•
.
•
GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA
.
L
I
T
E
R
A
T
U
R
A
.
LITERATURA
FRANCESA
CONTEMPORÁNEA
UNIVERSIDAD NACIONAL ...
GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA
.
LITERATURA FRANCESA
LITERATURA
FRANCESA
____SIGLO XX____
El estudio de la literatura fran...
“Los signos, el descifrado de los signos… ¿De qué signos se
trataba? ¿Qué revelaban al ser descifrados? Si pudiese
respond...
PRESENTACIÓN
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA
PRESENTACIÓN
Narrativa del siglo XX
En el siglo XIX la novela se había impuesto como el géne...
GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA
PRESENTACIÓN
La estructura de la sociedad, que hasta entonces no se ponía en duda, comienza ...
GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA
PRESENTACIÓN
El realismo, llamémosle “clásico”, se manifiesta en la literatura de gran consu...
GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA
PRESENTACIÓN
Ahondar en el conocimiento no sólo del cuerpo sino de la mente del individuo, l...
GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA
PRESENTACIÓN
En el nuevo siglo, el escritor y el héroe comienzan por cuestionar toda la estr...
LITERATURA FRANCESA
SIGLO XX
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA
LITERATURA FRANCESA
LA NOVELA OCCIDENTAL CONTEMPORÁNEA
Letras francesas (Premios Goncourt)
L...
GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA
PREMIOS GONCOURT
Otros acontecimientos de gran impacto fueron las dos guerras mundiales. Los...
GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA
PREMIOS GONCOURT
La renovación narrativa viene de la mano de dos grandes autores: André Gide...
PREMIOS GONCOURT
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
Marcel Proust
A la sombra de las
muchachas en flor
(volumen 2 de En busca del tiempo
perdido,)
Premio Goncourt 1919
ÍNDICE
EN BUSCA DEL TIEMPO PERDIDO
Para muchos historiadores y críticos, «En busca del tiempo perdido» no
sólo es una obr...
En busca del tiempo
perdido
(Fragmentos)
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
El primer volumen que abre este gran ciclo novelístico, ya
contiene la esencia y lo...
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
El elegante París y la tranquila localidad balnearia de
Balbec son los dos grandes ...
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
.
En este tercer volumen de "En busca del tiempo
perdido", el autor francés dibuja...
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
.
Además de revolucionar la narrativa con un estilo sin parangón en la
historia de...
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
El amor y las obsesiones de las que irremediablemente va acompañado
son el eje vert...
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
Después de los acontecimientos explicados en La prisionera, el
anterior volumen de ...
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
El implacable paso de los años transforma a las personas hasta el punto
de converti...
PROUST, Marcel. A la sombra de las muchachas en flor.
Premio Goncourt de Novela. Vol. I. Ed. PLAZA & JANÉS
Editores, S.A. ...
Autor y obra
A la sombra de las muchachas en flor, de Marcel Proust
.
Esta obra obtuvo el decimoséptimo Premio Goncourt...
Traducción de Pedro Salinas
La impresión, a cargo de
GRÁFICAS GUADA, S. R. C.,
Rosellón, 24, Barcelona, quedó
ultimada en ...
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
LA CONDICIÓN HUMANA / ÍNDICE
Primera Parte
21 de marzo de 1927
Segunda Parte
22 d...
A Eddy Du Perron
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
.
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
.
Sacudida por su angustia, la noche bullía como una enorme humareda
negra, llena ...
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
En manos del ejército revolucionario Shanghai, sería
preciso que el Kuomintang elig...
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
Había que esperar veinte minutos. Caminó al azar. Las
lámparas de petróleo se encen...
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
.
–¿Yo? ¡Vuélvase bajo tierra! ¡Estallo! Figúrese que, si
yo tuviese ese dinero, l...
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
.
A través de la bruma, el automóvil se introdujo en la
larga avenida enarenada qu...
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
.
El guardián llevaba el alimento. Pasó por entre los barrotes
dos tazas llenas de...
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
Kobe
En plena luz de la primavera, May, demasiado pobre para alquilar un
coche, asc...
MALRAUX, André. La condición humana. Premio Goncourt de
Novela. Vol. VII. Ed. PLAZA & JANÉS Editores, S.A.
Barcelona. 1969...
Autor y obra
.
André
Malraux (1901 1976), novelista,
aventurero
y político francés. Personaje representativo de la cultu...
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
Traducción de César A. Comet
.
Los editores desean hacer constar su
agradecimient...
Henri Troyat
La araña
Premio Goncourt 1938
ÍNDICE
LA ARAÑA
LA ARAÑA
Primera Parte
Capítulo I
Capítulo II
Capítulo III
Capítulo IV
Capítulo V
Capítulo VI
HENRI CA...
Guardaos de hacer como la
araña, que convierte todos
los buenos manjares en
veneno.
Margarita de Navarra
HENRI CARTIERBRE...
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
Un timbrazo le hizo estremecer. Miró el reloj: la una. Ni su
madre ni sus hermanas ...
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
.
El ascensor estaba bloqueado en el tercero. La escalera olía a
comida enfriada y...
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
.
Tras algunos meses de tregua, reaparecieron las molestias de
Madame Fonsèque […]...
TROYAT, Henri. La araña. Premio Goncourt de Novela.
Vol. V. Ed. PLAZA & JANÉS Editores, S.A. Barcelona. 1967.
(2.ª ed.)
Autor y obra
.
Henri Troyat, seudónimo de Levón Aslani Thorosián, escritor, historiador y
biógrafo francés de origen arm...
Traducción de Domingo Pruna
Los editores desean hacer constar su
agradecimiento a «Editorial
Sudamericana», por haber auto...
CURIOSIDADES
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
¿Quién fue…
Marcel Proust?
GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA
.
LITERATURA FRANCESA
MARCEL PROUST
(París 1871-1922)
Marcel Proust ha logrado pasar a la p...
¿Se puede leer a
Marcel Proust en un
libro electrónico?
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA
.
LITERATURA FRANCESA
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
MARCEL PROUST
La actual encruc...
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA
.
LITERATURA FRANCESA
El futuro de los suplementos c...
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA
.
LITERATURA FRANCESA
Marcel, joven hipersensible pe...
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA
.
LITERATURA FRANCESA
Elementos de reflexión
 
La em...
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA
.
LITERATURA FRANCESA
Al abordar la lectura de su ex...
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA
.
LITERATURA FRANCESA
Principales personajes: el nar...
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA
.
LITERATURA FRANCESA
Comiendo una magdalena
 
Uno d...
¿De qué trata…
La condición humana
de André Malraux?
GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA
.
LITERATURA FRANCESA
ARTICLE PUBLICAT A “EL PAÍS” EL
07/11/03 PER JORGE SEMPRUN
André Mal...
GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA
.
LITERATURA FRANCESA
ANDRÉ MALRAUX
Al regresar de su segundo viaje a Indochina, en 1926, p...
GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA
.
LITERATURA FRANCESA
ANDRÉ MALRAUX
La Condición Humana
“Creo que en la vida existen varios...
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA
.
LITERATURA FRANCESA
“ ¿Cuál es, pues, la condición...
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA
.
LITERATURA FRANCESA
La condición humana pasa, pues...
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA
.
LITERATURA FRANCESA
"Podemos tener una claridad de...
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
Fotografías
GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA
.
LITERATURA FRANCESA
FOTOGRAFÍA FRANCESA
____SIGLO XX____
 HENRI CARTIER-BRESSON
(1908 – 2...
REFERENCIAS
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
MAGNUM
Referencias
Bibliográficas
PROUST, Marcel. A la sombra de las muchachas en
flor. Premio Goncourt de Novela. Vol. I. Ed.
PLAZA & JANÉS Editores, S.A. ...
AA.VV., Historia de la literatura
francesa, (coord. Javier del Prado),
Cátedra, 1994.
.
HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA
M...
.
AA.VV. Historia de la literatura mundial. Buenos Aires: Centro Editor de América Latina, 1977.
AA.VV. (1994): Historia ...
Referencias
Electrónicas
.
http://www.elmundo.es/elmundo/2012/09/21/espana/1348232495.html
http://yesterday.espacioblog.com/post/2007/04/10/aque-p...
.
http://www.hiru.com/literatura/la-novela-en-lengua-francesa-de-principios-del-siglo-xx
http://rickrozoff.files.wordpres...
.
http://www.elcoloquiodelosperros.net/numero28/andre28.jpg
http://www.ellibrepensador.com/2009/05/19/%E2%80%9Cla-condici...
GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA
LA LITERATURA FRANCESA
NOMBRE DE LA ALUMNA
UNIVERSIDAD NACIONAL DE EDUCACIÓN A DISTANCIA (UN...
NARRATIVA SIGLO XX: LITERATURA FRANCESA (HOMMES GONCOURT)
NARRATIVA SIGLO XX: LITERATURA FRANCESA (HOMMES GONCOURT)
NARRATIVA SIGLO XX: LITERATURA FRANCESA (HOMMES GONCOURT)
NARRATIVA SIGLO XX: LITERATURA FRANCESA (HOMMES GONCOURT)
NARRATIVA SIGLO XX: LITERATURA FRANCESA (HOMMES GONCOURT)
NARRATIVA SIGLO XX: LITERATURA FRANCESA (HOMMES GONCOURT)
NARRATIVA SIGLO XX: LITERATURA FRANCESA (HOMMES GONCOURT)
NARRATIVA SIGLO XX: LITERATURA FRANCESA (HOMMES GONCOURT)
NARRATIVA SIGLO XX: LITERATURA FRANCESA (HOMMES GONCOURT)
NARRATIVA SIGLO XX: LITERATURA FRANCESA (HOMMES GONCOURT)
NARRATIVA SIGLO XX: LITERATURA FRANCESA (HOMMES GONCOURT)
NARRATIVA SIGLO XX: LITERATURA FRANCESA (HOMMES GONCOURT)
NARRATIVA SIGLO XX: LITERATURA FRANCESA (HOMMES GONCOURT)
NARRATIVA SIGLO XX: LITERATURA FRANCESA (HOMMES GONCOURT)
NARRATIVA SIGLO XX: LITERATURA FRANCESA (HOMMES GONCOURT)
NARRATIVA SIGLO XX: LITERATURA FRANCESA (HOMMES GONCOURT)
NARRATIVA SIGLO XX: LITERATURA FRANCESA (HOMMES GONCOURT)
NARRATIVA SIGLO XX: LITERATURA FRANCESA (HOMMES GONCOURT)
of 96

NARRATIVA SIGLO XX: LITERATURA FRANCESA (HOMMES GONCOURT)

París fue durante la primera mitad del siglo XX la capital de la cultura mundial. La cultura francesa se caracterizará hasta la Segunda Guerra Mundial por su división entre el conservadurismo espiritualista y católico y el progresismo. La renovación narrativa viene de la mano de Marcel Proust, uno de los escritores más importantes del siglo. El primero de los siete tomos de su gran obra En busca del tiempo perdido apareció en 1913 y el último, póstumo, en 1927. Se trata fundamentalmente de la reconstrucción de una vida inspirada en la del propio autor, que es a la vez un amplio retrato de la sociedad de la época. Su compleja estructura, subjetiva y muy poco tradicional, tiene su origen en la memoria: la acción avanza a saltos, basándose en sensaciones y en las evocaciones que éstas despiertan. Los terribles hechos históricos (guerra, crisis económica) y los cambios artísticos marcan profundamente, en los años 30, las conciencias en el primer tercio del siglo: personajes de psicología compleja en ambientes de provincia; y acontecimientos políticos (fascismo, revoluciones) estimulan una narrativa comprometida de uno y otro signo: André Malraux plasma su inquieta vida en La condición humana (1933), extraordinaria reflexión sobre el idealismo político, y en La esperanza (1938), sobre la guerra civil española.
Published on: Mar 3, 2016
Published in: Career      
Source: www.slideshare.net


Transcripts - NARRATIVA SIGLO XX: LITERATURA FRANCESA (HOMMES GONCOURT)

  • 1. • . • GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA . L I T E R A T U R A . LITERATURA FRANCESA CONTEMPORÁNEA UNIVERSIDAD NACIONAL DE EDUCACIÓN A DISTANCIA 2013 - 2014
  • 2. GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA . LITERATURA FRANCESA LITERATURA FRANCESA ____SIGLO XX____ El estudio de la literatura francesa y su presencia en el entorno europeo y en particular en la Península Ibérica es relevante por sus relaciones, influencias y afinidades a lo largo de la historia. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM .
