POR LA RIBERA DEL HUEZNAR 31 de Agosto de 1997 Con puntualidad anglosajona estabamos t...
Fueron 15 kms. de duro asfalto aunque eso si, la carretera es bonita.En su primer tramo, a la salida del Pedroso, bordea e...
Este rincon es indescriptible. Hay que estar allì para apreciar ycontemplar el burbujeo de las aguas cristalinas surgiendo...
A decir adios porque el camino lo corta una cancela con unbuen candado.. -¡Propiedad privada.......
of 4

Por la ribera del hueznar 31 agosto 97

Por la ribera del hueznar 31 agosto 97
Published on: Mar 4, 2016
Source: www.slideshare.net


Transcripts - Por la ribera del hueznar 31 agosto 97

  • 1. POR LA RIBERA DEL HUEZNAR 31 de Agosto de 1997 Con puntualidad anglosajona estabamos todos en el sitio y a la hora indicada. Lassiete de la mañana en el cruce de la Jarilla. Paco habia organizado un buen grupo,novedoso para mi - ¡la ostia! Paco...mira que la gente no aguanta...y despues.... - lo que yo te diga, barba. Vamos a ir del Pedroso a Cazalla ybajamos por la ribera, que esta gente son medalla de oro en remo, lanchas y demasembarcaciones.... - ¿de mountain bike tambien?............ Desayunamos en la venta del cruce de Cantillana, donde la estaciony a las ocho y media estabamos en el Pedroso. Preparamos las bicicletas. Paco organizò subien cargado transportin. Se formò el pelotòn: Nena y su hermano Pololo, Sergio,Antonio, Paco y un servidor. Total seis, o media docena, que suena a huevos.. El pelotòn se puso en marcha con el "jefe de ruta" en cabeza quepara eso hubo designacion previa: - Tu primero, barba, que conoces la ruta. Nosotros te seguimos... Durò poco esta jerarquia. Las posiciones se decantaron enseguida. La salida del Pedroso por la carretera antigua hacia Cazalla lo esen cuesta, pero no hacia abajo sino en sentido ascendente, o sea, ....cuesta arriba y.....ademas en frio. Yo miraba para atras y no se despegaban y cuanto mas apretaba mas cercalos tenia. Pasò lo que tenia que pasar. A los quinientos metros el peloton sehabia deshecho, o mejor dicho, el que estaba desecho era yo por el ritmo de estascriaturas.....el Sergio, el Pololo, la Nena....vaya potencia de piernas.....y el Paco, como siestuviera en regresion de juventud, le seguia a sus ruedas.....y Antonio tambien.... Yo, defenestrado de mi cargo, hice mi primera parada, echè unameaita y me dije: - Tu tranquilo, a tu ritmo, que esto es como la fàbula de la tortuga yla liebre, al final la tortuga llega antes.....òle! La fàbula no se cumpliò, pues cuando lleguè a Cazalla llevabanmedia hora esperando. La verdad es que habia pinchado y me tuve que parar cientos deveces para inflar la rueda, si no los huabiera cogido antes de llegar...ademas no quise irdelante porque tenia un bujero en el culote y se me veia el trasero....
  • 2. Fueron 15 kms. de duro asfalto aunque eso si, la carretera es bonita.En su primer tramo, a la salida del Pedroso, bordea el Cerro de San Cristobal de 663 mtsde altitud en donde hay un repetidor de TV o de lo que sea. Mas adelante, a la altura deuna antigua cooperativa de aceite abandonada (curiosa de ver) serpentea al unìsono con elarroyo San Pedro que baja de Cazalla y desemboca en el Hueznar en la fàbrica delPedroso. Cazalla està a 600 mts de altitud y el Pedroso a 415 mts. O sea quehemos subido un desnivel de 200 metros. Ahora nos toca bajar hasta la estacion del trenque està a 400 mts. Son 9 kms de bajada, con curvas y pendiente pronunciadas. Este tipo de descenso es una tentacion irresistible para los que lesgusta la velocidad. Echan el culo para atras, agachan el tronco hasta el manillar y bajanlanzados. Yo sin embargo, soy tortuga hasta en las cuestas abajo. Las tengo muchorespeto y bajo frenando, descansando el trasero, asì recupero energias.. Abajo nos espera la ribera con su frondosa vegetacion y su torrentede agua. No hay otra igual en toda la sierra Norte de Sevilla. Nos paramos en lo quellaman "isla margarita". Es una zona de recreo, muy umbria y preparada para quepodamos gozar de estos rincones. Aprovechamos para comer algo. Paco, para variar, saca sus dàtiles;el pan de higo de Sergio desaparece de tres bocados; los plàtanos de no se quien estanchuchurrio.....vaya menù, dieta equilibrada, eso si, con mucha fibra......Algunos seremojan, y yo aprovecho para cambiar la càmara pinchada, arreglar los frenos nuevos queson de "puta madre" y poner bien el cuenta-kilometros que me regalò Antonio. - ¿Vamos al nacimiento ? El grupo no se lo piensa dos veces. Nadie pone objeciòn. Asì quepedal en ristre direccion a San Nicolas del Puerto. Està a unos 15 kms que obviamentehay que volverlos a hacer en el retorno, o sea, 30 kms mas. - A esta gente no hay quien los tumbe, Paco. Vaya poderìo...... La carretera que sube hasta San Nicolas trascurre por la mismaribera. Es muy agradable y el calor no se hace notar. La espesura de los chopos, lavegetacion boscosa, el susurro del agua corriendo rio abajo, el trinar de lospàjaros........todo contribuye a crear un microclima fresco que solo se puede sentir cuandoel aire te da en la cara, en el pecho y en las piernas, cuando pedaleas con la cadenciaarmoniosa que te marca la naturaleza. Los ùltimos cinco kms. antes de llegar al pueblo son de subida.San Nicolas està a 590 mts. de altura. Yo, nuevamente descolgado, llego mas tarde. Meesperan y entramos juntos al mismìsimo nacimiento del Hueznar. Todo un espectàculo.
