BARBECHO, Revista de Reflexión Socioeducativa ARTÍCULOS ...
ARTÍCULOS BARBECHO, Revista de Reflexión SocioeducativaPor plantearlo de una f...
BARBECHO, Revista de Reflexión Socioeducativa ARTÍCULOStende f...
ARTÍCULOS BARBECHO, Revista de Reflexión Socioeducativaproyecto de indiv...
BARBECHO, Revista de Reflexión Socioeducativa ARTÍCULOSpunto de...
ARTÍCULOS BARBECHO, Revista de Reflexión Socioeducativa ...
BARBECHO, Revista de Reflexión Socioeducativa ARTÍCULOSde una ...
ARTÍCULOS BARBECHO, Revista de Reflexión Socioeducativaañade un fuerte conte...
of 8

Politica educativa y practicas pedagogicas

Published on: Mar 4, 2016
Source: www.slideshare.net


Transcripts - Politica educativa y practicas pedagogicas

  • 1. BARBECHO, Revista de Reflexión Socioeducativa ARTÍCULOS Política educativa y prácticas pedagógicas J. Ignacio Rivas Flores Universidad de MálagaLa política educativa es necesario revisarla desde los parámetros de las prácti-cas docentes, de forma que se puedan percibir de una forma más clara los pro-yectos políticos, culturales y sociales, sobre los que se sustentan. Al mismo tiem-po, estas prácticas se deben analizar desde las tradiciones sobre las que se hanido estructurando a lo largo de su historia y de su proceso de construcción insti-tucional. La revisión del proceso sufrido en España en el periodo de elaboraciónde la LOGSE puede ser relevante en este análisis.H ablar de política educativa nes políticas y que se suponen afec- en la acción de este elemento de me- es hablar de un conjunto de tadas por éstas. Y mediando entre diación que constituye el aparato bu- variables y dimensiones ambas encontramos la actuación de rocrático y administrativo del Estado, complejas y diversas, que los propios políticos en su proceso que es el último responsable de daractúan en diversos niveles. Más allá de toma de decisiones, desde la jus- forma a las decisiones anteriores. Elde los puntos de vista funcionalistas, tificación teórica inicial para incidir en problema, como luego analizaremos,que entienden la política educativa el cambio de las prácticas concretas se plantea cuando esta dimensiónexclusivamente como un problema (fig. 1). actúa desde una lógica propia y dis-de toma de decisiones por parte de Introducimos un elemento de media- tinta a la acción política y termina porlas ámbitos administrativos y de los ción entre las decisiones políticas y provocar su propia acción sobre laspropios políticos, nuestro punto de las prácticas educativas entendiendo prácticas escolares. Muchas veces,vista entiende esta cuestión desde la que en los estados modernos, y so- incluso, desde presupuestos distin-comprensión de los procesos estruc- bre todo después del alto desarrollo tos, o al menos modificados, de loturales, de los conflictos instituciona- de la gestión de los mismos, las deci- que aquellas pretendían.les y desde la acción e ideología de siones políticas no son las últimas Desde nuestro punto de vista, el ca-los diferentes conjuntos de colectivos responsables de su puesta en funcio- so español puede ser paradigmático,que participan de la sociedad desde namiento, sino que hay que pensar en términos generales, de este plan-intereses y acciones distin- teamiento. Pensamostas. que a lo largo de los PENSAMIENTO PEDAGÓGICODesde este planteamiento prácticamente veinteentendemos que un acer- años que ha llevado elcamiento relevante al análi- proceso de Reforma es-sis de la política educativa pañol plasmado en laes el que se plantea desde LOGSE (Ley Orgánicalas relaciones de tres di- DECISIONES POLÍTICAS General del Sistemamensiones que intervienen Educativo), la relaciónen la misma. Por un lado, entre estos tres elemen-el desarrollo de los pensa- tos ha marcado diferen-mientos educativos que DECISIONES ADMINISTRATIVAS tes momentos y orienta-actúan de marco de justifi- ciones muchas vecescación y que de alguna contradictorias entre sí.forma, se postulan como Al mismo tiempo, es unguía y orientación para la claro ejemplo de cómo latoma de decisiones políti- PRÁCTICAS PEDAGÓGICAS lógica de la burocraciacas. Por otro lado, y en el del Estado ha sido capazotro extremo, nos encon- de establecer su propiatramos con las propias lógica al margen de losprácticas educativas sobre objetivos educativos,las que actúan las decisio- TRADICIONES SOCIALES, CULTURALES Y POLÍTICAS sociales y políticos.36 Nº4 Septiembre - Junio 2004
  • 2. ARTÍCULOS BARBECHO, Revista de Reflexión SocioeducativaPor plantearlo de una forma general, co, tiene también sus efectos en el todas estas dimensiones actúan des-podemos presentar el caso español Sistema Educativo. Los planteamien- de proyectos sociales, políticos y cul-de acuerdo a la siguiente secuencia: tos altamente tecnológicos de los turales concretos, que tienen que verEn un primer momento, a partir de la nuevos responsables del Ministerio con la construcción del sistema so-toma del poder del Partido Socialista de Educación y principalmente de cial en el que actualmente nos move-en el año 1982 se inicia un proceso sus más altos responsables suponen mos y que hace que limitemos nues-de debate social y educativo donde una entrada en juego de la lógica tros debates educativos y políticos aintervienen muy activamente acadé- burocrática de las instancias interme- los problemas previamente diseña-micos y docentes que dos en los mismos, y nointentaron plasmar en el dilema que suponeprincipios teóricos re- optar