NATURAREN AHOTSA
Nº 65 - JUNIO - 2001 ...
7.329,2 331,8 4,52
ÓRGANO DE EXPRESIÓN DE LA ASOCIACIÓN PARA LA DEFENSA
...
Diputación Foral
...
Diputación Foral
de Bizkaia
Departamento de Agricultura
Bizkaiko Foru
...
Gipuzkoako Foru Aldundia
...
Gipuzkoako Foru Aldundia
Nekazaritza eta Ingurugiro Saila
Diputación Foral de Gipuzkoa
Departam...
ICTIOLOGÍA PECES DE RÍO DE EUSKADI
S ÁBALO
El sábalo es un pez
sumamente escaso ...
ICTIOLOGÍA PECES DE RÍO DE EUSKADI
Especie introducida mediante repoblaciones, su presencia en nuest...
E
n los torren
tes y arro-
yos cristali-
...
ICTIOLOGÍA PECES DE RÍO DE EUSKADI
y corrientes rápidas hasta alcan-
zar las aguas poco profundas,
limpias y...
L
a carpa, zamo arrunta,
(Cyprinus carpio) es uno de
...
ICTIOLOGÍA PECES DE RÍO DE EUSKADI
CARPA
nitores, con fuertes coletazos, los esparcen
para que se peguen ...
ICTIOLOGÍA PECES DE RÍO DE EUSKADI
CARPÍN DORADO
...
ICTIOLOGÍA PECES DE RÍO DE EUSKADI
...
Nataho065
Nataho065
Nataho065
Nataho065
Nataho065
Nataho065
Nataho065
Nataho065
Nataho065
Nataho065
Nataho065
Nataho065
Nataho065
Nataho065
Nataho065
Nataho065
Nataho065
Nataho065
Nataho065
Nataho065
Nataho065
Nataho065
Nataho065
Nataho065
Nataho065
of 40

Nataho065

Published on: Mar 3, 2016
Published in: Education      
Source: www.slideshare.net


Transcripts - Nataho065

  • 1. NATURAREN AHOTSA Nº 65 - JUNIO - 2001 ESPECIAL MEDIO AMBIENTE 250 Pts. L A VOZ D E L A N A T U R A L E Z A D. E. V. A. E. Diputación Foral Nekazaritza eta Ingurugiro Departamentua de Bizkaia Arabako Foru Aldundia Departamento de Agricultura y Medio Ambiente Diputación Foral de Álava Departamento de Agricultura Gipuzkoako Foru Aldundia Bizkaiko Foru Nekazaritza eta ingurugiro Saila Aldundia Departamento de Agricultura y Medio Ambiente Diputación Foral de Gipuzkoa Nekazaritza Saila PECES DE RÍO DE EUSKADI
  • 2. 7.329,2 331,8 4,52
  • 3. ÓRGANO DE EXPRESIÓN DE LA ASOCIACIÓN PARA LA DEFENSA DE LAS ESPECIES EN VÍAS DE EXTINCIÓN: A.D.E.V.E. IRAUNGITZEKO ZORIAN DAUDEN ESPEZIAK DEFENDATZEKO ELKARGOA Asociación declarada de Utilidad Pública según Decreto del Gobierno Vasco 3/1996, de 9 de enero (BOPV 7-2-1996) EDIT ORIAL S U M A R I O E ste año, desde ADEVE, con motivo del Día Mundial de Medio Ambiente, queremos rendir un sincero homenaje a ESPECIAL MEDIO AMBIENTE nuestros ríos, y aprovechando la mejora AÑO X - Nº: 65 - PECES DE RÍO DE EUSKADI - 250 Ptas. que están experimentando sus aguas, queremos dar a conocer la valiosa PECES DE LOS TRAMOS ALTOS fauna piscícola que vive en ellos, con el PECES DE TRAMOS BAJOS fin de dar un impulso a la sensibilización social sobre la importancia que tiene su cuidado y respeto. Durante décadas los ríos vascos han albergado una gran diversidad de espe- cies. Millones de angulas ascendían cada invierno por ellos, acompañadas durante la primavera, de salmones y sábalos. En sus tramos medios, grandes bancos de loinas, barbos o piscardos podían verse desde los puentes que los cruzaban. Pero la fuerte industrialización ubicada en sus orillas amenazó, durante muchos años, la vida piscícola. Salmón ..............................................4-5 Por fortuna, en la última década, como fruto de un profundo cambio de mentali- Trucha marina o reo ..........................6-7 dad social y Administrativa, se ha inicia- Trucha arco iris.....................................9 do un ambicioso proyecto de sanea- Trucha de río .................................10-11 miento de los cauces fluviales, y como PECES DE LOS TRAMOS MEDIOS Sábalo ..................................................8 resultado de ello, hoy puede apreciarse una paulatina recuperación de sus Anguila ..........................................20-21 aguas. Las repoblaciones piscícolas Espinoso........................................28-29 realizadas por los departamentos de Lisa o corcón ......................................31 Agricultura de las Diputaciones Forales, Muble..................................................32 especialmente con salmones, están Platija..................................................33 dando sus frutos, como muestra el Gobio de arena o cabuxino enano .....34 hecho de que después de cien años, el salmón haya regresado a los ríos de PECES INTRODUCIDOS Bizkaia. Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer para la completa recupera- ción del ecosistema fluvial. Con dos pasos hacia adelante y uno hacia atrás, la batalla en favor de la conservación y Carpa..................................................13 mejora de nuestros ríos se libra día a día. La clave para ganarla, radica en Carpín dorado.....................................14 que todos nosotros sintamos que estos Tenca ..................................................15 ecosistemas son nuestro propio hogar. Barbo de cola roja ..............................16 Sólo así podremos saldar la gran deuda Barbo de montaña..............................17 que tenemos contraída con la Gobio de río........................................18 Naturaleza, una deuda cuyo pago, en Loina...................................................19 definitiva, redunda en nuestro propio Piscardo..............................................22 bienestar y en la mejora de nuestra cali- Bermejuela .........................................23 dad de vida. Bagre.............................................24-25 Perca americana ................................35 Fernando Pedro Pérez Locha de río .......................................26 Lucio..............................................36-37 Director Colmilleja o lamprehuela ....................27 Pez sol................................................38 Blenio de río .......................................30 Siluro ..................................................38 DIRECTOR: Fernando Pedro Pérez. SUBDIRECTOR: Jon Duñabeitia COLABORADORES: Nerea Legarreta Aitor Atxa, Xabier Maidagan, BOLETÍN DE SUSCRIPCIÓN FOTOGRAFÍA: Ana Iza, Nekane Arruti , Izaskun Zubia. CUOTA ANUAL: 6 números + uno especial : 1.750 Ptas. DISEÑO GRÁFICO: María Pilar Morrás A. de Urabayen. FORMA DE PAGO: Ingresando dicho importe en las siguientes entidades bancarias: DEPÓSITO LEGAL: SS-608/99 ADMINISTRACIÓN Y REDACCIÓN: CAJA LABORAL POPULAR: Entidad: 3035 Oficina: 0220 Control: 20 Núm. de cuenta: 220.0.00367.6 Av.Madariaga, nº. 47- 6º C - Esc.1 - BILBAO. - Tno.: (94)4752883. BILBAO BIZKAIA KUTXA: Entidad: 2095 Oficina: 0355 Control: 76 Núm. de cuenta: 38.3024282.7 C/.Catalina de Erauso, 16-3º A - 20010 DONOSTIA Tfno.: - 943371765.- e-mail: adeve@canal21.com Al efectuar el ingreso debes dar tu nombre. Después llámanos y dinos la dirección donde deseas recibir la revista. 3
