Lección 6 para el 5 de noviembre
Al contrario que una promesa humana, que a veces tiene muy poco ...
La promesa dada a Abraham, y aceptada por fe, fue dadacomo una promesa incondicional por parte de Dios.La promesa: “En tu ...
430 años después de la promesa, cuando los descendientes de Abraham necesitaban que se les recordase lo que Dios que...
Pablo enseñaba que la ley no es un requisito previo para la salvación sino que el hombre es justificado ...
Pablo nos dice que la ley fue “añadida a causa de lastransgresiones” (Gálatas, 3: 19). Es decir, la primerafunción de la l...
“Entonces, ¿para qué sirve la ley? Fue añadida a causa de lastransgresiones, hasta que viniese la simiente a quien fue hec...
Muchos piensan que la ley que fue dada en el Sinaí solo fue dada para el pueblo judío. Examinando detenidamente la Bibl...
of 8

La Prioridad de las Promesas

Published on: Mar 4, 2016
Published in: Spiritual      
Source: www.slideshare.net


Transcripts - La Prioridad de las Promesas

  • 1. Lección 6 para el 5 de noviembre
  • 2. Al contrario que una promesa humana, que a veces tiene muy poco valor, una promesa divina es un compromiso firme por parte de Dios de cumplir lo que promete.A Noé y a su familia se le promete que se Las promesas divinas en el Antiguosalvarán del diluvio, junto a los animales Testamento toman, a veces, forma de (Génesis, 6: 18-20) pactos unilaterales que Dios hace con el hombre, donde Él promete realizarA Noé se le promete que nunca habrá otro diluvio (Génesis, 9: 11-17) algo a favor del hombre.A Abram se le promete la tierra de Canaán, “Que llamo desde el oriente al desde el Mediterráneo hasta el Éufrates ave, y de tierra lejana al (Génesis, 15: 18) varón de mi consejo. Yo A Abraham se le promete una gran hablé, y lo haré venir; lo he descendencia que comenzaría con el pensado, y también lo haré” (Isaías, 46: 11) nacimiento de Isaac (Génesis, 17: 1-21)
  • 3. La promesa dada a Abraham, y aceptada por fe, fue dadacomo una promesa incondicional por parte de Dios.La promesa: “En tu simiente serán benditas todas lasnaciones de la tierra” (Génesis, 22: 18) se cumpliríaindependientemente de cómo actuasen Abraham o susdescendientes. Es decir, Cristo (la simiente segúnGálatas, 3: 16) vendría como una bendición para todo elmundo con independencia de cómo actuase el hombre. Posteriormente a la promesa, Dios le indicó a Abraham cual era la ley que debía cumplir como depositario de esta promesa. “Por cuanto oyó Abraham mi voz, y guardó mi precepto, mis mandamientos, mis estatutos y mis leyes” (Génesis, 26: 5)
  • 4. 430 años después de la promesa, cuando los descendientes de Abraham necesitaban que se les recordase lo que Dios quería de ellos, se les dio la ley en el monte Sinaí. La ley no invalidaba la promesa (es decir, la fe) porque la promesa era incondicional por parte de Dios. La ley era la expresión de lo que Dios esperaba de los depositarios de la promesa.“Esto, pues, digo: El pacto previamente ratificado por Dios paracon Cristo, la ley que vino cuatrocientos treinta años después, no loabroga, para invalidar la promesa” (Gálatas, 3: 17)
  • 5. Pablo enseñaba que la ley no es un requisito previo para la salvación sino que el hombre es justificado por la fe sin las obras de la ley. Si esto es así, ¿qué necesidad hay de que guardemos la ley? “¿Luego por la fe invalidamos la ley? En ninguna manera,Jesús mismo no vino a abrogar (anular) la ley, sino a sino quecumplirla (Mateo, 5: 17-20) confirmamos la ley” (Romanos, 3: 31)Si la justificación por la fe invalidase la Ley,entonces no habría habido necesidad de la muerteexpiatoria de Cristo para liberar al pecador de suspecados y restablecer su paz con Dios.
  • 6. Pablo nos dice que la ley fue “añadida a causa de lastransgresiones” (Gálatas, 3: 19). Es decir, la primerafunción de la ley es señalar lo que es pecado y revelarnuestra condición pecaminosa.A través de las leyes morales, la ley nos da a conocernuestro pecado. Si no fuera por la ley, no sabríamos quehemos pecado. Pero la ley no nos resuelve el problemadel pecado.A través de las leyes ceremoniales, la ley enseñaba elcamino que debemos seguir para solucionar el problemadel pecado.Así pues, la segunda función de la ley es hacernos sentirla necesidad de ir a los pies de Cristo que es el único que,por su gracia, puede otorgarnos el perdón de lospecados.“De manera que la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo,a fin de que fuésemos justificados por la fe” (Gálatas, 3: 24)
  • 7. “Entonces, ¿para qué sirve la ley? Fue añadida a causa de lastransgresiones, hasta que viniese la simiente a quien fue hecha lapromesa; y fue ordenada por medio de ángeles en mano de unmediador. Y el mediador no lo es de uno solo; pero Dios es uno” (Gálatas, 3: 19-20) “La promesa del pacto no fue "añadida" a nada; fue dada personalmente por Dios. Por lo tanto, el vers. 20 podría ser parafraseado de esta manera: "Ahora bien, un mediador implica un convenio entre dos partes; pero la promesa del pacto fue unilateral: dependía sólo de Dios y, por lo tanto, no requería mediador". El antiguo pacto tenía la forma de un contrato entre Dios y el pueblo escogido, y a Moisés como mediador; pero el pacto nuevo o eterno, concedido por Dios a Abrahán, sencillamente estaba bajo la forma de una promesa. En el antiguo pacto había un convenio de parte del pueblo de obedecer, mientras que en el nuevo pacto sólo es necesario aceptar la promesa por fe, y la obediencia sigue en forma natural” (CBA, sobre Gálatas, 3: 20)
  • 8. Muchos piensan que la ley que fue dada en el Sinaí solo fue dada para el pueblo judío. Examinando detenidamente la Biblia podemos ver que la ley ya estaba en vigor mucho antes del Sinaí y que sigue vigente hoy en día. No matarás (Génesis, 9: 6)Antes del Preceptos, mandamientos, estatutos y leyes (Génesis, 26: 5) Sinaí No adulterarás (Génesis, 39: 7-10) El sábado (Éxodo, 19: 23-26) Leyes ceremonialesDel Sinaí a Leyes civiles Cristo Leyes sanitarias Leyes morales No fue anulada por Cristo (Mateo, 5: 17) Después Las leyes ceremoniales tuvieron su cumplimiento en Cristo (Juan, 1: 29) de Cristo Nos sigue señalando nuestro pecado (Romanos, 7: 7) Debemos obedecer todos los mandamientos (Santiago, 2: 10-12) Cristo hace lo que la Ley nunca podría hacer: provee el remedio para el pecado, justifica a los pecadores y, por su Espíritu, hace que se cumpla su Ley en ellos (Romanos, 8: 3-4)

Related Documents