  • 3. “Los signos, el descifrado de los signos… ¿De qué signos se trataba? ¿Qué revelaban al ser descifrados? Si pudiese responder a estas preguntas, toda mi vida cambiaría, y no solamente mi vida, sino también —me atrevo a escribirlo, porque estoy seguro de que nadie leerá jamás estas líneas— el curso mismo de la Historia […]” .   TOURNIER, Michel. El rey de los Alisos. Premio Goncourt de Novela. Vol. VIII. Ed. PLAZA & JANÉS Editores, S.A. Barcelona. 1980. (3.ª ed.) p. 136 HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM
  • 4. PRESENTACIÓN HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM
  • 5. GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA PRESENTACIÓN Narrativa del siglo XX En el siglo XIX la novela se había impuesto como el género literario más apreciado, desplazando a la poesía y al teatro, y su creciente popularidad coincidió con el ascenso de la burguesía. Así la novela realista desplazó a la novela romántica, y ese realismo no era tan sólo una disciplina literaria sino una necesidad muy particular de una clase social también realista. A comienzos del siglo XX se da el auge del realismo tanto en la narrativa como en el teatro. La novela —tipo (Balzac o Maupassant) trata por lo general el tema de un determinado individuo en busca de un mundo superior a sus posibilidades; sus vicisitudes, los retratos físicos y morales que integran ese mundo, la descripción puntual de paisajes, ambientes, indumentarias. De ese modo un panorama de la realidad se filtra a través de esos autores, cada uno en su realidad (francesa, inglesa, rusa). Si bien es cierto que la novela anterior a la primera guerra mundial no correspondía con el de la plástica, que a través de Picasso llegaba a la destrucción de la herencia naturalista grecolatina y renacentista a través del cubismo, o la pintura de lo abstracto. En la literatura, especialmente la novela, tiene menos posibilidades de ruptura o de innovaciones que las otras artes;  ya que es un material menos adaptable que la pintura, la música o la escultura. A pesar de lo cual la novela del siglo XX intentó sustanciales experiencias en el campo formal y aún conceptual, aunque no existan tendencias homogéneas para clasificar tendencias definidas, como se puede hacer con la pintura (cubismo, expresionismo, surrealismo) o con la misma poesía (simbolismo, modernismo, surrealismo) o con el teatro. Sin embargo, se presentan a lo largo del siglo distintos procedimientos narrativos, aunque no los podamos agrupar homogéneamente. Por ejemplo: lo que podemos llamar “la novela clásica”, la heredera de la novela de los siglos XVIII y XIX, o sea, una novela con principio, trama y desenlace o epílogo “clásicos” –un desarrollo lineal en el tiempo-, se ha desvanecido en el correr del siglo XX, aunque de ninguna manera haya dejado de existir.
  • 6. GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA PRESENTACIÓN La estructura de la sociedad, que hasta entonces no se ponía en duda, comienza a ser seriamente cuestionada. Los personajes pierden, por lo común, la importancia que tenían, de “protagonistas” o de “grandes personajes”, para convertirse en arquetipos de la conducta contemporánea, personajes acosados por la búsqueda de su propia identidad y tratando de penetrar hasta el fondo las causas de sus profundos conflictos sociales. O trata de convertirse en vehículo para interpretar claves existenciales, vitales. Pero, en términos generales, puede afirmarse que el hilo anecdótico tradicional de la novela realista ha desaparecido, para fragmentar, complicar y distorsionar el encadenamiento de hechos –una línea horizontal en el tiempo– que era lo común de la novela anterior. Para lograr la destrucción de la novela clásica los procedimientos adoptados por los narradores del siglo XX son variados y por eso se hace imposible seguir la huella de una “constante” o de una “escuela”, como antes era posible clasificar una escuela romántica o una escuela realista. Sin embargo, dentro del aparente caos, el historiador de la literatura puede discernir el método que se presenta con más frecuencia, y en cierto sentido puede considerarse como una constante: el monólogo interior o lo que podemos llamar “la corriente del pensamiento”. Dentro de este procedimiento la subjetividad se convierte en el hilo conductor de la narración; la línea argumental puede así reducirse a percepciones íntimas. El tiempo ya no es clásicamente cronológico:  ahora es caleidoscópico y fragmentado. La novela, que junto con el cine, es el arte más conectado con el mundo contemporáneo, sufre el mismo proceso que el hombre del siglo: un despiadado proceso de deshumanización y de fragmentación. Los aciertos de este procedimiento son tangibles. En este caso hay una búsqueda más poética y patética del ser humano. La visión del artista, al hacerse carne y alma con la de su criatura, con la de su personaje, es mucho más profunda y rica. Las investigaciones de Freud no son ajenas a este proceso narrativo. Por supuesto que la vieja tradición narrativa sobrevive y cosecha una mayor cantidad de lectores al ser más directa y más fácil.
  • 7. GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA PRESENTACIÓN El realismo, llamémosle “clásico”, se manifiesta en la literatura de gran consumo (por ejemplo, la novela policiaca) pero también en autores de innegable talla artística. El siglo XX es importante en cuanto a la literatura por varios motivos: renovó la técnica de la escritura y de la impresión, también renovó los tópicos literarios a través de un enriquecimiento dado por las nuevas circunstancias que experimentan los héroes; generó nuevos mitos, no tan solemnes y ejemplificantes como los clásicos., pero más cercanos con respecto al lector. La literatura muestra en el correr del tiempo temas perennes que participan de la condición humana general más allá de las coordenadas espacio-temporales, que acompañan siempre a los mitos de todas las sociedades: la muerte, la soledad, la esperanza. La literatura, tratando de captar al ser y su relación con el mundo, no podía desconocer la existencia de fenómenos fundamentales de la sociedad moderna, que inciden directamente en la conciencia del hombre y en una revaloración de la condición humana. Además de los hechos históricos traumatizantes que llevan a una cosmovisión pesimista, debemos agregar fenómenos sociológicos que influyen decididamente en el nivel de comunicación del hombre con sus semejantes, en su relación con el mundo y en la autovaloración del individuo. La mecanización y la tecnocracia que desembocan en una sociedad de masas, genera un nuevo concepto del ser humano, cuya nota común es la impersonalidad, la masificación y la alienación. Esto altera tres elementos básicos del fenómeno literario: en lo conceptual, la visión del héroe; en lo técnico, la estructura del argumento de la obra; y en lo sociológico, el lugar del escritor en una determinada sociedad. Así el siglo XX genera sus temas propios de la conflictiva cultural moderna, la sociedad que adquiere un nuevo y angustioso concepto, la muerte se renueva en la forma de asumirse y entenderse; se produce una valoración del mundo onírico (del sueño) y por lo tanto la creación de nuevos temas sobre los cuales el escritor ha buscado, intensamente la manera técnica más efectiva de formularlos. El tiempo interior pautado a través de una duración psíquica que viene a reemplazar al tiempo físico espacial que pretendía dar una verosimilitud a la narración.
  • 8. GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA PRESENTACIÓN Ahondar en el conocimiento no sólo del cuerpo sino de la mente del individuo, llevó al descubrimiento de la existencia del inconsciente. De ahí que buena parte de la literatura contemporánea procure su formulación inicial a partir de los datos del mundo interior. Si el individuo conoce la existencia de ese nivel es probable que intente desentrañar su propio yo y a través de una introspección primaria tenga acceso, descendiendo al yo y procure observar y explicar el mundo desde esa perspectiva. Si hay un valor que la literatura contemporánea ha relegado contundentemente es la coherencia; todos los movimientos de vanguardia y, especialmente el surrealismo, buscaban una realidad última, la aceptación de la existencia de otros mundos paralelos (geométricos, oníricos…) Habla de una fisura en el cotidiano que informa de su incoherencia y que, por lo tanto, instaura lo ilógico. Admitiendo que sin ser su función básica la literatura informa de algo, llegamos inmediatamente al tema de comunicación, concepto que plantea una cuestión: la masificación y el retorno al yo, las dos formas fundamentales de la incomunicación, una generada por las relaciones sociales y otra consciente de esa separación (Julien Green con su Adrienne Mesurat es por lo demás ilustrativo al respecto). Se destruyó asimismo la actitud pasiva del lector; abordar una novela moderna no implica solamente un acto de fe y una aceptación de las leyes del juego que ella impone, sino que instaura una incomodidad, un detenimiento, una reflexión, un razonamiento, frecuentes relecturas producto, por ejemplo, de las fracturas del tiempo o de los diálogos superpuestos. La novela se amolda al cambio del mundo contemporáneo, si éste es masificado, conflictivo, absurdo por momentos y trágico en su generalidad, inevitablemente generará personajes literarios angustiados, problemáticos, sin aristas sobresalientes o intelectualizados hasta la alienación. Si los surrealistas plantearon la desmistificación de la realidad, la novela moderna planteó una triple desmistificación: la del héroe a través de un nuevo concepto, la del argumento de la obra que narra la relación del héroe con la comunidad, y la del escritor que ya no contempla distante los problemas ni es la divinidad que dirige todo lo que sucede, sino que se integra y por momentos se ve superado por su obra.
  • 9. GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA PRESENTACIÓN En el nuevo siglo, el escritor y el héroe comienzan por cuestionar toda la estructura social de un modo no emotivo sino racional. Comprenden que los héroes que genera tal sociedad, con una escala de valores tan tambaleante, más que superhombres son seres obsesionados, angustiados, grises, que generalmente intentan la integración en una maquinaria para la que no tienen solución, pero sí la evidencia de su experiencia. Reponerse, si sufrió una caída, acomodarse, si no estaba integrado, tal es la mecánica del héroe de la novela clásica; mientras que el héroe moderno, contemporáneo, a pesar de sus incoherencias y contradicciones, cuestiona su mundo. Se nota no sólo una renovación temática y técnica, sino que se verifican innovaciones en otros niveles como puede ser la presentación de nuevos tipos humanos que pueden adquirir categoría de tipos literarios como los niños y los locos. Técnicamente la novela contemporánea se estructura a partir de diversos planos, la utilización del diálogo, las reflexiones de los personajes, el epistolario que exterioriza más certeramente al personaje, la interpolación de documentos e incluso anota diarios sobre la composición de la novela misma. Esa renovación de las técnicas de escritura no es otra cosa que la búsqueda de posibles aperturas para llegar a regiones que eran totalmente desconocidas por el hombre (por ejemplo, el inconsciente) y a las cuales no podía tener acceso por las vías técnicas que se heredaron de la novela del siglo XIX.   Paralelamente, y como lógica consecuencia de testimoniar todas esas nuevas situaciones, se opera una inevitable evolución en el lenguaje que busca adecuarse a la difícil tarea de trasmitir toda la carga significativa que el titular de las narraciones capta y quiere comunicarnos.
  • 10. LITERATURA FRANCESA SIGLO XX HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM
  • 11. GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA LITERATURA FRANCESA LA NOVELA OCCIDENTAL CONTEMPORÁNEA Letras francesas (Premios Goncourt) La literatura francesa es una de las más pujantes de Europa, y no sólo incluye a los escritores nacidos en Francia, también a aquellos nacidos en las antiguas colonias cuyo idioma es el francés (por ejemplo, Albert Camus o Marguerite Duras) En el siglo XX el Surrealismo literario hizo su aparición, con autores como Guillaume Apollinaire y Paul Eluard, entre otros. La narrativa francesa de los años 50 vino representada por el Existencialismo, cuyos máximos representantes fueron Jean-Paul Sartre, Simone de Beauvoir y Albert Camus. Marguerite Duras y Marguerite Yourcenar, destacaron también en el s. XX. La literatura francesa y su presencia en el entorno europeo y en particular en la Península Ibérica es relevante por sus relaciones, influencias y afinidades a lo largo de la historia. El imperialismo y colonialismo francés en América, África, y el Medio y Lejano Oriente, llevaron el idioma francés a culturas no europeas que ampliaron el ámbito tanto geográfico como temático de la literatura francesa actual, enriqueciéndola tanto en el fondo como en la forma. Esta superposición cultural expresada en francés, unida a un duro proceso de descolonización, marcó profundamente la literatura francesa del siglo XX.
  • 12. GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA PREMIOS GONCOURT Otros acontecimientos de gran impacto fueron las dos guerras mundiales. Los movimientos literarios de mayor importancia fueron el surrealismo (André Breton, Robert Desnos); el existencialismo (Gabriel Marcel, Jean-Paul Sartre, Albert Camus, Simone de Beauvoir y Maurice Merleau-Ponty); el Nouveau roman (Alain Robbe-Grillet, Nathalie Sarraute, Samuel Beckett); y el Teatro del absurdo (Antonin Artaud, Samuel Beckett, Eugène Ionesco, Arthur Adamov). Sin embargo, la inmensa mayoría de los autores del siglo XX en Francia se caracterizaron por no pertenecer a ningún movimiento definido ni a ninguna escuela, una tendencia que será más marcada según avanza el siglo. Bajo los ideales aristocráticos del antiguo régimen (el "honnête homme"), el espíritu nacionalista de la Francia post-revolucionaria, y la generalización de la enseñanza pública y gratuita a partir de la Tercera República, los franceses llegaron a tener una profunda conexión cultural con su herencia literaria. Actualmente los temas literarios importan mucho a los ciudadanos franceses y tienen un importante papel en su sentido de identidad. París fue durante la primera mitad del siglo XX la capital de la cultura mundial. La herencia renovadora del simbolismo se prolongó a principios de siglo en la gran obra de Proust, y en el periodo de entreguerras, Francia se convirtió en escenario privilegiado de la revolución que las vanguardias llevarían a cabo en las artes. Proust y otros narradores de entresiglos La cultura francesa se caracterizará hasta la II Guerra Mundial por su división entre el conservadurismo espiritualista y católico y el progresismo. Los novelistas de transición desde el XIX lo muestran claramente: al primer grupo pertenecen Paul Bourget (1852-1935) y Maurice Barrès (1862-1923); al segundo, Anatole France (1844-1924) y Romain Rolland (1866-1944), autor de la extensa novela Jean-Chistophe.
