BLOQUE II. NATURALEZA Y MEDIO
AMBIENTE EN ESPAÑA
Ud. La hidrografía
La hidrografía.
1. Introducción.
2. Factores condicionantes de la red
hidrográfica.
3. El régimen fluvial. Elementos. ...
Factores condicionantes de la red hidrográfica
1. El clima.
1. El caudal.
2. La regularidad o irregularidad.
2. El rel...
El régimen fluvial. Elementos.
Régimen fluvial hace referencia a las variaciones estacionales de su
caudal.
– Dependen ...
- Caudal. Es el volumen de agua que lleva un río, medido en las estaciones
de aforo.
– Se mide en m3/s y varía a lo larg...
Curva de coeficiente mensual de caudal
Eje horizontal: meses del año. El año
hidrológico comienza en octubre.
Eje verti...
LOS REGÍMENES HIDROGRÁFICOS.
El régimen de un río depende de la
distribución mensual de las
precipitaciones
Ríos de ré...
Ríos con régimen pluvial
El caudal depende de las
precipitaciones en forma de lluvia,
por lo que refleja los máximos y ...
Régimen mixto
– Nivo-pluvial
– Pluvio-nival,
Régimen nivo-pluvial
Régimen pluvio-nival
1.3.- LOS GRANDES CURSOS
FLUVIALES.
a).- La cuenca del Ebro. La cuenca más caudalosa de
España queda enmarcada por las ...
b).- La cuenca del Duero. Es la más extensa de la península
Ibérica. Aparece rodeada por montañas que circundan una
mese...
c).- Cuenca del Tajo. El Tajo es el río peninsular más largo con
más de 1 000 Km. de recorrido muestra marcadas disimetrí...
d).- Cuenca del Guadiana. Es entre los grandes ríos
españoles, el que ofrece los caudales medios
absolutos más reducidos...
Hasta las Tablas de Daimiel, zona pantanosa
declarada Parque Nacional (1983) es un río
nonato, sin una entidad definida....
e).- Cuenca del Guadalquivir. Comprende entre la
cabecera en la sierra de Cazorla y las Bajas Marismas,
una vasta depres...
1.4. USOS DEL AGUA. RECURSOS
HÍDRICOS.
1.4.1. Los usos del agua.
El agua es un recurso esencial que se emplea en numero...
1.4.2.- Recursos hídricos.
a).- El balance hídrico relaciona los recursos hídricos existentes y
el consumo que se hace d...
b).- La política hidráulica tiene como finalidad
regular y gestionar los recursos hídricos, e intentar
paliar los proble...
c).- Las obras hidráulicas son las infraestructuras creadas
para regular los recursos hídricos y mejorar la calidad del
...
Para regular otros recursos hídricos, como lagos, acuíferos y
aguas marinas, también se han realizado diversos tipos de o...
Las obras para mejorar la calidad del
agua son:
– las plantas potabilizadoras que tratan las
aguas que van a ser consum...
La hidrografía en España
La hidrografía en España
La hidrografía en España
La hidrografía en España
La hidrografía en España
of 26

La hidrografía en España

Introducción a los factores condicionantes de la red hidrográfica española. Análisis de sus regímenes fluviales, cuencas y vertientes.
Published on: Mar 4, 2016
Published in: Education      
Source: www.slideshare.net


Transcripts - La hidrografía en España

  • 1. BLOQUE II. NATURALEZA Y MEDIO AMBIENTE EN ESPAÑA Ud. La hidrografía
  • 2. La hidrografía. 1. Introducción. 2. Factores condicionantes de la red hidrográfica. 3. El régimen fluvial. Elementos. 4. Tipos de regímenes fluviales. 5. Cuencas y vertientes hidrográficas. La red fluvial peninsular. 6. La red fluvial insular, Ceuta y Melilla. 7. Lagos y humedales españoles. 8. Las aguas subterráneas. 9. Usos del agua. Recursos hídricos.
  • 3. Factores condicionantes de la red hidrográfica 1. El clima. 1. El caudal. 2. La regularidad o irregularidad. 2. El relieve. 1. La disposición de la red. 2. La capacidad erosiva. 3. El tipo de precipitaciones. 3. La litología. 1. El tipo de escorrentía. 4. La vegetación. 1. El nivel de humedad y erosión. 2. La retención del agua 5. La intervención humana 1. El uso del agua. 2. La construcción de infraestructuras.
