LA POÉTICA DEL POP: LOS RECURSOS RETÓRICOS
EN LAS LETRAS DEL POP ESPAÑOL
Juan GÓMEZ CAPUZ
Grupo Val.Es.Co.
Universitat de ...
ALEUA/17 JUAN GÓMEZ CAPUZ
parte examinaremos su calidad literaria a partir de un corpus de letras de música
pop española d...
La poética del pop: los recursos retóricos en las letras del pop español ALEUA/17
lidad de dichas letras. Sólo en un breve...
ALEUA/17 JUAN GÓMEZ CAPUZ
Por ello, lo que proponemos a continuación, a modo de cala o experimento
piloto, es examinar las...
La poética del pop: los recursos retóricos en las letras del pop español ALEUA/17
Así, las primeras letras del grupo Mecan...
ALEUA/17 JUAN GÓMEZ CAPUZ
(6)
Hoy me tengo que marchar
hoy te tengo que olvidar
hoy el día empieza mal.
Dejo aquello que v...
La poética del pop: los recursos retóricos en las letras del pop español ALEUA/17
(10)
Ya ves ni me quejo ni me quejaré
(L...
ALEUA/17 JUAN GÓMEZ CAPUZ
re a ella de modo traslaticio, lo cual provoca automáticamente un cambio de sig-
nificado y reve...
La poética del pop: los recursos retóricos en las letras delpop español ALEUA/17
En el caso de Radio Futura, las comparaci...
ALEUA/17 JUAN GÓMEZ CAPUZ
Ella sabe lo que el hombre espera sin haberlo aprendido.
Antes eran dos barcos sin rumbo, hoy so...
La poética del pop: los recursos retóricos en las letras del pop español ALEUA/17
Hasta ahora, casi todas las imágenes com...
ALEUA/17 JUAN GÓMEZ CAPUZ
Finalmente, otro tipo especial de imagen es la personificación, consistente
en atribuir cualidad...
La poética del pop: los recursos retóricos en las letras delpop español ALEUA/17
Ahora bien, como veremos con más detalle ...
ALEUA/17 JUAN GÓMEZ CAPUZ
a) Cómplices, La Oreja de Van Gogh, Amaral y la poesía petrarquista
o de cancionero
La concepció...
La poética del pop: los recursos retóricos en las letras del pop español ALEUA/17
Otra de las estrofas alude, de una maner...
ALEUA/I7 JUAN GÓMEZ CAPUZ
(amor como esclavitud; determinismo amoroso, de manera que la persona amada
imprime su huella in...
La poética del pop: los recursos retóricos en las letras delpop español ALEUA/17
consistentes en juegos de palabras, dilog...
ALEUA/I7 JUAN GÓMEZ CAPUZ
Obsérvese la gradación en el número de versos afectados porjuegos concep-
tuales. En (45) es cas...
La poética del pop: los recursos retóricos en las letras del pop español ALEUA/17
imitación -eso sí, vulgarizada- de dicho...
ALEUA/17 JUAN GÓMEZ CAPUZ
(50)
Brillos mortales despuntan al alba
Sangres que tiñen de malva el amanecer.
Obsérvese cómo s...
La poética del pop: los recursos retóricos en las letras del pop español ALEUA/I7
visión surrealista de un cementerio cuyo...
ALEUA/17 JUAN GÓMEZ CAPUZ
Gaos (1965: 19-24) asociaba el arte nuevo del Surrealismo y la Generación
del 27 con lo que Orte...
La poética del pop: los recursos retóricos en las letras delpop español ALEUA/17
(58)
Veloz caballo de acero,
tu gasolina,...
ALEUA/I7 JUAN GÓMEZ CAPUZ
BIBLIOGRAFÍA
BOUSOÑO, Carlos, Teoría de la expresión poética, Madrid, Credos, 1970.
ECO, Umberto...
of 24

POP ROMANTICO

PODRAS LEER UN POCO DE ESTE GENERO
Published on: Mar 4, 2016
Published in: Art & Photos      
Source: www.slideshare.net


Transcripts - POP ROMANTICO

  • 1. LA POÉTICA DEL POP: LOS RECURSOS RETÓRICOS EN LAS LETRAS DEL POP ESPAÑOL Juan GÓMEZ CAPUZ Grupo Val.Es.Co. Universitat de Valencia Introducción Las canciones de música pop constan de música y -aunque se olvide con frecuencia- también de letra. Parece que este segundo componente no es tenido en cuenta, quizá por la escasa calidad y banalidad de muchas letras, quizá porque buena parte de la música moderna nos llega cantada en otras lenguas. Sin embar- go, las letras de las canciones de música pop existen y pueden ser un elemento importante para todo tipo de estudios interdisciplinares, bien sean de carácter sociológico y etnológico (los cuales tratan de extraer de ellas una serie de valores éticos y sociales, una especie de centros de interés de la generación joven en el período 1975-2000), bien sean de carácter estético y literario (los cuales analizan estas letras como artefacto estético, poseedor de artificios retóricos y característi- cas propias de la función poética). En este articulo, nos centraremos en los aspectos estéticos y literarios de las letras de pop español, tratando de ver, en un segundo plano, otra utilidad potencial: la de carácter didáctico1 . Por tanto, en una primera parte del trabajo, revisaremos el breve estado de la cuestión sobre los aspectos sociológicos, estético-literarios y didácticos que se derivan de las letras de música pop, mientras que en la segunda 1 Pienso, por ejemplo, en la enseñanza literaria durante la etapa de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato. Anales de Literatura Española, 17 (2004), pp. 49-72 49
  • 2. ALEUA/17 JUAN GÓMEZ CAPUZ parte examinaremos su calidad literaria a partir de un corpus de letras de música pop española de los últimos años. Siguiendo la acotación cronológica de este volumen, hemos utilizado un corpus de autores españoles del período 1985-2002, con letras que reflejan las preocupaciones de la sociedad democrática posfran- quista, aunque muchas veces aludan a temas universales como el amor. En cuanto a la selección temporal, se combinan clásicos de finales de los años 80 y de prin- cipio de los 90 (Gabinete Caligari, Mecano, Duncan Dhu, Cómplices) con autores plenamente actuales (Alejandro Sanz, La Oreja de Van Gogh y Amaral). Por tanto, lo que pretendemos demostrar es que algunas letras de la música pop y rock pueden tener una cierta calidad literaria y pueden ser utilizadas como ejemplos para ilustrar los diversos aspectos de la función poética. Aspectos metodológicos: las letras de música pop como elemento sociológico y literario Las letras de música pop español apenas han sido objeto de estudio, a pesar de ser un elemento abordable desde diversos enfoques interdisciplinares: socio- logía, modas, estética, literatura y lenguaje. En este sentido, una breve búsqueda por internet nos ofrece una amplísima red de enlaces sobre la relación entre poesía y rock en el ámbito anglosajón, así como numerosas publicaciones en el ámbito italiano y brasileño, bastante menor en el pop hispanoamericano y catalán, y casi nulo para el pop español peninsular (exceptuando un número monográfico de la revista literaria malagueña Litoral, 183-185, 1989, que desgraciadamente no hemos podido localizar, aunque por referencias indirectas extraídas de internet parece centrarse en el rock cantado en inglés). La prueba de ello es que, desde una perspectiva sociológica, el primer estu- dio importante en el ámbito español es muy reciente. Se trata del artículo de Quim Puig (2002) en el volumen colectivo coordinado por Félix Rodríguez González sobre la comunicación y la cultura juvenil. En dicho artículo, centrado en el mis- mo ámbito temporal (1977-2000) del que se ocupa este volumen colectivo, Puig realiza en enfoque sociológico y estético, partiendo del dilema que plantean las letras de música pop: su consideración como meros textos banales, de escasa cali- dad y de consumo inmediato, secundarios respecto a la música, frente a la reivin- dicación de la calidad estética de algunas letras, «equiparables a la de la poesía». Sin embargo, el desarrollo del artículo es fuertemente especulativo y reflexivo: Puig se centra en la «supuesta banalidad de la música pop», examina testimonios tan lejanos como el de Umberto Eco (1965) y analiza las letras de música pop española como simple testimonio sociológico de ciertos temas recurrentes de la subcultura juvenil (sexo, y, en menor medida, drogas) en la época de la transición y la democracia, lo cual implícitamente refuerza el manido argumento de la bana- 50
