Instituto Superior de Curuzú Cuatiá
Profesorado de Inglés - 2013
1
Instituto Superior de Curuzú Cuatiá
Profesorado de Inglés - 2013
2
Instituto Superior de Curuzú Cuatiá
Profesorado de Inglés - 2013
l período de pre residencia llegaba y los sentimientos e...
Instituto Superior de Curuzú Cuatiá
Profesorado de Inglés - 2013
a clase número 12 & 13 se acercaba y ya comenzaba a toma...
Instituto Superior de Curuzú Cuatiá
Profesorado de Inglés - 2013
El plan no tan perfecto
Persevera y triunfarás” es una fa...
Instituto Superior de Curuzú Cuatiá
Profesorado de Inglés - 2013
o que nos diferencia a los adultos de los jóvenes es, qui...
Instituto Superior de Curuzú Cuatiá
Profesorado de Inglés - 2013
“½ módulo de 40’”
l período de residencia en la escuela ...
Instituto Superior de Curuzú Cuatiá
Profesorado de Inglés - 2013
que tienen antes de mi clase. Cuando pruebo los parlantes...
Instituto Superior de Curuzú Cuatiá
Profesorado de Inglés - 2013
a la perfección. Mi profesora de residencia me hizo algun...
Instituto Superior de Curuzú Cuatiá
Profesorado de Inglés - 2013
uego de cuatro años de estudios, exámenes finales y práct...
Instituto Superior de Curuzú Cuatiá
Profesorado de Inglés - 2013
Dicté dos clases de ensayo previas al receso de invierno ...
Instituto Superior de Curuzú Cuatiá
Profesorado de Inglés - 2013
Cuestiones económicas hicieron que lleve a cabo a última ...
Instituto Superior de Curuzú Cuatiá
Profesorado de Inglés - 2013
Mi primera clase con tecnología
l día que tuve que dar m...
Instituto Superior de Curuzú Cuatiá
Profesorado de Inglés - 2013
plan de clase eran opcionales dependiendo de la conexión,...
Instituto Superior de Curuzú Cuatiá
Profesorado de Inglés - 2013
objetivo era revisar los contenidos y colocar una nota de...
Instituto Superior de Curuzú Cuatiá
Profesorado de Inglés - 2013
cumplir con los plazos y que el tiempo pasara. ¡Ni yo est...
Instituto Superior de Curuzú Cuatiá
Profesorado de Inglés - 2013
Tengo muchas ganas de superarme y mejorar para enseñar me...
Instituto Superior de Curuzú Cuatiá
Profesorado de Inglés - 2013
la actividad fue realizada. Pero todavía me pregunto si l...
Instituto Superior de Curuzú Cuatiá
Profesorado de Inglés - 2013
ellos llevaron el material para trabajar. La verdad que ...
of 19

Narrativas pedagógicas 2013

Published on: Mar 3, 2016
Source: www.slideshare.net


Transcripts - Narrativas pedagógicas 2013

  • 1. Instituto Superior de Curuzú Cuatiá Profesorado de Inglés - 2013 1
  • 2. Instituto Superior de Curuzú Cuatiá Profesorado de Inglés - 2013 2
  • 3. Instituto Superior de Curuzú Cuatiá Profesorado de Inglés - 2013 l período de pre residencia llegaba y los sentimientos encontrados estaban a flor de piel. Los mismos siguieron con el principio del período de residencia, muchas dudas afloraron más que nada, en mi primera clase. Con referencia a la misma, debo confesar que me emocioné demasiado con los recursos que intenté que los alumnos lograran realizar. Más que nada, lo hice porque en la clase anterior, de pre residencia, sentí que me sobraron unos minutos y no quería que me sucediera lo mismo. Entonces, al ver que me faltaba tiempo para realizar las actividades propuestas en el plan de clase, y la mirada de la profesora de residencia, sentí que si dejaba fluir el momento, no me sentiría tan mal, salvaguardando mi integridad física y mental. Ocurrió lo que se temía, los alumnos no lograron culminar con todas las actividades propuestas, sin embargo, noté que todo lo que lograron realizar, lo hicieron con entusiasmo y camaradería. Obviamente, esta primera clase no fue evaluada, puesto que la profesora se retiró de la clase enojada, quien me había advertido que esto sucedería. Lo único que rescato de positivo de la clase, es que los alumnos estuvieron todo el tiempo conectados, siempre habiendo excepciones, por supuesto, pero en su gran mayoría lo manifestaron de una manera grata para con las actividades, dispuestos a intentar culminarlas de la mejor forma posible. A grandes rasgos, debo admitir que poseo conflictos con el tiempo en el que planeo las actividades o el plan en su totalidad. Es algo que no parece de gran importancia, pero que en el momento de estar en la clase, resta eficacia al desarrollo de la misma. En realidad, es algo en lo que intento mejorar, lo hice en varias clases que siguieron después de esta, pero luego volví a tener el mismo problema. Seguramente es la falta de tiempo que hace que todo lo planeado surja de esta manera; algo en apariencia suena tan insignificante, pero en lo que tengo dificultades. Quizás otros compañeros presenten dificultades en áreas en las que yo no poseo. Pero de lo que sí estoy segura, es que esto es lo que yo sé hacer, que no me veo realizando otra cosa que no tenga que ver con esta profesión. 3
