ENTRE FANTASMAS...Esta historia ocurre en una villa llamada: LA TORMENTA.En esta villa vivían una mujer y su marido.Ella s...
Al anochecer, Paula estaba muerta de miedo, pensandoen que, a lo mejor, Lucas se habría enterado de lasdenuncias. ¡Y sí, s...
Y así, sin poder hacer nada, Paula estuvo en la cárceldurante cinco años seguidos, sabiendo que lo ocurridohabía sido en d...
Pero se había olvidado de algo mucho más importante,algo que le haría estar siempre con él, tanto en la vidacomo en la mue...
Tras estar un rato hablando amigablemente, los dos sedieron cuenta de que se gustaban el uno al otro, perono se dijeron na...
Lo primero que pensó Paula fue deshacerse de lo únicoque quedaba de su antiguo marido, la alianza, con laque se habían jur...
MI VECINA LOLA-Me encantó ir contigo a la playa, pero...No me imaginaba encontrarme con ella, medaba muy mala espina. Esto...
Aquí tenéis una foto que le hice el otrodía,mientrasestaba en suterraza,tomando el sol.¿A que tieneun...
Los asesinatos malditosUna triste noche de borrachera un grupo de amigos fueronasesinados por …Nadie sabía quién había sid...
LOS CENTAUROSTodo ocurrió un día de verano. En él surgió un animal de la nada.Todos se quedaron sorprendidos y escaparon p...
Un joven se acercó y amansó a la bestia enfurecida.Todo el mundo se puso a investigar y algunos descubrieron que había una...
El perro era de una raza muy inteligente. Estaba allí para ser elguardián de la mansión. El problema era un gato que había...
-Yo mañana iré contigo al sanatorio, te guste o no.Cuando lleguemos no te precipites y déjame escuchar al doctor.Cuando ll...
EL NIÑO Y LA ISLA Seguro que vosotros alguna vezsoñasteis que os perdíais en unaisla como ...
barco que saldría del puerto el miércolessiguiente. Así que el día previsto subió al barco yno lo detectaron hasta que, ...
Había caminado un buen rato cuandoencontró una casa en un árbol. ¡Casi le daun infarto de la aleg...
Sobrevivió pero, ¡no estaba en Italia!Cuando se recuperó, emprendió el viaje denuevo. Tardó bastantes dí...
El astronauta despistadoNo era una noche como otra cualquiera. No sé qué, pero tenía algo especial. Quizásfuera por la llu...
Era una mañana como otra cualquiera.Yo estaba escuchando cómo cantaban los pájaros, inconsciente por habermecaído de la ca...
Desastre en GaliciaEra una gran tarde de primavera en Galicia. Los pájaros cantaban muchísimo yafuera por el buen día que ...
TextoAquel día le dije que estuviera siempre contigo pero como es una terca no me hizo caso. Por eso lepasó lo del acciden...
LA MISTERIOSA MUERTE DE CARMELOOs voy a contar una historia de aventuras y desdichasque relata la trágica hist...
A Carmelo lo mataron a las seis y media de la mañana.No había pruebas. Solo el pobre Carmelo tirado en elsuelo, inmóvil.¡O...
LA APUESTA ESTÚPIDAEn el colegio, Tomás me dijo que detrás del monte había unpsiquiátrico abandonado, siniestro y tenebros...
EL ANILLO MÁGICO-Me gusta tu anillo -me dijo mi compañera Lisa al ver un arode madera que llevaba en mi dedo anular.-Es se...
A pesar de mi intención, Lisa terminó convenciéndome yacabamos yendo.-Promete que cuando te diga vamos,me harás caso -le d...
Cada vez que me ponía el anillo, me hacía más fuerte y graciasa eso pude luchar contra el borracho y ayudar a mis amigos.L...
Recuerdos...-Recuerdo aquella tarde de verano, cuando quedé contigo en laplaya, escuchando el ruido del mar. Recuerdo cuan...
El perro era de una raza muy inteligente. Estaba allí para ser elguardián de la mansión. El problema era un gato que había...
UN DÍA TERRORÍFICOEsta es la historia de un grupo de amigos que se llamabanSusana, Diego, Marta y Carlos.Los cuatro eran a...
Los cuatro amigos, después de comer, con la excusa de iral parque emprendieron el camino hacia el castillo situadoen la co...
De repente, una cámara secreta se abrió y encontraron unpapel que decía:“El secreto de esta casa es un tesoro escondido en...
Así pasaron las horas. Cuando se calmaron empezaron a hablar y a pensar cómo salir de allí.De repente, oyeron un ruido y d...