  • 3. La poética del pop: los recursos retóricos en las letras del pop español ALEUA/17 lidad de dichas letras. Sólo en un breve apartado final, Puig comenta la relación de las letras de música pop con los textos poéticos, pero se limita a hacer conside- raciones muy genéricas y no aporta ningún ejemplo o cita de las letras. Desde la perspectiva de la didáctica de la literatura, las letras de música pop tampoco han sido objeto de atención ni estudio. Así, en su manual sobre didáctica de la literatura en enseñanza primaria y secundaria, Gloria García Rivera (1995) reivindica la introducción en el currículo de Literatura de un enfoque amplio de las manifestaciones literarias, el cual supere el estrecho corsé que suponen los géneros literarios tradicionales, y abarque no sólo la literatura culta, sino también la literatura tradicional y marginal. A su vez, la autora defiende la utilidad, en nuestra sociedad democrática, de «un tipo de instrucción audiovisual, interrela- cionando los temas literarios con otros lenguajes afines (cine, televisión, cómic)». En esta renovadora propuesta, García Rivera (1995: 152-187) defiende y justifi- ca metodológicamente un currículo socioliterario que muestre a los adolescentes actuales una concepción amplia y a la vez atractiva del hecho literario, con el objeto de despertar en ellos el gusto por la lectura, más allá de la mera transmisión de contenidos conceptuales. En consecuencia, García Rivera apuesta claramente por un currículo globa- lizador y socioliterario, en el cual se relacione la literatura con el sistema cultural en general, haciendo hincapié en las conexiones del arte y la literatura con la cultura de masas y las modas audiovisuales. Para ello, la autora propone utilizar como recursos didácticos todas las manifestaciones de la «pluralidad sociolitera- ria» que los alumnos observan en una realidad cotidiana socialmente estratificada (frente a la hegemonía de la literatura «culta» en la didáctica literaria de la época franquista). Esto explica la inclusión en el currículo literario de la llamada litera- tura marginal. García Rivera caracteriza la literatura marginal como manifesta- ciones de carácter literario (es decir, artístico: función poética del lenguaje) pero realizadas al margen de la literatura como institución oficialmente reconocida. Junto a formas antiguas de la literatura marginal (oral, de cordel, melodrama, folletines), la autora señala modelos modernos ligados a las modas audiovisuales (novela policíaca, de aventuras y de ciencia ficción, cómics). En función de lo explicado anteriormente, la utilidad didáctica de estos textos marginales es clara: son el vehículo de una información cercana a los intereses del adolescente y a las modas audiovisuales que los dominan en nuestra época. Ahora bien, lo que nos sorprende del tratamiento que hace García Rivera es la ausencia casi total de referencias a las letras de música pop. En cambio, noso- tros pensamos que algunas letras de música pop pueden constituir una excelente muestra de literatura marginal, en cuanto forma de comunicación ampliamente conocida por los jóvenes y fácilmente accesible, cercana a sus intereses y plena- mente integrada en las modas audiovisuales. 51
  • 4. ALEUA/17 JUAN GÓMEZ CAPUZ Por ello, lo que proponemos a continuación, a modo de cala o experimento piloto, es examinar las cualidades literarias de las letras de música pop escritas en castellano. Debido a la multiplicidad de aspectos literarios que implica el texto poético, nos centraremos en una vertiente especialmente visible y concreta: los recursos retóricos utilizados en la redacción de las letras, y a partir de ahí realiza- remos algunas observaciones sobre los modelos poéticos y los temas fundamen- tales de la poesía. Recursos formales: música pop y poesía popular La música pop es una manifestación más de lo que se denomina cultura de masas (masscult en la bibliografía anglosajona). A su vez, esta cultura de masas, como indica García Rivera (1995: 158-181), es reveladora de los «gustos senci- llos» de las capas sociales populares. Estos «gustos sencillos» siempre han tenido su reflejo en formas literarias populares (literatura de cordel, folletines, roman- cero, lírica popular), y han sido frecuentes en la historia literaria española los préstamos o trasvases de motivos y recursos populares a la literatura culta. Además, por su propia etimología, está claro que la música pop es un tipo de música popular (opuesta a la música clásica o culta), y esto también se puede aplicar a la vertiente siempre secundaria de sus letras. Por tanto, las letras de música pop serían también una muestra de la poesía popular y resultaría natural encontrar en ellas los recursos retóricos típicos de la poesía popular de todas las épocas. De hecho, en las letras de música pop española son frecuentes dos recursos universales de la poesía popular de transmisión oral (Levin 1962): el paralelismo y la anáfora. Recordemos que se trata de recursos utilizados para dotar a la poesía oral (y sobre todo a la poesía cantada, como en el caso que estudiamos) de una estructuración y coherencia similares a las de un texto escrito y también para facilitar la memorización de los textos (la anáfora nos da el pie de cada verso y el paralelismo construye unos moldes idénticos que cada verso «rellena» con un contenido diferente, lo cual puede ser aprovechado para construir correlaciones semánticas). Los ejemplos de estructuras paralelísticas en letras de música pop son muy numerosos, y revelan el carácter que les atribuyó Levin (1962): mecanismos repe- titivos, propios de la lírica popular, donde posiciones equivalentes de la cadena hablada (verso) son ocupadas por elementos análogos (es decir, elementos posee- dores de una misma estructura sintagmática o sintáctica). Por tanto, nos limita- remos a citar algunos ejemplos claros, reveladores de la arquitectura poética de ciertas canciones de pop español. 52