  • 4. Diputación Foral de Bizkaia Departamento de Agricultura Bizkaiko Foru Aldundia Nekazaritza Saila Los ríos Bidasoa, S Urumea, Lea y Mayor son los únicos cauces vascos por los que actualmente remontan los salmones para perpetuar su especie. En el Urumea, Lea y Mayor ALMÓN lo hacen gracias al fruto de las repoblaciones llevadas a cabo por las Diputacones Forales de Gipuzkoa y Bizkaia, ya que en ellos su desaparición había quedado N constatada desde hacía muchas décadas. acidos en minúsculos arroyue- presas sin canalizaciones para que puedan ser el río para emprender su migración al mar. No los de montaña, después de superadas en su ascenso, han sido las causas se sabe con certeza por qué emigran estos sortear innumerables casca- fundamentales de su desaparición. peces. La posición del sol, la temperatura y el das y remansos, los salmones nivel del agua que aumenta al derretirse la vascos descienden por los ríos VIDA EN EL RÍO nieve, son posibles factores que los científicos atraídos por la llamada del mar barajan para intentar explicar este enigma. cuando apenas han cumplido un bienio de Cuando nace, a principios de primavera, el edad y alcanzan los 20 cm. de longitud. Dos o diminuto salmón o izokin arrunta (Salmo salar), UNA VIDA EN EL OCÉANO tres años después, ya crecidos, emprenderán tan sólo mide 1,5 - 2 cm. Es transparente y su el viaje de retorno a los mismos arroyos que los vientre termina en una bolsa llena de sustancia En el mar los salmones habitan en aguas pro- vieron nacer, para perpetuar la especie. nutritiva, el saco vitelino, que le sirve de ali- fundas, nutriéndose de peces como clupéidos, Lamentablemente hace bastantes años que mento durante casi dos meses más, mientras moluscos y crustáceos, logrando crecer tan este infatigable viajero, presente a principios permanece inmóvil en el fondo, hasta que es rápidamente que en menos de un año triplican del siglo pasado en la mayoría de los cursos capaz de nadar. Entonces apenas con 3 cm. se su talla. De todas formas los machos son algo vascos, dejó de remontarlos. Desde hace más dedica a buscar larvas de insectos y pulgas de mayores que sus compañeras. de seis décadas, únicamente el Bidasoa ha agua para alimentarse. Al cabo de tres años éstos pueden alcanzar un podido contemplar su ascenso imparable. Hacia el quinto mes, cuando alcanzan los 5 peso de 8 a 14 kilos, y una longitud que se sitúa Actualmente, y gracias a las repoblaciones cm., desarrollan las escamas y su cuerpo se entre los 100 y los 170 cm., mientras que las efectuadas por los Departamentos de oscurece y aparecen con puntos negros. A los hembras no suelen superar los 80 centímetros Agricultura de las Diputaciones Forales de seis meses ya miden 7 cm. y al año superan los y los 7 kilos de peso. En opinión de algunos Gipuzkoa y Bizkaia, se ha constatado su repro- 15 cm. En ese momento su dorso adquiere un investigadores, el hecho de que estos peces ducción de forma natural en el Urumea y en el color gris azulado, mientras que el vientre y los vivan en zonas muy profundas explica que no río Urruzuno, cauces que remontan en pleno flancos se tornan plateados y se llenan de existan en el Mediterráneo, cuyas aguas, ade- invierno. El pasado año se constató también la grandes manchas. Entonces se alimentan de más, son más cálidas que las del Atlántico. Por presencia de ejemplares llegados del mar a los insectos, gusanos y pequeños crustáceos. otra parte, los ríos que desembocan en el Mare ríos Lea y Mayor. Llegado este periplo de su vida descienden por Nostrum no ofrecen condiciones apropiadas para su desarrollo. ÚLTIMAS EXTINCIONES Precisamente parece que el color rosado de su carne Existen datos fidedignos que se debe a que en el mar corroboran la extinción de este pez se nutre de una este emblemático pez en gamba abisal cuyo capara- algunos de nuestros cursos zón contiene un pigmento de agua. Así, en 1870 se rojo. consideraba extinto en el Los machos alcanzan la Deba y en 1938 desapareció madurez sexual al cabo de del Urola. 1940 Marcó el fin 2 ó 3 años de vivir en el de su existencia en el mar, es decir a los 4 ó 5 Urumea y en el Oria. años de vida, aunque algu- La contaminación de las nos, excepcionalmente, aguas, el elevado índice de precisan hasta siete. eutrofización especialmente Una vez alcanzada la en sus tramos bajos y la madurez regresan al construcción de diques y mismo río que los vio nacer. 4
  • 5. Diputación Foral de Bizkaia Departamento de Agricultura Bizkaiko Foru Aldundia Nekazaritza Saila ICTIOLOGÍA PECES DE RÍO DE EUSKADI escamas y queda una señal que se conoce con el nombre de "marca de la puesta". La cabeza del macho se transforma; los dientes son sustituidos por otros más fuer- tes y el extremo de la mandí- bula inferior se tuerce hacia arriba. En ocasiones pueden tardar varios meses en llegar a los riachuelos más recóndi- tos. SIMILAR A LA TRUCHA MARINA El salmón del Atlántico puede alcanzar el metro y medio de longitud y los 25 kilos de peso. Los machos son siem- pre mayores que las hembras, al contrario de lo que ocurre en la mayoría de los demás peces. Las hembras, como máximo alcanzan 1,20 centí- RELOJ BIOLÓGICO llegan a consumir sus propios tejidos, lo que metros y los 15 kilos de peso. No obstante los hace que la piel pierda su elasticidad caracte- ejemplares que remontan nuestros ríos no Nadie sabe exactamente cómo lo consiguen, ni rística. Entonces se arruga el borde de las suelen superar los diez kilos de peso. EL DESOVE de qué forma se orientan en alta mar. Se supo- ne que al igual que otros animales, se encauzan A mediante un "reloj biológico" interior y por la posición del sol, incluso se baraja la posibilidad de que se guíen por los campos magnéticos para localizar la desembocadura de "su" cauce finales de otoño o principios del y dejar caer un rosario de huevos que son fluvial, que se halla a centenares de kilómetros invierno comienza el desove. Una fecundados por el macho al verter sobre de distancia. También se ha comprobado que vez elegido el lugar de apareamien- ellos su esperma. pueden detectar las variaciones de la duración to, generalmente sobre un fondo de grava Así actúan en cada surco excavado. del día -lo que les indica la época del año- y que donde una ligera corriente oxigena los hue- Generalmente tarda 2 ó 3 días en realizar el están dotados de un calendario interno. vecillos. La hembra prepara pequeños sur- desove y pone de 3.000 a 30.000 huevos, El salmón nada de regreso a su río natal cos que