos y tener las condiciones básicas para vivir en sociedad y ejercer la libertad • Estar registrado • No ser discriminado por ser diferente o pensar diferente • Reconocer que tenemos diferencias por sexo, etnia, cultura y edad • Tener acceso a la información y la cultura • Poder expresarse, opinar libremente y ser escuchados • Poder asociarse y reunirse • Participar y ser tenido en cuenta • Tener intimidad • Si viola la ley, tener el proceso debido y si fuera del caso, una sanción correspondiente con su edad y una adecuada rehabilitación.
  • 21. Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la Infancia y la Adolescencia en el Municipio 21 Protección: no ser afectado por factores perjudiciales para la integridad humana • No ser abandonado • No estar en situaciones de riesgo • No ser maltratado jamás ni por nadie • No ser descuidado y no ser objeto de abuso físico, sexual o mental • No ser involucrados en conflictos armados o situaciones similares • No ser secuestrados o utilizados como objeto de tráfico • No ser explotado y no tener trabajos perjudiciales para su salud y su educación • No carecer de vivienda Fuentes: Adaptación de la “Declaración Universal de los Derechos Huma- nos” y de la “Convención Internacional de los Derechos del Niño”.Por lo general, los derechos humanos pueden ser ejercidos simultáneamente por to-das las personas. Pero si fuera necesario atender los derechos de algunos antes quelos de otros, los derechos de los niños, niñas y adolescentes priman sobre los dere-chos de los demás. A eso se llama “prevalencia de los derechos de los niños”.Se ha definido también que las decisiones de todos los agentes públicos de todos lossectores, así como las de todos los actores sociales deben buscar que los derechos de losniños, niñas y adolescentes no sean vulnerados y, por el contrario, que su protección primepor encima de cualquier otro motivo para tomar tal decisión. A eso se llama “interés superiordel niño”. Veamos varios ámbitos de “interés superior del niño”: i) las decisiones de losjueces no deben suprimir derechos con el argumento de proteger a los niños y niñas, comoocurre cuando toman la decisión de internar a un niño en una institución arguyendo que deese modo se lo protege de los peligros de la calle, pero violando sus derechos a la libertady a la familia. ii) Un padre de familia no debe pegarle a su hijo jamás, aunque piense queese es un método educativo, porque le está violando el derecho a no ser maltratado. iii) Unmaestro no puede castigar a todos los estudiantes de un curso cuando algo se pierde y elculpable no aparece, aunque crea que de ese modo aprenden a ser responsables, porqueestá violando el derecho a la justicia, que incluye los principios de debido proceso, juiciojusto y presunción de inocencia. iv) una administración local no debe aprobar el trazado deuna vía, aunque tenga muchas justificaciones económicas, si su diseño amenaza el dere-cho a la vida de unos estudiantes al pasar peligrosamente por la entrada de una escuela.v) Entre dos opciones de decisión que tenga la administración en cualquier área, es mejorla que más garantice los derechos de los niños, niñas y adolescentes.La observancia de la “prevalencia de los derechos de los niños” y del “interés superiordel niño” ponen en evidencia que la sociedad ha acordado darles a los derechos delos niños, niñas y adolescentes la mayor prioridad posible.
  • 22. Segunda parte: 22 Criterios para una política pública municipal de infancia y adolescencia3. ¿Quiénes tienen obligaciones frente a los derechos de la infancia y la adolescencia? Ya que hemos visto que los niños, niñas y adolescentes tienen derechos, la pregunta clave quién tiene la responsabilidad de que puedan ejercerlos. 3.1. Co-responsabilidades para el ejercicio de los derechos: la Familia, la Sociedad y el Estado Los niños, niñas y adolescentes viven en un mundo de interrelaciones, donde todos los actores sociales tienen responsabilidades sobre su protección y desarrollo. Las principales responsabilidades son del la familia, la sociedad y el Estado. Es- tas responsabilidades no son de cada un por su lado, sino de los tres conjuntamente y por eso se dice que son co-responsables. Corresponsabilidad significa que la familia, la comunidad y el Estado tienen obligaciones concurrentes, simultáneas e interrelacionadas, no que cada uno tie- ne algunas responsabilidades aisladas. La familia no puede ceder su responsabilidad a la comunidad o al Estado (como ocurre cuando abandona a un niño o niña), a la vez que debe exigir que el Estado cumpla con lo que le compete. La comunidad brinda espacios y oportunidades para el desarrollo y la protección de los niños, niñas y ado- lescentes, a la vez que promueve y vigila la gestión de la correspondiente a la familia y el Estado. El Estado, por su parte, no puede evadir sus responsabilidades planteando que ciertos asuntos son de competencia exclusiva de la familia, pues a le compete habilitarla para que ejerza su función, vigilar que lo haga y llenar sus falencias. De igual modo, no puede descargar sus responsabilidades en organizaciones sociales para que cumplan funciones propias del sector público pero si debe complementarse con ellas para lograr el mejor soporte posible a los derechos. Conviene tener en cuenta que se ha operado un gran cambio en las responsabili- dades. Con anterioridad al enfoque de derechos y a la aprobación del Código de la Infancia y la Adolescencia, la atención de los niños, niñas y adolescentes en nuestro medio era un asunto privado que correspondía a la familia. La comunidad intervenía con funciones de beneficencia. El Estado ofrecía servicios para algunos (los pobres, por ejemplo) y asumía responsabilidad directa sólo cuando se presentaban situacio- nes irregulares. Con el nuevo enfoque, basado en los derechos de los niños, niñas y adolescentes, tanto la familia, como la comunidad y el Estado tienen responsabilida- des precisas y permanentes. Veámoslas