  • 4. Instituto Superior de Curuzú Cuatiá Profesorado de Inglés - 2013 a clase número 12 & 13 se acercaba y ya comenzaba a tomar color la culminación del período de residencia arduo y estresante. Había hecho todo lo que estuvo a mi alcance para poder mejorar mi rendimiento dentro y fuera de las clases. Con referencia a la clase mencionada, debo admitir que ya me encontraba mucho más tranquila que las anteriores, puesto que tenía amplio conocimiento de los alumnos, personal escolar y por supuesto, confianza dentro del aula misma. La clase comenzó como de costumbre, pero al encender mi computadora para conectarla con el proyector y parlantes, los cuales eran necesarios para mostrar una presentación y hacer la composición auditiva propuesta para ese día, resultó que no funcionaba, se había tildado. Ese fue el primer inconveniente. Lo curioso fue que en el momento que estaba desarmando la computadora y preguntando a los alumnos acerca del tema perteneciente a la clase anterior, uno de los alumnos respondió mi pregunta de todas las clases de cómo están y me preguntó cómo estaba yo. Fue algo muy lindo aunque parezca insignificante. Luego del pequeño inconveniente, comenzó la clase y en el momento de la actividad con el “multiple choice” (opción múltiple), noté estaban motivados y aprovecharon ese momento para, de alguna manera, demostrar entusiasmo y euforia, lo cual me pareció una buena idea para tener en cuenta como alguna actividad relacionada para la última clase de residencia. En general, lo que las docentes me remarcaron es que la última actividad la sintieron un tanto tediosa, al momento de chequear y la propuesta de los posters. De todas maneras, siempre va a haber detalles que se escapen a la hora de planear, pero creo que nunca es tarde para remediarlo. Lo que creo que es importante es el hecho de querer mejorar e intentarlo las veces que sea necesario. 4
  • 5. Instituto Superior de Curuzú Cuatiá Profesorado de Inglés - 2013 El plan no tan perfecto Persevera y triunfarás” es una famosa frase que creo puede sintetizar mi paso por el ISCC. Después de varios años de transitar por esta institución me encuentro aquí, en este lugar, supongo que es el momento que estuve esperando desde hace mucho tiempo y, por diferentes motivos no podía llegar. Por eso estoy muy feliz y he aprendido mucho en este transitar. ¡¡Al fin empezaría mi residencia!!...¡¡Había llegado el gran día!!!. El lugar designado fue el Colegio Secundario para jóvenes y Adultos Malvinas Argentinas en 1° Año “A”. Mi co-formador sería el Sr Cristian Gobo, quién sin ninguna duda tiene un amplio conocimiento y una excelente trayectoria como docente y a quién lo he observado en sus prácticas docentes siendo yo alumna practicante. Si, sería un gran desafío para mí. Tenía una mezcla de sentimientos, de a ratos alegría y, en ocasiones un poco de temor se apoderaban de mi mente. Si bien ya había observado al grupo y había entrevistado al rector del colegio y ellos me hicieron sentir como parte de su personal, no sería lo mismo estar observando que siendo observada. Pero ya estaban las cartas echadas, y ahora ¡¡ a andar!!, me dije y así fue. Empecé a pensar y a organizar las cosas que debía llevar, entre otras cosas. Siempre estaba en mi mente algo que mi profesora del trayecto pedagógico siempre insistía y nos recalcaba, el de revisar el plan “mil veces”, eso significa leerlo, releerlo y practicarlo, en fin… conocerlo a la perfección. Y eso es lo que hice. Era mi primera clase y todo debía ocurrir según lo había planeado, ese era el objetivo. Estaba muy ansiosa,… desde algún tiempo lo estaba. Ya en la clase, todo iba bien hasta que empecé a sentir que algo no estaba funcionando como pensaba. Fue en ese momento que me di cuenta de lo que estaba ocurriendo: DEMASIADOS EJERCICIO DE PRÁCTICA. Ya habían realizado dos ejercicios y le había entregado una tercera copia. Si, …demasiados ejercicios. Mi clase empezó a convertirse en monótona, un poco aburrida, hasta que pasé a otro tipo de actividad y pude terminar mi clase habiendo mejorado un poco el clima que yo misma había generado. Plan B 5
  • 6. Instituto Superior de Curuzú Cuatiá Profesorado de Inglés - 2013 o que nos diferencia a los adultos de los jóvenes es, quizás la manera de enfrentar las dificultades. El adulto rara vez va a exponerse a grandes desafíos sin estar preparado, o sin haber analizado todas las posibilidades, en conclusión teme a quedar expuesto; mientras que los jóvenes son más audaces y a la vez desenvueltos. Esto a veces es una gran desventaja porque los adultos entramos en pánico, nos bloqueamos. Y aquí me podría detener y confeccionar una larga lista de sentimientos y emociones que nos atraviesan pero, prefiero detenerme en el tema que voy a relatar. Es así que tratando de ser fiel a lo que mis profesores me han enseñado, trato de preparar todo con anticipación, más aún cuando los recursos que voy a utilizar son tecnológicos debido a que no pertenezco a la era digital, y si ¿por qué negarlo?, pertenezco a la era del papel. Entonces como inmigrante digital debo familiarizarme con esos recursos. Esta iba a ser mi tercera clase y había planificado utilizar el proyector. Tenía muy en cuenta que el día de mi clase sería el día siguiente a un feriado largo, y no estando segura de que si la escuela me prestaría el proyector pido prestado el de un compañero. El día anterior ya tenía todo organizado y listo para dar mi clase, solo me restaba practicar; entonces -“acción”, me dije. Intento encender el proyector pero no responde, empiezo a a enervar, luego trato de tranquilizarme, mientras me repetía: ya va a funcionar, solo tengo que esperar, pero… nunca funcionó. En ese momento ya no podía controlar mi desesperación, llamaba a uno, pedía consejo a otro hasta que pensé “la escuela tiene, no creo que se nieguen a prestármelo”. Creo que esa noche no dormí pensando cómo resolver el problema, ¿qué pasaría si no accedían a mi pedido? ¿Qué haría?