excava agitando con fuerza su según su tamaño. Estos miden 6 milíme- siguiendo una ruta constante durante semanas, cola, mientras los machos combaten entre tros, son rosados, están recubiertos por una a un ritmo de unos 60 kilómetros diarios. ellos para conquistarlas. sustancia viscosa y suelen tardar de 2 a 3 También ha quedado demostrado que al llegar a El vencedor inicia seguidamente su danza meses en eclosionar. A menudo las hem- la desembocadura del río de su nacimiento, se nupcial, girando alrededor de la hembra y bras cuidan sus puestas para evitar que valen de su finísimo olfato, ya que son capaces mordisqueando su vientre y branquias. Ella otras hembras hurguen en ellos. de reaccionar ante ciertas sustancias olorosas, da vueltas en redondo y es seguida por el A diferencia de otras especies de salmones, aunque estén muy diluidas. macho que al aproximarse a ella se pone de como los canadienses, el de nuestros ríos Experimentos realizados con diversos ejempla- lado y con su aleta dorsal roza el orificio por no suele morir tras la freza. Se deja arras- res demostraron que si se les taponan los orifi- donde saldrán los huevos. trar río abajo hasta el mar, donde recupera cios nasales y se les suelta en la costa, no pue- La hembra permanece entonces inmóvil y su fuerza y colorido y se prepara para un den hallar "sus" aguas y penetran en el primero todo su cuerpo es sacudido por un temblor nuevo viaje. Si bien se calcula que su vida que encuentran. convulsivo. Unos segundos después reanu- media es de cinco años, algunos ejempla- Al llegar a las desembocaduras salobres de los da sus giros. La escena se repite varias res alcanzan los diez años de edad. ríos, permanecen algún tiempo en ellas para veces hasta que se inclina de lado movien- adaptar de nuevo su cuerpo a las aguas dulces. do la cola para levantar la gravilla del fondo En esta fase los salmones pierden el aspecto plateado de los peces marinos y comienzan a adoptar sus colores de la época de desove. Los ríos vasco-cantábricos son remontados por estos peces de marzo a julio. En pleno invierno suelen penetrar los mayores ejemplares, mien- tras que durante el verano lo hacen los más pequeños. En su viaje río arriba, a contraco- rriente, vencen toda clase de dificultades y para salvar grandes obstáculos suelen apoyar su cola contra alguna piedra grande del río y, arqueando el cuerpo para darse mayor impulso, saltan con fuerza para salvarlo. De este modo puede lograr saltos de casi tres metros de altu- ra y de hasta 5 metros de distancia. A pesar del desgaste que supone este accidentado viaje, no suelen comer, salvo en contadas ocasiones, pues viven de las reservas de grasa que alma- cenaron cuando estaban en el mar. Parte de su grasa se transforma en energía y parte, en la formación de los productos sexua- les, aunque cuando el depósito queda vacío 5
  • 6. Gipuzkoako Foru Aldundia Nekazaritza eta Ingurugiro Saila Diputación Foral de Gipuzkoa Departamento de Agricultura y Medio Ambiente Subespecie de la Salmo trutta, la trucha marina o reo, está presente en el río Bidasoa, Urumea, Urola y Oka. L TRUCHA MARINA a trucha marina, (Salmo tru- tta trutta), también llamada reo, Itsas amuarraina, es una subespecie de la Salmo tru- tta. Antaño este pez era un si se alimenta masivamente en el río en su fase juvenil. Mediante la lectura de de ciertos crustáceos, su la anchura de los círculos de sus escamas, se carne adquiere un color roji- puede saber los años que ha pasado en el río y zo. Entonces se las suele los que ha pasado en el mar. denominar truchas asalmo- nadas. ASCENSIÓN AL RÍO Al igual que el salmón, la tru- cha marina regresa a deso- Ascendiendo por el río en busca de aguas más var al mismo río donde nació. oxigenadas y de menor salinidad, las truchas Lo hace después de pasar marinas llegan a sus lugares de puesta guiadas en el mar un período de tiem- por su olfato. po que oscila entre uno y Para llegar a su destino estos peces tienen que cinco años. A diferencia de nadar contra corrientes a veces muy impetuosas éste, cuando entran en los y, en ocasiones, se ven obligados a salvar obstá- ríos no dejan de alimentarse culos, tanto naturales, (cascadas), como artificia- y comen todo lo que pueden les -presas hechas por el hombre-. Las truchas para adquirir reservas que marinas ascienden por los ríos hasta cotas más emplearán en su reproduc- lejanas que los salmones, y sus lugares de pues- ción. ta suelen estar también ubicados más arriba. En el medio marino la trucha Escogen como lugar para desovar pequeños crece muy rápidamente, regatos de aguas cristalinas y bien oxigenadas, debido a la gran cantidad de poco profundos con fondo de grava. alimento que consume, Las hembras depositan sus huevos a finales de mucho más que cuando está año, entre los meses de noviembre y diciembre y morador habitual de prácticamente todos los estuarios de los ríos vizcaínos y guipuzcoanos, pero la contaminación en la que ha estado sumi- do durante décadas, hizo que prácticamente desapareciera de todos ellos, salvo en la cuenca del Bidasoa. Actualmente la mejora experimentada por las aguas de los principales cauces, gracias a las inversiones realizadas para su saneamiento y depuración, y al cierre de numerosas industrias contaminantes, ha hecho que la trucha marina haya vuelto a colonizar sus estuarios. Es el caso del río Urumea, del Oka y del Urola. VIDA MARINA La trucha marina es una especie migradora, de carácter anádromo que vive en el mar y se aden- tra en los ríos para reproducirse. En su fase mari- na no penetra tanto en el mar como lo hacen los salmones, pues permanece cerca de los estua- rios y en zonas de aguas salobres. Allí se nutre de peces, moluscos y crustáceos. Curiosamente 6