  • 23. Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la Infancia y la Adolescencia en el Municipio 23La familia es el núcleo primario de protección de la infancia y la adolescencia, y tieneun rol decisivo en su desarrollo. Por eso la familia debe ser protegida. Todos los niñosy niñas tienen derecho a una familia y es deseable que esta incluya tanto al padrecomo a la madre, que tienen una labor complementaria en la protección y el desarrollode sus hijos. El rol de las familias varía a medida que los niños, niñas y adolescentesvan creciendo y debe adaptarse a su avance en el proceso de la vida.• Es necesario que las familias quieran, cuiden, orienten y eduquen a sus hijos. La comunidad y el Estado deben preocuparse por brindarles formación y apoyo en estas áreas.• También es función de las familias acercar a los niños, niñas y adolescentes a los servicios que garantizan los derechos (como por ejemplo el registro civil, el colegio y la afiliación en salud). La comunidad y el estado deben cuidar por que lo hagan oportunamente y el estado debe tomar los correctivos necesarios si no lo hacen.• También es tarea de la familia representar a los niños, niñas y adolescentes para reclamar sus derechos cuando no tienen acceso a los servicios que los proveen o cuando les han sido vulnerados de cualquier forma.• Finalmente, es responsabilidad de las familias estimular y respetar la autono- mía y libertad de los niños, niñas y adolescentes. El Estado debe cuidar para que lo hagan de la mejor manera posible.La sociedad o comunidad (tanto el colectivo como cada empresa u organizaciónsocial y cada uno de los individuos) es el medio en el cual los niños y niñas se desa-rrollan, aprenden y actúan. Es también el ámbito del fomento, apoyo y defensa de losadultos a la protección y desarrollo de las nuevas generaciones.La comunidad tiene la responsabilidad de contribuir a crear el ambiente y las con-diciones adecuadas para la preservación de la vida, la protección, el desarrollo, lainserción social y la libertad de los niños, niñas y adolescentes. El Estado también esco-responsable con ella y debe promover y vigilar el cumplimiento de las responsabi-lidades de la sociedad en materia de derechos.• La comunidad establece las características de los seres humanos que desea y sobre esta base organiza las condiciones para la vida de los niños, niñas y adolescentes.• La comunidad establece la prioridad efectiva que los niños, niñas y adolescentes tienen en la vida cotidiana• Adopta los modos de cuidado, es decir, los comportamientos más adecuados para el buen desarrollo de la vida de los niños, niñas y adolescentes. En estar perspectiva, tiene la responsabilidad de reforzar las culturas favorables al desa- rrollo y la protección de los niños, niñas y adolescentes y enfrentar las tradiciones perjudiciales a ellos.
  • 24. Segunda parte:24 Criterios para una política pública municipal de infancia y adolescencia • Facilita o entorpece la integración y participación de los niños, niñas y adoles- centes en la vida social. • Utiliza su capacidad de asociación para promover el desarrollo de la infancia y la adolescencia. • También incorpora en las pautas de comportamiento social lo que es intolerable y sobre esta base orienta sus mecanismos de control social, que son los que sostienen la vigilancia ciudadana e identifican los hechos que merecen ser de- nunciados. • Además ejerce una función de veeduría sobre el cumplimiento de las respon- sabilidades públicas, de las familias y de los individuos con los niños, niñas y adolescentes. La comunidad, en fin, crea el contexto que impulsa y facilita (o que dificulta) a sus miem- bros y a las diferentes instituciones ser más o menos protectores de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, y que impulsa y facilita (o entorpece) el ejercicio mismo de los derechos por parte de ellos. Obviamente interactúa con la familia y requiere la orientación de los agentes públicos para atender a estas responsabilidades. Al Estado le compete esencialmente ser garante de los derechos, responsabilidad que se examina en el numeral siguiente. 3.2. La garantía de los derechos Además de las responsabilidades conjuntas de la familia y la comunidad frente al ejercicio de los derechos por los niños, niñas y adolescentes, existe un papel funda- mental: es la función de garantía de esos derechos. Para que un derecho pueda cumplirse se necesita un titular, que es quien lo ejerce, y un garante, que es quien se hace cargo de que sea provisto por los distintos responsables y vigila que no sea violado. El Titular es cada ser humano, y el alcance de su titularidad está definido por las normas vigentes. Los derechos de los niños, niñas y adolescentes de Colombia están básicamente establecidos en la Constitución Nacional y en algunas leyes —como las de educación y seguridad social— y el alcance de la titularidad está precisamente establecido en el Código de la Infancia y la Adolescencia. El Garante de que el derecho sea provisto en una red de responsabilidades compar- tidas con la familia y la comunidad es siempre y exclusivamente el Estado. Al aceptar la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Convención Internacional de los Derechos del Niño, los Estados civilizados se han comprometido expresamente a garantizar, promover y vigilar los derechos humanos. Gracias a su responsabilidad