- Si, ya sé, me dije” Plan B”. Fue así como pienso y elaboro otro plan alternativo para dar mi clase sin ese recurso. ¡Ahora a esperar que todo marche como esperaba!. Al día siguiente apenas abre la escuela me presento y solicito el recurso. Para mi sorpresa lo buscaron, me lo prestaron gentilmente y lo dejaron a mi disposición sin ningún tipo de recomendaciones. Fue así como puedo dar mi clase como había proyectado, haciendo uso del proyector y todo se desarrolló tal como lo había pensado. Una vez más el Colegio Secundario para jóvenes y adultos “Malvinas Argentinas” me abría sus puertas y me brindaba todo su apoyo. En conclusión, muchas veces aquello que nos diferencia a los adultos de los jóvenes nos puede servir de gran aprendizaje para tomar las cosas con calma. Porque no por tanto preocuparnos vamos a llegar más lejos, la meta es la misma: dar nuestra clase dando lo mejor de nosotros mismos. 6
  • 7. Instituto Superior de Curuzú Cuatiá Profesorado de Inglés - 2013 “½ módulo de 40’” l período de residencia en la escuela que me asignaron comenzó dentro de todo bastante bien. Las clases se fueron dando con fluidez a pesar de algunos aspectos que debía mejorar y/o cambiar. Habiendo ya evaluado y esperando a mí última clase, me quedaba un medio módulo que debía ocupar. El profesor me preguntó si no había trabajado ya con alguna canción y le dije que no. Ok, me dice. Preparate algo con una canción. A partir de ese momento mi corazón comenzó a latir más rápido que de costumbre y miles de interrogantes vinieron a mi mente: ¿qué canción? ¿qué tema? ¿les gustará lo que elijo? ¿y si no entienden nada? ¿y si justo es un cantante que no conocen o no les gusta? Ya me puse nerviosa. Comencé a realizar “encuestas” entre algunos otros profesores y compañeros del profesorado. Todos me daban muchas ideas, pero ninguna me convencía. Luego recordé alguna vez conversando con los chicos antes de entrar a clase, cuando algunos de ellos me contaban su intención de ingresar a las fuerzas armadas. Ahí recordé el tema de Green Day “Wake me up when September ends” y todo comenzó a cobrar sentido: estábamos comenzando el mes de septiembre y junto a él un aniversario más del ataque terrorista a las torres gemelas en Estados Unidos y sobre todo la realidad mundial del inminente ataque de Estados Unidos a Siria. Tenía el tema: “La guerra en el siglo XXI”. Debo mencionar que trabajé bastante preparando la clase ya que, por muy raro que parezca, no encontré en You Tube el tema con los subtítulos en inglés como para que no se pierdan con la letra. De esa forma escuchaban y leían a la vez y se les facilitaría la comprensión. Usando el software de Movie Maker, pude agregar los subtítulos y algún otro arreglo que me pareció conveniente. Llegó el día de la clase. Como siempre, preparé todo la noche anterior, chequeé que todo funcionara bien e incluso conseguí otro proyector portátil por si se cortaba la luz, algo muy común en nuestra ciudad. Allí estuvo mi error. Mi clase dependía del recurso tecnológico. Esto no debería ser así. El recurso tecnológico es simplemente una herramienta más a la que se le puede dar uno y miles de usos. Cuando llegó el momento de la clase, como siempre entré y comencé a instalar todo durante el recreo 7
  • 8. Instituto Superior de Curuzú Cuatiá Profesorado de Inglés - 2013 que tienen antes de mi clase. Cuando pruebo los parlantes... ¡no funcionaban! Es decir, había conexión entre la netbook y los parlantes pero por alguna razón no se escuchaba la canción. Probaron los chicos, probó el profesor, probé yo de mil maneras y nada. Ahí me puse nerviosa. Quizás otras veces me ocurrió algo parecido, todo puede fallar, pero en esta ocasión, ¡estaba siendo evaluada! ¿Qué hago? Ya seguro me puse colorada, tenía calor... hasta que reaccioné: el objetivo de la clase no era trabajar la letra de la canción sino el tema que presentaba con las imágenes y por otro lado también tenía los subtítulos. Puse el volumen de la netbook a todo lo que daba y comencé la clase. Hubo un par de situaciones inesperadas más que tuve que enfrentar como que los chicos no participaron mucho y para colmo, sólo algunos recordaban el episodio de las torres gemelas. De todas maneras, como perdí mucho tiempo al principio tratando de arreglar los parlantes, no pude abordar la última instancia de mi clase donde hacíamos