UNAS VACACIONES INOLVIDABLES -Aquellas vacaciones contigo fueronmaravillosas. Nunca las olvidaré. Me lo pasé t...
of 34

Narraciones 1ºb

Published on: Mar 3, 2016
Source: www.slideshare.net


Transcripts - Narraciones 1ºb

  • 1. ENTRE FANTASMAS...Esta historia ocurre en una villa llamada: LA TORMENTA.En esta villa vivían una mujer y su marido.Ella se llamaba Paula y él, Lucas.Aunque parecían estar muy enamorados, no lo estaban.Lucas llegaba todos los días borracho a casa , y todossus problemas los pagaba con el cuerpo de Paula. Ella,sin saber por qué, aguantaba. Sabía que si se negaba ole delataba, las palizas serían peores o que llegaríaincluso a matarla. Pero un día, a la hora de las palizasdiarias, Paula pensó que eso tenía que terminarse.Esta vez, Lucas estaba todavía más borracho, debido asus problemas en la empresa. Pero algo cambió, porquecuando Lucas se dirigió hacia Paula para golpearla,una amiga llamó a la puerta y, al ver la situación, lasacó de allí salvándola de un golpe mortal...Aquello era un milagro. Sin saber por qué,Paula apareció en una sala, donde había millones detelevisores, en los cuales aparecían imágenes de todaslas estancias de su casa.Paula estaba sorprendida. Lo primero que se le ocurriópensar fue que todo eso era de su marido Lucas, paravigilar todos sus movimientos...Al cabo de dos horas, Paula volvió a casa, cogió elteléfono, se fue al sótano y llamó al departamento depolicía para poner una denuncia, pero... por desgracia,no la creían debido a que Lucas trabajaba allí. Despuésde poner tres denuncias seguidas para nada, se hartó.
  • 2. Al anochecer, Paula estaba muerta de miedo, pensandoen que, a lo mejor, Lucas se habría enterado de lasdenuncias. ¡Y sí, se había enterado!Cuando Lucas entró por la puerta, llevaba una carahorrible. Esta vez, Paula pensó que ya no podíaaguantar más ese peso sobre los hombros. De buenas a primeras, Lucas le dio un fuerte golpe enla cabeza, pero, la suerte de Paula fue que cuandoLucas se dio la vuelta, ella no lo dudó...Lo empujó con tanta fuerza, que su marido se cayórodando por las escaleras, hasta una pequeña esquina dela cocina, donde quedó como muerto.La mujer bajó las escaleras, tapándose la boca,horrorizada por lo que acababa de suceder.Paula volvió a llamar a la policía, para contar losucedido.Cuando los agentes investigaron la escena del crimen,cogieron el cuerpo ya sin vida de Lucas y se fueron.Habían pasado dos días desde lo sucedido.Un montón de gente, periodistas y vecinos, estaban enla puerta de la casa de Paula intentando conseguirbuenas imágenes para publicar y vender.La mujer se quedó totalmente sorprendida porque, derepente, la policía dijo con una voz fría:-Está usted detenida. Tiene derecho a guardar silencio.Todo lo que usted diga puede ser utilizado en sucontra.Paula se quedó con la boca abierta mientras uno de lospolicías le colocaba las esposas con crueldad.
  • 3. Y así, sin poder hacer nada, Paula estuvo en la cárceldurante cinco años seguidos, sabiendo que lo ocurridohabía sido en defensa propia.Pasó un año, luego otro y otro, y otro más.Hasta que Paula pudo volver a casa.Ella no lo sabía, pero algo no le iba a ir muy bien.Paula no tenía luz en casa, porque no tenía dinero parapagarla.Estuvo así durante dos semanas.En aquella casa se escuchaban ruidos, portazos y risaspor todos lados.A Paula no le importaba, ni le daba miedo. Pensó queera algún gracioso o quizás las ratas del desván.Pero no era ninguna de esas cosas, era mucho peor.Una noche de tormenta, Paula estaba en su cama, consu gato, acariciándolo cuando, de repente, la camacomenzó a temblar por todos lados. Era una cosa delotro mundo. ¡No se lo podía creer!A la mañana siguiente, Paula se imaginó que sería sumarido, para vengarse y no lo dudó mas. Pidió por lateletienda un libro que trataba sobre fantasmas.Cuando se lo llevaron a casa, se sentó en el sofá ycomenzó a leerlo.En el libro ponía que, para distanciar un fantasma de unlugar, había que retirar todas las cosas que leperteneciesen al difunto.Inmediatamente, Paula retiró todas las cosas de sumarido: ropa, zapatos... Todo.Pensó que podría librarse de él.
  • 4. Pero se había olvidado de algo mucho más importante,algo que le haría estar siempre con él, tanto en la vidacomo en la muerte.Ella no se daba cuenta todavía de lo que había dejadoatrás.A la mañana siguiente se quedó atónita, al ver que laestantería de la cocina comenzaba a moverse de un ladopara otro... los platos se caían, los vasos salían por losaires... Paula no se lo podía creer. ¡Aún ahora seguíasu marido haciéndole la vida imposible!Aquella pobre mujer, que lo único que esperaba era unanueva oportunidad de encontrar el amor de su vida, decasarse, de tener hijos... Lo que una persona normalpuede desear. Pero por desgracia, le había tocado esavida.Todas las noches leía el libro de los fantasmas.Ella ya había hecho todo lo que ponía el libro, peroseguían sin desaparecer sus temores...Una mañana, alguien llamó a su puerta, con dos toques.Ella abrió y allí estaba un chico guapo, de pelo castaño,con unos ojos preciosos. Él, con una sonrisa enorme enla cara, le dijo:-Me llamo Pedro. Soy el nuevo repartidor deperiódicos.-Hola, yo soy Paula. Me alegro de conocerte.¿Quieres pasar a tomar un café? Te invito a pasar unrato conmigo.-Claro que sí, me encantaría.Los dos se fueron a la cocina.