  • 25. Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la Infancia y la Adolescencia en el Municipio 25de garantía, el Estado tiene la potestad de orientar y vigilar sus responsabilidadespropias y también las de la familia y la comunidad.En Colombia, la garantía Estatal de los derechos de la infancia y la adolescencia estádistribuida en un conjunto de entidades-garantes, que a veces denominamos sistemao red de garantías.Dentro de la red de garantías hay cinco grandes funciones: Dirección, garantía depromoción, garantía de servicios, garantía de vigilancia y garantía sustitutiva.• Dirección. Consiste en proveer las políticas y los mecanismos para que —gra- cias al ejercicio de las responsabilidades que competen a la familia, la comunidad y el propio Estado— todos los niños, niñas y adolescentes puedan ejercer todos sus derechos. Esta responsabilidad de dirección compete a las cabezas de los poderes del Estado: poder Ejecutivo (el Presidente, los Gobernadores y los Alcal- des), Poder Legislativo (el congreso, las asambleas y los concejos municipales), el Poder Judicial (las cortes y tribunales), el Ministerio Público (el Procurador General), el Sistema de Registro Civil (el Registrador Nacional), la Defensoría del Pueblo (el Defensor y los personeros municipales) y las autoridades de Policía (el Director General de la Policía).En este amplio abanico, la responsabilidad de coordinación general de las políticasy estrategias que se orienten al ejercicio de los derechos corresponde al Poder Eje-cutivo, que en el nivel nacional es constitucionalmente asignada al Presidente y en elámbito territorial está en cabeza de los Gobernadores y Alcaldes, con apoyo de losConsejos o Comités de Política Social, en materia de infancia y adolescencia.• La garantía de promoción y educación en derechos por parte del Estado se orienta a que los titulares conozcan y ejerzan sus derechos y a que los respon- sables de protegerlos lo hagan debidamente. En particular, implica formar a los niños niñas y adolescentes para que conozcan y exijan sus derechos y capacitar a la familia y a la comunidad para que puedan cumplir sus obligaciones frente a tales derechos.• La garantía de servicios que materializan los derechos es la potestad rectora de organizar, dirigir o regular y controlar los servicios, que materializan los derechos, independientemente de quien sea su prestador. Los servicios pueden ser pres- tados por agentes oficiales o privados. La garantía de que se presten en función de los derechos de los ciudadanos compete al Estado, que por esa razón puede definir las condiciones de prestación. Entre los garantes de la prestación de ser- vicios relacionados con la infancia y la adolescencia se destacan los municipios, el ICBF, el Ministerio de Educación (rector del sistema educativo), el Ministerio de la Protección Social (rector del sistema de protección social) y la Registraduría Nacional.
  • 26. Segunda parte:26 Criterios para una política pública municipal de infancia y adolescencia • La garantía de vigilancia se ocupa de que cuando un derecho no pueda ser ejercido, se ordene su restablecimiento al afectado y sean sancionados los res- ponsables de su despojo. La vigilancia del ejercicio de los derechos compete siempre a organismos oficiales, apoyados por la comunidad. Entre los garantes a cargo de la vigilancia del ejercicio de los derechos tienen un rol esencial los mu- nicipios, el ICBF, la Procuraduría General de la Nación, la Defensoría del Pueblo, los personeros municipales y el sistema judicial, apoyados por los consejos o comités de política social. • La garantía restitutiva es la obligación estatal de atender a quienes sufren una violación de derechos y lograr que se restablezcan los mecanismos ordinarios para que puedan seguir ejerciéndolos plenamente por los mecanismos ordina- rios. La responsabilidad corresponde al ICBF y los municipios, con el apoyo de di- versas organizaciones gubernamentales y no gubernamentales especializadas. En síntesis: la garantía estatal de los derechos implica que el Estado tiene la respon- sabilidad de dirigir la prestación de los servicios necesarios logrando que lleguen a ser universales, habilitar a la familia y la comunidad para que cumplan sus responsa- bilidades complementarias, vigilar el ejercicio de los derechos y crear mecanismos de restablecimiento de derechos cuando fuere necesario. 3.3. ¿Cómo se articulan los derechos con los deberes? Es frecuente que al hablar de los derechos humanos se planteen preguntas sobre sus deberes. Un interrogante fundamental es la siguiente ¿se pueden condicionar los derechos humanos al cumplimiento de deberes? Lo primero que hay que considerar es que los niños y niñas no tienen deberes pero su desarrollo como personas y como ciudadanos implica que poco a poco va- yan asumiendo responsabilidades. Por eso es necesario que sean educados en la comprensión de que todos debemos interactuar responsablemente con los demás y con el universo en que vivimos para preservar la vida en todas sus formas y desarro- llarnos cada día como seres humanos y como comunidad humana. La educación que a los niños, niñas y adolescentes les brinda la familia, la escuela y por el entorno so- cial (medios de comunicación, círculo de relaciones, círculo de creencias, etc.) debe orientarse a ayudarles a comprender su interacción con la vida y asumir responsabili- dades consigo mismos, con los demás y con el ambiente. En la medida en que asumi- mos esas responsabilidades somos mejores personas y mejor sociedad, a la vez que tenemos mejores condiciones para que todos puedan ejercer sus derechos. El aprendizaje de responsabilidades no implica subordinación. El enfoque de los derechos humanos implica reconocer a cada niño, niña y adolescente como per- sona, es decir, como sujeto igual a todos, capaz, participante y por eso responsable. Reconocido así, es necesario establecer con ese sujeto (y entre todos los sujetos)