  • 5. La poética del pop: los recursos retóricos en las letras del pop español ALEUA/17 Así, las primeras letras del grupo Mecano, muy simplonas y banales, tan sólo parecen apoyarse en algunos elementales recursos paralelísticos: (1) Me duelen las piernas me duelen los brazos me duelen los ojos me duelen las manos (Mecano, «Hoy no me puedo levantar», Ana, José, Nacho) En cambio, las estructuras paralelísticas y su combinación con la anáfo- ra son frecuentes y constantes en las letras del grupo vasco Duncan Dhu. Estas letras adquieren un carácter recurrente y estructurado gracias al paralelismo y la anáfora, y a la vez crean un molde en el que se insertan correlaciones semánticas, todo ello al más puro estilo de la lírica amorosa popular (oscuro / vacías, nadie / silencio, otoños / inviernos, fueron / volvieron, amé / olvidé): (2) Gatos oscuros y nadie en el bar [...] Casas vacías y silencio en el mar (Duncan Dhu, «Fin», Colección 1985-1998) Obsérvense las correlaciones semánticas oscuro / vacías, nadie / silencio para reforzar ese ambiente solitario y crepuscular. (3) Cenizas blancas al amanecer como tú y yo. Poemas muertos antes de volver entre tú y yo. (Duncan Dhu, «Cenizas», Colección 1985-1998) (4) Pienso en otoños que ya fueron pienso en inviernos que volvieron (5) Seis las veces que te amé seis las veces que olvidé (Duncan Dhu, «A tientas», Piedras) (Duncan Dhu, «Brillaré», Piedras) En los ejemplos (4) y (5) encontramos a la vez anáfora, paralelismo y corre- laciones semánticas {otoños / inviernos, fueron / volvieron, amé / olvidé), lo cual los convierte en parejas de versos fuertemente estructurados. Además, anáfora y paralelismo pueden abarcar fragmentos mayores: 53
  • 6. ALEUA/17 JUAN GÓMEZ CAPUZ (6) Hoy me tengo que marchar hoy te tengo que olvidar hoy el día empieza mal. Dejo aquello que viví dejo todo lo que fui dejo aquí mi corazón. (Duncan Dhu, «Abandonar», Piedras) En alguna letra de Duncan Dhu, el recurso elemental y tradicional de la anáfora deja paso al de la epífora o repetición de elementos iguales al final de cada verso: (7) No me gusta nada más ya no pido nada más (Duncan Dhu, «Si no eres tú», Piedras) Las letras del grupo Radio Futura, fruto de la constante elaboración literaria y voluntad de estilo de su líder Santiago Auserón (Puig, 2002), llegan aún más lejos en la manipulación de los recursos formales. Así, en el siguiente fragmento (8) encontramos anáfora, paralelismo, correlación semántica y anadiplosis / con- catenación (consistente en la repetición de culpa al final del primer verso y casi al principio del segundo, al respetar la anáfora que tu). Recordemos que este último recurso también es muy propio de la poesía popular y el Romancero: (8) Que tu pena fuera sólo por mi culpa que tu culpa fuera sólo por amor (Radio Futura, «La negra flor». Memoria del porvenir) En la misma canción, Santigo Auserón se atreve incluso con un quiasmo o dis- tribución simétrica de los componentes de un verso o unidad sintáctica (a b / b' a'): (9) Búscala en la playa y en la playa busqué (Radio Futura, «La negra flor», Memoria del porvenir) Finalmente, hemos registrado dos recursos gramaticales basados en la recu- rrencia o repetición: son la figura etimológica (repetición de formas derivativas de un mismo lexema, sobre todo en casos de complemento directo interno, como abra- zaste mis abrazos) y el poliptoton (repetición de distintas formas flexivas de un mis- mo lexema, sobre todo verbal). Como en los ejemplos anteriores, también se trata de recursos, por un lado frecuentes en la poesía lírica popular, y por otro habituales sólo en determinados grupos, como es el caso de La Oreja de Van Gogh: 54
  • 7. La poética del pop: los recursos retóricos en las letras del pop español ALEUA/17 (10) Ya ves ni me quejo ni me quejaré (La Oreja de Van Gogh, «Cuídate», El viaje de Copperpoí) (11) Abrazaste mis abrazos vigilando aquel momento (La Oreja de Van Gogh, «La playa», El viaje de Copperpoí) (12) De un sauce llorón una almendra se cayó y llora triste porque aún no ha caído su amor (La Oreja de Van Gogh, «La chica del gorro azul», El viaje de Copperpoí) (13) Olvidar quince mil encantos es mucha sensatez y yo no sé si seré sensato (Mecano, «Me cuesta tanto olvidarte», Entre la tierra y el suelo) Recursos semánticos y de pensamiento: la vertiente culta y voluntad de estilo de la música pop Sin embargo, las letras de música pop no se limitan a estos recursos forma- les. En los grupos de pop cuyos miembros son autores habituales de la música y letra de sus canciones, se puede observar un aumento progresivo de la calidad literaria de sus letras. Parece tratarse de un síntoma de madurez, por el cual estos autores toman conciencia de la necesidad de construir unas letras cuya calidad literaria supere la banalidad y mediocridad habituales en la música pop y se equi- pare con la calidad de la música. Y tratándose de autores que son, fundamental- mente, músicos y no poetas, nos encontramos ante un empeño muy meritorio: la búsqueda de una voluntad de estilo también en la vertiente literaria de sus canciones. Y este aumento de la calidad literaria de las letras pasa necesariamente por el empleo de ciertos recursos característicos de la poesía culta, aunque tam- bién estén presentes a veces en la poesía popular. Suelen ser, además, recursos correspondientes al nivel semántico, los cuales sirven para explotar al máximo el carácter subjetivo, innovador y connotativo del lenguaje literario (Pozuelo, 1983 y 1987). En primer lugar, debemos citar las diversas manifestaciones de lo que la Retórica clásica denominó tropos: sustitución de una palabra por otra que se refie- 55
  • 8. ALEUA/17 JUAN GÓMEZ CAPUZ re a ella de modo traslaticio, lo cual provoca automáticamente un cambio de sig- nificado y revela la necesidad literaria de crear nuevos sentidos y asociaciones de sentido. Utilizando la terminología habitual en Dámaso Alonso y Lázaro Carreter, denominaremos término real (TR) a la palabra cuyo concepto (o referente) esta- mos designando realmente en el texto; y llamaremos término irreal o imaginario (Ti) a la palabra cuyo concepto (o referente) sustituye al término real en función de algún tipo de semejanza o fundamento. También seguiremos el recurso didácti- co de distinguir el grado de sustitución, proporcional al grado de dificultad y ela- boración poética: comparación, metáfora impura o imagen y metáfora pura, apro- vechando también las distinciones que establece Bousoño (1970) entre el carácter tradicional / visionario y simple / continuado que pueden tener las imágenes. En todo caso recordemos que la calidad literaria de todos estos tropos con- siste precisamente en el carácter subjetivo, imprevisto y original (Bousoño lo lla- ma visionario) de la asociación entre el término real y el término irreal, más allá de comparaciones y metáforas fosilizadas o lexicalizadas. El mecanismo más sencillo es la comparación, ya que están presentes el tér- mino real y el término irreal y existe un elemento modalizador (como, más que, menos que) que atenúa la identificación total entre ambos. Además, la comparación es un recurso muy frecuente en el lenguaje coloquial, lo cual parece restarle calidad literaria. Ahora bien, frente a las comparaciones coloquiales (las cuales suelen ser de inferioridad / superioridad: trabajas menos que..., es más feo que...), las comparacio- nes más literarias encontradas en las letras de canciones suelen ser de igualdad (TR es como TI) y consisten en señalar la analogía entre una realidad o situación real (TR) y otra evocada (TI). En los ejemplos que citaremos, las comparaciones se utilizan para señalar la analogía entre una situación anímica o amorosa de carácter triste o negativo con elementos del paisaje o ambiente (lo cual recuerda a la convención renacentista y romántica de identificar el estado de ánimo del poeta con el paisaje): (14) Gatos oscuros y nadie en el bar como en un pueblo en el fin del mundo [...] Era el verano del 42 era una historia de amantes olvidados como un viento del final del verano como un cuento sin final (Duncan Dhu, «Fin», Colección 1985-1998) (15) Cayeron las palabras como gotas de lluvia en el suelo (Radio Futura, «El puente azul», Memoria del porvenir) 56