  • 13. GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA PREMIOS GONCOURT La renovación narrativa viene de la mano de dos grandes autores: André Gide y Marcel Proust. André Gide (1869-1951) simboliza con su propia vida la confusión espiritual de su época: calvinista convertido al catolicismo, casado y homosexual, comunista y crítico del estalinismo. Obtuvo el premio Nobel de Literatura en 1947. En sus densas obras (El inmoralista, 1902; Los sótanos del Vaticano, 1914; Los monederos falsos, 1925) analiza sus conflictos espirituales con ironía y aplica técnicas modernas: la novela dentro de la novela. Marcel Proust es uno de los escritores más importantes del siglo. El primero de los siete tomos de su gran obra En busca del tiempo perdido apareció en 1913 y el último, póstumo, en 1927. Se trata fundamentalmente de la reconstrucción de una vida inspirada en la del propio autor, que es a la vez un amplio retrato de la sociedad de la época. Su compleja estructura, subjetiva y muy poco tradicional, y tiene su origen en la memoria: la acción avanza a saltos, basándose en sensaciones y en las evocaciones que éstas despiertan. Los difíciles años treinta Los terribles hechos históricos (guerra, crisis económica) y los cambios artísticos marcan profundamente las conciencias en el primer tercio del siglo. Surge una narrativa católica, formalmente tradicional, que se plantea hondos problemas morales (mal, pecado, misterio) mediante personajes de psicología compleja en ambientes de provincia y los acontecimientos políticos (fascismo, revoluciones) estimulan una narrativa comprometida de uno y otro signo: André Malraux plasma su inquieta vida en  La condición humana (1933), extraordinaria reflexión sobre el idealismo político, y en  La esperanza (1938), sobre la guerra civil española. Escribió también ensayos y sus recuerdos, Antimemorias (1971).
  • 14. PREMIOS GONCOURT HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM
  • 15. Marcel Proust A la sombra de las muchachas en flor (volumen 2 de En busca del tiempo perdido,) Premio Goncourt 1919
  • 16. ÍNDICE EN BUSCA DEL TIEMPO PERDIDO Para muchos historiadores y críticos, «En busca del tiempo perdido» no sólo es una obra cumbre de las letras francesas del siglo XX, sino también una de las más grandes creaciones literarias de todas las épocas, en la que la trasposición en el relato de la vida de Marcel Proust (1871-1922), así como de personaje s y ambientes sociales de su tiempo, dio forma a un nuevo y fecundo camino en el campo de la novela. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM I.Por el camino de Swann  Primera Parte: Combray  Segunda Parte: Un amor de Swann  Tercera Parte: Nombres de tierras: El nombre I.A la sombra de las muchachas en flor II.El mundo de Guermantes III.Sodoma y Gomorra IV.La prisionera V.La fugitiva VI.El tiempo recobrado
  • 17. En busca del tiempo perdido (Fragmentos) HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM
  • 18. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM El primer volumen que abre este gran ciclo novelístico, ya contiene la esencia y los grandes temas que se irán desarrollando con insólita maestría a lo largo de la rica y laberíntica narrativa proustiana: desde su lúcido examen del paso del tiempo y de los resortes de la memoria que llevan al individuo a evocar el pasado y reconstruirlo, hasta su particular concepción del amor como algo pasional pero también tormentoso; sin olvidar el exuberante retrato social del mundo de la aristocracia y la alta burguesía francesa que Proust conoció, o las agudas reflexiones sobre el arte como uno de los grandes logros del ser humano. . Parte I. Combray Mucho tiempo he estado acostándome temprano. A veces apenas había apagado la bujía, cerrábanse mis ojos tan presto, que ni tiempo tenía para decirme: «Ya me duermo» . Y media hora después despertábame la idea de que ya era hora de ir a buscar el sueño; quería dejar el libro, que se me figuraba tener aún entre las manos, y apagar de un soplo la luz… Parte II. Un amor de Swann Lo mismo que un hombre inteligente no tiene miedo de parecer tonto a otro hombre inteligente, el hombre elegante no teme que su elegancia pase inadvertida para el gran señor, sino para el rústico. Las tres cuartas partes de los alardes de ingenio y las mentiras de vanidad que, rebajándose, prodigaron desde que el mundo es mundo los hombres, van dedicadas a gente inferior.
  • 19. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM El elegante París y la tranquila localidad balnearia de Balbec son los dos grandes escenarios en los que se mueve A la sombra de las muchachas en flor, relato centrado en la iniciación del narrador en asuntos amorosos y pasionales, así como en la vívida descripción de sus primeros contactos con el arte y el acto creativo. Por los senderos de la memoria desfilan recuerdos, espacios, impresiones y un elenco de personajes inolvidables en el que la presencia femenina cobra una especial relevancia. . Parte I. Porque cuando ansiamos recibir determinadas impresiones de Naturaleza o de Arte con la esperanza del que va a hacer un descubrimiento precioso, sentimos mucho escrúpulo en dejar que penetren en nuestra alma, en lugar de aquéllas, otras impresiones menores, que pueden equivocarnos respecto al valor exacto de lo Bello. La Berma en Andromaque, en Les Caprices de Marianne, en Phédre, era una de las grandes cosas que mi imaginación tenía muy deseadas. Y si alguna vez oía yo recitar a la Berma esos versos de On dit qu’un prompt départ vous éloígne de nous, Seigneur . . . sentiría el mismo arrobo que el día en que una góndola me llevara hasta el pie del Ticiano de los Frari o de los Carpaccios de San Giorgio. Conocíalos yo por reproducciones en negro de las que se dan en las ediciones impresas; pero me saltaba el corazón al pensar, como en la realización de un viaje, que los vería alguna vez bañarse efectivamente en la atmósfera y en la soleada claridad de la voz áurea.
  • 20. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM . En este tercer volumen de "En busca del tiempo perdido", el autor francés dibuja con detalle y de un modo casi palpable el brillante universo de la nobleza que tan bien conocía. Un universo que, a pesar de su opulencia y elegancia, se empezaba a resquebrajar, víctima de las circunstancias históricas y de ese inexorable paso del tiempo que tanto preocupa al sensible narrador de la novela. El tránsito por La parte de Guermantes traslada al lector a los ambientes en los que se movía la aristocracia francesa, en un principio contrapuesta a la clase burguesa, pero con la que acabará estableciendo una relación de complementariedad ante su progresivo e imparable declive. “Con el sueño ocurre como con la percepción del mundo exterior. Basta una modificación en nuestras costumbres para volverlo poético, basta que, al desvestirnos, nos hayamos quedado dormidos sin querer sobre la cama para que cambien sus dimensiones y se sienta su belleza…” Nota: A partir de este volumen, todas las citas pertenecen a: PROUST, Marcel. En busca del tiempo perdido. Vol. 3 / 4 / 5 / 6 / 7. Traducción de Carlos Manzano. DeBolsillo. Barcelona. 2005.
  • 21. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM . Además de revolucionar la narrativa con un estilo sin parangón en la historia de la literatura, Marcel Proust fue el primer autor moderno que exploró abiertamente en su obra el tema de la homosexualidad. Y fue en Sodoma y Gomorra, el cuarto volumen de su magistral En busca del tiempo perdido, donde ahondó con mayor intensidad en el amor homosexual, tanto masculino como femenino. A través de las relaciones sentimentales del barón de Charlus, por un lado, y de la memorable Albertine, por otro, Proust no solo se adentra en las pasiones humanas vinculadas tanto al deseo como a la frustración, sino que también se convierte en un personalísimo cronista de la decadencia de todo un estrato social en la transición de Francia hacia la modernidad del nuevo siglo. Primera aparición de los hombres-mujeres, descendientes de aquellos habitantes de Sodoma que fueron perdonados por el fuego del cielo La mujer tendrá a Gomorra y el hombre tendrá a Sodoma. Alfredo de Vigny La razón es la que nos abre los ojos; un error disipado nos da un sentido más. Las personas que no gustan de referirse como a ejemplos de esta ley a los señores de Charlus conocidos suyos, de quienes durante mucho tiempo no habían sospechado hasta el día en que sobre la lisa superficie del individuo semejante a los demás han llegado a aparecer, trazados con una tinta hasta ese instante invisible, los caracteres que componen la palabra cara a los antiguos griegos, no tienen, para persuadirse de que el mundo que los rodea se les aparece primeramente desnudo, despojado de mil ornamentos que ofrece a otros más instruidos, más que recordar cuántas veces, en la vida, les ha ocurrido estar a punto de cometer un error
  • 22. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM El amor y las obsesiones de las que irremediablemente va acompañado son el eje vertebrador de La prisionera, el quinto volumen de En busca del tiempo perdido, la colosal obra con la que Marcel Proust se erigió como uno de los mejores escritores de la historia de la literatura. A partir de la reclusión de Albertine, la amante del narrador protagonista, Proust analiza con su particular y penetrante mirada las relaciones amorosas y los sentimientos encontrados que acaban provocando en los amantes, como deseo y sensualidad, pero también celos y frustración. . La prohibición de entrar en mi cuarto antes de que yo llamase le hacía mucha gracia. Como llegó también a adoptar nuestra costumbre familiar de las citas y empleaba las de las piezas de teatro que ella había representado en el convento y que yo le había dicho que me gustaban, me comparaba siempre con Asuero: Et la mort est le prix de tout audacieux Qui sans être appelé se présente à ses yeux. Traducción: Rien ne met à l'abri de cet ordre fatal Ni le rang, ni le sexe, et le crime est égal. Moi-même... je suis à cette loi comme une autre soumise, Etsans le prévenir il fautpour lui parler Qu'il me cherche ou du moins qu'il me fasse appeler «Y la muerte, ese precio que paga el temerario / que ante él se presenta sin haberle llamado. / Nada puede eximir de esta orden fatal, / ni la estirpe ni el sexo, que igual es el delito. Yo misma… / sometida a esa ley, como cualquiera, estoy, / y esperar es preciso, para hablarle, / que sea él quien me busque o, al menos, me requiera.»
  • 23. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM Después de los acontecimientos explicados en La prisionera, el anterior volumen de En busca del tiempo perdido, el narrador tiene que afrontar el hecho irreversible de que Albertine ha desaparecido para siempre. Tan solo la capacidad transformadora del paso del tiempo puede atenuar la intensidad de los sentimientos que se experimentan ante la amante perdida. Albertine desaparecida surge como reverso y respuesta a la historia relatada en La prisionera. . “Fue en medio del atroz quebranto de su revelación en Balbec cuando me dijo -como una cosa de lo más natural y que yo, con llevarme el disgusto más grande de mi vida, aparenté encontrar muy natural- la cosa que en mis peores suposiciones jamás hubiera tenido la audacia de imaginar (resulta extraño comprobar hasta qué punto los celos, que tanto tiempo pasan forjando pequeñas conjeturas en el ámbito de lo falso, carecen de imaginación cuando se trata de descubrir lo verdadero).” Y ese amor, nacido sobre todo de una necesidad de impedir que Albertine hiciera el mal, había conservado posteriormente la impronta de su origen. Estar con ella me importaba poco, con tal que pudiese evitar que «el ser fugitivo» fuese aquí o allá. Para evitárselo, había apelado a los ojos, a la compañía de las personas que iban con ella, y con tal que me hiciesen por la noche un informe bien tranquilizador, mis inquietudes se desvanecían en buen humor. Tras afirmarme a mí mismo que, hiciese yo lo que hiciese, Albertine estaría de regreso en casa aquella misma noche, suspendí el dolor que me causara Françoise diciéndome que Albertine se había marchado (porque entonces mi ser, pillado desprevenido, creyó por un instante que la marcha era definitiva)…
  • 24. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM El implacable paso de los años transforma a las personas hasta el punto de convertirse en espectros de lo que una vez fueron. El narrador de El tiempo recobrado observa a través de su particular prisma a la gente que le ha rodeado a lo largo de toda su vida y se aproxima al momento en el que, gracias a sus recuerdos, alcance una revelación artística y vital. En narración final se termina de cruzar el puente que el autor tendió del pasado hacia el presente y se ofrecen algunas de las claves que contribuyen a cerrar el ciclo narrativo más sobresaliente del último siglo. . Y muy lejos de creerme desgraciado por esta vida sin amigos, sin conversación, como han llegado a creer los más grandes, me daba cuenta de que las fuerzas de exaltación que se gastan en la amistad son vanas, se dirigen a una amistad particular que no lleva a nada y se desvían de una verdad a la que podían conducirnos. Pero en fin, aun cuando me fueran necesarios intervalos de reposo y de compañía, sentía que, más que las conversaciones intelectuales que la gente del gran mundo cree útiles para los escritores, ligeros amoríos con muchachas en flor serían un alimento selecto que yo podría en rigor permitir a mi imaginación, como al caballo famoso alimentado sólo de rosas. Lo que, de pronto, volvía yo a desear era aquello que soñé en Balbec, cuando, sin conocerlas todavía, vi pasar ante el mar a Albertina, a Andrea y a sus amigas. Pero desgraciadamente ya no podía intentar volver a ver a aquellas que precisamente en aquel momento tanto deseaba. La acción de los años, que había transformado a todos los seres a los que vi este día, y a la misma Gilberta, había ciertamente convertido a todas las que sobrevivían, como habría convertido a Albertina si no hubiera muerto, en unas mujeres demasiado diferentes de las que yo recordaba. Sufría por verme obligado a alcanzarlas, pues el tiempo que cambia los seres no modifica la imagen que conservamos de ellos…
  • 25. PROUST, Marcel. A la sombra de las muchachas en flor. Premio Goncourt de Novela. Vol. I. Ed. PLAZA & JANÉS Editores, S.A. Barcelona. 1964. (2.ª ed.)