  • 27. Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la Infancia y la Adolescencia en el Municipio 27canales de diálogo que le permitan expresarse, interactuar y comprometerse con lavida. Todos los actores de la sociedad tienen el deber de estar siempre en diálogopara enriquecerse mutuamente y para actuar conjuntamente de modo responsable,sin que alguno de ellos sea dominante e imponga subordinación y sin que alguno seapasivo. Cada uno es un igual a los demás y sujeto activo en la construcción de lasrelaciones sociales.Es esencial entender que el ejercicio de responsabilidades por los niños, niñas yadolescentes no puede condicionar sus derechos. En las actividades comerciales,laborales o sociales, muchos derechos están condicionados al cumplimiento previo deuna obligación o un deber. Son derechos condicionados: “si usted cumple con este re-quisito, tendrá derecho a este beneficio”. Eso no pasa con los derechos humanos: losderechos humanos no pueden ser condicionados. Tenemos los derechos humanospor ser personas, sin que nadie pueda darlos, quitarlos o condicionarlos. Todos tene-mos, por ejemplo, derecho a la vida sin que pueda condicionarse a ciertas actitudes,derecho a la justicia independientemente de nuestro comportamiento social o derecho ala salud aunque no la cuidemos.Por tanto, los derechos humanos de los niños, niñas y adolescentes no puedenser condicionados al cumplimiento de deberes. No puede exigírseles que cumplanalguna obligación como condición para que puedan ejercer alguno de sus derechoshumanos o para que puedan tener acceso a los servicios estatales que garantizanesos derechos. No es aceptable, por ejemplo, exigir a un niño que se comporte bienpara que sea protegido, que haga su tareas escolares para que pueda continuar en laescuela o que coopere con alguna labor para que obtenga alimentación. Obviamentecomportarse adecuadamente o cumplir con las tareas escolares son prácticas social-mente deseables y debemos promoverlas, pero no pueden ser condicionamiento parala garantía de los derechos.En resumen:• Los niños, niñas y adolescentes deben tener una formación basada en responsa- bilidades.• Este aprendizaje se debe hacer en condiciones de igualdad, no de subordinación.• Los derechos humanos implican un sujeto activo que interactúa con los demás, no un receptor pasivo de garantías.• Los derechos humanos de los niños, niñas y adolescentes no pueden ser condi- cionados.• Los derechos humanos son iguales para todos. No son concesiones a los más débi- les, que por eso deberían aceptar una situación de desigualdad y acatar las condicio- nes que imponga el benefactor.
  • 28. Segunda parte: 28 Criterios para una política pública municipal de infancia y adolescencia4. Las características políticas de los derechos humanos = TOTOYA Hemos visto cuáles son los derechos humanos de los niños, niñas y adolescentes, quién los garantiza, como se distribuyen las responsabilidades y cómo se articulan con los deberes. Pasemos ahora al campo de las políticas públicas. 4.1. Cinco características políticas de los derechos humanos Los derechos humanos tienen cinco características esenciales para orientar las po- líticas públicas y siempre deben ser tenidas en cuenta, tanto en el ámbito nacional como local: • Universalidad: significa que todos, sin excepción, tenemos iguales derechos. No hay personas que tengan más o menos derechos humanos que otros. Una consecuencia política de la universalidad es que el Estado debe garantizar los derechos a todos, independientemente de su nivel de ingreso, sus creencias, su lugar de residencia, su sexo, su edad u otras diferencias. Otra consecuencia es que debe garantizar a todos cada derecho bajo el mismo mecanismo, pues no hay justificación para que el servicio que garantiza el derecho sea de primera para unos y de segunda para otros. • Exigibilidad: los derechos no son concedidos ni pueden ser quitados o condi- cionados. Las personas deben exigir las garantías que les permiten ejercer sus derechos. Una consecuencia política es que no debe haber selección para los servicios que garantizan los derechos y el acceso a ellos deber ser automático y sin condiciones. • Indivisibilidad: todos tenemos todos los derechos y no pueden separarse porque el ejercicio de cada derecho implica a los demás (por ejemplo, el pleno ejercicio del derecho a la educación implica tener nutrición, salud y libertad de expresión). La principal consecuencia política es la necesidad de garantizar coordinación y simultaneidad entre todos los servicios que garantizan los derechos, lo cual suele ser difícil porque corresponden a sectores diferentes. • Progresividad: los derechos humanos son garantías básicas y en la medida en que todos las tengan, es posible elevar ese nivel básico, para incluir nuevas garantías. Por eso siempre hay nuevos avances que lograr. La consecuencia política es que bajo el enfoque de derechos humanos, los recursos disponibles se reparten entre todos y en la medida en que haya más recursos se aumenta
  • 29. Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la Infancia y la Adolescencia en el Municipio 29 el beneficio que todos reciben. Esta perspectiva es opuesta a la de dedicar los recursos disponibles a darle buenas condiciones a algunos y dejar a los demás esperando ser atendidos en el futuro.• Diversidad: manteniendo el criterio de universalidad, es necesario tener en cuen- ta las diferencias entre las personas, y especialmente las relacionadas con sexo, edad, etnia, cultura, condición socioeconómica y capacidades personales. Estas diferencias, que cambian objetivamente la percepción de la vida y el modo como las condiciones particulares la afectan, se llaman diversidad de género.4.2. TOTOYA: ¡TODO PARA TODOS YA!Las características políticas de los derechos humanos que acabamos de describir sesintetizan en un eslogan: TOTOYA = ¡TODO PARA TODOS YA! Veamos su significa-do e implicaciones.• TODO alude a la indivisibilidad de los derechos, es decir, a que no pueden se- pararse y cada persona debe ejercerlos todos. No podemos aceptar que haya niños, niñas o adolescentes que sólo puedan ejercer unos derechos pero se les nieguen otros (por ejemplo, que vayan la escuela pero estén desnutridos o estén bien nutridos pero sean maltratados). Tampoco es aceptable que alguna autoridad decida que se garantizarán unos derechos pero no otros pues no hay ninguna justificación ética para tal escogencia, dado que todos los derechos son igualmente importantes y el pleno ejercicio sólo se logra con su interrelación y mutuo refuerzo.Pero ¿cómo reconocer todos los derechos con recursos escasos? La respuesta esclara y contundente: distribuyendo los recursos disponibles de tal manera que se ga-ranticen los mínimos básicos y esenciales de cada derecho y de todos los derechos.Por eso, dependiendo de sus posibilidades , una sociedad decide el alcance que tienecada derecho (cuantos grados de educación, cuál protección en salud, etc).