La sencillez y la lógica de los indicadores
Indicadores de sostenibilidad para pequeños municipios rurales
Reflexión y c...
Un sistema de indicadores para pequeños municipios rurales debería tener tres niveles de
concreción:
1.- Nivel general com...
El uso de biomasa a nivel local, la superficie forestal y la calidad de la misma son otros
indicadores ya recogidos pero q...
of 3

Ponencia Henri Bourrut

Ponencia sobre la lógica y la sencillez de los indicadores ambientales presentada por Henri Bourrut (CEAM) en la VII Jornada Rete21 celebrada en Huesca (Espana) sobre Indicadores Ambientales. Enero 2010
Published on: Mar 4, 2016
Published in: Technology      
Source: www.slideshare.net


Transcripts - Ponencia Henri Bourrut

  • 1. La sencillez y la lógica de los indicadores Indicadores de sostenibilidad para pequeños municipios rurales Reflexión y comentarios de Henri Bourrut Lacouture, Colectivo de Educación Ambiental s.l. (CEAM) En estos momentos se está trabajando y avanzando mucho en indicadores de sostenibilidad en los diversos ámbitos territoriales, en la Unión Europea, en los estados (Observatorio de la Sostenibilidad en España, OSE), en las Comunidades Autónomas (Manual del sistema de indicadores ambientales de Aragón, indicadores de la Estrategia Aragonesa para el Cambio Climático y las Energías Renovables, EACCEL). Se trabaja en el ámbito provincial (Rete 21, Huesca, Red de ciudades y pueblos sostenibles de la provincia de Zaragoza) y también en el ámbito comarcal (Agendas 21 comarcales) y, por supuesto local, con las Agendas 21 Locales. Pero, los indicadores que habitualmente se manejan son más urbanos que rurales. Los pequeños municipios rurales no se reconocen demasiado en La carta de Aalborg, de ciudades sostenibles. Por ejemplo, les encaja mejor la declaración de Cork, por un paisaje rural vivo (Irlanda 1996). Se manejan indicadores poco significativos en el mundo rural, por ejemplo, calidad del aire o niveles de ruido. Aragón es un territorio profundamente rural. Cuenta con 730 municipios, el 84%, con menos de mil habitantes y el 71% con menos de quinientos.La superficie media por municipio es de 65,28 2 2 km cuando por ejemplo en Francia es de solo 14,88 km . “El medio rural en España integra el 20% de la población y afecta al 90% del territorio. En este inmenso espacio rural se encuentran la totalidad de los recursos naturales y una parte significativa de nuestro patrimonio cultural” (Preámbulo de la Ley 45/2007, de 13 de diciembre, para el desarrollo sostenible del medio rural). El mundo rural soporta o es el territorio que debe soportar la huella ecológica de las ciudades, de forma coherente. “Las interrelaciones entre los sistemas urbanos y rurales, aún siendo de vital importancia, apenas han sido consideradas desde la perspectiva de la sostenibilidad” (Observatorio de la Sostenibilidad en España, OSE, sostenibilidad local. Una aproximación urbana y rural). Puede ocurrir que los indicadores pueden ser calculados desde una entidad supramunicipal sin que la propia corporación esté directamente implicada. Es importante que cualquier municipio con proceso de Agenda 21 Local en marcha, por pequeño que sea, pueda asumir, manejar y calcular (eso sí, con ayuda externa) un sistema de indicadores propio. Cada municipio debería ser capaz de posicionarse en cuanto a sostenibilidad rural, estableciendo sus propios criterios (de sostenibilidad) debidamente contextualizados; esto es, en teoría, el objetivo de la Agenda 21 Local. Son necesarios indicadores generales que permitan comparaciones, pero también indicadores específicos, que reflejen la realidad rural local, que sean significativos para los habitantes y la propia corporación.
  • 2. Un sistema de indicadores para pequeños municipios rurales debería tener tres niveles de concreción: 1.- Nivel general comparativo (indicadores europeos, indicadores provinciales) 2.- Nivel específico, de sostenibilidad rural (a partir de algunos de los 49 indicadores de sostenibillidad rural manejados por el OSE) 3.- Nivel local, recogiendo la especificidad propia En los sistemas que actualmente se manejan, se recogen ya algunos indicadores específicos de ruralidad. Por ejemplo, superficie protegida: nuestro patrimonio natural “oficial”, el 28% del territorio de Aragón…(Villafranca de Ebro, 79%). U otros como: Proporción de productos agrícolas con sello de calidad. Denominaciones de origen: el valor y el reconocimiento del saber hacer Razas autóctonas de ganado, etc. Lo que proponemos aquí es un tercer nivel que aterrice más específicamente en las características propias de la sostenibilidad local, teniendo en cuenta esta nueva cultura del territorio y estas nuevas claves para la sostenibilidad territorial, en materia de patrimonio natural, cultural y paisajística (OSE 2009). “El paisaje es un indicador de calidad de vida y de identidad cultural y es el más democrático de los bienes que la sociedad puede poseer”. Teresa Muela Tudela, Federación andaluza de municipios y provincias. Antes de sugerir algunos indicadores de sostenibilidad para nuestras pequeñas localidades rurales, es bueno recordar los tres pilares del desarrollo sostenible, ambiental, económico y social, añadiendo el pilar cultural que está cobrando cada vez mayor importancia (Patrimonio natural, cultural y paisajístico, claves para la sostenibilidad territorial, OSE, 2009). En patrimonio natural, el indicador de superficie protegida debe ser desarrollado: - Especies catalogadas - Estatus de las mismas - Superficie de interés natural no protegida, pero reconocida a nivel local, con protección activa - Seguimiento de puntos de agua con reproducción de anfibios (indicador de calidad ambiental y para el Cambio climático) - Superficie de zonas húmedas - Puntos de agua funcionales para la fauna - Aves silvestres ligadas a la agricultura (ver Unión Europea y OSE) En patrimonio cultural, debemos indicar cuales son nuestras señas de identidad y lo que hacemos para conservarlas y valorizarlas, en cuanto a inventario, inversiones, % de elementos restaurados y valorizados, animaciones realizadas, etc. En patrimonio agropecuario, recoger nuestras razas y variedades autóctonas, nuestro saber hacer en aprovechamiento tradicional de los recursos naturales. En paisaje y ordenación del territorio debemos reflejar un inventario y descriptivo y las acciones de ordenación llevadas a cabo, integrando el paisaje, en un contexto local y supramunicipal.
  • 3. El uso de biomasa a nivel local, la superficie forestal y la calidad de la misma son otros indicadores ya recogidos pero que pueden ser detallados. Conclusiones: Nos esforzamos en diseñar un sistema de indicadores universal que quizás no tiene bastante en cuenta la diversidad de nuestra realidad rural. El concepto de desarrollo sostenible está en construcción; esta construcción avanza muy deprisa, abriendo constantemente nuevos horizontes. Un sistema de indicadores debe ser flexible y adaptado a las peculiaridades locales que son parte de la sostenibilidad local y universal (valor de la diversidad). La nueva cultura del territorio que se va perfilando desde la sostenibilidad promete una profunda reestructuración del concepto de desarrollo rural, pues cada vez se considera más el PSA (Precio de los Servicios Ambientales) y su relación con la huella ecológica de las ciudades. Gracias por la atención prestada, sigamos trabajando para el desarrollo sostenible del mundo rural…

Related Documents