  • 4. El régimen fluvial. Elementos. Régimen fluvial hace referencia a las variaciones estacionales de su caudal. – Dependen de la distribución y tipo de precipitaciones. – Puede distinguirse entre ríos de régimen nival, pluvial o mixto. Caudal o cantidad de agua que pasa por la medición de aforo. – Caudal absoluto – Caudal medio – Caudal relativo Irregularidad y variaciones estacionales Crecida y estiaje
  • 5. - Caudal. Es el volumen de agua que lleva un río, medido en las estaciones de aforo. – Se mide en m3/s y varía a lo largo del recorrido del río, – Suele ser mayor en la desembocadura del río, si la evaporación y filtraciones del río no han disminuido el caudal. – Varía según la estación del año. – Distinguimos entre: Caudal absoluto. Cantidad de agua que un río evacua a lo largo de un año. Caudal medio. Cantidad de agua evacuada en un periodo de tiempo, expresada en m3/s. El caudal relativo. Relación entre el caudal medio anual (litros/segundo) y los Km2 de la cuenca de la vertiente, se mide, por tanto, en litros/segundo Km2. El módulo. Es el cauda medio anual
  • 6. Curva de coeficiente mensual de caudal Eje horizontal: meses del año. El año hidrológico comienza en octubre. Eje vertical: coeficientes El coeficiente mensual se calcula dividiendo el caudal medio mensual entre el caudal medio anual o módulo. K = caudal medio mensual / caudal medio anual o módulo El número 1 del coeficiente mensual indica el promedio. El coeficiente es una expresión numérica que mediante alguna fórmula determina las características o propiedades de un cuerpo
  • 7. LOS REGÍMENES HIDROGRÁFICOS. El régimen de un río depende de la distribución mensual de las precipitaciones Ríos de régimen nival – Caudal determinado por los aportes hídricos procedentes de la fusión de la nieve. – Ríos caudalosos, con un máximo destacado en primavera (al producirse el deshielo) y mínimo en invierno (agua retenida en forma de nieve o hielo). – Corresponde a ríos de montaña.
  • 8. Ríos con régimen pluvial El caudal depende de las precipitaciones en forma de lluvia, por lo que refleja los máximos y mínimos de estas en cada zona climática. – El pluvial oceánico. Ríos de la vertiente cantábrica. Caudal abundante con aguas altas en invierno y estiaje en verano. – El pluvial mediterráneo Ríos del litoral levantino peninsular. Caudal es escaso e irregular.
  • 9. Régimen mixto – Nivo-pluvial – Pluvio-nival, Régimen nivo-pluvial Régimen pluvio-nival
  • 10. 1.3.- LOS GRANDES CURSOS FLUVIALES. a).- La cuenca del Ebro. La cuenca más caudalosa de España queda enmarcada por las montañas cantábricas, Pirineos, Cordillera Ibérica y la cadena prelitoral catalana. Su máximo caudal se produce en primavera cuando confluyen las lluvias sobre la Cordillera Ibérica y e deshielo de los ríos pirenaicos. En verano el estiaje es pronunciado. Aunque ambas márgenes de la cuenca son de similar superficie, se constata una marcada disimetría hidrológica entre ellas. De una parte, la caudalosidad del Ebro deriva de los derrames pirenaicos (singularmente de los ríos Segre-Cinca, Aragón y, en menor medida, del Gállego). De otra parte esta la mediocridad de los aportes de la Cordillera Ibérica y del carácter semiárido (incluso subárido) de la depresión.
  • 11. b).- La cuenca del Duero. Es la más extensa de la península Ibérica. Aparece rodeada por montañas que circundan una meseta de llanuras escalonadas (páramos, mesas y campiñas). Los afluentes procedentes del Sistema Central siguen trazados paralelos (Eresma-Adaja, Tormes, Águeda, etc.), mientras que en los afluentes de la Cordillera Cantábrica predomina la disposición hacia los afluentes mayores del Pisuerga y el Esla. Dichas cordilleras periféricas (apenas el 10% de la superficie) casi aportan el 90% de los recursos fluviales, porque, no en vano, una amplia zona central de la Meseta apenas registra unos 400 mm/año, mientras que las cabeceras de la margen derecha (Cantábrica) superan los 1 000 mm/año. El perfil longitudinal del Duero es abrupto entre la cabecera en los Picos de Urbión y Soria. Allí comienza el tramo meseteño de escasa pendiente sobre terrenos terciarios, por el ancho cauce y riberas adyacentes. Aguas abajo de Zamora, el Duero se encaja en los Arribes, por donde el río abandona la Meseta perdiendo bruscamente altura hasta las bajas tierras portuguesas. En los Arribes se localiza un sistema hidroeléctrico mediante un conjunto de presas como la de Aldeadávila.
