Política internacional sobre drogas en Latino América y el
Caribe, desde el 2000 en adelante, específicamente en los paíse...
Drogas (CICAD); la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), que
es la división de la ONU que se dedica ...
este ensayo. ¿Cómo influye en los estados sudamericanos la droga en temas sociales y de
salud? ¿Y qué políticas internacio...
3) La Organización de los Estados Americanos (OEA), específicamente con su Comisión
Interamericana para el Control del Abu...
cuentas, nos da a entender bien, cómo es que esta problemática afecta a los estados en el
ámbito social. Este ámbito socia...
menos acceso a la atención de salud.”(Organización Panamericana de la Salud: 2009. 12)
Lo que nos lleva a decir que este p...
O por otro lado podemos ver lo que propone la CICAD en su plan hemisférico de acción
sobre drogas, que se desarrolló el 17...
3) Adoptar, de conformidad con las necesidades de cada país, medidas de desarrollo
alternativo integral y sostenible y de ...
Por ultimo está el punto de vista innovador que se le está dando a la problemática de drogas
la cual se sustenta principal...
http://www.eclac.org/publicaciones/xml/1/5621/lcl1431e.pdf
http://www.unasursg.org/uploads/7c/81/7c8187875fc493d0ecacf587d...
Política internacional frente al tráfico de drogas en latino américa
of 11

Política internacional frente al tráfico de drogas en latino américa

Ensayo sobre política de drogas a nivel regional en Latino América
Published on: Mar 4, 2016
Published in: News & Politics      
Source: www.slideshare.net


Transcripts - Política internacional frente al tráfico de drogas en latino américa

  • 1. Política internacional sobre drogas en Latino América y el Caribe, desde el 2000 en adelante, específicamente en los países Sudamericanos. Hector Leiva Muñoz. l. Introducción La producción, el consumo y el tráfico de drogas, es un tema que abarca el interés político, a nivel mundial hace un largo tiempo. Ya que este invade la diplomacia, influye en la política interior y exterior y en la economía trasnacional. Genera tensiones en las relaciones políticas internacionales. Y entre otras cosas, pone en riesgo, los límites de los derechos y las libertades individuales de las personas frente al consumo de estas. Es así como los Estados se han visto en la necesidad de organizarse y crear mecanismo para enfrentar esta realidad que los afecta. Por lo cual, instituciones tanto nacionales (fundaciones y organizaciones no gubernamentales) como internacionales se han dedicado a investigar cómo se desarrolla, que consecuencias conlleva en la población y que mecanismo pueden ayudar para combatirla. Debido a esto no es de extrañarse, que la institución mundial más grande e influyente frente a las políticas internacionales como lo es la ONU sea un gran referente sobre este tema, y por lo cual, desde aquí es donde se han realizado los principales estudios, informes e investigaciones sobre esta problemática y ahí en más, el cómo poder enfrentarlas en conjunto para lograr así conseguir un mayor control y fiscalización. Por lo mismo se ha pronunciado, a través de una declaración política realizada el año 1998 durante la Asamblea General, dónde da un punto de vista frente a las drogas, que ha dado el peso y presencia progresiva al tema: “Las drogas destruyen vidas y comunidades, socavan el desarrollo humano sostenible y generan delincuencia. Las drogas afectan a todos los sectores de la sociedad en todos los países; sobre todo, el uso indebido de drogas afecta la libertad y el desarrollo de los jóvenes, que son el patrimonio más preciado de la humanidad. Las drogas constituyen una grave amenaza para la salud y el bienestar de todo el género humano, para la independencia de los Estados, la democracia, la estabilidad de las naciones, la estructura de todas las sociedades y la dignidad y la esperanza de millones de personas y sus familias”( Declaración política. ONU. 1998: 1). Pero así como la ONU, existen otras instituciones que se han hecho cargo de este tema por ejemplo en Latino América, en donde nos centraremos en cuatro de varias más y estas son las siguientes: la Organización Panamericana de la Salud (OPS) la cual se deriva de la Organización Mundial de la Salud (OMS); la Organización de Estados Americanos (OEA) específicamente a través de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de
  • 2. Drogas (CICAD); la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), que es la división de la ONU que se dedica a tratar este tipo de sucesos en esta región. Y finalmente Asuntos del Sur (ADS), es un think tank que desde el 2007 se enfoca en presentar, discutir y pensar escenarios para América Latina. Está compuesto por miembros ubicados en diferentes países de la región, Europa y Estados Unidos. Específicamente gracias a su proyecto del el Observatorio de Políticas de Drogas y Opinión Pública. Dentro de esta realidad global anteriormente presentada; Latino América y el Caribe no queda exenta, esto debido a que la presencia y consumo de drogas o sustancias psicotrópicas ha estado presente en la mayoría de las culturas originarias de esta región, donde varían sus usos, funciones, etc. Pero tal como menciona Martin Hopenhayn en su libro la Grieta de las Drogas: “En América Latina y el Caribe el problema de las drogas adquiere especial significación dada su presencia en las economías nacionales, su amenaza de corrupción de estamentos públicos, la feroz violencia delictiva inherente al tráfico de drogas ilícitas, y la fuerte relación entre ofertas de drogas provenientes de la región y Estados Unidos…”. (Martin. Hopenhayn: 1997. 