Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos
Aires durante el tercer gobi...
Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos
Aires durante el tercer gobi...
Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos
Aires durante el tercer gobi...
Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos
Aires durante el tercer gobi...
Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos
Aires durante el tercer gobi...
Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos
Aires durante el tercer gobi...
Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos
Aires durante el tercer gobi...
Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos
Aires durante el tercer gobi...
Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos
Aires durante el tercer gobi...
Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos
Aires durante el tercer gobi...
Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos
Aires durante el tercer gobi...
Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos
Aires durante el tercer gobi...
Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos
Aires durante el tercer gobi...
Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos
Aires durante el tercer gobi...
Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos
Aires durante el tercer gobi...
Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos
Aires durante el tercer gobi...
Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos
Aires durante el tercer gobi...
Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos
Aires durante el tercer gobi...
Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos
Aires durante el tercer gobi...
Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos
Aires durante el tercer gobi...
Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos
Aires durante el tercer gobi...
Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos
Aires durante el tercer gobi...
Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos
Aires durante el tercer gobi...
Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos
Aires durante el tercer gobi...
Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos
Aires durante el tercer gobi...
of 25

Ponencia labourdette red_aste_2015_final (1)

Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos Aires durante el tercer gobierno peronista (1973-1976)”, V Seminario Internacional de la Red ASTE, 11 al 13 de noviembre de 2015, Rosario.
Published on: Mar 4, 2016
Published in: Education      
Source: www.slideshare.net


Transcripts - Ponencia labourdette red_aste_2015_final (1)

  • 1. Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos Aires durante el tercer gobierno peronista (1973-1976)”, V Seminario Internacional de la Red ASTE, 11 al 13 de noviembre de 2015, Rosario. DINAMICA Y ORGANIZACIÓN DEL CONFLICTO DOCENTE EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES DURANTE EL TERCER GOBIERNO PERONISTA (1973-1976) Labourdette Lorenzo J. - UNLP - Buenos Aires - ljlabourdette@yahoo.com.ar Resumen: La ponencia aborda en perspectiva histórica el problema de la relación establecida entre organización y conflicto, en el caso del magisterio de la Provincia de Buenos Aires, durante el período transcurrido entre mayo de 1973 y marzo de 1976. Se propone un contrapunto de escalas con lo acontecido en el orden nacional por la íntima imbricación de procesos y problemas interjurisdiccionales. El análisis se reconstruye a partir de los informes de la prensa escrita, diario El DIA de La Plata, siguiendo un recorrido lineal que permita ver la acumulación de acciones y dinámica en la organización en su desarrollo diacrónico. Procuramos conclusiones parciales en perspectiva comparada con un anterior abordaje en el cual analizamos, con idénticos presupuestos metodológicos, el recorte histórico 1970-1973. Palabras Claves: Sindicalismo / Conflicto / Docentes Introducción Un abordaje precedente sobre conflicto y organización sindical docente bonaerense (1970- 1973) nos permitió extraer algunas conclusiones provisorias: 1) El proceso de politización luego de 1969 motivó la participación y organización docente, expresándose en Buenos Aires en sucesivas fundaciones de nuevos sindicatos; 2) La voluntad de enfrentar las iniciativas de la dictadura en educación condujo a la fractura de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB) cuya política gremial privilegió la negociación al conflicto abierto; 3) La fragmentación sindical resultante ( registramos 65 sindicatos en Bs. As.) generó las condiciones de posibilidad para el desarrollo de los conflictos abiertos; 4) Se demostró la falta de autonomía del movimiento huelguístico/movilizaciones en Buenos Aires, siempre supeditado, en contraste con otras provincias, al accionar del Acuerdo 1
  • 2. Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos Aires durante el tercer gobierno peronista (1973-1976)”, V Seminario Internacional de la Red ASTE, 11 al 13 de noviembre de 2015, Rosario. Nacional de Nucleamientos Docentes (ANND); 5) La unidad gremial se presentó como proyección estratégica sin posibilidad de materialización (Labourdette, 2015). En ese trienio el eje de los conflictos (nacionales y bonaerenses) estuvo centrado en la oposición a la política educativa, previsional, salarial y presupuestaria de la dictadura. Considerando que el problema previsional ocupará un lugar central en el período a analizar en la presente ponencia, adelantamos una explicación sintética. En el orden nacional se relacionaba con la derogación en 1968 de 11 incisos de los 12 incluidos en el Art. 52 del Estatuto del Docente Nacional (Ley 14.473/58), suprimiéndose el acceso jubilatorio con 25 años de antigüedad (sin límite de edad) y la movilidad del 82%, e imponiéndose el límite de 55 años/varones y 52/mujeres. En Buenos Aires, hacia 1960 los docentes adquieren el derecho jubilatorio a los 25 años de servicios (no menos de 45 de edad) y la movilidad del 82%, la cual es suprimida por decretos dictatoriales luego de 1966. En este lugar proponemos continuar un recorrido diacrónico que nos permita una primera aproximación al problema de las acciones, la dinámica en la organización gremial docente bonaerense y la identificación de los principales reclamos del sector. Como contrapunto observaremos lo acontecido en el orden nacional y en el resto de las provincias. El recorte histórico contempla el período constitucional iniciado en mayo de 1973 y su clausura con el Golpe de Estado de 1976. Para alcanzar nuestro objetivo utilizaremos como fuente la información proporcionada por el Diario El DIA de La Plata. Queda pendiente proyectar en indagaciones teóricas el complejo entramado de problemas que nos convoca, considerando fuentes alternativas (y complementarias) que vislumbren sobre aspectos no observables en la crónica periodística. Conflicto, organización y problemas del magisterio: Mayo 1973-Marzo1976 1973: La restitución del Art. 52 del Estatuto del Docentes motivó la primera acción nacional de protesta. El ANND convocó a concentrarse frente al Congreso Nacional (12 de julio) en virtud del tratamiento de un proyecto de ley que contenía dicho reclamo. Ante la oposición del Poder Ejecutivo el proyecto no avanzó. Una segunda concentración fue convocada por 2