una reflexión sobre los diferentes episodios difíciles o tristes de nuestras vidas, si éstos nos ayudan a ser más fuertes, a ganar experiencia, etc. No se pudo hacer. Me sentí frustrada conmigo misma. No me gustó mi clase ni cómo la conduje pero bueno todo me sirvió como aprendizaje en esta hermosa profesión que no la cambiaría por nada. Siempre hay y habrá momentos para aprender y aprehender, lo importante es reflexionar, rescatar lo bueno y desechar lo malo. 1 módulo de 80’ e dice que el período de residencia es el que te marca para toda la vida profesional, hay un antes y un después. Es verdad. Desde que comencé la residencia en el Colegio Barnidio Sorribes supe que pasaría algo que guardaría por siempre en mi corazón. Así fue efectivamente. Al principio parecía todo muy nuevo y hasta no sabía si lo iba a poder lograr. Me propuse una meta que tendría como objetivo algo mucho más allá de la enseñanza de los contenidos que me habían asignado, quería dejar algo, un mensaje de aliento. Entonces, durante las vacaciones de invierno comencé a idear la que sería mi última clase con el grupo. Busqué ideas en internet, pregunté y fue así como poquito a poco se fueron juntando las piezas como en un rompecabezas. Recordaba la película Slumdog Millionaire, su mensaje, el testimonio de vida del protagonista teniendo todo en contra y cómo pudo surgir de la nada y pelear por un sueño que finalmente pudo alcanzar. Ese sería el contexto y abordaría el eje de interculturalidad que tanto me interesó. Fui preparando todo meticulosamente y para mi sorpresa me enteré que efectivamente, el grupo ya había visto la película con otro profesor. Todo se fue dando 8
  • 9. Instituto Superior de Curuzú Cuatiá Profesorado de Inglés - 2013 a la perfección. Mi profesora de residencia me hizo algunas sugerencias que me parecieron acertadas para mejorar mi clase y sobre todo encaminarme en mi falencia de apoyarme demasiado en herramientas TIC. Finalmente estaba todo listo. Fue ahí cuando episodios inesperados comenzaron a presentarse. En primer lugar, se me pospuso la clase por ciertas jornadas institucionales de la escuela, luego reuniones que debían tener los chicos por sus pasantías que estaban casi llegando. Pasó una clase, pasó otra, semanas, un mes... yo ya estaba algo frustrada. ¿Tanto preparativo para qué? ¿Cómo es que todo se dio tan lindo y el círculo cerraba perfecto para que ahora se me atrase todo? ¿Daría mi última clase? ¿Y mi objetivo principal, el del mensaje, para qué? Los chicos salieron a hacer sus pasantías 3 semanas y para colmo el profesor de la clase me dijo que no creía que dé mi última clase mientras algunos de mis compañeros me decían: “¡Listo! ¡Terminaste!” Y yo pensaba... ¿Debería ponerme contenta? No. Decidí esperarlos. Entonces pude hablar con mis profesores sobre mi inquietud y ellos aceptaron. Finalmente, luego de un mes y medio pude desarrollar mi clase. Estaba algo nerviosa pero no quería que eso me impidiese disfrutar de esta oportunidad que me daban mis profesores, la escuela, los alumnos, la vida... La clase se desarrolló dentro de los parámetros planificados en casi su totalidad. Al finalizarla, dediqué unos minutos para dejar ese tan deseado mensaje ya que seguramente no los vería más y ellos fueron los que me permitieron crecer, aprender y llegaron a mi corazón con cada una de sus vivencias en sus tan cortas vidas. Contuve mis lágrimas y emoción y pude expresarles lo que deseaba dándoles ánimo para seguir adelante sin importar lo que ocurrió atrás. Fue hermoso observar a cada uno de los chicos, sus caritas, algunos emocionados, otros tratando de esconder alguna lágrima... espero que lo recuerden. El aplauso espontáneo me llegó al alma, no porque creyese que era para mi persona sino porque por esa actitud supe que me habían entendido, que de alguna forma estaban agradecidos por las palabras. Varios se acercaron a saludarme con un beso, lo que me sorprendió gratamente, pero uno de ellos me dijo: “Don’t forget me” (No me olvide.) Nunca lo haré. “Primeros pasos en el último tramo” 9
  • 10. Instituto Superior de Curuzú Cuatiá Profesorado de Inglés - 2013 uego de cuatro años de estudios, exámenes finales y prácticas pedagógicas, entre muchas otras instancias, llegó un momento culminante en mi carrera: la residencia docente. A pesar de no considerarme una persona que se altera con facilidad, debo admitir que la magnitud y relevancia de este tramo hizo que mi corazón se agitara cada vez que pronunciaba la palabra “residencia” o pensara en ella (agrego a la sintomatología dolores de cabeza y malestares estomacales). Sin embargo, decidí seguir en el proceso con la mejor actitud posible, tratando de ignorar las señales que me enviaba mi cuerpo. Fue así que en mayo de este año cumplimenté la instancia que me habilitaba la salida al campo. Por cuestiones de azar, se me asignó la Escuela para Jóvenes y Adultos “Malvinas Argentinas”. En lo personal, me sentí muy entusiasmado con esta institución, principalmente por tres motivos: la buena experiencia