  • 5. Tras estar un rato hablando amigablemente, los dos sedieron cuenta de que se gustaban el uno al otro, perono se dijeron nada.Para Paula, conocer a Pedro era algo especial.Necesitaba algo así para poder olvidarse de su trágicahistoria.Pasaron unos días y se hicieron muy amigos.Una noche Paula estaba en su cama, escuchando lafuerte tormenta cuando, de repente, alguien llamó porteléfono. Era Pedro. La avisaba de que iría a verla.Ella le contestó que podía ir cuando quisiese.Al poco rato Pedro estaba allí, en la puerta, bajo lalluvia. Tocó el timbre. Paula le abrió y una miradapenetrante entre los dos despertó una emoción que hizoque sucediera algo:Un fuerte beso, apasionado, removió algo en el corazónde Paula, que la hizo volver a ser feliz.
  • 6. Lo primero que pensó Paula fue deshacerse de lo únicoque quedaba de su antiguo marido, la alianza, con laque se habían jurado amor eterno.Y así fue. Se deshizo de la sortija tirándola por unaalcantarilla de la calle.Dos años después la feliz pareja ya había tenido doshijos preciosos.¡Ah, por cierto,Fueron mellizos! Junto a ellos guardaría una preciosa historia de amor. Andrea Rodríguez 1ºB
  • 7. MI VECINA LOLA-Me encantó ir contigo a la playa, pero...No me imaginaba encontrarme con ella, medaba muy mala espina. Estoy hablando de mivecina Lola, esa que tiene veinticincogatos, cuatro perros, y diez canarios...Todos los días, por la mañana, escuchounos sonidos muy raros, como si un gato,se estuviese ahogando.A mí me parece que esa mujer es unainconsciente porque ¿a quién se le ocurre,tener tantos animales en un apartamento?Bueno sí...a ella. Como si no...Además de lo de los animales, parece unflorero. Se viste con unas ropas flojas,muy coloridas y muy feeaass...Claramente, ella no sabe ir a la moda.Nadie en el siglo XXI sale a la calle conesas pintas, porque ahora se llevan losvestidos cortos, las minifaldas vaqueras, lospantalones caídos, las camisetas cortas...
  • 8. Aquí tenéis una foto que le hice el otrodía,mientrasestaba en suterraza,tomando el sol.¿A que tieneuna pinta muygraciosa ademásde diabólica?Digo diabólica,porque en el edificio de al lado estánhaciendo obras y mi vecina, a veces, enseñael muslo caído y arrugado, para seducir alos obreros. Pero ellos, en vez de eso, seríen con ella, incluida yo...Espero que nunca tenga que irse a ningúnsanatorio, porque la echaríamos de menos.¡Es la alegría del edificio! Ja, ja, ja... Andrea Rodríguez 1ºB
  • 9. Los asesinatos malditosUna triste noche de borrachera un grupo de amigos fueronasesinados por …Nadie sabía quién había sido. Había ocurrido el Día de la Muertey justo en la ciudad con más muertes en el mundo, Nueva York, laciudad maldita, también apodada la Ciudad de los AsesinatosMalditos. Las víctimas del asesinato eran Arturo Pérez Reverte,Carlos Ruíz Zafón, Antonio Gala,Ildefonso Falcones, Juan José Millás.Algunas de las grandes mentes de laescritura española. Aquella misma noche se produjeron variosasesinatos más y todos famosos: la Pantoja y José Mota . Lo máscurioso es que todos estaban en el mismobar .UNOS DÍAS DESPUÉS...Se descubrieron varias imágenes y vídeos de la escena del crimen.Todo había empezado en al bar más tranquilo del mundo pero ellosquerían juerga y diversión, así que se fueron a otro y jugaron albillar. Después todo pasó muy rápido: de uno en uno fueron yendoal baño y luego, uno tras otro, fueron asesinados por una personaque muy pronto conoceremos en este relato de misterio. La vida de estas personas era muy importante para muchosespañoles. Día tras día mucha gente fue investigando hasta que unapersona encontró la última pista: una huella dactilar, pero estabablanca y descubrió que había sido.... L A MUERTEEn cuanto se descubrió todo, avisaron al F.B.I., a la C.I.A. Y todoacabó en una muerte muerta y esto me recuerda una historia... Adrián Silva-1ºB
  • 10. LOS CENTAUROSTodo ocurrió un día de verano. En él surgió un animal de la nada.Todos se quedaron sorprendidos y escaparon por temor.Un joven hizo un dibujo de cómo sería el ser aparecido.Más o menos se parecería a este:Una vez dibujado el animal, la gente dijo que se parecía a un centauro.Entonces, la bestia volvió la vista hacia un faro y lo miró fijamente.Al hacerlo, la bestia se transformó en algo indescriptible...¡Ahora era una QUIMERA!En griego antiguo, Χίμαιρα Khimaira; en latín, Chimæra, hija de Tifón y deEquidna.Para ellos era terrorífico y digno de contemplarse.Como no tenían nada con qué defenderse, alguien dijo:-Si no puedes con el enemigo, únete a él.