  • 3. Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos Aires durante el tercer gobierno peronista (1973-1976)”, V Seminario Internacional de la Red ASTE, 11 al 13 de noviembre de 2015, Rosario. el ANND y la Central Unificadora de Trabajadores de la Educación (CUTE) para el día 29 de agosto, incorporándose al reclamo previo la reincorporación de docentes cesantes por causas gremiales o políticas, incorporación en el Estatuto de los docentes universitarios, la normalización de haberes y deudas. En este contexto el 11 de septiembre se concretaba la unidad gremial nacional en la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA). Balduzzi y Vazquez (2000) afirman: “Se había logrado la unidad… privilegiando los acuerdos por encima de los ‘distintos enfoques subsistentes’” (P.115). Con el objetivo de reconquistar derechos perdidos CTERA aprueba un plan de lucha que incluía movilizaciones, actos públicos, asambleas, etc. a realizarse entre el 17 y 21 de septiembre. A los reclamos preexistentes se incorpora la demanda de estabilidad del docente privado. El plan de lucha culminó con una concentración frente al Congreso Nacional el 19 de octubre. Un nuevo Consejo Confederal determinó no agregar otras medidas de fuerza, solicitar una audiencia con Perón y realizar entrevistas con autoridades legislativas. En diciembre, en audiencia con Jorge Taina (titular del Ministerio de Cultura y Educación de la Nación – MCyE-), éste se declara a favor de la participación de CTERA en el nuevo proyecto de ley de educación, implicando el reconocimiento oficial de la entidad (cuestionado en adelante). En otro orden de cosas, el 1 de noviembre es aprobada la Ley de Prescindibilidad (20.549/73) por la cual se faculta a las autoridades a dar de baja y designar a empleados de la administración nacional. La normativa afectará a lxs trabajadorxs de la educación. En Buenos Aires las primeras observaciones, luego de mayo de 1973, se vinculan al problema de la organización gremial. Cabe referenciar una trilogía de sucesos: 1) La concreción de unidad gremial de varias entidades provinciales; 2) El nuevo y último episodio en el conflicto interno de la FEB; y 3) Las organizaciones provinciales de base en el marco de la fundación de CTERA. En junio de 1973 se crea la Mesa de Acuerdos de Entidades Gremiales de la Pcia. de Bs. As., integrada por los sindicatos (ver Anexo 1) que desde abril de 1972 participaban de la Consultora Gremial Docente (instancia de Co-Gestión no reconocida por el nuevo 3
  • 4. Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos Aires durante el tercer gobierno peronista (1973-1976)”, V Seminario Internacional de la Red ASTE, 11 al 13 de noviembre de 2015, Rosario. gobierno). La intervención del nuevo organismo será intermitente con entidades que se incorporaban y otras que se alejaban privilegiando la articulación con CTERA. Por su parte, en julio de 1973 se asiste al último episodio el conflicto intrasindical de la FEB1 (Labourdette, 2015). La sede sindical es ocupada el día 12 por los ex sindicatos de base expulsados o renunciantes a la entidad en el proceso previo. Exigían la renuncia de la mesa directiva y se comprometían a convocar un Congreso que reforme los estatutos “antidemocráticos” y llame a elecciones sin exclusión de entidades. Se avizora en la acción un cambio de estrategia de corta duración en la cual se abandona la idea de organizarse por fuera de la estructura de la FEB. La sede es desalojada y los ocupantes judicializados por violación de domicilio y lesiones. La conducción de la FEB interpreta la existencia de una finalidad política más que gremial y advierte que los procedimientos utilizados son extraños a los principios de la nacionalidad y acusa a los responsables de tener una línea “trotskista”. Posteriormente, una declaración de la “Junta Ejecutiva de la Mesa Provisoria de la FEB” niega hechos de violencia y el concepto de usurpación, aclarando que se llegó a la sede luego de una movilización de 500 docentes al Ministerio de Educación. El comunicado denuncia la irregularidad de la personería gremial otorgada a la FEB luego de las expulsiones de “22 distritos”, considerada como un “pago de la dictadura a su obsecuencia”, y anticipa que dará intervención al Ministerio de Trabajo. Por su parte la Mesa de Acuerdos de Gremios Docentes, no solo repudia la “modalidad” sino que argumenta que es propia de otros sectores “contra la cual el magisterio bonaerense parecía estar inmunizada hasta ahora”, demarcando un quiebre en la práctica gremial. La FEB informa que el Ministerio de Trabajo ratificó en funciones a la conducción gremial y refiere a la interna en términos de “elementos” con “propósitos disociadores” y ahonda en la denuncia de su identidad “troskista”. Antinacionalismo, infiltración de izquierda, marxismo, subversión serán adjetivos propiciados en adelante a CTERA no solo por entidades gremiales opositoras sino también por autoridades gubernamentales, religiosas, 1 Conceptualizamos así el proceso de fractura de la entidad cuya primera expresión se diera en un tumultuoso Congreso Extraordinario realizado en mayo de 1971. 4
  • 5. Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos Aires durante el tercer gobierno peronista (1973-1976)”, V Seminario Internacional de la Red ASTE, 11 al 13 de noviembre de 2015, Rosario. etc. El otro negativo social empieza a delimitarse en el sector docente a través de este tipo de declaraciones. En el congreso fundacional de CTERA (Capital Federal, sep. 73’) participaron 118 delegados de 29 entidades sindicales en representación de 34.499 afiliados de la Buenos Aires2 . En adelante referiremos a este conjunto de entidades como las organizaciones de base de CTERA de la provincia de Buenos Aires (Anexo 2). Sobre el conflicto en la provincia, la primera información disponible refiere a la movilización votada en CTERA para el día 19 de octubre, ocasión en la cual entidades de la Región de La Plata (ADU, ADNO, UDESNO y APPASE) concentraron en la legislatura provincial donde presentaron un pliego de reclamos: consulta a las organizaciones sobre modificaciones al Estatuto; vigencia del art. 52 del Estatuto Nacional; índice salarial estatutario; pago de vacaciones a suplentes y provisionales provinciales; estabilidad del docente privado, etc. Nuevamente se movilizarán el 9 de noviembre, sobre la base del mismo reclamo, agregándose el pedido de no aplicación de la nueva Ley de Prescindibilidad, homologación de derechos entre titulares-suplentes-provisionales, derogación de las leyes de cogestión y descentralización, amnistía para docentes cesantes por causas políticas o gremiales bajo el régimen de prescindibilidad de la dictadura, consulta a los docentes ante proyectos de reforma educativa; inclusión de docentes municipales y universitarios en el Estatuto del Magisterio; incremento del presupuesto educativo. Estas movilizaciones en La Plata demarcan una ruptura con el período previo al expresarse un nivel mayor de acumulación representativa que incrementó la autonomía y posibilidad de realización de este tipo de acciones (antes no observadas). Para el resto de la provincia no hay evidencia en nuestra fuente sobre este punto. En este contexto Oscar Bidegain, gobernador de Buenos Aires, niega el auspicio de Ley de Prescindibilidad en la provincia, la vez que veta el proyecto de reforma jubilatoria aprobado 2 Fuente: “Congreso Confederal de la Docencia Argentina. 8-9-10/73. Nómina de las entidades Participantes”. 5
  • 6. Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos Aires durante el tercer gobierno peronista (1973-1976)”, V Seminario Internacional de la Red ASTE, 11 al 13 de noviembre de 2015, Rosario. por el Senado (con el apoyo de varios sindicatos docentes). Dicha ley contemplaba una reducción del aporte del personal, incremento del aporte del Estado como empleador y elevación de los beneficios. El magisterio se favorecía con el 82% móvil y el acceso jubilatorio con 25 años de servicio. La iniciativa se paralizaría hasta enero de 1975. Por otra parte, en una lectura política-ideológica del momento, el gobernador advierte sobre la “infiltración de ultraizquierda” (marxista) y de “ultraderecha” (capitalista). Continúan las declaraciones que van delimitando el otro negativo en el entramado social. 1974: El año comienza con una fuerte advertencia del MCyE de la Nación en contra de la paralización de tareas y con Juan D. Perón insistiendo en la necesidad de prorrogar la Ley de Prescindibilidad (caduca desde 31 de marzo). Al mismo tiempo diversos conflictos docentes se desarrollan en distintas provincias. Reseñaremos sintéticamente los registrados con el fin de establecer contrastes con la situación bonaerense. En Mendoza hubo huelgas y movilizaciones en marzo, abril y mayo cuando se intensifica el conflicto. Córdoba (bajo intervención federal) comienza un fuerte conflicto en mayo con prolongadas huelgas y jornadas de protesta; en julio paran los docentes privados. Mientras Chubut y La Rioja van al paro por tiempo indeterminado, desde mayo, Santa Cruz lo sostiene desde abril. En octubre hay huelga y quite de colaboración en San Luis, y en noviembre una huelga en Santa Fe por la muerte de una docente indirectamente afectada por la violencia política (según la crónica el atentado estaba dirigido al hermano). Mayo se presenta como un mes bisagra, en adelante la dinámica del conflicto va depender de la iniciativa de CTERA3 . - 14 - Huelga: 23 de mayo 74’ 3 Planteamos, solo a modo de hipótesis provisoria derivada de la información disponible, que el conflicto docente en algunas provincias se presenta con altos niveles de intensidad en el momento en que no hay conflicto abierto en el orden nacional o, al contrario, que la conflictividad provincial dinamizó el movimiento huelguístico nacional Un problema derivado de la observación que no ha de encontrar resolución en este lugar. 4 Referencia numérica progresiva de las huelgas nacionales de todo el período. 6
