Por el Camino de la Etica El Deber ...
la realización de los demás, porque el hombre es también un ser social-, es la mejor, LA UNICA MANERA DE QUERERNOS A...
Sabido que el primero de los Derechos Humanos es el DEBER de fraternidad, de ello se sigue quees importante conocer qué as...
VIForma parte, también, de nuestro deber de FRATERNIDAD el agradecimiento. Porque en el medio enque vivimos podemos disfru...
VIIIHemos hablado del deber de fraternidad. Ahora hablaremos de otro DEBER, al que se refiere elArtículo 29 de la Declarac...
A propósito de lo considerado en días pasados sobre nuestros deberes respecto a la comunidad, sepuede decir que buena part...
En el Preámbulo de la DECLARACION UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS, en el primerConsiderando, se expresa que la justicia -jun...
La Declaración Universal de Derechos Humanos estipula que toda persona tiene el derecho a laeducación, que ésta tiene por ...
justicia estoy bien con los demás. La prudencia es utilizar bien nuestro intelectopara hacer las mejores elecciones.“El ho...
obligado a conservar la vida que Dios le dio, porque no es suya, pero ademástiene que cuidar la vida de los demás, pero re...
of 10

Por el camino de la etica

trabajo de ser humano
Published on: Mar 4, 2016
Published in: Spiritual      
Source: www.slideshare.net


Transcripts - Por el camino de la etica

  • 1. Por el Camino de la Etica El Deber I La ética es la disciplina que se ocupa de los actos humanos para determinar su rectitud moral. Las personas, libres, poseedoras de dignidad que nos coloca sobre todos los demás seres de lanaturaleza, somos responsables de lo que hacemos y de lo que dejemos de hacer con nuestra vida. Estando llamado cada ser humano a la perfección, al desarrollo integral de su ser, obligado está aaprovechar todas sus dotes, su tiempo, sus relaciones y su vida, a desarrollarse, a perfeccionarse, locual le demanda considerar quién es y el sentido de su vida, para actuar consecuentemente. De este modo puede disponerse el ánimo para comenzar a recorrer el camino de la ETICA. Como la perfección primordialmente se halla por el camino del cumplimiento del deber, porque muchos e importantes deberes tenemos las personas por el solo hecho de ser tales, ¿Te has preguntado cuáles son tus deberes? ¿Estas dispuesto a reconocerlos y, sobre todo, ¿Deseas cumplirlos? y ¿Estás resuelto a hacerlo del mejor modo posible? Si así fuere, entonces tratemos de avanzar juntos por el camino de la Etica. II Ha escrito D. Víctor Brenes: "La perfección es la dulce ilusión de toda creatura humana, (es) lo que nos aguijonea incansablemente y nos hace ir siempre hacia adelante. Al fin y al cabo, la perfección de un ser no es algo distinto de ese ser: ¡ES ESE MISMO SER, PERO ENTERAMENTE REALIZADO, LOGRADO! Y, por ello, no podemos menos de querernos mucho a nosotros mismos. El desear nuestra propia perfección, es decir, NUESTRA TOTAL- hasta donde sea posilbe -PROPIA REALIZACION- lo que necesariamente implica el desear promover
  • 2. la realización de los demás, porque el hombre es también un ser social-, es la mejor, LA UNICA MANERA DE QUERERNOS A NOSOTROS MISMOS Y A LOS DEMAS." ¿Hemos abierto espacio en nuestro interior a la consideración sobre el modo de procurar nuestro desarrollo integral en esa dirección perfectiva? ¿Tenemos claro que no debemos separar nuestro legítimo anhelo de perfección del interés por procurar la perfección de los demás, de nuestro prójimo? POR ESTE CAMINO DE LA ETICA veremos luego cómo deben entenderse estos deberes derivados de la fraternidad. III La Declaración Universal de Derechos Humanos, en su primer Artículo, establece: Todos los sereshumanos nacemos libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como estamos de razón yconciencia, DEBEMOS COMPORTARNOS FRATERNALMENTE LOS UNOS CON LOS OTROS. Resulta, así, que el primero de los DERECHOS HUMANOS, lo constituye el DEBER DEFRATERNIDAD. El deber de ver en cada ser humano un HERMANO con quien debo cumplir losdeberes consiguientes. Los deberes de fraternidad -inderogables, inajenables- debo cumplirlos porque el prójimo, mishermanos, necesitan de mí y debo hacerlo cuando necesitan de mí. ¿He considerado que de veras debo estar en la actitud permanente de cumplir mis deberes de fraternidad para con mis hermanos, todos los demás hombres? ¿Qué los deberes de fraternidad son eso: DEBERES? ¿Que debo cumplirlos cuando y donde sea, sin consideración de horario, sino únicamente tomando en cuenta el derecho de los demás con quienes estoy obligado? POR ESTE CAMINO DE LA ETICA veremos luego cómo deben entenderse estos deberes derivados de la fraternidad. IV