• PARA TODOS es universalidad y adecuación a la diversidad. No podemos acep- tar que haya niños, niñas o adolescentes excluidos del ejercicio de sus derechos, como ocurre cuando algunos están sometidos al abandono, o cuando no van a la escuela porque deben trabajar, porque son sordos o porque pertenecen a otra cultura. Todos son seres humanos con iguales derechos. No es aceptable tampoco que con el argumento de que los recursos son escasos, algunos sean seleccionados para acceder a servicios que garantizan sus derechos pero otros en iguales condiciones sean excluidos (en la comunidad municipal ocurre igual que en la familia, donde no es aceptable que unos hijos tengan garantías y otros no). Esta selección, que jamás se puede justificar éticamente porque implica ex- clusión, es una de las bases del clientelismo y la corrupción.
  • 30. Segunda parte: 30 Criterios para una política pública municipal de infancia y adolescencia Y de nuevo la pregunta ¿cómo reconocer los derechos a todos con recursos escasos? Concentrando los esfuerzos en lograr que todos tengan los mínimos esenciales y bá- sicos, antes que destinar recursos a ofrecer servicios y facilidades que van más allá del mínimo. Cada sociedad decide entonces el alcance de cada derecho teniendo en cuenta la posibilidad real de que ese mínimo sea garantizado a todos los niños, niñas y adolescentes. • YA tiene que ver con la exigibilidad y la progresividad. Cada momento de la vida de un niño, niña o adolescente es decisivo en su desarrollo y cualquier aplaza- miento en la garantía de sus derechos es injusto y causa daños irreparables al excluido y a la sociedad. Por eso es necesario que todos puedan exigir ya sus derechos. No es aceptable que con los recursos disponibles se provean servicios que garantizan los derechos de algunos aplazando los de otros para un período posterior. La imposibilidad de justificar éticamente este aplazamiento obliga a re- partir los recursos existentes entre todos y elevar progresivamente las garantías de todos una vez que haya más recursos. Y la pregunta es ¿cómo llegar con todo a todos de inmediato si los recursos son escasos y podemos concentrarlo en algunos? La respuesta desde el punto de vista de derechos es que tenemos que distribuir de inmediato los recursos existentes para atender todos los derechos de todos los niños, niñas y adolescentes y aplazar gastos que no corresponden a las garantías básicas. TOTOYA, que es una síntesis de las características políticas de los derechos humanos, muestra que éstos son muy exigentes y requieren cambios fundamentales en los enfo- ques de la gestión pública y de algunas pautas culturales. TOTOYA es la fórmula que nos permitirá que toda una generación tenga las condiciones necesarias para que el país finalmente logre ser equitativo, solidario y justo.5. El garante y los objetivos de la política pública de infancia y adolescencia en el municipio 5.1. Papel del Alcalde como garante de derechos En el marco de garantías que acabamos de describir, el Alcalde o Alcaldesa tiene dos funciones básicas: • Coordinar en el municipio el conjunto de organismos que prestan servicios para la infancia y la adolescencia (denominados sistema de garantías), en el cual se incluyen servicios de responsabilidad directa de la administración municipal y otros servicios y mecanismos de vigilancia que son del orden departamental y
  • 31. Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la Infancia y la Adolescencia en el Municipio 31 nacional. El Alcalde tiene la función de orientar tanto los servicios de competencia municipal como los departamentales y nacionales que se prestan en su territorio.• Ser representante y vocero de la niñez y la adolescencia, pues la comunidad le eligió, entre otras razones, para que represente los derechos de los niños, niñas y adolescentes ante todas las instancias que deben garantizar esos dere- chos, de modo que exija y coordine sus acciones de acuerdo con las condiciones específicas de su comunidad. En ello radica su legitimidad para ser coordinador del sistema de garantías.La responsabilidad principal del Alcalde, por tanto, es representar a los niños,niñas y adolescentes para orientar el sistema de garantías de sus derechos enel municipio en favor de ellos, independientemente de quiénes sean los presta-dores de los servicios.Adicionalmente, el Alcalde tiene la responsabilidad de prestar ciertos servicios quepertenecen al ámbito de sus competencias y garantizan algunos derechos de losniños, niñas y adolescentes, como la prevención la enfermedad y de las muertes evi-tables —que tiene que ver, por ejemplo, con las vacunas, la canalización de aguas o laorganización del tránsito—, la organización de servicios de alimentación, la provisiónde áreas recreativas, la organización de servicios de asesoría para los adolescentes,la gestión ambiental, la provisión de agua segura, la orientación de la educación, elemprendimiento de acciones contra el maltrato y el abuso, etc.5.2. Objetivos de la política de infancia y adolescencia en el municipioLa política pública de infancia y adolescencia en el municipio se orienta a lograr quetodos los niños, niñas y adolescentes puedan ejercer sus derechos como seres huma-nos (los cuales fueron sintetizados arriba).Existen 11 objetivos básicos de política pública que permiten que los niños, niñas yadolescentes puedan ejercer plenamente sus derechos. Estos objetivos son un granideal que debe ser tenido como referencia al promover un imaginario colectivo sobrelas garantías que ellos y ellas deben tener en cada municipio de Colombia.