  • 12. c).- Cuenca del Tajo. El Tajo es el río peninsular más largo con más de 1 000 Km. de recorrido muestra marcadas disimetrías, pluviométricas e hidrogeológicas entre la depresión propiamente dicha y sus cordilleras que vierten las aguas. En primer lugar, las cumbres de las divisorias casi alcanzan los 2 600 m en Gredos (norte) y apenas los 1 400 m en la sierra de Guadalupe (sur). Además, los afluentes procedentes de la Cordillera Central (Jarama, Tiétar y Alagón) aportan casi la mitad del caudal del Tajo antes de penetrar en Portugal. Por su parte, el Alto Tajo (la cabecera se sitúa en los Montes Universales en Albarracín), donde drena macizos cársticos donde se han modelado garganteas, desfiladeros, hoces, saltos y tajos y donde el régimen pluvionival marca máximos mensuales en marzo (en este contexto se enmarcan los súper embalses de Entrepeñas y Buendía). A medida que el Tajo avanza por las vegas de Aranjuez, o ciñendo la ciudad de Toledo, o por las vegas de Talavera, el caudal del río marca cada vez un estiaje mayor. Desde Alcántara hasta la frontera portuguesa, el cauce discurre muy encajado de nuevo. La acusada pendiente y el encajamiento del río en los materiales paleozoicos, hacen que en este tramo se haya instalado el nudo hidroeléctrico más importante de España (embalses de Valdecañas, Torrejón y Alcántara).
  • 13. d).- Cuenca del Guadiana. Es entre los grandes ríos españoles, el que ofrece los caudales medios absolutos más reducidos. Este hecho se debe a las escasas lluvias que recibe la cuenca, hasta el punto de que en algunos años ha conocido un estiaje total en alguno de sus tramos. Sin embargo, en la actualidad su curso medio ha sido regulado con una serie de embalses, entre los que destaca el de la Serena por ser el mayor de la Península. Debido al poco caudal del río, este erosiona bastante poco la llanura manchega, donde la atraviesa lentamente. Los Montes de Toledo por el norte y Sierra Morena por el Sur delimitan la cuenca del Guadiana, cuyo nacimiento es un tema polémico ya que los cuatro ríos que llegan hasta la llanura procedentes de la Serranía de Cuenca (Záncara y Cigüela) y el Campo de Montiel (Alto Guadiana y Asuer) ven como desaparecen sus aguas por las fisuras calizas para formar el acuífero, cuyos ojos o surgencias alumbrarán el Guadiana.
  • 14. Hasta las Tablas de Daimiel, zona pantanosa declarada Parque Nacional (1983) es un río nonato, sin una entidad definida. El Alto Guadiana también aparece vinculado a un rosario de lagunas como las de ruidera. Ya en el Campo de Calatrava el río se ciñe a las estribaciones meridionales de los Montes de Toledo. En su curso medio el Guadiana recibe por ambas orillas numerosos afluentes, pero su aportación es muy exigua debido a la escasez de lluvias, a las pérdidas naturales (evaporación e infiltraciones) y al consumo para regadíos. A pocos kilómetros de Badajoz el río gira hacia el suroeste y se convierte en línea fronteriza a lo largo de 70 Km.
  • 15. e).- Cuenca del Guadalquivir. Comprende entre la cabecera en la sierra de Cazorla y las Bajas Marismas, una vasta depresión asimétrica dispuesta entre las escarpadas vertientes de las sierras Morena y de Aracena (norte) y los derrames béticos (por el sur). Las contrastadas unidades naturales mediatizan las sucesivas aportaciones de los afluentes, entre los que destacan el río Guadalimar, por la derecha, y los ríos Guadiana Menor y Genil, por la izquierda. Los tres citados afluentes aportan casi la mitad del caudal del río cuando llega a Las Marismas. En algunos sectores de la cuenca (especialmente de cabecera, Sierra Nevada y otros), los volúmenes de precipitaciones anuales son importantes y las nevadas no son insólitas. En consecuencia, el régimen pluvial tropical (predominante en buena parte de la cuenca) está tamizado por los acuíferos de algunos macizos cársticos y por cierto comportamiento pluvionival de cumbres. De hecho, el río Genil, en su confluencia, incorpora rasgos hidrológicos de alta montaña.
  • 16. 1.4. USOS DEL AGUA. RECURSOS HÍDRICOS. 1.4.1. Los usos del agua. El agua es un recurso esencial que se emplea en numerosas actividades humanas: – El regadío agrario consume casi el 80% del total de agua en España, pues mejora el rendimiento de las explotaciones agrícolas. – la producción energética en centrales hidroeléctricas es un uso de agua favorecido por la demanda industrial de energía (6,4 % del uso total del agua) y el creciente consumo de electricidad para las industrias. También utilizan agua como refrigerante las centrales térmicas y nucleares. – El consumo urbano (doméstico, turismo, zonas ajardinadas) se ha incrementado y supone el 14% del total. No es un porcentaje muy elevado, pero sitúa a España en el tercer lugar mundial de consumo de agua por persona ( 1 174 m3 por persona y año, frente a los 726 m3 de media en Europa). – La evacuación de desechos procedentes de actividades agrícolas, ganaderas, urbanas e industriales se ha realizado tradicionalmente en las aguas, dando lugar en muchos casos a un importante deterioro. – Ciertas actividades como pesca, navegación y usos recreativos (piscinas, parques de agua, golf) se basan en el agua.