  • 3. Sabido que el primero de los Derechos Humanos es el DEBER de fraternidad, de ello se sigue quees importante conocer qué aspectos conforman tal DEBER DE FRATERNIDAD. "Ayudar al que lo necesite": ése es un primer aspecto de ese DEBER. Hay que vivir en actitud atenta respecto de las necesidades del prójimo, a fin de ayudar en elmomento en que algún hermano en humanidad lo ha menester. En cierta manera ni falta haría que senos pidiese, sino que, sabiendo como sabemos, que es nuestro DEBER, en cuanto alguien necesita laayuda que uno puede darle, uno se la da. Sea quien sea la persona que lo necesite y cualquiera que seala hora o el lugar. ¿Estamos convencidos de que AYUDAR AL QUE LO NECESITE es nuestro DEBER? ¿Que si nos hacemos conscientemente los desentendidos de la ajena necesidad sin duda olvidamos, violamos, ese primer derecho humano de los demás? Como las necesidades del prójimo pueden ser mayores o menores, tanto más grave puede ser nuestro incumplimiento del DEBER DE FRATERNIDAD, según sea la necesidad que, por nuestra omisión, dejamos de atender. VConforme tratábamos de establecerlo, otro de los aspectos que conforman el DEBER DEFRATERNIDAD es la CORRECCION FRATERNA. Ello significa que cada uno tiene el DEBER decorregir, de sacar del error, al que está equivocado.Cumplir este DEBER exige discreción, cierta sabiduría en el trato, sentido de la oportunidad parahacerlo. Pero se viola el DEBER DE FRATERNIDAD si no se corrige al que se equivoca, sea en susjuicios o en sus actos. Ver al prójimo incurrir en el error -sea por acción o por omisión- y no hacer loposible para ayudarle a salir del error, viola el precepto de la FRATERNIDAD. Muchos delitos que ha conocido la opinión pública han sido perpetrados por grupos de personas. Ello significa que en vez de corregir al que yerra, hubo cooperación en el mal. A veces hay culpable pasividad frente a las erradas formas de actuar del prójimo. Lo cierto es que si uno no trata de corregir al que yerra, no cumple con él el DEBER DE FRATERNIDAD. ¿Cómo has actuado a este respecto?
  • 4. VIForma parte, también, de nuestro deber de FRATERNIDAD el agradecimiento. Porque en el medio enque vivimos podemos disfrutar de innumerables bienes gracias al trabajo, al esfuerzo, de nuestroprójimo. En efecto, las aceras por las que caminamos, los establecimientos donde adquirimos losproductos que consumimos, la escuela y el colegio a los que vamos o a los que fuimos, el hospitaldonde nos curaron... nuestros padres y los cuidados que nos prodigaron hasta traernos a un desarrolloque nos permitiera seguir por nuestra cuenta en la vida... En fin, sin la ayuda directa e indirecta de otrosno hubiéramos podido alcanzar el disfrute de muchos bienes... Entre los antiguos persas se solía castigar con dureza al malagradecido. Así satistacían un hondo anhelo de justicia. ¿ Hemos agradecido y continuamos agradeciendo los beneficios recibidos por parte de nuestros hermanos en humanidad? Es que el DEBER de fraternidad postula que seamos agradecidos, siempre, por el bien que de otros recibimos. ¿Hemos hecho el inventario de bienes que gracias a otros disfrutamos? VIIOtro aspecto que forma parte del DEBER DE FRATERNIDAD es la obligación de edificar, esto es,infundir en otros sentimientos de piedad y de virtud; facilitarles con nuestra correcta conducta el queellos se animen a vivir correctamente; hacerles ver que no están solos en el camino del recto vivir, delbien actuar. ¡Cuán cierto es que la palabra conmueve, pero que el ejemplo arrastra!Contrario al deber de EDIFICAR es el dar mal ejemplo, el escandalizar, el actuar o decir de manera queello sea causa de que nuestro prójimo obre mal o piense mal de otra persona. Es nuestra obligación edificar siempre al prójimo. ¿Te has percatado de cómo se suele desedificar al prójimo con ejemplos lamentables de conducta? ¿Trato yo, por lo contrario, de edificar a quienes están cerca de mí con una conducta intachable, como el cumplimiento de mi deber para con mis hermanos en humanidad? Si decidimos cumplir nuestros deberes de fraternidad, con seguridad será mejor nuestra vida y la de nuestro prójimo.
