Prevención del Maltrato Infantil(maltrato/negligencia)Índice de Contenidos(Última Actualización: 23-02-2010)Síntesis sobre...
Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentiSíntesis...
Síntesis sobre la Prevención del Maltrato Infantil (maltrato/negligencia)conductas criminales. El maltrato durante la infa...
Síntesis sobre la Prevención del Maltrato Infantil (maltrato/negligencia)Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera In...
Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentIsaac R, ...
PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)con lesiones de cabeza no intencionales, cerradas, los menores de s...
PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)cabeza.22La capacitación que se necesita para que los profesionales...
PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)importante. Este tipo de lesión constituye una gran parte de las ad...
PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)casos, puede ser hasta mayor que el sueldo anual de un visitante qu...
PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)13. Duhaime AC, Christian C, Moss E, Seidl T. Long-term outcome in ...
PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia 7©2010 Cent...
Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia 1©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentPollak ...
PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)ProblemasEl maltrato infantil es una alteración en relaciones que s...
PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)Resultados Recientes de InvestigaciónLa capacidad en desarrollo de ...
PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)casos de maltrato infantil. Las familias maltratadoras a menudo car...
PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)8. Jacobson RS, Straker G. Peer group interaction of physically abu...
PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia©2010 Centre...
Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia 1©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentToth SL...
PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)ProblemasLa investigación y las intervenciones en el área del maltr...
PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)• Pese a un amplio conocimiento de los efectos adversos del maltrat...
PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)cuidadores potencian también continuas perturbaciones en las relaci...
PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)a fin de prevenir o mitigar consecuencias negativas de desarrollo. ...
PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)REFERENCIAS1. Cicchetti D, Toth SL. Developmental psychopathology p...
PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)14. Chaffin M, Kelleher K, Hollenberg J. Onset of physical abuse an...
PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia©2010 Centre...
Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia 1©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentTrocmé ...
PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)Reportados). Es un estudio periódico de casos investigados por auto...
PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)victimización durante un año específico. La más extensa prevalencia...
PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)fueron casi un cuarto de todos los casos comprobados de maltrato. E...
PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia©2010 Centre...
Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia 1©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentOates R...
PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)1. Pollak• cómo la adversidad o el trauma de los primeros años pued...
PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)Toth y Cicchetti destacan que remover a un niño maltratado de su ho...
PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)programas inadecuados de tratamiento y se pueda seguir adelante con...
PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia©2010 Centre...
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
Prevencion maltrato infantil
of 68

Prevencion maltrato infantil

Published on: Mar 4, 2016
Source: www.slideshare.net


Transcripts - Prevencion maltrato infantil

  • 1. Prevención del Maltrato Infantil(maltrato/negligencia)Índice de Contenidos(Última Actualización: 23-02-2010)Síntesis sobre la prevención del maltrato infantil (maltrato/ negligencia)............................iSíndrome del bebé sacudidoReena Isaac y Carole Jenny............................................................................................. 1-7El impacto del maltrato infantil en el desarrollo psicosocial de los niños pequeñosSeth Pollak ....................................................................................................................... 1-6El maltrato infantil y su impacto en el desarrollo psicosocial del niñoSheree L. Toth y Dante Cicchetti .................................................................................... 1-8El maltrato infantil y su impacto en la epidemiología del desarrollo psicosocial infantilNico Trocmé..................................................................................................................... 1-5El maltrato infantil y su impacto en el desarrollo psicosocial. Comentarios de Pollak, Toth yCicchetti, y Trocmé.R. Kim Oates .................................................................................................................... 1-5La violencia doméstica y su impacto en el desarrollo social y emocional de los niñospequeños. (Edición revisada)Katherine M. Kitzmann.................................................................................................... 1-6Previniendo el maltrato infantilHarriet L. MacMillan........................................................................................................ 1-5Servicios y programas comprobadamente efectivos para prevenir el maltrato infantil y suimpacto en el desarrollo social y emocional de los niños pequeños (0-5)David A. Wolfe.................................................................................................................. 1-5La prevención del maltrato infantil y negligenciaJohn Eckenrode................................................................................................................. 1-7La prevención del maltrato infantil: Comentarios de Eckenrode, MacMillan y WolfeGeoffrey Nelson................................................................................................................. 1-6La prevención del maltrato infantil: Comentarios de Eckenrode, MacMillan y WolfeJohn R. Lutzker ................................................................................................................ 1-4
  • 2. Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentiSíntesis sobre la Prevención del Maltrato Infantil(maltrato/negligencia)(Puesto en línea, en inglés, el 18 de marzo de 2008)(Puesto en línea, en español, el 16 de febrero de 2010)Este tema fue traducido en colaboración con el “Centre of Excellence for Child Welfare”–Centro de Excelencia para el bienestar del infante–.Esta síntesis ha sido traducida en colaboración con la Junta Nacional de Jardines Infantiles-JUNJI- Gobierno de Chile.¿Por qué es importante?El maltrato infantil es un importante problema de salud pública, que afecta tanto alos niños como a la sociedad en su conjunto. Muchas personas lo consideransinónimo de abuso físico o sexual, pero estos casos representan solamente el 24% yel 3% del total, respectivamente. Las formas más habituales de maltrato son lanegligencia (30% de incidencia), la exposición a violencia doméstica (28%) y elmaltrato emocional (15%). De acuerdo al Segundo Estudio Canadiense sobre CasosReportados de Maltrato y Negligencia (CIS), entre 1998 y 2003, el maltrato infantilaumentó en un 125%, desde 9.64 casos comprobados por cada mil niños, a 21.71.1Esto podría atribuirse a mejores procedimientos de información y de investigación.Se han realizado modificaciones en cuanto a la forma en que se fundamentan loscasos, se identifican con mayor facilidad a hermanos victimizados y existe una mayorconciencia respecto al maltrato emocional y la exposición a la violencia doméstica.¿Qué sabemos?Al maltrato infantil se le clasifica generalmente en cuatro categorías fundamentales:el maltrato físico, el maltrato sexual, el maltrato emocional (incluyendo la exposicióna la violencia doméstica) y la negligencia.En algunos casos, los efectos del maltrato se pueden constatar de inmediato. Entreel 7% y el 30% de los infantes que son víctimas del Síndrome del Niño Sacudido(SNS) muere, mientras que entre el 30% y 50% presenta serios déficits cognitivos oneurológicos, como disturbios conductuales, retraso en el desarrollo, déficits motoresy visuales.Sin embargo, el impacto del maltrato no siempre es evidente en forma tan directa.La adversidad o los traumas de los primeros años pueden llevar a una serie deproblemas, incluyendo la depresión, la agresión, el uso de sustancias, los problemasde salud y a una infelicidad general, años después de que el maltrato haya concluido.Al llegar a la edad adulta, las víctimas de maltrato muestran altas tasas de ansiedady desórdenes de estrés post traumático, siendo más proclives a involucrarse en
  • 3. Síntesis sobre la Prevención del Maltrato Infantil (maltrato/negligencia)conductas criminales. El maltrato durante la infancia puede conducir a un apegoinseguro con los cuidadores, que se transfiere a las futuras relaciones.Los niños que son testigos de violencia doméstica corren el riesgo de sufrirproblemas psicológicos, emocionales, conductuales y académicos. Exhiben problemassimilares a los de pequeños que han sido víctimas de maltrato físico en carne propia.Los niños de familias abusivas están expuestos a formas mal adaptadas decomunicación y conducta emocional y tienen frente a sí pobres modelos deautorregulación adaptativa.Los mecanismos precisos que vinculan a la experiencia de maltrato con el desarrollode estos problemas, son en su mayoría desconocidos. Los niños pueden ser mássensibles a ciertas emociones (por ej. la ira), en relación a otras emociones. Lasinvestigaciones sobre los efectos del maltrato enfrentan un sinnúmero de desafíos.Los investigadores no coinciden en cuanto a la mejor forma para definir y medir elmaltrato. También es difícil distinguir entre los efectos de diferentes formas demaltrato (a menudo propinado a los mismos niños) y entre los efectos del maltrato ylos efectos de la pobreza asociada o bien otros factores medioambientales adversosasociados y los factores cotidianos de la vida. La predisposición genética puedeayudar a explicar por qué algunos niños son más resilientes al maltrato infantil queotros.¿Qué podemos hacer?Los programas orientados a prevenir el maltrato infantil incrementan los factorespositivos y reducen los factores de riesgo. Promueven el bienestar de los niños, desus padres y familias, al prevenir muchos resultados negativos.Los siguientes programas se encuentran entre las estrategias de prevención másefectivas:• Visitas perinatales a los hogares, realizadas por enfermeras.• Cuidado de alta calidad para pequeños y programas preventivos de educaciónen la primera infancia.• Educación pública, tales como campañas mediáticas para crear concienciasobre temas determinados (por ej. el síndrome del bebé sacudido).• Educación profesional, un mejor entrenamiento para identificar el maltrato ymejores herramientas de clasificación.• Mejoras comunitarias, tales como las viviendas.La intervención tiene el potencial para ayudar tanto a los niños como a sus padres.Una identificación de SNS en un niño, puede reducir los costos individuales, médicosy sociales vinculados a esta forma temprana de riesgo de maltrato. Los profesionalesde la salud pueden desempeñar un papel fundamental en la situación hogareña y enayudar a los padres a identificar situaciones clave de riesgo, tales como un llantoexcesivo. Las intervenciones orientadas a niños expuestos a violencia domésticabuscan ayudarles a encarar los factores de estrés asociados a una situación de esetipo, y a reducir perturbaciones en la crianza de los hijos.Aunque se han detectado resultados positivos, es necesario señalar que no podemosextrapolar esos resultados a todas las situaciones. Por ejemplo, el programa devisitas de enfermeras a los hogares, ampliamente estudiado por David Old, hademostrado ser efectivo para prevenir el maltrato infantil, pero no puede asumirseEnciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia - ii –©2010 Centre of Excellence for Early Childhood Development
  • 4. Síntesis sobre la Prevención del Maltrato Infantil (maltrato/negligencia)Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia - iii –©2010 Centre of Excellence for Early Childhood Developmentque otros programas de visitas a hogares vayan a ser igualmente efectivos, hastaque exista evidencia al respecto. Deben existir ciertas condiciones para que losefectos puedan repetirse, por ejemplo, hay evidencia que los programas preescolares de prevención deben ser largos e intensivos, para que tengan impactospreventivos a corto y a largo plazo. En algunos casos, nuestros conocimientos sobrelos plenos efectos de los programas, es limitado. Por ejemplo, los programas deeducación sobre el maltrato sexual en niños, se asocian a un incremento de ladivulgación del maltrato, pero no hay certeza respecto a si también ayudan a reducirla ocurrencia de los maltratos.Queda mucho trabajo por hacer si deseamos comprender y utilizar plenamente losefectos de los programas preventivos sobre maltrato infantil. Actualmente serequiere lograr consenso en cuanto a definiciones compartidas y en torno a temaséticos, para realizar una investigación seria sobre la prevención del maltrato infantil.También se deben examinar los programas en proceso y los resultados en diferentescontextos culturales, y ser más sensibles a los grupos étnicos y culturales. Laprevención del maltrato infantil requiere la coordinación de esfuerzos en múltiplesniveles: gobierno, el público, agencias, las instituciones encargadas del cumplimientode las leyes, investigadores y quienes entregan servicios.En última instancia, los enfoques más efectivos para la prevención del maltratoinfantil deberán atacar las causas de múltiples raíces del maltrato, tratando junto conla población general y a las poblaciones en riesgo y clínicas, los temas de pobreza,vivienda, empleo, escuelas, salud, y otros sistemas comunitarios, así como en elapoyo a los padres en la crianza de niños pequeños.Referencia1. Trocmé N, Fallon B, MacLaurin B, Daciuk J, Felstiner C, Black T, Tonmyr L,Blackstock C, Barter K, Turcotte D, Cloutier R. Canadian Incidence Study ofReported Child Abuse and Neglect-2003: Major Findings. Ottawa, Ontario:Minister of Public Works and Government Services Canada; 2005. Disponibleen: http://www.phac-aspc.gc.ca/cm-vee/csca-ecve/pdf/childabuse_final_e.pdf. Visitado el 16 de febrero de 2010.
