12 noviembre 2015
ECONOMÍA
Estamos ya en el último trimestre del año, próxi-
mos a iniciar un nuevo ejercicio económico el...
13noviembre 2015
“A la hora de hacer
un presupuesto,
no debemos limitarnos
a una simple
proyección de
ingresos y gastos.”
...
Presupuestos como base de una buena valoración
of 3

Presupuestos como base de una buena valoración

Artículo de mi autoría publicado en la revista Comercio de la Cámara de Comercio de Guayaquil
Published on: Mar 4, 2016
Published in: Economy & Finance      
Source: www.slideshare.net


Transcripts - Presupuestos como base de una buena valoración

  • 1. 12 noviembre 2015 ECONOMÍA Estamos ya en el último trimestre del año, próxi- mos a iniciar un nuevo ejercicio económico el cual se pronostica como un año difícil para la economía ecuatoriana, razón por la cual debemos esforzarnos debidamente para realizar un apropiado presupuesto y proyecciones financieras que nos marquen la hoja de ruta a seguir para la supervivencia financiera y/o crecimiento empresarial. POR: ING. FERNANDO ROMERO Docente del área de Finanzas y Contabilidad de IDEPRO fernando.romero@idepro.edu.ec Presupuestos como base de una buena Valoración
  • 2. 13noviembre 2015 “A la hora de hacer un presupuesto, no debemos limitarnos a una simple proyección de ingresos y gastos.” E n mis artículos anteriores sobre Valoración de Empresas, he mencionado que se necesitan tres elementos fundamentales para estimar el rango de valores de una empresa: el flujo de efectivo adecua- do, la tasa de descuento adecuada y un valor terminal de flujos futuros, que bien pudiera ser una perpetuidad o un valor de liquidación de la empresa. Y en mi artículo anterior analicé sobre cómo los factores económicos pueden afectar positiva o negativamente a ta- les elementos. Ahora deseo concentrarme en el primer elemento fundamental para una buena valoración, esto es el hacer una adecuada estimación de flujos de efectivo futuros. Y el estimar flujos futu- ros va de la mano con una buena prác- tica que tienen la mayoría de empresas en el medio: la elaboración de presu- puestos y proyecciones. Estamos ya en el último trimestre del año, próximos a iniciar un nuevo ejercicio económico el cual se pronostica como un año difícil para la economía ecuatoriana, razón por la cual debemos esforzarnos de- bidamente para realizar un apropiado presupuesto y proyecciones financie- ras que nos marquen la hoja de ruta a seguir para la supervivencia financiera y/o crecimiento empresarial. Sin embargo, debemos tener pre- sente que realizar un presupuesto no es solamente estimar si tendremos o no utilidades el próximo año; es de- cir, a la hora de hacer un presupuesto, no debemos limitarnos a una simple proyección de ingresos y gastos. De- bemos también estimar cuánto será nuestra inversión en activos corrientes, lo cual va de la mano con qué tipo de políticas adoptaremos sobre plazos de crédito sobre ventas y cobros a clien- tes, pagos a proveedores, compras e importaciones de mercaderías o mate- rias primas, uso de créditos tributarios, entre otros aspectos. Debemos también definir cuál será nuestra política y cronograma de inver- siones en activos no corrientes y cuál será el financiamiento requerido para cubrir la inversión real (inversión en activos no corrientes más inversión en necesidades operativas de fondos) y la composición de tal financiamiento, en- tre recursos ajenos negociados (como los créditos bancarios) y los recursos propios (aportes de capital o retención de utilidades). Con todos los compo- nentes antes mencionados, estamos en capacidad de determinar cuáles se- rán los flujos de efectivo entrantes y sa- lientes que generará nuestra empresa. Debemos tener presente que, toda empresa genera flujos de efectivo en- trantes y salientes por tres tipos de actividades: las actividades de opera- ción, es decir las actividades del día a día y que financieramente se reflejan en las variaciones de activos y pasivos corrientes; las actividades de inversión, en referencia a las adquisiciones o ena- jenaciones de activos de larga dura- ción; y las actividades de financiación, que están relacionadas a los ingresos y egresos de efectivo por contrataciones y amortizaciones de deudas junto con pagos de intereses, y movimientos pa- trimoniales como los aportes y retiros de capital en efectivo junto con pagos de dividendos a accionistas. Una vez armado nuestro presu- puesto y proyecciones de resultados, inversiones y financiamiento, estamos en capacidad de estimar los flujos de efectivo por las actividades de ope- ración, inversión y financiación de la empresa. Una vez hallados estos tres flujos, la suma de todos estos flujos nos dará como resultado la variación de los saldos de efectivo de la empre- sa y, si acumulamos tales variaciones, tendremos como resultado la pro- yección de saldos de efectivo con los que contará la empresa a futuro. Pero adicionalmente, si hemos hecho un adecuado trabajo de elaboración de presupuestos y proyecciones, obten- dremos también al final el primero de los elementos para realizar la valora- ción de nuestra empresa, es decir, los flujos de efectivo apropiados. Pero, ¿cuál flujo de efectivo, de los tres an- tes mencionados, se debe utilizar para la valoración? Según la teoría financiera, existen cuatro tipos de flujos de efectivo o flu- jos de caja: 1) un flujo de caja ‘libre’ del efecto de las deudas sobre la utilidad, esto es el escudo fiscal; 2) un flujo de las variaciones del escudo fiscal; 3) un flujo producido por las deudas con- tratadas, esto es el flujo de caja de la deuda; y 4) un flujo producido por los movimientos patrimoniales, esto es el flujo de caja del patrimonio. Dado que estos flujos son calculados a par- tir de información financiera elaborada bajo el principio de ‘partida doble’, la suma de los dos primeros flujos debe ser igual a la suma de los dos últimos flujos. Y esta suma de flujos constituye en sí misma un quinto flujo, conocido como el flujo de caja del capital. Si realizamos bien nuestro presu- puesto de flujo de efectivo, tendremos que nuestro flujo de actividades de financiación será igual a este quinto flujo que es el flujo de caja del capi- tal, por cuanto el flujo de actividades de financiación se compone de los flujos de deuda y flujos de patrimonio, que son los flujos de caja 3 y 4 que se mencionan en la literatura financiera. Por ende, el flujo de actividades de fi- nanciación o flujo de caja del capital, es el flujo que tomaremos para realizar nuestra valoración. Claro está, también se puede realizar valoraciones a partir de los demás flujos, pero esas son vías más complicadas. La forma más senci- lla de hacer una valoración, es a par- tir de este quinto flujo que lo encon- tramos en nuestras proyecciones de flujos de efectivo. Con esto tenemos el primer elemento necesario para la valoración. En los próximos artículos explicaré cómo obtener los otros dos elementos.

Related Documents