10 desdeabajoAño 2013 · Nº02
11desdeabajo
El capitalismo español está enfrentando una se-
vera crisisque revelaque los fun...
12 desdeabajoAño 2013 · Nº02
13desdeabajo
1.- El neoliberalismo, amén de ser
una ideología, “representa una
revuelta contr...
14 desdeabajoAño 2013 · Nº02
15desdeabajo
2.- Se trata, grosso modo, de una
mayor orientación empresarial
hacia el benefic...
16 desdeabajoAño 2013 · Nº02
17desdeabajo
operando”. El propio Shaikh establece que la literatu-
ra económica puede dividi...
18 desdeabajoAño 2013 · Nº02
19desdeabajo
País 1991-2008 1991-2009 1991-2010
UniónEuropea(15países) -6,11% Rumanía -5,00%
...
20 desdeabajoAño 2013 · Nº02
21desdeabajo
El resultado es un modelo de crecimiento de la econo-
mía mundial construido sob...
22 desdeabajoAño 2013 · Nº02
23desdeabajo
Estos
desequili-
brioscrecientes
sehanlogrado
compensar
graciasauna
incesantefi-...
24 desdeabajoAño 2013 · Nº02
25desdeabajo
·Lafinanciacióndelaeconomíaespañola
Eltipodefinanciaciónquerecibeunaeconomíapued...
26 desdeabajoAño 2013 · Nº02
27desdeabajo
Dado que los costes laborales unitarios nominales son
la relación entre los sala...
28 desdeabajoAño 2013 · Nº02
29desdeabajo
Dicho lo cual podemos concluir que es la relación en-
tre la participación salar...
30 desdeabajoAño 2013 · Nº02
31desdeabajo
Unaho-
rroque
caíacontinua-
menteyunain-
versiónquecre-
cíadandolugar
asíalcreci...
32 desdeabajoAño 2013 · Nº02
33desdeabajo
La deuda es una hoja de doble filo, pues a la vez
que permite propulsar la activ...
34 desdeabajoAño 2013 · Nº02
35desdeabajo 35desdeabajo
15.00%
20.00%
10.00%
5.00%
0.00%
-5.00%
1980
1982
1984
1986
1988
19...
36 desdeabajoAño 2013 · Nº02
37desdeabajo
rentables. Así, sólo un 5’6% de los españoles tiene
suscrito un fondo de inversi...
38 desdeabajoAño 2013 · Nº02
39desdeabajo
miento se ha producido en un entorno de burbuja
inmobiliaria que ha elevado por ...
40 desdeabajoAño 2013 · Nº02
41desdeabajo
Rein (2011): “La izquierda, la crisis de deuda sobe-
rana y el euro” en Revista ...
of 16

El capitalismo español en el siglo XXI

Capitalismo español en el siglo xxi...
Published on: Mar 4, 2016
Published in: Economy & Finance      
Source: www.slideshare.net


Transcripts - El capitalismo español en el siglo XXI

  • 1. 10 desdeabajoAño 2013 · Nº02 11desdeabajo El capitalismo español está enfrentando una se- vera crisisque revelaque los fundamentos desu crecimiento reciente eran extraordinariamente frágiles. Utilizando un marco teórico de inspira- ción neomarxista y kaleckiana analizamos los desequilibrios comerciales y financieros de la economía española en su inserción en la econo- mía europea y la economía mundial. Asimismo valoramoselpapeldeladesigualdadyelendeu- damientoenesteproceso. 10 desdeabajoAño 2013 · Nº02 El capitalismo español en el siglo XXI ¿Qué lugar en la economía mundial? Alberto Garzón Espinosa 1.INTRODUCCIÓN “El capital eslasangre que fluye a travésdel cuerpo po- lítico de todas aquellas sociedades que nosotros llama- mos capitalistas, extendiéndose, algunas veces como un goteo y otras veces como un torrente, en cada reco- veco y rendija del mundo inhabitado. Es gracias a este flujo que nosotros, quienes vivimos bajo el capitalismo, adquirimos el pan diario así como nuestras casas, co- ches,móviles,camisetas,zapatosytodoslosbienesque necesitamosennuestravidadiaria.Atravésdeesteflu- jolariquezaescreadadesdelosmuchosserviciosparala manutención, el entretenimiento, la educación, y otros que obtenemos. Estableciendo impuestos a este flujo los estados aumentan su poder, su poderío militar y su capacidadparaasegurarunestándardevidaadecuado a los ciudadanos.Con la interrupción, el estancamiento o, incluso peor, la suspensión del flujo nos encontramos conunacrisisdelcapitalismoenlacuallavidanopuede continuar más tiempo en la forma en la que estábamos acostumbrados”DavidHarvey(TheEnigmaofCapital). Elyugodelcapital ElcapitalismoespañolenelsigloXXI 01 “El yugo del capital” El capitalismo español en el siglo XXI ¿Quélugarenlaeconomíamundial? Finanzas,informaciónydemocracia Unacríticaeconómico-políticadelamediaciónespectaculardelacrisis Elsilenciodelassirenasenelcorazóndelastinieblas Sobrelalógicadelasreformas Síntesisdeunaluchainacabada EvolucióndelfeminismoylaspolíticasdeigualdadenAndalucíayelEstado Lasanidadpúblicaylacrisis
  • 2. 12 desdeabajoAño 2013 · Nº02 13desdeabajo 1.- El neoliberalismo, amén de ser una ideología, “representa una revuelta contra el rumbo del capi- talismo en el siglo XX y muy espe- cialmente contra el que adopta en su segunda mitad, bajo el modelo de desarrollo fordista” (Tablas, 2007b: 202). Se trata, además, de un “proyecto político para restaurar lascondicionesparalaacumulación capitalista y el poder de las élites económicas”, sin que ello signifi- que necesariamente perseguir la reducción del peso y el papel del Estado(Harvey,2009:19). Españaestáencrisisporquesehainterrumpidoelflujo delcapital,deformaquenosecreamásempleoycada vez es más difícil acceder a los bienes y servicios a los que estábamos acostumbrados hasta ahora. El ciclo del capital, ese flujo de sangre que circula a través de nuestraseconomías,seharotopordiferentespartesy losgobiernosnologranencontrarlaformadetaponar lasheridasparapoderreactivarlo. Sin embargo hasta ahora ese ciclo del capital, ese flujo de sangre, había fluido correctamente en Espa- ña. Nuestro país crecía económicamente, se creaba empleo y como consecuencia de todo ello se incre- mentaba el bienestar material de la sociedad (infraes- tructuras, servicios públicos, etc.). La sociedad estaba subsumidaenunadinámicadeestabilidadqueprome- tía durar por siempre. La interrupción del crecimiento económico,yenlaprofundidadenlaquehasucedidoy está sucediendo, ha roto las promesas de futuro tanto económicascomosociales,provocandocambiosenla vidadelosciudadanosyensusesquemasmentales. Wallerstein apuntaba que “una crisis implica una si- tuación en la cual un sistema histórico, debido a su desarrollo interno, ha acentuado sus contradicciones hasta el punto en que no puede continuar mantenien- do la misma estructura básica”. En efecto, ese ciclo del capital operaba sobre unos determinados funda- mentos que están rotos o que ya no existen, de modo quelareactivacióndelciclorequieresusustituciónpor otrosdiferentes.Estamosinmersosenesaencrucijada: ¿cómopodemossabercuáleslaestructurabásicaque necesita la economía de España para poder volver a crear empleo y mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos? El capitalismo tiene una lógica y una dinámica espe- cífica de funcionamiento, pero no se cristaliza de una forma perfecta en cada economía nacional. Diversos factores económicos, históricos, culturales y sociales dotan de rasgos propios a las economías nacionales, las cuales a pesar de ser economías capitalistas tienen sus propias singularidades.Asimismo, su dinámica in- ternavienemarcadaporelmododeparticipaciónenel sistemacapitalistamundial. Dicho de otra forma, todas las economías capitalistas obedecen al mencionado ciclo del capital y la lógica de funcionamiento que conlleva -necesitan tener cre- cimiento económico y por lo tanto encontrar espacios de rentabilidad-, pero las piezas del sistema pueden articularsedeformadiferenteparaconseguirlo.Estaes larazónporlaqueenelconjuntodelaseconomíasca- pitalistaspercibimosdistintasestructuraseconómicas, cuyos fundamentos debemos estudiar para averiguar quéseencuentradetrásdelcrecimientoeconómicode cadaeconomíaenparticular. Partimos de un punto básico: el principal elemento de una economía capitalista es la ganancia, sin la cual el sistema no puede seguir reproduciéndose. Y en el análisis de la ganancia cobra una importancia clave la relaciónqueexisteentreelcapitalyeltrabajo,relación