  • 32. Segunda parte: 32 Criterios para una política pública municipal de infancia y adolescencia Objetivos de política pública para que los niños, niñas y adolescentes puedan ejercer plenamente sus derechos humanos Existencia • Todos vivos (que ninguno muera cuando puede evitarse) • Ninguno sin familia • Ninguno desnutrido • Todos saludables Desarrollo • Todos con educación • Todos jugando • Todos capaces de manejar los afectos, las emociones y la sexualidad Ciudadanía • Todos registrados • Todos participando en los espacios sociales Protección • Ninguno maltratado o abusado • Ninguno en una actividad perjudicial En la medida en que logremos estos objetivos ideales, el municipio será un mejor lugar para vivir en el presente y la generación que comienza podrá ser la base de una sociedad mejor.6. Los ejes de la política pública: tres tipos de acciones para lograr los objetivos Los objetivos que acabamos de mencionar se pueden lograr mediante tres tipos de acciones indispensables y complementarias: • El establecimiento de garantías universales, que es el eje central de las accio- nes requeridas
  • 33. Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la Infancia y la Adolescencia en el Municipio 33• La superación de situaciones de limitación en el acceso a las garantías univer- sales• El restablecimiento de los derechos cuando se despoja a alguien de ellosGráfica No. 2. Los tres ejes de la política pública de Infancia y Adolescencia6.1. El eje central: garantías universales básicasLas garantías universales son el soporte principal del enfoque de derechos. Estasgarantías de los derechos se plasman en servicios que, por definición, deben serpara todos los niños, niñas y adolescentes, y deben brindar a todos la mejor calidadposible.El primer eje de políticas es disponer en el municipio los servicios que proveenlas garantías para el ejercicio de los derechos de todos los niños, niñas y ado-lescentes, sin exclusión alguna: registro para todos, educación para todos, saludpara todos, apoyo a la participación de todos, etc.También es necesario disponer de un sistema de prevención que permita evitara tiempo que se presenten situaciones que imposibilitan el ejercicio de los de-rechos: prevención de la enfermedad y la muerte, prevención del abandono escolar,prevención del abuso, etc.
  • 34. Segunda parte:34 Criterios para una política pública municipal de infancia y adolescencia Para lograr la universalidad es necesario tener en cuenta que entre los niños, niñas y adolescentes hay diferencias que requieren que los servicios puedan adaptarse a sus condiciones particulares. Mencionemos las cuatro diferencias más importantes: 1. Por etapa de desarrollo (o ciclo de vida). Los niños y niñas se desarrollan muy rápidamente y sus necesidades varían de acuerdo con la etapa en la que se encuentran. Esencialmente pueden distinguirse tres etapas: • Primera infancia: desde el embarazo hasta los cinco primeros años de vida. Esta etapa a su vez comprende varias: el embarazo y el parto, el primer año (que es esencial para preservar la vida y desarrollarse bien), del segundo al cuarto año (que incluyen la llamada “educación inicial”) y los 5 años de edad (educación preescolar). • Infancia: de los 6 a los 12 años. • Adolescencia: de los 13 a los 17 años. Suele dividirse entre los 13 a los 15 (etapa inicial de la adolescencia) y los 16-17 (etapa final de la adolescen- cia). 2. Por género. Como se planteaba antes, las personas se diferencian por distintos factores y circunstancias, como sexo, edad, etnia, cultura, condición socioeconó- mica y capacidades personales. Estas diferencias —conocidas como diferencias de género—, condicionan el desarrollo de los niños y niñas, por lo cual deben ser tenidas en cuenta por los servicios que garantizan sus derechos. Las diferencias de género se acentúan en la adolescencia y exigen atención especializada. 3. Por lugar de residencia. El desarrollo infantil y adolescente es muy distinto en zonas urbanas y rurales, por lo cual requiere atención a esas diferencias, particu- larmente en los servicios de educación, salud, nutrición y orientación en materia de salud sexual y reproductiva. 4. Por etnia y cultura. En Colombia hay muchas comunidades que tienen tradi- ciones culturales particulares, como una lengua materna diferente del español o prácticas ancestrales de cuidado de la salud. En estos casos, es necesario que los servicios destinados a la garantía de derechos respeten y se adapten a la mul- ticulturalidad (pluralidad de condiciones culturales) y promuevan el entendimiento mediante propuestas de interculturalidad (comprensión entre diferentes culturas). Los mayores grupos étnicos son los de ascendencia africana y los indígenas. En Colombia hay más de 500 resguardos indígenas que tienen autoridades pro- pias y autonomía para administrar sus recursos de educación y salud. No obs- tante, pertenecen al municipio y deben ser parte integral de la política pública
  • 35. Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la Infancia y la Adolescencia en el Municipio 35 municipal. Para ello, el Alcalde o Alcaldesa debe establecer con las comunidades indígenas mecanismos de participación efectiva y con las autoridades indígenas relaciones de cooperación y mutuo apoyo.La tabla de la página siguiente muestra las garantías universales relacionadas con losobjetivos de la política pública de infancia y adolescencia, diferenciando las etapasdel desarrollo.