  • 11. Un joven se acercó y amansó a la bestia enfurecida.Todo el mundo se puso a investigar y algunos descubrieron que había una profecíaque decía que pasaría esto y que una persona amansaría a la fiera. Además, esapersona sería la elegida para ser dueña de la bestia.La primera vez que la quimera fue alimentada, cuidada y acariciada por el joven,volvió a transformarse en un centauro y habló así: -Contigo estoy mejor que luchando contra la oscuridad. Aquí, escuchando las olasdel mar me siento tranquilo, pero sé que dentro de poco tú y yo lucharemos juntos.El joven se sorprendió tanto que se desmayó. El centauro lo cogió y le ayudómientras el joven Adrián, que así se llamaba, permanecía inconsciente.Cuando Adrián se despertó, vio a su novia a su lado y se sorprendió mucho. Sedirigió al centauro y le dijo: -Tú, ¿qué le has hecho? -No le he hecho nada y tengo nombre ¿sabes? Me llamo Gién.En aquel preciso momento llegó OscuroLuminoso, el más malvado de todos, un titán .-La clave es dispararle al muslo,es su punto débil -gritó alguien.Así que, en un instante, Adrián cogió laescopeta con retroceso y le disparó lo másrápido que pudo. Le dio justo en el muslo y labestia se desintegró en el momento.Y JUSTO EN ESTE MOMENTOEMPIEZA LA HISTORIA DELEQUIPO MÍSTICO, BUENO...ANTES IRÁN AL SANATORIO. (continuará) Adrián Silva-1ºB
  • 12. El perro era de una raza muy inteligente. Estaba allí para ser elguardián de la mansión. El problema era un gato que había en su vecindarioy que todas las mañanas entraba por debajo del portal. Le gustaba, como atodos los gatos, ir a comerle la comida al perro. Entonces el perro se dacuenta e inicia la persecución por el jardín de la mansión hasta llegar alportal. El gato se cuela por debajo del portal y el perro sufre tener quedejarlo escapar. Al final, el pobre perro nunca lo pilla. ¡Suerte para el gato!¡Mala pata para el perro! Estas son imágenes : Brais Romero
  • 13. -Yo mañana iré contigo al sanatorio, te guste o no.Cuando lleguemos no te precipites y déjame escuchar al doctor.Cuando llegamos, el doctor estaba ocupado atendiendo a unhombre que se encontraba inconsciente y nos dijo que nossentáramos un poco en la sala de espera que estaba recién pintada.Le estaban poniendo unos muebles a la nueva moda, porque losque tenía ya eran muy antiguos. Entonces nos dijo que pasáramos.-¿Que le duele?-Me duele un muslo.-Me temo que eso no es cosa mía, va tener que ir a un masajista,yo no puedo hacer nada. Brais Romero- 1ºB
  • 14. EL NIÑO Y LA ISLA Seguro que vosotros alguna vezsoñasteis que os perdíais en unaisla como Robinson Crusoe, perono es nada divertido. Enrealidad es muy duro. Os voy a explicar una historiaque me contaron hace muchotiempo. Se trata de un niño de trece años quetenía una familia que lo detestaba. Lepegaban, lo maltrataban y lo humillaban solopor ser inteligente. Estudiaba matemáticas,ciencias… Un día decidió marcharse para ir a vivircon sus abuelos a Italia. Para ello debíarecorrer muchos kilómetros, así que decidióque iría por el mar. Era un pocoarriesgado ir solo, pensó, pero cabía laposibilidad de ejercer de polizonte en el
  • 15. barco que saldría del puerto el miércolessiguiente. Así que el día previsto subió al barco yno lo detectaron hasta que, en medio deltrayecto, por mala suerte de la vida, loencontraron escondido en la bodega, allado de un barril de ron -mal sitio paraesconderse- diría yo. Los tripulantes avisaron al capitán y esteanunció que dejaría al niño en una isladesierta. Por supuesto que no le hizomucha gracia, pero mejor queestar con aquella familia, lo quefuese. En fin, que lo dejaron enuna isla y tendría que pasar allí bastantetiempo. Lo más difícil fue el primer día, puesno sabía si por allí habría agua potable o siencontraría cuevas o algún tipo de refugio.
  • 16. Había caminado un buen rato cuandoencontró una casa en un árbol. ¡Casi le daun infarto de la alegría! Ya tenía refugio.Sólo le faltaba agua y comida. Al poco tiempo se fue acostumbrando ala isla. Ya sabía dónde estaba el agua ytenía trampas por toda la isla, peroextrañaba a sus abuelos. No podía quedarseallí mucho tiempo más pues acabaríamuriendo de pena. Al cabo de una semana allí, ya habíaconstruido una balsa con remos yconseguido comida para dos semanas.Estaba dispuesto a llegar a Italia con susqueridos abuelos, aunque ello requiriera unlargo viaje. Al día siguiente metió el pequeño boteen el mar y emprendió la gran travesía.Cuatro semanas más tarde, llegó a lascostas de Galicia, y lo encontraron mediomoribundo a causa de la sed y el hambre.
