LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA Y LACONSTITUCIÓN DE 1812
Antecedentes en la dinastía borbónica, y político- militares.El testamento de Carlos II de España —sin de...
Reinado de Carlos IV: marco social, político y económico.Carlos IV (1748-1819), hijo de Carlos III y Ma...
Abdicación de Carlos IV e inicio de la guerra de la independencia española.Napoleón Bonaparte, qui...
Fases de la guerra.Napoleón, sorprendido por la derrota que echaba por tierra el mito de su imbatibilidad, decidió emplear...
Guerra y revolución liberal. Las Cortes de Cádiz: Constitución de 1812.`El Deseado, acabar con el vi...
El regreso de Fernando VII: la restauración del absolutismo.En 1814, acabada la guerra, Fernando VII regresó a...
Los vaivenes posteriores y la cuestión sucesoria.Con la mejoría de salud del rey y la destitución de Calomarde, el gobiern...
Posterior evolución y conclusiones:Un enfoque del conflicto español de 1808, más general que lo de inmediato cabría conclu...
of 9

La guerra de la independencia y la constitución

Published on: Mar 4, 2016
Source: www.slideshare.net


Transcripts - La guerra de la independencia y la constitución

  • 1. LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA Y LACONSTITUCIÓN DE 1812
  • 2. Antecedentes en la dinastía borbónica, y político- militares.El testamento de Carlos II de España —sin descendencia— en 1700 permitió acceder al trono a Felipe de Anjou,nieto de Luis XIV y de la española María Teresa de Austria. Las principales potencias europeas: Gran Bretaña, lasProvincias Unidas y el Sacro Imperio Romano, sin embargo, con el temor a que los Borbones extendieran sudominio sobre la herencia de los Habsburgo españoles, rechazaron como no válido aquel testamento y declararonla guerra
  • 3. Reinado de Carlos IV: marco social, político y económico.Carlos IV (1748-1819), hijo de Carlos III y María Amalia de Sajonia, y rey de España entre 1788 y 1808, Los primeros añosdel reinado de Carlos IV, con el gobierno en manos del conde de Floridablanca, marcaron un intento de continuidad, cadavez más controlada, del reformismo ilustrado. A partir de este momento y salvo un corto intervalo, Manuel Godoy dominóel panorama político español; los acontecimientos precipitaron su ascenso desde la Secretaría de Estado. El progreso delas reformas, aunque con sobresaltos, continuó. Adquirió un gran desarrollo la obra cultural emprendida durante elgobierno de Carlos III, y surgen nuevas instituciones de corte moderno como el Real Colegio de Medicina o el ObservatorioAstronómico, junto con no pocas escuelas de Artes y Oficios. La promoción de las manufacturas o el fomento de lasSociedades Económicas marcaron, también, una línea de continuidad de la política ilustrada.
  • 4. Abdicación de Carlos IV e inicio de la guerra de la independencia española.Napoleón Bonaparte, quien había ascendido desde general del ejército francés -con notables éxitos- y tras un golpe de Estado hastacónsul vitalicio con poder absoluto, y luego emperador, había pactadoAsí los franceses entraban en España como aliados, peropronto decidieron controlar militarmente el país. Para asegurarse la menor resistencia posible, Napoleón, mediante la trampa deactuar de árbitro entre padre e hijo -ante los desacuerdos puestos de manifiesto entre ellos con ocasión de los sucesos de 1808consiguió que ambos se trasladasen hasta Bayona. De este modo su objetivo era paralizar al Estado español, desbancar a la dinastíaBorbónica y sustituirla por la napoleónica, concretamente por el hermano de Napoleón, quien pasaría a ser el rey José I. ForzadosCarlos y su hijo tanto por la presencia de tropas francesas en España, como por su inesperado cautiverio, ambos tuvieron queabdicar a favor de Napoleón entre el 5 y el 6 de mayo de 1808 en Bayona. Para completar el descabezamiento se pretendía trasladara toda la familia real hacia el cautiverio, incluido el infante don Antonio que había quedado al frente de una Junta de Gobierno.Guerra de la Independencia española, El 3 de mayo de 1.808 en Madrid