que tuve el año anterior con una práctica aislada, la cercanía de mi domicilio con la institución y el horario a cumplir. En pocas palabras, mi vida personal y laboral no se vería afectada con una actividad más. Pensar en esto me resulta cómico en este momento, ya que el horario y la cercanía ciertamente presentaron ventajas importantes, pero mi vida se vio afectada ampliamente. Las cosas no se dieron de manera tan calma: a esta altura del año la institución destino estaba en el medio de una revolución interna que produjo bastante confusión en sus docentes y obviamente en mí, quien fui paciente observador del cambio curricular que se estaba implementando y restaba las horas cátedras de lengua extranjera, lo cual significaba una residencia más extendida (ya que debía cumplir con determinado número de horas). El panorama se veía difícil, y ni siquiera había iniciado mi trayecto. Una vez asegurado mi puesto, pude observar el grupo del cual iba a ser responsable: primer año “A”, a cargo del profesor Cristian Gobo (por si no era suficiente tratar con él como director de carrera y profesor de Lengua Inglesa IV, ahora también pasaba a ser mi docente coformador). Con el tiempo llegaría a estar muy agradecido con él, pero prefiero dejarlo para otra narrativa futura. Volviendo al grupo en cuestión, cuando supe que eran 56 alumnos, confieso que dudé bastante de mí. Jamás había estado al frente de tantas personas. Sin embargo, luego de observarlos dos clases noté que para esta altura del año, muchos alumnos habían desertado (algo muy lamentable, pero a la vez conveniente para mí). 10
  • 11. Instituto Superior de Curuzú Cuatiá Profesorado de Inglés - 2013 Dicté dos clases de ensayo previas al receso de invierno y me sentí algo frustrado con el sistema de clase semanal, ya que implica un avance lento en mi proyecto áulico. Sin embargo, el grupo aparentaba haberme aceptado desde el comienzo. Las vacaciones de invierno me separaban de mi inicio oficial en el trayecto, lo cual incrementó mi nivel de ansiedad. Una vez finalizadas, era el momento de ir y demostrar que era capaz de hacer esto. Tal vez me tranquilicé demasiado al principio y decidí hacer las cosas con mucha calma, pues me dediqué a preparar los recursos y fotocopias hasta último momento. ¡Gran error! Una llamada del profesor Gobo a las 20:30 me informó que mi primera clase se adelantaba. Pedí desesperadamente 15 minutos más para llevar lo mínimo e indispensable para desarrollar la clase. Tiempo concedido y auxiliado con mi compañera de departamento, fui a mi primera clase evaluable. A esta altura, mis niveles de adrenalina se incrementaron notablemente. Mi discurso era acelerado así como también el ritmo que le daba a las actividades. Gracias a estos aspectos registrados en mi diario por mi coformador, ya tenía las primeras pautas a trabajar en mi residencia: organización temporal y velocidad de mi habla. Pero esto recién empezaba… “No me voy” esde mi ingreso en la carrera (en el 2010), sólo imaginaba con la llegada de este momento: mi última clase de residencia. Y aún desde el inicio de este año parecía que mi última clase seguía siendo algo muy distante. Sin embargo, el primero de octubre llegó y una etapa más estaba a punto de concluir. A pesar de que los días martes han sido realmente extensos para mí este año, decidí no interrumpir mi rutina a pesar de que los nervios me invadían. Esto resultó en vano ya que durante la mañana no pude concentrarme en clases y por la tarde estuve bastante distraído en las clases que dicto en el instituto. Pero la noche me esperaba y traté de juntar todas mis fuerzas para dar lo mejor de mí. Mucha gente me apoya y no puedo permitirme defraudarlos. Pero por sobre todo no me puedo defraudar a mí mismo: hace cuatro años dije que podía hacer esto, y el momento de demostrarlo llegó. 11
  • 12. Instituto Superior de Curuzú Cuatiá Profesorado de Inglés - 2013 Cuestiones económicas hicieron que lleve a cabo a última hora las compras de los regalos para mis alumnos y el material de mis recursos didácticos. Así que la adrenalina del primer momento seguía vigente hasta este momento. De este modo, no logré cumplir uno de los primeros objetivos que me planteé: preparar las clases y recursos con anticipación. Cargado de emociones, me presenté en la escuela en el horario habitual. Sabía que solo contaba con cinco minutos para organizar el escritorio con mis papeles y el proyector, computadora y parlantes. En ese entonces me encuentro con que la profesora de Lengua y Literatura estaba demorando más de la cuenta en salir del aula. Amablemente, le solicito permiso para entrar y dejar todo preparado. No contaba con su plan de demorarme aún más con preguntas relacionadas a la pronunciación de ciertos nombres ingleses (en más de una ocasión charlamos sobre literatura y cine y entablamos una muy buena relación). ¡Pero este no era el mejor momento para dialogar! Los alumnos ingresan, así como también mi profesora de Residencia escoltando al rector del Instituto Superior y luego hace