  • 17. Sobrevivió pero, ¡no estaba en Italia!Cuando se recuperó, emprendió el viaje denuevo. Tardó bastantes días en llegar a Italiapero conoció a mucha gente buena que leayudaba. Personas que lo acogían en suscasas en las noches de frío y le daban algode comer. Nuestro amigo llegó, por fin, a suhogar y vivió feliz para siempre con unafamilia que lo quería . Años después se convirtió en un graningeniero conocido por todo el país. Nuestro amigo se llamaba GeorgeStephenson. Denis Rial-1ºB
  • 18. El astronauta despistadoNo era una noche como otra cualquiera. No sé qué, pero tenía algo especial. Quizásfuera por la lluvia de estrellas. Yo estaba tumbado en la cama observando como porel cielo azul caían las estrellas. Era... no sé como explicarlo, pero tenía algo demágico.Algo vino a inquietarme en aquel momento. Era como una nave espacial, de un colorgris muy oscuro y una luz muy brillante.La nave empezó a aterrizar en el jardín de mi casa.Yo, asustado, salí de mi cuarto armado de valor. Estaba bajando por las escalerascuando mi perro empezó a ladrar. Parecía muy asustado. Yo intenté calmarlo. Fui aljardín de atrás y allí estaba la nave inmóvil. Parecía una piedra. Me acerqué a lanave misteriosa y observé un botón de color rojo. Yo le di al botón y se abrió unapuerta. Entré en la nave poco a poco, con miedo, y al mismo tiempo con intriga porsaber lo que me esperaría allí.Cuando me metí dentro, lo observé todo detenidamente por si encontraba algunacosa curiosa. Al cabo de un rato me encontré con una cosa muy rara. Era como... nosé como explicarlo. Tendrías que estar en mi lugar para entenderlo. Después de estarun momento en la parte trasera de la nave, me fui en busca de lo que me esperaríadentro del módulo de mando.Mientras iba caminando por el interior de la nave escuchaba ruidos muy raros:parecían de humanos pero en un idioma muy extraño. Era un idioma... no sé, peroparecía la lengua de una tribu. Decían algo así:-Clak sac am ddek colk.-Sancs osk colc wet.Yo, sinceramente, no entendía nada. No me estaba enterando de nada en absoluto.Bueno... yo estaba allí dentro, decidiendo si entraba o si no en aquella cabina. Al fin,me armé de valor y entré. Me encontré con aquella gente y me dijeron:-Cuando quieras estar con nosotros, sólo tendrás que cerrar los ojos y pensar en lasestrellas. Iván Silva-1ºB
  • 19. Era una mañana como otra cualquiera.Yo estaba escuchando cómo cantaban los pájaros, inconsciente por habermecaído de la cama a primera hora de la mañana. Pero me daba igual habermecaído porque era el día en que las tiendas abrían las puertas y podíamos ver lamoda de primavera.Yo, como todas las mañanas, fui a correr hasta que el muslo me empezó a doler.Decidí irme a casa a descansar un buen rato hasta la hora de comer.Ya era hora de comer. Mi madre me llamó desde la cocina:-Baja ya, que la es hora de comer.-Vale, mamá. Ya bajo ahora. Voy enseguida.Después de un rato aún no había bajado, me quedé mirando hacia fuera. Mehabía quedado como hipnotizado mirando para los pájaros . Y otra vez escuchéa mi madre llamarme:-Vente, Moisés, que se te ha enfriado la comida..-Ya estoy bajando por las escaleras.Después de comer estuve viendo la televisión un rato. Mi madre me dijo que laapagara porque tenía cita en el sanatorio. Iván Silva-1ºB
  • 20. Desastre en GaliciaEra una gran tarde de primavera en Galicia. Los pájaros cantaban muchísimo yafuera por el buen día que hacía o por otras cosas.Aquella tarde se divisaba a lo lejos un bonito paisaje y mucha gente trabajabaen el campo. Los cabritos saltaban con sus madres, las cabras. Todo parecíaalegre.Las personas no sabían que algo estaba a punto de ocurrir: era una invasión demirlos.Esos pájaros destrozaban cultivos, viñas y de todo, ya que el Vicepresidente deMedio Ambiente de Navarra decía que eran unos tres millones de aves las queinvadían las calles.En cuanto se escucharon aletear todas las alas de los pájaros a la vez, la genteempezó a gritar:-Socorro. Esto es el fin del mundo.Los campesinos intentaban cubrirse para que no les dieran en la cabeza.Al cabo de cinco o seis horas todo era al contrario. Los campesinos, aunque lesquedaban sus casas, no podían comer porque estos animales se lo habíancomido absolutamente todo.Dos meses después pidieron una ayuda alayuntamiento pero, al ser de muy alto precio, nose la concedieron y les dijeron que tenían quearreglárselas ellos solos hasta que les llegasen lasayudas para recomponerse.Tras un largo período de tiempo, serecompusieron todos los campos, se empezó asembrar y se fertilizaron las tierras para tenerque comer y vender.Mientras se recomponían unos, otros estaban pasando lo peor. Algunos puebloshabían quedado tan pobres, que los otros hicieron un buen gesto: les enviaroncomida y cereales. Con esa ayuda no sufrirían tanto. Juan Carlos Martínez- 1ºB
  • 21. TextoAquel día le dije que estuviera siempre contigo pero como es una terca no me hizo caso. Por eso lepasó lo del accidente.Marta, al separarse de Ana, no escuchó lo que le dije a esta: que Adrián se había quedadoinconsciente por la picadura de una serpiente de cascabel en la parte norte del desierto del Sahara,en África, lugar que está de moda visitar en invierno ya que en verano hace mucho calor.Adrián tenia la pierna muy hinchada y el efecto del veneno le daba mucho sueño. No podíaquedarse dormido porque si no el maligno veneno le podía actuar más deprisa y el muslo se leestaba durmiendo.A pesar de que no podía caminar él no se rendía. Era un chaval muy fuerte y muy terco. Después deque le apretáramos la pierna con un trapo para que el veneno no corriera por el cuerpo, pasados yalos diez minutos, llegó el helicóptero de la Cruz Roja y lo llevaron al sanatorio de Marruecos.Marta, como no escuchó la señal, se quedó sola en el desierto. Juan Carlos Martínez 1ºB
  • 22. LA MISTERIOSA MUERTE DE CARMELOOs voy a contar una historia de aventuras y desdichasque relata la trágica historia de Carmelo.Carmelo era huérfano y tenía catorce años. Era de pieloscura y vivía en los barrios bajos de Nueva York, enuna casa abandonada cerca de Little Italy.Carmelo no iba a la escuela porque la directora delcolegio San Marino de Nueva York era racista y cuandose acercaba a la escuela le decía:-No te acerques a esta escuela, nadie de tu raza debepisarla.Así que tenía que trabajar para poder sobrevivir.Trabajaba vendiendo periódicos desde las seis de lamañana, cuando la ciudad estaba totalmente dormida ycon un aire fantasmal, y solo le pagaban cien dólares almes. Trabajaba para el señor Jhonson, un ruinempresario muy tacaño.Carmelo tenía problemas con las bandas. El jefe de unabanda de nazis llamada “El Séptimo Día” se la teníajurada a Carmelo solo por ser de piel oscura.Intentaban darle palizas cuando podían.También había una banda a la que había pertenecido alos once años, “Los Apaches”, que así se hacían llamar.Estos también se la tenían jurada porque le habíanprestado dinero y él no había podido devolverlo.Carmelo tenía que ir a trabajar pero, esta vez, no llegó aentregar el último periódico a la última casa de LittleItaly.