  • 7. Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos Aires durante el tercer gobierno peronista (1973-1976)”, V Seminario Internacional de la Red ASTE, 11 al 13 de noviembre de 2015, Rosario. Como primera medida del año CTERA convoca al “Día Nacional de Protesta” (14 de mayo), con actos organizados en el país por las diferentes entidades con el objetivo de difundir los problemas y demandas del sector (salario, jubilaciones, Prescindibilidad, devolución de la obra social, etc.). En el mismo contexto Perón denuncia, en alusión al movimiento obrero, “‘un amago de infiltración’” con “intentos de disociación y de anarquía’”5 , interpelando a los dirigentes a que despachen por las “colaterales” a los responsables y relacionando el problema con la delincuencia al delimitar entre “‘delincuentes comunes y delincuentes políticos’”. Si bien no se dirige directamente a los docentes, en adelante, ante los conflictos, la línea de identificación será directa hacia CTERA en las declaraciones públicas de los funcionarios. Días más tarde un Confederal de CTERA resolvió un plan de lucha que incluía tres huelgas: 23, 28-29 de mayo y 4, 5 y 6 de junio. Da cuenta de los conflictos provinciales y denuncian la irrupción de grupos parapoliciales en una reunión gremial en Córdoba. La huelga del 23 de mayo fue activa con una movilización de 500 docentes a Bienestar Social en donde se entregó un documento demostrativo de la factibilidad financiera para la reimplantación del Art. 52 del Estatuto del Docente Nacional. El informe fue rechazado. Declaraciones públicas de los dirigentes señalan que el paro es estrictamente gremial sin connotaciones políticas, y la información periodística da cuanta de un gran acatamiento con manifestaciones públicas en varias ciudades. Para CTERA el ausentismo fue del 95%. En Buenos Aires, el “Día Nacional de Protesta” se expresó en La Plata con una concentración frente la Legislatura convocada por ADU, ADNO y UDESNO en la cual se entregó un petitorio de reclamos a las autoridades legislativas (salario al básico ajustado al costo de vida, deudas, jubilaciones, etc.) quienes expresaron compromiso con la resolución de problemas en función de la realidad presupuestaria. Mientras la AMPBA asume el día a través de denuncias públicas, el CTE de Florencio Varela organiza un acto distrital con más de 100 trabajadores. No disponemos de información sobre otros distritos. 5 Diario EL DIA, 14 de mayo de 1974. 7
  • 8. Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos Aires durante el tercer gobierno peronista (1973-1976)”, V Seminario Internacional de la Red ASTE, 11 al 13 de noviembre de 2015, Rosario. Al paro del día 23 de mayo adhirieron las entidades de base de CTERA de la provincia, la JCPESBA, AGEBA y la Asociación de Docentes de la Dirección de Menores (ADDMBA). La FEB vota en congreso extraordinario un paro, que luego hace coincidir con la medida nacional (expresando mera coincidencia), contra la política previsional, salarial y de violaciones estatutarias, y en favor de una audiencia (denegada hasta el momento) con el gobernador Victorio Calabró6 . La Unión de Docentes Argentinos de Bs. As. (UDABA) no adhirió considerando que no estaban agotadas las instancias legales mínimas, y ataca a al FEB al exhortar a la docencia a no caer en manos de quienes negociaron con la dictadura. Según FEB y entidades de La Plata la huelga en la provincia tuvo un alcance del 95%. En la región la modalidad fue activa con una concentración en Plaza Moreno convocada por APPASE, ADNO, UDESNO, ADU y ADYTED (entidades de CTERA), desde donde se movilizó al Ministerio de Educación, Legislatura y Casa de Gobierno. - 2- Huelga: 28 y 29 de mayo 74’ El plan de lucha continuó con el paro de los días 28 y 29 de mayo, incluyó en el primer día un acto público en Capital Federal y durante el segundo una reunión con partidos políticos y bloques parlamentarios7 . El paro responde a las motivaciones preexistentes, incorporándose demandas tales como inclusión de docentes privados y universitarios en el Estatuto y activa participación en la elaboración de la Ley Orgánica de Educación. La entidad nacional denuncia una campaña confucionista en su contra y amenaza con un paro por tiempo indeterminado. En tanto, el Consejo Nacional de Educación intima al personal directivo a garantizar el libre acceso a las escuelas. CTERA luego de indicar que el paro había sido total en Capital Federal y el interior, y del 92% en Buenos Aires, recuerdan al ministro Taiana que los reclamos se expresan desde junio de 1973 y apela a la legalidad constitucional contra las amenazas del C.N.E. 6 Victorio Calabró elegido como vicegobernador, asumió la gobernación tras la renuncia el 24 de enero de 1974 de Oscar Bidegain. 7 Asistieron los partidos: Demócrata Progresista; Comunista, Intransigente, Alianza Popular Revolucionaria, Socialista Popular, Peronismo de Base. Justificó la inasistencia a través de un telegrama el Partido Justicialista. Balbín (presidente de la UCR) por el mismo medio se solidarizó con la huelga. 8
  • 9. Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos Aires durante el tercer gobierno peronista (1973-1976)”, V Seminario Internacional de la Red ASTE, 11 al 13 de noviembre de 2015, Rosario. En el territorio bonaerense, a diferencia de la huelga anterior, no adhirió FEB. Algunas de sus entidades de base (ej. La Plata) intimaron a los afiliados a no faltar amenazando con aplicar sanciones estatutarias de la entidad. Tampoco lo hicieron ADP y AGEBA, argumentando que las instancias administrativas no estaban agotadas. Sí van al paro las entidades bonaerenses base de CTERA, la Unión de Docentes de Artística (UDArt) y la Asociación de Trabajadores Universitarios Docentes e Investigadores (ATUDI). El paro fue activo, y el 29 las entidades de CTERA de la región de La Plata (UDESNO, ADNO, ADU, ADYTED y APPASE) movilizaron de Plazo Moreno a gobernación donde entregaron un petitorio de reclamos relacionado a derechos perdidos, destacándose como novedad la exigencia de reglamentación de la ley 3135 (Estabilidad de docentes no oficiales). Por su parte AEB (Berazategui) realizó un acto público y una movilización con docentes, padres y otros gremios. El acatamiento a la huelga fue muy elevado en la región de La Plata y en el Gran Buenos Aires a pesar de la no adhesión de la FEB. - 3- Huelga: 4, 5 y 6 de junio 74’ Ante la tercera etapa del plan de lucha las autoridades educativas nacionales pidieron 60 días de tregua, anticipando que los días perdidos se cumplirían los sábados o en diciembre. CTERA ratifica el paro y expresa preocupación por no ser recibidos por Perón y Taiana, y por la situación de los docentes de Córdoba, Mendoza, La Rioja y Chubut. La entidad informa que fue total el ausentismo en la primera jornada que incluyó una movilización de 3000 docentes al Congreso Nacional. Durante la segunda jornada de huelga se instalaron mesas de trabajo en calle Florida (Capital Federal) para dar difusión a los problemas del sector. Durante la huelga, en Jujuy la sede gremial docente sufrió atentados intimidatorios ante lo cual CTERA solicitó al Ministerio del Interior garantías para los docentes. Por su parte la Unión de Docentes Argentinos (UDA8 ), adjudicó motivaciones políticas a la huelga procurando restar base social a las medidas de CTERA. Mientras tanto el áspero 8 Esta entidad se conforma en 1953, otorgándosele la Personería Gremial. Esta prerrogativa le es cancelada en 1958 dejando de existir la entidad hasta su nuevo reagrupamiento en enero de 1973. Un entidad que en esas décadas solo perduró bajo el calor protector de los gobiernos peronistas. 9