  • 5. Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentIsaac R, Jenny C1Síndrome del Bebé SacudidoREENA ISAAC, MDCAROLE JENNY, MD, MBAHasbro Children’s Hospital & Brown Medical School, EE.UU.(Puesto en línea, en inglés, el 29 de noviembre de 2004)(Puesto en línea, en español, el 16 de febrero de 2010)TemaPrevención del Maltrato Infantil (maltrato/negligencia)IntroducciónEl trauma abusivo a la cabeza (AHT, por sus siglas en inglés) es una causa importante demuerte y de discapacidad en la niñez1,2,3. A inicios de los años 70s, las descripciones desacudidas de latigazo cervical de infantes introdujeron el concepto de que un cuidadorpuede provocar lesiones significativas a la cabeza, al sacudir manual y vigorosamente aun niño2,4,5,6. Las ocilaciones repetitivas de la cabeza y el cuello de un infante puedenresultar en lesiones en las estructuras tanto vasculares como neuronales, causandohemorragias intracraneales y retinales, edema cerebral, atrofia subsecuente yperturbaciones en el crecimiento cerebral2,7,8. Una constelación de hemorragiaintracraneal, fracturas de huesos largos, y hemorragias retinales, constituye la descripciónclásica del síndrome del bébé sacudido (SBS), mientras que la sacudida con impacto, o elimpacto solo, es llamado más precisamente trauma abusivo a la cabeza (AHT). En estadiscusión, el término AHT será utilizado con el fin de indicar el trauma abusivo a lacabeza debido a una sacudida, a un impacto, o a los dos. La mayor parte de las víctimasde AHT tienes menos de un año de edad (la edad promedio es de 5 a 9 meses). Seguido,el AHT es difícil de diagnosticar ya que el niño no presenta evidencias externas detrauma, sobre todo si no hubo impacto en el evento abusivo. Por lo general los cuidadoresno indican un historial de abuso o de lesiones en el momento de la presentación inicial 9.Las víctimas presentan varias señales y síntomas que van desde la irritabilidad, unadiminución en la reactividad y letargio, hasta convulsiones, reactividad nula y muerte. Esimperativo identificar tempranamente y prevenir esta forma de trauma intencional.TemaEl maltrato físico infantil, incluyendo el trauma abusivo a la cabeza es un problema desalud pública importante. El resultado del AHT es más severo que cualquier otra causade lesiones en la niñez1,10. De los lactantes que han sido víctimas del SBS,aproximadamente del 7 al 30% mueren y del 30 al 50% sufren importanes déficitscognitivos o neurológicos, mientras que el 30% tiene oportunidad de recuperación, peroestán en riesgo permanente de secuelas neurológicas de largo plazo8,11,12,13. Las secuelasneurológicas incluyen alteraciones cognitivas y de conducta, retraso en el desarrollo,déficits motores y visuales, défitics de aprendizaje y epilepsia.7,8,14Comparado a niños
  • 6. PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)con lesiones de cabeza no intencionales, cerradas, los menores de seis años quienessufrieron lesiones de cabeza intencionales tuvieron significamente menos capacidadescognitivas y motrices que aquellos de la misma edad, víctimas de lesiones accidentales.15Además de las consecuencas neurológicas, los estudios han mostrado que los niñosmaltratados, en general, muestran baja autoestima y ambiciones más bajas.16ProblemasLos déficits físicos, cognitivos y conductuales que resultan de lesiones severas a lacabeza presentan un desafío para las familias, la comunidad y los especialistas derehabilitación17Las familias de dichas víctimas deben sufrir constantes dificultadespsicosociales así como acomodarse a un nuevo régimen y metas de evolución para el niñolesionado. Los costos personales en dolor y sufrimiento de las víctimas y sus familias nopueden ser del todo cuantificados. Los costos totales para la sociedad también estánsubestimados por los años de vida pontecial que las víctimas han perdido.18Los costos sociales y el peso económico para los hospitales son importantesconsideraciones al evaluar los recursos necesitados para manejar y apoyar a estosniños.18,19Los niños que sobreviven a lesiones intencionales en la cabeza requierenrecursos médicos y psicosociales permanentes. Los pacientes de abuso infantil tieneníndices mayores de severidad de enfermedad, gastos hospitalarios, gastos diarios y tasasde mortalidad, que aquellos pacientes tratados para lesiones no intencionales. En unestudio, los gastos médicos para el caso agudo de pacientes de maltrato infantil en unaunidad de cuidados intensivos eran del orden de $35,641 por paciente. En ese estudio enparticular, 70% murió y 60% de los sobrevivientes sufrieron morbilidad residual severa.18La identificación temprana de niños en riesgo de tales traumas intencionales puedenreducir los costos individuales, médicos y societales.19Un estudio que examinaba a 173lactantes maltratados descubrió que alrededor de un tercio de lactantes con lesionesintencionales en la cabeza recibían un diagnostico equivocado en su primera visita paraobtener atención médica.20Dentro de este grupo de lactantes con trauma a la cabeza noidentificado, 25% fueron lesionados de nuevo antes de ser diagnosticados correctamente.La capacitación adecuada de profesionales y un índice adecuado de sospecha sonnecesarios para identificar a niños y familias en riesgo potencial de maltrato. Los niñoscon lesiones intencionales están en mayor riesgo de maltrato repetido y de posibleslesiones fatales.21Los profesionales médicos deben intervenir tempranamenteidentificando lesiones abusivas posibles.La investigación sobre la prevención de lesiones abusivas a la cabeza es limitada. Lasestrategias propuestas de prevención incluyen la identificación de familias y niños enriesgo, y la educación de padres y el público sobre los peligros de sacudir a los lactantes.Contexto de Investigación1. Identificación de familias y niños en riesgo de trauma abusivo a la cabeza. Se harealizado investigación en cuanto a la motivación de los abusadores, sus relacionescon las víctimas, y los factores de riesgo social asociados al trauma abusivo a laEnciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia 2©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentIsaac R, Jenny C
  • 7. PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)cabeza.22La capacitación que se necesita para que los profesionales médicos puedanprevenir e identificar traumas a la cabeza intencionales requiere de mayor estudio.2. Prevención: Se han realizado campañas educativas en algunas áreas geográficas sobrelos peligros de sacudir a los bebés o de golpearles en la cabeza. Los resultados deestas intervenciones no son conocidas aún. Se recomienda realizar estudios acerca dela manera más efectiva de distribuir esta información. b) Un análisis de losprogramas dirigidos a familias de alto riesgo podría ayudar a diseñar una estrategiapara la prevencion secundaria. c) La prevención de recurrencias del trauma abusivo ala cabeza cae dentro de la prevención terciaria. Esto incluiría la capacitación depersonal médico para que puedan reconocer las señales y síntomas del trauma abusivoa la cabeza y diseñar sistemas efectivos de bienestar infantil que protegan a lasvíctimas de más abuso.Preguntas Clave de Investigación1. ¿Cuáles son los medios más efectivos de prevenir AHT?2. Puesto que las señales y los síntomas de AHT pueden ser inespecíficos, ¿existiránciertos marcadores bioquímicos de lesiones cerebrales que puedan ser detectados enel torrente sanguíneo periférico poco después de este tipo de lesiones?3. ¿Las señales y los síntomas iniciales de las víctimas de AHT predicen secuelasneurológicas de largo plazo?4. Existe mucho debate científico y legal sobre el mecanismo de la lesión (sacudir,sacudir con impacto, o solamente impacto) que resulta en la presentación y resultadofinal de una víctima de lesión intencional a la cabeza. Los estudios de la biomecánicadel trauma abusivo a la cabeza están progresando, centrados en responder preguntasacerca de la magnitud y el tipo (tangencial o rotativa) de aceleración requerida paraproducir lesiones en lactantes. ¿El umbral de lesión será reducido por laamplificación armónica de fuerzas que se produce debido al sacudido repetitivo?Resultados Recientes de InvestigaciónSe ha debatido sobre el momento en que los síntomas comienzan después de un trauma ala cabeza abusivo. Un estudio reciente basado en abusadores que reconocieron haberinfligido las AHT sugiere que los síntomas de lesiones intencionales a la cabeza en niñosocurren inmediatamente.23El comportamiento de los niños en este estudio en ningún casofue descrito por los abusadores como normal después del evento de maltrato. La mayorparte de los abusadores reconocieron haber sacudido a estos niños sin impacto.Los estudios recientes de Ewing-Cobbs y colegas han caracterizado los hallazgos físicos,neuroconductuales y del desarrollo en niños con lesion cerebral traumática (LCT)intencional y no intenciónal. El análisis de los estudios de neuroimágenes (tomografíacomputarizada y resonancia magnética) ha contribuido a la identificación decaracteristicas de LCTs intencionales.10ConclusionesLas lesiones resultantes de los traumas a la cabeza por abuso, han sido reconocidas comolas más serias en el espectro de maltrato infantil con una morbilidad y mortalidadEnciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia 3©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentIsaac R, Jenny C
  • 8. PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)importante. Este tipo de lesión constituye una gran parte de las admisiones hospitalariasde lactantes y niños pequeños al sufrir traumas a la cabeza. Las lesiones a la cabezaafectan el funcionamiento, crecimiento y la calidad de la participación del niño en elhogar y en la comunidad. Los déficits cognitivos y neurológicos resultantes tienenconsecuencias devastadoras para el individuo y la familia.3,10,16,24La prevención dedichas lesiones es lo esencial en este problema.25,26Se recomienda seguir con campañaspara acrecentar la conciencia pública sobre los peligros de sacudir y golpear a loslactantes. La investigación que identifica los medios más efectivos de distribución yasimilación de la información debería ser realizada en las poblaciones de riesgo más altopara asegurar el alcance más efectivo. Es difícil saber si la información por sí sola setraduce en la práctica. Por tanto, también deben realizarse programas sociales dirigidos ala educación de los padres y a promover la protección y el cuidado.Los servicios dirigidos a prevenir el abuso y la negligencia, especialmente las “visitasdomiciliarias” a familias jóvenes, han sido bien recibidas.27,28La investigación sobrecómo evaluar a los niños y familias en mayor riesgo (familias donde existe la violenciadoméstica, familias con problemas de abuso de sustancias tóxicas, y familias sin apoyocomunitario) deben ser realizadas con el fin de ofrecer un plan de prevención dirigido yefectivo en costos.29,30Realizar programas de visitas a hogares hechos a la medida paragrupos de alto riesgo y asegurar la calidad apropiada en estos programas, son factoresnecesarios para obtener el máximo beneficio de tales programas. Las visitas a los hogarescontribuyen a programar la capacidad de prevenir el maltrato y promover el desarrollotanto de los niños como de sus padres.31Dichos programas deben incluir también alhombre de la casa, ya que la mayoría de quienes perpetran los maltratos serios son losvarones.22Los programas