  • 26. Autor y obra A la sombra de las muchachas en flor, de Marcel Proust . Esta obra obtuvo el decimoséptimo Premio Goncourt el 10 de diciembre de 1919, por seis votos contra cuatro, que recayeron sobre Roland Dorgelès por su obra Les Croix de Bois. La votación, que exigió tres vueltas, se efctuó en el Restaurante Drouant. Se hallaban presentes: Gustave Geffroy, Elémir Bourges, Léon Hennique, Rosny, el mayor, Léon Daudet, Jean Ajalbert, Henri Céard y Rosny, el joven. Marcel Proust nació en París, el 10 de julio de 1871. Murió el 18 de noviembre de 1922. A la sombra de las muchachas en flor forma parte de En busca del tiempo perdido, la obra capital de su autor.
  • 27. Traducción de Pedro Salinas La impresión, a cargo de GRÁFICAS GUADA, S. R. C., Rosellón, 24, Barcelona, quedó ultimada en 1964. . HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM
  • 28. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM LA CONDICIÓN HUMANA / ÍNDICE Primera Parte 21 de marzo de 1927 Segunda Parte 22 de marzo de 1927 Tercera Parte 29 de marzo de 1927 Cuarta Parte 11 de abril de 1927 12 y media de la noche Una de la mañana 4 de la mañana 4 y media de la mañana 11 de la mañana Una de la tarde 5 de la tarde Al día, siguiente, a las 4 29 de marzo 12 y media La una Las tres 3 y media Las seis 10 y media . Quinta Parte 11 de abril de 1927 Sexta Parte 11 de abril de 1927 Las 11 y 15 Las 11 y 30 12 de la noche Una y media Las cinco Las diez Las cuatro Las seis Al día siguiente Séptima Parte Julio de 1927 París, julio Kobe
  • 29. A Eddy Du Perron HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM .
  • 30. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM . Sacudida por su angustia, la noche bullía como una enorme humareda negra, llena de chispas; al ritmo de su respiración, cada vez menos anhelante, se inmovilizó, y, en el desgarrón de las nubes, aparecieron las estrellas, con su movimiento eterno, que le invadió, con el aire más fresco de fuera. Una sirena se elevó y luego se perdió en aquella serenidad punzante. Abajo, muy abajo, las luces de medianoche, reflejadas a través de una bruma amarilla por el macadam mojado, por las pálidas rayas de los rieles, palpitaban con la vida de los hombres que no matan. Eran millones de vidas, y todas ahora rechazaban a la suya; pero, ¿qué significaba su condenación miserable, al lado de la muerte que se retiraba de él, que parecía deslizarse fuera de su cuerpo a grandes oleadas, como la sangre del otro? Toda aquella sombra, inmóvil o centelleante, era la vida, como el río, como el mar, invisible a lo lejos –el mar... –. Respirando, por fin, hasta lo más profundo de su pecho, le pareció unirse a aquella vida con un agradecimiento sin límite, al borde del llanto, tan trastornado como antes. «Hay que escapar...» Permaneció contemplando el movimiento de los autos y de los transeúntes, que corrían bajo sus pies por la calle iluminada, como un ciego curado mira, como un hambriento come. Ávidamente, insaciable de vida, hubiese querido tocar aquellos cuerpos. Una sirena llenó todo el horizonte, más allá del río: el relevo de los obreros de noche, en el arsenal. ¡Que los imbéciles obreros fuesen a fabricar las armas destinadas a matar a quienes combatían por ellos! ¿Aquella ciudad iluminada continuaría poseída como un campo por su dictador militar, vendida hasta la muerte, como un rebaño, a los jefes de guerra y a los comercios de Occidente? […]
  • 31. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM En manos del ejército revolucionario Shanghai, sería preciso que el Kuomintang eligiese al fin entre la democracia y el comunismo. Las democracias tienen siempre buenos clientes. Y una sociedad puede obtener beneficios sin apoyarse en los tratados. Por el contrario, sovietizada la ciudad, el Consorcio Francoasiático –y con él todo el comercio francés de Shanghai– se derrumbaría; Ferral suponía que las potencias abandonarían a sus nacionales, como había hecho Inglaterra en Han-Kow. que . Su objeto inmediato consistía enhacerla ciudad no fuese tomada antes de la llegada del ejército; en que los comunistas no pudiesen nada solos. –¿Cuántas tropas hay además del tren blindado? –Dos mil hombres de policía y una brigada de infantería, señor Ferral. –¿Y de revolucionarios capaces de hacer otra cosa que no sea charlar? –Armados, algunos centenares apenas... En cuanto a los demás, no creo que merezca la pena hablar de ellos. Como aquí no hay servicio militar, no saben servirse de un fusil: no lo olvide usted. Esos muchachos, en febrero, eran dos o tres mil, contando a los comunistas... Son, sin duda, un poco más numerosos ahora. Pero, en febrero, el ejército del gobierno no estaba destruido. –¿Cuántos le seguirán? –continuó Martial–. Porque, vea usted, señor Ferral, que con eso no adelantamos mucho. Hay que conocer la psicología de los jefes... La de los hombres la conozco un poco. El chino, ya ve usted…
  • 32. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM Había que esperar veinte minutos. Caminó al azar. Las lámparas de petróleo se encendían en el fondo de las tiendas; aquí y allá, algunas siluetas de árboles y de los ángulos de las casas ascendían por el cielo del Oeste, donde persistía una luz sin origen que parecía emanar de la suavidad misma del cielo y reunirse, en lo más alto, al apaciguamiento de la noche. A pesar de los soldados y de las uniones obreras, en el fondo de sus tenderetes los médicos que ostentaban un sapo como insignia, los vendedores de hierbas y de monstruos, los escribanos públicos, los echadores de suertes, los astrólogos y los que decían la buena ventura continuaban sus oficios lunares en la luz turbia en que desaparecían las manchas de sangre. . Las sombras se perdían en el suelo, más bien que alargarse, bañadas de una azulada fosforescencia; el último resplandor de aquella tarde única, que se iba muy lejos, a cualquier parte del mundo, y cuyo único reflejo acababa de bañar la tierra, lucía débilmente en el fondo de un arco enorme, que remataba una pagoda cubierta de hiedra, ya negra. A lo lejos, un batallón se perdía en la noche cargada de niebla a ras del río, más allá de una baraúnda de campanillas y de fonógrafos, acribillado todo por la iluminación. Kyo descendió también hasta una cantera de bloques enormes: los de las murallas derruidas en señal de liberación de la China […] Por fin Han-Kow. Unos pousses esperaban en el muelle; pero la ansiedad de Kyo era demasiado grande para que pudiese permanecer inmóvil. Prefirió caminar: la concesión británica, que Inglaterra había abandonado en enero, y los grandes bancos mundiales cerrados pero no ocupados... «Extraña sensación la de la angustia: sentimos en el ritmo del corazón que se respira mal, como si respirásemos con el corazón...»
  • 33. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM . –¿Yo? ¡Vuélvase bajo tierra! ¡Estallo! Figúrese que, si yo tuviese ese dinero, lo emplearía en imitar a un alto funcionario holandés de Sumatra, que se paseaba todos los años, cuando volvía a acariciar sus tulipanes, ante la costa de Arabia. Amigo mío, eso le sugirió la idea (conviene decir que esto pasaba hacia 1860) de ir a hurgar los tesoros de La Meca. Parece que son considerables, y, dorados, dorados, están en grandes cuevas oscuras, donde siempre los han escondido los peregrinos. En una de esas cuevas es donde yo quisiera vivir... Por fin, mi tulipanista tuvo una herencia y se fue a las Antillas para reclutar un equipo de piratas, a fin de conquistar La Meca por sorpresa con una porción de armas modernas: fusiles de dos caños, bayonetas de tornillo, ¡qué sé yo! Las embarca... ¡Ni una palabra!... Se las lleva para allá... Se llevó el índice a los labios, gozando con la nerviosidad del polaco, que parecía una complicidad. Comenzó otra vez a hacer girar el cenicero. –¡Bueno! Se sublevan; lo degüellan meticulosamente y se entregan con el barco y una piratería nada poética, en un mar cualquiera. Es una historia verdadera; y, además, moral. Pero, le decía yo, es una locura, una locura que usted cuente conmigo para encontrar los veinte mil. ¿Quiere usted que vea a algunos sujetos, o algo por el estilo?
  • 34. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM . A través de la bruma, el automóvil se introdujo en la larga avenida enarenada que conducía a una casa de juego. «Tengo tiempo de subir –pensó Clappique–, antes de ir al Black-Cat.» Se había propuesto no faltar a la cita de Kyo, a causa del dinero que esperaba de él, y porque quizá aquella vez no iba a prevenirle, sino a salvarle. Había obtenido sin trabajo los informes que Kyo le había pedido: los indicadores sabían que para las once estaba previsto un movimiento de tropas especiales de Chiang Kaishek, y que todos los comités comunistas quedarían cercados. Ya no se trataba de decir: «La reacción es inminente», sino: «No piense usted esta noche en ningún comité.» No había olvidado que Kyo tenía que marcharse antes de las once y media. Aquella noche, pues, tendría alguna reunión comunista, que Chiang Kaishek pretendería impedir. Lo que sabían los policías era algunas veces falso; pero la coincidencia resultaba demasiado evidente. Una vez prevenido, Kyo podía hacer que se suspendiera la reunión, o, si ya fuese demasiado tarde, no acudir a ella. «Si me da cien dólares, quizá tenga bastante dinero: cien y los ciento diecisiete adquiridos esta tarde por las vías simpáticas y uniformemente ilegales, doscientos diecisiete... Pero tal vez no tenga nada: esta vez no hay armas a la vista. Tratemos, primero, de desenvolvernos solos.» El auto se detuvo. Clappique, vestido de smoking, entregó dos dólares. El chófer, descubriéndose, le dio las gracias, con una ancha sonrisa; la carrera costaba un dólar.
  • 35. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM . El guardián llevaba el alimento. Pasó por entre los barrotes dos tazas llenas de un magma color de barro, con un olor tan fétido como el de la atmósfera. Lo sacaba de una marmita con un cucharón, arrojaba la compacta papilla en la taza, donde caía con un «ploc», y se la pasaba después a los presos de la otra jaula, uno a uno. –No merece la pena –dijo una voz–: eso es para mañana. (–Su ejecución –dijo el mandarín a Kyo.) –Para mí también –dijo otra voz–. Podrías darme doble ración: a mí eso me produce hambre. –¿Quieres un puñetazo en la cara? –preguntó el guardián. Entró un soldado y le formuló una pregunta. Pasó después a la jaula de la derecha y golpeó blandamente un cuerpo. –Se mueve –dijo–. Sin duda, todavía vive... El soldado salió. Kyo miraba con toda atención, y procuraba ver a cuáles de aquellas sombras pertenecían aquellas voces, tan próximas a la muerte –como él, quizá–. Era imposible distinguirlos: aquellos hombres morirían antes de haber sido para él otra cosa que voces. –¿No come usted? –le preguntó su compañero. –No. –Al principio, siempre se hace eso...