  • 5. Fases de la guerra.Napoleón, sorprendido por la derrota que echaba por tierra el mito de su imbatibilidad, decidió emplearse a fondo. Vinopersonalmente a España al frente de un impresionante Ejército de 150.000 hombres. Daban comienzo las campañas de 1809, consuerte adversa para las tropas españolas y sus aliadas luso-británicas. En este contexto surgió la guerra de guerrillas, invenciónespañola a fin de desgastar continuamente y a través de los medios más diversos a los franceses, llamados despectivamente“gabachos”. El resultado fue que buena parte del Ejército francés tuvo que emplearse en labores de policía. En esa lucha se cometiógrandes crueldades por ambos bandos. Era la guerra total que provocó una dura guerra de nervios.En 1810 los franceses llevaron a cabo un redoblado esfuerzo para acabar con la contienda española. Las fuerzas desplazadas seaproximaron a los 270.000 hombres. Sin embargo cosecharon un doble fracaso: no pudieron tomar Cádiz (sede de las constituidasCortes) ni tampoco Lisboa, la capital portuguesa.Durante 1811 y 1812 tuvo lugar una guerra de desgaste. El papel de la guerrilla fue decisivo. Además, Napoleón se vio obligado asacar tropas de España para el frente ruso. De todas formas, aún permanecían en territorio peninsular unos 200.000 hombres. Era elmomento en que el general británico Arthur Colley Wellesley, más tarde duque de Wellington, conseguía los primeros éxitos:Salamanca y Arapiles. José I se vio obligado a abandonar Madrid y trasladar la corte a Valencia. Andalucía quedaba definitivamenteliberada.La última fase comprendió los años 1813 y 1814. Los franceses conservaban un Ejército de 100.000 hombres. Los españolescontaban con 130.000 más los 70.000 de los ejércitos anglo-portugueses mandados por Wellington. En la primavera de 1813 José Ifijó la corte en Valladolid. Pronto tuvo que retirarse ante el Ejército aliado que avanzaba por el valle del Duero. Los franceses fueronderrotados en Vitoria , Pamplona , San Marcial y San Sebastián . Las tropas aliadas anglo-españolas conseguían penetrar en territoriofrancés: Tarbes y Toulouse. Fernando VII ya había sido liberado por Napoleón tras la firma del Tratado de Valençay. El rey cruzó lafrontera el 24 de marzo de 1814. El 11 de abril se firmó el armisticio con el jefe de las tropas francesas en la península Ibérica, NicolasSoult, lo que puso fin a una dura guerra de casi seis años.
  • 6. Guerra y revolución liberal. Las Cortes de Cádiz: Constitución de 1812.`El Deseado, acabar con el viejo orden y dar una réplica constituY es que al mismo tiempo que se estaba llevando a cabouna guerra de independencia, tenía lugar una revolución liberal “paralela”. Los cambios protagonizados tanto por la JuntaSuprema Central (desde el 25 de septiembre de 1808 hasta el 27 de enero de 1810), las Regencias (del 27 de enero de 1810al 4 de mayo de 1814) y sobre todo por las Cortes de Cádiz, fueron decisivos. Allí se irá fraguando, a partir de 1810, unaimportante reforma política, cuyo fruto más granado fue la Constitución aprobada el 19 de marzo de 1812 cional al Estatutode Bayona el carácter inorgánico proporcional a la población, que identificaba a los diputados a Cortes con los interesesgenerales y no con los de un estamento concreto. La proclamación del sufragio universal para los varones mayores de 25años con vistas a la eun vuelco transcendental con el pasado. Lo mismo ocurría con el reconocimiento de principios políticostales como la soberanía nacional y la división de poderes en la terna ejecutivo, legislativo y judiciallección del Parlamentounicameral, aunque se reguló mediante un sistema indirecto a cuatro grado.