por diferentes mo-novadores y progresis- delos sociales, persona-tas, en un sistema “La escuela resultante (...) nace con una fuerte les y morales.heredado del franquis- determinación urbana y una gran invisibilidad Vamos a intentar ofrecermo y con unas altas de todo el ámbito rural, que se convierte así en una visión de cada unadosis de fracaso esco- de estas dimensioneslar y de segregación paradigma del conservadurismo y del atraso” perfilando su significadosocial. En un proceso y la forma como actúa enque se puede decir que se mantiene dias de la Administración del Estado, la configuración de esta coherenciahasta el año 1987 el Ministerio de responsable de llevar adelante las interna a la que hacíamos referenciaEducación se esfuerza por asimilar y decisiones que políticamente habían en este último comentario. Para ellohacer operativos principios acerca sido previamente establecidas. Hay vamos a empezar precisamente pordel aprendizaje, de la enseñanza, de que entender que es en este momen- este último apartado, intentado deli-los contenidos escolares, del conoci- to cuando tienen que materializarse mitar en qué consiste este proyectomiento, etc. Empiezan a dejarse oír y en propuestas concretas. Es en este predefinido. A continuación repasare-hacerse vocablos de uso corriente punto, donde a nuestro entender, se mos las otras dimensiones intentan-términos como Curriculum, Investiga- quiebra la propuesta de reforma y do establecer las relaciones entreción-Acción, Aprendizaje significati- actúa la lógica del control y la homo- ellas.vo, constructivismo, etc. Igualmente, geneidad características de esta di-autores como Ausubel, Stenhouse, mensión, llevando al sistema en su Tradiciones sociales, culturales yBruner, Vygotsky, Carr, etc. empeza- conjunto a posiciones no deseadas políticasron a formar parte de nuestro particu- en un primer momento desde la lógi-lar santoral pedagógico. ca de los pensamientos educativos, El punto de partida de nuestro análi-En el año 1987, coincidiendo también pero pensamos que plenamente con- sis es el de los fundamentos socia-con un giro importante en la orienta- gruente con el elemento subyacente les, políticos y culturales sobre losción política del gobierno socialista, en todo este proceso, que no es otro que se asienta cualquier política edu-se produce un cambio de rumbo en que las tradiciones sociales, cultura- cativa. Toda acción en este ámbitoun doble sentido. En primer lugar, se les y políticas presentes a lo largo de se edifica sobre supuestos ideológi-empieza a trabajar firmemente en la todo el esquema anterior y que le cos que representan proyectos deelaboración de la Ley que supuesta- ofrecen la coherencia interna que sociedad y de hombre. En el caso demente iba a suponer la plasmación permite que todo el sistema en su la educación esto es aún más evi-de todo el pensamiento educativo conjunto actúe con unos fines deter- dente ya que lo que se puede consi-anterior. Previamente habían hecho minados, aunque normalmente de derar su regulación pública viene deaparición otras leyes importantes que carácter oculto o al menos implícito. la mano de la aparición del Estadomodificaron aspectos significativos Con ello entramos en el último com- liberal moderno. Una de las primerasdel Sistema Educativo, aunque con ponente del esquema que entende- acciones de las revoluciones libera-una clara orientación política, marca- mos que cierra todo el esquema de les de finales del siglo XVIII que die-da por la necesidad de democratiza- comprensión que planteamos. En ron lugar a los Estados actuales fueción de un sistema fuertemente jerar- definitiva, entendemos que en todos la de estructurar un Sistema Educati-quizado y autoritario en cuanto a la los niveles actúa un componente so- vo que contribuyera a la consolida-gestión de las instituciones escolares cial y cultural dentro del cual actúan ción de los modelos de sociedad pro-y con una presencia importante de la los diferentes sistemas de decisión pios de la nueva realidad emergente.iniciativa privada. Nos referimos en que hemos planteado. Es decir, exis- Sistemas Educativos que paulatina-concreto a la LODE (Ley Orgánica te una lógica interna desde la que mente se fueron configurando comodel Derecho a la Educación, 1985). actúan tanto los planteamientos teóri- universales y obligatorios, sus dosLa Ley que definitivamente supone la cos, como las decisiones políticas y grandes características.concreción de la reforma educativa las prácticas educativas. Lógica inter- Las dos grandes finalidades de estosse aprueba en el año 1990. na que está mediando todos los pro- nuevos Sistemas Educativos, queEn segundo lugar, el cambio de cesos anteriores y que, si no somos siguen conformando la justificaciónorientación del gobierno socialista en capaces de decodificar, hace que el de cualquier nueva reforma educati-un mayor alineamiento en las políti- proceso en su conjunto actúe acríti- va, serían “la formación de ciudada-cas liberales internacionales y la camente y sin comprender la orienta- nos” y “la preparación para el mundoasunción del pensamiento tecnocráti- ción última del mismo. En definitiva, del trabajo”. Con la primera se pre- Nº4 Septiembre - Junio 2004 37