de prevención y las campañas educacionales exitosas debenconsiderarse como inversiones conservadoras para asegurar que la vida de un niñotranscurra en un hogar seguro y protector.Implicaciones para las Políticas Públicas y los ServiciosEl síndrome del bebé sacudido y el trauma a la cabeza provocado por el maltrato, sonhechos devastadores que tienen consecuencias psicológicas, físicas y financieras para elniño, la familia y la comunidad. Los gastos médicos y los recursos sociales que implicaun cuidado intensivo, la gestión que ello requiere, sumado a la rehabilitación, son unacarga para un sistema de recursos limitados. La prevención es la clave para intervenir eneste problema social. Es necesario inculcar el concepto de que sacudir a un niño es unapráctica intolerable. Las campañas educativas (en el estilo de la denominada “No sacudasal bebé”) parecen ser herramientas efectivas a fin de incrementar el conocimiento de lospadres respecto al peligro de sacudir a un bebé.32Los estudios sobre la economía deprogramas de prevención bien diseñados y efectivos, constituyen una inversiónjustificada de recursos comuniarios.18,19La Academia Norteamericana de Pediatría hareconocido que el modelo de visitas a los hogares por razones de salud ha sido bienrecibida e implica grandes beneficios. Un programa de visitas prenatales y a infantesrealizadas a los hogares por enfermeras y paraprofesionales ha demostrado ser unaherramienta preventiva frente a problemas de salud y desarrollo, en niños que seencuentran en el mayor nivel de riesgo para tales problemas.30,33,34Cabe destacar que losahorros potenciales en el rubro de cuidados médicos intensivos solamente en uno de estosEnciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia 4©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentIsaac R, Jenny C
  • 9. PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)casos, puede ser hasta mayor que el sueldo anual de un visitante que acude a los hogaresde familias de alto riesgo.18Estas visitas no son una panacea frente a la epidemia delmaltrato infantil, pero pueden ser una intervención efectiva para reducir la incidencia deeste tipo de maltrato.27,29Un compromiso público con el establecimiento de programas deprevención es imperativo.REFERENCIAS1. Bruce DA, Zimmerman RA. Shaken impact syndrome. Pediatric Annals1989;18(8):482-484, 486-489, 492-494.2. Caffey J. The whiplash shaken infant syndrome: manual shaking by theextremities with whiplash- induced intracranial and intraocular bleedings, linkedwith residual permanent brain damage and mental retardation. Pediatrics1974;54(4):396-403.3. Duhaime AC, Alario AJ, Lewander WJ, Schut L, Sutton LN, Seidl TS, NudelmanS, Hertle R, Tsiaras W, Loporchio S. Head injury in very young children:mechanisms, injury types, and ophthalmologic findings in 100 hospitalizedpatients younger than 2 years of age. Pediatrics 1992;90(2):179-185.4. Caffey J. On the theory and practices of shaking infants. Its potential residualeffects of permanent brain damage and mental retardation. American Journal ofDiseases of Children 1972;124(2):161-169.5. Guthkelch AN. Infantile subdural haematoma and its relationship to whiplashinjuries. BMJ - British Medical Journal 1971;2(759):430-431.6. Ommaya AK, Faas F, Yarnell P. Whiplash injury and brain damage: anexperimental study. JAMA - Journal of the American Medical Association1968;204(4):285-289.7. Bonnier C, Nassogne MC, Saint-Martin C, Mesples B, Kadhim H, Sebire G.Neuroimaging of intraparenchymal lesions predicts outcome in shaken babysyndrome. Pediatrics 2003;112(4):808-814.8. Haviland J, Russell RIR. Outcome after severe non-accidental head injury.Archives of Disease in Childhood 1997;77(6):504-507.9. Conway EE. Nonaccidental head injury in infants: “The shaken baby syndromerevisited.” Pediatric Annals 1998;27(10):677-690.10. Ewing-Cobbs L, Kramer L, Prasad M, Canales DN, Louis PT, Fletcher JM,Vollero H, Landry SH, Cheung K. Neuroimaging, physical, and developmentalfindings after inflicted and noninflicted traumatic brain injury in young children.Pediatrics 1998;102(2):300-307.11. Bonnier C, Nassogne MC, Evrard P. Outcome and prognosis of whiplash shakeninfant syndrome; Late consequences after a symptom-free interval.Developmental Medicine and Child Neurology 1995;37(11):943-956.12. Case ME, Graham MA, Handy TC, Jentzen JM, Monteleone JA. Position paperon fatal abusive head injuries in infants and young children. American Journal ofForensic Medicine and Pathology 2001;22(2):112-122.Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia 5©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentIsaac R, Jenny C
  • 10. PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)13. Duhaime AC, Christian C, Moss E, Seidl T. Long-term outcome in infants withthe shaking-impact syndrome. Pediatric Neurosurgery 1996;24(6):292-298.14. Gilles EE, Nelson MD. Cerebral complications of nonaccidental head injury inchildhood. Pediatric Neurology 1998;19(2):119-128.15. Kriel RL, Krach LE, Panser LA. Closed head injury: comparison of childrenyounger and older than 6 years of age. Pediatric Neurology 1989;5(5):296-300.16. Brown JK, Minns RA. Nonaccidental head injury, with particular reference towhiplash shaking injury and medicolegal aspects. Developmental Medicine andChild Neurology 1993;35(10):849-869.17. Livingston MG, McCabe RJ. Psychosocial consequences of head injury inchildren and adolescents: implications for rehabilitation. Pediatrician1990;17(4):255-261.18. Irazuzta JE, McJunkin JE, Danadian K, Arnold F, Zhang JL. Outcome and cost ofchild abuse. Child Abuse and Neglect 1997;21(8):751-757.19. Rovi S, Chen PH, Johnson MS. The economic burden of hospitalizationsassociated with child abuse and neglect. American Journal of Public Health2004;94(4):586-590.20. Jenny C, Hymel KP, Ritzen A, Reinert SE, Hay TC. Analysis of missed cases ofabusive trauma a la cabeza. JAMA - Journal of the American Medical Association1999;281(7):621-626.21. Alexander R, Crabbe L, Sato Y, Smith W, Bennett T. Serial abuse in children whoare shaken. American Journal of Diseases of Children 1990;144(1):58-60.22. Starling SP, Holden JR, Jenny C. Abusive trauma a la cabeza: the relationship ofperpetrators to their victims. Pediatrics 1995;95(2):259-262.23. Starling SP, Patel S, Burke BL, Sirotnak AP, Stronks S, Rosquist P. Analysis ofperpetrator admissions to inflicted traumatic brain injury in children. Archives ofPediatrics & Adolescent Medicine 2004;158(5):454-458.24. Epstein MA. Neurological and behavioral sequelae in children with traumaticbrain injury. International Pediatrics 1998;13(3):145-149.25. Benstead JG. Shaking as a culpable cause of subdural haemorrhage in infants.Medicine, Science & the Law 1983;23(4):242-244.26. Benzel EC, Hadden TA. Neurologic manifestations of child abuse. SouthernMedical Journal 1989;82(11):1347-1351.27. Eckenrode J, Ganzel B, Henderson C, Smith E, Olds D, Powers J, Cole R.Preventing child abuse and neglect with a program of nurse home visitation: Thelimiting effects of domestic violence. JAMA - Journal of the American MedicalAssociation 2000;284(11):1385-1391.28. Leventhal JM. The prevention of child abuse and neglect: successfully out of theblocks. Child Abuse and Neglect 2001;25(4):431-439.29. Gomby DS. Promise and limitations of home visitation. JAMA - Journal of theAmerican Medical Association 2000;284(11):1430-1431.30. Leventhal JM, Garber RB, Brady CA. Identification during the postpartum periodof infants who are at high risk of child maltreatment. Journal of Pediatrics1989;114(3):481-487.31. Olds DL, Eckenrode J, Henderson CR, Kitzman H, Powers J, Cole R, Sidora K,Morris P, Pettitt LM, Luckey D. Long-term effects of home visitation on maternalEnciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia 6©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentIsaac R, Jenny C
  • 11. PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia 7©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentIsaac R, Jenny Clife course and child abuse and neglect: Fifteen-year follow-up of a randomizedtrial. JAMA - Journal of the American Medical Association 1997;278(8):637-643.32. Showers J. “Don’t shake the baby”: the effectiveness of a prevention program.Child Abuse and Neglect 1992;16(1):11-18.33. Olds DL, Robinson J, O’Brien R, Luckey DW, Pettitt LM, Henderson CR, NgRK, Sheff KL, Korfmacher J, Hiatt S, Talmi A. Home visiting byparaprofessionals and by nurses: A randomized, controlled trial. Pediatrics2002;110(3):486-496.34. Olds DL, Henderson CR, Chamberlin R, Tatelbaum R. Preventing child abuse andneglect: A randomized trial of nurse home visitation. Pediatrics 1986;78(1):65-78.Este artículo ha sido traducido por la Junta Nacional de Jardines Infantiles -JUNJI-Gobierno de Chile.Para citar este documento:Isaac R, Jenny C. Síndrome del bebé sacudido. In: Tremblay RE, Barr RG, Peters RDeV, Boivin M, eds.Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia [en línea]. Montreal, Quebec: Centre ofExcellence for Early Childhood Development; 2010:1-7. Disponible en: http://www.enciclopedia-infantes.com/documents/Isaac-JennyESPxp.pdf. Consultado [insertar fecha].Copyright © 2010
  • 12. Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia 1©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentPollak SEl Impacto del Maltrato Infantil en el Desarrollo Psicosocial delos Niños PequeñosSETH POLLAK, PhDUniversity of Wisconsin at Madison, EE.UU.(Puesto en línea, en inglés, el 1 de diciembre de 2004)(Puesto en línea, en español, el 16 de febrero de 2010)TemaPrevención del Maltrato Infantil (maltrato/negligencia)IntroducciónEl maltrato infantil es un fenómeno horrendo el cual implica que los lactantes y niñospequeños no reciben la protección, el cuidado, la preocupación y las interacciones propiasde la forma en la cual los seres humanos (y muchas otras especies) se hacen cargo de losmás jóvenes. Se ha constatado que los niños que son objeto de maltrato son muyproclives a tener problemas conductuales, emocionales y sociales en su vida posterior.1Sin embargo, el mecanismo preciso que vincula a la experiencia del maltrato con eldesarrollo de esos problemas es completamente desconocido. Persiste una preguntafundamental en cuanto al desarrollo: ¿Cómo es que la adversidad o los traumas a unaedad temprana, pueden llevar a un sinnúmero de problemas, incluyendo la depresión, laagresión, el abuso de sustancias, los problemas de salud y una infelicidad general, añosdespués de que el maltrato haya terminado?Es posible que formular esta pregunta en términos mecanicistas, más que describirsolamente el tipo de problemas observados en niños maltratados, contribuya a develarcuáles son las intervenciones más efectivas para esos niños. El desarrollo emocional ysocial de los niños maltratados proporciona una poderosa clave respecto a dondecomenzar la búsqueda por respuestas frente a estas interrogantes.MateriaEl maltrato infantil es un significativo problema de salud pública. Cada año, se verificaque aproximadamente 13 de cada 1000 niños en los Estados Unidos y 10 de cada 1.000de los niños en Canadá, son víctimas de alguna forma de maltrato.2,3Un número muchomayor de niños sera objeto de maltrato en formas que son más difíciles de constatar, talescomo el maltrato emocional o la negligencia. Estas formas de maltrato son más difícilesde detectar y de medir, pero también causan un daño enorme.