  • 7. El regreso de Fernando VII: la restauración del absolutismo.En 1814, acabada la guerra, Fernando VII regresó a España. A pesar de las precauciones aducidas, la realidad del paísdiscurrirá por otros derroteros. La monarquía limitada derivada de la regulación constitucional no encajaba con elabsolutismo natural del nuevo rey. En Valencia, un grupo de diputados, presidido por Mozo de Rosales, le presentó undocumento, el denominado Manifiesto de los Persas, en el que le aconsejaban la restauración del sistema absolutista y laderogación de la Constitución elaborada en las Cortes de Cádiz . Fernando VII, con el apoyo del Ejército, da un golpe deEstado: anula la Constitución liberal de Cádiz, y vuelve a un régimen absolutista. Es el reflejo de una primera victoriaeventual del Antiguo Régimen. La primera etapa de su gobierno, de carácter absolutista , estuvo marcada por unadepuración de afrancesados y liberales y por los intentos, fracasados la mayoría, de mejorar la situación económica yreformar la Hacienda. Por otra parte, en las colonias de América, Del seno del Ejército partieron pronunciamientos liberales,como el de Rafael del Riego , en Cabezas de San Juan , con las fuerzas que formaban el Ejército preparado para embarcarrumbo a América. Tal pronunciamiento, seguido por otras guarniciones del país, obligó al rey a jurar la Constitución.
  • 8. Los vaivenes posteriores y la cuestión sucesoria.Con la mejoría de salud del rey y la destitución de Calomarde, el gobierno dirigido por Francisco Cea Bermúdez puso denuevo en vigor la Pragmática, con lo que, a la muerte del rey, el 29 de septiembre de 1833, quedaba como heredera suprimogénita Isabel (Isabel II), cuyo reinado hubo de comenzar por resolver el conflicto que se transformó en la primeraGuerra Carlista.
  • 9. Posterior evolución y conclusiones:Un enfoque del conflicto español de 1808, más general que lo de inmediato cabría concluir -españoles contra franceses, invasoreséstos frente al pueblo resistente y finalmente triunfante-, reconocería en el mismo una representación a escala española de losprincipales conflictos y contradicciones en los aspectos esenciales de la escena internacional de la época: la ilustración y elmovimiento renovador burgués frente al Antiguo régimen, las Alianzas militares internacionales y sus vaivenes a lo largo del período,económicos, luchas por la progresiva independización de las colonias americanas -donde triunfaba la nueva estructura social-,conflictos sucesivos monárquicos, etc. En consecuencia, no cabe considerar la Guerra de la Independencia como un hecho o procesoaislado, o con causas propias, sino más bien como un resultado de las principales fuerzas sociales, políticas y económicas queactuaban en Europa (escenario esencial del mundo de esa época). Más concretamente, se manifestaban las contradicciones entre losintereses sociales y económicos más vigentes: la oposición entre la sociedad tradicional, defensora de los privilegios feudales,incluyendo el absolutismo monárquico o el inmovilismo religioso, y el movimiento renovador impulsado por la naciente burguesíacomercial e industrial, defensora del liberalismo económico y político. Ante tales conflictos, la situación española de partida eraclaramente regresiva, con gran predominancia de las fuerzas tradicionalista o conservadoras. Sin embargo, los hechos quecondujeron a la propia guerra y ésta misma precipitaron los acontecimientos y actuaron como “chispa” detonante sobre aquellascontradicciones para que se acelerara el ritmo en que se sucedieron los hechos sociales y políticos y se alcanzase, en un período muycorto, y sin un expreso movimiento revolucionario, una de las primeras Constituciones liberales del mundo. A pesar del retrocesopolítico posterior, dicho proceso manifestó en sí mismo una quiebra del Antiguo Régimen como institución perdurable, y su crisisdefinitiva, conflicto que se prolongó o proyectó largamente en el tiempo.

Related Documents