  • 7. Gipuzkoako Foru Aldundia Nekazaritza eta Ingurugiro Saila Diputación Foral de Gipuzkoa Departamento de Agricultura y Medio Ambiente ICTIOLOGÍA PECES DE RÍO DE EUSKADI lo hacen siempre durante la noche. Como en el caso del salmón, es la hembra la que escoge y prepara el lugar donde depositará los hue- vos, donde permanece largo rato junto a su pareja. HASTA DIEZ MIL HUEVOS Éstas hacen con su cola diversos surcos en el fondo y expulsan unos diez mil huevos de color amarillo o anaranjado (unos mil qui- nientos por kilogramo de peso), que son fecundados por el macho. A veces puede haber dos o incluso tres machos fecundándolos. Posteriormente los cubren con arenilla y grava y aban- donan el lugar para dirigirse nuevamente al mar. El número de truchas mari- nas que logran reproducirse por segunda vez (al año siguiente), es mucho mayor que el de salmones. Al pare- cer, el desgaste energético que sufren en la puesta es menor y son numerosos los ejemplares que logran llegar hasta el mar, donde vas, así como diversos moluscos. Las truchas DIFERENCIAS CON LA TRUCHA DE RÍO Y EL SALMÓN se recuperan rápidamente. Cuando nacen los marinas jóvenes se distinguen de los salmones alevines, al cabo de entre tres y cinco semanas, de su misma edad por tener las manchas de La trucha marina se diferencia de su hermana, según la temperatura del agua, miden de 1,5 a color gris azulado menos marcadas que éstos y la trucha de río, en que es más esbelta y sus 2,5 centímetros de longitud y llevan un gran saco por po-seer un mayor número de manchitas de manchas oceladas son más oscuras en vez de vitelino del que se nutren durante casi un mes, color rojo orladas de blanco sobre sus costados. rosadas. Su talla habitual suele ser de 30 a 40 permaneciendo inmóviles en el fondo. Después Estas truchas permanecen alimentándose en el centímetros, si bien excepcionalmente puede se alimentan del plancton del río nadando a con- río entre uno y cuatro años. Se ha constatado alcanzar un tamaño máximo de un metro de tracorriente con la boca abierta. A medida que que cuanto más al norte viven, más tiempo per- longitud y hasta 15 kilos de peso, siendo, por lo van creciendo consumen gusanos, insectos y lar- manecen en las aguas dulces. general, las hembras estériles quienes logran NOCTURNAS INTELIGENTES alcanzar estas extraordinarias dimensiones. Esta trucha es muy similar al salmón, especial- E mente cuando regresa o acude al mar, pero de R menor tamaño. Asimismo, las manchitas que aparecen salpicadas por su cuerpo son más abundantes y más grandes que la del salmón, llegando a estar presentes incluso en sus flan- cinco años, aunque puede llegar a diez. cos. Su pedúnculo caudal es más ancho y su ápidas e inteligentes, los Su área de distribución está comprendida cuerpo menos esbelto. Su cabeza es fuerte y la reos son peces nocturnos desde el noroeste de la Península Ibérica boca es algo mayor que la del salmón. que durante el día permane- hasta el Mar Blanco. cen ocultos bajo las piedras del fondo o en las cuevas de las orillas frondosas. De vez en cuando, nadan un rato contra corriente con la boca abierta para aprovechar los alimentos y el planc- ton que puede bajar del río y vuelven a refugiarse. Los machos alcanzan la madurez sexual al cabo de dos años, y las hembras a los tres, por lo que ésta les puede llegar en el río o bien en el mar, según el tiempo que permanezcan en las aguas dulces. Cuando alcanzan un tamaño que oscila entre 15 y 35 centímetros, sienten la lla- mada del mar y descienden por los ríos. Tras vivir en el mar entre uno y cinco años, sienten la llamada de la reproducción y acuden a las aguas dulces para desovar. La vida media de esta trucha es de unos 7
  • 8. ICTIOLOGÍA PECES DE RÍO DE EUSKADI S ÁBALO El sábalo es un pez sumamente escaso en los lla su vida en las profundidades marinas y acude a las aguas dulces a reproducirse. Si bien se han descrito varias subespecies, la que vive en Euskadi es la Alosa alosa de Linneo. en el río, este pez se nutre de crustáceos, insectos y pequeños peces. El sábalo habita en todos los mares de Europa, excepto en el mar Negro y en el Báltico. En las costas gallegas son abundan- ríos vascos. Considerado Capaz de alcanzar los 60 centímetros de lon- tes y grandes cantidades se concentran en el como especie rara por el gitud y un peso de unos tres kilos, el sábalo Miño, pero a medida que transcurre la corni- Catálogo Vasco de es un pez sumamente escaso en los ríos vas- sa cantábrica son más escasos sus remon- cos. En la actualidad tan sólo remonta las tes, debido principalmente a la polución. Especies Amenazadas, aguas del Bidasoa, por lo que está conside- actualmente tan sólo CARACTERES rado como especie rara por el Catálogo P E remonta las aguas del Vasco de Especies Amenazadas. Las hem- bras son siempre mayores que los machos. Bidasoa. El sábalo pasa su vida en el mar, en fondos arenoso-rocosos que se encuentran a una l sábalo es muy parecido a la profundidad que oscila entre los 150 y los saboga, otro pez de su mismo 250 metros. Allí se nutre casi exclusivamente género. De hecho vulgarmente a erteneciente a la familia de los de plancton, que filtra con las branquispinas ambos se les conoce con el nombre de Clupéidos y al género alosa, el de sus arcos branquiales. Los machos alosas. Sin embargo se diferencia de sábalo o Kolaka (Alosa alosa) es, maduran cuando alcanzan los dos años de ésta por tener un mayor número de al igual que el salmón, un pez edad y las hembras, lo hacen más tarde, branquispinas en sus arcos branquiales, anádromo, es decir, que desarro- generalmente un año después. Cuando vive (unas cien en su primer arco frente a las 50 que presenta la saboga), y por su mayor número de escamas en la línea lateral (entre 60 y 70). Asimismo las ale- tas del sábalo tienen más radios y su aleta dorsal comienza al mismo nivel que las ventrales, en vez de estar algo más adelantada, como en la saboga. En las axilas de las aletas ventrales, el sábalo posee una arista escamosa que puede llegar a tener la mitad del tamaño de la aleta, mientras que en la saboga esta arista es mucho más pequeña. El cuerpo del sábalo es plano y alto, está cubierto de grandes escamas y presenta un color de color azulado en el dorso y plateado en los flancos, si bien, cuando habita en los ríos se vuelve más pardus- co. Su cabeza es fuerte, su opérculo estriado y la mandíbula inferior algo más prominente que la superior. Sus ojos están provistos de un párpado adiposo. 8
