¿Por qué estamos en la cárcel? Una lucha de mujeres contra la
injusticia y la dominación en la India
World Rainforest Move...
llevaron al tribunal local, el que vaciaron y acordonaron. Dispusieron
una detención preventiva judicial de catorce días, ...
El movimiento informalmente cohesionado cobró impulso al decidir
alinearse con la Unión de Trabajadores del Bosque en una ...
importa que se pierdan los densos bosques: el documento del
proyecto Kanhar revela que se afectarán 4.439.294 hectáreas de...
de este distrito y a crear conciencia en torno a sus derechos sobre la
tierra, los bosques y los recursos naturales. Eso f...
of 5

¿Por qué estamos en la cárcel? Una lucha de mujeres contra la injusticia y la dominación en la India

¿Qué fue lo que hicimos para que la policía irrumpiera a las 6 am y nos arrestara con tantos efectivos armados como si fuéramos terroristas? La policía y el gobierno tienen una razón inmediata y una ira a largo plazo contra quienes luchamos por los derechos de los pueblos.
Published on: Mar 4, 2016
Published in: News & Politics      
Source: www.slideshare.net


Transcripts - ¿Por qué estamos en la cárcel? Una lucha de mujeres contra la injusticia y la dominación en la India

  • 1. ¿Por qué estamos en la cárcel? Una lucha de mujeres contra la injusticia y la dominación en la India World Rainforest Movement. Boletín mensual 216, julio 2015 Eran las 6 am. Otras compañeras y yo teníamos que estar listas a las 10 am para participar en una manifestación y posterior reunión relativa a la oposición a la nueva Ordenanza de Adquisición de Tierras promulgada por tercera vez consecutiva por el partido actualmente en el poder en India. Escuché entrar a los jeeps. Oí el sonido de las botas de los efectivos policiales cuando se alinearon al bajar de los vehículos. Luego hubo un fuerte golpeteo en la puerta de la habitación adyacente, donde dormían dos compañeros. Sabía que la policía había venido a arrestarnos. Mientras tanto, los compañeros abrieron la puerta. Numerosos agentes de la policía irrumpieron. Salí de mi habitación y les pedí que esperaran hasta que me hubiera cambiado. Algunos agentes de policía entraron igualmente a mi habitación, abofetearon a una de las compañeras Adivasi y miraron fijamente a la otra compañera Adivasi que había quedado medio paralizada, recién salida del baño y a medio vestir. Decomisaron todos los teléfonos que vieron. Mientras tanto, los agentes de policía llamaron a gritos a mi casera interrogándola por habernos alquilado las dos habitaciones, y le ordenaron que desalojara el espacio. Me llevaron entre quince y veinte oficiales y me obligaron a sentarme en el interior de un jeep. La otra compañera Adivasi fue obligada a sentarse en otro jeep. Nuestro convoy partió con ¡unos seis jeeps y un camión cargado de policías armados! Nos llevaron hasta la oficina del Superintendente de Policía, en las afueras de la ciudad. Nos pusieron a mí y a la otra compañera en dos habitaciones diferentes, y dejaron a los compañeros afuera. Entonces, como era de esperar, nos
  • 2. llevaron al tribunal local, el que vaciaron y acordonaron. Dispusieron una detención preventiva judicial de catorce días, para lo cual nos enviaron a 80 kilómetros de ahí, a la cárcel Mirzapur, donde nos juntamos con otros 5 compañeros que ya estaban allí desde hacía más de dos meses. ¿Qué fue lo que hicimos para que la policía irrumpiera a las 6 am y nos arrestara con tantos efectivos armados como si fuéramos terroristas? La policía y el gobierno tienen una razón inmediata y una ira a largo plazo contra quienes luchamos por los derechos de los pueblos. La razón inmediata - el movimiento contra la represa ilegal Kanhar y la adquisición ilegal de tierras en la zona de la represa de Kanhar. El Proyecto de Riego Kanhar es un proyecto interestatal ubicado aguas abajo de la confluencia de los ríos Pagan y Kanhar, cerca de la aldea Sugawan en Tehsil Dudhi, Distrito de Sonebhadra, Uttar Pradesh. El proyecto propone una represa de tierra de 3.003 km de largo, con una altura máxima de 39,90 metros desde el nivel más profundo del lecho del río, altura que puede llegar a 52,90 metros si se vincula al embalse Rihand. El proyecto contempla la inundación de 4.131,5 hectáreas de tierra, lo cual incluye partes de Uttar Pradesh, Chhattisgarh y Jharkhand, en su mayoría habitadas por comunidades tribales. El proyecto aduce que brindará riego a Dudhi y Robertsganj Tehsils, en el distrito de Sonbhadra, a través de canales que emergerán a la izquierda y derecha de la represa. No obstante, esta región ya conoce lo que ocurrió con la represa