  • 13. PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)ProblemasEl maltrato infantil es una alteración en relaciones que supuestamente proporcionanprotección y educación a los niños. Las familias son los contextos primarios ofundamentales en los cuales los niños pequeños aprenden qué tipo de comportamientosocial esperar de los demás, así como la forma de interpretar y enviar señalesemocionales a terceros. En las familias abusivas, los niños están expuestos a formas noadaptadas de comunicación y comportamiento emocional y tienen pobres modelos deautoregulación adaptativa.Contexto de InvestigaciónEs posible que las familias no se sientan motivadas a participar en estudios sobre el tema,debido a que el maltrato infantil no es solamente un problema de salud mental, sinotambién un problema social y legal. Por esta razón, es necesario ser cuidadosos paraasegurarse de que los estudios de investigación incluyan ejemplos representativos deniños maltratados, pero en forma no coercitiva. También es importante que el maltratoinfantil se estudie de manera diferenciada de la pobreza. Por ejemplo, es posible quealgunos padres no posean recursos para proporcionar a sus hijos cierto tipo dealimentos, experiencias educacionales o atención médica. En tales casos, el maltratoinfantil estaría presente, en caso que los padres no hicieran todo lo posible parabeneficiarse de todos los recursos comunitarios que estuviesen a su disposición (por ej:solicitar bonos de alimentación, usar un cuarto de emergencia). Finalmente, es difícildefinir el maltrato infantil y las definiciones varían en las investigaciones. Algunosestudios pueden incluir a todos los niños que experimentaron cualquier tipo deexperiencia traumática o dañina, o poco cuidado de los padres, mientras otrosposiblemente se focalicen específicamente en niños que hayan experimentado maltratosexual, maltrato físico o negligencia, o que presencien violencia doméstica. Es posibleque cada una de estas experiencias tenga diferentes efectos en el niño en desarrollo. Losproyectos de investigación pueden diferir también en cuanto a la forma de determinar elmaltrato. Hay grupos de investigación que les preguntan directamente a los niños y a lospadres sobre el maltrato, otros utilizan informes policiales o judiciales, y hay inclusoalgunos que siguen guías de acción establecidas por agencias locales de ayuda a losniños.Preguntas Clave de InvestigaciónInterrogantes fundamentales en el estudio del maltrato infantil se refieren a losmecanismos subyacentes que vinculan a la experiencia temprana con problemasposteriores.¿Qué es lo que cambia en el niño como individuo como resultado de suexperiencia? ¿Cuál es exactamente la responsabilidad de un medioambiente abusivo o dela experiencia en el cambio? Cómo se relacionan la frecuencia con la que ocurrió elmaltrato, la severidad del mismo, el tipo específico de maltrato y el estado de desarrollodel niño en el momento en que éste ocurrió, con los diferentes resultados conductuales?¿Por qué se asocia el maltrato infantil con tantos tipos de problemas diferentes? Y, lo quees más importante, qué puede hacerse para corregir y prevenir estos problemas?Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentPollak S2
  • 14. PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)Resultados Recientes de InvestigaciónLa capacidad en desarrollo de los niños para reconocer y responder apropiadamente antelas emociones, es una habilidad social especialmente importante. Sin embargo, los niñosmaltratados a menudo muestran formas poco usuales de desarrollo emocional. Estosniños obtienen pobres resultados en tareas que miden lo bien que reconocen y expresanlas emociones.4-6Los pequeños físicamente abusados, en particular, a menudo despliegantanto rechazo como agresión7-9, están dispuestos a escuchar y recordar señalesrelacionadas con la agresión 10,11y tienden a atribuír hostilidad a terceros.12Como esposible esperar, tal variedad de conductas a menudo produce dificultades interpersonalesen estos niños.13,14Un mecanismo que se propone, subyacente al desarrollo de problemasconductuales en los niños maltratados, es que las experiencias traumáticas, tales como elmaltrato, incrementan selectivamente la sensibilidad de los pequeños ante ciertas señalesemocionales, clave, especialmente la ira, a costa de su aprendizaje de cómo leer oentender otras emociones.15Por ej: los niños que han sufrido maltrato físico tienden a percibir las caras iracundascomo altamente destacables, en relación a otras emociones; en contraste, los niños quehan sido expuestos al negligencia tienden a tener dificultades para diferenciar lasexpresiones faciales de emoción.6Estudios recientes han sugerido que los niñosfísicamente abusados despliegan aumentos relativos de la actividad eléctrica cerebral,cuando están expuestos específicamente a rostros iracundos.10,16,17El estrés o cansancio extremo, asociado con el maltrato infantil puede llevar también aproblemas en la regulación del estrés y de la emoción, incluyendo la depresión18,19y elabuso de sustancias20que al parecer reflejan intentos para ayudar a regular estadosemocionales.21Cuando son adultos, las víctimas de maltrato sufren de altas tasas deansiedad, desórdenes alimentarios y desorden de estrés post traumático.22-23Un área deinterés habitual es el efecto de un elevado estrés hormonal, como el cortisol, en eldesarrollo de regiones cerebrales asociadas con la acumulación y recuperación de lamemoria.24,25Pese a que la mayoría de las víctimas de maltrato infantil no se transformaen criminales, aproximadamente un 30% de esos niños se involucrará en conductasdelictuales.26,27Conclusiones e ImplicacionesEl maltrato infantil entorpece el curso normal del desarrollo emocional del niño.Los niñosmaltratados corren el riesgo de sufrir de una gran variedad de problemas relacionados conla salud mental, incluyendo depresión, ansiedad, abuso de sustancias, criminalidad y otrasformas de conducta emocional poco regulada. Nuevos y prometedores estudios danindicios sobre cómo el maltrato afecta el desarrollo emocional, focalizándose en laatención y los sistemas de estrés en el cerebro. Mientras tanto, se requiere de más trabajopara desarrollar intervenciones exitosas para esos niños. Aunque el maltrato infantil sepresenta en todos los estratos socioeconómicos, la pobreza y el estrés del entornoincrementan la posibilidad de que se produzca. Los adultos que viven en la pobreza amenudo experimentan altos niveles de estrés e inestabilidad social, problemasemocionales y altos niveles de abuso de sustancias y/o depresión, todo lo cual socava lacapacidad de ser padres efectivos. Sin embargo, la pobreza no puede explicar todos losEnciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentPollak S3
  • 15. PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)casos de maltrato infantil. Las familias maltratadoras a menudo carecen de conexionessociales incluyendo amigos, lazos con la familia extendida, y con la comunidad vecinal.Mientras esa carencia de conexiones sociales puede reflejar las dificultadesinterpersonales de los padres, el evidente resultado en los niños es un limitado número deadultos que puedan ser ejemplo de conductas prosociales y menores oportunidades paraestablecer relaciones con adultos estables. Esto es muy importante, porque los padresabusivos a menudo tienen poco contacto con modelos de buenos padres y carecen deconocimientos sobre desarrollo infantil, estrategias de crianza de niños, resolución deproblemas sociales y métodos para enfrentar la ira y el estrés. La investigación sobre losservicios de tratamiento para niños maltratados y sus familias se ha visto obstaculizadapor nuestra habitual falta de comprensión sobre cuáles procesos específicos deberían serabordados para buscar soluciones. Actualmente se están realizando nuevasinvestigaciones sobre mecanismos neurobiológicos. Debido a que la mayoría de lasintervenciones actuales carecen de datos empíricos consistentes sobre la efectividad delas mismas, la prevención del maltrato infantil alberga considerables promesas.REFERENCIAS1. Cicchetti D, Manly JT. Editorial: Operationalizing child maltreatment:Developmental processes and outcomes. Developmental and Psychopathology2001;13(4):755-757.2. Trocmé N, Wolfe D. Child maltreatment in Canada: Selected results from theCanadian Incidence Study of Reported Child Abuse and Neglect. Ottawa, Ontario:Minister of Public Works and Government Services Canada; 2001. Disponible en:http://www.phac-aspc.gc.ca/ncfv-cnivf/familyviolence/pdfs/nfnts-cmic_e.pdf.Fecha de acceso Octubre 25, 2007.3. Office of the Assistant Secretary for Planning and Evaluation, U.S. Department ofHealth and Human Services. Trends in the well-being of America’s children andyouth, 2000. Washington, DC: U.S. Government Printing Office; 2000.Disponible en: http://aspe.hhs.gov/hsp/00trends/index.htm. Fecha de accesoOctubre 28, 2004.4. Camras LA, Ribordy S, Hill J, Martino S, Sachs V, Spaccarelli S, Stefani R.Maternal facial behaviour and the recognition and production of emotionalexpression by maltreated and nonmaltreated children. Developmental Psychology1990;26(2):304-312.5. Camras LA, Sachs-Alter E, Ribordy SC. Emotion understanding in maltreatedchildren: Recognition of facial expressions and integration with other emotioncues. In: Lewis M, Sullivan MW, eds. Emotional development in atypicalchildren. Hillsdale, NJ: Lawrence Erlbaum Associates; 1996:203-225.6. Pollak SD, Cicchetti D, Hornung K, Reed A. Recognizing emotion in faces:Developmental effects of child abuse and neglect. Developmental Psychology2000;36(5):679-688.7. Hoffman-Plotkin D, Twentyman CT. A multimodal assessment of behaviouraland cognitive deficits in abused and neglected preschoolers. Child Development1984;55(3):794-802.Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentPollak S4
  • 16. PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)8. Jacobson RS, Straker G. Peer group interaction of physically abused children.Child Abuse & Neglect 1982;6(3):321-327.9. Rogosch FA, Cicchetti D, Aber JL. The role of child maltreatment in earlydeviations in cognitive and affective processing abilities and later peerrelationship problems. Development and Psychopathology 1995;7(4):591-609.10. Pollak SD, Tolley-Schell SA. Selective attention to facial emotion in physicallyabused children. Journal of Abnormal Psychology 2003;112(3):323-338.11. Rieder C, Cicchetti D. Organizational perspective on cognitive controlfunctioning and cognitive-affective balance in maltreated children. DevelopmentalPsychology 1989;25(3):382-393.12. Weiss B, Dodge KA, Bates JE, Pettit GS. Some consequences of early harshdiscipline: Child aggression and a maladaptive social information processingstyle. Child Development 1992;63(6):1321-1325.13. Klimes-Dougan B, Kistner J. Physically abused preschoolers’ responses to peers’diestrés. Developmental Psychology 1990;26(4):599-602.14. Rogosch FA, Cicchetti D, Aber JL. The role of child maltreatment in earlydeviations in cognitive and affective processing abilities and later peerrelationship problems. Development and Psychopathology 1995;7(4):591-609.15. Pollak SD. Experience-dependent affective learning and risk for psychopathologyin children. Annals of the New York Academy of Sciences 2003;1008:102-111.16. Pollak SD, Cicchetti D, Klorman R, Brumaghim JT. Cognitive brain event-relatedpotentials and emotion processing in maltreated children. Child Development1997;68(5):773-787.17. Pollak SD, Klorman R, Thatcher JE, Cicchetti D. P3b reflects maltreatedchildren’s reactions to facial displays of emotion. Psychophysiology2001;38(2):267-274.18. Brown J, Cohen P, Johnson JG, Smailes EM. Childhood abuse and neglect:Specificity and effects on adolescent and young adult depression and suicidality.Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry1999;38(12):1490-1496.19. Koverola C, Pound J, Herger A, Lytle C. Relationship of child sexual abuse todepression. Child Abuse & Neglect 1993;17(3):393-400.20. Kilpatrick DG, Acierno R, Saunders B, Resnick HS, Best CL, Schnurr PP. Riskfactors of adolescent substance abuse and dependence: Data from a nationalsample. Journal of Consulting and Clinical Psychology 2000;68(1):19-30.21. Kendler KS, Bulik CM, Silberg J, Hettema JM, Myers J, Prescott CA. Childhoodsexual abuse and adult psychiatric and substance use disorders in women: Anepidemiological and Cotwin control analysis. Archives of General Psychiatry2000;57(10):953–959.22. McCloskey LA, Walker M. Posttraumatic estrés in children exposed to familyviolence and single-event trauma. Journal of the American Academy of Child andAdolescent Psychiatry 2000;39(1):108-115.23. Widom CS. Posttraumatic estrés disorder in abused and neglected children grownup. American Journal of Psychiatry 1999;156(8):1223-1229.Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentPollak S5