  • 9. ICTIOLOGÍA PECES DE RÍO DE EUSKADI Especie introducida mediante repoblaciones, su presencia en nuestros cursos se limita a los luga- res donde se realizan anualmente estas introducciones por parte de las Diputaciones Forales. En muy pocos ríos se ha logrado adaptar bien. Dos de ellos son los afluentes del Cadagua, Plomos e Ibarra, en Bizkaia. TRUCHA ARCO-IRIS L a trucha arco-iris o Amuarrain ortza- los fracasos reproductores de esta especie y la en gusanos, pequeños peces, larvas de insec- darra (Oncorhynchus mykiss) llegó a dificultad que mostraba para aclimatarse por tos, crustáceos y curiosamente, si está ham- Europa a finales del siglo pasado completo han evidenciado que únicamente brienta, puede ingerir hasta pan. donde fue introducida en numerosos puede emplearse para su pesca recreativa. Los machos maduran a los dos años y las hem- ríos. Actualmente las Diputaciones Forales repueblan bras a los tres. En los meses de enero a mayo En Euskadi esta especie ha sido utilizada hace cada año los tramos de diversos ríos y embalses ponen de 500 a 3.000 huevos de unos 5 centí- unos años como especie de repoblación de con truchas arco-iris con este fin, ya que no metros de diámetro. Los alevines son más pre- diversos ríos trucheros, en sustitución o como supone competencia para la autóctona al no lle- coces y fuertes que los de la trucha común, sien- acompañante de la trucha común o de río, pero gar a reproducirse o ser extremadamente raro do tanto ellos como los adultos, menos exigen- que lo haga. Por ello, su pre- tes que la trucha común, ya que pueden sobre- sencia en nuestros cursos vivir en aguas menos puras y más cálidas, cuya se limita a los lugares donde temperatura oscile en ocasiones los 20 ó 23 gra- se realizan estas repoblacio- dos centígrados. Esta fue una de las razones nes, o donde existen pisci- que aconsejaron su aclimatación en aguas euro- factorías de las que se peas. En nuestras aguas rara vez culminan con fugan. Son muy pocos los éxito su reproducción. lugares en los que este sal- Algunas investigaciones sugieren que localmen- mónido ha podido aclimatar- te la trucha arco-iris puede desplazar a la trucha se satisfactoriamente. Entre común, si bien las dos especies viven en dife- ellos figuran los afluentes rentes tramos de un mismo curso de agua. del Cadagua, Plomos e Las trucha arco-iris puede alcanzar grandes Ibarra, en Bizkaia, donde ha dimensiones, pues supera el metro de longitud logrado desplazar a su her- con un máximo de 12 kilos, si bien lo habitual es mana la trucha de río. que mida entre 35 y 60 centímetros y pese de 2 Este pez está presente en a 4 kilos. los ríos guipuzcoanos Oria y CARACTERES Leizaran; en el Artibai, Kalera y Cadagua de L Bizkaia y en el Ega Izalde, Omecillo, Zadorra y Nervión a trucha arco-iris presenta una cabe- de Alava, así como en los za parecida a la trucha común, así embalses de Ullibarri, como un cuerpo cubierto de pequeñas Villarreal y Albina. escamas, pero se diferencia de ésta por La trucha arco-iris no es tan su colorido dorsal azulado cubierto de voraz como otras especies motas negruzcas, en vez de rojas u oce- de su género y le gustan las ladas, y por poseer una banda arco-iris aguas menos rápidas que a que recorre sus flancos. Su vientre es la trucha común. Le agrada blanco plateado en las hembras y grisá- vivir en lagos y pantanos. Su ceo en el macho adulto. alimentación está basada 9
  • 10. E n los torren tes y arro- yos cristali- nos de montaña, en las cas- cadas y remansos de los cursos medios de prácticamente todos nuestros ríos y en todos nuestros pantanos y lagunas, un pez de estilizada figura nada en busca de ali- mento, es la trucha común o de río, Ibai amuarraina, TRUCHA DE RÍO (Salmo trutta fario). De color verdoso con grandes motas rojas o negras, su colo- rido varía según su edad, estación del año y hábitat en el que se encuentra y puede ser tanto claro como negruz- co. Generalmente las que viven en pantanos y embalses suelen ser de mayor tamaño que las que habitan en los pequeños arroyos poco pro- fundos, pudiendo llegar a La trucha de río es uno de los peces más abundantes de medir hasta un metro de lon- gitud y pesar hasta 5 kilos. los cauces fluviales, de los tres Territorios Históricos. La población de truchas comunes de nuestros ríos es anualmente incrementada mediante las repo- pulsándose mediante un brusco coletazo de su como el lucio y persiguen a todo tipo de anima- blaciones que llevan a cabo las Diputaciones aleta caudal. Si bien los ejemplares jóvenes se les, incluidos sus propios hijos. Forales de los tres territorios Históricos de la nutren de pequeños insectos, gusanos, sangui- Comunidad Autónoma Vasca. Ello ha hecho juelas o renacuajos, las grandes truchas de más LUGARES ESTRATÉGICOS posible que actualmente sea el pez de río más de un kilo de peso, se muestran tan voraces abundante de nuestras aguas conti- Las truchas tienen la costumbre de nentales en los tres Territorios situarse en lugares estratégicos del Históricos, al estar presente en prác- río para procurarse el sustento diario, ticamente todos los ríos, especial- siendo los ejemplares más fuertes los mente en sus cabeceras. Es más que logran los mejores sitios. escasa en el Ebro y en algunos cur- Amante de las aguas frías y oxigena- sos de la Llanada Alavesa. En das, que no superen los 15ºC, los indi- Bizkaia está ausente en los afluentes viduos adultos buscan durante el del Cadagua, Pomos e Ibarra, donde invierno los fondos algo profundos aparece su vicaria introducida la tru- para allí, semialetargados, reposar en cha de arco-iris. un sueño invernal. Al bajar las aguas de los deshielos vuelven a recobrar su EXCELENTES NADADORAS actividad y emigran por el río para buscar alimento. Excelentes nadadoras y saltadoras, al igual que sus primos los salmones, UNA CUNA DE AGUA son capaces de salvar obstáculos de considerable altura. Su alimentación Desde mediados de octubre y hasta es muy variada y va desde crustá- bien entrado el mes de diciembre, las ceos y pequeños peces hasta insec- truchas comunes de nuestros ríos tos, tanto en estado larvario como entran en celo. La papila sexual de los adultos. A menudo saltan fuera del adultos aumenta de tamaño y su piel agua para atrapar a los mosquitos se altera, pues las escamas dorsales que revolotean cerca de la superficie. y ventrales de los machos se cubren La trucha común puede ser conside- de una excrecencia de color negruz- rada como un animal más bien noc- co. Durante este período ambos turno, ya que generalmente durante el sexos se diferencian con facilidad, ya día, permanece escondida entre las que el macho pierde sus dientes pren- piedras y los salientes de la orilla o en siles y adquiere otros mayores llama- las cavidades y refugios formados por dos dientes nupciales. Al mismo tiem- las rocas de las aguas donde habita. po se va formando una protuberancia Mientras está inmóvil, permanece en forma de gancho en la mandíbula vigilando atentamente sus alrededo- inferior que le confiere un aspecto res, al acecho de su presa. Si se apro- característico. xima algún pececillo, conserva su Todos los individuos acuden a inmovilidad hasta que la víctima se desovar al lugar del río que les vio pone a su alcance; entonces se aba- nacer, por lo que ascienden hasta lanza sobre ella como un resorte, pro- su cabecera superando desniveles 10