  • 3. BARBECHO, Revista de Reflexión Socioeducativa ARTÍCULOStende formar en la nueva moral so- La primera, el Racionalismo, supone der la fe en el progreso como motorcial basada en la participación y en la la culminación de una larga tradición de la sociedad. La industrializaciónrepresentación y, esencialmente, en filosófica que plantea la razón, la ver- que se viene dando a lo largo della configuración de un sujeto porta- dad científica, como única forma de siglo XVIII, los supuestos beneficiosdor de derechos y deberes. Con la conocimiento verdadero. Establece el que proporciona, los rápidos cambiossegunda se pretende afrontar los criterio de verdad basado exclusiva- que provoca en todos los órdenes denuevos retos de la sociedad indus- mente en el conocimiento aportado la vida social, etc. estarían en la basetrial que surge paralelamente a la por la ciencia y la experimentación. de esta tradición. Las relaciones deformación de los nuevos estados. Se Esto supone una profunda transfor- producción comienzan a cambiar, laplantean unas nuevas necesidades mación ideológica y cultural ya que relación entre el señor y el siervo em-productivas con una mano de obra plantea una nueva relación con el pieza a carecer de sentido y empiezamás cualificada dentro del ideal mo- mundo y entre los propios sujetos. a hacer su aparición otro tipo de rela-dernista del triunfo de la razón y del Las certezas y, por tanto, las accio- ciones basado en la compra venta deconocimiento científico. Las diferen- nes derivadas de ellas son producto la fuerza de trabajo. Dado que estetes leyes educativas en estos últimos de las evidencias y no de las creen- proceso se da sustancialmente en25 años de historia en las diferentes cias. La escuela y la academia se las ciudades, esto supone tambiénsociedades no ha hecho sino refren- convierten de este modo en los nue- una fuerte migración desde el campodar estos grandes principios de una u vos templos del saber, en el espacio que prácticamente se ha mantenidootra manera, justificándose desde de la transmisión de la verdad. Por hasta ahora, contribuyendo a vincularaquí las diferentes opciones, sean este proyecto de modernidad a laéstas del tipo que sean. concepción de gran urbe. La escuelaEstas grandes finalidades serían el resultante de este proceso, por tanto,producto de un gran pacto social, tal nace con una fuerte determinacióncomo se ha definido, entre diferentes urbana y una gran invisibilidad detradiciones de contenido distinto, lo todo el ámbito rural, que se convierteque unía a estas tradiciones, de algu- así en paradigma del conservaduris-na manera, era el intento de terminar mo y del atraso. Modernidad, ciudadcon el antiguo régimen de carácter y escuela son tres elementos que seabsolutista y aristocrático y sustituirlo manifiestan fuertemente vinculados.por otro nuevo caracterizado por la La tercera sería el Liberalismo comouniversalización de los derechos y tradición económica y política. Lalos deberes, y la valorización del mé- teoría racional que ampara y justificarito como único criterio de éxito so- el nuevo orden económico resultantecial. Lo cual suponía el ascenso de del progreso naciente no es otra queuna nueva clase social caracterizada el liberalismo. Desde esta teoría sepor la actividad comercial y producti- estructuran las nuevas relacionesva. El capital se impone sobre la pro- sociales y económicas desde el pun-piedad como criterio de valor y de to de vista de la creencia en una fa-estatus social. O dicho de otro modo, laz igualdad de oportunidades desdeel mercado sustituye a la hacienda. la que la libre competencia se con-Este pacto social, tal como tradicio- vierte en el mecanismo reguladornalmente se ha planteado, se produ- para conseguir la equidad social. Sece básicamente entre la tradición supone que las leyes del mercadoeconómica liberal y el racionalismo libre actúan como factor de equilibriocomo modelo de conocimiento. Es social en la medida en que el éxito odecir, se trata del pacto entre la ra- Foto 13 “Niño = Víctima Inocente” fracaso social viene determinado porzón y el mercado para establecer el mérito personal. Se introduce deeste nuevo orden social. A este pacto esta razón hasta las mismas prácti- este modo un elemento que será re-se une, de alguna manera, la noción cas pedagógicas se establecen des- levante en la futura configuración dede progreso con la que se cerraría el de este criterio estableciéndose un la escuela, que no es otro que el deproyecto de sociedad en el que nos paulatino y continuo proceso de tec- la responsabilidad individual. El suje-venimos moviendo en este tiempo. nificación como consecuencia de es- to es responsable de sus actos y porDe forma esquemática podríamos ta lógica racionalista. La forma de lo tanto de su éxito o fracaso. La es-plantear, pues, tres grandes tradicio- trabajar el conocimiento en la escue- cuela traduce este principio en térmi-nes desde las que analizar la política la, por ejemplo, o de entender los nos de evaluación y de calificación yeducativa de los estados actuales: contenidos del currículum en su sen- lo establece como un componente1. EL RACIONALISMO, como pro- tido enciclopédico tradicional es una básico en su modelo de funciona- yecto ideológico y cultural manifestación de este tipo de ideolo- miento.2. LA MODERNIDAD, como pro- gía. Llegados a este punto pensamos que yecto cultural y económico La segunda de las tradiciones, la Mo- es relevante manifestar cómo estas3. EL LIBERALISMO, como pro- dernidad, supone un paso más en el tres grandes tradiciones, en definiti- yecto económico y político desarrollo de la ideología racionalis- va, no son sino manifestaciones dis- ta. En forma breve se puede enten- tintas de lo que podríamos llamar un38 Nº4 Septiembre - Junio 2004