12). Cosa que no es menor si vemos las realidades de algunos países latinos que han sido fuertemente influenciados por traficantes, como por ejemplo fue el caso de Colombia y el traficante Pablo Escobar entre otros. Aquí un gráfico de la OPS que demuestra el panorama frente al consumo dando cuenta del presente de esos años. Fuente: Organización Panamericana de la Salud (OPS); Panorama de la región año 2009. Sin embargo existen aristas que acrecientan aún más este problema: 1) El tráfico que existe de América Latina a Estados Unidos. 2) Concentrar la totalidad de la producción mundial de cocaína y sus derivados, producción de marihuana destinada tanto al consumo como a la exportación y crecientemente producción de amapolas y elaboración de opio y heroína y, 3) Tener un gran consumo de drogas por parte de los jóvenes, pero en mayor grado en los de alta vulnerabilidad social. Frente a esto hay que tener en cuenta, que tan importante es el rol que tienen los Estados pero centrándonos en esta ocasión en los países sudamericanos y como en sí estos se han preocupado de abordar este tema. Que, aunque en su gran medida hasta hoy en día, sigue siendo un problema que existe y es parte de la realidad latino americana, cada vez más ha sido tomado en cuenta y a su vez combatido. Esto tiene como consecuencia que el tráfico de drogas se presente en menos proporciones entre los países de la región y esta con el mundo. Es por lo cual que desarrollaremos algunas interrogantes que serán parte del eje de
  • 3. este ensayo. ¿Cómo influye en los estados sudamericanos la droga en temas sociales y de salud? ¿Y qué políticas internacionales apuntan a enfrentar este problema? 2. Hipótesis Tomando en cuenta lo ya mencionado, los Estados desarrollaron estrategias y planes, los cuales se ven reflejados en acuerdos y convenciones que se hacen cargo de esta problemática. La teoría del Constructivismo donde se puede destacar al autor Alexander Wendt entre otros, nos sirve de respaldo ya que esta dice lo siguiente: Los países crean y mantienen la cooperación (se ayudan mutuamente) en base a ideales o identidades que ellos comparten y, que mediante la confluencia (la unión) de las identidades en común que tengan los países, éstos van a ir creando instituciones que cumplan con los objetivos que se fijen. Algo que se presenta actualmente y se expresa por medio de los tres organismos ya mencionados, sin embargo, profundizaremos un poco más acerca de ellos para ver el rol que tienen, como nacen y que países los conforman. Y más adelante como actúan frente a las interrogantes anteriormente planteadas en la introducción. Estos son los siguientes: 1) La Organización Panamericana de la Salud (OPS), se fundó el 2 de diciembre de 1902 y es el organismo especializado de salud del sistema interamericano, encabezado por la Organización de los Estados Americanos (OEA), y a su vez está afiliada a la Organización Mundial de la Salud (OMS), desde 1949, de manera que forma parte igualmente del sistema de las Naciones Unidas (ONU). Tiene su sede en Washington y está dedicada a controlar y coordinar políticas que promuevan la salud y el bienestar en 35 países americanos, mientras que Puerto Rico es un miembro asociado. Fraia, el Reino de los Países Bajos y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte son Estados participantes, y España y Portugal son Estados observadores. Y por otro lado, los países Latino Americanos, específicamente Sudamericanos que están presentes son: Brasil, Chile, Perú, Venezuela, Argentina, Bolivia, Colombia, Ecuador, Paraguay y Uruguay, Guyana y Surinam. Sin dejar de lado la presencia relevante de Estados Unidos. (Disponible en http://www.paho.org/hq/index.php?lang=es, ingresado el 5 de julio del 2013). 2) La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), es el organismo dependiente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) responsable de promover el desarrollo económico y social de la región. Se fundó el 1948, tiene su sede central, una en Santiago de Chile y dos subregionales: Una para América Central con sede en Ciudad de México creada en 1951 y otra para los países del Caribe situada en Puerto España en Trinidad y Tobago en 1966. Así como también una de enlace con Estados Unidos. Tiene una División de Desarrollo Social quien es la que se encarga de esta temática de drogas. Tiene 44 miembros y 9 asociados. Dentro de los 44 miembros se encuentran los siguientes países Sudamericanos: Brasil, Chile, Perú, Venezuela, Argentina, Bolivia, Colombia, Ecuador, Paraguay y Uruguay, Guyana y Surinam. Sumando como presencia importante, al igual que en varias otras instituciones a, Estados Unidos. (Disponible en http://www.eclac.org, ingresado el 6 de julio del 2013).