  • 23. A Carmelo lo mataron a las seis y media de la mañana.No había pruebas. Solo el pobre Carmelo tirado en elsuelo, inmóvil.¡Ojalá el asesino pague por lo que ha hecho!Descubre el desenlace en la próxima entrega:“El asesino de Carmelo sale a la luz” Moisés Graña -1ºB
  • 24. LA APUESTA ESTÚPIDAEn el colegio, Tomás me dijo que detrás del monte había unpsiquiátrico abandonado, siniestro y tenebroso. Me apostódoscientos chicles a que él se atrevía a entrar dentro de aquelpsiquiátrico lúgubre y fantasmal.Al día siguiente, Tomás dijo que iba a ir a las tres de la tarde alantiguo castillo, ahora convertido en sanatorio, pero yo le dije:-Yo voy contigo.Ya estábamos delante del psiquiátrico y le dije a Tomás queme daba miedo y que yo no iba a entrar, pero él contestó:-Me da igual. Voy a entrar y a conseguir doscientos chicles.Tomás ya estaba dentro del castillo y yo, de lo asustado queestaba, ya me iba a ir pero, en aquel mismo instante escuchéun alarido atronador e impresionante...Me dirigí hacia el psiquiátrico por si le había pasado algo.Cuando entré allí, observé que todo era muy raro: habíacamillas por todas partes.Anduve un poco más por aquellos tenebrosos pasillos y depronto me encontré a Tomás inconsciente diciendo unasextrañas palabras:-Eso no es ir a la moda...Le di una bofetada, bien dada eso sí, y se despertó diciendoque había fantasmas.No podía ponerse de pie. Tenía una herida en el musloderecho. Escuchábamos sonidos de grilletes y cadenas, así quesalimos de allí por patas, hacia nuestras casas. Moisés Graña -1ºB
  • 25. EL ANILLO MÁGICO-Me gusta tu anillo -me dijo mi compañera Lisa al ver un arode madera que llevaba en mi dedo anular.-Es sencillo, pero mágico -contesté.-¿Ah, sí ? ¿Y por qué es mágico?-me preguntó sorprendida.-No puedo decirlo.-Vale,de acuerdo-contestó, un poco enfadada.De camino a casa,me preguntó:-¿Y quién te regaló el anillo?-dijo Lisa-Mi madre, me lo ha traído de París -respondí.-¿Tu madre sabe que es mágico? -me dijo,sonriendo.-No,ella no sabe nada -repuse muy seria.-Vale -me dijo Lisa,riendo.Íbamos directas hacia casa cuando, de pronto, aparecióMarta, y nos dijo:-¿Al acabar los deberes bajáis?-Suponemos que sí -contestó Lisa.-Estaremos en el cementerio viejo -añadió Marta.-Mejor yo no voy -dije.-¿Tienes miedo? -me preguntaron a la vez las dos.-No,no es eso... -respondí.Seguimos caminando y Lisa me preguntó por qué no quería irsi lo íbamos a pasar bien. Le dije que ya no quería ir allíporque siempre estaba oscuro y se escuchaban ruidos raros.
  • 26. A pesar de mi intención, Lisa terminó convenciéndome yacabamos yendo.-Promete que cuando te diga vamos,me harás caso -le dije.-Vale,te lo prometo -me contestó.-¿Y que siempre vas a estar a mi lado? -le volví a decir.-Que sí, pero tranquila que no va a pasar nada -me tranquilizó.Llegamos al cementerio y allí estaban Marta, Laura, Noelia,Gabriel, Diego y un amigo de Gabriel.Nada más llegar se escucharon unos ruidos, pero nadie másque yo los oyó.Presentía que algo iba a pasar... y pasó. Un hombrecompletamente borracho nos quería pegar por estar allí ymolestarlo. Todos echaron a correr pero yo no tenía miedo,porque sabía que a mí no me podría hacer nada.Cuando el hombre se acercó a ellos, Lisa me dijo casi llorando:-Ayúdanos, por favor.-Lo haré, tranquila.-Hazlo pronto, no tardes -me dijo,con los ojos ya llorosos.Me fui detrás de una capilla y me coloqué el anillo, ya que enaquel momento no lo tenía puesto. Cuando volví, paraayudarlos le dije a Lisa:-¿Recuerdas que mi anillo era mágico?-Sí, claro que sí -contestó deprisa.-Hoy sabrás por qué es mágico y por qué motivo antes no te lopude decir, Lisa -le dije.