  • 10. Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos Aires durante el tercer gobierno peronista (1973-1976)”, V Seminario Internacional de la Red ASTE, 11 al 13 de noviembre de 2015, Rosario. debate parlamentario en torno a la prórroga de la Ley de Prescindibilidad dividía el bloque parlamentario de diputados del FREJULI. En Buenos Aires, un Congreso de la FEB resuelve realizar un paro de actividades los días 4, 5 y 6 de junio, asistiendo a la audiencia con Calabró el día 3. Expresa que la demanda salarial no es contraria al Pacto Social sino una necesidad y enfatizó en lo previsional, las violaciones estatutarias y en la reglamentar la Ley de estabilidad del docente privado. Al paro de la FEB adhiere la ADDM. Por su parte las entidades de CTERA de la provincia adhieren al paro nacional, sumándose UDArt, AEJyRPBA, CMPBA, ATUDI (UNLP), Coordinación de Entidades de Jubilados y Pensionados de la Pcia. (CEJyPPBA), y JCPESBA. Las entidades de CTERA hacen activa la huelga participando de la movilización a Plaza Congreso el día 4. Para el día siguiente ADU, ADNO y UDESNO convocan a movilizar de Plaza Moreno a la Legislatura donde presentaron un pliego de reivindicaciones. En este contexto el acatamiento a la huelga de 72 horas fue masivo en la provincia. Huelga: 14 de junio 74’: Levantada Un nuevo Confederal de CTERA resolvió establecer el 14 de junio como “Día de la Petición” de audiencia al presidente Perón. Si bien no iba acompañado de otra medida, las acciones intimidatorias en varias provincias (Conciliación Obligatoria en Córdoba, represión a docentes de Misiones y atentado a la sede gremial de Jujuy) impulsaron el voto a favor de una huelga nacional con movilizaciones en todo el país. A las demandas gremiales se les imponía el repudio a las intimidaciones y violencias. En ese marco, declaraciones de Perón el día 12 de junio, imprimen un cambio de estrategia temporal. El presidente en cadena de radio y televisión advierte sobre su posible renuncia si no hay apoyo social a su gestión. Atacó a los medios de comunicación por la campaña psicológica, a los que atentaban contra el Pacto Social (habla de pequeñas sectas identificadas y de “depurar de malezas el proceso”) y a quienes generaban enfrentamientos dentro del justicialismo. Apela a que el pueblo castigue a los enemigos de la liberación, empresarios o sindicalistas. Inmediatamente la CGT y las 62 Organizaciones decretan un paro desde el mediodía y concentración en Plaza de Mayo, la CGE convoca a los empresarios a paralizar 10
  • 11. Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos Aires durante el tercer gobierno peronista (1973-1976)”, V Seminario Internacional de la Red ASTE, 11 al 13 de noviembre de 2015, Rosario. tareas en solidaridad, se expresaron a favor varios sectores sociales, renunció todo el gabinete nacional y los organismos del Estado declararon un asueto. En este contexto, la Junta Ejecutiva de CTERA por unanimidad resuelve levantar la huelga del día 14 y deriva en el próximo Confederal los pasos a seguir. Éste postergó el paro de 72 hs. (25, 26 y 27 de junio), autorizó a la Junta Ejecutiva a continuar gestiones con el Estado y a establecer la fecha de un nuevo paro si no hay respuestas. Mientras tanto UDA advierte que solo en el marco de confusión los docentes pueden ser conducidos a nuevas medidas de fuerza. Por su parte la FEB resuelve una tregua en el plan de lucha. Estos acontecimientos imbricados a otros implicarán lentamente una reconfiguración futura del conflicto docente. - 4- Huelga: 4 y 5 de septiembre 74’ En julio, el Congreso Extraordinario de CTERA resolvió solicitar ingreso inmediato a la CGT como representantes de los trabajadores de la educación, una disputa abierta con UDA. A la vez, votó un plan de lucha que incluía dos concentraciones en las provincias (14 y 28 de agosto) y dos huelgas de 48 horas en septiembre, mientras esperaban la audiencia solicitada a la presidente María E. Martínez de Perón. En tanto Ley de Prescindibilidad es prorrogada en agosto hasta el 31 de diciembre de 1974. A los reclamos previos se incorpora la denuncia de intervención de la SIDE en el Consejo Nacional de Educación. Se puede corroborar que las concentraciones proyectadas para agosto se concretaron pero disminuye notoriamente la cobertura periodística. Las primera huelga estipulada para septiembre se realizó los días 4 y 5, asumiéndose una modalidad activa (manifestaciones callejeras, mesas de información y volanteadas). El movimiento huelguístico estuvo atravesado por un duro cruce de declaraciones públicas entre CTERA y el nuevo ministro de Cultura y Educación Oscar Ivanissevich. La entidad expresa conocimiento acerca del anteproyecto de ley general de educación y vaticina su fracaso por la no participación de los sectores interesados. Desestima las interpelaciones que relacionan la medida con una intencionalidad política y subraya la constitucionalidad del derecho a huelga y a peticionar (Art. 14 bis) y el derecho a estabilidad, libre agremiación y defensa de derechos e intereses a través de acciones (Estatuto del Docente, Art. 6, incisos A, J y M). Al mismo tiempo, denuncia el avasallamiento de derechos del gobierno de facto y la no ratificación de esa política por el 11
  • 12. Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos Aires durante el tercer gobierno peronista (1973-1976)”, V Seminario Internacional de la Red ASTE, 11 al 13 de noviembre de 2015, Rosario. gobierno constitucional. De su parte, Ivanissevich advirtió que la acumulación de inasistencias puede conducir a cesantías, el descuento e influir en la calificación anual. Según CTERA, la huelga tuvo un acatamiento del 92% en Capital y Gran Buenos Aires y del 95% en el interior del país. Unos días más tarde Ivanissevich relaciona el conflicto universitario con una conjura internacional y el encabezado por CTERA con la vigencia del Estatuto del Docente, afirmando que “los dineros para educar al soberano no deben dedicarse… a estimular la indisciplina, el desorden y la subversión”9 . Empieza la identificación directa entre docente en conflicto y subversión. CTERA responde argumentando que el Estatuto es garantía contra la discriminación política e ideológica y contraataca responsabilizando al MCyE por la falta de presupuesto a la vez que cuestiona duramente el subsidio a la educación privada. En la provincia de Buenos Aires, el único registro en relación a las dos movilizaciones de agosto es la convocatoria de ADU (CTERA) a la concentración del día 14 en el Congreso Nacional. En relación a la huelga del 4 y 5 de septiembre, no adhieren FEB (por privilegiar el diálogo con el ministro de Educación y el gobernador), UDABA (por considerar que solo queda pendiente el problema salarial y jubilatorio) y ADP (para no afectar la unidad del gremio). Así, el paro es convocado en la provincia por las entidades locales de CTERA, UDArt, Asamblea Permanente de Educadores de Brandsen y la JCPESBA (en CTERA desde agosto 74’). Mientras el paro tuvo alto nivel de acatamiento en la región de La Plata y el Gran Buenos Aires, no se dispone de información sobre el interior. Oficialmente se minimiza la medida. El paro fue activo en la provincia con, por ejemplo, una concentración frente a la Legislatura, convocada por ADNO, ADU, ATUDI (UNLP), UDESNO, APPASE y ADYTED, donde asistieron alrededor de 300 docentes. - 5- Huelga: 17 y 18 de septiembre 74’ Con la quinta y última huelga del año culmina el último plan de lucha. A los reclamos previos se adiciona la defensa integral del Estatuto del Docente atacado por Ivanissevich. El ausentismo, según la entidad, fue del 95% en Capital Federal y Gran Buenos Aires, y 98% 9 Diario EL DIA, 11 de septiembre de 1974. 12