  • 36. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM Kobe En plena luz de la primavera, May, demasiado pobre para alquilar un coche, ascendía hacia la casa de Kama. Si el equipaje de Gisors era pesado, habría que pedir prestado algún dinero al anciano pintor para llegar hasta el barco. Al abandonar Shanghai, Gisors le había dicho que se refugiaba en casa de Kama; al llegar, le había enviado su dirección. Luego, nada. Ni siquiera cuando ella le había hecho saber que había sido nombrado profesor en el instituto Sun-Yat-Sen, de Moscú. ¿Por temor a la policía japonesa? . Mientras caminaba, leía una carta de Pei, que le había sido entregada a la llegada del barco a Kobe, cuando había ido a que le visasen su pasaporte.   ... y todos los que han podido huir de Shanghai les esperan. He recibido los folletos...   Había publicado, anónimamente, dos relatos de la muerte de Chen; uno de ellos, de acuerdo con su corazón: «El asesinato del dictador constituye el deber del individuo ante sí mismo, y debe ser separado de la acción política determinada por las fuerzas colectivas.» El otro, para los tradicionalistas: «Del mismo modo que el deber final –la influencia que ejercen sobre nosotros nuestros antepasados– nos obliga a buscar nuestra vida más noble, así exige de cada uno el asesinato del usurpador.» Las imprentas clandestinas reimprimían ya aquellos folletos.
  • 37. MALRAUX, André. La condición humana. Premio Goncourt de Novela. Vol. VII. Ed. PLAZA & JANÉS Editores, S.A. Barcelona. 1969. (3.ª ed.) Fragmentos
  • 38. Autor y obra . André Malraux (1901 1976), novelista, aventurero y político francés. Personaje representativo de la cultura francesa de los años 30 del siglo XX, en su vida se confunden los elementos novelados del escritor con la expresión del hombre público, la propaganda del político y la realidad de los hechos históricos que vivió. André padecía el Síndrome de Tourette, una afección que provocaba las características muecas, guiños y tics que tanto le distinguieron en vida durante sus apariciones públicas y entrevistas. Nacido Georges-André Malraux, su padre, Fernand, era un agente de bolsa apasionado por los inventos y la mecánica, que abandonó a su familia y se casó de nuevo, teniendo dos hijos Roland y Claude Malraux y posteriormente se suicidaría. André pasó una infancia acomodada en Bondy, suburbio de clase media en las afueras de París, en compañía de su madre Berthe, su tía y su abuela quienes regentaban una pastelería. A pesar de no sufrir estrecheces económicas y de disponer de una educación privada y un reducido grupo de buenos amigos, el escritor resumió en las primeras líneas de sus Antimemorias aquella aquella etapa de este modo:  casi todos los escritores que conozco recuerdan con cariño su infancia, yo odio la mía.
  • 39. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM Traducción de César A. Comet . Los editores desean hacer constar su agradecimiento a «Editorial Sudamericana», por haber autorizado utilizar la traducción de La condición humana, prestando de este modo una valiosa colaboración en la realización de este volumen. La impresión, a cargo de GRÁFICAS GUADA, S. R. C., Virgen de Guadalupe, 21-33, Esplugas de Llobregat (Barcelona), quedó ultimada el mes de julio de 1969.
  • 40. Henri Troyat La araña Premio Goncourt 1938
  • 41. ÍNDICE LA ARAÑA LA ARAÑA Primera Parte Capítulo I Capítulo II Capítulo III Capítulo IV Capítulo V Capítulo VI HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM LA ARAÑA Segunda Parte Capítulo I Capítulo II Capítulo III Capítulo IV Capítulo V Capítulo VI Capítulo VII Tercera Parte Capítulo I Capítulo II Capítulo III Capítulo IV Capítulo V Capítulo VI Capítulo VII Capítulo VIII La obra de Troyat,La Araña (1938) se inscribe dentro de la tradición intimista y psicológica francesa. La araña va a desarrollar la estrategia de chantaje de un hombre que busca la atención de su familia simulando sucesivos suicidios…
  • 42. Guardaos de hacer como la araña, que convierte todos los buenos manjares en veneno. Margarita de Navarra HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM .
  • 43. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM Un timbrazo le hizo estremecer. Miró el reloj: la una. Ni su madre ni sus hermanas podían estar de regreso. Unos pocos pasos se acercaban por el sonoro corredor. Gérard Fonsèque se incorporó fuera del cobertor. —¿Quién es? —Lequesne. ¿Le molesto? La hoja de la puerta se abrió y apareció un joven alto de rostro anguloso y moreno como sílex, y ojos cansados de muchacha. La nuez destacaba netamente en su cuello irritado por la navaja de afeitar. Llevaba zapatos de charol. Se detuvo, turbado, en el umbral de la habitación, cuyos postigos entornados mantenían una penumbra cálida, humosa. . En las paredes había estantes atestados de libros. Sobre una mesa, papeles esparcidos en torno a una calavera de escayola que servía de tintero. La atmósfera olía a sudor acre y a medicamentos. […] Se deslizó por la antesala, oscura, atestada de abrigos. Necesitaba estar solo para recobrar aliento. La tontería, la fealdad, el olor de aquellas gentes le asaltaban como en una pesadilla. Cada uno de ellos tomado aparte, puede parecer soportable. Pero, en grupo, el animal aflora bajo sus rostros, y el imbécil bajo sus palabras…
  • 44. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM . El ascensor estaba bloqueado en el tercero. La escalera olía a comida enfriada y a lejía. Voces chillonas y entrechocar de vajilla atravesaban las puertas de contrachapado color chocolate. Cada familia estaba aparcada en su alvéolo, con sus alegrías, sus tristezas, sus manías, y una delgada capa de cemento la separaba tan sólo de las familias de a la derecha, de a la izquierda, de abajo, de arriba, las cuales, a su vez, tenían también sus alegrías, sus tristezas, sus manías, y se burlaban de las de sus vecinos. Un hacinamiento de vidas humanas, recortado en cubos y encajonado con esmero de estudiante de medicina. […] Se sentó en el borde de la cama, al lado de su hermana […] —¡Es tan simpático, tan guapo, tan fuerte! ¡Tú no le conoces! De conocerle, le querrías… […] —Me gustaría que apagases la luz, Elisabeth […] Cuando se hubo quedado sola, hundió la cara en la almohada y guardó bravíamente las lágrimas… Al día siguiente, Elisabeth abandonó el piso de los Fonsèque para ir a vivir de nuevo en casa de su marido. Dos semanas más tarde, el matrimonio partía hacia Metz, donde Joseph Tellier había conseguido una plaza de porvenir en una filial de la casa Aucoc. Esta huida imprevista conmovió profundamente a Gérard. Fue con muchos circunloquios que su madre le propuso que se ocupase un poco en el almacén. Rehusó de plano. Y Madame Fonsèque vendió su tienda.
  • 45. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM . Tras algunos meses de tregua, reaparecieron las molestias de Madame Fonsèque […] Vomitaba sangre. Alzó hacia él una cara descolorida, de labios tumefactos, babeantes, de grandes ojos tiernos que no comprendían nada […] Gérard comprendió que todo estaba acabado. Las semanas siguientes las vivió como un sonámbulo […] Llevaba el escrúpulo hasta hacerse leer los partes médicos que todos los días eran enviados a Metz. No obstante, los cuidados prescritos por el doctor habían sido rebasados por la dolencia. A veces parecía como si ya no respirase. Pero, al cabo de unos instantes, el pecho se levantaba y bajaba cada vez más de prisa. La enferma comía el aire a grandes bocados […] A las once de la noche hubo que acostar a Marie-Claude, agotada de fatiga y de pena. Repetía infatigablemente que ella era la única responsable del drama y que no tendría bastante con toda la vida para expiarlo. Se levantó a medianoche para entrar en la habitación de Gérard. Pero a la vista de aquel rostro translúcido, de pupilas dilatadas y labios azules, se desmayó. La mañana fue sosegada. El sol entraba a raudales por la ventana abierta. Se oía el manar de las fuentes de la plaza de los Vosgos. Los chiquillos gritaban. Una sonrisa apacible relajó el rostro del desdichado. Murmuró: —¿Qué haces mañana, Marie-Claude? Luego, su cabeza rodó sobre la almohada y no pronunció ninguna palabra más. Murió a las cuatro de la tarde.
  • 46. TROYAT, Henri. La araña. Premio Goncourt de Novela. Vol. V. Ed. PLAZA & JANÉS Editores, S.A. Barcelona. 1967. (2.ª ed.)
  • 47. Autor y obra . Henri Troyat, seudónimo de Levón Aslani Thorosián, escritor, historiador y biógrafo francés de origen armenio y ruso. Nació en Moscú el 1 de noviembre de 1911 y falleció en París el 4 de marzo del 2007. Escritor francés, autor de grandes ciclos de novelas y de numerosas biografías que hacen de él un escritor muy leído. Pertenecía a una familia de ricos negociantes exiliada en París durante la Revolución de Octubre y realizó sus estudios en el liceo Janson-de-Sailly y en el liceo Pasteur de Neully. Tras licenciarse en Derecho publicó sus primeras novelas (Día falso, 1935, premio de novela populista; y La Araña, 1938, Premio Goncourt), que se inscriben dentro de la tradición intimista y psicológica francesa; después escribió relatos fantásticos (Fosa común, 1939). En las postrimerías de la guerra, se ilustró con avidez sobre los grandes ciclos de novelas y, así, escribió Mientras la tierra dure (1947-1950), historia de una familia rusa desde 1888 hasta 1939, en la que se enfrentan los revolucionarios, los zaristas y los oportunistas, o La luz de los justos (1959-1963), que narra la trayectoria de un joven oficial ruso en la primera mitad del siglo XIX. Siembra y cosecha (1953-1958) y Los herederos del porvenir (1958) dan un panorama de la sociedad moderna narrada a través de la historia de unas familias francesas. Gran admirador de Dostoievski y de Tolstói, pero también de Zola y Balzac, cuatro autores a los que dedicó monumentales biografías (publicadas respectivamente en 1960, 1965, 1994 y 1995), Troyat se siente identificado con el realismo del siglo XIX, así, cuenta con minuciosidad la vida día a día de sus personajes. Se le deben otras biografías, como la de Gogol (1971); de Catalina la Grande (1977), de Pedro el Grande (1979), de Nicolás II (1991) y de Nicolás I (2000). Trabajador infatigable, ha publicado libros al ritmo de dos gruesos volúmenes por año y goza de una gran notoriedad: el número de sus lectores franceses le sitúa justo detrás de Balzac y al mismo nivel que Guy des Cars. Su última novela, La traque, se publicó en febrero de 2006. Fue admitido en la Academia Francesa en 1959.
  • 48. Traducción de Domingo Pruna Los editores desean hacer constar su agradecimiento a «Editorial Sudamericana», por haber autorizado utilizar la traducción de La condición humana, prestando de este modo una valiosa colaboración en la realización de este volumen. . La impresión, a cargo de GRÁFICAS GUADA, S. R. C., Rosellón, 24, Barcelona, quedó ultimada en 1967. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM
  • 49. CURIOSIDADES HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM
  • 50. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM ¿Quién fue… Marcel Proust?
  • 51. GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA . LITERATURA FRANCESA MARCEL PROUST (París 1871-1922) Marcel Proust ha logrado pasar a la posteridad gracias a su obra En busca del tiempo perdido , una novela de siete tomos y tres mil páginas. Autor magistral que describe el eje entre el siglo XIX y XX, revolucionó la historia de la literatura al superar las nociones de tiempo y de espacio, y dejó sus huellas hasta en el Nouveau Roman francés. Unánimemente celebrado, En busca del tiempo perdido sigue estigmatizado por los perjuicios de los que no lo han leído. Se cree que Proust hace la apología de una sociedad elitista cuando en realidad se burla de ella; se imagina su obra aburrida cuando rebosa humor; se piensa que entretiene en pamplinas cuando su visión es casi apocalíptica. Por eso sigue moderno. Resulta que, además, casi ocultos entre el enorme flujo epistolar y otras papelerías del gran novelista francés, estaba la producción, si bien magra (apenas alcanza el centenar de poemas), de un poeta algo misterioso… . HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM
  • 52. ¿Se puede leer a Marcel Proust en un libro electrónico? HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM
  • 53. GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA . LITERATURA FRANCESA HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM MARCEL PROUST La actual encrucijada entre la cultura impresa y la revolución digital Leer los siete tomos de la monumental obra de Marcel Proust,  En busca del tiempo perdido, resulta igual de placentero en un libro electrónico. Y no sólo porque la extensión desmesurada de la historia que nos cuenta suponga un gasto en papel desproporcionado. Actualmente se está más acostumbrado a leer en soporte digital que en papel, y además las nuevas tecnologías resultan muy útiles a la hora de una búsqueda concreta o de una lectura fragmentada. Ahora bien, está por demostrar que sea más cómoda la pantalla que el papel impreso cuando se trata de un libro de gran volumen, pues es difícil una lectura prolongada de Proust o de Hegel ya sea en un libro en papel como en uno electrónico. Un libro impreso responde a una memoria espacial y a un paisaje. (Uno de los grandes temas tratados en la novela es la memoria, necesaria para darle, aunque sólo sea particular, un sentido a la existencia). Ignoramos si los libros electrónicos llegarán a adquirir más relevancia que los volúmenes en papel, pero la escasa afición de los jóvenes a la lectura en sí supone uno de los más graves problemas de nuestra sociedad. No obstante, existe hoy una magnífica literatura infantil y juvenil, al tiempo que la extensión de la educación ha favorecido que ahora mucha más gente que antes pueda leer grandes obras de la literatura universal. Nunca se ha leído tanto como hoy y eso sí que no podemos ignorarlo. Leer requiere de largos momentos de soledad y el ritmo de la lectura no guarda ninguna relación con el ritmo de los medios audiovisuales, de los portátiles, de los móviles... El aburrimiento estimula la lectura y muchos recordamos aquellos largos veranos de nuestra adolescencia y juventud cuando leímos grandes novelas. Hoy parece que esté prohibido aburrirse. .