  • 4. 3) La Organización de los Estados Americanos (OEA), específicamente con su Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD) la cual se estableció en noviembre de 1986 por la Asamblea General, su sede se encuentra en Washington, la integran 35 Estados Americanos Donde los países Sudamericanos presentes son: Brasil, Chile, Perú, Venezuela, Argentina, Bolivia, Colombia, Ecuador, Paraguay y Uruguay, Guyana y Surinam. Y como en las dos anteriores Estados Unidos. (Disponible en http://www.oas.org/es/, ingresado el 6 de julio del 2013). 4) La organización Asuntos Del Sur (ADS) junto a su Observatorio ejecuta el único barómetro regional enfocado en temas de políticas de droga y consumo en América Latina. Trabaja en alianza con el Centro de Estudios sobre Seguridad y Drogas, Universidad de los Andes en Colombia y la cooperación de organizaciones como el Centro de Estudios Municipales y Provinciales en Argentina, la Escuela Superior de Economía y Negocios en El Salvador, Espolea y SSDP en México, la Facultad de Ciencia Política de la Universidad Alberto Hurtado en Chile, entre otras. Contamos con el financiamiento del Open Society Foundations (OPDOP), el cual ejecuta una encuesta anual y presencial, cara a cara, en 6 países de la región con una muestra aproximada de 4,000 casos. La encuesta se basa en percepción de políticas de drogas y consumo. (Disponible en http://www.asuntosdelsur.org/drogas/, ingresado el 7 de julio del 2013). Ya habiendo profundizado en lo que son las instituciones y como los Estados se involucran y se hacen participes, la hipótesis de este ensayo es la siguiente: Frente a esta temática que se presenta y en particular frente a las interrogantes a desarrollar, existe una gran cantidad políticas regionales que estas cuatros instituciones han llevado a cabo, las que se sustentan con creces, por el compromiso cada vez más exhaustivo de cada uno de sus miembros hace a nivel nacional como internacional. Lo que trae a su vez como efecto, que estas mismas políticas y otras servirán para prever futuras actuaciones dependiendo del panorama que se presente. 3. Desarrollo El cómo influye la droga en los estados, se ve muy bien reflejado en el que estos, no son capases de satisfacer las necesidades de la población, la cual se acerca al uso de estas sustancias psicoactivas naturales como químicas para satisfacerlas; algo que Martin Hopenhayn describe diciendo: “que todos los esfuerzos de prevención del uso indebido de drogas han fracasado, porque no han sido capaces de ofrecer otros bienes o servicios que satisfagan esas necesidades.” (Martin. Hopenhayn: 1997. 29) Esto eso sí, pensando en una estrategia de abstinencia, la cual no llega a ofrecer ni dar soporte a esas necesidades requeridas, sino que más bien, da una mirada la cual rebaja a segundo plano esta situación por sobre otras como por ejemplo la economía y la incriminación entorno a las drogas. Por lo que el consumo de drogas aun que quisiera ser negada de raíz no se podría, ya que estas son usadas por la medicina para tratar problemas de salud mental, lo que a fin de
  • 5. cuentas, nos da a entender bien, cómo es que esta problemática afecta a los estados en el ámbito social. Este ámbito social, donde hay que tener en cuenta el hecho de que esta se presenta en la mayoría de la población si discriminar clase, sexo y edad. Pero por otro lado este problema social que traen las drogas, se acrecienta un poco más en el ámbito de la distribución, es decir en el ámbito del narcotráfico nacional como internacional propiamente tal debido a que los proveedores de estas sustancias consiguen ganancias gigantesca las cuales le van dando un gran poder. El que se ve reflejado, en especial, en el tema criminal, donde el tema de protección de esta redes, conlleva una serie de actividades ilícitas tales como la corrupción, violencia, entre otras. Y tal como se mencionó anteriormente, esta actividad ilícita tampoco discrimina clase, género y edad. Finalmente, no se puede dejar de lado el hecho de la producción