  • 4. ARTÍCULOS BARBECHO, Revista de Reflexión Socioeducativaproyecto de individualidad. Las tres las prácticas pedagógicas, sino tam- ciero, que es el primero que se inde-se basan, en definitiva, en la creen- bién las justificaciones teóricas y las pendiza del poder aristocrático a fina-cia del individuo como eje de todas decisiones políticas que se adoptan les de la Edad Media. Por tanto, laslas cosas y fin último de la historia. en este campo. Y todo ello dentro de nuevas condiciones que propugnaLo cual se contrapone a lo podría- una nueva organización de la socie- nacen de este tipo de presupuestos.mos denominar proyecto de colectivi- dad en la forma de lo que conoce- De alguna manera el pacto al quedad, que representaría otro tipo de mos como Estados modernos, que hacíamos referencia no es sino elvalores y de procedimientos que has- se constituyen en el instrumento ade- pacto entre liberalismo y racionalis-ta el momento no han encontrado un cuado y legitimado para llevar ade- mo para convertir al Estado en ga-espacio adecuado. El ejercicio de lante, desde el ámbito político, los rante del predominio del mercado.poder que viene aparejado al princi- principios planteados en estos tres Mercado que es el resultante de lapio de individualidad asociado a la ámbitos. En definitiva, el Estado se ideología y de la teoría liberal, y Es-idea de capital ha hecho tado que es el resul-inviable, a mi modo de tante de los ideales deentender, cualquier posi- la razón y de la cien-bilidad de materializar cia. Uno de los pilaresun proyecto político y del racionalismo es lasobre todo social y cultu- creencia de que todo,ral basado en el princi- incluido las relacionespio de la colectividad. sociales, puede regirseEl proyecto político de la por las leyes científi-Revolución Francesa, cas. El Estado, de estebase de la configuración modo, no es sino ladel estado moderno, materialización del mo-supone el triunfo del mo- do racional de organi-delo de hombre indivi- zar las relaciones so-dual, producto de sus ciales de modo que sepropias capacidades. garanticen los dere-Los principios de Liber- chos individuales y setad, Igualdad y Fraterni- desarrolle el marco dedad como proyecto fun- los deberes ciudada-damentalmente social y nos.político, quedan media- Foto 14 “Interior escuela holandesa siglo XVII. Palometa y pájaro” Esto es importante yados por el proyecto eco- que actualmente estenómico liberal, donde la libertad es la erige como garante del nuevo pacto orden está en entredicho. El Estadogarantía para el funcionamiento del social que establece el nuevo orden nacional empieza a carecer de senti-mercado, entendida como proyecto económico y social. Por tanto, como do, producto de los procesos de acu-individual, la igualdad es una condi- defensor de un sistema de vida, de mulación de capital propios del nue-ción social, no una conquista social, un proyecto social, de una ideología vo capitalismo. Hacen su aparicióny la fraternidad se convierte en un en torno a la persona y el ciudadano grandes corporaciones supranacio-proyecto de homogeneidad. nales que actúan al margenEn el fondo estamos hablando de la acción de los diferentesde una ideología profunda estados. Incluso, a menudo,que subyace en estos plan- la relación se invierte y sonteamientos, gestada también “Se supone que las leyes del mercado li- éstas las que determinan laen torno a un conjunto de bre actúan como factor de equilibrio so- acción de las diferentes na-pensadores influyentes que ciones. De esta forma la fun-han ido legitimando este esta- cial en la medida en que el éxito o fraca- ción para la que fue creadodo de cosas a lo largo de más so social viene determinado por el mérito empieza a quebrarse y sede 500 años, como más ade- personal” desarrollan las nuevas tesislante podremos comentar. neoliberales del estado míni-De este modo, nos encontra- mo, dejando al mercado ac-mos cómo las tradiciones sociales, y, fundamentalmente, de un modo de tuar en total y absoluta libertad, po-culturales y políticas que se encuen- entender las relaciones económicas niendo de nuevo sobre el tapete latran en la base de la política educati- en torno a la universalización del vieja tesis liberal de su virtud regula-va establecen un criterio de verdad, mercado como eje de la sociedad. dora en pro de la equidad. En la nue-que supone un factor de progreso No se puede olvidar, en definitiva, va ideología postmodernista de ladentro de un sistema de libre compe- que esta “revolución” económica, absoluta relatividad del conocimientotencia individual. A grandes rasgos pero también social y cultural, es lle- y la ausencia de verdades universa-se puede establecer que el proyecto vada a cabo por la emergente clase les, el único elemento objetivo que sede escuela que se ha desarrollado en social de la burguesía. Esto es, el mantiene es el dinero, que mantieneeste tiempo se basa en estos gran- colectivo social que se desarrolla en su vigencia en toda la crisis generali-des principios, determinando no sólo torno al comercio y al mundo finan- zada. Por tanto, la razón desde este Nº4 Septiembre - Junio 2004 39