Rihand, que fue construida a través del río Rihand a principios de 1960 y desplazó a miles de familias de más de 100 pueblos, y sabe cómo las aguas son utilizadas para satisfacer las necesidades de las empresas de energía. El área cultivable de influencia del proyecto es de 47.302 hectáreas. El proyecto plantea enormes amenazas no sólo para el ambiente y la ecología sino también para miles de familias tribales que viven en el lugar desde hace cientos de años. El proyecto fue aprobado originalmente por la Comisión Central del Agua en septiembre de 1976. En ese tiempo se hicieron algunos trabajos de cimentación, pero el proyecto se estancó rápidamente debido a conflictos interestatales, falta de fondos y fuertes protestas de las comunidades tribales de la zona. El trabajo de construcción fue abandonado por completo desde 1989-1990. Hubo intentos de reiniciar las obras en enero de 2011 y en noviembre de 2012, pero recomenzaron recién en diciembre de 2014, con fuerte presencia policial y paramilitar. Se bloquearon carreteras y 1,5 km antes de la obra, la entrada al sitio fue cerrada. Los pueblos Adivasi y Dalit, que se han opuesto a este proyecto, expresaron su oposición con más fuerza aún.
  • 3. El movimiento informalmente cohesionado cobró impulso al decidir alinearse con la Unión de Trabajadores del Bosque en una reunión pública realizada en diciembre de 2014. Comenzaron a levantarse piquetes a cierta distancia de la obra. Los activistas presentaron demandas ante el tribunal ambiental impugnando el proyecto en términos del daño ambiental que causaría y la falta de permisos ambientales y forestales adecuados. El tribunal aprobó una orden de suspensión y pidió a las autoridades del proyecto que produjeran las autorizaciones ambientales pertinentes. La orden del tribunal señaló, entre otros aspectos, que el proyecto ocasionará una enorme pérdida forestal; habiendo un gran número de árboles ya cortados a pesar de la fuerte oposición de las comunidades tribales, ya que la tala es una grave violación a las disposiciones de la Ley de (Conservación de) Bosques de 1980. La división forestal Renukoot del distrito Sonbhadra es una de las zonas de bosque más ricas y densas de Uttar Pradesh. Es conocida por su rica biodiversidad, las plantas medicinales y el patrimonio tradicional y cultural encarnado en el conocimiento tribal, lo que ha concitado mucha atención tanto científica como económica. No obstante, los trabajos de construcción continuaron en flagrante violación de la orden de suspensión emitida por el tribunal. Eso no hizo más que aumentar la indignación de los Pueblos Tribales. El 14 de abril, los habitantes decidieron organizar una protesta cerca del sitio de construcción. A medida que se iban congregando, les comenzaron a disparar - un Adivasi sufrió una herida de bala y varios otros resultaron heridos. Pero resistieron, y cada vez más gente se fue sumando al plantón de protesta. Esto forzó a la policía a retirarse y el plantón continuó. Una vez más, el 18 de julio, los manifestantes sufrieron las brutales cargas y disparos policiales. Se emitieron órdenes de arresto contra varios activistas, incluyéndome a mí y a otras lideresas comunitarias Adivasi. También me prohibieron la entrada al distrito. Las autoridades del distrito y la policía local - codo a codo con la mafia terrateniente local y el grupo de presión de la industria y la construcción - decidieron pisotear el reclamo de los pueblos y desalojarlos por la fuerza de sus aldeas y tierras ancestrales. No les importa el diálogo, no respetan el sistema jurídico ni la constitución del país. Es su feudo y gobiernan a su antojo - por la fuerza. No les importa que este proyecto no tenga las autorizaciones ambientales o forestales adecuadas ni que perjudicará directamente a casi 10.000 familias tribales, que perderán sus tierras ancestrales de forma permanente. No les importa que losGram Sabhas (asambleas de las aldeas) de los pueblos afectados hayan llegado a un consenso en contra del proyecto, el cual presentaron al Gobierno Estatal. No les
