LA PROYECCIÓN DE LOS HIJOS ...
2Su padre Elí no le impedía que siguieran pecando. Sus amonestaciones fueron tardías o sin firmeza (2:22-25). Diosdictó se...
of 2

La proyeccion de los hijos

Published on: Mar 4, 2016
Source: www.slideshare.net


Transcripts - La proyeccion de los hijos

  • 1. LA PROYECCIÓN DE LOS HIJOS Por Samuel Evora Usado con permisoINTRODUCCIÓNUno de los propósitos de Dios para el matrimonio es la reproducción y la multiplicación. En el libro de Génesis dondeDios establece el matrimonio esto se declara dos veces: Adán y Eva (1:28) y Noé y su familia (9:1,7).No sólo somos responsables de traer hijos al mundo, sino que están bajo nuestra responsabilidad para educarlos yproyectarlos en la vida. No son nuestros completamente sino que Dios los ha puesto en nuestras manos parabendecirnos y prepararlos para la vida.Veremos un pasaje base en el Salmo 127 y después dos ejemplos de proyección de hijos por los padres desde el 1Samuel 1-4 que se desarrollan paralelamente.SALMO 127:3-5Los hijos son herencia de Dios. Todo lo que tenemos se debe al cuidado y la provisión de Dios. Nuestra vida familiares don de él (Génesis 33:5). "Herencia de Jehová son los hijos". Es cierto que son nuestros, pero también lepertenecen a Dios. Él nos los ha entregado para que los eduquemos y para que les enseñemos a servirle.Nosotros somos responsables delante de Dios por el éxito de la familia.Si no corregimos y castigamos a nuestros hijos cuando hacen algo malo, les estamos robando seguridad y educación.Los padres modernos no tienen tiempo para conversar ni para educar a sus hijos. Debido a eso, la delincuencia juvenilha aumentado, y, además, han surgido problemas en la iglesia, en la escuela y en la nación. Pr. 22:6 y Dt. 6:4-9 danideas clave.Dios escogió a Abraham para ser su instrumento. Veamos el testimonio que Dios dio de Abraham: "Yo sé quemandará a sus hijos y a su casa después de sí, que guarden el camino de Jehová" (Gn. 18:19).Salmo 127:4, "Como saetas en mano del valiente, así son los hijos habidos en la juventud". Si el Señor edifica nuestrohogar, y nosotros somos creyentes responsables, entonces nuestros hijos serán las flechas que Dios usará en su batalla.El propósito de una flecha es ser enviada donde el soldado no puede ir.Estas palabras tienen mucha relación con la segunda parte del v. 5, porque representan defensa para el hogar. Sondefensa y protección para los padres, provisión para los ancianos. En la antigüedad, la puerta era un lugar de juicio.Los hijos servían de testigos para comprobar la veracidad de un hecho; y, además, defendían el hogar cuando losladrones querían hacer daño.PRIMER EJEMPLO: LOS HIJOS DE ELÍ (OFNI Y FINEES)Era una familia sacerdotal en Silo. Tanto el padre como los hijos eran hombres al servicio de Dios. Por la narrativa seve que los hijos ya no eran pequeños, sino adultos responsables de sus actos.La descripción de estos dos sacerdotes es sorprendente y deja perplejo a cualquiera. Lo que estos hijos manifestaban ensu comportamiento fue el resultado de la proyección de sus padres, en este caso se menciona a Elí.Ofni y Finees eran impíos y no tenían conocimiento de Dios (2:12); profanaban los sacrificios que los israelitas hacíanen el templo (2:15-16); hacían por lo tanto que otros menospreciaran las ofrendas a Dios (2:17); dormían con lasmujeres que servían en el templo (2:22).
  • 2. 2Su padre Elí no le impedía que siguieran pecando. Sus amonestaciones fueron tardías o sin firmeza (2:22-25). Diosdictó sentencia: muerte para los dos hijos y para el padre (3:13-14).SEGUNDO EJEMPLO: SAMUEL EL HIJO DE ELCANA Y ANAEste cuadro es totalmente distinto. Encontramos una familia piadosa, en la cual había una esposa (Ana) que era estérilpor lo cual no podía tener hijos.Cada año aquella familia subía a Silo a adorar a Dios. Honraban a Dios en primer lugar e iba toda la familia. Cada unotenía su parte para honrar a Dios (1:3-6).Ana anhelaba un hijo y oró a Dios por él (1:9-13). Dios se lo concedió (1:20). Lo instruyó y lo cuidó probablementehasta los tres años. Luego lo entregó a Dios como lo había prometido (1:21-28).Tanto Elcana como Ana era padres de integridad y entregados incondicionalmente a Dios. Todo el trasfondo familiarque tuvo Samuel en sus primeros años fue suficiente para proyectar su vida de la misma manera que sus padres y hasta,se pudiera decir, mejor que sus padres. Llegó a ser un siervo de Dios y un gran profeta que hablaba las palabras deDios al pueblo.Samuel se describe ministrando a Dios en el templo en varias oportunidades en la narrativa (2:11, 18; 3:1). Diosaprobó su vida (2:21, 26; 3:19-21).CONCLUSIONESLa continuidad o la proyección de un matrimonio y, por ende de una familia, son los hijos porque ellos estableceránnuevas familias. Es como una reacción en cadena.De la misma forma en que eduquemos y preparemos a nuestros hijos para la vida y el servicio a Dios, así harán cuandotengan su propio matrimonio y su familia.Padres, ¿están desempeñando el papel que les corresponde? Meditemos en esto.Nuestro aporte a la próxima generación es a través de los hijos. ¿Cómo está tu proyección?¿Quieres influir para cambiar la generación próxima? No hay que esperar a que llegue y se manifieste con sus defectos,hay que empezar ahora y rápido.Nuestros matrimonios y nuestras familias son la base Son el componente principal establecido por Dios para la nacióny la iglesia.¿Qué quieres para tus hijos? ¿El ejemplo del profeta Samuel o el de los hijos de Elí?Ahí tienes el reto…ObreroFiel.com – Se permite reproducir este material siempre y cuando no se venda.Editado por Roberto Lloyd G.

Related Documents