de drogas y sus efectos sociales, hecho que se relaciona y entrelaza directamente con las otras dos problemáticas, la del consumo y el tráfico. Pero en si esta afecta de una manera distinta, ya que la producción trae como consecuencia una predominante subordinación comercial de los campesinos a los cultivos ilícitos del narcotráfico. Tal como lo demuestra la CEPAL en un informe sobre serie de políticas sociales, donde se menciona que: “Grandes poblaciones de campesinos e indígenas se han incorporado a los cultivos ilícitos del narcotráfico, y esta situación se mantiene debido a que la rentabilidad de los cultivos lícitos sigue siendo negativa, mientras que la producción de marihuana, coca y amapola permite mayores ingresos económicos” (Irma. Arriagada y Martin Hopenhayn. CEPAL: 2000. 13). Situación que no es de extrañarse hasta hoy ya que se presenta como un camino de fácil acceso para tener mejor condiciones de vida y poder satisfacer necesidades. Cosa que al fin y al cabo limita el actuar de los Estados en estas tres esferas que la droga produce en la población siendo una lucha constante que demanda, dinero y desarrollo de instituciones que se hagan cargo, como es el ejemplo de Chile con el CONACE (Consejo Nacional de Estupefacientes) que entrega asistencia técnica y financiera a proyectos de prevención, tratamiento y rehabilitación de instituciones públicas y privadas y de la propia comunidad, privilegiando a las comunidades de mayor riesgo social y de vulnerabilidad frente al consumo indebido de drogas. Bolivia que ha desarrollado el Plan Dignidad que se fundamenta en la erradicación de los cultivos de coca excedentarios e ilegales; y la aplicación de una sólida política de desarrollo alternativo con inversiones sociales, de infraestructura y recursos financieros. En Perú la Comisión de Lucha Contra el Consumo de Drogas promueve un conjunto de nueve intervenciones articuladas que buscan abordar integralmente el problema: fortalecimiento y sensibilización de las organizaciones de base; provisión de infraestructura social y mejoramiento en la prestación de servicios sociales básicos. (Irma. Arriagada y Martin Hopenhayn. CEPAL: 2000. 32 – 33) Entre muchas más que otros países afiliados a la CEPAL, OPS y CICAD han logrado sustentar y desarrollar. Pasando al punto de salud dentro de la misma pregunta, la droga afecta en la población en grandes rasgos en los países de la región, los cuales son estudiados por estas organizaciones. Por ejemplo la OPS en el informe de epidemiologia del uso de drogas demuestra un antecedente, “Las drogas ilegales son usadas con más frecuencia en los países de ingresos altos de las Américas, pero las consecuencias de la dependencia de drogas para la salud (enfermedades, discapacidades y defunciones) se sienten de manera desproporcionada en los países de ingresos bajos y medios, donde las personas tienen
  • 6. menos acceso a la atención de salud.”(Organización Panamericana de la Salud: 2009. 12) Lo que nos lleva a decir que este problema de drogas y sus efectos en la salud se dan más gravemente en países de bajos recursos dato que no es menor. En este mismo informe también se habla con respecto a las defunciones, enfermedades, discapacidades y en si problemas en la salud mental que las drogas producen. Centrando su estructura en este tema, es que recomienda un enfoque de salud pública sobre el tema de las drogas, donde da una serie de planes de acciones y pautas a seguir a los países asociados para el desarrollo de políticas públicas: 1. Proporcionar tratamiento en la atención primaria de salud. Incluir pruebas de tamizaje e intervenciones breves para los usuarios de drogas antes de que desarrollen dependencia de las drogas. 2. Disponer de medicamentos psicotrópicos para tratar los trastornos causados por el uso de drogas. En el caso de los opiáceos, la metadona y la buprenorfina forman parte de la lista de medicamentos esenciales de la OMS y pueden ser asequibles. Otros medicamentos psicotrópicos pueden ser usados para tratar las sobredosis y los síntomas de abstinencia de varias drogas psicoactivas comúnmente usadas. 