que se cristaliza en una determinada distribución de la renta. No en vano los economistas clásicos siempre tuvieronmuypresenteelpapeldeladistribución,cen- trando sus esfuerzos académicos en entender las con- secuenciasdesumodificación(Herrera,2011). A partir de una determinada relación capital-trabajo (deunadeterminadadistribucióndelarenta)podemos decirquehaydosregímenesdecrecimientoeconómi- co: aquellos basados en el crecimiento de la participa- ción de los beneficios en la renta y aquellos que se ba- sanenelcrecimientodelaparticipacióndelossalarios en la renta, ambos satisfaciendo la necesidad de que exista una ganancia suficiente. Como veremos más tarde,yapartirdenuestromarcoteórico,convenimos en llamar a estos regímenes de crecimiento económi- cowage-ledyprofit-ledrespectivamente. Las políticas económicas neoliberales1 han deteriora- doelpesodelaparticipaciónsalarialenprácticamente todoelmundodesarrollado,yhanobligadoaimponer modelos de crecimiento que necesariamente debían articularse a partir de un bajo peso salarial y en conse- cuencia con menor demanda basada en los salarios. Paragarantizarelcrecimientoeconómicoalgunospaí- seshansuperadodichoestancamientodelademanda a través de un incremento de las exportaciones netas y por lo tanto con un superávit en la cuenta corriente, mientras que otros países han compensado con con- sumo financiado por el crédito y con un consecuente déficitcomercialenlacuentacorriente. Como veremos más adelante, lo que encontramos en Elyugodelcapital ElcapitalismoespañolenelsigloXXI 01
  • 3. 14 desdeabajoAño 2013 · Nº02 15desdeabajo 2.- Se trata, grosso modo, de una mayor orientación empresarial hacia el beneficio derivado de un incrementoenelvalordelasaccio- nes y de un menor peso de las es- trategiasdecrecimientodemedio ylargoplazo. Laspolí- ticasde desregulación delasfinanzas internaciona- leshanfaci- litadoelflujo delcréditoalo largodeltodoel mundo” Europa son modelos de crecimiento simbióticos entre lospaísesdelcentroylospaísesdelaperiferiadeEuro- pa. Mientras los países del centro de Europa han basa- do su crecimiento en la exportación de bienes y servi- cios, gracias a ganancias de competitividad logradas a través de la contención de costes salariales y mejoras en la productividad, los países de la periferia han basa- dosucrecimientoenlademandainternayelendeuda- mientoprivado.Másadelantetendremosoportunidad de analizar las diferencias entre ambos modelos de crecimiento, que definimos como export-led y debt-led respectivamente. Como hemos apuntado, las lógicas de estos modelos de crecimiento hunden sus raíces en los procesos de política económica dominantes a partir de los años 80 en todo el mundo. Las políticas de desregulación de las finanzas internacionales han facilitado el flujo de crédito a lo largo de todo el mundo, mientras que las reformas laborales y los procesos de globalización co- mercial han deteriorado la negociación sindical y han producidounacaídaenelpesodelossalariosqueseha traducidoenunacaídadelademandainterna. Pero el neoliberalismo ha tenido otros efectos parale- los, como el desencadenamiento de una serie de pro- cesosquehansidodefinidospordiversosautorescomo financiarización. Aunque no hay acuerdo a la hora de definirloqueeslafinanciarización,Epstein(2004:3)ha proporcionado una definición amplia según la cual la “financiarización es el incremento del rol de los motivos financieros, los mercados financieros, los actores finan- cieros y las instituciones financieras en las operaciones de las economías nacionales e internacionales”. Tablas (2007: 282) también propone una definición genérica parecida,segúnlacuallafinanciarizacióneslasituación “que se deriva de la confluencia de cambios que inducen unaumentoenlacuantía,complejidad,centralidadyau- tonomíadelasfinanzas”. Enefecto,algunosautorescomoStockhammer(2008) y Hein y van Treeck (2007) han reconocido que la no- ción de financiarización cubre un amplio rango de fe- nómenos, tales como la desregulación financiera y la proliferación de nuevos instrumentos financieros, el cambio en la naturaleza de los sistemas financieros, la emergenciadelosinversoresinstitucionales,laliberali- zacióndelosflujosdecapitalinternacionalesyelincre- mento de la inestabilidad en los mercados de tipo de cambio,elincrementodelaimportanciadelafinancia- ciónbasadaenlosmercadosenrelaciónalabasadaen los bancos, el incremento de la actividad no crediticia de los bancos comerciales o el creciente poder de los accionistas en relación a los directivos y trabajadores, entreotros. De forma más específica, Hein (2011) señala siete hechos estilizados que se dan conjuntamente en las economías financiarizadas. En primer lugar, el fenó- meno del “shareholder value”2 y la extensión de una lógica cortoplacista en la gestión de las empresas. En segundo lugar, el incremento de la cantidad de pagos adividendos.Entercerlugar,elincrementodelostipos de interés y la carga financiera. En cuarto lugar, el in- cremento de los salarios más altos, especialmente los directivos. En quinto lugar, el incremento del peso del sectorfinancieroydelosmotivosfinancieros.Ensexto lugar, la proliferación de fusiones y adquisiciones. En séptimo lugar, la liberalización de las finanzas y el co- merciomundial. Todos estos fenómenos han configurado el capitalis- mo moderno en el que se insertan las economías na- cionales, y que han facilitado los procesos de endeu- damiento que están relacionados con los modelos de crecimientomodernos. Elpresentetrabajoestáestructuradocomosigue.Enel epígrafe número 2 explicamos nuestro marco teórico, de inspiración neomarxista y kaleckiana. En el epígra- fe 3 evaluamos el crecimiento económico reciente de Españaysurolenlaeconomíaeuropea,haciendohin- capié en las variables vinculadas a la competitividad. Finalmenteenelepígrafe4estudiamoselpapelqueha tenidoelendeudamientoenelmodelodecrecimiento económicoespañol. 2. UN MARCO TEÓRICO HETERODOXO DE INSPIRACIÓNKALECKIANAYNEOMARXISTA Siendoelcapitalismounsistemaeconómicoconenor- mes contradicciones en su dinámica interna, parece complicado no estar de acuerdo con Shaikh (1978) cuando afirma que “la pregunta verdaderamente difícil de contestar respecto a esta sociedad [capitalista] no es por qué llega a desintegrarse, sino por qué continúa 01 Elyugodelcapital ElcapitalismoespañolenelsigloXXI
  • 4. 16 desdeabajoAño 2013 · Nº02 17desdeabajo operando”. El propio Shaikh establece que la literatu- ra económica puede dividirse en tres líneas básicas de análisis en función de cómo se explica esta reproduc- ción del sistema y sus crisis. La primera de ellas son las teorías que entienden que el capitalismo es capaz de reproducirseasímismoautomáticamente,bienseade una forma fácil y eficiente (teoría neoclásica) o bien de unaformaerráticayderrochadora(teoríakeynesiana). Lasegundadeellassonlasteoríasquepartendequeel sistemaeconómicoesincapazdereproducirsesinacu- diraelementosexternosalsistema,talescomoelgasto militar, el imperialismo o la financiarización. La tercera línea son las teorías que consideran que el capitalismo tienelímitesinherentesqueacabanalcanzándose,bien a partir de una tendencia decreciente de la tasa de ga- nanciaobienapartirdelestrangulamientodelosbene- ficiosporelalzadelossalarios. En otro documento (Mateo y Garzón, 2012) hemos hecho un repaso de la creciente literatura reciente en el ámbito de la heterodoxia, mientras que ahora pre- tendemos justificar la adopción de un marco teórico concreto para entender la actual crisis económica en España y Europa. De forma más específica creemos que a partir de los trabajos de inspiración kaleckiana y neomarxistaspodemosdotarnosdelmejorinstrumen- todeanálisisparaentenderlacrisisactual. · El modelo de