ENCUENTRO DE ESPECIALISTAS SOBRE BIBLIOTERAPIA EN SITUACIONES DE CRISIS
28 de Febrero al 3 de Marz...
familias de los dos asentamientos ubicados en el Municipio de Opico, Departamento de la Libertad.
En el asentamiento “Nuev...
MARCO REFERENCIAL EN PROMOCION DE LA LECTURA
La lectura no es simplemente decodificar los símbolos, sino constructor de s...
contienen 20 ejemplares de un mismo título de literatura infantil; además contiene una guía de
actividades lúdicas para re...
El descubrimiento
Al inicio del proyecto únicamente se pensó en llevar esparcimiento y recreación; pero en la medida
que s...
of 5

Ponencia Helen Guardado de del Cid

Published on: Mar 4, 2016
Published in: Education      
Source: www.slideshare.net


Transcripts - Ponencia Helen Guardado de del Cid

  • 1. ENCUENTRO DE ESPECIALISTAS SOBRE BIBLIOTERAPIA EN SITUACIONES DE CRISIS 28 de Febrero al 3 de Marzo, 2005 Caracas, Venezuela Helen Guardado de del Cid Consultora OEI Especialista en Fomento de la lectura ANTECEDENTES La Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), es un organismo internacional de carácter gubernamental para la cooperación entre los países iberoamericanos. La OEI nace en 1949 como consecuencia del I congreso Interiberoamericano de Educación celebrado en Madrid. A través del tiempo la OEI ha ido desarrollando diferentes programas de cooperación; uno de ellos es el de la Calidad y Equidad en la Educación en donde se ubica el Programa de Fomento de la Lectura en el que se ha desarrollado el proyecto de “Rotacajas de Lectura”. La OEI, consciente del poco acceso que tienen las niñas, niños, los jóvenes y también los adultos de las comunidades del área rural, de los países centroamericanos, hacia los libros y la lectura, debido a falta de recursos económicos y a la carencia de libros que les permitan fortalecer el placer por la lectura, decidió implementar el proyecto titulado “Rotacajas de Lectura” . Este proyecto nace a raíz de los terremotos que sacudieron gran parte del territorio salvadoreño en Enero y Febrero del 2001, donde se tuvo la oportunidad de poner en práctica el proyecto de “Rotacajas de lectura” en los asentamientos de personas damnificadas por los terremotos. DESCRIPCIÓN DE LA EXPERIENCIA En julio del 2001 inicié una consultoría con la OEI en vista de que se implementaría un proyecto titulado “Rotacajas de lectura” que ha sido concebido como un programa de lectura placentera y que tiene como objeto fomentar la lectura y en este caso, servir de recreación y entretenimiento a la población de dos albergues de familias damnificadas por los terremotos que asolaron gran parte de nuestro territorio, esto como una preocupación del gobierno salvadoreño para apoyar la salud mental de las familias que se encontraban desplazadas de su lugar de origen. Iniciamos entonces este proyecto que pretende poner a disposición de niñas y niños libros de lectura recreativa para incentivar el hábito de la lectura y colaborar en mejorar su salud mental a través del entretenimiento que genera la lectura de libros infantiles acompañados de “lectojuegos”. En los asentamientos El trabajo inició con una visita exploratoria para conocer la situación en que se encontraban las
  • 2. familias de los dos asentamientos ubicados en el Municipio de Opico, Departamento de la Libertad. En el asentamiento “Nuevo Consumidero” pudimos observar sus pequeñas “viviendas” hechas de lámina, con piso de tierra. Las niñas y niños deambulaban por las calles polvorientas de la comunidad y reflejaban mucho temor respecto a los temblores. Como los terremotos se registraron antes de comenzar el año escolar, que inicia en febrero, la mayoría de las niñas y niños estaban desorientados y desubicados pues ya no estaban en su comunidad anterior, donde asistían a una pequeña escuela, con profesores y compañeros conocidos; sino que ahora se encontraban temerosos, en un lugar desconocido. Muchos de los padres de familia no quisieron que sus hijos fuesen a una escuela que estaba ubicada como a un kilómetro de distancia de su nueva ubicación, pues preferían tener a sus hijas e hijos a su lado antes que tener que correr a buscarlos, debido a que continuaron otros