  • 54. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA . LITERATURA FRANCESA El futuro de los suplementos culturales y de los críticos está en el aire. Está demostrado que las recomendaciones de la prensa hacia un libro no logran aumentar apenas sus ventas. Mientras tanto, Internet se ha convertido en el salón literario del siglo XXI donde la gente aconseja, presta, regala y pide libros. Pero este sistema incluye fenómenos inquietantes, ya que en la Red existen posiciones dominantes y algunos jugadores disponen de mejores cartas…   Acerca de la obra de Marcel Proust: En busca del tiempo perdido   Por el camino de Swann fue vendido en subasta pública por Christie's en julio de 2000 por 663.750 dólares, un récord para un manuscrito literario francés. En busca del tiempo perdido (À la recherche du temps perdu, en francés) es una heptalogía (saga literaria, como trilogía) de novelas de Marcel Proust, escritas entre 1908 y 1922 y publicadas entre 1913 y 1927 y que consta de siete entregas, de las que las tres últimas son póstumas. Es considerada una de las cumbres de la literatura francesa y universal. Más que del relato de una serie determinada de acontecimientos, la obra se mete en la memoria del narrador: sus recuerdos y los vínculos que crean, de ahí que el título no sea El tiempo perdido (como era El paraíso perdido de Milton), sino En busca del tiempo perdido. Las siete entregas son: (1) Por el camino de Swann (editado por la editorial Grasset en 1913, a cuenta del propio autor, y luego en una versión modificada en la editorial Gallimard en 1919, debido al Prix Goncourt); (2) A la sombra de las muchachas en flor (1919, editorial Gallimard; premiado con el Goncourt ese mismo año); (3) El mundo de Guermantes (en dos tomos, editorial Gallimard 1921–1922); (4) Sodoma y Gomorra (en dos tomos, editorial Gallimard, 1922–1923); (5) La prisionera (1925); (6) La fugitiva (1927, a veces llamada Albertine desaparecida); (7) El tiempo recobrado (1927). .
  • 55. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA . LITERATURA FRANCESA Marcel, joven hipersensible perteneciente a una familia burguesa de París de principios del siglo XX, quiere ser escritor. Sin embargo, las tentaciones mundanas le desvían de su primer objetivo; atraído por el falso brillo de la aristocracia o de los lugares de veraneo de moda (como Balbec, ciudad imaginaria de la costa normanda), crece a la vez que descubre el mundo, el amor, y la existencia de la homosexualidad. La enfermedad y la guerra, que le apartarán del mundo, también propiciarán que tome conciencia de la extrema vanidad de las tentaciones mundanas y de su aptitud para llegar a ser escritor y ser capaz de fijar el tiempo perdido. El primer volumen empieza con pensamientos del narrador acerca de su dificultad para conciliar el sueño («Mucho tiempo llevo acostándome temprano»). En esta primera parte se encuentra el famoso fragmento en el que revive literalmente un episodio de su infancia, mientras toma una magdalena mojada en el té. Estas líneas se han convertido quizá en las más conocidas de Proust y reflejan el tratamiento que hace Proust de la memoria involuntaria a lo largo de toda su obra. Un amor de Swann, la segunda parte de Por el camino de Swann, se publica con frecuencia separado. Esta obra cuenta las peripecias sentimentales de Charles Swann con Odette de Crécy, y al tratarse de una historia independiente y relativamente corta, se considera que puede ser una buena introducción a la obra y es estudiada a menudo en los centros educativos franceses. El lector, ya sea de edad mediana o joven, encuentra forzosamente un poco de sí mismo en Swann, enamorado y con su amor fortalecido por las contrariedades que va hallando. Para una descripción más detallada de la trama, puede leerse el ensayo «Como llegó a ser escritor el pequeño Marcel», de Gérard Genette (en Figuras), o «Proust y los nombres», de Roland Barthes (en 'El grado cero de la escritura: seguido de nueve ensayos críticos'). .
  • 56. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA . LITERATURA FRANCESA Elementos de reflexión   La empresa de Proust es paradójica: el narrador proustiano (y no el escritor) al estudiar los detalles más nimios en un medio muy específico (la alta burguesía y la aristocracia francesa de principios del siglo XX) afirma haber alcanzado lo universal. Sin embargo, la filosofía y la estética de la obra de Proust tienen amplios referentes en su época: la filosofía de Bergson; el impresionismo; la música de Debussy; y el caso Dreyfus.   Su estilo es muy especial y se compone de frases muy largas que resultan extrañas en francés, y para las que es necesario tomar aliento si se quiere llegar al punto sin ahogarse. Sus contemporáneos aseguran que de hecho, se trataba prácticamente del modo en el que el autor hablaba, lo que también resulta paradójico si se tiene en cuenta que Proust era asmático. Se cuenta, además, cómo solía hacer innumerables adiciones a los textos previas a la edición final, hasta agregar folios e incluso tomos completamente nuevos. Este ritmo, podría decirse «ahogado», que alarga sus frases, sumado al ímpetu frenético de su escritura, se pueden entender más claramente a partir de ciertas observaciones: algunos de sus amigos y conocidos más cercanos sospechaban que Proust era hipocondríaco. Según se sabe, el escritor vivía bajo la firme convicción de una muerte temprana y una constante mala salud. Cuando empieza a redactar En busca del tiempo perdido ha pasado poco más de un año de la muerte de su madre y su asma parece haber empeorado, tiene casi cuarenta años y no ha escrito ningún texto narrativo especialmente significativo, a excepción de Los placeres y los días, en el que se recopilan diversos relatos cortos, y Jean Santeuil, una novela inédita que sólo se publicará de forma póstuma; libros en los que se exploran algunos de los temas que se desarrollarán luego con mayor madurez literaria en En busca del tiempo perdido, como lo son la evocación sensorial, el recuerdo, las sexualidades tabú o la profanación de la madre. .
  • 57. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA . LITERATURA FRANCESA Al abordar la lectura de su extensa novela se puede identificar la constante presencia de la muerte como el agente provocador de la redacción febril y la frase intrincada que estimula el ejercicio de la escritura al precio de amenazar constantemente su continuidad. Este particular ejercicio creador se nutrirá también en la voluntad del autor de abarcar la realidad en todas sus posibles percepciones, en todas las facetas del prisma de los diferentes participantes, y agregándoles además su monstruosa extensión en la dimensión del tiempo y sus efectos sobre la identidad, la sociedad y las relaciones. Esto, si bien constituye una obra singular que parece aún hoy resistirse a ser incluida fácilmente en la homogeneidad de un «ismo» o de una tendencia literaria más amplia, concuerda con las preocupaciones de los impresionistas: la realidad sólo tiene sentido a través de la percepción, real o imaginaria, del sujeto. En nuestros días, se han reconocido las notables proximidades entre Proust y el impresionismo, y él mismo confiesa las similitudes entre su proyecto estético y esta tendencia particular de la pintura cuando en el tomo de A la sombra de las muchachas en flor articula un personaje que es pintor y se guía por principios de creación parecidos, que le permiten agregar algo nuevo a una imagen cotidiana al permeabilizarla de su individualidad como creador. El prisma no es sólo el de los distintos actores, es también el del autor, que se encuentra con el tiempo que pasa desde distintos ángulos, el punto de vista del presente, el punto de vista del pasado, el punto de vista del pasado tal y como lo revivimos en el presente. Pero no son los aspectos psicológicos e introspectivos los únicos que aparecen en la obra. Los aspectos sociológicos —Walter Benjamin se refiere agudamente a esta capacidad para retratar de Proust como una «fisiología del chisme»— están presentes en muchos sitios (oposición entre el mundo aristocrático de la duquesa de Guermantes y el mundo de la burguesa arribista de Madame Verdurin, el mundo de los criados representado por Françoise, las controversias políticas de la época aparecen a través de la polémica que generó el caso Dreyfus, la sexualidad singular del «invertido», que es el modo en que el narrador prefiere referirse al homosexual varón). Esta complejidad, que aquí apenas abarcamos, nos sitúa el ciclo de En busca del tiempo perdido, entre las «novelas mundo» como puedan serlo la Comedia humana de Honoré de Balzac, Rayuela de Julio Cortázar o los Rougon-Macquart de Émile Zola. .
  • 58. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA . LITERATURA FRANCESA Principales personajes: el narrador, su madre, Albertine Simonet: alberga la persona de Alfred Agostinelli, quien en 1913 pidió trabajo a Marcel Proust. Proust le dio el cargo de secretario y ayudante.   Traducciones al español: El poeta Pedro Salinas inició en 1920, junto con José María Quiroga Plá, la traducción de la obra, de la que llegó a completar tres volúmenes (1920, 1922, 1931). Los restantes cuatro libros fueron traducidos por Marcelo Menasché, para la edición argentina de Santiago Rueda (1947); por Fernando Gutiérrez, para la edición española de José Janés (1952) y por Consuelo Berges, para la edición, también española, de Alianza Editorial (publicados en 1967, 1968, 1968 y 1969 respectivamente). En la década de 1990 se iniciaron dos nuevas traducciones: de Mauro Armiño, para la Editorial Valdemar, y de Carlos Manzano, para la editorial Lumen. Existe una nueva traducción que abandona los anticuados modismos de las anteriores, realizada por Estela Canto para la editorial Losada.   .
  • 59. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA . LITERATURA FRANCESA Comiendo una magdalena   Uno de los fragmentos más conocidos y nombrados de En busca del tiempo perdido tiene lugar en la primera de las obras, Por el camino de Swann, cuando el narrador rememora recuerdos de su infancia al comer una magdalena con una taza de té, ya que asocia el sabor, la textura y el aroma de la magdalena con ese mismo estímulo vivido años atrás, en la niñez, pasados en los viajes que hacía con sus padres a la casa de la tía Leoncia. Con ello, una vulgar magdalena se ha convertido en el símbolo proustiano del poder evocador de los sentidos. Durante los siguientes seis tomos, el protagonista proustiano se encontrará una y otra vez con esta especie de epifanía sensorial y mnemónica que le llevará a lugares de su memoria que estarán vedados a la simple rememoración sistemática. Esta experiencia del «tiempo puro», como la llama Maurice Blanchot, configurará la estructura de la novela hasta su tomo final de El tiempo recobrado, cuando la misma experiencia de evocación de la magdalena se repita en otras formas y a partir de otros estímulos, y lleve al narrador y a los lectores al mismo instante de gestación que ha dado inicio a toda la saga. El «tiempo puro» de la narración ficticia, mezclado en una compleja ecuación narrativa con el «tiempo destructor» de un Marcel Proust que agoniza y escribe perseguido por la certeza de su mortalidad, hacen que la experiencia puramente estética y sensorial de la magdalena adquiera una densidad llena de referentes reales atravesados por la experiencia profundamente humana del tiempo y su poder deletéreo sobre los hombres, del mismo modo en que el arte da en rescatar y purificar la belleza de la vida cotidiana, pero necesita de esta misma cotidianidad para cubrirse de sentido. . En el evento de la magdalena y el té, Proust logra resumir las íntimas contrariedades del objeto estético en su relación con la vida, la muerte y la memoria.
  • 60. ¿De qué trata… La condición humana de André Malraux?