  • 17. PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentPollak S624. De Bellis MD, Keshavan MS, Spencer S, Hall J. N-acetylaspartate concentrationin the anterior cingulate of maltreated children and adolescents with PTSD.American Journal of Psychiatry 2000;157(7):1175-1177.25. Heim C, Newport DJ, Heit S, Graham YP, Wilcox M, Bonsall R, Miler AH,Nemeroff CB. Pituitary-adrenal and autonomic responses to estrés in women aftersexual and physical abuse in childhood. JAMA - Journal of the American MedicalAssociation 2000;284(5):592-597.26. Kaufman J, Zigler EF. The intergenerational transmission of child abuse. In:Cicchetti D, Carlson V, eds. Child maltreatment: Theory and research on thecauses and consequences of child abuse and neglect. New York, NY: CambridgeUniversity Press; 1989:129-150.27. Widom CS. The cycle of violence. Science 1989;244(4901):160-166.Este artículo ha sido traducido por la Junta Nacional de Jardines Infantiles -JUNJI-Gobierno de Chile.Para citar este documento:Pollak S. El impacto del maltrato infantil en el desarrollo psicosocial de los niños pequeños. In: TremblayRE, Barr RG, Peters RDeV, Boivin M, eds. Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia [enlínea]. Montreal, Quebec: Centre of Excellence for Early Childhood Development; 2010:1-6. Disponibleen: http://www.enciclopedia-infantes.com/documents/PollakESPxp.pdf. Consultado [insertar fecha].Copyright © 2010
  • 18. Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia 1©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentToth SL, Cicchetti DEl Maltrato Infantil y su Impacto en el Desarrollo Psicosocialdel NiñoSHEREE L. TOTH, PhDDANTE CICCHETTI, PhDMt. Hope Family Center & University of Rochester, EE.UU.(Puesto en línea, en inglés, el 6 de diciembre de 2004)(Puesto en línea, en español, el 16 de febrero de 2010)TemaPrevención del Maltrato Infantil (maltrato/negligencia)IntroducciónEl maltrato infantil es un problema que impregna a toda la sociedad, que a menudo ejerceun impacto negativo devastador en los niños, no solamente durante la infancia, sino quedurante toda la vida.1,2,3,4Aunque las fotos de niños maltratados que aparecen en losmedios muestran gráficamente los hematomas, quemaduras, traumas cerebrales, lanegligencia y la desnutrición, un campo de investigación cada vez mayor sugiere que eldaño emocional que acompaña a los actos abusivos o negligentes, y no solamente el dañofísico, pueden traducirse en los efectos dañinos más significativos y de largo plazo para elniño. El maltrato que se infiere en los primeros cinco años de vida, puede serespecialmente dañiño, debido a la vulnerabilidad de estos pequeños y al hecho de que losprimeros años de vida se caracterizan por un crecimiento neurobiológico y psicológicomás rápido que en los años siguientes..MateriaEn años recientes se ha incrementado el número de niños que ha experimentado algunaforma de maltrato. Según el riguroso criterio operacional utilizado en el más recienteEstudio de Incidencia Nacional (National Incidence Study) realizado en los EstadosUnidos, casi 1.6 milliones de niños norteamericanos fueron abusados o tratados connegligencia en 1993,5un incremento de 149% durante el periodo de siete años entre losestudios. En 1993, 11.1 niños de cada 1,000 fueron objeto de maltrato y 13.1 denegligencia. Entre esos niños maltratados, 50% tenía menos de siete años de edad y 25%era menor de cuatro años. En el primer estudio de carácter nacional que examinó laincidencia del maltrato infantil en Canadá, emergen estadísticas de similar impacto, conun estimado de 21.52 investigaciones sobre maltrato infantil por cada 1.000 niños en1998.6,7Es muy importante destacar que las estadísticas canadienses representansolamente una parte de los actuales casos de maltrato, ya que el estudio sólo se centró encasos investigados por trabajadores del bienestar infantil.
  • 19. PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)ProblemasLa investigación y las intervenciones en el área del maltrato infantil han enfrentado variosdesafíos.• El campo se ha visto obstaculizado por la falta de un claro criterio operacional frentea los actos que constituyen maltrato infantil.2,8,9Por lo tanto, las estimaciones encuanto a la magnitud del problema varían considerablemente debido al criterioutilizado para definir el maltrato.• Ha existido algún grado de controversia con respecto a la mejor forma de verificar laocurrencia del maltrato. Algunos investigadores abogan por el uso de cifras oficiales,mientras que otros estiman que es preferible preguntarle al niño que ha sidomaltratado o al cuidador del mismo que es el maltratador. Idealmente, habría queutilizar una combinación de fuentes de información .• Debido a que los niños maltratados rara vez experimentan un solo tipo de abuso, losinvestigadores también se han preocupado de cómo distinguir mejor entre las secuelasasociadas con un particular tipo de maltrato.• Además, debido a que el maltrato es más habitual en familias de bajos ingresos,resulta todo un desafío disociar los efectos del maltrato per se, en oposición a losefectos de la pobreza y las tensiones asociadas a ella.• A pesar de que actualmente existe consenso respecto a que el maltrato afectaadversamente al desarrollo, se ha logrado un menor avance en explicar los procesosy mecanismos que contribuyen a la serie de consecuencias del desarrollo observadosen niños maltratados.• De igual forma, para resolver los procesos de desarrollo implicados en lasconsecuencias del maltrato infantil, se requiere de investigación longitudinal. Sinembargo, debido a temas relacionados con el desgaste del estudio de la población,debido a una serie de factores tales como la movilidad, el encarcelamiento, lahospitalización psiquiátrica y la ubicación de niños en hogares adoptivos, resultadifícil retener cohortes lo suficientemente grandes.• Enfocarse de manera prácticamente exclusiva en los resultados conductuales ypsicológicos del maltrato durante los cinco primeros años, implica no considerar, engran medida, la secuela neurobiológica del maltrato y la negligencia..• La heterogeneidad de resultados entre los niños maltratados, sugiere que el maltratono afecta a todos los pequeños en forma similar. Los diferentes resultados acentúan laimportancia de examinar a los predictores de la resiliencia, a pesar de la adversidaddel maltrato.Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentToth SL, Cicchetti D2
  • 20. PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)• Pese a un amplio conocimiento de los efectos adversos del maltrato, con excepción dela obra de David Olds,10,11se ha avanzado considerablemente poco en crearestrategias efectivas de prevención e intervención.Contexto de InvestigaciónLas investigaciones en el área del maltrato infantil han sido necesariamente de amplioespectro, abarcando aspectos de epidemiología y definición, consecuencias del desarrollo,resultados a largo plazo e intervenciones. Pese a que el maltrato infantil atraviesa lasclases económicas, gran parte del trabajo se ha enfocado en las poblaciones de bajosingresos.Preguntas Clave de InvestigaciónLas preguntas clave de investigación emanan directamente de aquellos temas que salen aluz al fragor del problema. Tenemos que construir basándonos en el vasto conocimientode los efectos negativos del maltrato, para abocarnos a preguntas cada vez mássofisticadas. Las investigaciones deben usar definiciones de maltrato operacionalmenteclaras y estas definiciones deben especificarse. En este sentido, debe examinarse todo elrango de experiencias del maltrato, incluyendo variables tales como la edad de inicio, elperpetrador, la severidad y la cronicidad. Los esfuerzos deben centrarse en laidentificación de vías para resultados bien y mal adaptados y de dominios de desarrollomúltiples versus individuales. Las investigaciones sobre resultados también requierenexaminar indicadores neurobiológicos psicofisiológicos, junto con variablessocioemocionales. Finalmente, son necesarias las investigaciones longitudinales, quetambién incorporan análisis de costo- beneficio en el fracaso en prevenir el maltrato o enproporcionar tratamiento adecuado después que el maltrato se ha llevado a cabo.Resultados Recientes de InvestigaciónEl maltrato infantil ejerce un impacto devastador y prolongado en los niños y el costopara la sociedad en su conjunto es muy alto. En una investigación longitudinal, Widom yMaxfield12llegaron a la conclusión de que los niños abusados y objetos de negligencia,eran 1,8 veces más proclives a ser arrestados como delincuentes juveniles, que losmuchachos de su misma edad que no habían sufrido maltrato. Los niños maltratados sonademás más proclives a desarrollar problemas de abuso de sustancias.13,14Además, másdel 50% de los niños maltratados tiene dificultades en la escuela y aproximadamente un25% requiere de servicios especiales de educación.15,16Lamentablemente, las investigaciones dirigidas en forma teórica y que son rigurosas ensu metodología, se han centrado hasta la fecha en el impacto del maltrato en jóvenes deedad pre escolar y en otros de más edad. Las investigaciones realizadas con pequeñosdurante los cinco primeros años de su vida han realzado constantemente las secuelassocioeconómicas del maltrato, en múltiples aspectos del desarrollo.3,17Una vastainvestigación ha demostrado que el maltrato durante la infancia puede conducir avínculos de relación inseguros con sus cuidadores.17Es importante destacar que estospatrones inseguros de relación no son específicos de los primeros años, sino que se hademostrado que se prolongan hacia los años preescolares y escolares.1Las primerasdificultades de los niños maltratados por lograr una relación afectiva segura con susEnciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentToth SL, Cicchetti D3