  • 36. Segunda parte: 36 Criterios para una política pública municipal de infancia y adolescenciaGarantías para la Infancia y la Adolescencia según Etapa de Desarrollo Garantías Universales Básicas Objetivos de Política Primera Infancia Infancia Adolescencia Todos vivos • Evitar las muertes de la mujer durante el embarazo y el parto • Impedir las muertes evitables durante el primer año de vida • Impedir las muertes evitables entre 1 y 4 años de edad • Impedir las muertes evitables de niños y niñas de 5 a 12 años • Impedir las muertes evitables de adolescentes • Prevenir el embarazo adolescente Todos • Conocer y prevenir las principales causas de enfermedad por grupos de edad saludables • Garantizar que todos tengan todas las vacunas • Atender la salud visual, auditiva, bucal, ambiental y mental • Lograr que todos estén afiliados a la seguridad social en salud y tengan servicios oportunos y eficacesExistencia • Garantizar acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva • Proveer a todos agua segura en sus viviendas y saneamiento básico Ninguno sin • Lograr que todos vivan con su familia o con una que la sustituya familia • Lograr que ninguno permanezca abandonado • Lograr que ninguno viva en la calle, restituyéndolo a la familia Ninguno • Promover lactancia materna • Brindar alimentación escolar en desnutrido todas las escuelas • Promover la seguridad alimentaria y nutricional, incluyendo la gestión nutricional de las familias • Brindar servicios de nutrición complementaria para quienes los necesiten • Realizar monitoreo de peso y talla Todos con • Orientar y apoyar • Garantizar • Garantizar educación educación a las familias para educación primaria secundaria completa la estimulación y el para todos para todos desarrollo infantil • Promover que todos • Garantizar que todos • Garantizar tengan buen resultado asistan a una institución preescolar para en las pruebas Saber educativa hasta los 17 todos, al menos a de 5° grado años partir de 5 años • Ofrecer educación para el trabajo opcional y complementaria • Promover que todos Desarrollo tengan buen resultado en pruebas Saber de 9º grado y en el ICFES Todos jugando • Brindar • Brindar • Brindar infraestructura infraestructura infraestructura adecuada para la protegida y pública protegida y recreación y actividad exclusiva y actividades para el física de adolescentes programas de juego de niños y niñas • Brindar programas de apoyo para que los entre 5 y 12 años recreación y actividad menores de 5 años • Proveer espacios física especializados jueguen de recreo y actividad física en los colegios
  • 37. Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la Infancia y la Adolescencia en el Municipio 37 Garantías Universales Básicas Objetivos de Política Primera Infancia Infancia Adolescencia Todos capaces • Promover la • Promover la cultura • Promover programas de manejar los cultura de aprecio de aprecio y prioridad y espacios de expresión afectos, las y prioridad de de los niños y las niñas para los adolescentes emociones y la los niños y las • Promover programas • Garantizar acceso Desarrollo sexualidad niñas en todos y espacios educativos a la educación para la los espacios de expresión de los sexualidad y actividades niños y niñas • Brindar apoyo públicos • Garantizar acceso integral a los padres y a la educación para la madres adolescentes sexualidad Todos • Registrar a todos • Lograr que todos registrados en el momento de tengan NUIP (tarjeta su nacimiento de identidad) Todos • Promover la • Promover un alto • Promover un alto Ciudadanía participan en integración de nivel en competencias nivel en competencias los espacios la formación ciudadanas de 5° ciudadanas de 9° grado sociales ciudadana desde la grado • Interacción colegio- educación inicial • Interacción colegio- comunidad comunidad • Ofrecer espacios de participación y cooperación con otros Ninguno sometido a • Prevenir y controlar el maltrato maltrato o abuso • Evitar y controlar los abusos de poder • Prevenir y controlar el abuso sexual y la explotación sexualProtección • Proteger y garantizar la restitución de todos sus derechos a las víctimas de la acción de grupos a rmados y el desplazamiento forzado Ninguno en una • Lograr que ninguno tenga un trabajo perjudicial actividad perjudicial • Lograr que ninguno sea explotado económicamente • Evitar que alguno deba pedir limosna 6.2. Primer eje complementario: garantías especiales para superar las limitaciones de acceso a los mecanismos universales Aún cuando se hayan establecido los mecanismos para lograr la cobertura universal de los servicios que acabamos de describir, hay muchos niños, niñas y adolescentes que no pueden acceder a ellos, o que acceden pero no les sirven, por varios tipos de razones, como las siguientes: • Personales, por ejemplo, discapacidad o enfermedad. • Familiares, por ejemplo, falta de apoyo de los padres por ignorancia o pobreza. • Geográficas, por ejemplo, vivir en un lugar apartado.