Bhaduri-Marglin y los regímenes de crecimientoeconómico Dentro de la literatura económica siempre ha habido conflicto a la hora de averiguar los efectos que tiene sobre el crecimiento económico un cambio en la dis- tribuciónfuncionaldelingreso3 .Así,mientrasloseco- nomistas clásicos como Ricardo o Marx consideraban que un crecimiento en la participación de los benefi- cios estimula la acumulación y el crecimiento econó- mico, otros autores clásicos como Malthus,Sismondi y posteriormente Steindl, Keynes, Kalecki y Sweezy considerabanqueunadisminucióndelaparticipación salarial reduce la demanda agregada y afecta negati- vamente a la tasa de crecimiento económico. En un intentodecompaginarambasideasyhacerdepender losefectosdelaconfiguracióndelcontextoinstitucio- nal, los economistas Bhaduri y Marglin desarrollaron unmodeloeconómicoqueaceptabaambastesis. Uno de los primeros economistas en desarrollar la idea del estancamiento producido por una caída de la participación salarial fue Joseph Steindl, quien creía que el capitalismo desarrollado tenía una fuer- te tendencia hacia la concentración. Ello llevaba a la configuración de empresas oligopolísticas que al no enfrentar competencia se permitían incrementar los márgenes de beneficio, todo lo cual reducía la parti- cipación salarial en la renta. Ese hecho llevaba a un estancamiento del consumo que desincentivaba a su vez la inversión futura. El sistema enfrentaba así una crisis,cristalizadaenestancamientoeconómico,sino selograbaestimularlademandadeforma“artificial”. Posteriormente el economista Kalecki, de forma- ción marxista y muy influenciado por R. Luxemburgo (King, 2002), desarrolló una teoría del ciclo econó- mico en la que la inversión jugaba un papel central pero también en un “mundo” distinto al ideado por los neoclásicos. En este “mundo”, entre otras cosas, tampoco hay competencia perfecta sino oligopolios y,porlotanto,lospreciosnodependendelasleyesde la oferta y la demanda sino que su determinación se realiza a través de procedimientos de tipo cost-plus, es decir, estableciendo un margen sobre el coste uni- tario del producto. A partir de este supuesto queda anulada la ley de la tendencia decreciente de la tasa deganancia,pivotecentraldelmarxismodeterminis- ta(Sweezy,1981).Además,paraKaleckitantoacorto como a largo plazo la capacidad productiva utilizada es distinta a la capacidad productiva instalada. Ello significaquecuandocaelademandalasempresasno ajustanporlavíadelospreciossinoporlavíadelaca- pacidad instalada.Ambos supuestos son cruciales en elmodelobásicokaleckiano. De forma similar, los autores neomarxistas como Sweezy, Magdoff y Foster entienden que el incre- mento de la concentración de las grandes empresas, ahora operando como monopolios u oligopolios, ha permitido altos excedentes empresariales y ha depri- mido la participación salarial. Se produce entonces la paradoja de la acumulación, es decir, el hecho de que los beneficios crecen a costa de un incremento sobre la explotación de los trabajadores (cristalizado en menor participación salarial) que a su vez limita la expansión misma del capital. Todo ello conlleva un estancamiento en el crecimiento económico que es 3.-Elproductointeriorbrutopuede descomponerse en dos compo- nentes: salarios y beneficios em- presariales.Aesarelaciónqueexis- teentrelossalariosylosbeneficios empresariales se la denomina distribuciónfuncionaldelingreso. Hahabi- docon- flictoalahora deaveriguar losefectosque tienesobreel crecimiento económicoun cambioenla distribución funcionalde losingresos” 01 Elyugodelcapital ElcapitalismoespañolenelsigloXXI
  • 5. 18 desdeabajoAño 2013 · Nº02 19desdeabajo País 1991-2008 1991-2009 1991-2010 UniónEuropea(15países) -6,11% Rumanía -5,00% ZonaEuro(12países) -6,45% Finlandia -17,08% Bélgica -3,23% Suecia -4,07% Dinamarca 3,47% ReinoUnido -6,97% Alemania -7,23% Islandia -2,33% Irlanda -6,80% Noruega -15,02% Grecia -5,39% Suiza -1,05% España -8,25% EstadosUnidos -4,04% Francia -3,23% Japón -6,84% Italia -8,09% Canadá -10,92% Luxemburgo -7,41% CoreadelSur -6,55% PaísesBajos -4,57% Australia -7,67% Austria -12,89% NuevaZelanda -4,78% Portugal 3,79% Fuente:AMECO(2012) Tabla1.VariaciónparticipaciónsalarialenPIBalcostedelos factores,1991-2008 Lasre- formas delasúltimas décadaspro- piciadasporel neoliberalismo hantenido comoefecto fundamental unreducción delaparticipa- ciónsalarial” superado desde los años setenta a través de la rein- versión de esos excedentes en el ámbito financiero para generar una demanda artificial que les permita seguir obteniendo beneficios. Ese proceso es el que para los autores neomarxistas recibe el nombre de financiarización. Sinembargo,larealidadeconómicahareveladoqueel estancamiento no es un resultado necesario. Algunas economías pueden escapar de la dependencia de los salarios a partir del recurso al crédito, como postulan los autores neomarxistas, y del fomento de las expor- taciones, como postulan también los autores poskey- nesianos. En ambos casos es posible mantener niveles decentes de crecimiento económico que son compati- blescondescensosenlaparticipaciónsalarial. ElmodelodeBhaduriyMarglin(1990)asumeesarea- lidad y partiendo de los supuestos kaleckianos deter- mina que hay dos regímenes generales de crecimien- to (wage-led y profit-led). En un modelo wage-led los salarios dirigen el crecimiento económico y la subida de la participación salarial genera mejores resulta- dos en términos de crecimiento que una reducción en la misma. La subida de dicha participación puede generar efectos positivos también en los beneficios empresariales, a través del incremento de las ventas. Sin embargo, y como recuerdan los autores clásicos, también existe un límite en el cual excesivos niveles salariales suprimen la capacidad para invertir y hacen entrar en crisis al sistema a través de un estrangula- miento de los beneficios. En un modelo profit-led, por el contrario, los beneficios dirigen el crecimiento económico y un incremento de la participación de los salarios deprime la capacidad de inversión y por lo tanto provoca una caída del crecimiento económico. Noobstante,todaeconomíacerradaespordefinición un modelo wage-led, por lo que el conjunto de la eco- nomíamundialtambiénloes. · La participación salarial en la renta: hechos es- tilizados Las reformas4 de las últimas décadas propiciadas por el neoliberalismo han tenido como efecto fundamen- tal una reducción de la participación salarial en prácti- camente todo el mundo, como puede observarse en latabla1. Esa situación, al producirse de forma global, debería haber conducido a una crisis de rentabilidad al debili- tarlacapacidaddeconsumodelossalariosyunexce- so de participación de los beneficios respecto a dicha capacidad. Sin embargo, los datos también revelan queparalelamentetodoslospaíseshandisfrutadode tasasdecrecimientoligeramentealtas. De acuerdo con la exposición anterior, las economías han podido escapar de la crisis a través de la instau- ración de diferentes modelos de crecimiento eco- nómico que operaban de forma simbiótica. Por una parte algunos países aprovecharon la menor partici- pación salarial y otras circunstancias5 para lograr los beneficios por la vía de las exportaciones (modelo export-led) mientras que por otra parte otros países recurrieronalcréditoparacompensarlacaídasalarial y mantener una economía dirigida por la demanda interna (modelo debt-led). Ambos modelos quedan descritosconclaridadenlascuentascorrientesdelos diferentespaíses. 4.-Dichas reformas pueden agruparse en los nueves bloques siguientes (Kotz, 2008): 1) desre- gulación del comercio y de las fi- nanzas, tanto en su nivel nacional como internacional; 2) privatiza- ción de muchos servicios ofreci- dos por el Estado hasta entonces; 3) cese de la regulación activa del Estado en el plano macroeco- nómico; 4) fuerte reducción del gasto social estatal; 5) reducción de impuestos a negocios y rique- za individual; 6) ataque de las grandes empresas y Estados a los sindicatos; 7) desplazamiento desde el dominio de los empleos fijos hacia los empleos tempora- les;8)competenciadesenfrenada y despiadada reemplazando al comportamiento “co-respective” practicado hasta entonces; 9) introducción de principios de mercado dentro de las grandes empresas, en particular en lo referente a la contratación de di- rectivos.. 5.- La depreciación de la moneda con respecto a los países compe- tidores, los diferenciales de infla- ción,lostiposdeinterés,losproce- sosdedeslocalización… 01 Elyugodelcapital ElcapitalismoespañolenelsigloXXI