  • 21. PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)cuidadores potencian también continuas perturbaciones en las relaciones interpersonales,a medida que continúa el desarrollo. Se han identificado también dificultades en obtenercompetencias apropiadas a otras edades, incluyendo alteraciones en el desarrollo del yo8,19, una incapacidad para crear relaciones efectivas entre pares,21,22los esfuerzos paraadaptarse al medio ambiente escolar,23,24,25y tasas cada vez más elevadas de problemasconductuales y psicopatológicos. Investigaciones recientes también han iluminado lasdificultades en la adquisición de la teoría mental en niños que han sido maltratados.28,29ConclusionesNo cabe duda de que el maltrato infantil es un problema enorme, que se hace sentir nosólo en sus víctimas, sino también en toda la sociedad. Un informe del Instituto Nacionalde Justicia30estimaba que el costo anual de las consecuencias del maltrato y negligenciainfantil en los Estados Unidos ascendía a 56 mil millones de dólares. Este estimadoincluía costos directos tales como programas médicos, pérdida de ganancias y programaspúblicos, al igual que costos indirectos asociados con el dolor y la disminución en lacalidad de vida.Un estudio realizado recientemente por la organización Prevent Child Abuse America(Prevenga el Maltrato Infantil en Norteamérica), estimaba que el costo total del maltratoinfantil en los Estados Unidos superaba los 94 mil millones de dólares anuales.31Elmaltrato infantil puede afectar el exitoso desarrollo del niño no sólo en un determinadoperiodo de desarrollo, sino a lo largo de toda su vida. Es importante reconocer, sinembargo, que se está procesando una considerable diversidad de resultados en relacióncon el maltrato infantil. Se han aclarado nuevos e importantes ángulos de investigaciónen torno a este crítico problema de toda la sociedad. Ya no resulta productivo conducirinvestigaciones que se enfoquen exclusivamente a descubrir los principales efectosasociados con el maltrato infantil, porque tales aproximaciones posiblemente puedanarrojar resultados que no cubran con exactitud los riesgos para el desarrollo queacompañan a tales maltratos. Existe igualmente una necesidad imperiosa por másinvestigaciones respecto a los efectos del maltrato infantil durante la infancia y la niñez.También resulta fundamental el desarrollo e implementación de investigaciones ampliasy longitudinales respecto al maltrato infantil y sobre los factores de riesgo coexistentes.Implicaciones en las Perspectivas de Política y ServicioLas investigaciones sobre las consecuencias socioemocionales del maltrato durante losprimeros años de vida, proporcionan una base de conocimientos respecto a la formaadversa o negativa en que el cuidado de los niños puede erosionar el desarrollo. Sinembargo, si estos descubrimientos científicos han de aplicarse en forma apropiada a laformulación y evaluación de la prevención y estrategias de intervención para niños yfamilias vulnerables, entonces es necesario implementar una serie de recomendaciones.• Resulta fundamental intervenir lo más rápidamente posible después de que se haidentificado el maltrato. Incluso si no se manifiestan de inmediato síntomas de unaenfermedad mental diagnosticable, es importante referir a la persona a un especialistaen salud mental, para que estudie la posible necesidad de una intervención temprana,Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentToth SL, Cicchetti D4
  • 22. PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)a fin de prevenir o mitigar consecuencias negativas de desarrollo. Sacar a un niñomaltratado de su hogar no constituye un tratamiento.• Debido a que el abuso materno de sustancias y la subsecuente incapacidad para cuidarde los niños es una razón cada vez más frecuente para que se produzca el maltratodurante la infancia, deberían investigarse los efectos comorbidos del maltrato y laexposición pre y post natales a las sustancias y sus implicaciones para el tratamiento.• Resulta escasa la evidencia metodológicamente válida sobre la eficacia de lasintervenciones para niños maltratados. Si las expectativas de una modificación depolíticas y una mayor destinación de recursos llegan a realizarse, entonces debemosestar en condiciones de proporcionar análisis de costo- beneficio, con respecto a laefectividad de la prevención y la intervención para niños maltratados.• No debemos dilatar la puesta en marcha de capacitación para quiénes luchan conaspectos relativos al maltrato infantil y la negligencia. Quienes trabajan en laprotección de los niños deben recibir información con respecto a la importancia deproporcionar intervenciones psicológicas a los niños pequeños que han sidomaltratados y a sus cuidadores biológicos o adoptivos. Por lo menos el personal deservicio a cargo de la protección debe conocer acerca de las investigaciones respectoa los efectos de corto y largo plazo del maltrato, y deben incrementar sus esfuerzos,enviando a esos niños a evaluación y posibles consultas antes de que aparezcan losdesórdenes conductuales o psiquiátricos de manera ya definida. Igualmente, lacapacitación de terapeutas debe considerar temas sistémicos más amplios queacompañan el trabajo con los niños en el sistema de bienestar infantil.• Los principios sobre el desarrollo deben integrarse a la capacitación del personalclínico que pueda tener contacto con niños maltratados. Debido a que lasconsecuencias del maltrato pueden variar según el periodo de desarrollo durante elcual se produce el trauma, los terapeutas deben estar preparados para incorporar a sulabor esta comprensión sobre el desarrollo.• Debido a que nuestros sistemas de identificación, el conocimiento de lasinvestigaciones y la prevención y estrategias de tratamiento para casos de maltratodurante los primeros años de vida se encuentran desplazados, en relación al desarrollologrado para encarar el maltrato en la niñez y adolescencia, es necesario realizaresfuerzos para superar esas brechas.Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentToth SL, Cicchetti D5
  • 23. PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)REFERENCIAS1. Cicchetti D, Toth SL. Developmental psychopathology perspective on child abuseand neglect. Journal of the American Academy of Child and AdolescentPsychiatry 1995;34(5):541-565.2. Manly JT, Kim JE, Rogosch FA, Cicchetti D. Dimensions of child maltreatmentand childrens adjustment: Contributions of developmental timing and subtype.Development and Psychopathology 2001;13(4):759-782.3. Malinosky-Rummell R, Hansen DJ. Long-term consequences of childhoodphysical abuse. Psychological Bulletin 1993;114(1):68-79.4. Trickett PK, McBride-Chang C. The developmental impact of different forms ofchild abuse and neglect. Developmental Review 1995;15(3):311-337.5. Sedlak AJ, Broadhurst DD. The third national incidence study of child abuse andneglect. Washington, DC: US Department of Health and Human Services; 1996.6. Trocmé N, Wolfe D. Child maltreatment in Canada: Selected results from theCanadian Incidence Study of Reported Child Abuse and Neglect. Ottawa, Ontario:Minister of Public Works and Government Services Canada; 2001. Disponible en:http://www.phac-aspc.gc.ca/ncfv-cnivf/familyviolence/pdfs/nfnts-cmic_e.pdf.Fecha de acceso Octubre 25, 2007.7. Trocmé N, MacLaurin B, Fallon B, Daciuk J, Billingsley D, Tourigny M, MayerM, Wright J, Barter K, Burford G, Hornick J, Sullivan R, McKenzie N. Canadianincidence study of reported child abuse and neglect: Final report. Ottawa,Ontario: Minister of Public Works and Government Services Canada; 2001.Disponible en: http://www.phac-aspc.gc.ca/publicat/cisfr-ecirf/pdf/cis_e.pdf.8. Fecha de acceso Octubre 25, 2007.9. Cicchetti D, Barnett D. Toward the development of a scientific nosology of childmaltreatment. In: Cicchetti D, Grove WM, eds. Thinking clearly aboutpsychology: Essays in honor of Paul E. Meehl, Vol. 1: Matters of public interest;Vol. 2: Personality and psychopathology. Minneapolis, Minn: University ofMinnesota Press; 1991:346-377.10. Cicchetti D, Rizley R. Developmental perspectives on the etiology,intergenerational transmission, and sequelae of child maltreatment. NewDirections for Child Development 1981;11:31-55.11. Olds DL, Henderson CR Jr., Chamberlin R, Tatelbaum R. Preventing child abuseand neglect: a randomized trial of nurse home visitation. Pediatrics1986;78(1):65-78.12. Olds DL, Eckenrode J, Henderson CR Jr., Kitzman H, Powers J, Cole R, SidoraK, Morris P, Pettitt LM, Luckey D. Long-term effects of home visitation onmaternal life course and child abuse and neglect. Fifteen-year follow-up of arandomized trial. JAMA - Journal of the American Medical Association1997;278(8):637-643.13. Widom CS, Maxfield MG. A prospective examination of risk for violence amongabused and neglected children. Annals of the New York Academy of Sciences1996;794:224-237.Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentToth SL, Cicchetti D6
  • 24. PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)14. Chaffin M, Kelleher K, Hollenberg J. Onset of physical abuse and neglect:psychiatric, substance abuse, and social risk factors from prospective communitydata. Child Abuse & Neglect 1996;20(3):191-203.15. Clark DB, Lesnick L, Hegedus AM. Traumas and other adverse life events inadolescents with alcohol abuse and dependence. Journal of the AmericanAcademy of Child & Adolescent Psychiatry 1997;36(12):1744-1751.16. Caldwell RA. The costs of child abuse vs. child abuse prevention: Michigan’sexperience; 1992. Disponible en: http://www.msu.edu/user/bob/cost.html. Fechade acceso Octubre 29, 2004.17. Veltman MWM, Browne KD. Three decades of child maltreatment research:Implications for the school years. Trauma Violence & Abuse 2001;2(3):215-239.18. Cicchetti D, Toth SL. Developmental processes in maltreated children. In: HansenDJ, ed. Nebraska Symposium on Motivation Vol. 46, 1998: Motivation and childmaltreatment. Lincoln, Neb: University of Nebraska Press; 2000:85-160.19. Cicchetti D. Fractures in the crystal: Developmental psychopathology and theemergence of the self. Developmental Review 1991;11(3):271-287.20. Toth SL, Cicchetti D, Macfie J, Emde RN. Representations of self and other in thenarratives of neglected, physically abused, and sexually abused preschoolers.Development & Psychopathology 1997;9(4):781-796.21. Bolger KE, Patterson CJ. Developmental pathways from child maltreatment topeer rejection. Child Development 2001;72(2):549-568.22. Rogosch FA, Cicchetti D. Illustrating the interface of family and peer relationsthrough the study of child maltreatment. Social Development 1994;3(3):291-308.23. Shields A, Ryan RM, Cicchetti, D. Narrative representations of caregivers andemotion dysregulation as predictors of maltreated childrens rejection by peers.Developmental Psychology 2001;37(3):321-337.24. Shonk SM, Cicchetti, D. Maltreatment, competency deficits, and risk foracademic and behavioural maladjustment. Developmental Psychology2001;37(1):3-17.25. Eckenrode J, Laird M, Doris J. School performance and disciplinary problemsamong abused and neglected children. Developmental Psychology 1993;29(1):53-62.26. Toth SL, Cicchetti D. The impact of relatedness with mother on schoolfunctioning in maltreated children. Journal of School Psychology 1996;34(3):247-266.27. Cicchetti D, Toth SL. Child maltreatment in the early years of life. In: OsofskyJD, Fitzgerald HE, eds. Infant mental health in groups at high risk. New York,NY: John Wiley & Sons; 2000:255-294. WAIMH Handbook of infant mentalhealth; vol 4.28. Dodge KA, Pettit GS, Bates JE. How the experience of early physical abuse leadschildren to become chronically aggressive. In: Cicchetti D, Toth SL., eds.Developmental perspectives on trauma: Theory, research, and intervention.Rochester, NY: University of Rochester Press; 1997:263-288. Rochestersymposium on developmental psychology; vol 8.Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentToth SL, Cicchetti D7
  • 25. PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentToth SL, Cicchetti D829. Cicchetti D, Rogosch FA, Maughan A, Toth SL, Bruce J. False beliefunderstanding in maltreated children. Development and Psychopathology2003;15(4):1067-1091.30. Pears KC, Fisher PA. Emotion understanding and theory of mind amongmaltreated children in foster care: Evidence and deficits. Development andPsychopathology. In press.31. Miller T, Cohen M, Wiersema B. Victim costs and consequences: A New Look.The National Institute of Justice: Research Report 1996. Washington, DC: U.S.Department of Health and Human Services.32. Fromm S. Total estimated cost of child abuse and neglect in the United States.Statistical evidence. Prevent Child Abuse America; 2001. Disponible en:http://www.preventchildabusenj.org/documents/index/cost_analysis.pdf Fecha deacceso Octubre 25, 2007.Este artículo ha sido traducido por la Junta Nacional de Jardines Infantiles -JUNJI-Gobierno de Chile.Para citar este documento:Toth SL, Cicchetti D. El maltrato infantil y su impacto en el desarrollo psicosocial del niño. In: TremblayRE, Barr RG, Peters RDeV, Boivin M, eds. Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia [enlínea]. Montreal, Quebec: Centre of Excellence for Early Childhood Development; 2010:1-8. Disponibleen: http://www.enciclopedia-infantes.com/documents/Toth-CicchettiESPxp.pdf. Consultado [insertarfecha].Copyright © 2010