  • 13. Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos Aires durante el tercer gobierno peronista (1973-1976)”, V Seminario Internacional de la Red ASTE, 11 al 13 de noviembre de 2015, Rosario. en el interior del país. Los dirigentes advirtieron, por primera vez, predisposición en los legisladores para el trabajo conjunto. En el Senado estuvieron presentes también UDA, la Federación de Agrupaciones Gremiales de Educadores (FAGE) y la Central Argentina de Trabajadores de la Educación (CATE) compartiendo los reclamos de CTERA pero no el método utilizado ya que privilegiaban el diálogo. De su parte CTERA advierte tergiversación de la información en los medios oficiales. Por otro lado, considerando la producción de representaciones simbólicas que ya identificaban docentes en conflicto con subversión, es importante destacar que a fines de septiembre es aprobada la ley 20.840/74 (Antisubversiva) que establecía prisión para quienes desarrollen conflictos laborales declarados ilegales (Art. 5). En adelante, el Confederal de CTERA (septiembre) convoca a todos los sectores a un acto público en defensa de la educación popular, la Universidad y los reclamos del sector, votándose vincularse con la coordinadora de gremios en conflicto y seguir trabajando en la comisión de Educación del Senado. Días más tarde expresa compartir con la CGT y la CGE el repudio ante el “terrorismo” y manifiesta su respaldo al “gobierno Constitucional”. Finalmente otro Confederal aprueba la última medida del año, una “Semana activa de reivindicación docente” entre el 4 y el 8 de noviembre que culminó con una gran movilización. En este contexto recrudece el conflicto entre la CTERA y UDA, al habérsele otorgado a esta última la Personería Gremial. CTERA presenta una impugnación legal en el Ministerio de Trabajo argumentando que su representación real no solo se relaciona con los 200.000 afiliados a las 128 organizaciones de base, sino que se basa el desarrollo de las acciones públicamente conocidas. Días más tarde la entidad denuncia ataques a la organización al suprimirse licencias gremiales vigentes, resaltando los casos de Simón Furlán (Sec. Gral. CTERA) y el del representante gremial ante el Consejo Nación de Educación Técnica. En otro orden de cosas, la Ley de Prescindibilidad no será prorrogada luego de su vencimiento el 31 de diciembre de 1974. En Buenos Aires la huelga del 17 y 18 se septiembre se caracterizó por los rasgos expuestos en la medida previa, tanto en el acatamiento como en los argumentos en pro o en contra de la adhesión. Un motivo de nueva preocupación para el sector se vincula con la 13
  • 14. Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos Aires durante el tercer gobierno peronista (1973-1976)”, V Seminario Internacional de la Red ASTE, 11 al 13 de noviembre de 2015, Rosario. sanción del Decreto 3032 (junio de 1974) que autoriza a las autoridades educativas a designar docentes suplentes o provisionales cuando su nombramiento no exceda los 30 días. La oposición al decreto se vislumbra en septiembre y toma fuerza en noviembre a través de un comunicado emitido por las entidades de base de CTERA de la provincia que lo consideran antiestatutario, solicitando audiencia al ministro para impulsar su derogación. 1975: El conflicto en las provincias toma dinamismo a partir de junio. En Santa Fe hay huelgas en junio, en julio (movilizándose con el resto de los obreros en conflicto donde una docente es herida por una bomba arrojada desde la azotea del Palacio Legislativo), en agosto y 72 horas en octubre ante la amenaza de muerte a cinco maestrxs por parte de la Alianza Anticomunista de Rosario. En Córdoba hay huelas en junio, de privados en septiembre, varias en octubre y en noviembre. Mientras Río Negro va al paro por tiempo indeterminado en octubre, Mendoza lo hace en noviembre. Se observa la intensificación de los conflictos en algunas provincias cuando retrocede el movimiento huelguístico nacional, en este caso en octubre y noviembre. - 6- Huelga: 26 de junio 75’ En el orden nacional, es indicativa la suscripción de siete bancadas de diputados nacionales a un proyecto de declaración en la cual se propicia que “‘El Poder Ejecutivo reincorpore… docentes declarados prescindibles… ya que los fundamentos con que esta Cámara votara la Ley de Prescindibilidad… expresan claramente que no estaba en su propósito producir despidos masivos e indiscriminados’”10 . Por otro lado, mientras CTERA en marzo declara el estado de alerta ante la persistencia de los problemas gremiales esgrimidos en 1974, el MCyE emite la resolución N° 352, donde queda declarado ilegal cualquier movimiento de fuerza de los docentes auspiciados por entidades no reconocidas por el Ministerio de Trabajo, bajo amenaza de aplicación de las disposiciones legales vigentes. Si bien no es nombrada, debe recordarse que la Ley Antisubversiva se configura como soporte legal a 10 Diario EL DIA, 9 de marzo de 1975. Quienes suscriben el proyecto son: UDELPA; Partido Comunista; Partido Revolucionario Cristiano; Partido Intransigente; Partido Demócrata Progresista; Partido Bloquista de San Juan y Unión Cívica Radical. 14
  • 15. Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos Aires durante el tercer gobierno peronista (1973-1976)”, V Seminario Internacional de la Red ASTE, 11 al 13 de noviembre de 2015, Rosario. esta intimidación oficial. Por su parte, UDA en un acto realizado en junio, con presencia del ministro Ivanissevich, anuncia el 82% para los jubilados a partir del 11 de septiembre, además de otros beneficios sociales que ofrecerá la entidad. El mismo día CTERA anuncia una huelga para el 26 de junio y cuestiona las elecciones en UDA denunciando que de la misma convocatoria se deduce la existencia de 12 mesas en todo el país para “‘los supuestos 132.000 votantes’”, lo cual es caracterizado como la culminación de un fraudulento proceso originado en el “regalo de la personería gremial”. Entre los reclamos destaca lo salarial, participación en la paritaria, estabilidad laboral sin prescindibilidades ni racionalizaciones, libre agremiación y repudio por el descuento compulsivo a favor de UDA, contra la antipopular política educativa y el intento de anular la carrera docente. También se opone al Fondo Compensador propuesto por UDA, por el cual se descontaría un adicional de 3% del sueldo bruto a cada docente para financiar el 82% móvil. Por su parte, el MCyE (y varios gobiernos provinciales) declaró ilegal la huelga aduciendo que fue pensada y planeada dentro y fuera del país respondiendo a objetivos políticos personales, advirtiendo que los adherentes cometerían un “crimen de lesa potestad”. CTERA ratifica la medida y Carlos Frattini (Secretario de Estado de Educación) entiende que se pretende usar a los jóvenes como ariete en post de “introducir deformaciones ideológicas”. No se registra información sobre el alcance de la medida en el orden nacional. En Buenos Aires, mientras la AMPBA denuncia de continuidad del sistema previsional impuesto por el gobierno dictatorial, la Mesa de Acuerdos es recibida por el ministro Bernard quién promete soluciones a los problemas sin dar respuesta sobre lo previsional. Días más tarde el Senado aprueba el Premio Estímulo por presentismo, la Mesa de Acuerdos denuncia los incumplimientos de las promesas y el ministro anuncia la titularización de 1.273 docentes de primaria. Por su parte, UDA anuncia el Fondo Compensador y el beneplácito de las autoridades provinciales con la iniciativa. En el mes de mayo se asiste a un nuevo avance en el proceso de organización y unidad del magisterio provincial, aparece interviniendo la Comisión Coordinadora para la Unificación Docente de la Pcia. de Bs. As. (Adherida a CTERA), en esta ocasión solicitando una audiencia a Bernard. En la Región de La Plata, a principios de mayo, ADU-APPASE-ADYTED- 15
