¿Por qué el incremento en la tasa de intervención del Banco de la República no es estrategia
suficiente para el control de...
consumidores vacilan en adquirir deudas de consumo debido al costo elevado de los pagos. Al caer la
demanda, los costos de...
entra a jugar un factor clave como lo es la tasa de desempleo, que ante un deterioro significativo
en el consumo no tendrí...
Desde allí también se controla la inflación y no como una simple cifra, sino todo lo que hay
detrás de ello para la calida...
of 4

Por qué el incremento en la tasa de intervención del banco de la república no es estrategia suficiente para el control de la hiperinflación de la economía colombiana

Opinión sobre la inflación actual en Colombia y las medidas tanto del Banco de la República como del Gobierno nacional.
Published on: Mar 4, 2016
Published in: Economy & Finance      
Source: www.slideshare.net


Transcripts - Por qué el incremento en la tasa de intervención del banco de la república no es estrategia suficiente para el control de la hiperinflación de la economía colombiana

  • 1. ¿Por qué el incremento en la tasa de intervención del Banco de la República no es estrategia suficiente para el control de la hiperinflación de la economía Colombiana? Por: @MarleySerrano Desde hace año y medio el tema inflacionario ha prendido las alarmas en el país y el Banco de la República ha hecho lo propio para frenar el incremento que este indicador macroeconómico ha presentado: Subir las tasas de interés. Fuente: Elaboración propia-Datos del Banco de la República Y es que no es para menos, pues una hiperinflación como la que está viviendo el país simplemente hace que se reevalúe todo el entorno que actualmente se enfrenta: ¿Si se ha crecido como economía? ¿Cuánto debe subir realmente el salario mínimo? ¿Cuál ha sido el efecto real de la devaluación del peso frente al dólar? Para comprender por qué el BR decide subir la tasa de intervención es necesario verlo desde la teoría macroeconómica. “Una inflación elevada produce un aumento en las tasas de interés por dos razones. La primera es que las tasas de interés deben ser más altas que la inflación para poder generar un rendimiento real sobre los activos que generan interés. De otro modo, nadie mantendría esos activos. En segundo lugar, las autoridades financieras como el Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos o el Banco Central Europeo usan tasas de interés altas para reducir la inflación. Cuando las tasas de interés suben, las empresas dudan más en solicitar préstamos y esta tendencia disminuye el ritmo del crecimiento económico. Además, los
  • 2. consumidores vacilan en adquirir deudas de consumo debido al costo elevado de los pagos. Al caer la demanda, los costos deben estabilizarse o disminuir (Daniels, Raderbaugh, & Sullivan, 2004)”. Sin embargo, también es importante tener claro que los planteamientos expuestos se han desarrollado sobre economías perfectas y está muy en entre dicho que la Colombiana sea una de ellas. Varias cosas por analizar. La primera es que “cuando se suben las tasas de interés las empresas dudan más en solicitar préstamos y esta tendencia disminuye el ritmo del crecimiento económico”. Pero una realidad de nuestro país es que las compañías no cuentan realmente con mayores alternativas de financiación que acudir al crédito tradicional (las que acuden), pues asistir al mercado de capitales vía emisión de acciones o de bonos parece solo ser posible para las grandes compañías y recordemos que el 90% o más de las empresas colombianas se catalogan en las llamadas Mipymes. Adicionalmente se está hablando de un círculo que puede ser vicioso o virtuoso según el Banco de la República siga jugando con las tasas de interés. Si las empresas han adquirido deuda como capital de trabajo por más que el Banco de la República suba las tasas de interés, las empresas no pueden salir corriendo a pagar la obligación simplemente atendiendo a la teoría económica. Es sencillo, los recursos se necesitan, las empresas no tienen la posibilidad de pagar y simplemente les queda asumir la nueva carga y tratar de negociar con las entidades financieras y comerciales. Ahora, si la empresa estaba buscando endeudarse para invertir, expandiendo su negocio, construyendo nuevas bodegas, creando líneas de productos y atendiendo nuevos mercados, si aplica el “stop” que quiere el BR, pero ahí es donde el círculo es vicioso en una situación como la actual, donde lo que se necesita es inversión para alentar el crecimiento económico y lo que se lograría sería todo lo contrario, frenar la economía, una economía emergente ansiosa de capital constante. El segundo análisis recae sobre los consumidores, donde la teoría indica que “Además, los consumidores vacilan en adquirir deudas de consumo debido al costo elevado de los pagos”. Totalmente de acuerdo, nadie quiere pagar en exceso por adquirir bienes menores y los consumidores poco a poco van normalizando su gasto. Pero el mercado es fuertemente afectado y