  • 5. BARBECHO, Revista de Reflexión Socioeducativa ARTÍCULOSpunto de vista, queda reducida al y en otros, desgraciadamente, tiene decir, se aportan criterios racionalesreconocimiento del valor del dinero lugar mediante la imposición y la desde tradiciones intelectuales decomo único valor universal y el mer- fuerza. tipo crítico que actúan como marcocado como único sistema relevante A lo largo del proceso que hemos de justificación de un gobierno dede relaciones sociales. Esto supone narrado anteriormente, los intelectua- carácter progresista, pero en un Es-una ruptura del viejo pacto social y la les han ido aportando el sustento tado que no lo es. La organizaciónbúsqueda de un nuevo marco en que ideológico al proyecto social y políti- del Estado y las prácticas sociales seestablecer la relación entre capital, co que se iba formando, actuando mantienen en la tradición liberal ytrabajo, conocimiento y sociedad. por tanto, de forma determinante en modernista más genuina. En nuestroAunque ahora no vamos a entrar en la cohesión del proyecto de indivi- caso, además, en pleno periodo deeste tema. dualidad que representaban. Pode- reconstrucción de una sociedad que mos decir que la intelectualidad ofi- salía de un duro proceso de dictadu-Pensamiento Pedagógico cial (abarcando todo el espectro posi- ra y que pugnaba por constituirse enSiguiendo la lógica del esquema ble, desde los más conservadores aplanteado, el siguiente aspecto que los más liberales) se ha movidovamos a tratar es el del papel de los siempre dentro de unos parámetrosintelectuales en la construcción y establecidos que han ido aportando esta coherencia a la construcciónconsolidación del proyecto social, social. El ámbito de la decisión políti- “Toda acción en este ám-cultural y político que nos llega de lastradiciones planteadas en el punto ca hace uso del espectro de intelec- bito se edifica sobre su-anterior. Como apuntábamos enton- tualidad que representa de alguna puestos ideológicos que manera el tipo de valores sociales yces, estas tradiciones vienen dadas culturales que dice defender, inde- representan proyectos deen buena medida por tradiciones filo-sóficas e ideológicas que actúan de pendientemente de en qué consistan sociedad y de hombre”legitimación de las propuestas que las teorías que manifiestan. Entende-representaban. La aparición, históri- mos que las diversas posiciones teó- democrática dentro de las tradicionescamente hablando, de pensadores y ricas que defienden los intelectuales occidentales más aceptadas.científicos que pudiéramos calificar representan, al mismo tiempo, posi- Esto supone un proceso complejo dede independientes vienen de la mano ciones de tipo político en cuanto que análisis que exige una mayor exten-de la clase social ascendente de la representan valores determinados. sión, ya que necesita tomar en consi-burguesía. Paulatinamente se sepa- Valores que tradicionalmente se ads- deración los procesos de construc-ran del control religioso y empiezan a criben a uno u otro extremo del es- ción del Estado de bienestar, en duraplantear nuevas visiones del mundo pectro político. pugna con el modelo igualitario y pro-y de la sociedad acordes con las ne- El caso español pensamos que pue- teccionista de los países del este.cesidades ideológicas del mercado de ser paradigmático en este sentido. Por lo tanto no vamos a entrar ahoraemergente. Se apuesta por la objeti- El gobierno socialista que inicia la en su consideración. Pero, en cual-vidad, la razón y el individuo. Teorías reforma educativa utiliza argumentos quier caso, pensamos que en nues-congruentes con las relaciones eco- de intelectuales (pedagogos, sociólo- tro caso esta situación es determi-nómicas de la sociedad mercantil gos y psicólogos) considerados de nante para entender un buen númeroque empieza a presentarse como “izquierdas” o “críticos” para funda- de las situaciones vividas en el ámbi-hegemónica mentar el proceso que iniciaba. Es to político, económico y social en losPodemos afirmar pues, que en esta últimos 20 años. El proceso acelera-dialéctica entre praxis económica y do vivido de pasar de una época pre-social y pensamiento, este último moderna a una sociedad del bienes-actúa como elemento de justificación tar e inmediatamente reconvertirsede la primera. En el aspecto político en neoliberal y postmodernista haesto es mucho más evidente en la dado poco espacio para la reflexión ymedida en que los intelectuales jue- la asimilación, y los procesos se so-gan un papel fundamental en la con- lapan y conviven en una complejasolidación y justificación de los pro- realidad, aún no resuelta a nuestroyectos hegemónicos que propugna modo de entender.toda propuesta que se haga desde Se puede hablar, por tanto, de unaposiciones políticas concretas. No instrumentalización del pensamientoobstante, toda propuesta partidista pedagógico, en este caso de cortesupone un intento de crear un mode- crítico y progresista, por parte de lalo hegemónico de sociedad y de las acción política. Mientras que la prác-relaciones sociales, desde el juego tica profunda de la acción de Estadode las mayorías representativas. To- y la dinámica social se mueven de-do partido político, en definitiva, se ntro de otros paradigmas, las prácti-presenta con el ánimo de hacer via- cas políticas que caracterizan esteble su proyecto. En unos casos esto proceso, sobre todo a partir de unsigue un procedimiento democrático determinado momento, se plantean desde la lógica interna de la organi-40 Nº4 Septiembre - Junio 2004