  • 61. GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA . LITERATURA FRANCESA ARTICLE PUBLICAT A “EL PAÍS” EL 07/11/03 PER JORGE SEMPRUN André Malraux falseó su biografía a menudo para darle más lustre. No participó en la lucha revolucionaria china y su papel en la Resistencia contra los nazis fue más bien pequeño: empezó a colaborar con los rebeldes en 1944. Ese mismo año las tropas alemanas eran expulsadas de Francia. Hombre hiperactivo y mitómano, Malraux nació en 1901 en el seno de una familia acomodada. A los 21 años se trasladó a Camboya con una misión arqueológica y terminó encarcelado por las autoridades coloniales francesas, acusado de intentar llevarse unos bajorrelieves de un templo jemer. Liberado por orden del Gobierno de París, la estancia en prisión convirtió a Malraux en un ferviente anticolonialista. . HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM
  • 62. GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA . LITERATURA FRANCESA ANDRÉ MALRAUX Al regresar de su segundo viaje a Indochina, en 1926, publicó su primera novela, La tentación del Occidente. La aparición sucesiva de Los conquistadores, La vía real y sobre todo La condición humana, que recibió el Premio Goncourt en 1933, le consagraría como uno de los grandes novelistas franceses de aquel momento. También se convirtió en un ejemplo de intelectual comprometido: en 1935 sorprende a todos con la temprana denuncia de los campos de concentración nazis en La época del desprecio. En mayo del año siguiente viaja a España y tras el estallido de la Guerra Civil organiza una escuadrilla internacional de aviadores que pone al servicio de la República. Sus experiencias de este periodo se recogen en su novela La esperanza. En enero de 1939, poco antes de la caída de Barcelona, vuelve a Francia. Las tropas alemanas lo capturaron en dos ocasiones durante la Segunda Guerra Mundial, pero al término del conflicto sus antiguas simpatías por el marxismo habían desaparecido por completo. Nombrado ministro de Información en noviembre de 1945 con el Gobierno provisional de De Gaulle, su lealtad por el general permanecería inalterable desde entonces hasta su muerte. La dimisión de De Gaulle en 1946 supondrá para Malraux el comienzo de un retiro durante el cual abandona la novela para consagrarse a la redacción de una ambiciosa Psicología del arte, cuyos tres primeros volúmenes fueron refundidos y ampliados en 1951 bajo el título Las voces del silencio. En 1957 aparece La metamorfosis de los dioses, en la que el arte sigue explorándose como una de las formas de trascender el absurdo de la vida humana. Cuando De Gaulle volvió al poder en 1958, Malraux fue ministro de Cultura durante una década. En 1967 publicó sus Antimemorias y nueve años después murió en París. . HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM
  • 63. GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA . LITERATURA FRANCESA ANDRÉ MALRAUX La Condición Humana “Creo que en la vida existen varios lugares, algunos íntimos, otros abiertos, los primeros son solitarios y únicos, los segundos son de todos, lugares donde todos podemos reinventarnos, recrearnos, redimirnos, lugares para compartir, para ser generosos, lugares para amar y reír, lugares donde llorar y estar con alguien, lugares para construir entre todos” (André Malraux) . Así termina “La condición humana” de Malraux, no es una obra filosófica, es sobre todo un texto humano, no es una obra épica sobre el Kuomitang ni el Partido Comunista Chino, describe lo que nos hominiza a pesar de nosotros mismos, sin alardes, sin más pretenciones que decir sobre lo fundamental de nuestras vidas, lo humano. ¿Cuál es esa condición humana que pesa como una fatalidad sobre todos estos personajes? Malraux no nos da en realidad una respuesta definitiva, si bien apunta hacia ella en varias ocasiones. «Es muy raro que un hombre pueda soportar su condición de hombre», dirá Gisors, a Ferral. Y esta afirmación alberga en sí todo un abanico de posibilidades que sitúan a Malraux en la línea más pura del existencialismo. La silueta de un destino propio se cierne sobre los protagonistas, decíamos, como un deber singular e intransferible, porque, como le responderá Ferral, “un hombre es la suma de sus actos, de los que ha hecho y de los que puede hacer. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM
  • 64. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA . LITERATURA FRANCESA “ ¿Cuál es, pues, la condición humana? Sin duda podrían darse, desde el libro mismo, diversas respuestas a esta pregunta, pero es fácil advertir que si una circunstancia es común a todos los personajes que recorren el texto, sin excepción alguna, es la soledad: la soledad absoluta de saberse frente a un destino que a nadie más atañe, de saberse responsable de las propias decisiones, o en términos de Sarte, de enfrentarse solos a la temible libertad de elegir. También la dignidad, cierto, se erige como emblema de la condición humana, pero el precio a pagar por ella es muy alto. Esto lo saben, o cuanto menos lo intuyen, todos los personajes, y por ello su lucha no será tanto para conquistar esa dignidad como para evadirse de su responsabilidad, para emanciparse de su condición de hombres sea por el camino que sea, como señalará nuevamente Gisors: Aparecida en el 1933, La condición humana gira en torno a los sucesos que habían sacudido China pocos años antes, en el 1927. La gran revolución que había unido el partido nacionalista Kuomintang, liderado por Chiang Kai-shek, y el Partida Comunista Chino contra la autocracia militar feudal de los conocidos como Señores de la guerra, estaba en el punto de mira del mundo entero. Algunos la contemplaban con miedo, es cierto, pero muchos otros la miraban como una promesa: la esperanza de una segunda gran revolución comunista, una revolución que traspasara los límites de Rusia y alargara su mano hacia el mundo entero. Sin embargo, las medidas que Kai-shek tomó para evitarlo fueron drásticas y brutales, y mostraron su decisión de atacar el problema en su raíz; el resultado fue una purga contra los comunistas que se selló con centenares de muertos, dando lugar a una terrible guerra civil que duraría hasta el 1950, año del triunfo comunista y del establecimiento de la República Soviética de la China. . "Quizás el amor sea, sobre todo, el medio que emplea el occidental para emanciparse de su condición de hombre… Bajo sus palabras, se deslizaba una contracorriente confusa y oculta de figuras: Chen y el crimen; Clappique y su locura; Katow y la revolución; May y el amor: él mismo y el opio… Sólo Kyo se resistía a aquellos dominios”
  • 65. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA . LITERATURA FRANCESA La condición humana pasa, pues, según vemos, por la aceptación de las propias limitaciones y por la renuncia a la búsqueda del absoluto, puesto que la aspiración que nos lleva a él nos aleja de los demás hombres y, por ende, de nuestra propia circunstancia humana. Claro que ello no implica, ni mucho menos, renunciar a la individualidad para sumergirse en la masa anónima; por el contrario, esta sería también otra vía hacia el absoluto, la vía de Katow, que a pesar de sus virtudes acaba errando el camino, puesto que un colectivo humano sin individuos (el del sueño comunista) carece igualmente de sentido.  La obra literaria “La Condición Humana”, del escritor francés Andre Malraux, es una novela un tanto compleja, narrado en un ambiente tenso, con una descripción oscura de los lugares y los personajes, desarrollando diálogos confusos entre los personajes, que puede ser debido a los temas literarios escritos en la época de Malraux, tal como la temática existencialista, y la traducción del francés al español que hace de la obra un texto un tanto complejo y confuso. Sin embargo el tema de la novela es interesante, tratando de abordar el tema de la guerra y de la revolución china, de cómo un grupo de revolucionariointenta tomarse el control de la ciudad de Shangai, con sus vivencias y vicisitudes en el campo de la batalla y de la clandestinidad, desarrollando sus pasiones, las intrigas, los temores y los ambientes cargados de tensión y suspenso, que se desarrollan en medio de un momento  de lucha revolucionaria, donde el Partido Comunista Chino rompe con el Kuomintang (Partido Nacionalista) e inicia una escalada en la lucha por alcanzar el poder. En medio de estas escenas florece la condición humana, el hombre como victima de las circunstancias sociales e históricas, el hombre que lleva encima el estigma de su tiempo, de su época, no pudiendo escapar de los acontecimientos que se desarrollan alrededor de ellos, siendo a la vez parte y protagonista principal de los hechos, transformando su entorno y dejándose transforma por las circunstancias, siendo también testigo de los cambios históricos que se gestan a su alrededor. .
  • 66. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA . LITERATURA FRANCESA "Podemos tener una claridad de la temática existencial acerca de la maldad de la guerra y la vivencia personal de la muerte que se desarrolla alrededor de las escenas, de cómo el amor y las bajas pasiones surgen en medio de las vicisitudes, atrapando a los hombres en una maraña de intrigas que se desarrollan en un ambiente cargado de suspenso y dolor humano, que va vivenciando como responde el hombre a la presión de la guerra y como una causa política puede ser el epilogo de una pasión enfermiza que circunscribe al ser humano a una red de acontecimientos de los que nadie puede escapar.   “La Condición Humana” de Malraux es una obra descarnada, un texto cargado de ironía y misterio, que desarrolla una temática providencial: el tema de la guerra, los acontecimientos históricos de una Revolución en ciernes, y de cómo se vislumbra el caos como finalidad univoca de las bajas pasiones humanas, que engendran un hecho que es a la vez preclaro para el mundo contemporáneo, este es la Revolución China, con todo el conjunto de hechos que ocurrieron en ese momento de la historia y como cambiaron el curso de los acontecimientos, con el cambio de la correlación de fuerza políticas en el mundo, dando a la Unión Soviética un nuevo aliado en el mundo industrializado.   No podemos menoscabar el aporte al mundo literario dado por la obra “La Condición Humana” de Andre Malraux, que desarrolla una estilística novedosa en el tratamiento de un tema abordado con anterioridad, tal como es el tema de la guerra y el dolor humano, estableciendo un precedente de una obra literaria con un claro referente existencial, temática abordada hasta la saciedad en la época siguiente a la posguerra mundial y que consagra a André Malraux como uno de los mejores escritores de su tiempo.          .
  • 67. HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM Fotografías
  • 68. GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA . LITERATURA FRANCESA FOTOGRAFÍA FRANCESA ____SIGLO XX____  HENRI CARTIER-BRESSON (1908 – 2004) Célebre fotógrafo francés considerado por muchos el padre del foto-reportaje. Predicó siempre con la idea de atrapar el instante decisivo, versión traducida de sus "imágenes a hurtadillas". Se trataba, pues, de poner la cabeza, el ojo y el corazón en el mismo momento en el que se desarrolla el clímax de una acción. En1936 realizó un documental sobre los hospitales de la España republicana HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM .
  • 69. REFERENCIAS HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM
  • 70. Referencias Bibliográficas
  • 71. PROUST, Marcel. A la sombra de las muchachas en flor. Premio Goncourt de Novela. Vol. I. Ed. PLAZA & JANÉS Editores, S.A. Barcelona. 1964. (2.ª ed.) MALRAUX, André. La condición humana. Premio Goncourt de Novela. Vol. VII. Ed. PLAZA & JANÉS Editores, S.A. Barcelona. 1969. (3.ª ed.) . TROYAT, Henri. La araña. Premio Goncourt de Novela. Vol. V. Ed. PLAZA & JANÉS Editores, S.A. Barcelona. 1967. (2.ª ed.) HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM PROUST, Marcel. En busca del tiempo perdido. Vol. 3 / 4 / 5 / 6 / 7. Traducción de Carlos Manzano. DeBolsillo. Barcelona. 2005 – 2009
  • 72. AA.VV., Historia de la literatura francesa, (coord. Javier del Prado), Cátedra, 1994. . HENRI CARTIERBRESSON / AGENCIA MAGNUM Hasta el siglo XVII, la producción literaria, filosófica y artística en Francia siguió las corrientes originadas en otros países europeos. Sin embargo, a partir de ese momento, el desarrollo del clasicismo francés sirvió de modelo cultural a toda Europa. El academicismo, la Ilustración y las vanguardias artísticas del siglo XX han constituido el mayor bagaje cultural aportado por Francia al mundo, como símbolo de la civilización occidental, y la lengua francesa ha sido hasta la segunda mitad del siglo XX el idioma internacional europeo. Esta historia de la literatura francesa, organizada por épocas y géneros, da cuenta desde distintas perspectivas metodológicas y críticas de la ingente producción literaria escrita en la nación francesa.