  • 26. Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia 1©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentTrocmé NEl Maltrato Infantil y su Impacto en la Epidemiología delDesarrollo Psicosocial InfantilNICO TROCMÉ, PhDCentre of Excellence for Child Welfaire, CANADÁ(Puesto en línea, en inglés, el 2 de febrero 2005)(Puesto en línea, en español, el 16 de febrero de 2010)TemaPrevención del Maltrato Infantil (maltrato/negligencia)IntroducciónEl maltrato infantil es una significativa amenaza contra el sano desarrollo de los niños.Comprender la magnitud y severidad del maltrato es fundamental para desarrollarintervenciones clínicas y políticas sociales, a fin de proteger a los niños en riesgo y paratratar a los pequeños que ya han sido victimizados. El siguiente artículo describe laincidencia, prevalencia y severidad del maltrato infantil y analiza la importancia de lasestrategias interdisciplinarias y de las estrategias con base en la comunidad para encarareste importante problema.DefinicionesMaltrato o abuso infantil es el término amplio utilizado para describir actos abusivos onegligentes perpetrados por adultos o jóvenes de mayor edad en contra de los niños. Haycuatro amplias categorías: maltrato físico, abuso sexual, negligencia y maltratoemocional. El maltrato físico implica desde agresiones severas contra niños, que puedenherir permanentemente a un niño o matarlo, hasta castigos físicos abusivos, como sacudira un lactante. El abuso sexual incluye el intercambio, actos de tocación, de exposición,solicitudes sexuales y acoso sexual. La negligencia se refiere al fracaso de un cuidadorpara supervisar o proteger a un niño o bien para responder a las necesidades físicas de unpequeño. La distinción entre esta última categoría, negligencia en lo físico, y la pobrezafamiliar, es difícil de trazar, porque muchas de estas familias viven en pobreza, aunquemuy pocas familias pobres son consideradas negligentes. El maltrato emocional incluyemaltrato verbal extremo o habitual (amenazar o tratar en forma despectiva, etc.), y unasistemática falta de cuidado o de la atención requerida para el desarrollo saludable de unniño. La exposición de los pequeños a la violencia familiar es considerada cada vez conmayor frecuencia, como una forma potencial de maltrato emocional.Incidencia AnualEl seguimiento de las estadísticas sobre la incidencia del maltrato infantil se realiza enCanadá, a través del Canadian Incidence Study of Reported Child Abuse and Neglect(CIS) (Estudio Canadiense sobre la Incidencia del Maltrato y de Negligencia Infantil
  • 27. PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)Reportados). Es un estudio periódico de casos investigados por autoridades de proteccióninfantil tanto a nivel provincial como territorial. El primer estudio más amplio a nivelcanadiense del CIS descubrió que, en 1998, se realizaron unas 135.600 investigacionessobre maltrato infantil en dicho país y que el maltrato infantil se había confirmado en61.200 de esos pequeños, una tasa de 9.7 víctimas por cada 1000 niños.1Un tercio deesos pequeños, es decir 20.500, tenía menos de seis años de edad. La incidencia devictimización varía por edad y sexo, con niños más pequeños- de dos o tres años de edad-victimizados con mayor frecuencia que las niñas, mientras que a la edad de cinco años lasniñas eran victimizadas con mayor frecuencia que los chicos (ver gráfico de barra).Incidencia del maltrato establecido: Canadá 1998(CIS 98)7,826,398,128,6310,689,10 9,2112,467,777,899,108,16-2,004,006,008,0010,0012,0014,00< 1 Año 1 Año 2 Años 3 Años 4 Años 5 AñosVictimaspor1,000MujeresHombresAproximadamente tres cuartos de los niños menores de seis años eran víctimas denegligencia (44%) o de maltrato emocional (29%). La victimización abusiva variabasignificativamente según el sexo, siendo más habitual el maltrato físico (20%), que elmaltrato sexual (8%) en los niños, mientras que el maltrato sexual (15%) era más habitualen las niñas que el maltrato físico (12%).Es difícil realizar comparaciones directas entre las tasas de incidencia en Canadá y enotros países, por las diferencias en cuanto a los procedimientos de denuncia einvestigación. La tasa de victimización reportada en los Estados Unidos en 1998 fue de12.9 por cada 1000 niños, mientras que en los tres estados más grandes de Australia latasa de victimización en el mismo año, fluctuó entre 5.1 y 5.9 por cada 1000 niños.2Prevalencia InfantilLos estudios sobre prevalencia han medido habitualmente las tasas de victimizacióndurante la infancia, en oposición a estadísticas de incidencia que miden tasas de1En otros 29.700 casos no se pudo comprobar el maltrato, a pesar de la sospecha y en los restantes 44.700casos, el maltrato no fue comprobado.Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentTrocmé N2
  • 28. PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)victimización durante un año específico. La más extensa prevalencia de maltrato infantilde la cual se dispone en Canadá, proviene de una encuesta de salud a la población, queincluye a residentes de 15 años de edad y mayores, realizada en Ontario en 1990.3Treintay un por ciento de los varones y 21.1% de las mujeres reportaron haber sido físicamenteabusados durante su niñez, mientras que 12.8% de las mujeres y 4.3% de los varonesreportó una historia de abuso sexual. El estudio no identificó en qué momento de suinfancia éstos habían sido abusados. Las tasas de victimización sexual reportadas en elOntario Health Supplement son algo menores que las reportadas en otros países, queoscilan entre 20% para las mujeres y entre 3 a 11% en el caso de los varones.4Lesiones y MuerteLa mayoría de los casos de maltrato denunciados a los servicios de bienestar infantilimplican situaciones en las cuales los niños ya han sufrido algún tipo de daño emocional,o se encuentran en significativo riesgo de ser heridos o de sufrir algún tipo de dañoemocional. Las lesiones físicas debidas al maltrato, sin embargo, son relativamenteescasas. El CIS de 1998 encontró que las lesiones físicas se presentaban en un 15% de los20.000 casos de maltrato comprobados, incluyendo a recién nacidos y pequeños hasta loscinco años de edad.2En muchos casos, eran moretones y rasguños que no requerían deatención médica. Las heridas graves, que necesitaban de atención médica, se presentaronen un 5% de casos en niños entre uno y cinco años de edad, y en un 17% en casosrelacionados con lactantes menores de un año. El síndrome del bebé sacudido, una formade maltrato difícil de detectar, que implica hematomas subdurales, se consignó en unos300 casos, en un universo de 20.500 situaciones de maltrato sustancial a recién nacidos yniños hasta los cinco años de edad.El maltrato severo que llega a provocar lesiones, es una preocupación especial ensituaciones relacionadas con niños pequeños, por el riesgo de daño permanente o bien demuerte durante los primeros tres años de vida. De hecho, los menores de cinco añoscorren mayor riesgo de morir en manos de sus padres. Dos tercios de los niños, desde sunacimiento a los 17, que mueren en manos de algún miembro de la familia, tienen cincoaños o menos, y un 29% son lactantes menores a un año de edad.5Los pequeños menoresde tres años mueren la mayoría de las veces por sacudidas (35%) o estrangulamiento(29%), mientras que los niños mayores y los jóvenes son más proclives a morir debido alas armas de fuego.TendenciasEl maltrato infantil se está transformando en un problema de salud que concita unacreciente preocupación. En Canadá crece la conciencia de la población ante los informessobre supuestos maltratos y negligencias perpetrados contra menores. Mientras todavíano están disponibles los antecedentes sobre las tendencias nacionales, los informes desdeprovincias y territorios documentan sin lugar a dudas un incremento en lasinvestigaciones.6En Ontario, la provincia que posee las estadísticas más detalladas sobrelas tendencias al respecto, el número de denuncias comprobadas sobre maltratoprácticamente se duplicó en cinco años, elevándose de 12.300 casos en 1993 a 24.400casos en 1998.7Este incremento se ha generado ante todo por los casos de violenciadoméstica, que representaban menos del 2% de los casos en 1993, pero que en 1998Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentTrocmé N3
  • 29. PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)fueron casi un cuarto de todos los casos comprobados de maltrato. En agudo contraste,las denuncias de maltrato sexual a niños descendieron un 48% entre 1993 y 1998. Elincremento de los casos de violencia doméstica se ha producido ante todo por un notablecambio en la respuesta de la policía, de los profesionales de la salud y de las escuelas, quecontabilizan casi el 90% de todas las denuncias de violencia doméstica. El descenso enlas denuncias de abuso sexual a niños es más difícil de interpretar. Hay quienes sostienenque ello refleja un actual descenso en las tasas de victimización sexual, atribuible a unaprevención extensiva, detección y esfuerzos de persecución. Otros están preocupados deque los niños y sus padres, que no son ofensores, titubean cada vez más ante la idea dedenunciar la victimización.Implicaciones para Política y PrácticaEl maltrato infantil es un gran problema de salud, que afecta a más de 60.000 niños al añoen Canadá. Niños abusados o descuidados constituyen un riesgo muy alto para eldesarrollo de problemas sociales, emocionales y cognitivos a largo plazo. La respuesta aestos niños se ha fragmentado, sin embargo. Más allá de la introducción universal de lasleyes obligatorias y de denuncia en todo Canadá, pocos tratamientos y programas deprevención se han desarrollado sistemáticamente para encarar las necesidades de esosniños. Un examen de tasas de victimización revela una población diversa, que va desdecasos de maltrato físico severo, que requieren de una respuesta urgente, hasta complejoscasos de negligencia y exposición a la violencia doméstica, donde es necesario re-conceptualizar el rol de las autoridades destinadas al bienestar infantil. Bajo la presiónincesante de la carga de casos en constante aumento, los servicios que proporcionanbienestar a los niños se encuentran en la búsqueda de modelos más efectivos paracolaborar con otros proveedores de servicios.6REFERENCIAS1. Trocmé N, MacLaurin B, Fallon B, Daciuk J, Billingsley D, Tourigny M, MayerM, Wright J, Barter K, Burford G, Hornick J, Sullivan R, McKenzie B. Canadianincidence study of reported child abuse and neglect: Final report. Ottawa,Ontario: Minister of Public Works and Government Services Canada; 2001.Disponible en: http://www.phac-aspc.gc.ca/ncfv-cnivf/familyviolence/pdfs/cis_e.pdf. Fecha de acceso Noviembre 29, 2004.2. Trocmé NM, Tourigny M, MacLaurin B, Fallon B. Major findings from theCanadian incidence study of reported child abuse and neglect. Child Abuse &Neglect 2003;27(12):1427-1439.3. MacMillan HL, Fleming JE, Trocmé N, Boyle MH, Wong M, Racine YA,Beardslee WR, Offord DR. Prevalence of child physical and sexual abuse in thecommunity: Results from the Ontario health supplement. JAMA - Journal of theAmerican Medical Association 1997;278(2):131-135.4. Finkelhor D. Current information on the scope and nature of child sexual abuse.Future of Children 1994;4(2):31-53.Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentTrocmé N4
  • 30. PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentTrocmé N55. Canadian Centre for Justice Statistics. Family violence in Canada: A statisticalprofile 2003. Ottawa, Ontario: Statistics Canada; 2003. No. Cat. 85-224-XIE.Disponible en: http://www.statcan.ca/english/freepub/85-224-XIE/85-224-XIE03000.pdf. Fecha de acceso Noviembre 29, 2004.6. Trocmé N, Chamberland C. Re-involving the community: The need for adifferential response to rising child welfare caseloads in Canada. In: Trocmé N,Knoke D, Roy C, eds. Community collaboration and differential response:Canadian and international research and emerging models of practice. Ottawa,Ontario: Centre of Excellence for Child Welfare; 2003:45-56.7. Trocmé N, Fallon B, MacLaurin B, Copp B. The changing face of child welfareinvestigations in Ontario: Ontario Incidence Studies of Reported Child Abuse andNeglect (OIS 1993/1998). Toronto, Ontario: Centre of Excellence for ChildWelfare, Faculty of Social Work, University of Toronto; 2002.Este artículo ha sido traducido por la Junta Nacional de Jardines Infantiles -JUNJI-Gobierno de Chile.Para citar este documento:Trocmé N. El maltrato infantil y su impacto en la epidemiología del desarrollo psicosocial infantil. In:Tremblay RE, Barr RG, Peters RDeV, Boivin M, eds. Enciclopedia sobre el Desarrollo de la PrimeraInfancia [en línea]. Montreal, Quebec: Centre of Excellence for Early Childhood Development; 2010:1-5.Disponible en: http://www.enciclopedia-infantes.com/documents/TrocmeESPxp.pdf. Consultado [insertarfecha].Copyright © 2010