  • 6. 20 desdeabajoAño 2013 · Nº02 21desdeabajo El resultado es un modelo de crecimiento de la econo- mía mundial construido sobre importantes e insosteni- bles desequilibrios globales. Los países con un modelo decrecimientoexport-ledacumulanflujosdecapitalque prestanalospaísesquetienenunmodelodecrecimien- to debt-led, de modo que el sistema en su conjunto se sostienesobreesasrelaciones.Enelconjuntodelazona euro se da la circunstancia de que existe equilibrio co- mercial,loquepermiteverunaréplicaapequeñaescala deloquesucedeenlaeconomíamundial. Por el modelo de crecimiento que mantienen, Stoc- khammer(2012)identificacomodebt-ledapaísescomo EstadosUnidos,ReinoUnido,Grecia,Irlanda,Portugaly España, mientras que identifica como export-led aAle- mania,Austria,JapónyChina.Porotraparte,Hein(2011) identificacomodebt-ledaGrecia,Irlanda,España,Esta- dosUnidos y ReinoUnido, y como export-led aAustria, Bélgica,Alemania, Países Bajos, Suecia, Japón yChina. Paraesteúltimoautorquedanfueradeesaclasificación, por tener un modelo de crecimiento insuficientemente claro,Francia,ItaliayPortugal.   Regímenes   económicos   Wage-­‐led   Profit-­‐led   Modelos  de   crecimiento   Debt-­‐led  Export-­‐led   ¿Crisis?   Financiarización  y   Neoliberalismo     Superávits  cuenta  corriente   Déficits  cuenta  corriente   Esquema1.Regímeneseconómicosymodelosdecrecimientoenuna economíafinanciarizada Gráfico1.Balanzadepagos,España(1990-2011) Modelo de crecimiento económico Elementosbásicos 1991-2009 1991-2010 Export-led Débildemandainterna;bajos costeslaboralesunitarios;bajain- flación;depreciacióndelamoneda. Rumanía -5,00% Debt-led Elevadoscosteslaboralesunitarios; inflaciónyapreciacióndelamone- da;pérdidadecompetitividad. Finlandia -17,08% Tabla2.Elementosbásicosparaexplicarelsignodelacuenta corrienteenlabalanzadepagos Así, España sería un país de tipo debt-led, además con un perfil mucho más claro que el resto de países de la UniónEuropea.Unestudiodelacomposicióndelaba- lanzadepagospermitecomprobarcómoelmodelode crecimiento español ha dependido de la entrada per- manentedecapitalextranjero(contabilizadocomosu- perávitenlacuentafinanciera)parafinanciarelexceso deimportacionessobreexportaciones. 3. EL CRECIMIENTO ECONÓMICO DE ES- PAÑAY LA INSERCIÓN EXTERIOR La balanza de pagos de la economía española ha re- flejado recientemente fuertes distorsiones derivadas de su modelo de crecimiento. Así, la cuenta corriente ha sido crecientemente deficitaria desde finales delos añosnoventa,especialmenteempujadaporlabalanza de bienes y algo menos por la balanza de rentas (EU- ROSTAT,2012).Deformaparalelalacuentafinanciera ha sido crecientemente superavitaria, explicando así cómo ha financiado la economía española su elevado déficitexterno. Hacia 1997 la balanza por cuenta corriente estaba relativamente equilibrada, con una contribución negativa de la balanza comercial y de la balanza de rentasqueeracompensadaporlacontribuciónposi- tiva de la balanza de servicios y de las transferencias corrientes. Sin embargo, la balanza comercial (o de bienes) se va haciendo más deficitaria a medida que transcurren los años, sin que la contribución ligera- mente cada vez más positiva de los servicios pueda contrarrestar esa tendencia. 01 Elyugodelcapital ElcapitalismoespañolenelsigloXXI
  • 7. 22 desdeabajoAño 2013 · Nº02 23desdeabajo Estos desequili- brioscrecientes sehanlogrado compensar graciasauna incesantefi- nanciaciónque hasidogenera- doradedeuda” Comosepuedecomprobarenelgráficoanterior,elcre- cientedéficitexternoseexplicafundamentalmentepor la evolución de la balanza comercial. No obstante, Es- pañahaconseguidofortalecerenestetiempolamayo- ríadelosproductosquemáscontribuíanpositivamente alacuentacomercialhastalaúltimadécada,yqueson los productos agrícolas (vegetales, frutas y aceite). Sin embargo, se produce un cambio de signo en el sector automovilístico y un empeoramiento del saldo negati- vodeotrosproductoscomolosvehículosdecilindrada media, los combustibles, la industria farmacéutica, la maquinaria y la aeronáutica (Gracia, 2011). Esto signi- fica, como recuerda elConsejo Económico y Social de España, que “las exportaciones se orientan en mayor medida hacia productos de contenido tecnológico bajo y medio”(CES,2011). Por el contrario, una situación inversa en términos co- merciales ocurre conAlemania. Este país ha mostrado una cuenta corriente crecientemente superavitaria, lo queseexplicaporunaespecializacióninicialensegmen- tosproductivosdemayorgamaycontenidotecnológi- coyporelabaratamientorelativodelasimportaciones graciasaprocesoscontinuadosdedeslocalizacionesde industriasdebienesintermedios6 (Vlachou,2012).Adi- ferencia del caso español, Alemania registra superávit de forma permanente en el conjunto de productos de altatecnología,siendolaindustriadelautomóvil,elsec- tordecalderería,laindustriafarmacéutica,laaeronáu- tica y las telecomunicaciones los productos que más contribuyenalageneracióndesuperávit(Gracia,2011). Efectivamente,LuengoyÁlvarez(2012)insistenenque Alemania y los países nórdicos “colocan en el mercado de la UE productos sofisticados y que han conquistado posiciones de liderazgo en los segmentos de media y alta gama”mientrasquepaísesdelaperiferiacomoEspaña, GreciaoPortugaltienenestructurascomerciales“domi- nadasporbienesdemedioybajocaladotecnológico,que acreditannivelesdesofisticacióndiscretosyqueestánpre- sentesenlostramosinferioresdegama”. Estos desequilibrios crecientes se han logrado com- pensargraciasaunaincesantefinanciaciónque,como veremosmásadelanteyyaadelantamosenlaexposi- cióndelmarcoteórico,hasidogeneradoradedeuda. Por lo tanto parece tener bastante sentido explicar la evolución de las cuentas corrientes de los países del centro y periferia (simplificados en los casos extremos deAlemania y España) a partir de la configuración de su modelo productivo y de la dinámica de especializa- ción(Recio,2010).Sinembargo,lavisiónconvencional dejaenunlugarsecundarioestehechoysecentraenel análisis de indicadores agregados para medir la com- petitividad. Noobstante,antesdeavanzarhaciaesosámbitoscon- viene examinar los mecanismos de financiación de la economía española. Como advertimos, el déficit por cuenta corriente de la economía española ha tenido que ser financiado, lo que ha de suponer una cuenta financiera superavitaria. Lo más notable es que esa llegada de financiación es, en última instancia, un en- deudamiento de la economía que supone una carga a medioylargoplazo. Gráfico2.Balanzaporcuentacorriente.España(1993-2012) Saldosenmillonesdeeuros.(FuenteEUROSTAT2012) Gráfico3.Balanzadepagos,Alemania(1990-2011) Fuente:EUROSTAT(2012) 6.- En el caso alemán es notable elhechodequelasimportaciones más importantes son produc- tos como las partes de aviones y helicópteros, los pistones de vehículos y productos farmacéu- ticos al por mayor que luego se empaquetan para su exportación (Gracia,2011). 01 Elyugodelcapital ElcapitalismoespañolenelsigloXXI