  • 27. Cada vez que me ponía el anillo, me hacía más fuerte y graciasa eso pude luchar contra el borracho y ayudar a mis amigos.Los salvé y se acabó todo.De camino a casa, Lisa y Marta me preguntaron sorprendidas:-¿Y cómo lo hiciste?-Lo conseguí gracias al anillo -les dije echándome a reír.-¿Cómo? ¿Que gracias a un anillo nos salvaste ?-me dijeron.-Os contaré la historia, para acabar:Cuando mi madre me lo trajo de París, nada más dármelo yasupe que era mágico y que me ayudaría cuando tuviera algúnproblema. Y así fue. Esta vez no me salvó a mí, pero sí avosotros. Con el anillo te haces fuerte y puedes luchar contracualquiera.Después de contarles la historia ya no me dijeron nada.¡Estaban asombradas!Antes de entrar en casa, nos despedimos.Al día siguiente, en el colegio, todos los demás me dieron lasgracias por ayudarles en aquel momento.-Quedamos por la tarde para ir a dar una vuelta todos juntos.-Vale -dije, contenta.-Yo no creo que pueda, tengo que estudiar -aseguró Marta.Nadie más habló. Aquella tarde yo ya no quería llevar elanillo, porque quería ser una niña normal. No quería tener unanillo mágico y así fue. Nunca más me puse el anillo.Finalmente se lo regalé a mi prima Alba. A ella no le dije queera mágico, porque quería que se diera cuenta ella sola.Los días pasaron y todo seguía como antes de tener el anillo.Yo terminé olvidando todo lo que había pasado. Y mis amigosno volvieron más al cementerio viejo desde aquel día. Natalia Fernández Costas-1ºB
  • 28. Recuerdos...-Recuerdo aquella tarde de verano, cuando quedé contigo en laplaya, escuchando el ruido del mar. Recuerdo cuando fuimos aldesfile de moda y te quedaste inconsciente, cuando todo el mundose asustó. ¿Tú te acuerdas de todo eso? -le pregunté.-Sí, claro que me acuerdo. Fue un día genial -me dijo sonriendo.-Pues la verdad es que sí –le dije, abrazándolo.-Te quiero -me susurró al oído.-Y yo -le contesté muy bajito.Él tenía el muslo mal y por veces le dolía. Lo llevé al sanatorio yallí le dijeron que en unos días ya no le dolería nada.Al salir de allí me dio las gracias por todo lo que hacía por él.-No hace falta agradecerme nada, yo lo hago porque me importas.Le dije agarrándole de la mano.-Quiero tenerte siempre conmigo -me dijo muy despacio.-Por supuesto que me tendrás siempre -le contesté. Natalia Fernández Costas- 1ºB
  • 29. El perro era de una raza muy inteligente. Estaba allí para ser elguardián de la mansión. El problema era un gato que había en su vecindarioy que todas las mañanas entraba por debajo del portal. Le gustaba, como atodos los gatos, ir a comerle la comida al perro. Entonces el perro se dacuenta e inicia la persecución por el jardín de la mansión hasta llegar alportal. El gato se cuela por debajo del portal y el perro sufre tener quedejarlo escapar. Al final, el pobre perro nunca lo pilla. ¡Suerte para el gato!¡Mala pata para el perro! Estas son imágenes : Brais Romero
  • 30. UN DÍA TERRORÍFICOEsta es la historia de un grupo de amigos que se llamabanSusana, Diego, Marta y Carlos.Los cuatro eran amigos desde niños. Siempre se apoyabany pocas veces se peleaban, cosa extraña entre amigos.Susana era la más lista, siempre sabía qué decir; Diegoera atrevido, no tenía miedo a nada; a Marta leencantaban los retos y los enigmas; sin embargo, Carlosera miedoso y tímido.Un día en el recreo, hablando de exámenes y deberes,Diego dijo:-¿Por qué no vamos al castillo de la colina negra? Todosdicen que está encantado pero yo no creo en eso. Asídemostraremos que se equivocan y que solo son mitos sinsentido.A lo que Carlos contestó:-¿Te has vuelto loco? Será por algo cuando nos dicen queestá prohibido acercarse.-Sí, tiene razón -intervino Marta.Dicen que hace años desapareció un niño curioso que seacercó para ver qué ocultaba el misterioso castillo.-Tonterías, yo pretendo averiguar el secreto que oculta. Loque ese niño no averiguó, nosotros lo sacaremos a la luz¿Alguien se apunta?Marta, después de pensarlo, gritó:-Cuenta conmigo, descubrir misterios es mi afición.-Si Marta va, yo también -dijo Susana que es la hermanade Marta.-Bueno, Carlos. O vienes con tus amigos o te quedas solotoda la tarde.-Vale, si no queda otro remedio...