  • 9. La poética del pop: los recursos retóricos en las letras delpop español ALEUA/17 En el caso de Radio Futura, las comparaciones (escasas en relación con la den- sidad metafórica de sus textos) se establecen entre situaciones amorosas y realidades humanas o de objetos, a la vez que utilizan algún nexo más culto como cual: (16) Han caído los dos cual soldados fulminados al suelo (Radio Futura, «Han caído los dos», Memoria delporvenir) (17) Y con los brazos en cruz te me haces transparente y eres como una balanza (Radio Futura, «37 grados», Memoria del porvenir) Un paso más en el mecanismo tropológlco consiste en suprimir el enlace comparativo. El resultado de ello son las metáforas impuras o imágenes en senti- do estricto. Son el recurso más característico del lenguaje poético, hasta el punto de que se ha llegado a identificar poesía con metáfora, como reconoce García Barrientos (1998: 53). En nuestro corpus de letras de pop español sorprende la frecuencia y variedad de las imágenes, de notable complejidad conceptual (imá- genes visionarias y tradicionales, concreto / abstracto, animalizadoras, antropo- mórficas, formas especiales como la personificación y la sinestesia) y sintáctica (estructuras atributivas, atributivas con elisión de verbo copulativo, apositivas y genitivas en sus dos vertientes, TR de TI y Ti de TR) de este procedimiento poético. Ahora bien, debemos advertir que buena parte de las imágenes y metáforas de nuestro corpus serán examinadas en el apartado dedicado a estudiar la tendencia de algunos grupos (Cómplices, Oreja de Van Gogh y Mecano) a la imitación de ciertos modelos poéticos. Por tanto, los ejemplos comentados ahora constituyen una primera aproximación al análisis de este artificio poético. Las letras del grupo Radio Futura, fruto de la constante elaboración literaria a que las somete Santiago Auserón, constituyen una completa muestra de metáfo- ras impuras o imágenes de todo tipo, destacando las de carácter visionario. Es el caso de la canción «Han caído los dos», en la que se describe una pareja en crisis por medio de múltiples imágenes: la crisis o callejón sin salida de su relación es vista como una prisión, y esta imagen visionaria se convierte en continuada cuan- do se alude al deseo como ojo que los vigila (imagen Ti de TR); por otra parte, la falta de rumbo de esa relación de pareja es vista a su vez como dos barcos sin rumbo o dos marionetas. (18) Han caído los dos cual soldados fulminados al suelo y ahora están los dos atrapados en la mismaprisión vigilados por el ojo incasable del deseo voraz [...] 57
  • 10. ALEUA/17 JUAN GÓMEZ CAPUZ Ella sabe lo que el hombre espera sin haberlo aprendido. Antes eran dos barcos sin rumbo, hoy son dos marionetas que van persiguiendo una luz cegadora por la línea del tiempo. (Radio Futura, «Han caído los dos», Memoria del porvenir) Otro ejemplo de imagen continuada (casi una alegoría), aunque más tradicio- nal que visionaria (de hecho, entronca con la lírica de todas las épocas, en especial barroca y romántica) es la visión del amor como una enfermedad, de manera que aparecen elementos propios del campo semántico sanitario como Ti: enfermedad, cura, contraer, contagio (obsérvese también el efecto poético «clásico» de la rima abrazada abba, característica de muchas letras de Santiago Auserón, pero muy escasa en el conjunto de las letras de pop español): (19) Y es que el amor es una enfermedad que una vez contraída no se cura y por más que uno quiera perdura y se contagia con facilidad. (Radio Futura, «A cara o cruz», Memoria del porvenir) En el universo poético de Santiago Auserón encontramos también algunas imágenes constantes. Estas imágenes giran en torno a la flor (a veces, también la fruta), generalmente vista como TI que se equipara a una mujer (TR) O a veces a un beso (TR), mientras que un cierto carácter romántico, simbolista o maldito lo tiñe todo de color negro: (20) Ese beso entregado al aire es para ti fruta que has de comer mañana (Radio Futura, «Semilla negra», Memoria del porvenir) (21) Que los besos flores negras de la Rambla son (Radio Futura, «La negra flor», Memoria del porvenir) Más sencilla es la identificación de dos ojos con dos negros cautivos, aun- que se complica con otra imagen secundaria, que equipara el cristal (TR) con el mar (TR): (22) Esos ojos detrás del cristal son dos negros cautivos cruzando el mar (Radio Futura, «Semilla negra», Memoria del porvenir) 58
  • 11. La poética del pop: los recursos retóricos en las letras del pop español ALEUA/17 Hasta ahora, casi todas las imágenes comentadas poseen una estructura sintáctica atributiva, del tipo TR es TI. Sin embargo, podemos encontrar algunos ejemplos de estructuras genitivas, bien TR de Ti o TI de TR, como la ya citada vigi- lados por el ojo del deseo voraz. Otros ejemplos, ambos con la fórmula genitiva TI de TR, son: (23) Asomado al balcón de tu escote (Gabinete Caligari, «La culpa fue del chachachá», Privado) (24) Sube al viento de mi voz (Duncan Dhu, «Córdoba», Colección 1985-1998) En este último ejemplo de Duncan Dhu podemos apreciar también una sines- tesia, tipo particular de metáfora consistente en la transferencia de significados desde un dominio sensorial a otro. De hecho, en la misma canción, «Córdoba», Mikel Erentxum acumula varios casos de sinestesia, los cuales confieren al poe- ma una sensorialidad muy especial: (25) Sube al viento de mi voz acaricia la mirada que te da ese girasol [...] Un acorde al azar melodía de cristal desde Córdoba se va. Letra muda pétalos de hiél. (Duncan Dhu, «Córdoba», Colección 1985-1998) Encontramos más casos de sinestesia en otras canciones de Duncan Dhu y en alguna de Radio Futura (integrada en nuevas imágenes visionarias): (26) Con un grito de papel tú me llamaste (Duncan Dhu, «Brillaré», Colección 1985-1998) (27) Tu aroma inundó la habitación (Duncan Dhu, «Dime», Colección 1985-1998) (28) Eres un valle salado; yo soy noctámbulo viento (Radio Futura, «37 grados», Memoria del porvenir) 59