3. Proporcionar atención en la comunidad Incluir servicios de alcance comunitario. 4. Instruir al público acerca de los trastornos causados por el uso de drogas y dónde encontrar servicios. 5. Involucrar a las comunidades, las familias y los usuarios. Las comunidades y las familias desempeñan una función importante en la atención y el tratamiento prestados a los usuarios. 6. Establecer políticas, programas y leyes nacionales que promuevan la atención de salud, instauren servicios de reducción de los daños, protejan los derechos humanos y ofrezcan alternativas a la prisión. 7. Formar recursos humanos para crear una fuerza laboral de trabajadores de salud que estén capacitados e informados en relación con el uso de drogas y los problemas asociados. 8. Establecer vínculos con otros sectores de la sociedad. Involucrar a los sistemas judicial, educativo y de servicios sociales. 9. Vigilar los programas de salud mental de la comunidad para mejorar los recursos dedicados a prevenir y tratar los problemas causados por el uso de drogas. 10. Apoyar la realización de otras investigaciones. La información epidemiológica es un elemento fundamental para planificar, establecer y vigilar la respuesta de salud pública. Se deben recolectar sistemáticamente datos confiables y comparables de distintos sectores de la población para definir las tendencias y evaluar la eficacia de las intervenciones. (Organización Panamericana de la Salud: 2009. 32)
  • 7. O por otro lado podemos ver lo que propone la CICAD en su plan hemisférico de acción sobre drogas, que se desarrolló el 17 de mayo del 2011, donde destacan una serie de objetivos desde el plano social y políticos entro los cuales están: El de un fortalecimiento institucional el cual se expresa en cuatro puntos: 1) Establecer y/o fortalecer las Autoridades Nacionales sobre Drogas, situándolas en un alto nivel político, con la misión de coordinar la planificación y la implementación efectiva de las políticas nacionales sobre drogas. 2) Diseñar, implementar, fortalecer y actualizar estrategias y políticas nacionales sobre drogas con base en la evidencia. 3) Establecer y/o fortalecer los observatorios nacionales de drogas u oficinas técnicas similares para el desarrollo de sistemas nacionales de información sobre drogas y el fomento de la investigación científica en esa materia. 4) Promover evaluaciones periódicas e independientes de sus políticas, programas e intervenciones. En segundo lugar está el de la reducción de la demanda, en donde este se expresa en once puntos de las cuales mencionaremos cuatros de ellas donde se reflejen en totalidad las demás y el objetivo en sí: 1) Desarrollar e implementar políticas, planes y/o programas integrales, según corresponda, de reducción de la demanda que incluya elementos de prevención universal, selectiva e indicada, intervención temprana, tratamiento, rehabilitación y servicios relacionados al apoyo en la recuperación. 2) Facilitar el acceso a las personas dependientes de drogas a un sistema de tratamiento, rehabilitación y reinserción social, que ofrezca varios modelos integrales de intervenciones terapéuticas basados en evidencia y teniendo en cuenta estándares de calidad aceptados internacionalmente. 3) Fortalecer las relaciones gubernamentales con instituciones académicas, de investigación y organizaciones no gubernamentales (ONG’s) especializadas, a fin de generar evidencia sobre la demanda de drogas. 4) Monitorear y evaluar científicamente los programas en reducción de la demanda de drogas. En tercer lugar el de la reducción de la oferta, que se expresa cinco puntos: 1) Adoptar y/o perfeccionar medidas integrales y equilibradas destinadas a reducir la oferta ilícita de drogas. 2) Adoptar y/o perfeccionar mecanismos de reunión y análisis de información, con miras a la elaboración de diagnósticos que faciliten el desarrollo de políticas públicas orientadas a disminuir la oferta ilícita de drogas.