  • 5. VIIIHemos hablado del deber de fraternidad. Ahora hablaremos de otro DEBER, al que se refiere elArtículo 29 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: toda persona tiene deberes respecto ala comunidad. También el mismo artículo indica el fundamento de tales deberes, así: puesto que solo enla comunidad puede cada persona desarrollar libre y plenamente su personalidad.De manera que somos sociales por naturaleza y hemos de implicarnos profundamente en la vida de lacomunidad para poder alcanzar en forma debida nuestro desarrollo social. ¿Tenemos conciencia de que debemos cumplir DEBERES con nuestra comunidad? A veces alguna gente cree que ocuparse de asuntos de la comunidad es como hacerle favores a la comunidad. En realidad se trata de cumplir nuestros DEBERES para con la comunidad, deberes de los que nadie puede exonerarnos. La comunidad espera que cumplamos nuestros deberes para con ella. IXEl cumplimiento de nuestros deberes respecto a la comunidad, como lo vimos antes, es el fundamentode lo que llamamos justicia social: CUMPLIR NUESTROS DEBERES PARA CON LA SOCIEDAD.Estos son deberes de justicia (dar a la comunidad lo que le corresponde), deberes de fraternidad (ayudara los demás en su conjunto, agradecer a la comunidad lo que de ella recibimos) y modo eminente, elmejor, de hacer posible nuestro desarrollo social. La comunidad tiene necesidades diversas: higiénicas, de seguridad, de correcto desarrollo y formación de niños y jóvenes, económicas, religiosas... ¿Comprendo que buena parte de esas tareas debo realizarlas yo? ¿Acepto mis deberes comunitarios? ¿Estoy decidido a poner un poco de mi tiempo, un poco de mi dinero un poco de mi experiencia al servicio de mi comunidad? X
  • 6. A propósito de lo considerado en días pasados sobre nuestros deberes respecto a la comunidad, sepuede decir que buena parte de los problemas aún no solucionados de muchas comunidades tiene comoexplicación que, con frecuencia, la comunidad espera que el Gobierno central o alguna entidad o grupode personas se encargue de resolver tales problemas, olvidando el deber de cada uno para con lacomunidad. En tales casos, por omisión, se viola el derecho de la comunidad de contar con lacooperación eficaz de cada uno de sus componentes. ¿Perteneces al grupo de los que piden que "otros" resuelvan los problemas de tu comunidad sin hacer nada por contribuir a su solución? Es verdad que hay ciertas formas de organización y algunas técnicas para facilitar el trabajo de los miembros de la comunidad. Pero existan o no en tu comunidad formas que faciliten la cooperación social, estás en deuda con tu comunidad si no cumples tus deberes para con ella. XIOtro de los fundamentos de nuestros DEBERES para con la comunidad, es la obligación de agradecer.Lo más común es hallar en nuestra comunidad muchos bienes de los que disfrutamos y que han sidoresultado del trabajo y de la generosidad de otros.Aceras, calles, innumerables servicios, instituciones... que si desaparecieran harían muy precarianuestra vida. Pues si los bienes y servicios que tenemos han sido resultado del esfuerzo de otros, porgratitud debemos cuidarlos, mantenerlos y acrecentarlos para que los que vienen también tengan, nosolo lo que nosotros hemos recibido, sino algo más y mejor. ¿Has pensado que en el fondo es un deber para con la comunidad dejarla un poco mejor de como nosotros la encontramos al nacer y vivir en ella? Cuando se anhela un mundo mejor, en nuestra mano está comenzar a hacer el bien en el pequeño e importante mundo de nuestra comunidad. XII