  • 12. ALEUA/17 JUAN GÓMEZ CAPUZ Finalmente, otro tipo especial de imagen es la personificación, consistente en atribuir cualidades humanas a seres irracionales o inanimados: (29) Escucha al viento hablar (Duncan Dhu, «Brillaré», Colección i985-1998) (30) Luego estuve esperando en la plaza y las horas se marchaban sin saber qué hacer (Radio Futura, «Corazón de tiza», Memoria delporvenir) (31) La casualidad se puso el disfraz de una mariposa (La Oreja de Van Gogh, «La playa», El viaje de Copperpot) (32) De un sauce llorón una almendra se cayó y llora triste porque aún no ha caído su amor (La Oreja de Van Gogh, «La chica del gorro azul», El viaje de Copperpot) El carácter popular y la necesidad de no ser oscuros justifica la escasez de metáforas puras (in absentid), de las cuales sólo tenemos en el texto poético el término irreal, de manera que el lector debe deducir o reconstruir el término real elidido. No obstante, más adelante señalaremos algunas metáforas puras en las letras, que imitan el lenguaje poético cancioneril y surrealista. Los tropos no son las únicas figuras retóricas de nivel semántico utilizadas en las letras de pop español. Como simple recurso de agudeza o bien al servicio del tema amoroso, la antítesis se convierte en otro de los recursos frecuentes en estos tex- tos. De hecho, nos permite analizar además el trayecto -con frecuencia sutil- que va desde la simple antítesis (enfrentamiento de términos opuestos en un contexto) hasta la cohabitación (convivencia de contrarios en un mismo sujeto), oxímoron (fusión de términos contrarios en una misma unidad gramatical y de sentido) y paradoja (expresión de un pensamiento sorprendente por ser contrario a lo esperado). La antítesis (a veces unida a una sinestesia) expresa el contraste entre esta- dos de ánimo, ambientes o lugares: (33) El dulce sabor del recuerdo amargo sabor en mis sueños (Duncan Dhu, «Rey de la luna», Colección 1985-1998) (34) Refugio oscuro de un verano azul (Duncan Dhu, «Cenizas», Colección 1985-1998) 60
  • 13. La poética del pop: los recursos retóricos en las letras delpop español ALEUA/17 Ahora bien, como veremos con más detalle luego, la antítesis, la cohabi- tación, el oxímoron y la paradoja han servido para la descripción trovadoresca y cancioneril del amor como síntesis de contrarios. Ahora podemos señalar unos ejemplos, donde el amor (o la amada) se equiparan con una flor (o un licor), o bien se insiste en la antítesis entre razón y corazón (obsérvese la similitud del ejemplo 35 con los poemas del Barroco, en especial los de Lope): (35) Vamos a ver, dijo don Rufio Datura por qué tenéis que perder la razón pues sin esfuerzo consigue Natura lo que ansia vuestro corazón. (Radio Futura, «A cara o cruz», Memoria del porvenir) (36) Tenga esa rosa blanca, señorita a cambio de mi negro pensamiento (Radio Futura, «El canto del gallo», Memoria del porvenir) (37) Prueba en mis labios el licor. Es un veneno sin sabor, una violeta sin color, extraña flor. (Radio Futura, «37 grados», Memoria del porvenir) Nótese que en el universo poético de Santiago Auserón aparecen de manera recurrente la flor y el color negro. Un paso más: imitatio, modelos literarios y universo poético Más allá de ejemplos aislados, en las letras de algunos grupos encontramos la imitación o recreación de algunos modelos poéticos cultos. Esto nos demuestra que los modelos literarios cultos perviven durante mucho tiempo y además acaban invadiendo (aunque vulgarizados) el terreno de la poesía popular, lo cual constituye el reverso de la tan estudiada popularización de la poesía culta (p. e. romancero nuevo). Además, desde una perspectiva didáctica, pensamos que estas muestras actuales de estilo imitado pueden aclarar las convenciones del estilo original, ate- nuando la dificultad de los textos clásicos y los saltos en el tiempo. Veamos dos modelos literarios principales. 61
  • 14. ALEUA/17 JUAN GÓMEZ CAPUZ a) Cómplices, La Oreja de Van Gogh, Amaral y la poesía petrarquista o de cancionero La concepción del amor propia de la poesía trovadoresca y petrarquista nunca ha pasado de moda. Al contrario, las peculiaridades del amor cortés tro- vadoresco, nacido en el siglo XII, continuaron y se enriquecieron con el mode- lo poético de Petrarca, profusamente imitado por la poesía cancioneril del siglo XV. El Renacimiento, pese a sus características diferenciales, integra ese modelo trovadoresco y petrarquista en sus propios modelos poéticos, vitalistas primero {carpe diem) y neoplatónicos después. Seguidamente el Barroco aprovecha las contradicciones de ese modelo amoroso (síntesis de contrarios) para integrarlo en su visión caótica y pesimista del mundo. A través de la lectura y la instrucción literaria, estos modelos poéticos han desbordado el limitado cauce de la literatura culta y hoy en día se han divulgado a través de los medios de comunicación de masas (García Rivera, 1995). Las letras de música pop son, precisamente, uno de esos medios de comunicación popular y masiva que se ha hecho eco de estos modelos literarios cultos. Por ello, analizaremos algunas letras de los grupos Cómplices, La Oreja de Van Gogh y Amaral con el objeto de ir identificando las convenciones propias de la poesía amorosa trovadoresca (amor cortés), petrarquista, cancioneril, rena- centista y barroca. Estas convenciones poéticas se manifiestan generalmente en ciertas figuras retóricas de nivel semántico que ya han sido comentadas: imagen, metáfora, antítesis, juego de palabras, cohabitación, oxímoron y paradoja. La canción «Es por ti» del grupo Cómplices es una de las más completas a la hora de reflejar, de manera vulgarizada, muchas de las convenciones de la poesía amorosa trovadoresca, petrarquista y de cancionero. Así, una de las prime- ras estrofas pone de manifiesto el carácter transformador del amor, convención petrarquista basada en la cuasi-divinización de la amada como donna angelicata que es capaz de transformar las realidades sórdidas {asfalto, charcos) en reali- dades bellas {ríos, océanos) y conduce al amado hacia un camino de perfección moral. Esta convención petrarquista, intensificada en el Renacimiento gracias a las doctrinas neoplatónicas (Garcilaso y Herrera), pervive hasta el Romanticismo, como se puede ver en Don Juan Tenorio y las rimas de Bécquer. Obsérvese, ade- más, en la estrofa, la perfecta estructura paralelística que refuerza la correlación semántica ríos / asfalto y océanos / charcos: (38) Es por ti que veo ríos donde sólo hay asfalto. Es por ti que hay océanos donde sólo había charcos. (Cómplices, «Es por ti», Lo mejor de Cómplices) 62