  • 3. entra a jugar un factor clave como lo es la tasa de desempleo, que ante un deterioro significativo en el consumo no tendría otro resultado que su subida. Finalmente está el tercer análisis, “Al caer la demanda, los costos deben estabilizarse o disminuir”. Sin embargo, no ha pasado y la tendencia del corto plazo pareciera no ceder. Y es ahí donde se pone en entredicho la estrategia del BR de subir las tasas de interés, pues es una medida de corto plazo, pero que en el largo plazo, estaría en contravía con la generación de empleo y el crecimiento económico como se expuso anteriormente. ¿Por qué no disminuyen o se estabilizan los costos? Determinar ello no es realmente sencillo, pero se pueden tener algunas luces, para lo cual es necesario hablar de inflación por grupo de gasto. Mirando en desglose, los alimentos presentaron una inflación del 10.85%, mientras que el vestuario se comportó dentro de la meta del gobierno con un razonable 2.99%. En definitiva al tema de los alimentos hay que ponerle cuidado y hace poco se observó cómo algunos medios de comunicación trataron de demostrar que el problema del incremento exagerado se encuentra en los intermediarios y no en el campesino que afronta todas las dificultades y la majestuosidad de la naturaleza. Por ello, no debe quedarse en una denuncia de una semana y como el tema mediático, allí hay que hacer algo y no precisamente es el Banco de la República el que deba actuar, pues este se encarga de la política monetaria y punto, pero tal vez si desde allí se puedan liderar investigaciones a otras posibilidades que den luces al gobierno y al sector privado con potencial inversionista. Pensemos en cosas como una plataforma que haga la competencia a las grandes centrales de abastos de cada ciudad a las cuales el campesino de a pie tenga más posibilidades de acceso y con ello mejorar su poder de negociación, plataforma en la cual los clientes (no consumidores finales) también puedan acceder y negociar, desde allí debería según la teoría de los mercados, equilibrar más las condiciones y obtener precios más justos para las partes. Pensemos en que no podemos seguir esperando a que llegue cada fenómeno de la niña y arrase con cultivos y en el verano simplemente los cultivos mueren por falta de agua. Imposible con tanta tecnología no se pueda invertir para hacer una planificación de la oferta, para orientar al gremio, para controlar las aguas y almacenar alimentos. Existen créditos con condiciones favorables para el campo, ¿Serán estos suficientes? ¿Estarán llegando a los puntos estratégicos?
  • 4. Desde allí también se controla la inflación y no como una simple cifra, sino todo lo que hay detrás de ello para la calidad de vida de las personas. Ahora, aunque los otros grupos no presentan una cifra tan escandalosa como el grupo de los alimentos, si es escandalosa al estar hasta casi tres puntos porcentuales por encima de la meta del gobierno. ¿Por qué la educación presentó una inflación del 5.11% para el cierre del 2015? Es más, a Enero de 2016 su variación anual ya es del 5.16%. Hay algo que debe hacerse también, porque la educación tampoco puede ser una cosa de aquellos que pueden y aquellos que hacen todo lo posible e imposible por estudiar y la brecha cada vez se está haciendo más alta, eso simplemente atenta contra la calidad de vida y el desarrollo de la sociedad. ¿Cómo se define que las universidades pueden subir hasta un 8% el valor de su matrícula de un año a otro? ¿Por qué las universidades pueden cobrar un 10% adicional por pagar fuera del plazo ordinario? Todo esto está sustentado en la Ley bajo la autonomía universitaria, sin embargo, fuera de ética y contexto social. A manera de conclusión, se puede seguir subiendo la tasa de interés, se puede seguir desestimulando el consumo, las personas seguirán haciendo gimnasia financiera para vivir y algunas para sobrevivir, pero la inflación no se va a frenar solo lo por ello, o no lo hará con la integralidad de un mercado perfecto como se esperaría. Mientras los problemas no se ataquen de raíz, toda medida del Banco de la República será insuficiente y superflua.

Related Documents