  • 6. ARTÍCULOS BARBECHO, Revista de Reflexión Socioeducativa zación social y mientos críticos, normalmente se ac- den a exigencias internacionales que cultural, trans- túa dentro de un cierto “stablishment” actúan de acuerdo a los distintos ám- formando los desde dentro del propio sistema. En bitos de influencia del mapa político contenidos de la medida en que estas propuestas mundial. En nuestro caso, la Unión estas teorías intelectuales e ideológicas no repre- Europea ejerce una poderosa in- pedagógicas en senten modelos de acción distintos, fluencia en las decisiones políticas prácticas que difícilmente esta función institucional en la medida en que se establecen se caracterizan del intelectual va a modificar la reali- políticas de convergencia de cara a por otro tipo de dad de una forma significativa. consolidar el modelo de Estado su- principios. pranacional al que nos encamina- El resultado de Decisiones Políticas mos. Necesariamente estas exigen- esta contradic- El siguiente nivel de análisis tiene cias no son fruto de un proceso de ción profunda que ver con el ámbito de la decisión debate democrático sino de las deci- entre ambos política. Ya hemos hecho alguna re- siones técnicas de las diferentes co- niveles se re- ferencia al mismo en el apartado an- misiones constituidas al efecto, las suelve a favor terior, por lo que retomamos nuestra cuales, en ningún caso actúan por de un pensa- explicación desde lo que allí planteá- criterios de representación y aún me-miento de tipo tecnocrático, repre- bamos. De acuerdo a esto, si bien nos de participación, sino desde lasentado en una cierta orientación nos encontramos con el ámbito de supuesta asepsia y objetividad técni-psicológica, que sirve perfectamente justificación proporcionado por las ca.de paraguas científico y racional para teorías pedagógicas las decisiones Planteábamos, por ejemplo, en estemantener las prácticas educativas son fruto de otro tipo de dinámicas sentido, como una de las dos orienta-dentro de los límites aceptables para que tienen que ver con el juego políti- ciones básicas de las legislacionesel sistema social y económico. No co entre las diversas fuerzas que ac- educativas es conseguir un sistemapodemos olvidar que la psicología, túan en la sociedad desde distintos educativo que “prepare” adecuada-en definitiva en términos generales, niveles. No es raro encontrarnos ras- mente a las generaciones más jóve-representa el proyecto de individuali- tros de diferentes pactos y acuerdos nes para su futuro ejercicio profesio-dad característico del proyecto mo- en las distintas leyes, a los que a ve- nal dentro del sistema productivo ydernista. Supone, de algún modo ces se llega por caminos diferentes y económico. Esto supone consolidarsustento científico a un planteamien- no siempre explícitos. un proyecto de sociedad que se basato que no deja de ser sino una ideo- Normalmente las decisiones políticas fundamentalmente en la capacitaciónlogía, una forma de ver y entender el se deben más a los diferentes con- profesional de la fuerza de trabajo demundo, la realidad y el ser humano. sensos sociales, económicos, políti- acuerdo a las exigencias del merca-Al igual que ocurre en el resto de la cos e incluso, religiosos, a los que se do (por tanto, sin ningún tipo de valorsociedad, la racionalidad del sistema halla sometida la lógica de los Esta- democrático en las cuestiones queeducativo, a falta de otros referentes dos democráticos que actúan desde plantean) y la consolidación de unprácticos más explícitos, cae en una la lógica representativa. Estos con- modelo de ciudadanía hegemónico ycierta tecnología de corte psicologi- sensos no necesariamente se produ- uniforme gestado en torno a los valo-cista que reorienta la reforma en cen entre grupos políticos estableci- res del colectivo ideológicamentemarcha. El marco de justificación ini- dos que representan intereses más o hegemónico que gestiona la socie-cial, pues, se queda nada más que menos mayoritarios, sino que tienen dad actual. Colectivo que no repre-en esto: en una justificación. Pero la que ver con fuerzas sociales y eco- senta, en términos cuantitativos, a laorientación práctica de la misma vie- nómicas de diferentes tipos y a me- mayoría de la población, pero quene de la mano de esta otra perspecti- nudo sin que gocen de ningún tipo de actúa desde la supuesta universali-va racional. representación democrática. Actúan zación de su propuesta social y cultu-Planteamos en definitiva, ral.que la producción acadé- El caso español, dentromica e intelectual se man- de la lógica de la inte-tiene, en cualquier caso, gración europea quedentro de una lógica insti- “...las mismas prácticas pedagógicas se orga- planteábamos, se en-tucional que consolida el nizan desde este criterio estableciéndose un lógica. El gobierno esta cuentra dentro deproyecto racional, moder- so-nista y liberal. A menudo paulatino y continuo proceso de tecnificación cialista, desde la justifi-esto se da incluso de for- como consecuencia de esta lógica cación ideológica pro-ma oculta a la acción de racionalista” porcionada por la inte-los propios intelectuales, lectualidad educativaya que presentan planteamientos a modo de poderes fácticos en la progresista, elabora una propuestateóricos que pueden representar otro media que mantienen cierto control de reforma del sistema escolar pre-tipo de orientaciones. El problema no sobre alguno de los procesos que ñada de concesiones de distinto tiporadica en el contenido de su pro- caracterizan la vida social y económi- a diferentes fuerzas sociales. El casopuesta sino en la función que repre- ca. de la Iglesia Católica, por ejemplo, essenta en la construcción de la socie- En muchos casos, también, respon- paradigmático. Las concesiones quedad. Por lo tanto, aún con plantea- tienen lugar se producen al amparo Nº4 Septiembre - Junio 2004 41