  • 16. Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos Aires durante el tercer gobierno peronista (1973-1976)”, V Seminario Internacional de la Red ASTE, 11 al 13 de noviembre de 2015, Rosario. ADNO (CTERA) empiezan a trabajar el petitorio que sería entregado a la Presidenta para que el magisterio elija su entidad representativa. Critican la política educativa de Ivanissevich y censuran la violación de derechos constitucionales, de la Ley de Asociaciones Profesionales y del Estatuto del Docente, al desconocer a CTERA. Denuncian la acción represiva en el ámbito educativo, la prohibición de acercar información a las escuelas por parte de los gremios adheridos a CTERA, las cesantías y prescindibilidades (15.000 docentes afectados), y el descuento compulsivo a favor de UDA. En junio se anuncia que el Poder Ejecutivo designó 1027 nuevos maestros titulares (2685 en total durante el año). Mientras tanto se realiza una asamblea intergremial “organizada por gremios docentes locales, ADU, ADYTED, APPASE, CTERA, ADNO y la coordinadora de gremios provincial”. En ella se destaca la “‘necesidad impostergable de la unificación gremial de la provincia de Buenos Aires’” para dar una “‘respuesta organizada y combativa’”, conservando total independencia “‘respecto a la patronal y al Estado’”. Finalmente, de cara al Consejo Confederal de CTERA, deciden proponer “‘medidas de presión, movilización y paro’”. Mientras el conjunto de entidades adheridas a CTERA realizarán el paro del 26 de junio, la FEB se expresa contraria a adherir a la huelga de una entidad sin personería gremial a la vez que considera abiertas las instancias de diálogo. El mismo día de la huelga se anuncian 936 nuevas titularizaciones en enseñanza técnica y vocacional. No hay información sobre el desenvolvimiento de la huelga. - 7- Huelga: 7 y 8 de julio 75’ Sin demasiada información sobre el rol de lxs trabajadorxs de la educación en el conflicto, la crónica periodística permite asegurarse que CTERA y las organizaciones de base de Buenos Aires, asumieron el paro dispuesto por la CGT para los días 7 y 8 de julio en post de lograr la homologación de los convenios colectivos de trabajo. - 8- Huelga: 17 y 18 de septiembre 75’ En la nación, luego de la medida de fuerza con la CGT, un nuevo Confederal de CTERA resuelve aplicar un plan de lucha de 3 huelgas (12-13, 19-20-21 y 26-27-28 de agosto) sobre la base de reclamos previos. Oficialmente, C. Frattini anuncia las conquistas docentes (el incremento del índice salarial y el 82% móvil en virtud del Fondo Compensador, para lo cual convoca a docentes mayores de 80 años a recibirlo en acto público) y critica el 16
  • 17. Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos Aires durante el tercer gobierno peronista (1973-1976)”, V Seminario Internacional de la Red ASTE, 11 al 13 de noviembre de 2015, Rosario. ausentismo por huelga. Mientras tanto, un nuevo Confederal resuelve suspender las medidas de fuerza de agosto y facultar a la Junta Ejecutiva para que las ejecute en septiembre en caso de insistirse con la constitución del Fondo Compensador y de no ser abonados los incrementos salariales. El desencuentro entre autoridades educativas y CTERA había superado el año, y la renuncia de Ivanissevich abría la posibilidad del diálogo. Se pauto una audiencia entre la entidad y Federico P. Arrighi (nuevo MCyE) a la cual éste no asistió arguyendo problemas de salud, siendo recibidos los dirigentes por funcionarios de segunda línea. Días más tarde CTERA ratifica los paros ante la falta de preocupación de las autoridades educativas por los problemas del gremio. Se mencionan los conflictos provinciales y la falta de pago de adelanto en algunas provincias, la situación de los dirigentes de la Asociación de Docentes de Jujuy (ADP) a quienes se pretende quitar la licencia gremial y el caso de Entre Ríos donde el gobernador promulgó el Estatuto de los docentes privados y luego por decreto suspendió su estabilidad. Los nuevos paros serían el 17-18, 23-24-25 de septiembre y 1-2 de octubre. Más adelante denuncia falta de acuerdo sobre las prescindibilidades de docentes de distintos niveles, sobre la Caja de Compensación, la personería gremial de UDA y los problemas salariales. Se ratifica la huelga del 17 y 18 y desmienten toda información orientada a confundir a los docentes. Arrighi advierte sobre la vigencia de la Resolución 352 establecida a principios de año. Durante el primer día de la medida se realizó una concentración de 3.500 docentes en Plaza Congreso donde, luego de ser recibidos por el presidente de la Cámara de diputados, un gran operativo policial impidió el avance a Casa de Gobierno. Las cifras del alcance de la huelga difieren sustancialmente. Para CTERA el paro fue rotundo: un ausentismo del 85% en Capital, 90% en el Gran Buenos Aires, entre 80 y 85% en la provincia de Buenos Aires y 100% en el interior. Para Arrighi la asistencia fue del 60% en primaria, 65% en técnicas y 80% en medias. En la provincia de Buenos Aires, a principios de agosto, mientras la FEB expresaba conformidad tras audiencia con el gobernador, UDABA anunciaba una serie de logros gremiales y la posibilidad del 82% móvil sin incremento en el porcentaje de las retenciones. Días más tarde la FEB se expide a favor del aumento a los activos pero en contra de la 17
  • 18. Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos Aires durante el tercer gobierno peronista (1973-1976)”, V Seminario Internacional de la Red ASTE, 11 al 13 de noviembre de 2015, Rosario. disparidad con los pasivos. En Congreso resolvió reclamar el 67% móvil otorgando un plazo hasta el 31 de agosto (luego se decretaría una huelga) para su implementación con retroactividad al 1 de junio. En disputa con la FEB, UDA discrepa con el 67% móvil argumentando que su proyecto contemplaba el 82% móvil sin incremento de aportes. En este escenario, se llega a la huelga de CTERA de los días 17 y 18 de septiembre. En la provincia adhirieron las organizaciones de base de la entidad nacional y UDArt (Artísitica). FEB y UDABA se manifestaron en contra. Si bien la crónica periodística es limitada en cuanto al alcance de la medida, la situación en la región de La Plata puede ser indicativa. Hay un informe preciso sobre primarias, escuelas normales y dependientes de la universidad, medias provinciales y técnicas nacionales. En 1974 estos informes daban cuenta de un gran nivel de adhesión (incluso cuando no adherían FEB y UDABA), en esta ocasión se indica que el acatamiento fue solamente parcial cuando no inexistente. De esta manera, la información disponible hace difícil aceptar el informe de CTERA sobre la adhesión en el Gran Buenos Aires (90%) y el interior bonaerense (80-85%). En la segunda parte del año hay un evidente retroceso en los niveles de adhesión a las medidas, al menos en Buenos Aires, lo cual puede relacionarse con un relativo éxito en el aislamiento político de CTERA devenido de las diversas estrategias gubernamentales sean estas legales o ilegales. - 9- Huelga: 9 de octubre 75’ Las dificultades de CTERA en el avance de las medidas de fuerza quedaban expuestas, durante las segunda mitad de 1975, en los permanentes postergamientos de los planes de lucha votados en las instancias deliberativas (Congresos o Consejos Confederales). Ello lo observamos en la postergación de las 3 huelgas establecidas para agosto, y luego en la reducción del plan de lucha que incluía 3 huelgas para septiembre: se realizó solo una de 48 horas. Un nuevo Confederal, sobre la base de los reclamos previso, votó 72 horas de huelga (7, 8 y 9 de octubre) y en el caso de no obtener respuestas otras 72 horas en la siguiente semana. Días más tarde la Junta Ejecutiva de CTERA reduce la huelga de 72 a 24 horas, a realizarse el 9 con una concentración en Plaza Congreso. A su vez, el MCyE reitera la amenaza sobre adherir a medidas inconsultas. En ese contexto el Poder Ejecutivo emitía los decretos (2770,2771 y 2772) en los cuales se disponía que las Fuerzas Armadas ejecuten las 18