  • 11. ICTIOLOGÍA PECES DE RÍO DE EUSKADI y corrientes rápidas hasta alcan- zar las aguas poco profundas, limpias y frías de los arroyos de montaña, cuya oxigenación per- mite el desarrollo y supervivencia de los alevines. Los machos suelen madurar sexualmente a los dos años de vida, uno año antes que las hembras. DICIEMBRE, ÉPOCA DE DESOVE Hacia el mes de noviembre o diciembre las truchas en celo acu- den a sus puntos de freza, que sue- len ser remansos con fondo areno- so. Las hembras suelen llegar antes que los machos y escogen los luga- res más apropiados para depositar los huevos. Cuando éstos acuden, las hembras levantan la arena y el cieno del fondo mediante fuertes movimientos de su cola, con el fin de preparar una cavidad ancha y baja. La pareja se coloca el uno junto al otro y permanecen durante largo rato en esa posición. Cuando hasta los lugares de donde partieron, río abajo. esconden nadando torpemente entre las pie- llega la noche acontece la freza. A medida que la Poco a poco comienzan a alimentarse para dras del fondo para resguardarse del ataque de hembra expulsa sus huevos, al friccionar su preparar su próxima freza un año más tarde. otros peces. Al principio permanecen casi vientre contra la arena del fondo, su compañero, Algunos ejemplares no sobreviven a la puesta inmóviles, agitando simplemente sus aletas ligeramente detrás de ella, los fecunda rociando y se les puede ver flotando en la corriente. pectorales, aún rudimentarias. Transcurridas sobre ellos su esperma. A menudo se pueden Si la temperatura del agua es apropiada -12 un par de semanas se va coloreando su dorso ver a varios machos acompañando y fecundan- grados-, los huevos eclosionan en unos 35 y flancos, y al cabo de un año superan los 10 do los huevos de una sola hembra. Esta rudi- días. Los diminutos alevines, translúcidos y cm. Al año siguiente maduran sexualmente. mentaria poliandra no conlleva ninguna agresivi- provistos de un gran saco vitelino del que se ali- Entonces tienen un tamaño de 25 centímetros dad entre ellos. La sincronización entre la apues- mentan durante sus primeros días de vida, se y un peso de 150 gramos. ta y la eyaculación queda asegurada mediante la presencia de sustancias químicas que se espar- cen por el agua, al tiempo que salen los huevos. Después de fecundados son cubiertos por una fina capa de arena. NUMEROSAS VARIEDADES L Las truchas sólo utilizan para desovar lugares donde la gravilla está bañada por una corriente de agua con el fin de que ésta arrastre a los hue- vos no fecundados, cuyo peso es menor, y apor- a trucha de río tiene tantas variedades que se ha llegado a decir que no hay te el suficiente oxígeno a los que quedan bajo la dos truchas iguales. Existen entre ellas tres subespecies, que son las varie- arena. Se ha calculado que las hembras ponen dades más importantes: la trucha de mar o Salmo trutta trutta, la trucha de río por cada kilo de peso entre 1.500 y 2.000 hue- o común, Salmo trutta fario y la trucha de lago o Salmo trutta lacustris, ésta última vos amarillo verdosos de 4 a 5 milímetros de diá- subespecie está ausente de las aguas dulces de Euskadi. metro. Tras finalizar el desove las truchas, El colorido de estas tres variedades es diferente y también sus costumbres, pues exhaustas, se dejan arrastrar por la corriente mientras que la marina pasa parte de su vida en el mar, regresando a los ríos en la época de puesta, la común, permanece siempre en el río, ascendiendo más o menos por él y por sus afluentes durante la época de desove. El peso habitual de las truchas que viven en los arro- yos que superan los 1.500 metros de altitud es de unos 100 gramos, con una longitud de 20 cm. En casos excepcionales estas truchas alcanzan un tama- ño de 40 cm y un peso de casi 2 kilos. En los ríos grandes, la longitud habitual es de 30 cm y un peso que oscila entre los 200 y los 500 gramos, alcanzando a menudo hasta un kilo. Pero excepcionalmente pue- den llegar a medir hasta 90 cm. y pesar de 6 a 9 kilos. La coloración de las truchas de río es muy variable. Las poblaciones que habitan en las aguas cristalinas de los arroyos de alta montaña presentan una colora- ción más brillante, y las manchas anaranjadas de su cuerpo son de un tono más vivo. En cambio en los grandes ríos su coloración es más difusa, apagada y pálida, siendo en los lagos profundos de un tono más oscuro y azulado en el dorso, pero más plateado en sus flancos y vientre. Por lo general, el color de la tru- cha varía según la edad, el lugar en que vive, el sexo, la estación del año.... 11
  • 12. L a carpa, zamo arrunta, (Cyprinus carpio) es uno de En Euskadi la carpa está presente en el río Ebro, Zadorra, los peces que mejor se han adaptado a vivir en los cursos bajos de los ríos que aún no Bayas, Galindo y Gobelas, así como en el embalse viz- están muy contaminados y en los embalses. caíno del Regato. Este pez muestra una extraordinaria Originaria de Asia Menor y de los ríos que vierten a los mares Caspio y Negro, este pez adaptación a los más variados tipos de aguas, aunque de carácter tranquilo y confiado, fue introdu- contengan muy poco oxígeno. Pero su rasgo más asom- cido en Europa por los romanos y en España por la dinastía de los Habsburgo en el S.XVII, quienes la soltaron en los estanques reales broso es su gran lon- gevidad, pues supe- para que nadara como elemento decorativo. Sin embargo, debido a su colosal tamaño, -puede alcanzar un metro y más de 25 kilos-, ra los cuarenta años de vida. más tarde se introdujo en los cursos fluviales para la pesca deportiva. Actualmente puede encontrarse en casi todos los lagos, pantanos y cursos lentos, medios o bajos de los ríos Ibéricos que posean fondo de barro y sean ricos en vegetación. En Euskadi habita en el río Ebro, en los tra- mos bajos de sus afluentes Zadorra y Bayas, así como en los ríos Galindo, Gobelas y el embalse vizcaíno del Regato. Ello se debe a su extraordinaria adaptación a los más varia- dos tipos de aguas y a su gran resistencia a las aguas con bajo contenido en oxígeno, pues son capaces de resistir concentraciones de oxígeno de hasta 0,4 miligramos por litro. SEDENTARIAS Y NOCTURNAS Las carpas son peces sedentarios que viven en pequeños grupos. Bastante temerosas y de costumbres más bien nocturnas, durante el día suelen permanecer en el fondo, ocultas entre las plantas acuáticas. Sus movimientos son lentos y se las puede ver nadar con parsimonia en los pozos y zonas remansadas, pues les gusta vivir en aguas tranquilas o estancadas, provistas de abun- dante vegetación, que tengan considerable profundidad. Su actividad está muy ligada a la temperatura del agua, de forma que con aguas cálidas se muestra muy activa, pero cuando la