  • 7. BARBECHO, Revista de Reflexión Socioeducativa ARTÍCULOSde una supuesta tradición e implanta- mente objetivas y justas para todos reforma o un sistema escolar desdeción en la sociedad española, pero los ciudadanos. Por eso se plantean esta lógica supone llevar para ade-que en definitiva socava los funda- desde la uniformidad social, desde el lante el criterio de control como es-mentos del Estado laico proclamado principio de igualdad de oportunida- trategia de implementación, con lasen la Constitución, al tiempo que su- des, pero en una sociedad caracteri- consecuencias que se derivan: unapone un fuerte acto de discriminación zada por la diversidad y el pluralismo mayor preocupación por seguir unaspara otro tipo de creencias o para cultural, económico y social. En reali- directrices, por mantener la homoge-aquellos que carecen de cualquier dad, este aparato burocrático que neidad, por asegurar el cumplimientotipo de estas. Esto ha supuesto un de las normas, etc.conjunto de pactos con la enseñanza Por tanto, la puesta en práctica deprivada y con determinadas fuerzas los proyectos educativos de cambiosociales que modifica en la práctica que han tenido lugar en España enel mensaje inicial de la reforma plan- los últimos 20 años se han sometidoteada. a una lógica que contradice de formaOtro tanto ocurre, por ejemplo, con importante los principios críticos so-los pactos de índole nacionalista en bre los que se planteaban como mar-torno a la constitución del Estado de co justificativo. Los principios de lalas Autonomías que afectan a cues- reforma se basan en la autonomíationes tan profundas del sistema co- del profesorado, en la representaciónmo el contenido del currículum o la democrática y en la toma de decisio-red de centros educativos, si bien, en nes compartida, que nada tiene queeste caso, la Comunidades Autóno- ver con los objetivos de la Adminis-mas gozan de un nivel de participa- tración como práctica. De este modo,ción democrática similar a la plantea- la tradiciones sociales y culturales enda en el Estado General, con sus que se basa la lógica del Estado semismos defectos y virtudes. Lo cual, imponen sobre la lógica académicapor tanto, reproduce la misma situa- y/o científica, anulando su acción. Ención a niveles más reducidos. este caso se produce un proceso queUna vez establecidos estos consen- podemos denominar de administrati-sos, nos encontramos con un nivel vización de la educación como con-intermedio de mediación de las prác- secuencia de la pedagogización de laticas educativas que interviene de Administración, ya que ésta asumeuna forma decisiva. Nos referimos al los discursos elaborados desde lasámbito de la Administración del siste- teorías pedagógicas.ma educativo (sea la propia Adminis- Foto 15 “Premio a la aplicación” Prácticas Pedagógicastración del Estado o de las Autonomí-as). Dicha Administración Educativa Todo este proceso al final confluyees la encargada de reglamentar y caracteriza el funcionamiento de los de una forma u otra en las propiasnormar la puesta en funcionamiento Estados no es más que un mecanis- prácticas pedagógicas. Tal comode las leyes generadas de acuerdo a mo de control y de regulación. hemos ido desarrollando nuestro dis-la dinámica anterior. Es decir, una ley Por tanto, al establecer unas supues- curso, está claro que estas prácticaselaborada, en el mejor de los casos, tas normas generales obliga también son reguladas desde un proyectoa partir de los principios más progre- a establecer los mecanismos de con- social preestablecido y acrítico, ela-sistas de la intelectualidad educativa trol para evaluar el funcionamiento borado desde procesos socio-y consensuada desde principios pro- del sistema dentro de los parámetros históricos complejos que respondenfundamente democráticos (de nuevo previos. Por tanto, control y norma a planteamientos ideológicos deter-en el mejor de los casos), tiene que son los dos ejes desde los que se minados. Pero también aquí se pue-ser puesta en funcionamiento desde establece este nivel de mediación de hacer hincapié en cómo estasla lógica de la burocracia administra- que regula las prácticas educativas. mismas prácticas, además de sertiva del Estado, que en ningún caso La regulación del trabajo docente, reguladas desde esta lógica, se hanresponde a criterios democráticos. por ejemplo, la aprobación de los ido construyendo también como par-La burocracia de la Administración, materiales escolares a utilizar en la te del mismo proceso socio-histórico,no podemos olvidarlo, surge como escuela, el cumplimiento de la diná- como no podía ser menos. Es decir,modelo de gestión racional, por lo mica organizativa, etc., son estableci- los marcos institucionales que hantanto, bajo la etiqueta de la certeza y dos desde está lógica de la uniformi- regido las prácticas educativas, tantode la objetividad, que caracteriza la dad. Las consecuencias no necesitan de los docentes como del resto depropia aparición del Estado. Por lo ser explicadas ya que se nos hacen los agentes educativos, se han cons-tanto, se supone que actúa desde la bastante evidentes por lo general. tituido desde las mismas lógicas delógica de la racionalidad técnica, ob- La lógica de la Administración, por racionalidad, modernidad y liberalis-jetiva y justa. Es decir, si es racional tanto, es la lógica burocrática. Esto mo que han caracterizado el procesoy por tanto objetiva, y se configura es, la lógica del control, de la regula- de construcción de los Estados mo-desde presupuestos científicos, las ción y de la jerarquización. Poner en dernos. Si bien, en este caso, seacciones que se derivan son igual- marcha un proyecto educativo, una42 Nº4 Septiembre - Junio 2004