  • 8. 24 desdeabajoAño 2013 · Nº02 25desdeabajo ·Lafinanciacióndelaeconomíaespañola Eltipodefinanciaciónquerecibeunaeconomíapuede ser tanto generadora de deuda como no generadora de deuda. En sentido amplio podemos decir que se pueden recibir tres tipos de financiación diferente. La primera son las inversiones extranjeras directas, que son las compras de empresas españolas por parte de empresas extranjeras o la creación de nuevas empre- sas en España por parte de extranjeros. Este primer tipo de financiación no genera deuda. La segunda for- madefinanciaciónesvíaemisióndetítulosfinancieros (como bonos).Son títulos que las empresas emiten en elmercadofinancieropararecibirdineroconelquelle- varacabosusactividades.Estostítulosgenerandeuda porque incluyen compromisos de pago (al cabo de un determinadonúmerodeañoslaempresatienequede- volver el precio nominal del título más unos intereses). Y la tercera forma de financiación son los préstamos, quetambiénsongeneradoresdedeuda. Para España, y como podemos comprobar en el si- guiente gráfico, han sido las inversiones en cartera (títulos financieros emitidos) los que han financiado de forma prácticamente exclusiva la actividad eco- nómica. Las inversiones directas han tenido signo negativoporque Españaes inversornetodeIED.Ylos préstamosestánrecobrandoahoraunpapelclavecon motivo de la menor importancia de las inversiones en cartera. Esto probablemente significa que es más ba- rato para las empresas pedir prestado fuera que pa- gar la rentabilidad de unos bonos en los que en estos tiempospocosconfían. En cualquier caso todo esto refleja que España ha fi- nanciadosucrecimientodeimportacionesporlavíade lospréstamosylaemisióndetítulosfinancieros.Elloha supuestolaentradadedineroennuestropaís,peroala vezgenerandounadeudacrecientequesehamanifes- tado muy complicada de pagar una vez el modelo de crecimientosehainterrumpido. · La competitividad de la economía española Volviendoalanálisisdelacuentacorrienteencontramos queparalamayoríadelosautoreslaanalizadadinámica de la balanza de pagos es indicadora de los problemas de competitividad de la economía española, si bien son fenómenos económicos que se repiten en otros países periféricoscomoGreciaoPortugal. La visión de la competitividad dominante asume que la mejor forma de ampliar cuota de mercado es por la vía del precio7 , de modo que el objetivo de toda economía sería lograr vender productos más baratos que el resto decompetidoresinternacionales.Silaestrategiaesade- cuada y el modelo de crecimiento económico resulta consistente, entonces la cantidad de exportaciones lo- grarásuperaraltotaldeimportaciones. Deformaconvencionalseasumequelacompetitividad vía precios está determinada por la evolución tanto de los salarios como de la productividad, cuya relación se suele analizar a partir del indicador de costes laborales unitarios nominales (CLUn). En el siguiente gráfico po- demosvercómohanevolucionadorecientementeestos costes laborales unitarios en algunos de los países de la zonaeuro.Sepuedeobservarcómoelcrecimientodelos mismos en Alemania ha sido realmente moderado en comparaciónconelrestodepaísesdelazonaeuro.Esto puede explicarse a partir de la evolución salarial (meno- res salarios en Alemania) o de la productividad (mayor productividadenAlemania),obienunacombinaciónde ambas. 200,000 150,000 100,000 50,000 Inversión extranjera directa Otras inversiones Inversión en cartera -100,000 -50,000 0 Gráfico4.Composicióndelacuentafinanciera.España(1993-2011) Fuente:EUROSTAT(2012) Gráfico5.Variacióncosteslaboralesunitarios,2002-2010. Valoresnominales. Fuente:AMECO(2012) Portugal Austria Italia Francia España Grecia Irlanda Alemania Zona Euro 15 0.00% 5.00%1 0.00% 15.00% 20.00% 25.00% 15.87% 20.70% 23.12% 21.55% 16.32% 22.58% 11.16% 17.01% 3.11% 7.- Si al hablar de competitividad hablamos de la capacidad de ga- nar nuevos mercados, en realidad hay otros factores distintos del abaratamiento de costes salaria- les que hay que tener en cuenta, tales como mercados de poca competencia, los incrementos de productividad, las economías de escala y, aunque en el euro no es posible,lasdevaluaciones. 01 Elyugodelcapital ElcapitalismoespañolenelsigloXXI
  • 9. 26 desdeabajoAño 2013 · Nº02 27desdeabajo Dado que los costes laborales unitarios nominales son la relación entre los salarios y la productividad, con- viene desglosar ambas variables.Y de acuerdo con los datos,loqueencontramosesqueAlemaniahaestado manteniendo una política muy agresiva de control de lossalarios.Esapolíticahadisparadounacarrerahacia labajaenlossalariosquepaísescomoEspañaoGrecia nohanpodido,sabidooqueridoseguir. En consecuencia, tanto la productividad como el modelo productivo son los que deben explicar las diferencias de competitividad vía precio. Y, como podemos comprobar a continuación, la productivi- dad de Alemania es muy superior a la de España o Grecia, lo que sin duda tiene que ver con el modelo productivo de ambos países. Estonossitúaenunplanodeanálisisnuevoymuydis- tinto al convencional, pues sugiere que la menor com- petitividad vía precio es debida al diseño productivo y elniveldeproductividadlaboralynotantolossalariosy su crecimiento en el tiempo. Pero aún podemos avan- zar preguntándonos si, efectivamente, el indicador de costes laborales unitarios nominales es el más ade- cuadoparamedirlacompetitividad.PueslosCLUnno tienen en cuenta más que el componente salarial del precio,dejandoaunladolosmárgenesdebeneficio. Poresarazónalgunosautoreshanplanteadoseriascrí- ticas a este indicador a la vez que recomiendan otros alternativos(KumaryFelipe,2011).Estoseconomistas explican que aunque los costes laborales unitarios tie- nen sentido en términos físicos (sillas producidas por trabajador, por ejemplo) cuando se produce una agre- gación para una economía nacional no queda más re- medioquevalorarlotodoentérminosmonetarios.Esa valoración monetaria agregada incluye un sesgo que provocaque,enrealidad,loqueseestámidiendoesla participación desalariosybeneficiosenlarentamulti- plicadaporundeflactordeprecios. Sinembargo,aunquelossalariosenEspañayenGrecia hayan crecido más rápido siguen siendo menores que en Alemania, como puede observarse en la siguiente tabla. Ello significa que si la productividad laboral y el modelo productivo hubieran sido los mismos en las tres economías8 , los países periféricos deberían haber sidolosvencedoresenlabatallacompetitivavíaprecio. País 2001 2002 2003 2004 2005 Alemania 1,66% 1,31% 1,40% 0,35% -0,08% Grecia 3,70% 11,44% 6,28% 4,17% 5,21% España 3,50% 3,38% 3,44% 2,90% 3,51% ZonaEuro 2,63% 2,63% 2,57% 2,15% 2,06% País 2006 2007 2008 2009 Alemania 1,02% 0,78% 2,12% 0,01% Grecia 1,41% 5,04% 6,10% 3,96% España 3,86% 4,68% 6,07% 4,31% ZonaEuro 2,43% 2,47% 3,31% 1,70% Tabla3.Crecimientoanualdelacompensaciónsalarial(2001-2009) Gráfico6.Gananciasmediasanualesbrutasenindustriayservicios (euros,2009) Gráfico7.PIBporhoratrabajada,eneuros. (Fuente:AMECO2012) 8.- En definitiva, si tuvieran la misma tecnología y exportaran el mismotipodeproducto. Aunque lossala- riosenEspaña yenGrecia hayancrecido másrápido siguensiendo menoresque enAlemania” 01 Elyugodelcapital ElcapitalismoespañolenelsigloXXI