  • 15. La poética del pop: los recursos retóricos en las letras del pop español ALEUA/17 Otra de las estrofas alude, de una manera un poco confusa, a otras dos con- venciones trovadorescas: el enamorado pierde la libertad y la razón, convirtiéndo- se en prisionero de sus afectos y demente, aunque al combinar estas convenciones con la anterior (capacidad transformadora de la amada), la esclavitud amorosa se transforma en libertad (no hay cadenas), lo cual podría interpretarse también como un típico juego de contrarios propio de la poesía cancioneril. A todo ello ha de sumarse la estructura paralelística, algúnjuego de palabras y metáforas cancio- neriles (cadenas / caderas, navego por tu cintura) y unas alusiones sensuales que enlazan con la visión vitalista del amor cortés en el Renacimiento: (39) Es por ti que no hay cadenas si sigo el ritmo de tus caderas. Es por ti que rozo la locura cuando navego por tu cintura. (Cómplices, «Es por ti», Lo mejor de Cómplices) Finalmente, encontramos una estrofa más amplia donde Cómplices desa- rrolla una claro blasón petrarquista o descripción de la belleza femenina a través de una serie de imágenes donde el TR es un elemento físico de la amada y el Ti es un elemento de la naturaleza que realza la belleza de la mujer. Estas imáge- nes están estructuradas mediante la anáfora (tu / tus al principio de cada verso), el paralelismo (TR sujeto + [verbo ser elidido] + Ti atributo) y la correlación semántica entre los TR y los TI, de una manera muy similar a los sonetos clási- cos sobre el blasón petrarquista y el carpe diem de Garcilaso y Góngora. Cabe añadir, además, algún juego de palabras cancioneril (besos / versos) y el carácter innovador de algunas imágenes (dientes = luna llena -y no perlas-, risa = sangre, besos = tinta) frente a las tradicionales del blasón petrarquista. Estas dos últimas imágenes, la risa de la amada como la sangre del poeta, y los besos como tinta que le sirve al poeta para escribir, enfatizan el determinismo amoroso del modelo petrarquista, visible por ejemplo en el Soneto V de Garcilaso («Escrito está en mi alma vuestro gesto»). (40) Tus labios son de seda, tus dientes de color de la luna llena, tu risa la sangre que corre por mis venas tus besos la tinta de mis versos que siempre te cuentan. (Cómplices, «Es por ti», Lo mejor de Cómplices) Los ecos del último verso del Soneto V de Garcilaso («por vos he de morir y por vos muero») y los tópicos pretarquistas presentes en él y en otros poemas 63
  • 16. ALEUA/I7 JUAN GÓMEZ CAPUZ (amor como esclavitud; determinismo amoroso, de manera que la persona amada imprime su huella indeleble en la otra; el amor como veneno) también están pre- sentes en algunas canciones del dúo Amaral: (41) La última cena para los dos, pero esta noche moriría por vos (Amaral, «Moriría por vos», Estrella de mar) (42) Nadie lo supo jamás, pero inyectaste el veneno del que ama y me hiciste tu esclava [...] Todos los besos que doy llevan tu nombre y tu marca (Amaral, «De la noche a la mañana», Estrella de mar) En otras canciones del dúo Amaral observamos distintos recursos típicos de la lírica petrarquista y cancioneril, como los juegos de palabras (paronomasias como tormenta / tormento) y las antítesis (invierno frío / tu calor): (43) Así es como yo contemplo, mi tormenta de tormento. Así es como yo te quiero [...] Te necesito como a la luz del sol en este invierno frío pa' darme tu calor (Amaral, «Te necesito», Estrella de mar) Las antítesis, con cierta tendencia al oxímoron y la paradoja, son un recurso cancioneril muy eficaz en las letras de canciones, como podemos ver en ésta: (44) A veces me elevo, doy mil volteretas, me encierro en tus ojos tras puertas abiertas [...] No entiendo mi vida se encienden los versos que a oscuras te puedo (Alejandro Sanz, «Cuando nadie me ve», MTV Unplugged) En este sentido, son las letras del grupo La Oreja de Van Gogh las que intentan explotar al máximo esta convención trovadoresca, convertida en rasgo típico de la poesía cancioneril del siglo xv (y continuada en la lírica renacentista y barroca). Se trata, en suma, de la concepción del amor como síntesis de contrarios, idea que permite aplicar al poema la máxima complejidad retórica y de juegos conceptuales, 64
  • 17. La poética del pop: los recursos retóricos en las letras delpop español ALEUA/17 consistentes en juegos de palabras, dilogía o doble sentido, poliptoton, imágenes, antítesis, cohabitación, oxímoron o paradoja. Baste recordar, a tal efecto, la mayor parte de la producción poética de Jorge Manrique, los primeros sonetos de Garcilaso y algunos célebres sonetos de Lope de Vega («Ir y quedarse, y con quedar partirse», «Desmayarse, atreverse, estar furioso») y Quevedo («Es hielo abrasador, es fuego helado») sobre la esencia del amor, donde la síntesis de contrarios enlaza a la perfec- ción con el conceptismo barroco. La mayoría de los ejemplos que citaremos consis- ten en definir el amor mediante las figuras retóricas más adecuadas para expresar la síntesis de contrarios: antítesis (enfrentamiento de términos opuestos en un contex- to), cohabitación (convivencia de contrarios en un mismo sujeto), oxímoron (fusión de términos contrarios en una misma unidad gramatical y de sentido) y paradoja (expresión de un pensamiento sorprendente por ser contrario a lo esperado). (45) Tú cuídate aquí yo estaré bien olvídame yo te recordaré (La Oreja de Van Gogh, «Cuídate», El viaje de Copperpot) (46) Desde el puerto he visto amanecer con tu ausencia sentadajunto a mí [...] Es tu ausencia mi amiga en soledad me ha contado que el sol sale por ti [...] Sobre el agua se dibuja una historia ya dormida en silencio escucho el verso de tu despedida. (La Oreja de Van Gogh, «Desde el puerto», El viaje de Copperpot) (47) Sé que estás lejos de aquí sonriendo sin reír [...] Te he escuchado caminar te siento pero tú no estás mírate y mira ahora hacia atrás [...] Qué de veces me has hecho reír cuánto tiempo sin llorar sin sentir sin escuchar sin tener algo de que hablar tú sentado frente a mí. Miro y sólo veo en ti todo lo que queda por vivir. Vi en tus ojos sin querer tantas ganas de querer que sólo quiero verlos otra vez. (La Oreja de Van Gogh, «Tantas cosas que contar», El viaje de Copperpot) 65