temblores de menor intensidad, pues tanto madres, padres, niñas y niños habían quedado traumatizados por los terremotos que habían tenido que soportar, por la destrucción de su vivienda y pérdidas materiales y en algunos casos pérdida de un ser querido y también por el traslado a un nuevo espacio físico que apenas estaban conociendo. La idea de la lectura recreativa Debido a esta situación en los asentamientos, la OEI decidió apoyar a la comunidad con un proyecto que llevara un poco de recreación y entretenimiento, especialmente a las niñas y niños. Y se prepararon unas cajas de plástico con libros de cuentos cortos, bellamente ilustrados y de fácil lectura. Para este proyecto se contó además con el apoyo de la Junta Directiva de la comunidad “Nuevo Consumidero” quienes designaron al Sr. René Dimas como su representante, por lo que el Sr. Dimas era el responsable de las “Rotacajas” que guardaba celosamente en su pequeña vivienda y además llevaba el control del préstamo a los promotores que se habían capacitado recientemente. Las cajas se nominaron “Rotacajas de lectura” son unas cajas de plástico que contienen un solo título con 20 ejemplares aproximadamente, a efecto de que cada participante pueda tener su propio libro y hacer la lectura de manera individual o grupal. Además las cajas contienen un libro con técnicas para promocionar la lectura y se dotó a la comunidad de material didáctico para elaborar unos juegos relacionados con la lectura a los que llamamos lecto-juegos. El proyecto inició con capacitaciones a padres, madres, tías, primas o amigas de las niñas y los niños en donde se les capacitó sobre el uso de las Rotacajas” y sobre técnicas de la lectura. El proyecto tuvo gran aceptación pues las madres, como la Sra. Guadalupe Segura, descubrió que podía llevar los libros a su casa y hacer la lectura con sus propios hijos y los vecinos, y que las niñas y los niños disfrutaban con los cuentos y que se les olvidaba, momentáneamente, la situación que vivían. Luego, las niñas y los niños, se percataron que por la cantidad y variedad de “Rotacajas” ellos podían seleccionar la lectura de su interés y es así como son ellos los que prestan las cajas y seleccionan los libros que desean leer con el aval de los promotores.
  • 3. MARCO REFERENCIAL EN PROMOCION DE LA LECTURA La lectura no es simplemente decodificar los símbolos, sino constructor de significados. Partiendo de esta premisa, la promoción de la lectura debe orientar su trabajo hacia una lectura que pueda ser comprendida por quien lee, además de hacer esta actividad con un carácter agradable, recreativo, lúdico, que produzca placer y distracción; en todo caso leer para vivir placenteramente. Entonces, el Promotor de Lectura debe ser un intermediario que le guste leer y que propicie el encuentro con la lectura placentera que permita formar lectores autónomos, capaces de seleccionar la lectura de su interés, que la comprendan, la descubran, la interpreten y la gocen. Y como dice Daniel Pennac en su libro “Como una novela” , “El verbo leer no tolera el imperativo” 1 por lo tanto los padres, profesores, promotores debieran de atender ese imperativo a través del ejemplo, leyendo y compartiendo con hijos, alumnos y amigos el placer y la distracción que causa la lectura. Y que decir del placer y la distracción que produce la lectura en momentos difíciles. Es aquí donde ha ido surgiendo un nuevo aporte de la lectura al ser humano. Los países latinoamericanos viven muchas catástrofes de diferente índole por lo que el disfrute de un libro puede ayudar a superar la crisis. Esto ha ido dando origen a un nuevo uso del libro y las bibliotecas, que sirven de apoyo para reflexionar sobre algún problema que se esté viviendo. Entonces la lectura de un buen libro puede servir para superar una crisis depresiva, tomando en cuenta de que el libro se vuelve un compañero que siempre está disponible, que puede ser un alivio y confort al espíritu dañado. Un libro puede ser catártico, pues ayuda a superar el ansia, puede llevar a reflexionar sobre los problemas que nos aquejan o puede distraernos y alegrarnos. Además el libro apoya la autoestima de las personas que tienen un estado anímico muy bajo y les permite realzar su amor propio, su autoestima. Se puede deducir que el uso de los libros a través de la lectura ayuda a superar una crisis y esto es lo que actualmente se conoce como Biblioterapia, llamado también libroterapia. ESTRATEGIAS METODOLÒGICAS Proyecto “Rotacajas de lectura” Tal como le he mencionado anteriormente, el proyecto consta de cajas plásticas resistentes que