  • 10. 28 desdeabajoAño 2013 · Nº02 29desdeabajo Dicho lo cual podemos concluir que es la relación en- tre la participación salarial en la renta y el deflactor de los precios lo que determina la evolución de los costes laboralesunitariosnominales(Rein,2011).Y,comopo- demos observar a continuación, los costes laborales unitariosrealeshancaídoenEspaña. Si los CLUr han caído en España a la vez que han su- bido los CLUn debemos explicar dicho fenómeno por el comportamiento del deflactor del precio. Como aseguran Kumar y Felipe (2011), “el incremento en los costeslaboralesunitarios(entodoslospaíses)fuedebido aunincrementoeneldeflactordelpreciousadoparacal- cularlaproductividadlaboral”. Dado que los costes laborales unitarios reales (CLUr) son la participación salarial en la renta y de esa forma lainversadelmark-upagregado(delmargendebene- ficio), lo que estamos diciendo es que el crecimiento del deflactor del precio tiene que ver con la subida de preciosimpuestaporlasempresasconobjetodeman- teneroaumentarsusmárgenesdebeneficio. Kumar y Felipe (2011) sugieren dos posibilidades para Portugal Austria Paises Bajos Italia Francia España Grecia Alemania -6.00% -4.00% -2.00%0 0.00%2 .00% 4.00% 6.00% -4,08% -2,83% 1,13% 4,23% 0,23% -2,18% -1,25% -3.69% Gráfico8:Variacióncosteslaboralesunitariosreales(2002-2010) (Fuente:AMECO2012) Gráfico9:Cuotademercadodeexportacionesmercancías Fuente:OrganizaciónMundialdelComercio explicar este fenómeno. La primera, que los sectores menosexpuestosalapresióndelacompetenciaexte- riorhayanincrementadosusmárgenesdebeneficiosy ademáshayanganadopesoenlaeconomía.Lasegun- da,queestasempresasnoexpuestasalacompetencia hayansubidolosmárgenesmásquelabajadaquehan tenido que hacer las empresas sí expuestas a la com- petencia. Entodocaso,yaunqueesnecesariamásinvestigación, podemosconcluiralgunascuestiones.Enprimerlugar, que el indicador de costes laborales unitarios nomina- les no tiene sentido económico y no mide adecuada- mente la competitividad vía precio. En segundo lugar, quelosproblemasdecompetitividaddelaseconomías delaperiferianotienenqueverconsupesosalarialsino con el diseño del modelo productivo.Como aseguran StormyNaastepad(2011)“elproblemarealdeEspaña, Grecia,ItaliayPortugaleslafaltadecompetitividadmás alládelosprecios”. Yendo un poco más allá podríamos poner a prueba la tesis convencional según la cual los costes laborales unitarios nominales muestran una pérdida de compe- titividad. En un contexto de globalización económica en el que China ha emergido como un extraordinario competidor, debería haber supuesto una reducción sistemáticadelascuotasdemercadodelosproductos españoles.Sinembargo,losdatosaportadosporlaOr- ganización Mundial delComercio muestran que Espa- ña es uno de los países que menos cuota de mercado haperdidoenlasdosúltimasdécadas. 01 Elyugodelcapital ElcapitalismoespañolenelsigloXXI
  • 11. 30 desdeabajoAño 2013 · Nº02 31desdeabajo Unaho- rroque caíacontinua- menteyunain- versiónquecre- cíadandolugar asíalcreciente déficitprivado enlaeconomía española” Mientras es evidente que la irrupción de China en el tablero global ha ido en detrimento de países como Alemania, Francia y Reino Unido, no puede decirse lo mismodeEspaña. Bajandounpocomásaloconcretopodemosobservar cómo, de hecho, la cuota de mercado de España es la quemenosdecreceencasitodaslaspartidasdebienes entre los países seleccionados, habiendo incluso casos (como en las prendas de vestir) donde se ha ganado cuotademercado. 4. UNA ECONOMÍA DIRIGIDA POR EL EN- DEUDAMIENTO Tododéficitexternotienequeserigualalasumadelos déficitsprivadosydéficitspúblicos,esdecirque(X-M)= (S-I) + (T-G).Si el ahorro privado (S) es menor que la in- versión(I)tenemosdéficitprivado,ysilarecaudaciónde impuestos(T)esmenorqueelgastodelgobierno(G)te- nemos déficit público.Así que un déficit comercial, que sucede cuando las importaciones (M) son mayores que lasexportaciones(X),puededarseparalelamenteatres motivos: un incremento de la inversión, una reducción delahorroprivadoounincrementodeldéficitfiscal. En España tenemos que recordar que el Tratado de Maastrichthalimitadolasposibilidadesdeexpansión del déficit fiscal (se exigía un déficit máximo del 3%), por lo que para explicar el asombroso crecimiento de lacuentacorrientetenemosquerecurriralahorropri- vado o a la inversión.Y esas variables se han compor- tado de manera inversa, con un ahorro que caía con- tinuamenteyunainversiónquecrecíadandolugarasí al creciente déficit privado de la economía española. Tras la crisis el déficit público se ha incrementado, pero la caída de la inversión y el incremento del aho- rrohancompensadoyhanllevadoaunareducciónen el saldo de la cuenta corriente. Esta configuración del modelo de crecimiento ha lleva- do, como indicábamos anteriormente, a que la deuda privada se disparara para poder mantener al sistema funcionandoenlosañosanterioresalacrisis.Esadeuda correspondía en su mayor parte a las empresas priva- dasy,enmenormedida,aloshogares.Enningúncaso, como hemos señalado también, se debía al endeuda- mientopúblico. EstosdatosseñalanqueenEspañasedalallamadaPa- radoja de Kaldor, la cual mostraría que crecientes cos- tes laborales unitarios nominales son compatibles con mantenimientoocrecimientodelacuotademercado. Gráfico10:Variacióncuotademercadodeexportacionesde mercancías(2007-2010) Fuente:OrganizaciónMundialdelComercio Gráfico10:Variacióncuotademercadodeexportacionesde mercancías(2007-2010) Fuente:S.G.Ceccheti,M.S.MohantyyF.Zampolli(2011): “Therealeffectsofdebt”,BISWorkingPapers 01 Elyugodelcapital ElcapitalismoespañolenelsigloXXI
  • 12. 32 desdeabajoAño 2013 · Nº02 33desdeabajo La deuda es una hoja de doble filo, pues a la vez que permite propulsar la actividad económica en un comienzo, puede también estancarla por el vo- lumen y carga financiera que genera.Y esto ocurre tanto en la deuda de las empresas como en la deu- da de los hogares. ·Elpapeldeladesigualdad En todo caso, ¿a qué se debe ese extraordinario creci- mientodelendeudamientoprivado?Paramuchosau- tores la desigualdad juega un papel fundamental en la explicación del tipo de modelo de crecimiento econó- mico.Hastaelpuntodequehayunaparteimportante de la literatura económica que vincula la desigualdad conelendeudamiento. Stockhammer (2012), por ejemplo, identifica que la desigualdadestimulaelendeudamientoparacompen- sarlosmenoressalariosylasmenoresprestacionesso- cialesenlospaísesconmodelosdecrecimientodetipo debt-led. En opinión parecida, Palley (2010) considera queladeudahaproporcionadoaloshogaresunmedio para mantener el consumo a pesar del estancamiento de los salarios y la extensión de la desigualdad, mien- trasqueelboomfinancierohaproporcionadolos‘cola- terales’necesariosparaapoyaresacreacióndedeuda. Entodocaso,estadinámicaesinsostenibleyelsistema tiendealcolapso.Noobstante,estosprocesoshanlle- vadoaunaextensióndelavidadelmodeloneoliberal, y han provocado, debido al fuerte endeudamiento y apalancamiento, que la crisis sea más dura. La razón estaba en que en cada ciclo de negocios ha tenido un nivelcadavezmásaltolaratiodeuda/ingreso: “Cuando los ricos les prestan una gran proporción de su ingre- soalospobresyalaclasemedia-comoparecehabersucedido durante la larga gestación de ambas crisis [Gran Depresión de 1929 y Gran Recesión de 2007]- y cuando la desigualdad del ingreso registra un aumento prolongado, las razones deuda/ ingresosubenlosuficientealolargodealgunasdécadascomo para generar un riesgo de crisis grave” (Kumhof y Rancière, 2010). Para los economistas de la escuela de las estructuras socialesdeacumulación9 ,elanálisisestambiénelmis- mo.Según ellos (Kotz, 2008b) en el período neoliberal lademandacrecíainadecuadamentedebidoalosbajos salariosyporlotantoeraimposiblequelaacumulación y el consumo capitalista mantuvieran ritmos suficien- tes para mantener la expansión. La única posibilidad residíaenquealgúngruposocialgastaramásdeloque ingresaba,esdecir,quesedieraunincrementodelen- deudamiento. Para poder endeudarse, sin embargo, era necesaria la existencia de garantías o ‘colaterales’ que dieran respaldo a los nuevos préstamos. Las bur- bujas de activos (financieros e inmobiliarios) habrían cumplido ese papel a pesar de la vulnerabilidad cre- cientequeconllevabaeseproceso. Para los autores neomarxistas también hay una expli- caciónsimilar,pueslacombinacióndecaídadelossala- riosycrecimientodelconsumofueposibleúnicamente graciasaunaexpansiónmasivadelendeudamientode los hogares y a la creación de una enorme burbuja in- mobiliaria,tantoenEstadosUnidoscomoenmodelos similarescomoelespañol. Dado que ya hemos observado que el crecimiento del endeudamientoprivadohasidointensoenlaépocare- ciente, corresponde ahora averiguar si efectivamente la desigualdad ha sido creciente en España y si tiene algunarelaciónconelmencionadoniveldedeuda. En el siguiente gráfico podemos comprobar que la capacidad adquisitiva de los trabajadores españoles ha sido decreciente, puesto que los salarios reales han decrecido anualmente desde finales de la década de los noventa. Los salarios nominales, sin embargo, han crecidoperocadavezaritmosmáslentos10 . 