su aparición el profesor Gobo. También están presentes mis compañeros Elsa y Fernando. Todo está listo y saludo anunciando que ésta sería mi última clase. Los chicos decidieron interferir con mis planes y perdí unos minutos explicando de nuevo el sistema de residencia. Aparentemente, logré establecer una buena relación con ellos y ésta era su manera de manifestarlo: no dejándome ir tan fácilmente. La clase sigue el curso planeado y llega el momento del cierre. Había preparado un discurso de agradecimiento, el cual no pude dar ya que la expresión emocionada de mi compañera Elsa simplemente me dejó mudo. Esto es definitivamente algo inusual en mí. Logré decir un par de cosas sencillas y el profesor Gobo se encargó de dar un cierre oficial. Y de esta forma, esta etapa llegaba a su fin. Luego de salir del aula y bajar las escaleras, hacia la mitad del patio, escucho un grito: “¡No se vaya, profe!”. Con una sonrisa en los labios entendí que al dejar tanto cariño en esa aula, sólo mi presencia física se iría de este lugar. 12
  • 13. Instituto Superior de Curuzú Cuatiá Profesorado de Inglés - 2013 Mi primera clase con tecnología l día que tuve que dar mi clase con tecnología tuve que afrontar diversos problemas de índole tecnológica. En este relato no me voy a limitar al momento de la clase sino a la preparación previa de la misma. Desde un principio estuve preocupada porque debía conseguir un proyector ya que el del colegio Barnidio no podía ser utilizado por los residentes. Para mi tranquilidad conseguí que compañeros de otras cátedras me prestaran un proyector y un mouse inalámbrico. Tenía que introducir tema nuevo más precisamente colores y ropa. A la hora de decidir el contexto que utilizaría tenía en mente varias opciones pero estaba segura de que usaría una novela de televisión que había tenido gran éxito y era muy conocida por los chicos, la novela era Graduados. Fue por eso que decidí armar un prezi para introducir la nueva unidad. Lograrlo no fue una tarea sencilla porque yo desconocía el programa que tenía que utilizar, por lo tanto debía registrarme y crear una cuenta además debía aprender a manipular la página para crear el prezi. Luego de tres horas acabé mi prezi. En este logré insertar videos, imágenes y sonidos de la novela. Pero mi prezi sólo se podía ver en forma online. Para mayor seguridad decidí descargar el prezi en un pen drive suponiendo que la conexión a Internet del colegio podría fallar. Una vez que lo descargué en mi pen drive intenté abrirlo en mi netbook y no podía porque necesitaba instalar un programa. Ante la incertidumbre y la impotencia de no poder abrirlo mi compañero de residencia ofreció prestarme su notebook para el día de mi clase. No dudé en aceptar su ayuda al fin y al cabo la necesitaba. Previniendo problemas con la conexión decidí pedir prestado un módem a mi profesora de francés, quien no vaciló en prestármelo. Y no me equivoqué. El día tan ansiado había llegado. Junto con mi compañera de residencia arribamos al colegio media hora antes para instalar todo y comprobar que funcionara bien. Tal como lo había imaginado al llegar al colegio, el WIFI no funcionaba. Además el módem que yo llevé tampoco funcionaba. Pensé que la notebook reconocería el dispositivo al instante y nunca lo hizo. Luego uno de los alumnos me prestó su módem pero tampoco anduvo. Tenía planeado hacer algunos ejercicios online que yo había aclarado en mi 13
  • 14. Instituto Superior de Curuzú Cuatiá Profesorado de Inglés - 2013 plan de clase eran opcionales dependiendo de la conexión, sino trabajaríamos con ejercicios del libro. Ese día debía llevar muchas cosas por lo que debía tener listo con anticipación. Al comenzar la clase estuve tranquila y mi ansiedad disminuyó. Me sorprendió ver que desde el principio los alumnos habían hecho silencio y estaban ansiosos por ver lo que había preparado. La clase se desarrolló efectivamente y me aseguré de que todos trabajen. El prezi que preparé me fue de gran ayuda ya que fue mi soporte en el que se basó mi clase. Gracias a que lo tenía descargado en mi pen drive pude trabajar con este satisfactoriamente. De esta clase aprendí que el haber prevenido posibles dificultades me ayudó a superar problemas que yo ya sabía ocurrirían. Como siempre nos dice la profesora de residencia es fundamental que siempre tengamos más de un plan. Cambio de planes en la evaluación l término de la unidad decidí tomar una evaluación escrita. Debía tener en cuenta que esto no era una tarea sencilla. Debía incluir tipos de ejercicios que mis alumnos ya estaban acostumbrados a hacer. A la hora de diseñar mi evaluación debía seguir ciertos criterios detallados en la teoría. Además tenía que verificar que esta cubriera todos los puntos gramaticales y la función del lenguaje, el vocabulario y una breve producción escrita. Sin embargo el formato de mi evaluación era totalmente desconocido por los alumnos. Si bien había leído en mis apuntes de teoría que las evaluaciones debían ser prácticas y sencillas para corregir pensé que era una buena estrategia. Sin embargo al ver mi prueba mis conformadoras me sugirieron que si bien era innovador y muy creativo no debía innovar en el momento del examen. Estaba segura de que los alumnos podían realizar los puntos que incluí en la prueba sin embargo mi conformadora me sugirió que lo utilice como trabajo práctico para revisar los contenidos. Este trabajo práctico se realizaría en pares y yo debía combinar pares de alumnos con distintas capacidades de aprendizaje para que se puedan ayudar mutuamente. El 14