tempera- tura desciende, apenas ingiere alimento. Los machos son más pequeños que las hembras. REPRODUCCIÓN A mediados de primavera se forman pequeños bancos de machos y hembras que se reúnen para efectuar el desove. La puesta de huevos se realiza en aguas poco profundas cerca- nas a la orilla, que están provistas de abundante vegetación, donde la temperatura es elevada, oscilando entre 17 y 20 ºC. Las parejas se revuelcan sobre el fango de la orilla y excavan, mediante fuertes coletazos, una pequeña depresión de unos 40 centímetros de longitud. Finalizada la preparación del rudi- mentario nido, la hembra se introduce en él. Su compañero, colocado junto a ella, expulsa el líquido seminal sobre los huevos que su pareja ha puesto en varias hileras a modo de rosario. Las carpas son muy prolíficas, ya que ponen de 100.000 a 150.000 huevos por kilo de peso, generalmente unos 300.000, pero pueden llegar hasta los 700.000. Dada su fecundidad, los griegos y romanos dedicaron este pez a Venus. Claro está que desconocían entonces los millones de huevos que ponen algunos peces planos, cier- tos Gádidos y, por encima de todos el pez luna, que puede poner hasta 300 millones de huevos. Finalizada la puesta y antes de que la envoltura de los hue- vos, transparentes y de 1 a 1,6 mm. se endurezca, los proge- 12
  • 13. ICTIOLOGÍA PECES DE RÍO DE EUSKADI CARPA nitores, con fuertes coletazos, los esparcen para que se peguen a las plantas acuáticas que van creciendo se va desarrollando hasta obtener su máximo desarrollo de adulto. Su 20 y 40 cm. y pesar entre 350 y 900 gramos. Como máximo alcanzan un metro y 30 kilos circundantes, en vez de caer al barro, ya que crecimiento varía según la cantidad de ali- de peso cuando tienen 40 años de edad, ya éste se adhiere a su envoltura externa impi- mento disponible. En las piscifactorías donde que estos longevos animales, al igual que diendo el intercambio de gases de la respira- se cría, en 2 ó 3 años puede alcanzar un kilo todos los peces, nunca dejan de crecer y ción de los embriones, lo que provocaría su de peso, aunque los ejemplares que viven en cuanto más viejos, más tamaño tienen. muerte por asfixia. los ríos tienen un crecimiento más lento. En muchas ocasiones las carpas desovan Estos, a los 3 ó 4 años pueden medir, entre varias veces, separadas entre sí por CRECIMIENTO intervalos de una semana aproxima- damente. Durante la puesta, como se Se ha comprobado que un rápido cre- realiza a poca profundidad, los gran- cimiento produce individuos de dorso des ejemplares suelen asomar su arqueado, mientras que los que cre- aleta dorsal, corriendo el peligro de cieron lentamente, son de forma alar- ser capturados por aves acuáticas y gada. La temperatura también juega rapaces, tales como milanos, garzas un papel muy importante en la voraci- o cigüeñas. dad de la carpa. A menos de 8 grados El tiempo que tardan en eclosionar apenas se alimenta, mientras que su oscila entre una y dos semanas, máximo apetito se manifiesta a los 20 según la temperatura del agua. Los grados. recién nacidos se nutren durante 3 ó Cuando las carpas alcanzan la madu- 4 días de las sustancias de su saco rez sexual a los dos o tres años, -los vitelino. Entonces se mantienen machos lo hacen un poco antes que inmóviles en el fondo u ocultos entre las hembras-, comienzan a consumir la vegetación. Después, suben a la más plantas y su alimentación es superficie para llenar de aire, mixta, mitad carnívora y mitad herbívo- mediante una bocanada, su vejiga ra. Pero cuando son adultos, las plan- natatoria. tas acuáticas suponen el 90% de su Una vez que terminan de formar su dieta. aparato digestivo, están en condicio- Al llegar el otoño, estos ciprínidos nes de alimentarse por sí mismos. En comienzan a alimentarse cada vez ese momento se despierta en ellos más con el fin de acumular reservas. un instinto depredador y, a diferencia Ello se debe a que en los meses fríos de los adultos que son herbívoros, de invierno, cuando la temperatura del comienzan a cazar larvas de mosqui- agua desciende considerablemente, tos y otros insectos así como peque- acuden a lugares profundos y se entie- ños crustáceos, caracolillos, o gusa- rran en el fango, entrando en una nos que captura rebuscando con sus etapa de somnolencia que se prolonga barbillones entre el fango. hasta el inicio de la primavera. Durante El aparato digestivo de las jóvenes la hibernación pierden entre un 5 y un carpas es sencillo, pero a medida 15% de su peso. 13
  • 14. ICTIOLOGÍA PECES DE RÍO DE EUSKADI CARPÍN DORADO En el río Ebro y sus afluentes, así como en los ríos Mercadillo, Oria, Urkulu, Gobelas, Galindo, Butrón y en diversos embalses como el de Ullíbarri, Villareal, o Albina, ha sido introduci- do, con gran éxito, el E carpín dorado, especie asiática que ha logrado reproducirse de forma natural en algunos cauces. l carpín dora- do, urre- a r r a i n a (Carassius auratus), especie origi- naria de Asia oriental, es un pez que ha sido introducido con bastante éxito en los ríos y embalses de los tres Territorios Históricos y gra- cias a su gran resistencia y adaptabilidad ha logrado inclu- Europa central y occidental, llegando a con tal que haya un poco de humedad y, al igual so reproducirse de forma natural en algunos España, Italia, Escandinavia y Reino Unido. que la carpa, si habita en un pozo que se seca cauces. Este pez mantiene numerosas pobla- por el calor, es capaz de enfundarse en el barro ciones que se encuentran naturalizadas en el VIDA SEDENTARIA del fondo para resistir y esperar la llegada de las río Ebro y sus afluentes: Omecillo, Bayas y lluvias. Su régimen alimenticio es omnívoro. Zadorra, así como en los embalses de Villareal, Estos peces llevan una vida tranquila y seden- Aprovecha todo organismo, animal o vegetal Ullibarri Gamboa y Albina. En Gipuzkoa está taria en cursos de agua lentos. Viven en que pueda servirle de sustento ( insectos, gusa- presente en el Oria, especialmente a su paso pequeños grupos y sus movimientos son pau- nos, moluscos crustáceos, etc). por Lasarte hasta Usurbil, el Urumea, el Urola, sados. Cuando las aguas son fuertes, se acer- el Amezketa y el Antzuola. También se le puede can a las orillas, donde la corriente es más REPRODUCCIÓN encontrar en las regatas Jaizubia y en el menor. embalse de Urkulu. Los carpines son muy resistentes y adaptables, Al igual que la carpa, el carpín es muy prolífico Por su parte en Bizkaia ha sido introducido en pues son capaces de vivir en condiciones extre- y como ella, su época de reproducción aconte- el embalse del Regato, en las