  • 31. Los cuatro amigos, después de comer, con la excusa de iral parque emprendieron el camino hacia el castillo situadoen la colina negra.Llegaron allí. El gran portón de madera estaba cerrado conun candado oxidado.-¡Qué pena, no podemos entrar! ¿Nos vamos?-Tranquilo, Carlos -dijo Diego, que con un movimiento dela mano rompió el candado.-Listo.Los cuatro se adentraron en una gran sala antigua. Uninmenso olor a humedad envolvía la atmósfera del castilloy las telas de araña adornaban las paredes. No hace faltaque os diga que Carlos estaba muerto de miedo. Laspiernas le temblaban y los dientes le castañeaban.Subieron por unas escaleras que crujían bajo sus pies.Llegaron a una habitación pequeña. Estaban por allíbuscando algo útil, cuando de repente Susana gritó:-¡SOCORRO!-¿Qué pasa, hermana?-¡Una...una...araña!-Falsa alarma, chicos. Es que tiene un miedo histórico yprofundo a las arañas.-Espera, ¿qué es eso que está escrito en la pared?-¡Es otra lengua! -dijo Marta.-¡No, que va! Es chino. Menos mal que lo sé leer -suspiróSusana.-¿Y qué pone? -se impacientó Carlos.-Pone... “Dos a la derecha y uno a la izquierda, visualiza ellibro y tira de él.”-¿Qué significa?-Espera... “visualiza el libro y tira de él” -repitiólentamente Susana- Si es lo que creo habrá que tirar deaquí y...
  • 32. De repente, una cámara secreta se abrió y encontraron unpapel que decía:“El secreto de esta casa es un tesoro escondido entre estasparedes pero, ¡ojo a las trampas!, que por todas partesestán. Seguro que ya sabéis que una terrible maldiciónacecha. Si apreciáis vuestra vida salid corriendo o osdestruiré sin pena.”-¿No estaréis pensando en ir en busca del tesoro, verdad?-insinuó Carlos.-Será divertido.-Yo aprecio mi vida, así que seguid sin mí.-No pasa nada. Todo es mentira, un cuento inventado porcualquier loco.-La última oportunidad. Si pasa cualquier cosa me voy.¿Está claro?-Vale.Los cuatro amigos siguieron adelante con el mapa queencontraron con la nota.Siguieron contando pasos, subiendo y bajandoescaleras, resolviendo enigmas y esquivando trampas, loque no le gustó mucho a Carlos. Cansados y sin fuerzas,ya a punto de rendirse, encontraron una puerta escondidaen lo más profundo del castillo. La abrieron y ¡allí estaba eltesoro por el que habían arriesgado sus vidas!Lo miraron satisfechos y dijeron:-Lo encontramos, aquí está.-Por fin lo conseguimos.-Rápido, cogedlo y vámonos de una vez. Este sitio me daescalofríos.Y sí, lo cogieron pero, de repente, se cerró el portón yquedaron encerrados en una cámara subterránea sinsalida. Desesperados, sin saber qué hacer. Algunoslloraban, otros gritaban.
  • 33. Así pasaron las horas. Cuando se calmaron empezaron a hablar y a pensar cómo salir de allí.De repente, oyeron un ruido y delante de ellos apareció unfantasma que exclamó:-¿QUIÉN OSA ENTRAR AQUÍ? -Sólo estábamos jugando-dijo Diego, el único de los cuatro que se atrevió a hablar,porque Carlos se desmayó y las chicas estaban abrazadasen un rincón.-Bueno, pensándolo bien... podríais serme útiles. Hacetiempo que no tengo visita pero queríais mi tesoro.Hagamos un trato: si me sacáis de aquí, os dejaré libres,y si no os quedaréis aquí para siempre.-¿Vale, qué tenemos que hacer?-Gritad alto: “SÁLVANOS, ESTAMOS SOLOS.”-Pero eres tú quien nos tiene que liberar.-No, es la casa. Hace siglos, me quería mudar pero la casacobró vida y me encerró aquí para que nunca me fuera.Tiempo después, me morí de hambre y quedé aquí comofantasma.Los chicos, obedientes, gritaron: ¡SÁLVANOS, ESTAMOSSOLOS!Bajo sus pies se abrió un agujero y de repente, sobre eljardín del castillo, el fantasma empezó a subir al cielocomo una pluma y el gran castillo se derrumbó dejandoatrás un terrorífico día que no volverían a repetir jamas. ANDREA ROMERO SILVA -1ºB
  • 34. UNAS VACACIONES INOLVIDABLES -Aquellas vacaciones contigo fueronmaravillosas. Nunca las olvidaré. Me lo pasé tanbien....El hotel tenía las mejores vistas al mar y seescuchaba el batir de las olas contra las rocas.¿Te acuerdas?Una cosa que nunca olvidaré fue el susto que mediste, cuando te quedaste inconsciente en lapiscina del hotel. Tú y tus payasadas...Otra cosa que no olvidé fue el gran desfile demoda. Vi los vestidos más bonitos de todo París.Y cuando fuimos a aquel restaurante tanelegante y tú, comiendo el muslo del pavo conlas manos. ¡Todo el mundo nos miraba!Desde luego fueron unas vacaciones inolvidables.Pero de eso ya hace muchos años y dudo quepuedan volverse a repetir, ya que no puedo salirdel sanatorio sin la ayuda de dos enfermeras. ANDREA ROMERO SILVA- 1 ºB

Related Documents