  • 38. Segunda parte:38 Criterios para una política pública municipal de infancia y adolescencia Aunque tengan una limitación, estos niños, niñas y adolescentes tienen los mismos derechos que los demás y además el derecho de ser habilitados para finalmente poder acceder al mecanismo de garantía de los derechos que no han podido alcanzar. Hay que tener en cuenta además, que las discapacidades y limitaciones no nacen de las personas, sino de la sociedad que las convierte en obstáculo: por ejemplo, una persona con parálisis deja de estar marginada si tiene una silla de ruedas y existen rampas; una persona sorda deja de estar aislada si la escuela y la sociedad tienen mecanismos para comunicase con ella; vivir lejos de la escuela deja de ser una limita- ción si se hace un puente o se establece un sistema de transporte escolar. Es claro entonces que para que los niños, niñas y adolescentes que tienen restriccio- nes puedan ejercer sus derechos, requieren apoyos especiales y cambios en la socie- dad. En general, las garantías especiales para ellos exigen actuar en dos frentes: • Habilitar a los que tienen dificultades para que puedan acceder a los servicios re- gulares y no discriminarlos en instituciones exclusivas para ellos, que los separan de los demás. • Crear condiciones sociales y de infraestructura que reduzcan la dificultad para ejercer los derechos (como adaptación de la infraestructura para quienes tienen movilidad limitada o enseñar a los compañeros cómo incluir en las actividades cotidianas del grupo a un estudiante con características diferentes). Los apoyos especiales deben ser universales para cada grupo específico, es de- cir, deben brindarse sin excepción a todos los que tienen un cierto tipo de limitación o diferencia. El propósito es crear condiciones de apoyo especial a todos los niños, niñas y adolescentes que comparten una limitación. Por ejemplo, crear un programa para ayudar a todos los niños y niñas con discapacidad visual o auditiva para que puedan ir a la escuela; crear un subsidio para todas las familias que no pueden enviar a sus hijos a la escuela por causa de su pobreza, etc. 6.3. Segundo eje complementario: garantías de emergencia para enfrentar las situaciones de despojo de los derechos Hay niños, niñas y adolescentes que no pueden ejercer alguno o algunos derechos porque existe una fuerza externa que lo impide o se los viola, es decir, que los despoja de sus derechos.
  • 39. Marco para las Políticas Públicas y Lineamientos para la Planeación del Desarrollo de la Infancia y la Adolescencia en el Municipio 39 Al respecto podemos distinguir, entre otras, situaciones como las siguientes: • Maltrato • Abuso de poder • Explotación laboral • Abuso y explotación sexual • Acción de grupos armados y desplazamiento • Conflicto con la ley Estas situaciones en que los niños, niñas o adolescentes son despojados de sus de- rechos por una fuerza externa requieren tres tipos de acciones de garantía: • Protección personalizada inmediata. Cuando se presentan las situaciones de impedimento o violación de derechos, proteger y atender de inmediato a cada niño, niña o adolescente, según las características de su caso y sus condiciones personales. • Restablecimiento de los derechos: lograr que en el menor plazo posible, pueda volver a ejercer sus derechos en el mecanismo universal existente para toda la infancia y la adolescencia, sea que necesite o no garantías especiales (no en instituciones discriminantes). • Amonestación o debido proceso, reparación del daño, sanción y rehabili- tación a los responsables de haber despojado de un derecho a un niño, niña o adolescente. Finalmente, una situación especial se refiere a las garantías de emergencia que es necesario brindar a quienes teniendo entre 14 y 18 años cometen un delito. En este caso, deben seguirse los procedimientos establecidos en el sistema de responsabili- dad penal para adolescentes. Este sistema establece unas pautas de debido proceso y sanciones con enfoque educativo, que son proporcionales a las faltas y a la edad de quien resulte responsable.7. Manos a la obra En la primera parte, Alcalde, analizamos qué es una política pública y como se cons- truye. En la segunda parte vimos cuáles son los derechos humanos de los niños, niñas y adolescentes, los objetivos de política requeridos para promoverlos y las ga- rantías necesarias para hacerlos realidad.
  • 40. Segunda parte:40 Criterios para una política pública municipal de infancia y adolescencia La política pública local de infancia y adolescencia es una conciencia colectiva de los objetivos y las garantías. Es lograr que toda la comunidad tenga una imagen común (imaginario colectivo) de una situación donde niños, niñas y adolescentes puedan ejercer todos sus derechos, así como de las garantías que deben establecerse para lograrlo (garantías universales, garantías para la superación de las situaciones de limitación de acceso y garantías para enfrentar el despojo de derechos). Es la imagen colectiva de lo que puede y debe lograrse, que todos compartimos y que por esa razón nos mueve a todos. Es lo que la gente cree y sueña construir. Ahora es su turno de promover una política pública de infancia y adolescencia en su municipio, teniendo en cuenta los elementos relativos a los derechos humanos y el Código de la Infancia la Adolescencia que hemos descrito. Una vez que su comunidad acuerde su política pública de infancia y adolescencia, es necesario convertirla en una estrategia de acción que haga parte del plan municipal de desarrollo. Así que desde el momento mismo en que usted promueve un imagina- rio colectivo, comienza la elaboración del plan. Los lineamientos para hacerlo realidad tangible serán analizados en la siguiente parte de esta Guía. De usted depende. ¡Manos a la obra!

Related Documents