  • 4. importa que se pierdan los densos bosques: el documento del proyecto Kanhar revela que se afectarán 4.439.294 hectáreas de tierra categorizadas como “Bosques y otros” - este proyecto talará millones de árboles y podría causar impactos sustanciales en el ambiente, la vida silvestre y los medios de subsistencia de los pueblos tribales. No les importa la salud del río Kanhar, afluente de uno de los principales ríos de la región - el río Sone, que es a su vez afluente principal del río que constituye la línea de vida de la India, el Ganges. No les importa que la pérdida de millones de árboles contribuya al cambio climático porque el carbono de los bosques se liberará a la atmósfera. Los pueblos de esta zona no quieren este proyecto. Dicen: “No queremos las represas; de hecho, no las necesitamos. Son para las industrias, que necesitan agua; ellos quieren que renunciemos a nuestra fértil tierra ancestral, destruyen los bosques que hemos protegido desde hace siglos y ponen a nuestros hijos en peligro”. La ira contra nosotras a largo plazo - la lucha por los derechos de los pueblos y contra la injusticia Es necesario comprender que la ira del gobierno local, la policía, los terratenientes, la mafia, se debe al trabajo de más de una década y media en el distrito de Sonbhadra entre los pueblos Adivasi y Dalit de esta región - por sus derechos a la tierra, los bosques, el agua y los recursos naturales. El distrito de Sonbhadra, en la esquina sudoriental del estado de Uttar Pradesh, es la “capital de la energía del país” - con una producción de más de 11.000 MW de electricidad y millones de toneladas de aluminio y cemento. Si bien la zona está altamente industrializada, la gente del lugar es muy pobre. Todo el país se beneficia de esta región, que alguna vez estuvo llena de bosques y colinas, pero ni la región ni su gente se han beneficiado y por el contrario se han empobrecido. La “capital de la energía de la India” no brinda electricidad a la gente de la región. Y el hecho de que se arrebató la tierra de los pueblos para dar lugar a la industrialización, solo ha empobrecido más a los pueblos de la región. Es en el contexto de este progreso industrial, pero con un empobrecimiento sin precedentes de la población Dalit y Adivasi de esta región, que la Unión de Trabajadores del Bosque de toda la India (AIUFWP, por su sigla en inglés) - en ese entonces todavía no un sindicato pero parte del Comité de Uttar Pradesh por la reforma agraria y los derechos laborales, y más tarde integrante del Foro Nacional de Pueblos y Trabajadores del Bosque (NTPFW, por su sigla en inglés), que abogó activamente por los derechos de los pueblos que dependen de los bosques - me envió a trabajar con la población
  • 5. de este distrito y a crear conciencia en torno a sus derechos sobre la tierra, los bosques y los recursos naturales. Eso fue en 1998-1999. El trabajo del Foro Nacional en Sonbhadra añadió fuerza a los debates en curso en torno a los derechos de los trabajadores y las comunidades de los bosques. Las luchas de las comunidades que viven en los bosques por afirmar su control soberano sobre los bosques y otros recursos naturales, libradas desde los primeros tiempos del dominio británico hasta después de la independencia de la India, son probablemente las más antiguas y las más consecuentes. Pero estas luchas hasta ahora habían sido marginadas por los círculos políticos y académicos. En la India postcolonial, los discursos dominantes con relación a los bosques y el ambiente casi siempre tratan y describen a las comunidades del bosque como una amenaza para el medio ambiente y las responsabilizan de la destrucción de los recursos naturales. Por lo tanto, nunca se reconoció verdaderamente la identidad de los trabajadores del bosque, ni en la política ni en el discurso del movimiento obrero. Pero nuestra lucha fue cambiando ese escenario. Nuestra lucha empoderó a las comunidades Adivasi y Dalit locales, quienes tomaron conciencia de sus derechos, los defendieron y, después de la aprobación de la Ley de los Derechos del Bosque, los exigieron. Los Adivasi y los Dalit han reclamado grandes extensiones de tierra de la región y las están cultivando colectivamente. Esto supone un desafío directo a la clase terrateniente y a la casta superior de esta región. Otro elemento que se agrega es que la lucha ha sido encabezada principalmente por mujeres - lo cual ha agitado e indignado al estado patriarcal y a los terratenientes. De manera que es una lucha de clases con una fuerte dimensión de género. Este tipo de represión - enviarnos a la cárcel y amenazarnos - sólo fortalecerá al movimiento. ¡Viva los pueblos que luchan en todo el mundo por sus derechos a la tierra, el agua, los bosques y la dignidad del trabajo! Roma, romasnb@gmail.com All India Union of Forest Working People (AIUFWP) Ver el Comunicado de Prensa del 15 de julio de 2015 (en inglés), “Dile No a la violencia estatal contra las protestas democráticas”, declaración conjunta de los movimientos del bosque y los Adivasi en India:http://palashscape.blogspot.nl/2015/07/press- release-say-no-to-state-violence.html

Related Documents