  • 15. Instituto Superior de Curuzú Cuatiá Profesorado de Inglés - 2013 objetivo era revisar los contenidos y colocar una nota de concepto por dicho trabajo. Al inicio de la clase explique cada uno de los puntos y los alumnos trabajaron en pares. Constantemente acudían a mi ayuda cuando tenían dudas. Los resultados obtenidos de dichos trabajos fueron satisfactorios pero no reflejaron el trabajo o aprendizaje individual ya que algunos trabajaron más que otros. Luego de tomar la decisión de tomar mi evaluación como trabajo práctico sabía que no podría preparar una nueva evaluación similar a esa debido a la falta de tiempo. Me había tomado mucho tiempo preparar la evaluación anterior por el diseño complejo que elegí. Me sentí decepcionada conmigo misma por no poder lograrlo, pero supe que era lo más conveniente. Confié en mis profesores porque al tener más experiencia que yo me hicieron ver que era lo más razonable. Fue así que debí preparar otra evaluación más corta y sencilla ya que al cambiar el día solo teníamos medio módulo. Esta iba a ser individual. Los alumnos que terminaron la evaluación antes del tiempo estimado hicieron una actividad extra que yo preparé para mantenerlos trabajando. Si bien mis expectativas no se concretaron de la forma que lo había planificado en el fondo yo sabía que me había esmerado en diseñar evaluaciones que cubrían los requisitos de una evaluación válida. Cuando la experiencia no se ve i clase Nro 4 fue un fracaso para mí. Aunque había iniciado mi proceso de residencia con muchas ansias, al hacer los planes para mis clases sentía que cada vez tenía menos ideas. ¿Quién me mandó a meterme en esto? La ansiedad me estaba jugando una mala pasada. Aunque el tema daba para hacer muchas cosas (likes and dislikes), yo misma me daba cuenta que el plan no funcionaría, pero no se me ocurría absolutamente nada. Los alumnos, a pesar de su buena predisposición, se desordenaban o no tenían mucha participación. Es como que no podía pensar claramente y sólo hacía el plan para 15
  • 16. Instituto Superior de Curuzú Cuatiá Profesorado de Inglés - 2013 cumplir con los plazos y que el tiempo pasara. ¡Ni yo estaba convencida de lo que hacía! Creo que, en parte, se lo debo también a la presión y responsabilidad que siento, al ser de las que tienen (quizás) la mayor experiencia. Otra parte, a que es la primera vez que trabajo con pre adolescentes beginners. He trabajado con chicos y adultos y con algunos adolescentes, pero nunca beginners. Esto me descolocó un poco también. Espero haber bajado mis “decibeles” y mejorar en mis próximas clases, aunque sea de a poco. Seguir aprendiendo oy tomando confianza, aunque todavía me falta. Creo que me empecé a desbloquear. Mi plan de clase #10 fue bastante mejor. Sentí más confianza y comencé a descubrirme. La profesora tutora de mi curso 1ro 5ta, Roxana Proz, fue de mucha ayuda para que esto pasara. Siempre me alienta y aconseja. Lamento haberle dado tanto trabajo antes. ¡Es tan importante el apoyo! Son momentos de definición que traen mucha ansiedad, y estas cosas ayudan mucho. La clase fluyó bastante bien, aunque algunas de las actividades, a pesar de ser apropiadas, deberían haber estado en otro orden. Debo seguir mejorando con las consignas y ejemplos para que los alumnos comprendan mejor lo que deben hacer y no se dispersen. Creo que hasta ellos se dieron cuenta de mi pequeña evolución. Con respecto a las preguntas, no tuvieron suficiente revisión previa. Debería haber hecho una antes de pretender que lo hicieran ellos. Esto puede hacer que se sientan frustrados, y así malograr mis intenciones. En cuanto a la producción, debería haber sacado la información del pizarrón para que fuera más significativa. De todas maneras, me sentí mucho mejor. A lo mejor no se ve mucho en la clase, pero yo lo siento y creo que eso es importante para mi autoestima. 16