  • 19. Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos Aires durante el tercer gobierno peronista (1973-1976)”, V Seminario Internacional de la Red ASTE, 11 al 13 de noviembre de 2015, Rosario. operaciones necesarias para aniquilar la subversión. Tras el cumplimiento de la huelga, se repiten las caracterizaciones opuestas evidenciadas en la medida anterior entre CTERA y el gobierno, mientras UDA la relacionó al fracaso. La entidad convocante denunció una campaña de confusión desde los medios oficiales y por parte de quienes buscan desprestigiar a la docencia nucleada libre y democráticamente. Por otra parte, a principios de noviembre, recibe otro ataque público cuando en nombre de los obispos de Santa Fe se declara la “infiltración marxista en la conducción nacional de la CTERA”. Avanzado noviembre, la sentencia 4.927 de la Cámara del Trabajo anuló la personería gremial otorgada a UDA, mientras que la escalada de violencia y hostigamiento hacia el sector docente encuentra un nuevo episodio en la detención “‘con humillaciones y amenaza de muerte’”, de un sacerdote, cuatro maestras y una celadora en Neuquén por parte de las fuerzas militares (a los 5 días recuperaron la libertad). En Buenos Aires, luego de la huelga de septiembre, la dinámica en la organización de las entidades de base de CTERA, a pesar del reflujo del movimiento huelguístico, da un salto cualitativo. En la región de La Plata ADU, ADNO, AMPBA, ADYTED y APPASE, conforman la Junta Coordinadora Docente de LP-B-E y zona de influencia y convocan a un acto conjunto (suspendido por la postergación del plan de lucha de CTERA) y luego a asamblea de afiliados y no afiliados para mandatar delegados al Confederal de fines de Septiembre. Por su parte, un Congreso de la FEB resolvió continuar negociando sin medidas de fuerza ante la promesa gubernamental del 67% móvil para los jubilados. Días más tarde se le informa a la entidad que el Poder Ejecutivo enviaría a la Legislatura un proyecto de ley con un sistema previsional especial para docentes. La FEB no adhiere a la huelga nacional del día 9 de octubre. Sí lo hacen las entidades de base de CTERA del territorio bonaerense realizando una concentración conjunta en Plaza Moreno (La Plata) para luego movilizar al ministerio de Educación donde se expondrá, al nuevo ministro Alejandro Romero, las reivindicaciones pertinentes. Oficialmente se advierte sobre sanciones, apelan al diálogo, informan sobre el esfuerzo financiero para el cumplimiento de conquistas salariales-previsionales, destacan el proyecto de Estatuto avanzado con los docentes y la inmediata titularización masiva. La huelga repite el esquema de la anterior. A 19
  • 20. Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos Aires durante el tercer gobierno peronista (1973-1976)”, V Seminario Internacional de la Red ASTE, 11 al 13 de noviembre de 2015, Rosario. mediados de octubre, otro salto cualitativo en la organización provincial, las entidades de base de CTERA se unen en el Frente Gremial Docente de la Pcia. de Bs. As11 . La Mesa de Acuerdos Docentes, por su parte, continúa dialogando con el ministro de Educación y sigue reclamando sobre el problema previsional irresuelto. Días después el Poder Ejecutivo titularizó 10.986 docentes de enseñanza media, vocacional y de psicología-asistencia social. En otro orden de cosas, un comunicado de ADU, ADNO y APPASE expresó solidaridad con los docentes en conflicto de Santa Fé, Córdoba y Río Negro, repudiando los actos de terrorismo y las amenazas dirigidas a distintos sectores de los gremios docentes. 1976: En el orden nacional, se informa en febrero que el conflicto entre CTERA y UDA podría ser analizado por la OIT, resultado de una reunión entre CTERA y la Confederación Mundial de Organizaciones Profesionales de la Enseñanza. A la vez, el hostigamiento hacia la entidad nacional se vuelve a manifestar en un nuevo atentado que tomó por víctima al asesor legal de CTERA (encargado del litigio por la personería gremial de CTERA, personalizaba el enfrentamiento con UDA) quien fuera amenazado y sufriera un intento de secuestro. En ese contexto, Alfredo Bravo (Sec. Gral. CTERA) denuncia que 30 docentes (de distintas ramas, niveles y jurisdicciones) “‘engrosan la trágica lista de secuestrados y asesinados en todos el país’”12 . En Buenos Aires, en diciembre de 1975 quedó aprobada la nueva ley de jubilaciones para los docentes provinciales (N° 8.557/75-vigente desde enero del 76’) contemplando las demandas del sector. Asimismo, en febrero la FEB expresa preocupación por la tardanza en la efectivización de los reajustes estipulados en dicha ley, denuncia irregularidades antiestatutarias y en el funcionamiento del IOMA. Por su parte UDA La Matanza denuncia 11 Son nombradas las siguientes entidades: CTE F.V., AEB, Comisión Provisoria de La Matanza, SUTEQ, UEB de Gral. Sarmiento, UEB de Morón, UEB de Zona Norte, UEB Alte Brown, ADU, ADNO y APPASE. No queda en claro que pasa con el resto. 12 Diario EL DIA, 12 de febrero de 1975. 20
  • 21. Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos Aires durante el tercer gobierno peronista (1973-1976)”, V Seminario Internacional de la Red ASTE, 11 al 13 de noviembre de 2015, Rosario. que el plan de austeridad en educación conducía a la fusión de cursos afectándose la designación de interinos y suplentes: declaran el estado de alerta y movilización, convocan a una asamblea para resolver medidas y hacerle llegar la posición a la CGT regional. En marzo la FEB sigue denunciado la situación previsional, el día 19 emite una solicitada expresando que la nueva ley había recibido beneplácito pero que la actualización (del 67% para luego llegar progresivamente al 82%) avanza muy lentamente y que en el gran contexto de inflación el alcance será insuficiente. Mientras tanto en marzo, el ministro de Educación anuncia que el nuevo Estatuto del Docente ingresaría en el actual período legislativo.El 24 Marzo se produce el Golpe de Estado y con él finaliza nuestro análisis. Conclusiones: En este lugar nos propusimos una primera aproximación al problema de la dinámica y organización del conflicto docente en el territorio bonaerense durante el tercer gobierno peronista, a partir de la presentación de los hechos. Con ese objetivo realizamos un amplio contrapunto con lo acontecido nacionalmente por la íntima imbricación de procesos y problemas en ambas jurisdicciones. Del recorrido propuesto podemos extraer conclusiones parciales en las cuales la confrontación con un análisis del mismo tenor que realizamos para el período 1970-1973 es de suma utilidad. En primer lugar observamos como continuidad el proceso de fragmentación gremial en el ámbito bonaerense iniciado luego de los estallidos sociales de 1969 y el consecuente proceso de politización. En el período precedente registramos 65 entidades sindicales, la gran mayoría emergentes luego de 1970, mientras que en el presente recorte histórico el registro asciende a 85 entidades interviniendo en el territorio. La tensión en la dinámica del conflicto, y las diferentes estrategias en juego, confluyeron en el articulado de dos espacios que contenían varias organizaciones sin que ello se plasme en unidad sindical: por un lado, desde 1974 la Mesa de Acuerdos de Entidades Gremiales Docentes de la Provincia de Buenos Aires, con presencia intermitente y un peso preponderante de la FEB con su lógica de privilegiar la negociación por sobre la confrontación; por el otro, las entidades provinciales base de CTERA que desde inicios de 1970 (articulando antes en el ANND) privilegiaron como estrategia la confrontación abierta con el Estado a través de acciones 21