9.- Una de las principales apor- taciones de los teóricos de la llamada “Escuela Política Radi- cal”, surgida en los años sesenta en Estados Unidos de la mano de autores como D. Gordon, M. Reich, T. Weisskopf, R. Edwards y S. Bowles, fue la noción de ‘Es- tructura Social de Acumulación”. Con ella se pretendía describir los requisitos institucionales que sa- tisfacen en cada momento histó- ricoelprocesodeacumulaciónde capital, punto central del análisis radical(Barceló,1998). 10.-Elcrecimientoqueseobserva en los salarios reales en tiempos de crisis es realmente un efecto estadístico derivado de la expul- sión del mercado de trabajo de un gran número de empleados, precisamenteaquellosconmeno- res salarios. Ese hecho determina que el salario medio haya crecido en tiempos de crisis y destrucción deempleo.   Debt-­‐led  growth   Export-­‐led  growth   Salidas  capital   Desigualdad  Desregulación   Burbuja   inmobiliaria  y   financiera   Endeudamiento   Capital  financiero   Capital  productivo   Trabajadores   Neoliberalismo   Economía  dirigida  por  el  endeudamiento   Esquema2.Economíadirigidaporelendeudamiento 01 Elyugodelcapital ElcapitalismoespañolenelsigloXXI
  • 13. 34 desdeabajoAño 2013 · Nº02 35desdeabajo 35desdeabajo 15.00% 20.00% 10.00% 5.00% 0.00% -5.00% 1980 1982 1984 1986 1988 1990 1992 1994 1996 1998 2000 2002 2004 2006 2008 2010 Salarios Nominales Salarios Reales Por otra parte, ya pudimos observar cómo ha sido la evolución de la participación salarial en la renta en Es- paña, que prácticamente en los últimos veinte años ha descendido un 8’25%. Como hemos mencionado, dicho indicador representa la desigualdad creciente entre salarios y beneficios empresariales, pero incluye elefectoestadísticodeunaprobablemayorheteroge- neidad salarial. Es decir, si como está acreditado para otros países (Duménil y Lévy, 2010) se ha producido un crecimiento importante en los salarios de las frac- ciones superiores de empleados, ese hecho estaría minimizando el verdadero impacto de la desigualdad ennuestropaís. Observando la participación de los estratos de renta más altos, comprobamos que han visto también un incremento en la participación de la renta. Si bien no es tan brusco como en otros países, sí sugiere que la desigualdadsalarialestambiéncreciente.Perohayun elementoaúnmásimportanteennuestraopinión,yes el hecho de que son determinados sectores de la po- blación los que más favorecidos salen de procesos de especulaciónfinancieraeinmobiliaria. Enelsiguientegráficopodemosobservarcómosegún seasciendeporestratosderenta,mayorporcentajede ingresos significan las ganancias de capital (en contra- posición con los ingresos salariales), hasta el punto de queenlosañospreviosalacrisisel0’1%másricodela sociedadteníaun70%desusingresosderivadosdelas ganancias de capital. Teniendo presente que ese por- centaje disminuye absolutamente en los estratos más bajos de la población, y que por lo tanto eso significa que viven fundamentalmente de sus ingresos salaria- les,tenemosqueladesigualdadpersonalenEspañaha sido creciente por la propia participación en la burbuja financieraeinmobiliaria. Gráfico11:Crecimientosalarioporempleado,España(1980-2011) Fuente:AMECO(2012) Gráfico12:Participaciónenelingreso,España(1980-2010) Fuente:TheWorldIncomesDatabase(2012) Gráfico12:Porcentajeingresosporgananciasdecapital. España(1981-2010) Fuente:TheWorldTopIncomesDatabase(2012) 2 2,5 3 1,5 1 0,5 0 1980 1982 1984 1986 1988 1990 1992 1994 1996 1998 2000 2002 2004 2006 Top 0,001% Top 0,1% 40 50 60 70 80 30 20 10 0 1981 1983 1985 1987 1989 1991 1993 1995 1997 1999 2001 2003 2005 2007 Top 10% Top5 % Top 1 % Top 0, 1 % Además, los datos revelan que los hogares más ricos disponen no sólo de más activos financieros -según elFondoMonetarioInternacionalel70%delvolumen de los activos financieros en España está en manos del 10% más rico de los españoles (FMI, 2012)-, sino que además disponen de los activos financieros más Lades- gualdad personalen Españahasido crecientepor lapropiaparti- cipaciónenla burbujafinan- cieraeinmobi- liaria” i- 01 Elyugodelcapital ElcapitalismoespañolenelsigloXXI
  • 14. 36 desdeabajoAño 2013 · Nº02 37desdeabajo rentables. Así, sólo un 5’6% de los españoles tiene suscrito un fondo de inversión, pero ese porcentaje disminuyeal2’1%cuandohablamosdel20%máspo- bre de los hogares y asciende a un 18’4% cuando ha- blamos del 10% más rico de los hogares. De la misma forma, sólo un 3’6% de los hogares más pobres tiene accionesoparticipacionesfrenteaun37’2%enlosho- gares más ricos. Igualmente, un 7’4% de los hogares más pobre tiene un plan de pensiones o seguro de vida frente a un 54’2% de los hogares más ricos (Ban- codeEspaña,2011). Dicho lo cual, nos interesa ahora saber qué ocurre con las deudas de los hogares y cómo se distribuyen por estratos de renta. Ello ayudaría a vislumbrar si efectivamente hay una relación entre la desigualdad creciente (en términos funcionales y personales) y el incrementodelendeudamiento. Lo primero que observamos es que el 40% del volu- men de deuda está en manos del 10% más rico de la población según datos del Fondo Monetario Interna- cional (FMI, 2012). De hecho, el 64’7% de los hogares más ricos tiene algún tipo de deuda, frente al 16’5% de los hogares más pobres (ver cuadro siguiente).Sin embargo, algunos de estos datos podrían ser confu- sosporquesonsobrecantidadestotales(losricossue- len endeudarse por cantidades mucho mayores) y no tienenpresentelarelaciónconlosingresos. Si atendemos a dicha relación encontramos que el ratio de deudas sobre renta y riqueza es decreciente, lo que quiere decir que efectivamente los más pobres sonlosmásendeudadossobresucapacidaddeingre- so. De hecho, los hogares más pobres tienen un ratio del 147’7% de deudas sobre la renta, mientras que los más ricos tienen un 62%. De la misma forma, los más pobres dedican un 39’2% de su renta al pago de inte- reses de la deuda mientras que el porcentaje es del 10% en el caso de los más ricos. Además, aunque no sea objeto de estudio en este documento, las deudas recaen más sobre los más jóvenes tanto en cantidad absolutacomoenrelaciónconlosingresos. Así pues, tenemos datos aparentemente contra- dictorios. Por una parte, son pocos los hogares más pobres que han recurrido a las deudas, frente a una cantidad mucho mayor de hogares más ricos que han suscrito un préstamo. Pero, por otra parte, den- trodelconjuntodehogaresendeudadossonlosmás pobres los que más lo están respecto a sus rentas y riquezas. Para intentar arrojar algo más de luz conviene exa- minarlafinalidaddeendeudamientofamiliar.Según el Banco de España el 90’2% de las deudas se desti- naron a la adquisición de una vivienda u otra propie- dad inmobiliaria, frente a un 9’8% que se destinó al consumodevehículosyotrosbienes.Ladistribución entre estratos de renta es muy similar. De estos datos podemos deducir que el endeuda- Hogares Algúntipo dedeuda Ratiodepagos pordeudas sobrerenta (mediana) Ratiode deudas sobrerenta (mediana) Ratiode deudassobre riquezabruta (mediana) Todoslos hogares* 50,1 19 104,7 19,2 Percentilderenta Menorde20 16,5 39,2 147,7 25,5 20-40 42,3 26,4 137 23,9 40-60 63,6 24 148 24,5 60-80 61,2 17 95,8 19,1 80-90 68,5 14,4 84,6 15,7 90-100 64,7 10 62 12,8 Edaddelcabezadefamilia Menorde35 años 68,6 25,6 217,4 52 35-44 72,3 21,5 142,7 24,6 45-54 60 17,9 89,9 13,5 55-64 48,5 12,1 41 5,7 65-74 22,9 15,9 55,3 8,1 Másde75 9,9 12,5 18,5 6,2 *Enelcasodelastresúltimascolumnasserefiereahogaresconalgúntipodedeuda Fuente:BancodeEspaña(2012) Tabla3 01 Elyugodelcapital ElcapitalismoespañolenelsigloXXI