  • 7. En el Preámbulo de la DECLARACION UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS, en el primerConsiderando, se expresa que la justicia -junto con otros bienes- tiene por base el reconocimiento de ladignidad de cada persona y de los derechos de todos los seres humanos.Justicia es la virtud que consiste en la voluntad firme y constante de DAR A CADA UNO LO SUYO.Hemos hablado de los DEBERES de fraternidad que tenemos para con nuestro prójimo y de losdeberes nuestros para con la comunidad.Parte esencial de lo que se requiere para que haya justicia en el mundo es cumplir esos deberes, el defraternidad y los que tenemos con la comunidad. ¿Incurro yo en la inconsecuencia de querer un mundo justo, pero dejo de cumplir esos deberes de fraternidad y los que tengo con la comunidad? Porque si de veras quiero un mundo justo, debo comenzar por cumplir la justicia para con mi prójimo. Así hasta enseño con el ejemplo. XIIIA propósito de lo que hemos venido tratando, fácilmente se puede llegar a la conclusión de lanecesidad de practicar esas dos virtudes reinas de la vida social: la JUSTICIA y la FRATERNIDAD.La primera consiste en el hábito de DAR A CADA UNO LO SUYO y hasta legalmente se puedeexigir. La otra, la fraternidad, postula que lo mío es tuyo; es la generosidad convertida en la ley de mivida, por mi propia decisión, pero que no puede serme impuesta por ley que venga de fuera, porque sucumplimiento nace de mi corazón.La sola justicia sin fraternidad -sin amor- suele degenerar en injusticia y venganza. La sola fraternidadsin justicia, en injusticia.Ambas virtudes son necesarias. ¿Soy consciente de que sin esas dos virtudes corro el riesgo de ser injusto? ¿Hago lo posible por adquirirlas? ¿Me intereso de verdad por practicar la JUSTICIA y la FRATERNIDAD? XIV
  • 8. La Declaración Universal de Derechos Humanos estipula que toda persona tiene el derecho a laeducación, que ésta tiene por objeto el pleno desarrollo de la personalidad y el fortalecimiento delrespeto a los derechos humanos.Al derecho a la educación le debe responder la obligación de tomar en serio mi educación, elinteresarme vivamente por el pleno desarrollo de mi personalidad y respetar los derechos humanos.Al cabo no se puede educar a la fuerza si la persona no toma en serio su propia edificación. El plenodesarrollo de la personalidad es tarea que corre de la cuna hasta la sepultura. Es decir, debo empeñarmea todo lo largo de mi vida por mi propio desarrollo. ¿Comprendo y acepto esas verdades? ¿ Me empeño en cumplir la grave responsabilidad de hacer de mí un buen ser humano? ¿O es que dejo pasar mi vida sin percatarme de la inmensa grandeza de mi condición de persona, lo más precioso del universo?La dimensión social del hombreEl hombre es un ser esencialmente social.Al describir al hombre ("ser-ahí"), Heidegger destaca como uno de sus "existenciarios" (estructurasontológicas del ser-ahí) el mit-sein o "ser-con". El hombre es en relación con los demás. Incluso surelación con los objetos, con los útiles, hace referencia en última instancia a los demás (el zapaterotrabaja con un conjunto de herramientas que constituyen "su mundo", pero éste carece de sentido sinlos clientes).Por eso el hombre puede experimentar la soledad. Si ésta es querida y buscada, como la de unermitaño por ejemplo, no es necesariamente traumática. Pero la imposibilidad de establecer contactocon otros seres humanos, en este caso generada por un hecho fortuito, llega a tornarse trágica. Y anteesta situación no debe extrañarnos que el hombre busque por todos los medios el modo de recuperarsu contacto con la sociedad, llegando incluso a arriesgar la vida.La dimensión social del hombrePara ser felices, tenemos que estar en el camino de la perfección, es decir, si nome actualizo como ser humano, nunca voy a ser feliz. Nuestras potencias tienenque actualizarse para que nuestra naturaleza no se frustre.La perfección es la virtud (el bien obrar), porque a través de estas se actualizannuestras potencias intelectuales y sensibles.Con la prudencia, la fortaleza y la templanza estoy bien conmigo mismo y con la
