¿Por qué dejamos de hacer cosas que no lucen demasiado?.Hace unos días visité con lospárrocos y sace...
of 1

¿POR QUE DEJAMOS DE HACER COSAS QUE NO RELUCEN?

Published on: Mar 4, 2016
Published in: Spiritual      
Source: www.slideshare.net


Transcripts - ¿POR QUE DEJAMOS DE HACER COSAS QUE NO RELUCEN?

  • 1. ¿Por qué dejamos de hacer cosas que no lucen demasiado?.Hace unos días visité con lospárrocos y sacerdotes de nuestroarciprestazgo de san Diego anuestras hermanas religiosas“Siervas de Jesús” residentes enC/ Encarnación González 1 y 3.Allí atienden un comedor quedistribuye diariamente más de 600 comidas, raciones, unas 200 en elmismo local y la mayoría se la llevan a sus casas, familias. Todo se sirvegratis. Sí, es la manera de ayudar a nuestra gente de Vallecas.Nos atendió la superiora y no comentó la realidad. Mucha gente pasa,llama a su puerta y pide comida. No hay muchas instituciones por nuestrazona tan proletaria de Vallecas y sensibilizada por los derechos a vivirdignamente, que se dedique calladamente a ofrecer mesa, comida,atención, acogida, gratuitamente. Un día y otro día.Es la manera de hacer las cosas cuando surgen por el impulso del Espírituen el seguidor de Jesús.Ellas no perciben salario, ni ayudas oficiales. Lo que les ofrecen y les danpersonas anónimas que sienten esa hambre como suya. Y ahí están unbuen grupo de voluntarios/as que cada día están pelando patatas,limpiando lechugas, guisando etc. Todo para que esta cadena no serompa, no se detenga y 620 hermanos tengan algo que llevarse a la bocacada día. ¡Gracias Señor por ese milagro de la fe que se pringa y baja alruedo de la vida sin lucirse, sin aplausos, día tras día¡Las hermanas nos pidieron ayuda. Faltan voluntarios que quieranecharles una mano. Si dispones de tiempo y tienes habilidad para eso,acércate y ofrece algún tiempo de tu vida paro ese proyecto del amor deDios. Eso sí que es un buen proyecto cuaresmal muy agradable a Dios.Más que viacrucis, ir a Medinaceli, no comer carne, etc. Ya sabes, C/Encarnación González 1 y 3. Tl 913039394. ¡Ah, recuerda, para no lucirse¡Que sólo lo sepa Dios. Amén. Manuel Sanchíz Pons

Related Documents