  • 17. 1.4.2.- Recursos hídricos. a).- El balance hídrico relaciona los recursos hídricos existentes y el consumo que se hace de ellos. En España ese balance es positivo. No obstante, existen varios problemas que hacen que solo una parte de los recursos sean aprovechables: las disponibilidades de agua proceden principalmente de los ríos, y estos se caracterizan por su irregularidad estacional e interanual y por su desigual distribución espacial. Ello determina la existencia de cuencas con claros excedentes (norte, Duero, Tajo y Ebro), cuencas con equilibrio entre recursos y demanda (las demás cuencas atlánticas) y cuencas con déficit evidentes (las restantes cuencas mediterráneas). El agua procedente de los acuíferos y de la desalinización marina supone un volumen mucho menor. la demanda se concentra en el área de mayor dinamismo económico y demográfico, el arco mediterráneo, cuyos recursos son escasos. La actual red de presas resulta insuficiente para cubrir una demanda en alza. Además, muchas de estas presas sufren problemas de aterramiento que reducen su capacidad. Se producen importantes pérdidas anuales de agua debido a la utilización de sistemas de riego inadecuados (a manta o por inundación) y a las fugas de las conducciones agrarias y urbanas). Los problemas citados provocan un déficit, que puede elevarse por el cambio climático.
  • 18. b).- La política hidráulica tiene como finalidad regular y gestionar los recursos hídricos, e intentar paliar los problemas que les afectan. La regularización se lleva a cabo mediante la Ley de Aguas. La gestión de los recursos se realiza mediante políticas hidráulicas, cuyos instrumentos son: los planes hidrológicos de cuenca determinan las obras necesarias en cada cuenca. El Plan Hidrológico Nacional coordina los planes de las cuencas e indica las actuaciones para regular los recursos hídricos en todas ellas. El actual Plan Hidrológico Nacional, que estará en vigor hasta el 2008, prevé invertir en actuaciones medioambientales y en obras de regularización.
  • 19. c).- Las obras hidráulicas son las infraestructuras creadas para regular los recursos hídricos y mejorar la calidad del agua. Para regular los ríos se han construido numerosos embalses, canales y trasvases – los embalses son grandes extensiones de agua almacenada artificialmente mediante la construcción de una presa. Han aumentado en número a lo largo del siglo XX, ya que en todos los ríos principales se han realizado presas aprovechando la topografía abrupta por la que discurren muchos de ellos. La mayoría de los embalses privados se destinan a la producción de electricidad, y los estatales, a paliar la escasez crónica de agua. – los canales de distribución se destinan preferentemente a abastecer a los núcleos de población, a las industrias y al riego. – Los trasvases son transferencias de agua entre cuencas excedentarias y deficitarias. Destaca el Tajo-Segura.
  • 20. Para regular otros recursos hídricos, como lagos, acuíferos y aguas marinas, también se han realizado diversos tipos de obras. – lagos pirenaicos se aprovechan para producir energía hidroeléctrica. – los acuíferos se aprovechan mediante pozos y galerías para usos agrícolas, industriales e incluso urbanos. Su utilización permanente no es siempre viable, por lo que resulta necesario recurrir a ellos solo en graves momentos de escasez. Además, en el sureste peninsular han proliferado las minidesaladoras de uso agrario que utilizan aguas salobres subterráneas, pero carecen de un sistema de recogida de la salmuera (agua salobre sobrante). – El agua del mar se aprovecha también mediante la técnica de la desalinización. Al principio era un procedimiento complejo y caro, pero se ha simplificado y abaratado. España ocupa el primer lugar de la UE y el octavo del mundo en la producción de agua desalada. Estas se localizan en las zonas donde hay más escasez de recursos hídricos (Canarias, Baleares, Ceuta, Alicante, Murcia y Almería). El Plan Hidrológico Nacional prevé la construcción de nuevas plantas en el levante peninsular y Melilla.
  • 21. Las obras para mejorar la calidad del agua son: – las plantas potabilizadoras que tratan las aguas que van a ser consumidas. – las plantas depuradoras tratan las aguas residuales para evitar que contaminen. En España todavía existen importantes localidades que carecen de ellas o que solo realizan depuración parcial. Las exigencias de la Unión Europea obligan a instalarlas antes del año 2005 en las poblaciones de más de diez mil habitantes.