  • 17. Instituto Superior de Curuzú Cuatiá Profesorado de Inglés - 2013 Tengo muchas ganas de superarme y mejorar para enseñar mejor. Nunca es tarde. Ojalá que al final del período de residencia lo consiga. Espero mucho más de mí misma, y me parece que mis compañeros y profesoras también. Hago lo posible por cumplir, pero debo hacer más por mí y y por los alumnos que para las teachers. Cuando termino la clase, y antes de la devolución, me doy cuenta de mis errores. Parece que me TENGO que equivocar para darme cuenta. entada frente al papel en blanco pienso en como comenzar a contarles sobre mi experiencia desde el día en que mi profesora de residencia me comunicó que ya entraría al campo. Fue el día 12 de Agosto, mi corazón latió muy fuerte al escuchar que el día 15 debía concurrir a la escuela que se me había asignado para comenzar con el diagnóstico de la institución. Luego vinieron las observaciones y el período de Pre-residencia, hasta que llegó el día del debut, 23 de Septiembre. Pero en realidad les quiero hablar de mi segunda clase que como regalo de cumpleaños cayó el 26 de Septiembre. Por supuesto era un día especial para mí y los míos pero el mundo seguía con sus costumbres de siempre, me refiero a que debía seguir con mi rutina de los jueves, ir al instituto y también a trabajar. Al mediodía vuelvo del trabajo con mi plan corregido en su segunda versión, almuerzo y después si, a ultimar detalles. Como era una clase de 80 minutos debía llevar mucho material, poster, computadora, parlantes y más. Pero llegó la hora de entrar al aula, yo estaba tranquila, saludé a los chicos y cuando me dirijo al escritorio para acomodar mis cosas veo que algunos de ellos estaban distraídos con sus computadoras, les pedí que la apagaran y lo hicieron. Comienza mi primera actividad que consistía en que los chicos debían encontrar a sus pares. Algunos chicos tenían fotografías de actividades y lugares y otros oraciones relacionadas a esas fotografías, los chicos debían pasar al frente, mostrar las fotografías y leer las oraciones que correspondían a cada una de ellas. Di las instrucciones y los chicos no se movían de sus bancos. Les llamé la atención diciéndoles que ya había empezado la clase y que debíamos trabajar. Les volví a repetir la consigna por las dudas de que no la hubieran entendido y finalmente 17
  • 18. Instituto Superior de Curuzú Cuatiá Profesorado de Inglés - 2013 la actividad fue realizada. Pero todavía me pregunto si la consigna no fue entendida desde el principio, si los alumnos después del recreo necesitaban una actividad más motivadora o si yo estuve muy demandante. La sugerencia del profesor de la cátedra fue que para empezar la clase buscara una actividad parecida a las utilizadas las clases anteriores, más motivadoras. Ese fue el tropezón de ese día pero después las actividades siguientes se desarrollaron con fluidez hasta que el timbre de las 17:30 sonó y la clase llegó a su fin. sta vez como la anterior quiero contarles sobre lo sucedido en una de mis clases en tercer año de la Escuela Barnidio Sorribes. La diferencia con respecto a la narrativa anterior es que en la primera recién comenzaba mi residencia y hoy me encuentro transitando el tramo final. Ese día me preparé como siempre, pero en el fondo de mi corazón algo me decía que los alumnos o algunos de ellos no llevarían el material solicitado la clase anterior. Aquel día como siempre tocó el timbre de entrada a las aulas después del recreo de las 16:00 hs. del Jueves 10 de Octubre, entro al curso, saludo como siempre a los alumnos pero a simple vista se notaba la gran cantidad de ausentes ese día. Como debía trabajar con proyector y no quería interferir en la visual de ninguno de ellos les pedí que se ubicaran todos en un sector del curso. Luego les propongo la primera actividad que consistía en escribir una palabra o frase que recordaran de la clase anterior en un papel, el cual se convertiría luego en un avión hecho por ellos. Esos aviones debían arrojarlos al aire y leer la palabra o frase del avión que hayan tomado. Que les puedo decir, pensé que se divertirían con esa actividad pero parecían no estar enganchados con la misma o no entendían las instrucciones, algunos me miraban como diciendo “¿qué me está pidiendo?” y yo de todas las formas posibles trataba de que me interpreten, algunos conversaban a pesar de que varias veces les llamé la atención, así arrancó mi clase N8 y 9. Luego vinieron actividades que las desarrollaron bien pero llegó el momento en que ellos trabajarían con sus net books, debían traer descargada una imagen de una ciudad que les gustaría ir para que apliquen la estructura ‘I’d like …’ y adivinen que pasó, sólo algunos de 18
  • 19. Instituto Superior de Curuzú Cuatiá Profesorado de Inglés - 2013 ellos llevaron el material para trabajar. La verdad que interiormente estaba muy enojada pero les pregunté qué había pasado y que la próxima vez cumplieran con lo que se le solicitara. A aquellos que no habían llevado la imagen pero si la computadora, les pasé imágenes que yo había llevado en un pen drive previendo lo que pasaría. Aquellos que no tenían ni computadora ni imagen, les pedí que hicieran el trabajo en una hoja de carpeta. La actividad consistía en que escriban oraciones relacionadas a esa fotografía usando la estructura mencionada anteriormente (‘I’d like…’) Por suerte la actividad se desarrolló, las presentaciones en power point estuvieron muy lindas y hasta música les agregaron a sus trabajos. La verdad que pensé que esa clase iba a ser genial pero me despedí de ella con un sabor amargo porque a veces lo planeado choca con la realidad del aula. 19

Related Documents