  • 4. contienen 20 ejemplares de un mismo título de literatura infantil; además contiene una guía de actividades lúdicas para realizarse con las niñas y los niños tomando como base la lectura de los cuentos, y material didáctico para que el promotor lleve a cabo los lectojuegos. Los libros son para hacer la lectura de manera individual o colectiva, utilizando la modalidad de círculos de lectura. Lo importante es que cada niño puede disfrutar de tener en sus manos un libro infantil, con ilustraciones coloridas y con un lenguaje apropiado a su nivel de lectura. Los libros son utilizados por las niñas y los niños y las actividades son dirigidas por el promotor que puede tener la rotacaja durante un período de 15 a 30 días. Después de este período cambian la rotacaja para optar por un nuevo título. Este proceso de rotación lo hace la persona designada, a través de un proceso sistematizado. Las rotacajas tienen 3 niveles de lectura. Aunque esta clasificación se volvió nominal por que en la práctica asisten niñas y niños, jóvenes y adultos de diferentes edades para la lectura de un cuento. El círculo de lectura La estrategia que se utiliza para las “Rotacajas” es el círculo de lectura, utilizando la lectura en diversas formas: individual, colectiva, silenciosa, en voz alta, comprensiva. El proyecto está diseñado de manera no escolarizada , aunque también se puede utilizar dentro del aula. El círculo inicia conociendo al autor del libro, y al ilustrador (en caso que se cuenten con datos de ellos) y hablando a cerca del título del libro, y los conocimientos previos que tienen los participantes sobre el tema que trata el libro y a la vez las niñas y los niños pueden hacer predicciones acerca del cuento sin iniciar la lectura. Luego se procede con una lectura dirigida y comentada por el promotor en la que se explica el vocabulario desconocido Se continúa con la lectura en voz alta, en la que cada uno lee una página o un párrafo del cuento; también se puede trabajar con lectura individual, grupal, o cualquier otra variante de lectura. Se concluye la lectura con un comentario final y luego se desarrolla la estrategia que se utilizará para hacer el lectojuego, o jugar con el que ya tiene la caja. Es importante señalar que en ningún momento se hace algún tipo de preguntas que pongan en aprieto a los participantes o que crean que se les está evaluando su participación. Dentro de los lectojuegos más comunes podemos mencionar ¿Quien sigue? (que lleva el orden del cuento) ¡Te equivocaste! (el niño detecta los errores del que está leyendo) Antes o después (se trata de ubicar la lectura respecto al participante anterior y se decide si va antes o después) APRENDIZAJE
  • 5. El descubrimiento Al inicio del proyecto únicamente se pensó en llevar esparcimiento y recreación; pero en la medida que se desarrollaban los círculos de lectura de los cuentos, comprendimos que los libros estaban contribuyendo a la tranquilidad de las niñas y los niños; es decir que se le estaba dando un uso terapéutico al libro, a la lectura, ya que ayudaba a superar la crisis depresiva que vivían los habitantes de las comunidades; el libro se convertía entonces en un objeto catártico que contribuía a superar el ansia; siendo además un alivio espiritual para sus almas dañadas por los sismos; por lo que la lectura se utilizaba como un recurso terapéutico Ese fue nuestro gran aprendizaje, reconocer que la lectura contribuye a la paz y la tranquilidad de las personas que sufren una crisis nerviosa. Posteriormente, el proyecto se ha ampliado a otros lugares y países ya que actualmente se está trabajando en la zona rural de Honduras, Nicaragua y El Salvador. Y colorín corado, este cuento se ha terminado Notas: 1 Daniel Pennac. Como una novela. Barcelona: Norma, 1996 p. 1