  • 22. Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos Aires durante el tercer gobierno peronista (1973-1976)”, V Seminario Internacional de la Red ASTE, 11 al 13 de noviembre de 2015, Rosario. directas (paros y movilizaciones), cuyo intento de unidad gremial se logro a fines del período con el armado del Frente Gremial Docente de la Provincia de Buenos Aires pero sin posibilidad temporal de desarrollo por la inminencia del Golpe de Estado. En relación al conflicto puede observarse como el reclamo por los derechos ha sido un motor fundamental, entre los cuales la recuperación de los correspondientes al sistema previsional destaca como un eje de continuidad en relación al período precedente. A la vez, la fundación de CTERA, y más tarde la confrontación abierta con UDA a partir de su reconocimiento legal, fue otro eje del conflicto vinculado al derecho de representación del sector. Al mismo tiempo el derecho a huelga, peticionar, libre agremiación y estabilidad, estipulado en la Constitución Nacional y en el Estatuto del Docente, se configuró como otro escenario de disputa, al igual que la cuestión salarial, el atraso en los pagos de los aumentos y la confrontación ante la promulgación de herramientas jurídicas que se interponían como instancias de disciplinamiento social y amenazas concretas ante el desarrollo de conflicto, tales los casos de la Ley de Prescindibilidad y la Ley Antisubversiva. La confrontación incluyó 9 huelgas nacionales (entre 1974 y 1975) en su mayoría revistiendo carácter activo con movilizaciones. Como alternativas a las huelgas también se estipularon semanas de protestas con acciones públicas, concentraciones y movilizaciones. En Buenos aires se evidencia que el conflicto, conducido por las entidades de base de CTERA, dependía de la articulación con las acciones nacionales lo cual demarca para la provincia una línea de continuidad en relación al período precedente. Ello se expresa claramente en el caso de las huelgas ya que, a diferencia de lo acontecido en otras provincias, su convocatoria dependía de la iniciativa nacional. Al mismo tiempo y en clave de ruptura, puede observarse que las huelgas en el territorio bonaerense encuentran su carácter activo con concentraciones y movilizaciones organizadas en el territorio provincial por las entidades de base de CTERA, un aspecto novedoso en relación al período previo cuando la única concentración y movilización registrada había dependido de la iniciativa de la FEB. En este último sentido se evidencia un salto cualitativo en la capacidad de organizar de manera autónoma las acciones directas en el marco de las huelgas o de las semanas de protesta. Por último, puede evidenciarse, para el caso de la provincia de Buenos Aires, un punto de ruptura en el desarrollo de las 9 huelgas que encuentran su punto de 22
  • 23. Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos Aires durante el tercer gobierno peronista (1973-1976)”, V Seminario Internacional de la Red ASTE, 11 al 13 de noviembre de 2015, Rosario. inflexión en la transición de 1974 a 1975. Los paros desarrollados en 1974, incluso lo que no contaron con la adhesión de FEB, encuentran un nivel de adhesión que contrasta con el menor acatamiento en 1975. Ello en un contexto en el cual los grandes ejes del conflicto no habían sido resueltos, en el mejor de los casos algunas entidades, o el gobierno, solamente esgrimían anuncios de soluciones, de manera que la explicación del fenómeno de retroceso en la actividad huelguista debe encontrar repuestas alternativas a los logros de la docencia. Un intento de explicación de este fenómeno quizás amerite un análisis minucioso de la fuente disponible y otras que abonen en la elaboración de una respuesta en función de plantear y resolver el problema en virtud de un modelo teórico adecuado. Por el momento nos conformamos con esta primera aproximación a los hechos que nos indujo a esta nueva y provisoria pregunta sobre el problema (y nos brinda posibles recorridos en la articulación de respuestas): ¿Cuáles fueron los factores que influyeron en el evidente retroceso huelguístico en la provincia de Buenos Aire en la transición del año 1974 a 1975, cuando fue evidente en el período 1973-1975 el avance en organización y autonomía de las entidades de base de CTERA del territorio bonaerense, lo cual se expresó en la fortaleza demostrada durante los conflictos de 1974?. Bibliografía: Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del Conflicto Docente en la Provincia de Buenos Aires: 1970-1973”, III SEMINARIO NACIONAL DE LA RED ESTRADO ARGENTINA Formación y trabajo docente: aportes a la democratización educativa, Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación – UNLP, Ensenada, Buenos Aires, Argentina–2 al 4 de septiembre de 2015. Balduzzi J. y Vázquez S., De apóstoles a trabajadores. Luchas por la unidad sindical docente. 1957-1973, Buenos Aires, Instituto de Investigación Pedagógica Marina Vilte, CTERA, 2000 ANEXO 1: Mesa de Acuerdo de Entidades Gremiales Docentes de la Pcia. de Bs. As. Federación de Educadores Bonaerenses FEB Asociación de Maestros AMPBA Asociación de Docentes de Enseñanza Técnica ADETBA 23
  • 24. Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos Aires durante el tercer gobierno peronista (1973-1976)”, V Seminario Internacional de la Red ASTE, 11 al 13 de noviembre de 2015, Rosario. Asociación de Asistentes Sociales AASBA Asociación de Docentes No Oficiales ADNO Agrupación Gremial de Educadores AGEBA Federación Católica de Educadores FEC Unión de Docentes de Artística UDArt Asociación de Docentes ADPBA Asoc. de Educ. Jub. y Retirados AEJyRPBA Corporación de Maestros CMPBA Junta Coord. de Prof. de Ens. Superior JCPESBA ANEXO 2: Congreso Confederal de la Docencia Argentina. Capital Federal. 8, 9 y 10/9/73 Entidades Participante de la Provincia de Buenos Aires Entidad/Afiliados Abrev. Del. Observación Agremiación Docente Unificadora 1403 ADU 5 Congreso Set.73 Movimiento Docente del SUR 457 MDS 2 Congreso Set.73 UEB de Lanús 600 UEBL 2 Congreso Set.73 UEB de San Martín y Tres de Febrero 1410 UEBSyTF 5 Congreso Set.73 UEB de Lomas de Zamora 778 UEB LZ 3 Congreso Set.73 Agrem. de Educ. Secundarios Bs. As. 2977 AESBA 10 Congreso Set.73 Círculo de Educ. de Avellaneda 345 CEA 1 Congreso Set.73 UEB de Morón 2505 UEB Morón 8 Congreso Set.73 Asoc. de Doc. y Tec. de Ens. Diferenciada 2260 ADYTED 8 Congreso Set.73 Asoc. de Doc. Sec. del Oeste 463 ADSO 2 Congreso Set.73 UEB de La Matanza 1176 UEB LM 4 Congreso Set.73 Sindicato de Prof. Zona Norte G. Bs. As. 630 SPZNGBA Congreso Set.73 UEB de Gral. Sarmiento 3292 UEB GS Congreso Set.73 Sindicato Doce. de Establec. Privados 350 SDEP Congreso Set.73 UEB. D.F.S. de San Isidro 450 UEB SI 2 Congreso Set.73 Mov. Federativo Centro Bonaerense 642 MFCB 2 Congreso Set.73 Asoc. de Doc. de Ens. Téc. Bs.As. 5000 ADETBA 17 Congreso Set.73 Mov. Doc. Nac. del Norte de P. de Bs.As. 300 MDNNBA 1 Congreso Set.73 UEB. de Alte. Brown 1190 UEB AB 4 Congreso Set.73 Asoc. Pers. de Psicólgos y Asis. Escolares 1662 APPASE 6 Congreso Set.73 U.E.B. de Merlo 965 UEB Merlo 3 Congreso Set.73 Asoc. Doc.Esc. Medias de la Univ. Del Sud de B. Blanca 307 ADEMUSBB 1 Congreso Set.73 Unión de Doc. de Ens. Sec. No. Ofici. 311 UDESNO 1 Congreso Set.73 Doc. Agremiados. Sud Este Bs. As. 300 DASEBA 1 Congreso Set.73 Asoc. Educ. de Berazategui 401 AEB 1 Congreso Set.73 Asociación de Maestros Bs. As. 7217 AMPBA 24 Congreso Set.73 Asoc. de Doc. del Sur de Bs. As. 311 ADSBA 1 Congreso Set.73 U.E.B. de Escobar 317 UEB E 1 Congreso Set.73 Centro de Trab. de la Educ. F. Varela 752 CTE FV 3 Congreso Set.73 Asociación de Docentes No Oficiales ADNO Ingresa en Sep.73? 24
  • 25. Labourdette Lorenzo, “Dinámica y Organización del conflicto docente en la Provincia de Buenos Aires durante el tercer gobierno peronista (1973-1976)”, V Seminario Internacional de la Red ASTE, 11 al 13 de noviembre de 2015, Rosario. Junta Coordinadora de Prof. de Enseñanza Sup.r de la P. Bs. As JCPESBA Desde Agost. 74 Sindicato Unico de Trabajadores de la Educación de Quilmes SUTEQ Nombrado Oct 75 25