  • 8. 3) Adoptar, de conformidad con las necesidades de cada país, medidas de desarrollo alternativo integral y sostenible y de aplicación de la ley de las iniciativas. 4) Promover estudios e investigaciones que contribuyan a la identificación temprana y al seguimiento de nuevas y emergentes tendencias con el fin de generar información actualizada sobre la oferta ilícita de drogas. 5) Promover, en concordancia con sus políticas nacionales, acciones encaminadas a reducir el impacto negativo que sobre el medio ambiente ocasiona el problema mundial de las drogas. En cuarto lugar están las medidas de control frente a la producción y tráfico de drogas, en donde son doce los puntos que abarca este objetivo, pero de los cuales tal como en el objetivo de reducción de la demanda mencionaremos cuatro de ellos donde se reflejen en totalidad los demás y el objetivo en sí: 1) Implementar programas para prevenir y disminuir la fabricación ilícita de drogas de origen sintético y natural. 2) Fortalecer los organismos nacionales de control del tráfico ilícito de drogas y sus delitos conexos. 3) Identificar nuevas tendencias y patrones relacionados con el tráfico ilícito de drogas y sus delitos conexos. 4) Adoptar medidas para una efectiva cooperación en investigaciones criminales, procedimientos de investigación, recolección de evidencias e intercambio de información de inteligencia entre los países, asegurándose el debido respeto de sus ordenamientos jurídicos nacionales. Y finalmente el último objetivo el de cooperación internacional el que se divide en siete puntos, donde nombraremos los cuatros que resuman el objetivo en su totalidad: 1) Reafirmar el principio de cooperación contenido en los instrumentos internacionales para enfrentar el problema mundial de las drogas, a través de acciones que garanticen su cumplimiento y efectividad. 2) Fomentar programas de cooperación internacional orientados a fortalecer políticas nacionales para enfrentar el problema mundial de las drogas, basados en sus necesidades. 3) Fortalecer la capacidad institucional de los Estados miembros para prevenir y abordar efectivamente el tráfico ilícito de drogas reconociendo las particularidades de los retos, daños e impacto negativo que enfrentan los Estados productores, de tránsito y consumidores, mediante la promoción y fortalecimiento de las operaciones conjuntas o coordinadas y el intercambio de información y buenas prácticas. 4) Fortalecer la capacidad institucional de la CICAD para promover la cooperación internacional orientada a la implementación de las recomendaciones que emanan del proceso del Mecanismo de Evaluación Multilateral, así como de los objetivos señalados en la Estrategia Hemisférica sobre Drogas y este Plan de Acción.
  • 9. Por ultimo está el punto de vista innovador que se le está dando a la problemática de drogas la cual se sustenta principalmente en los derechos y las libertades civiles que tienen las personas frente al consumo de drogas, algo que está en contra posición a las políticas establecidas y que actualmente ha tomado cada vez más fuerza, sobre todo con el tema de la marihuana, la cual a revuelto a poner en agenda este tema en la región. Esto gracias a medidas como la legalización en Uruguay y la fuerte persecución que enfrentan los consumidores de cannabis en Chile, con la ley 20.000. De esta perspectiva el ADS, se ha hecho cargo y plantea lo siguiente: “La guerra contra las drogas junto con la política de drogas en la región pasarán a la historia como el fracaso más grande de una política pública en la historia moderna de Latinoamérica. La costosa y absurda política contra las drogas, junto con la obsesión por el prohibicionismo se han transformado en los obstáculos más grandes para el desarrollo de la región. Miles de muertes, sistemáticas violaciones a los derechos humanos, crecientes grados de corrupción en instituciones, aumentos progresivos en el consumo, hacinamiento en las cárceles, y la criminalización a consumidores se transforman en síntomas preocupantes de una región que clama por un cambio de enfoque”. Esta idea será la que sustenta sus investigaciones y planteamientos viéndose reflejada tanto en un estudio hecho el 2012 y otro el 2013 sobre esta problemática.
  • 10. http://www.eclac.org/publicaciones/xml/1/5621/lcl1431e.pdf http://www.unasursg.org/uploads/7c/81/7c8187875fc493d0ecacf587dd4e7031/Plan-de-accion- Consejo-Problema-M-Drogas.pdf http://www.cicad.oas.org/apps/Document.aspx?Id=1439 http://www.eclac.org/publicaciones/xml/2/4422/Capitulo_VI_2000.pdf La grieta de las drogas: Desintegración social y políticas públicas en América Latina http://www.un.org/spanish/aboutun/organs/ga/folleto.pdf http://www.cicad.oas.org/apps/Document.aspx?Id=1092 http://www.cicad.oas.org/fortalecimiento_institucional/planesNacionales/docs/La%20politica%20 de%20drogas%20y%20el%20bien%20publico.pdf http://new.paho.org/hq/dmdocuments/2009/epidemiologia_drogas_web.pdf http://www.asuntosdelsur.org/wp-content/uploads/downloads/2012/11/Informe-estudio-drogas- y-opinion-2012-ADS.pdf http://www.asuntosdelsur.org/sitio2013/wp-content/uploads/downloads/2013/03/2013- Mujeres-y-Drogas-ADS.pdf

Related Documents