balsas de la mas, en aguas con muy bajo contenido en oxí- ce entre los meses de mayo a julio en lugares Arboleda, y en los ríos Mercadillo, Nervión, II geno y muy frías. De hecho, durante el invierno, tranquilos del río. Entonces la hembra, asedia- IIbaizabal, Gobelas, Galindo y Burrón. son capaces de vivir bajo el hielo de los estan- da por el macho, busca lugares de abundante El carpín es un pez que ha sido empleado en ques que están al aire libre. Entonces reducen vegetación para depositar entre cien mil y tres- piscicultura desde tiempos remotos, por lo que su actividad vital hasta casi paralizarla y se entie- cientos mil huevecillos rojos y viscosos, de 1,5 resulta difícil conocer su distribución natural, ya rran en el barro del fondo o entre la vegetación. milímetros de diámetro que se pegan a las raí- que actualmente se encuentra diseminado por Al mismo tiempo también soportan aguas cuya ces y a las hojas, debido a su gran viscosidad. todo el mundo. Se cree que su área original temperatura es elevada y el oxígeno bajo, o que Realizada la puesta, el macho los fecunda comprendía los países del Este de Europa, contengan elevados índices de contaminación. rociando sobre ellos su esperma. Después, los Siberia y Asia. Posteriormente se extendió por Pueden resistir mucho tiempo fuera del agua progenitores la abandonan. Al cabo de cinco o seis días eclosionan los huevos y aparecen las C larvas de color pardusco que irán adquiriendo una SIMILAR A LA CARPA uando el carpín vive en estado salvaje tiene un aspecto bastante parecido a la carpa, con una cabeza muy semejante, pero coloración rojiza o amari- llenta si la temperatura del agua es superior a sin barbillas y con un cuerpo más corto. los 21 ºC y la alimenta- Su color es pardo rojizo u oliváceo en el ción abundante. Al cabo dorso y flancos, pero en éstos aparecen refle- de tres o cuatro años, jos dorados y amarillentos. El vientre es ama- con 10 cm. alcanzan la rillo pálido. La variedad roja es rojo intensa. madurez sexual. Las Muchos de los peces que se venden en los variedades exóticas acuarios, son formas, a veces muy extrañas maduran cuando tienen de esta especie, ya que a partir de ella la 6 centímetros. El carpín experimentación genética de los acuarófilos puede vivir hasta 30 ha producido numerosas variedades exóticas años. En cambio las de carpín dorado dotadas de caracteres par- variedades de híbridos ticulares como doble y larga cola en velo, no suelen superar los enorme cabeza, ojos saltones... 12-16 años. 14
  • 15. ICTIOLOGÍA PECES DE RÍO DE EUSKADI TENCA Presente únicamente en Territorio Alavés, la tenca es capaz de soportar cierto grado de contaminación y una elevada E temperatura del agua durante el verano, ya que puede sobrevivir respirando el escaso oxígeno que se diluye en la superficie desde el aire. n los remansos de los embalses y ríos alaveses donde la corrien- te es escasa, habita la tenca o tenka (Tinca tinca), un ciprínido, que puede medir hasta 60 centí- metros y pesar más de 5 kilos, aunque normalmente mide entre 20 y 35 cm. y pesa de 0,5 a 1,5 kilos. Ampliamente distribui- da por el continente europeo y ausente en los países más septentrionales y en los ríos de la franja costera del mar Adriático, en Euskadi es una especie de distribución mediterránea que falta, de forma natural, en los ríos de la vertien- te cantábrica, por lo que sólo está presente en el Territorio Alavés. Allí se ha constatado su presencia en el río Ebro y en algunos de sus afluentes, como el Zadorra, así como en el río Bayas y en varias balsas de riego de la Llanada. TRANQUILA Y SEDENTARIA La tenca es un pez tranquilo y sedentario que le gusta vivir en aguas estancadas provistas de abundante vegetación y fondo fangoso, porque en el invierno, cuando la temperatura REPRODUCCIÓN TARDÍA pasivamente sobre las plantas durante los pri- del agua desciende, se refugia bajo él hasta la meros días. Al cabo de diez días su saco vitelino llegada de la primavera. Sólo permanece activa La reproducción de la tenca se realiza en fechas se reabsorbe, se desarrolla completamente su cuando las condiciones del medio le son favo- tardías. Desde finales de primavera y hasta fina- aparato digestivo y comienzan a alimentarse de rables. Este pez es capaz de soportar cierto les de junio tiene lugar la freza en aguas some- pequeños animales planctónicos y posterior- grado de contaminación y una elevada tempe- ras ricas en vegetación, cuya temperatura oscila mente de larvas de mosquitos y gusanos. A ratura del agua durante el verano, ya que entre los 19 y los 20 grados. Los machos defien- medida que van creciendo abandonan su ali- puede sobrevivir respirando el escaso oxígeno den ante cualquier otro galán el pequeño territo- mentación carnívora y se vuelven vegetarianas. que se diluye en la superficie desde el aire. rio que su pareja ha escogido para depositar los Esto influye considerablemente en su colora- También puede resistir con vida fuera del agua diminutos huevos de 0,8 a 1 milímetro de diá- ción. Su tonalidad verde olivácea suele tornarse durante mucho tiempo, con tal de que sus bran- metro sobre las plantas que allí existen. grisácea, dorada o incluso negra. quias se mantengan con un poco de humedad. El número de huevos que una hembra pone Su régimen alimentario es omnívoro. Devora oscila entre 300.000 y 600.000; lo hace a inter- principalmente gusanos, crustáceos, moluscos, valos de quince días, durante dos meses. Al CRECIMIENTO LENTO insectos y larvas, así como vegetales y hasta el cabo de siete u ocho días nacen los alevines, S mismo barro del fondo para aprovechar los midiendo de 4 a 5 mm. de longitud. Poseen microorganismos que en él habitan. órganos de fijación que les permiten mantenerse u crecimiento es lento. Se ha compro- bado que el primer verano mide entre 4 y 8 centímetros y pesa entre 5 y 10 gra- mos. Al segundo año alcanza los 10-15 cm y los 40-100 gramos. Entonces el macho ya se diferencia de la hembra. Al tercer verano mide entre 20 y 30 cm y pesa de 200 a 300 gramos y en ocasiones algunos ejemplares están en condiciones de repro- ducirse, si bien la mayoría no madura sexualmente a partir de los 4 años, edad en la que miden 25 ó 30 cm. y pesan unos 250 gramos. A comienzos del invierno, cuando la temperatura del agua desciende considerablemente, buscan fonos blandos donde enterrarse en el cieno hasta la lle- gada de la primavera. Los ejemplares que habitan en charcas que en verano sufren considerables sequías, también acostum- bran a introducirse bajo el fango, a la espe- ra de las lluvias otoñales. 15