  • 9. justicia estoy bien con los demás. La prudencia es utilizar bien nuestro intelectopara hacer las mejores elecciones.“El hombre virtuoso es el hombre feliz”, Aristóteles.El ser humano por naturaleza es social. De otra manera no puede llegar a laperfección.“El que no puede vivir en comunidad o no necesita nada porque es autosuficienteo no es miembro de la sociedad, sino una bestia o un dios”. Aristóteles.Nuestra esencia está encerrada, somos seres enclaustrados, aunque somostambién seres abiertos en cuanto necesitamos a los demás para coexistir, somosparadójicos.Necesitamos a los demás, no sólo en lo básico, sino en todo, los necesitamos entodo, todo, todo.Necesitamos la sociedad para perfeccionarnos y para que nos enseñe a serfelices.Las relaciones interpersonales no son accidentes de los que podamos prescindir.Las personas con las que nos relacionamos son accidentales, no así las relacionesmismas.Cuando hablamos de sociedad, de política y de ciudad, hablamos de lo mismo,porque todo tiene que ver con el bien común.El fin de la sociedad, según Aristóteles, es que cada persona sea feliz. Es másimportante el individuo que la sociedad en su totalidad. La sociedad es un enteaccidental, conformado con entes individuales, no necesariamente compuesta porlas personas que la forman.Los bienes de la vida social son: La justicia, el respeto a la ley, la seguridad, laeducación y los valores.El contrato socialEn el siglo XVII y XVIII surgen ideas contrarias, como las de Juan JacoboRosseau, que escribió el Contrato social, quien afirma que el ser humano no essocial por naturaleza, sino que se asoció por cuestiones de seguridad paradefenderse de los animales y de otros hombres, perdiendo libertad a cambio de laseguridad.Otro autor que niega la naturaleza de la sociedad es Tomás Hobbes que afirmaque en el ser humano, la única naturaleza es el instinto de conservación y por esose reune para poder defenderse de los demás, por lo tanto se fundaron ciudadesorganizadas para proteger a la especie.John Locke afirma que el ser humano es una criatura de Dios y por lo tanto está
  • 10. obligado a conservar la vida que Dios le dio, porque no es suya, pero ademástiene que cuidar la vida de los demás, pero resulta que el hombre puede o nocumplir con este deber de conservar la vida, por lo tanto hay que reunirnos enciudades con una autoridad que garantice el cumplimiento de este deber.Esta posibilidad es una carencia de la naturaleza, por lo cual es necesario elcontrato social.Para los tres filósofos mencionados, el contrato social es una conveniencia, noderivada de la naturaleza misma del hombre.Las consecuencias de estos pensamientos se pueden sintetizar en que la libertadhoy es un poder del individuo, mi derecho termina donde empieza los derechosdel vecino, pero esto engendra el egoísmo, individualismo, en una sociedaddonde cada persona es una isla, donde se privilegia lo privado sobre los social enexceso, sin mayor interés en el bienestar común.Dentro del mundo social hay otra división:- Sexualidad- Matrimonio- FamiliaCuando hablamos de sexualidad nos referimos al género de las personas, lasexualidad trasciende al cuerpo, el ser completo es hombre o es mujer.Hombre y mujer son complementarios y sólo de su unión depende la pervivenciade la especie por la generación de la prole.Y parte de un enamoramiento que es donación. Cuando se obvia esta donación yse va por sólo el sexo, descendemos al nivel de los animales irracionales,siguiendo sólo los instintos.El matrimonio debe permanecer porque la prole necesita de los padres, no sólopara las cuestiones materiales, sino para la educación de los hijos que dura todala vida, obligación que nunca cesa, además como matrimonio es el modeloejemplar de los hijos.También debe permanecer porque la pareja es un apoyo fundamental paraalcanzar el fin último que es la felicidad.Matrimonio más la prole, igual a la familia. La familia tiene su función social, debeser una familia virtuosa. Es obligación del matrimonio educar a los hijos para queayuden a cumplir el fin de la sociedad. Por ello la formación es de vitalimportancia.

Related Documents