Elizabeth era una princesa muy linda. Vivía en un castillo y tenia hermosos
vestidos de princesa.
Se iba a casar con un pr...
Desgraciadamente, un dragón destruyó el castillo, quemó la ropa con su aliento de fuego,
secuestró al príncipe Ronaldo
Elizabeth decidió perseguir al dragón y rescatar a Ronaldo. Buscó por todas partes algo
qué vestir, pero lo único que se h...
Finalmente Elizabeth llegó a una cueva con una puerta muy grande que tenía un aldabón
enorme. Llamó a la puerta fuertement...
Elizabeth volvió a golpear la puerta con el aldabón. El dragón abrió, asomo la nariz y dijo:
vete. Me encanta comer prince...
¿Y es verdad que usted es capaz de quemar bosques con su aliento de fuego? Preguntó
Elizabeth. !Claro que si! Dijo el drag...
!Formidable exclamó Elizabeth, y el dragón volvió a aspirar hondo y hecho otra bocanada tal
de fuego que quemó cien bosque...
Entonces dijo Elizabeth: señor dragón, ¿es verdad que puede volar alrededor del mundo en
sólo segundos? ! Claro que si! Di...
Dando un salto el dragón voló alrededor del mundo en sólo veinte segundos. Cuando
regresó ya no podía ni hablar, tan cansa...
Muy suavemente Elizabeth le dijo: ¿Me oye, señor dragón? El dragón ni se inmutó.
Elizabeth le levantó una oreja y metió su...
Elizabeth caminó sobre el dragón y abrió la puerta de la cueva. Allí encontró el príncipe
Ronaldo. El la miró y le dijo: ¿...
Mira, Ronaldo – Le dijo Elizabeth, tu ropa es realmente bonita y estás peinado a la
perfección. Te ves como un verdadero p...
La princesa
of 13

La princesa

fabulas y cuentos
Published on: Mar 4, 2016
Published in: Education      
Source: www.slideshare.net


Transcripts - La princesa

  • 1. Elizabeth era una princesa muy linda. Vivía en un castillo y tenia hermosos vestidos de princesa. Se iba a casar con un príncipe llamado Ronaldo
  • 2. Desgraciadamente, un dragón destruyó el castillo, quemó la ropa con su aliento de fuego, secuestró al príncipe Ronaldo
  • 3. Elizabeth decidió perseguir al dragón y rescatar a Ronaldo. Buscó por todas partes algo qué vestir, pero lo único que se había salvado del fuego era una bolsa de papel. Se vistió con ella y persiguió al dragón. Resultaba fácil perseguirlo, porque dondequiera que iba, dejaba un rastro de bosques quemados y huesos de caballo
  • 4. Finalmente Elizabeth llegó a una cueva con una puerta muy grande que tenía un aldabón enorme. Llamó a la puerta fuertemente con el aldabón. El dragón abrió, asomó la nariz y dijo: !Que milagro! Una princesa! Me encanta comer princesas pero ya he comido un castillo entero hoy. Estoy ocupado. Vuelve mañana. Dio tal portazo que por poco le aplasta la nariz a Elizabeth
  • 5. Elizabeth volvió a golpear la puerta con el aldabón. El dragón abrió, asomo la nariz y dijo: vete. Me encanta comer princesas, pero ya he comido un castillo entero hoy. Vuelve mañana. !espere gritó Elizabeth. ¿Es verdad que usted es el dragón mas inteligente y feroz de todo el mundo? !Pues claro! Dijo el dragón
  • 6. ¿Y es verdad que usted es capaz de quemar bosques con su aliento de fuego? Preguntó Elizabeth. !Claro que si! Dijo el dragón, y aspiró hondo y echó una bocanada de fuego tan grande que quemó cincuenta bosques enteros
  • 7. !Formidable exclamó Elizabeth, y el dragón volvió a aspirar hondo y hecho otra bocanada tal de fuego que quemó cien bosques. !Magnifico exclamo Elizabeth, y otra vez el dragón aspiró hondo... Pero esta vez no le salió nada. Al dragón no le quedaba fuego ni para cocinar una albóndiga
  • 8. Entonces dijo Elizabeth: señor dragón, ¿es verdad que puede volar alrededor del mundo en sólo segundos? ! Claro que si! Dijo el dragón, y dando un salto voló alrededor del mundo en solo 10 segundo. Si estaba muy cansado cuando regresó , pero Elizabeth grito. !formidable hágalo otra vez!
  • 9. Dando un salto el dragón voló alrededor del mundo en sólo veinte segundos. Cuando regresó ya no podía ni hablar, tan cansado estaba. Se acostó y se durmió inmediatamente.
  • 10. Muy suavemente Elizabeth le dijo: ¿Me oye, señor dragón? El dragón ni se inmutó. Elizabeth le levantó una oreja y metió su cabeza adentro. Gritó con todas sus fuerzas: ¿Me oye, señor dragón? Pero el dragón estaba tan cansado que ni se inmutó.
  • 11. Elizabeth caminó sobre el dragón y abrió la puerta de la cueva. Allí encontró el príncipe Ronaldo. El la miró y le dijo: ¿Oh, Elizabeth, estás hecha un desastre! Hueles a cenizas, tu pelo está todo enredado y estás vestida con una bolsa de papel sucia y vieja. Vuelve cuando estés vestida como una verdadera princesa.
  • 12. Mira, Ronaldo – Le dijo Elizabeth, tu ropa es realmente bonita y estás peinado a la perfección. Te ves como un verdadero príncipe, pero ¿sabes una cosa? Eres un inútil. Y al final del cuento, no se casaron.