  • 18. ALEUA/I7 JUAN GÓMEZ CAPUZ Obsérvese la gradación en el número de versos afectados porjuegos concep- tuales. En (45) es casi una anécdota. En (46) afecta a varias parejas de versos, aun- que las imágenes, metáforas y personificaciones son también importantes (cen- tradas en torno a la ausencia de la amada como ser personificado). Finalmente, llegamos al fragmento (47), donde casi toda la letra de la canción está elaborada a base de poliptoton {míratey mira, veo /vi, querer /quiero), juegos conceptuales y dilogías {miro /veo; sin querer 'sin intención' / querer 'amar' / quiero 'deseo'), antítesis o palabras complementarias {reír /llorar, hablar /escuchar) y cohabi- tación / oxímoron / paradoja {sonriendo sin reír) en la más pura tradición de la lírica cancioneril. En otras canciones, el grupo La Oreja de Van Gogh recrea diversas conven- ciones de la lírica cancioneril y petrarquista. En el fragmento (48) encontramos una imagen propia del blasón petrarquista (mejillas = melocotón) y un complica- do juego conceptual en torno al lunar, hay un juego de palabras o dilogía aprove- chando la polisemia de lunar como 'mancha del cutis' y 'relativo a la luna' que permite la alusión a las mareas, pero finalmente se retoma el sentido esperable de lunar como 'mancha del cutis', entendido como TR que recibe la imagen visiona- ria luz de la ventana. (48) Del melocotón se inventó una historia el sol para darle a tus mejillas su color [...] Quién te dio el lunar que hizo retirarse al mar y que es la luz de la ventana abierta a la realidad. (La Oreja de Van Gogh, «La chica del gorro azul», El viaje de Copperpot) b) Mecano, el universo poético Iorquiano y el surrealismo de la Generación del 27 Otro grupo de pop español cuyas letras intentan recrear ciertos modelos poé- ticos cultos es Mecano. Se trata de un caso curioso, pues fue un grupo denostado en sus inicios por la banalidad de sus letras de tecno-pop comercial. Sin embar- go, en su época de madurez (en los elepés Entre la tierra y el suelo y Descanso dominical), José María Cano y Nacho Cano consiguieron construir unas letras a la altura de su música. Y en ellas dieron rienda suelta a sus obsesiones y a sus modelos literarios favoritos, en este caso mucho más recientes en el tiempo. En el disco Entre la tierra y el suelo, que inició las letras del grupo con calidad literaria, es fácil advertir la influencia del modelo literario y del universo poético de Federico García Lorca. Las alusiones, ya en los mismos títulos de las canciones, a realidades como la luna y las navajas nos llevan directamente a una 66
  • 19. La poética del pop: los recursos retóricos en las letras del pop español ALEUA/17 imitación -eso sí, vulgarizada- de dicho universo poético, sobre todo por parte de José María Cano. En «Hijo de la luna» (fragmento 49) son evidentes los ecos del Romancero gitano de García Lorca, desde la vertiente tradicional de la España profunda hasta la experimentación con imágenes visionarias cercanas al surrealismo. La luna, como ente real personificado, se convierte en el centro de referencia de la letra, dando lugar a personificaciones (desde el cielo habló la luna llena) y siendo obje- to de apostrofes (todo el estribillo, en cursiva, que empieza con Dime luna de plata). La luna se describe por medio de una imagen de estructura genitiva TR de TI (luna de plata) y transmite sus características físicas de blancura -opuestas a la morenez de los gitanos, en clara antítesis: canela / blanco, grises / aceituna- al hijo que ha engendrado, expresada también por una imagen de estructura genitiva TR de TI (niño albino de luna) y por una comparación (blanco como el lomo de un armiño). El final de la letra nos ofrece una imagen visionaria cuando identifica a la luna menguante con una cuna, ya que la forma de una luna menguante en posición horizontal parece una cuna que se balancea (menguará la luna /para hacerle una cuna). (49) Desde el cielo habló la luna llena [...] Luna quieres ser madre y no encuentras querer que te haga mujer. Dime luna de plata qué pretendes hacer con un niño de piel. Hijo de la luna. De padre canela nació un nifio blanco como el lomo de un armiño con los ojos grises en vez de aceituna, niño albino de luna [...] Y si el niño llora menguará la luna para hacerle una cuna. (Mecano, «Hijo de la luna», Entre la tierra y el suelo) La canción «Cruz de navajas» está situada en un ambiente distinto, urbano y moderno, pero también se encuentra repleta de motivos poéticos lorquianos (no se olvide el surrealismo urbano de Lorca en Poeta en Nueva York). La conexión con el modelo poético lorquiano se consigue mediante metáforas relativas al mundo de la violencia, como las navajas y la sangre. 67
  • 20. ALEUA/17 JUAN GÓMEZ CAPUZ (50) Brillos mortales despuntan al alba Sangres que tiñen de malva el amanecer. Obsérvese cómo se descompone la referencia metafórica a la navaja por medio de elementos léxicos que acumulan semas comunes: brillos -cualidad- morlales -efecto- despuntan -forma-. Sin embargo, en «Cruz de navajas» José María Cano se acerca ahora un poco más al lenguaje surrealista,juguetón y deshumanizado de los poetas de la Generación del 27, por medio de dos recursos retóricos. Por un lado,juegos verbales y similica- dencias que recuerdan a la escritura automática, infantil y dadaísta del surrealismo: (51) Taciturno que usar por turnos Sobre Mario de bruces tres cruces Magdalenas del sexo convexo Por otro lado, el empleo de imágenes visionarias donde se asocian realida- des objetivamente muy alejadas o cuyo fundamento es muy subjetivo: (52) Y María se moja las ganas en el café Magdalenas del sexo convexo Como hemos visto en el ejemplo, la imitación lorquiana se centra en el pro- tagonismo de la luna, generalmente como TR que se personifica e infunde a otras realidades terrestres algo de su carácter. En la canción «Hermano Sol, hermana Luna», Nacho Cano ofrece una completa visión lírica, ya que la letra se limita a acumular imágenes visionarias relativas al sol y, más aún, a la luna por medio de estructuras apositivas o atributivas con elisión de) verbo ser. (53) Luna, hermana la menor lucero del amor espía de las noches de pasión [...] Luna, blanca reflexión helado corazón sereno que me guardas del ladrón. Estas dos últimas canciones nos llevan a un terreno más amplio que el lor- quiano, ya que los hermanos Cano tratan de reflejar en sus letras toda una serie de convenciones poéticas propias de la Generación del 27 y del Surrealismo (tanto literario como pictórico). Para ello, crean numerosas imágenes visionarias, aso- ciando realidades objetivamente muy alejadas y huyendo de las imágenes más tópicas. En la canción «No es serio este cementerio», José María Cano ofrece una 68
  • 21. La poética del pop: los recursos retóricos en las letras del pop español ALEUA/I7 visión surrealista de un cementerio cuyos cipreses cuelgan del cielo (como en los cuadros de Dalí donde se alargan las figuras hasta el infinito) y crea una magní- fica imagen visionaria (comparable a las greguerías de Gómez de la Serna o a las del soneto «El ciprés de Silos» de Gerardo Diego) al equiparar los doce cipreses del cementerio con doce apóstoles de verde: (54) Colgado del cielo por doce cipreses doce apóstoles de verde velan doce meses. La referencia que hemos hecho a Dalí no es gratuita, ya que la canción de José María Cano más cercana a los modelos poéticos surrealistas vinculados a la Generación del 27 es precisamente la elegía que dedicó al pintor de Figueras. En esta canción, titulada «Dalí», encontramos numerosas convenciones poéticas propias del Surrealismo y la Generación del 27 (recuérdese la colaboración de Dalí con los poetas del 27), siguiendo el estudio ya clásico de Vicente Gaos, quien hablaba (1965: 29-30) de escritura onírica y atomización como dos rasgos del arte nuevo surrealista que adoptan los poetas de la Generación del 27. Se trata de practicar la incoherencia y de reflejar en el texto poético todo tipo de asocia- ciones banales, absurdas, insospechadas, oníricas e infantiles (de ahí la cercanía a otro arte de vanguardia, el Dadaísmo) que surgieran de manera inmediata en la mente del artista. Para lograrlo, el mecanismo más simple es dejarse llevar por las relaciones asociativas entre las palabras, en especial las relaciones motivadas por la forma mediante figuras retóricas como la similicadencia: se ponen juntas palabras que simplemente coinciden en su parte final, bien por casualidad (-etas, -irio), bien por poseer un mismo sufijo (-ista). Además, este recurso es compa- tible con un mecanismo complementario: el poliptoton y la figura etimológica, donde las palabras tienen en común su raíz o lexema {impresionista / impresio- nante, delirio / delirante): (55) Realista y surrealista con luz de impresionista y trazo impresionante. Delirio colorista colirio y oculista de ojos delirantes. En tu paleta mezclas místicos ascetas con bayonetas y con tetas. Y en tu cerebro Gala, Dios y las pesetas buen catalán anacoreta. 69