  • 3. Este rincon es indescriptible. Hay que estar allì para apreciar ycontemplar el burbujeo de las aguas cristalinas surgiendo de las entrañas de la tierra ygenerando una poza que en su rebosadero constante dan origen y curso al rio. El lugarestà rodeado de chopos y àlamos que parecen estar protegiendo y escondiendo lasurgencia de las aguas. El grupo se regocija en este encuentro con la naturaleza. Todosqueremos verlo todo. Los sentidos, tan atrofiados por la metropoli, se despiertan en estosrincones. Una pequeña pasarela de madera, a juego con el entorno, nos invita a pasar alotro lado y poder ver mas de cerca el manantial surgente de agua. Hay que volver ya. Nos quedan casi 40 kms de retorno. Asì quellenamos nuestros botes del agua fria que nos brinda el lugar, nos refrescamos las caras ylos pies. Yo intento otra vez arreglar los frenos que me siguen dando la coña y el cuenta-kilometros que sigue sin contar. Regresamos por el mismo sitio unos 10 kms, descendiendo, a buenritmo y al llegar al cruce de la via vadeamos el rio para pasar a la margen izquierda, dejarel asfalto y seguir por el carril que ya no dejamos hasta la fàbrica del Pedroso. Este camino tiene un encanto especial y hacerlo con la bicicleta es"demasiao". Hay de todo: vados, toboganes, riscos....Cruza el rio en varias ocasiones, unavez puenteando, otras vadeando. La via del tren tambien, por debajo, a modo de tùnel.Todo el recorrido se antoja aventurero, atrevido, "trailero" en algunos tramos que ponena prueba la tècnica y la pericia, y si no que se lo pregunten a Paco que se quiso pegar unavacilada por el carril de abajo y se quedò clavado queriendo subir, o a Sergio y Nena queles sorprendiò unos de los toboganes con el piñon pequeño.....Es divertido..... Las bicicletas tambien se ponen a prueba. A Pololo se le rompela cadena... - Jo, menos mal que el barba està bien pertrechado, hastatronchacadenas lleva - y alicates, y destornillador, y llave inglesa y...... - la mochilita del barba parece la chistera del mago Merlin, sale detodo En el ùltimo vado no me pude resistir. Me descalcè y me dì unremojòn. El agua estaba fria pero me sentò divina, me quedè relajado, sabia que elrepecho que nos quedaba hasta el Pedroso era duro. Desde el rio tenemos que subir al cerro de la umbria. Lapendiente es fuerte. Desde arriba se divisa una bonita panoràmica del Hueznar, delferrocarril y de la fàbrica del Pedroso. Se aprecia el camino recorrido y uno desde estebalcon empieza a decir adios a esta ribera.
  • 4. A decir adios porque el camino lo corta una cancela con unbuen candado.. -¡Propiedad privada.......prohibido el paso.........ganado bravo! Es la finca de la Umbria, grande, latifundista, que se extiendehasta el cerro de San Cristobal, que se apropia del rio San Pedro y que corta injustamentelas servidumbres de paso. No hay forma de llegar hasta el Pedroso por caminos. Tenemos que salir a la via del tren por un senderito quetranscurre por el brocal. Tiene su morbo la cosa y se hace divertido. El Pololo corta por lasano y se va por medio de la via botando entre las piedras y las traviesa. Salimos por lasolitaria estaciòn de fàbrica del Pedroso donde solo para el tren los sàbados y domingosuna vez por la mañana y otra por la tarde. En este rincon sobrecoge el silencio y lasoledad. Al final el asfalto. Es como salir del tunel del tiempo.Despues de tantos kms. de carril entrar en la carretera general resulta antipàtico, casidepresivo. Pero no hay otra forma de llegar al Pedroso sin ser irrespetuso con la propiedadprivada.......aunque yo un dia lo fuì y pude llegar saltando muchas alambradas y dandomas vueltas que un trompo, mereciò la pena..... Este ùltimo tramo se nos hizo duro. Primero por la hora, la dela siesta; segundo por la monotonia de la carretera; tercero porque va subiendo hasta elpueblo; y cuarto porque es el final del itinerario. Terminamos comiendo, como debe ser. Ensalada paraSergio que le gusta el verde: para los demas carne de venao, de jabalì y un buen plato dechorizo y para engrasar los gaznates buena cervecita, fria y rica que al cuerpo le sientanbien estas cositas. Ochenta Kms hicimos como ochenta soles y el grupoaguantò mas que un buzo bajo agua. ¿ Nena?.... ¡maravilla!,¿ su hermano y Sergio?......¡poderio!, ¿Antonnio? como buen vecino de Paco.... chapò, ¿el Tovar?.... como siempre....¡un mostruo de la "mountain bike"!, y....¿ yo?.... cansaillo, no sè si de la emociòn o de loskilometros.

Related Documents