  • 31. Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia 1©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentOates RKEl Maltrato Infantil y su Impacto en el Desarrollo Psicosocial.Comentarios de Pollak, Toth y Cicchetti, y TrocméR. KIM OATES, MD, FRACPUniversity of Sydney & The Children’s Hospital al Westmead, AUSTRALIA(Puesto en línea, en inglés, el 26 de noviembre de 2004)(Puesto en línea, en español, el 16 de febrero de 2010)TemaPrevención del Maltrato Infantil (maltrato/negligencia)IntroducciónEstos tres documentos analizan la gran incidencia del maltrato infantil, los múltiplesfactores que intervienen, la importancia de la familia del pequeño y las seriasconsecuencias que se expresan en la forma en que se desarrollan muchos niñosmaltratados. Los autores puntualizan que no solamente los pequeños ven dañada su niñez,sino que un número de ellos presenta continuos problemas en sus vidas adultas.Los escritos de Trocmé sobre la epidemiología de puntos abusivos, abren el rango deexperiencias abusivas que los niños pueden sufrir (maltrato físico, maltrato sexual,negligencia y maltrato emocional), proporcionan valiosa información sobre la prevalenciadel maltrato, informan sobre los tipos de heridas y proporcionan antecedentes quedemuestran un incremento en las investigaciones sobre maltrato infantil en Canadá. Esainformación complementa los dos primeros documentos.Cada uno de los tres documentos destaca la importancia de definiciones claras, lo cualresulta esencial si queremos estar en condiciones de obtener estudios de prevalenciaprecisos y comparar diferentes estudios de resultado.Mientras estos tres documentos se concentran en informaciones sobre Canadá y losEstados Unidos, hallazgos similares sobre el adverso impacto en el desarrollo de losniños abusados han sido documentados en otros países.1-3Una reciente publicación deChild Abuse & Neglect, the International Journal, documentó las consecuencias delmaltrato infantil en el Oriente Medio,4Escandinavia5y cuatro países del Este Europeo.6Investigación y ConclusionesLos descubrimientos clave que se destacan, a juicio de este comentarista, en lainvestigación y conclusiones de cada documento, son:
  • 32. PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)1. Pollak• cómo la adversidad o el trauma de los primeros años puede llevar a una seriede problemas, incluyendo la depresión, el abuso de sustancias, problemas desalud e infelicidad general, años después que el maltrato haya terminado;• el hecho de que los niños en familias abusivas están expuestos a formas maladaptadas de comunicación y conducta emocional y reciban pobres modelosde autorregulación adaptativa;• la necesidad de no incorporar el maltrato infantil y sus efectos a lasconsecuencias de la pobreza;• cómo la experiencia abusiva puede cambiar al niño y cómo el tipo específicode maltrato y el estado particular de desarrollo del pequeño, interactúan entresí;• la forma en que las experiencias traumáticas en los niños pueden incrementarselectivamente la sensibilidad de un pequeño ante claves emocionales.2. Toth and Cicchetti• la carencia de un criterio operacional claro para definir el maltrato infantil;• ese maltrato no afecta a todos los niños en forma similar;• la importancia de la investigación sobre cómo el maltrato durante la infancialleva a relaciones de afecto inseguras con los cuidadores;• resultados adversos en el abuso de sustancias, los problemas educacionales yla conducta criminal en algunos jóvenes y adultos, que sufrieron maltrato ensu infancia;• la falta de una evidencia concreta sobre la eficiencia de las intervenciones paraniños maltratados.3. Trocmé• el amplio espectro de experiencias abusivas y la importancia de mirarlasseparadamente;• un desglose en cuanto al maltrato sostenido que se detecta en Canadá, entrelos diferentes grupos etarios, demostrando una alta incidencia en los primerosy cruciales años de vida;• la importancia de desarrollar sistemáticamente programas de tratamiento paracubrir las necesidades de los niños abusados.Mientras este comentarista coincide a grandes rasgos con las investigaciones yconclusiones de estos autores, hay algunos otros factores que también deberíanconsiderarse. Una consideración importante se refiere a preguntarse si acaso lasconsecuencias del maltrato infantil son el resultado del maltrato mismo, o el resultado delmedioambiente adverso en el cual permanece el niño. Episodios de maltrato puedenconsiderarse una señal de serios problemas familiares subyacentes que, de no ser tratados,continuarán teniendo efectos adversos en el niño. Es posible que el medioambiente sea elque desemboque en el maltrato, más que sea el episodio del maltrato propiamente tal elque tenga esos efectos adversos.Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentOates RK2
  • 33. PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)Toth y Cicchetti destacan que remover a un niño maltratado de su hogar, no constituyetratamiento. Aunque esto es verdad, en algunas familias podría ser la mejor opción parael pequeño, en la medida que el traslado se complemente con su ubicación a largo plazoen una relación familiar estable y acogedora, y que al niño se le proporcione untratamiento apropiado y continuo.Cuando se observan los resultados adversos en niños maltratados, deben tomarse enconsideración los hechos de la vida cotidiana. Es verdad que los niños maltratados sonmás proclives a vivir un mayor número de situaciones adversas, talvez por suscircunstancias familiares y el impacto del maltrato. Sin embargo, es importante, aldocumentar los resultados en niños abusados, mirar el impacto de las situaciones vitalesadversas, producidas en el intervalo entre el maltrato y el tiempo de reevaluación, paraconstatar hasta qué grado el resultado puede estar relacionado con los eventos adversos,más que con el maltrato en sí mismo.Los documentos de Pollak y Toth y Cicchetti se refieren brevemente a la posibleimportancia de los factores neurobiológicos. Algunos aspectos asombrosos estánemergiendo en esta área. Se ha mostrado con ratas genéticamente preparadas, que laausencia de un gen fosB, al parecer interfiere con la capacidad del macho y de la hembrade esa especie para nutrir a sus hijos.7Hay evidencia de que las influencias genéticas sonfactores importantes en la modificación de la conducta. Un reciente informe en la revistaScience8se planteaba la interrogante de: “por qué algunos niños que son maltratados,crecen y desarrollan conductas antisociales, mientras que a otros no les sucede”. Losniños maltratados que tenían un genotipo que confería altos niveles de monoaminaoxidasa A (un neurotransmisor que metaboliza enzimas) tenían menos posibilidades dedesarrollar problemas antisociales. Esto puede contribuir parcialmente a explicar lavariación en las secuelas de maltrato. El genotipo de un niño puede moderar lasensibilidad ante un insulto medioambiental, como el maltrato, del tratamiento enfamilias y niños que se encuentran más en riesgo.Es importante para los neurocientistas, geneticistas and cientistas sociales, trabajar juntos,ya que se presentan interesantes oportunidades para comprender mejor y luego tratar elmaltrato infantil. Finalmente, la incidencia de una forma de maltrato, el maltrato sexualinfantil, está descendiendo, al menos en los Estados Unidos.9Las razones son pococlaras, pero una mejor comprensión de este fenómeno puede contribuir a generarestrategias a fin de reducir la incidencia de otras formas de maltrato infantil.Implicancias para Políticas y ServiciosEstos tres útiles documentos apuntan a la importancia de definir cuidadosamente elproblema del maltrato, a la necesidad de monitorear adecuadamente la incidencia delmaltrato y a la importancia de proporcionar programas apropiados de tratamiento a losniños, al igual que a las familias. Resulta vital que cualquiera de estos programas detratamiento se evalúe apropiadamente. Una forma de hacerlo sería poner en cuarentena auna proporción del presupuesto básico para programas de tratamiento, a fin de asegurarque se realicen cuidadosas evaluaciones, de manera tal que no se continúe con losEnciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentOates RK3
  • 34. PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)programas inadecuados de tratamiento y se pueda seguir adelante con aquéllos que seanefectivos.El maltrato infantil es un problema extremadamente complejo, que implica unmedioambiente de maltrato en el cual un niño está expuesto al maltrato, al episodio demaltrato propiamente tal, ya sea un hecho aislado o continuado, así como a la complejainteracción de hechos vitales posteriores que afectan el ulterior desarrollo del niño, todoello con base en una predisposición genética, que puede contribuir a explicar por quéalgunos niños son más resilientes que otros.El desarrollo de políticas necesita reconocer todos estos factores y asegurar que losdiversos grupos profesionales involucrados, estén conscientes de las investigaciones quecada uno de ellos realice, así como de los avances (y también fracasos) clínicos, para quelaboren juntos a fin de contribuir al combate de este extendido y serio problema.REFERENCIAS1. Oates RK, Peacock A, Forrest D. The development of abused children.Developmental Medicine and Child Neurology 1984;26(5):649-656.2. Swanston HY, Tebbutt JS, O’Toole BI, Oates RK. Sexually abused children fiveyears after presentation: a case-control study. Pediatrics 1997;100(4):600-608.3. Fergusson DM, Lynskey MT. Physical punishment/maltreatment duringchildhood and adjustment in young adulthood. Child Abuse & Neglect1997;21(7):617-630.4. Thabet AAM, Tischler V, Vostanis P. Maltreatment and coping strategies amongmale adolescents living in the Gaza Strip. Child Abuse & Neglect 2004;28(1):77-91.5. Peleikis DE, Mykletun A, Dahl AA. The relative influence of childhood sexualabuse and other family background risk factors on adult adversities in femaleoutpatients treated for anxiety disorders and depression. Child Abuse & Neglect2004;28(1):61-76.6. Sebre S, Sprugevica I, Novotni A, Bonevski D, Pakalniskiene V, Popescu D,Turchina T, Friedrich W, Lewis O. Cross-cultural comparisons of child-reportedemotional and physical abuse: rates, risk factors and psychological symptoms.Child Abuse & Neglect 2004;28(1):113-127.7. Brown JR, Ye H, Bronson RT, Dikkes P, Greenberg ME. A defect in nurturing inmice lacking the immediate early gene fosB. Cell 1996;86(2):297-309.8. Caspi A, McClay J, Moffitt TE, Mill J, Martin J, Craig IW, Taylor A, Poulton R.Role of genotype in the cycle of violence in maltreated children. Science2002;297(5582):851-854.9. Jones LM, Finkelhor D. Putting together evidence on declining trends in sexualabuse: a complex puzzle. Child Abuse & Neglect 2003;27(2):133-135.Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentOates RK4
  • 35. PREVENCIÓN DEL MALTRATO INFANTIL (MALTRATO/NEGLIGENCIA)Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia©2010 Centre of Excellence for Early Childhood DevelopmentOates RK5Este artículo ha sido traducido por la Junta Nacional de Jardines Infantiles -JUNJI-Gobierno de Chile.Para citar este documento:Oates RK. El maltrato infantil y su impacto en el desarrollo psicosocial. Comentarios de Pollak, Toth yCicchetti, y Trocmé. In: Tremblay RE, Barr RG, Peters RDeV, Boivin M, eds. Enciclopedia sobre elDesarrollo de la Primera Infancia [en línea]. Montreal, Quebec: Centre of Excellence for Early ChildhoodDevelopment; 2010:1-5. Disponible en: http://www.enciclopedia-infantes.com/documents/OatesESPxp.pdf. Consultado [insertar fecha].Copyright © 2010

Related Documents