  • 8. ARTÍCULOS BARBECHO, Revista de Reflexión Socioeducativaañade un fuerte contenido tradiciona- prender el alcance reallista de corte religioso, fruto de la de la reforma. Antesasunción por parte de estos Estados bien entendió que éstade los modelos escolares elaborados consistía en un conjuntodesde las escuelas religiosas premo- de regulaciones y nor-dernas, orientadas hacia el catecu- mas que le complicabanmenado y la formación profesional enormemente la tarea,básica. Si bien ahora no entraremos sin que la lógica internaen este aspecto. de su actuación comoSe puede decir que estas institucio- profesional fuese sus-nes escolares en las que se han des- tancialmente modifica-arrollado estos proyectos educativos da, salvo en las declara-presentan, en su estructura profunda, ciones oficiales. De estalas características de la sociedad forma la desmovilizaciónpresentadas anteriormente. De este y la desvinculación delmodo, las prácticas pedagógicas de profesorado fue la únicaestas instituciones responden al vía de escape en una“ADN” institucional que determina estructura bastante in-todo este proceso. Es decir, respon- comprensible, para en elden al proyecto de individualidad, fondo, entender que nofruto del proyecto de modernidad, del cambiaba nada.proyecto de racionalidad y del pro- La nueva propuesta delyecto liberal que constituyen su ori- Ministerio de Educacióngen y su configuración inicial. del Partido Popular su-En el caso español, este proceso ha pone un giro de tuercasido bien evidente en el proceso de más en esta dinámica,implantación de la reforma educativa. eliminando lo que de Foto16 “Cura llenando cabezas”El divorcio entre la propuesta política progresista quedaba ende reforma y los profesionales y acto- el discurso, intentando restablecer la ma en que hemos cerrado nuestrores sociales implicados ha sido mani- lógica interna del sistema educativo discurso queremos plantear algunasfiesto. Las propuestas prácticas pro- en sus parámetros tradicionales. Es- conclusiones generales a modo defesionales o de actuación educativa to es, restableciendo la coherencia resumen:en el interior de las escuelas no fue- entre unos nuevos principios educati-ron consensuadas ni elaboradas des- vos, de corte tradicionalista, y unas 1. El concepto de política educativade el análisis del tipo de prácticas prácticas que ya lo eran. Lo cual su- es mucho más amplio que el de lasque implicaban. Antes bien, se moví- pone dar un paso hacia atrás impor- meras decisiones políticas entendi-an en la regulación de estas prácti- tante en el proceso de cambio y de das como un proceso legislativo ex-cas de acuerdo a unas directrices transformación de la sociedad desde clusivamente. La Política Educativa,predeterminadas, pero etiquetadas y el ámbito de las instituciones educati- en cambio, entiende esencialmente“vendidas” desde los principios de la vas. del tipo de proyecto social y las tradi-autonomía y la libertad. El profesora- De este modo se cierra de algún mo- ciones sociales y culturales sobre losdo, los padres, y en general, la po- do el círculo, encontrando cómo los que se sustentablación vinculada de una u otra forma tres niveles analizados responden aal mundo educativo, no tuvo elemen- la misma lógica institucional, ideoló- 2. Las tradiciones y las lógicas so-tos suficientes de juicio para com- gica y al mismo proyecto social y po- bre los que se apoyan los tres nive- lítico, que a su vez responde a la les mencionados coinciden en el fon- misma lógica económica y producti- do de sus planteamientos, por lo tan- va. Sólo desde la generación de to, al final toda la política educativa prácticas institucionales distintas, se mueve de acuerdo a una misma “El profesorado, los desde la ruptura de la lógica anterior- lógica, aunque se justifique y planifi- padres y en general mente analizada desde la actuación que desde distintos planteamientos y cotidiana se pueden generar cambios niveles. la población vincula- significativos que tengan que ver con da de una u otra for- transformaciones profundas del siste- 3. Cualquier acción que realmente ma al mundo educa- ma social en que actualmente vivi- se quiera convertir en transformadora mos, lo cual significa elaborar pro- de la sociedad necesita romper con tivo, no tuvo elemen- yectos de sociedad de otro tipo y ela- esta lógica social y política. Esto su- tos suficientes de jui- borar prácticas educativas desde pondría reconstruir las prácticas polí- cio para comprender ellos. ticas educativas desde otros proyec- tos sociales que ataquen el problema el alcance real de la Conclusión desde la profundidad de los plantea- reforma” Después de todo lo dicho y de la for- mientos. Nº4 Septiembre - Junio 2004 43

Related Documents