  • 22. ALEUA/17 JUAN GÓMEZ CAPUZ Gaos (1965: 19-24) asociaba el arte nuevo del Surrealismo y la Generación del 27 con lo que Ortega llamaba la «deshumanización del arte». Entre los ras- gos de esa deshumanización, destaca el relativo abandono de los temas poéticos de siempre (amor, vida, muerte, naturaleza) y el interés de la nueva poesía por los adelantos mecánicos, el progreso material y técnico y las modas contem- poráneas (recuérdense poemas como «Underwood girls» de Salinas sobre las teclas de una máquina de escribir, los poemas de Alberti sobre el cine y el fút- bol, o el de Dámaso Alonso sobre las siglas). Esta modernización también venía avalada por otro arte de vanguardia, el Futurismo de Marinetti. En la pintura, Dalí también se deja llevar por esta introducción de las realidades modernas en el arte. Y en esta canción, José María Cano utiliza las realidades técnicas del mundo moderno como TI que expresan con especial plasticidad los estados físicos (lavadora) y mentales (olla exprés) del pintor Salvador Dalí, entendidos como TR: (56) • Dalí se decolora porque esta lavadora no distingue tejidos. (57) En tu cabeza se comprime la belleza como si fuera una olla exprés y es el vapor que va saliendo por la pesa mágica luz de Cadaqués. Finalmente, en la canción «Hermano Sol, hermana Luna», Nacho Cano también experimenta este recurso deshumanizador al identificar el sol con una «bombilla amarilla de calor» (cf. el sol es una estufa de butano en «Pongamos que hablo de Madrid», de Joaquín Sabina), sumando además a la imagen visionaria una similicadencia (bombilla amarilla) propia de la escritura onírica y automática del surrealismo. Ahora bien, la afición por imágenes visionarias de carácter surrealista no es privativa del grupo Mecano. En otros solistas y grupos también encontramos ejemplos similares, aunque mucho más esporádicos. Así, en «Se le apagó la luz», Alejandro Sanz se aproxima bastante al universo poético lorquiano de Poeta en Nueva York al describir con contundentes imágenes visionarias realidades propias del mundo moderno tecnificado, como las motos (expresada por el TI veloz caba- llo de acero), el pavimento gris (su melena) y la muchacha moribunda converti- da en una diana al tener clavadas varias agujas de goteros en el hospital. Como vemos, en las manifestaciones literarias actuales, la descripción de las realidades técnicas no tiene por qué estar desvinculada del artificio estético: 70
  • 23. La poética del pop: los recursos retóricos en las letras delpop español ALEUA/17 (58) Veloz caballo de acero, tu gasolina, tu sangre y mi cuerpo se mezclaron en el suelo. El gris de la carretera dibujando su melena entre la vida y la muerte [...] imagina que es una diana con todas esas agujas clavadas (Alejandro Sanz, «Se le apagó la luz», MTV Unplugged) Conclusiones Después de ver este amplio corpus de letras de música pop española, el lec- tor podrá observar que su calidad literaria es mayor de la que se suele reconocer habitualmente. Piénsese además que tan sólo hemos manejado un exiguo porcen- taje de las letras escritas por todos los grupos y solistas, y que otros grupos no estudiados nos podrían deparar textos de gran calidad literaria. Por todo ello, podemos concluir que las letras de canciones de música pop escrita en español en el período 1985-2002 pueden alcanzar una gran calidad lite- raria, visible no sólo en los típicos recursos formales de la poesía popular (anáfora y paralelismo) sino también, y esto es lo más importante -y quizá era lo menos esperable a priori—, en los recursos semánticos propios de la poesía culta: corre- laciones semánticas, imágenes, metáforas, antítesis, paradojas. Más aún, algunos autores son capaces de realizar una imitación vulgarizada y popularista de ciertos modelos literarios cultos. Y creemos firmemente, además, que todo ello convierte a las letras de canciones de música pop escrita en español en un excelente recurso didáctico auxiliar en la enseñanza literaria moderna: a) se trata de textos de cierta calidad, donde se utilizan numerosos recursos de la función poética y se imitan determinados modelos literarios; b) pero a la vez se trata de una forma de comunicación ampliamente cono- cida por adolescentes y jóvenes, fácilmente accesible, cercana a sus intereses, plenamente integrada en las modas audiovisuales y, en fin, reveladora de una información propia de la cultura de masas de nuestro agitado tiempo. 71
  • 24. ALEUA/I7 JUAN GÓMEZ CAPUZ BIBLIOGRAFÍA BOUSOÑO, Carlos, Teoría de la expresión poética, Madrid, Credos, 1970. ECO, Umberto, Apocalípticos e integrados ante la cultura de masas, Barcelona, Lumen, 1965. GAOS, Vicente (ed.), Antología del grupo poético de 1927, Madrid, Cátedra, 1965. GARCÍA BARRIENTOS, José Luis, El lenguaje literario (2): Lasfiguras retóricas, Madrid, Arco-Libros, 1998. GARCÍA RIVERA, Gloria, Didáctica de la Literatura para la Enseñanza Primaria y Secundaria, Madrid, Akal, 1995. LÁZARO CARRETER, Fernando, Diccionario de términos filológicos, Madrid, Cátedra, 1968. LEVIN, Samuel R., Estructuras lingüísticas en la poesía, Madrid, Cátedra, 1962. POZUELO YVANCOS, José María, La lengua literaria, Málaga, Agora, 1983. - Teoría del lenguaje literario, Madrid, Cátedra, 1987. PuiG, Quim, «Ruido, gritos y palabras: las letras de la música pop española (1977-2000)», en F. Rodríguez (coord.), Comunicación y cultura juvenil, Barcelona, Ariel, 2002, pp. 109-128. DISCOGRAFÍA ALEJANDRO SANZ, MTV Unplugged, Warner, 2001. AMARAL, Estrella de mar, Virgin, 2002. CÓMPLICES, Lo mejor de Cómplices, RCA / BMG, 2001. DUNCAN DHU, Piedras, GASA, 1994. - Colección 1985-1998, Dro East West, 1998. GABINETE CALIGARI, Privado, EMI, 1989. LA OREJA DE VAN GOGH, El viaje de Copperpot, Sony Music, 2000. MECANO, Entre la tierra y el suelo, Ariola, 1986. - Descanso dominical, Ariola, 1988. - Ana, José y Nacho, Ariola BMG, 1998. RADIO FUTURA, Memoria delporvenir, Ariola BMG, 1998. 72

Related Documents