  • 73. . AA.VV. Historia de la literatura mundial. Buenos Aires: Centro Editor de América Latina, 1977. AA.VV. (1994): Historia de la literatura francesa. Javier del Prado (coordinador). Madrid: Cátedra,1994. AA.VV. “La novela francesa del siglo XX (I). La renovación de la novela”, Kalipedia. En http://uy.kalipedia.com/literaturauniversal/tema/novela-francesa-siglo-xx.html?x=20070418klplylliu_195.Kes (Consultado el 1/04/11) BECKER, C. (1992): Lire le Réalisme et le Naturalisme. París : Dunod. B. & L. Bennassar (1998): Le voyage en Espagne: anthologie des voyageurs français et francophones du XVIe au XIXe siècle, París: Laffont. BLOOM, Harold. El canon occidental. Trad. de Damián Alou. Barcelona: Anagrama, 2005. BOTTON-BURLÁ, Flora. “La traducción”, en Pierre Brunel e Yves Chevrel (coords.), Compendio de literatura comparada. México: Siglo XXI, 1994, 329-346 . BRUNEL, Pierre et al. Histoire de la littérature française. XIXe et XXe Siècle. Paris: Bordas, 1986. CALVINO, Ítalo. Por qué leer a los clásicos. Barcelona: Tusquets, 1995. CASANOVA, Pascale. La República mundial de las letras. Barcelona: Anagrama, 2001. CLOUARD, Henri. Breve historia de la literatura francesa. Madrid: Guadarrama, 1969. COHEN, Marcelo. “1922: año de prodigios. Cuando todo era futuro”, en http://edant.clarin.com/suplementos/cultura/2002/10/26/u00211.htm CUNNINGHAM, Michael. "Los subgéneros han dado obras de gran valor literario" (entrevista) enhttp://elpais.com/diario/2005/11/12/babelia/1131756611_850215.html ESCARPIT, Robert. Historia de la literatura francesa. México: Fondo de Cultura Económica, 1950. FERNÁNDEZ CARDO, José María y Francisco González. Literatura francesa del siglo XX. Madrid: Síntesis, 2006. HAUSER, Arnold. Historia social de la literatura y el arte (3 vol.) Madrid: Guadarrama, 1969. LAGARDE, André et autres. XXe Siècle. Les grands auteurs français du programme. Paris: Bordas, 1973 (Collection Littéraire Lagarde & Michard Textes et Littérature). LANSON & TUFFRAU. Manual de historia de la literatura francesa. Barcelona: Labor, 1956. LODGE, David. El arte de la ficción. Barcelona: Península, 2006,71-77 MAGNY, Cl.-E. (1950) : Le roman français depuis 1918. París : Le Seuil. OLIVER FRADE, José M. Tutorial web Literatura Francesa II. Universidad de La Laguna. “Bloque III: Siglo XX. Materiales”. Enhttp://webpages.ull.es/users/joliver/LiterFran2/XX.htm (en español y francés) (Consultado el 1/04/11) ROMANO SUED, Susana. “La traducción de la puesta en escena y la puesta en escena de la traducción (Jirij Levy)”, Teatro al Sur, Buenos Aires, Año 3, N° 5, octubre de 1996, 6-9. SONTAG, Susan. “Traducir para compartir”, en La Nación, Suplemento “Cultura”, Buenos Aires, domingo 30 de noviembre de 2003. TACCA, Oscar. “El monólogo interior”, Las voces de la novela. Madrid: Gredos, 1978, 99-107. THAYS, Iván. “Entre mujeres y horas” en http://sinplumas.blogspot.com.ar/2003/04/michael-cunningham-lashoras.html yhttp://moleskinelibros.tumblr.com/post/42380139239/36-entre-mujeres-y-horas VERCIER, Bruno y Jacques LECARME. La littérature en France depuis 1968. Paris: Bordas, 1982. VILLANUEVA, D. (1992) : Teorías del realismo literario. Madrid: Espasa-Calpe. ZÉRAFFA, M. (1972): La révolution romanesque. París : UGE, 10/18.
  • 74. Referencias Electrónicas
  • 75. . http://www.elmundo.es/elmundo/2012/09/21/espana/1348232495.html http://yesterday.espacioblog.com/post/2007/04/10/aque-paso-ano-tu-nacistes-1953 http://tipsimages.it/Search/Search_Editorial.asp? imid=1031632&or_h=h&or_v=v&or_s=s&or_p=p&tp_f=f&tp_i=i&tp_c=c&ps_1=1&ps_2=2&ps_3=3&ps_g=g&pgsz=100&cl_c=c&cl_ bw=bw&ched=ed&LAID=2&SRCV=Gallimard&IMTP=5& http://media.tipsimages.it/medianews/thumbnails/RDA00042576.jpg http://www.upct.es/seeu/_as/divulgacion_cyt_09/Libro_Historia_Ciencia/web/mapa-centros/La%20educacion%20durante%20la %20Dictadura.htm http://www.ifuw.org/spain/about.shtml http://mujeresuniversitariasmadrid.blogspot.com.es/p/ifuw.html http://www.tusquetseditores.com/autor/isabel-garcia-lorca http://www.vagenweb.org/shenandoah/cem-images/massanutten/peer-minnie-caleb.jpg http://3.bp.blogspot.com/-VGMf-aY-VWE/TaG1SrhlFAI/AAAAAAAABcY/3RFPiCmvesQ/s1600/la+tormenta+que+se+avecina.jpg http://pendientedemigracion.ucm.es/info/especulo/numero34/creador.html http://4.bp.blogspot.com/-5EV_2HZHUQ8/UPxg66W7OEI/AAAAAAAAAE8/T4wM81xrmb8/s1600/Lava http://4.bp.blogspot.com/_KHpOtg410M0/SJigfHxBNcI/AAAAAAAABS0/OcJ-UORiJlg/s1600h/Castigados+en+campo+frances.jpg http://www.ub.edu/geocrit/sn/fsn-146(017)/fsn-146(017)3.jpg http://www.mundoanimalia.com/images/articles/85/ee/77/03c6b06952c750899bb03d998e631860/Refugio-caballo.jpg http://2.bp.blogspot.com/-FgAIrSuU52U/UC_0eywVTHI/AAAAAAAAD1s/D1vV2cxTO0/s1600/P1210507%2B_redimensionar.JPG http://2.bp.blogspot.com/_zolYSdKqG5E/TOfXxPSLpBI/AAAAAAAAABI/RBfatrDfcxU/s1600/a2.jpg http://3.bp.blogspot.com/-wJdZqs9OGuY/UYavAHzcaDI/AAAAAAAAGQo/bn9ibmI4Ms0/s1600/trinchera-escribiendo-carta.jpg http://edicionesdepapel.blogspot.com.es/2013_05_01_archive.html http://www.labutaca.net/criticas/wp-content/uploads/2010/09/brightstar-jordi-1.jpg http://bibliolibros.wordpress.com/2012/12/28/le-roi-des-aulnes/ http://mariajoseguerra.webcindario.com/narrativa_del_siglo_xx.htm http://ocio.elcorteingles.es/libros/libro/historia-de-la-literatura-francesa-9788437627199#detalle http://1.bp.blogspot.com/-dpnilctC8is/UWyRSuSoB6I/AAAAAAAABCM/IQLPUXAhNPI/s1600/yourcenar-marguerrr.jpg
  • 76. . http://www.hiru.com/literatura/la-novela-en-lengua-francesa-de-principios-del-siglo-xx http://rickrozoff.files.wordpress.com/2011/04/878094-76ff9eb5bd190d2ff1228792c89d2507.jpg http://literaturaextranjera-unsa.blogspot.com.es/2013/04/programa-2013.html http://portal.uned.es/portal/page?_pageid=93,27108113&_dad=portal&_schema=PORTAL&idAsignatura=2440225&idContenido=1 http://belleindochine.free.fr/images/divers/999Lamant.JPG http://aquileana.wordpress.com/2009/02/24/marguerite-duras-el-amante/ http://content.cyberferia.com/getcover.ashx?ISBN=9789875666467&size=3&coverNumber=1 http://upload.wikimedia.org/wikisource/fr/thumb/9/96/Dingley_-_bois_p171.jpg/300px-Dingley_-_bois_p171.jpg http://upload.wikimedia.org/wikisource/fr/thumb/f/fc/Dingley_-_bois_p013.jpg/300px-Dingley_-_bois_p013.jpg http://upload.wikimedia.org/wikisource/fr/thumb/d/d6/Tharaud_-_Dingley.djvu/page10-600px-Tharaud_-_Dingley.djvu.jpg http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/7/70/Dingley_-_bois_p149.jpg http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/b/b6/Jean_et_J%C3%A9r%C3%B4me_Tharaud_1923.jpg/220px-Jean_et_J %C3%A9r%C3%B4me_Tharaud_1923.jpg http://www.biografiasyvidas.com/biografia/p/fotos/proust.jpg http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/2/27/Dingley_-_bois_p061.jpg http://leelibros.com/biblioteca/files/images/a%20la%20sombra%20de%20las%20muchachas.jpg http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/e/e1/Dingley_-_bois_p141.jpg http://image.casadellibro.com/libros/0/en-busca-del-tiempo-perdido-2-a-la-sombra-de-las-muchachas-en-flor-9788420652733.jpg http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/e/e0/Dingley_-_bois_p035.jpg http://periodistas-es.com/wp-content/uploads/2013/08/cartel-renoir.jpg http://2.bp.blogspot.com/_rERauTfftd0/SxQZxqi5ryI/AAAAAAAAANc/rNpuKkh7Nhg/s320/a%2Bla%2Bsombra%2Bde%2Blas %2Bmuchachas%2Ben%2Bflor%2Bmonet.jpg http://www.sellorba.com/el-tiempo-recobrado_en-busca-del-tiempo-perdido-vii_marcel-proust_libro-OAFI943-es.html http://static.guim.co.uk/sys-images/Guardian/About/General/2010/12/23/1293104405023/Marcel-Proust-007.jpg http://cultura.elpais.com/cultura/2012/12/04/actualidad/1354640311_575844.html http://zonadelescribidor.blogspot.com.es/2009/03/se-puede-leer-proust-en-un-libro.html https://lasoledaddeldeseo.wordpress.com/tag/la-parte-de-guermantes/ http://alejandro-ellugardetodos.blogspot.com.es/2011/08/la-condicion-humana-andre-malraux.html
  • 77. . http://www.elcoloquiodelosperros.net/numero28/andre28.jpg http://www.ellibrepensador.com/2009/05/19/%E2%80%9Cla-condicion-humana%E2%80%9D-de-andre-malraux/ http://www.joanducros.net/corpus/Andre%20Malraux.html http://rafaelnarbona.es/?p=410 https://lh4.googleusercontent.com/-bD_PPAotYJ8/TW1VsfctfaI/AAAAAAAAHec/D7Elavm_lIs/s640/kuomintang+1.jpg http://ubaculturadigital.files.wordpress.com/2010/12/2.jpg http://www.estudiantesdedoxa.com/2012_08_01_archive.html http://www.bnp.gob.pe/portalbnp/images/stories/Noticias/2009/febrero/np056/andre_malraux.jpg http://www.joanducros.net/corpus/Andre%20Malraux.jpg https://lh4.googleusercontent.com/-bvs7yTVKCRA/TW1R8UXpn6I/AAAAAAAAHeQ/Ijvq6a68ffE/s1600/kuomintang+2.jpg https://lh6.googleusercontent.com/-wx-TR9Foc-Q/TW6iwU7qQ6I/AAAAAAAAHfI/7c9AXa8xmW0/s1600/camboya+1.jpg http://www.arts-history.mx/blog/images/eduardo_garcia_aguilar/e_132.jpg https://lh5.googleusercontent.com/-nsPgoqud_Tw/TW1Ulh7hiQI/AAAAAAAAHeU/uPT52FNvZE8/s1600/kuomintang+4.jpg https://lh4.googleusercontent.com/-GVR20X5LLSI/TW1M7sJQuqI/AAAAAAAAHeI/8QuDQV-zOrM/s1600/mao+7.jpg https://lh5.googleusercontent.com/obtGPHT7Fno/TW1WZDG3CeI/AAAAAAAAHek/XXdbXxOXdMI/s1600/kuomintang+5.gif http://www.le-livre.fr/photos/RO9/RO90042907.jpg http://www.fotosdesolapa.com/wp-content/uploads/2012/03/HenriTroyat.jpg http://www.conoze.com/shared/images/al/henritroyat.jpg http://2.bp.blogspot.com/LLAHTxl0daw/TZr62b8852I/AAAAAAAADXE/PIxaDXWyMm8/s1600/hombre_escribiendo_en_un_bar%255B1%255D.jpg http://us.123rf.com/400wm/400/400/vlue/vlue1009/vlue100900010/7680106-un-hombre-adulto-joven-escribiendo-una-carta-en-unescritorio-con-una-lampara.jpg http://farm9.staticflickr.com/8078/8362169126_c34cc16ef8_z.jpg http://3.bp.blogspot.com/-cFLYq2KgNz0/T6ajdYJ_4dI/AAAAAAAAcDo/475j_AzWWK0/s1600/Flores-Rojas-Lluvia-Agua_03.jpg http://www.imagenes1.com/thumb-grande/aranas/viuda-negra.gif
  • 78. GRADO EN GEOGRAFÍA E HISTORIA LA LITERATURA FRANCESA NOMBRE DE LA ALUMNA UNIVERSIDAD NACIONAL DE EDUCACIÓN A DISTANCIA (UNED) CENTRO ASOCIADO: 000000 — PROVINCIA — LOCALIDAD. CURSO ACADÉMICO: 2013 – 2014 E-MAIL: estudiante@alumna.uned.es PROFESORA: DÑA NOMBRE PROFESORA PROFESORA TUTOR DEL CA DE LA UNED DE: LOCALIDAD

Related Documents