  • 15. 38 desdeabajoAño 2013 · Nº02 39desdeabajo miento se ha producido en un entorno de burbuja inmobiliaria que ha elevado por mucho los precios de las viviendas, obligando a muchas familias a en- deudarse para poder adquirirlas. No hay que olvidar de que nuestro país se caracteriza por un sistema in- mobiliario basado en la propiedad, y donde el 82’7% de los hogares es propietario de una vivienda prin- cipal y el 36’1% dispone de alguna otra propiedad inmobiliaria (siendo este porcentaje del 20% en el caso de los más pobres y del 62% en el de los más ricos). Lógicamente aquellas familias con menores ingresos han quedado más atrapadas en la relación deuda/ingreso. Esunasituaciónsimilaralaquesehadadoenelcaso de las empresas no financieras, donde más de la mi- tad del crecimiento del endeudamiento ha estado vinculado al sector de la construcción y la actividad inmobiliaria (FMI, 2012). ·Conclusiones En consecuencia, y a partir de los datos aportados, no podemos concluir que el crecimiento del endeu- damiento haya tenido una relación directa y positi- va con la desigualdad. No parece claro, en definiti- va, que los más pobres hayan compensado de una forma generalizada su pérdida de poder adquisitivo con más deudas. Sin embargo, sí podemos afirmar que hay una relación directa entre el modelo de cre- cimiento basado en la burbuja inmobiliaria y el cre- ciente endeudamiento. Así pues, nuestra tesis es que las familias han dis- frutado de un efecto riqueza al afectar la burbuja inmobiliaria a casi todas las familias a través de una revalorización de sus activos inmobiliarios. Ello ha generado una falsa ilusión de enriquecimiento al mismo tiempo que en términos objetivos la des- igualdad funcional y personal seguía creciendo. No obstante, esta revalorización de los activos ha sido la garante de que se pudiera mantener el endeuda- miento creciente de los agentes económicos, lo que era necesario para permitir que durante estas déca- das se mantuviera el crecimiento económico. Una vez el modelo de crecimiento económico se desplo- ma, sólo queda el reguero de deudas privadas y una situación agravada de desigualdad funcional. BIBLIOGRAFÍA BancodeEspaña(2011):Encuestasobrelasfamilias Bhaduri, Amir y Marglin, Stephen (1990): “Unem- ployment and the real wage: the economic basis for contesting political ideologies”, en Cambridge Jour- nal of Economics, nº 14, vol. 4, pp. 375-393. Duménil,G.yLévy,D.(2010):Thecrisisofneolibera- lism. HarvardUniversity Press, NewYork. Hein, E. (2011): “Distribution, ‘financialisation’ and the financial and economic crisis - implications for post-crisis economics policies”. Hein,E.,Tricker,A.,andvanTreeck,T.(2011):“The European Financial and EconomicCrisis:Alternative Solutions from a (Post-)Keynesian Perspective”, IMK Working Paper n. 9/2011. King, (2002). Kotz, D. (2008): “The Financial and Economic Crisis of 2008: A Systemic Crisis of Neoliberal Capitalism”. Working paper: http://people.umass.edu/dmkotz/ Fin_Cr_and_NL_08_12.pdf. J. Felipe y Kumar, U. (2011): “Unit labor cost in the eurozone: the competitiveness debate again”. Working paper: http://www.levyinstitute.org/pubs/ wp_651.pdf. Kummhof,M.yRanciere,R.(2011):“Ladeudaapa- lanca la desigualdad”. Luengo,F.yÁlvarez,N.(2011):“Desdelosdesequi- librios comerciales a la crisis económica en la Unión Europea”. MateoyGarzón(2012):“¿Posibilidadonecesidadde la crisis? La economía heterodoxa y la gran recesión (2007-2009)”, de próxima publicación. Palley, T. (2011): “Aspectos económicos de la recu- peración basada en los salarios: análisis y recomen- daciones de políticas”. Recio, A. (2010): “Capitalismo español: la inevitable crisis de un modelo insostenible”. Soloque- daelre- guerodedeu- dasprivadasy unasituación agravadade desigualdad funcional” 01 Elyugodelcapital ElcapitalismoespañolenelsigloXXI
  • 16. 40 desdeabajoAño 2013 · Nº02 41desdeabajo Rein (2011): “La izquierda, la crisis de deuda sobe- rana y el euro” en Revista Sin Permiso: http://www. sinpermiso.info/articulos/ficheros/reinauno.pdf Shaikh (1978): Valor,Acumulación yCrisis. Fondo de Cultura Económica, México D.F. Stockhammer (2008): “Crecimiento basado en los salarios: introducción”. Stockhammer (2011): “Rising inequality as a root cause of the present crisis”. Storm, S. y Naastepad, C.W.M. (2011): “Los efec- tos del crecimiento basado en los salarios sobre la productividad y las inversiones”. Sweezy(1981):“FourlecturesonMarxism”.Monthly Review Press, London. Tablas(2007):EconomíaPolíticaMundial.Ariel,Madrid. Vlachou, A. (2012): “The Greek economy in tur- moil”. Rethinking Marxism, vol. 24, nº2, pp. 171-200. 01 Finanzas, información y democracia Unacríticaeconómico-políticadela mediaciónespectaculardelacrisis Francisco Sierra Caballero1 DepartamentodePeriodismoI. FacultaddeComunicación UNIVERSIDADDESEVILLA. Avda.AméricoVespucio,s/n,Isla delaCartuja41092Sevilla.· E-mail:fsierra@us.es www.compoliticas.org INTRODUCCIÓN Elcálculo,laconfianza,lagestióndelriesgoyladiná- mica de reproducción y ampliación de los mercados estánmediatizados,enelcapitalismofinanciero,por elaccesoydisponibilidaddeinformación.Nohayac- tividadeconómicaenlaglobalizacióncapitalistaque no esté determinada por el poder de la mediación. Pues, en esencia, la principal cualidad de lo infor- mativo es su carácter fiduciario. Implícitamente, se sostiene en un contrato comunicacional. Se funda en la creencia y el reconocimiento de la veracidad de lo representado. Informar, a priori, es representar lo real verídico. Lo que significa dar cuenta en el men- saje de un contenido lógico de representación de lo fáctico en tanto que noticia de lo eventual (media events), lo contingente y/o la ruptura del acontecer. Elproblemaqueseplanteacuandopensamoslame- diación y su influencia en lo que hace décadas Eliseo Verón denominó, como parte fundamental de la se- miosis social, la producción ideológica de la realidad es que la información es una mercancía doblemente determinada, material e ideológicamente.Toda me- diación informativa plantea, de hecho, un problema subyacente de valorización de capitales que ha de ser tomada en cuenta para comprender las contra- 1.-Es ProfesorTitular deTeoría de la Comunicación de la Universi- dad de Sevilla. Director delGrupo Interdisciplinario de Estudios en Comunicación, Política y Cambio Social (www.compoliticas.org) y Editor de la Revista de Estudios para el Desarrollo Social de la Comunicación (REDES.COM) del Departamento de Periodismo I. Fundador y responsable de Rela- ciones Internacionales de la Aso- ciación Española de Investigación de la Comunicación (AEIC), en la actualidad, desempeña el cargo de Secretario Internacional de la Unión Latina de Economía Políti- ca de la Información, la Comuni- cación y laCultura ( www.ulepicc. net ) y funge en calidad de Vice- presidente de la Confederación Iberoamericana de Asociaciones Científicas en Comunicación (www.confibercom.org). Elyugodelcapital Finanzas,informaciónydemocracia

Related Documents