FELIPE VÁRELA
Nacido en Huaycama, provincia de
Catamarca, en 1821, Felipe Várela
fue, al igual que el Chacho Peñaloza,
uno...
H H H U t t ti 1111
La guerra de la Triple Alianza
A las resistencias en el Interior, en 1865 se sumó un conflicto interna...
LA PATAGÓNIA
El marino y comerciante Luis Piedra
Buena (1833-1883) dio los primeros
pasos hacia la ocupación efectiva del
...
La sucesión presidencial
Para las elecciones de 1868, Mitre apoyó lacandidaturade su ministro de Relacio-
nes Exteriores, ...
of 4

presidencia de mitre 4 año

lectura de texto
Published on: Mar 4, 2016
Published in: Education      
Source: www.slideshare.net


Transcripts - presidencia de mitre 4 año

  • 1. FELIPE VÁRELA Nacido en Huaycama, provincia de Catamarca, en 1821, Felipe Várela fue, al igual que el Chacho Peñaloza, uno de los caudillos federales del Interior que luchó contra Rosas. Debió exiliarse en Chile, de donde regresó después de Caseros. Combatió en la batalla de Pavón en el ejército de Urquizay en 1862 se unió a Peñaloza para resistirá las fuerzas enviadas desde Buenos Aires. Con la derrota del Chacho, un vez más debió refugiarse en Chile. En 1866, el levantamiento federal en Mendoza y San Luis, conocido como la "Revolución de los Colorados", en contra de Mitre y la guerra del Paraguay, lo convenció de regresar, al frente de una expedición de voluntarios argentinos y chilenos. Entre diciembre de ese año y abril de 1867, las montoneras de Várela combatieron en el Noroeste, hasta ser derrotadas por las fuerzas santiagueñas de Antonino Taboada en el combate de Pozo de Vargas, cerca de la ciudad de La Rioja. A fines de 1868, desde Bolivia, donde se había asilado, inició una nueva expedición, sobre Jujuy y Salta, pero una vez más fue derrotado. En junio de 1869, murió exiliado en Chile. La formación del Estado nacional A partir de la reunificación del territorio argentino en 1862, los presidentes Mitre, Sarmiento y Avellaneda se propusieron como proyecto laformación del Estado nacional. Para ello tuvieron como tareas la creación de instituciones, la construcción de obras de infraestructura y la puesta en práctica de estrategias para "pacificar* el país. Los conflictos pendientes Cuando asumió Bartolomé Mitre la presidencia en 1862, la mayoría de las pro cias aceptaron su autoridad. Sin embargo, las causas que habían generado conflictos entre Buenos Aires y las provincias continuaban vigentes. Tanto Mr como su sucesor en la presidencia, Sarmiento, enfrentaron resistencias de qt nes defendían las autonomías provinciales frente a un Estado nacional al que consideraban representante de la hegemonía porteña. Los conflictos internos Los primeros conflictos surgieron con el gobernador riojano, el general Ángel Vi- cente Peñaloza, popularmente conocido como el "Chacho", quien resistió a tas fuerzas enviadas por Mitre al Interior después de Pavón. En 1863, Peñaloza so- I licitó una reparación económica para su provincia por los graves daños causa- dos por la guerra civil, pero ante la negativa del gobierno nacional se levantó e~ armas. Las fuerzas nacionales, a las que se sumaron los gobiernos de San jua~ Tucumán, Santiago del Estero y Catamarca, derrotaron a las montoneras de Pe- ñaloza en Lomas Blancas y Las Playas. El Chacho Peñaloza fue tomado prisionero ! y asesinado el 12 de noviembre. Luego de la caída de Peñaloza, se produjeron levantamientos en Córdoba, Sar- ta Fe, Corrientes, La Rioja, Mendoza y San Luis. En varias provincias, estas rebe- liones contra el gobierno nacional estaban relacionadas con el rechazo a la gue- rra del Paraguay y la negativa a las levas o reclutamientos forzados de soldados para enviarlos al frente. Eo se extendió y en 1866, cuando todo Cuyo estaba en manos ce los insurrectos, el ex lugarteniente del Chacho Peñaloza, Felipe Várela, llegó des- de Chile con dos batallones integrados por chilenos y emigrados argentinos £.v. una proclama que llamaba a la rebelión, Várela exigía el cumplimiento estricto de la Constitución y defendía la unión de las demás repúblicas americanas. Este movimiento contaba con gran apoyo popular, pero fue derrotado por las tropas nacionales y santiagueñas en 1867.5*-' El gobierno de Sarmiento endureció la represión sobre los últimos levanta- mientos federales. En 1870, Urquiza fue asesinado y el federal Ricardo López Jor- dán fue elegido gobernador de Entre Ríos. Sarmiento intervino la provincia pero López Jordán resistió hasta que, luego de varias batallas sangrientas, fue ve-: do en enero de 1871. En 1873 y 1876, López Jordán encabezó dos levantamiento contra el gobierno nacional, pero nuevamente fue derrotado. y) Muerte de Chacho Peñaloza, obra de Ricardo Carpani, 1959.
  • 2. H H H U t t ti 1111 La guerra de la Triple Alianza A las resistencias en el Interior, en 1865 se sumó un conflicto internacional, la guerra del Paraguay. El detonante del conflicto fue la participación de los países de la región en la guerra civil uruguaya, que enfrentó a los partidos Colorado y Blanco. El gene- ral Venancio Flores, del Partido Colorado, de ideología liberal, con la ayuda del gobierno de Mitre y del emperador del Brasil, invadió el Uruguay en 1863, para derrocar al gobierno blanco de Bernardo Berro, de ideología federal. El Paraguay intervino en favor del gobierno uruguayo. Le declaró la guerra al Brasil y pidió autorización para cruzar tropas por el territorio argentino para atacar el sur bra- sileño. Ante la negativa de Mitre, fuerzas paraguayas invadieron la provincia de Corrientes, lo que generalizó el conflicto. En mayo de 1865, los gobiernos de la Argentina, el Brasil y el Uruguay (ya en ma- nos de Venancio Flores) firmaron el Tratado de la Triple Alianza. Por ese acuerdo se unían para luchar hasta derrocar al gobierno paraguayo, imponer la apertu- ra del comercio internacional y resolver las cuestiones limítrofes pendientes. El mando de las tropas terrestres aliadas fue encargado al general Mitre, mientras que la escuadra estuvo al mando del almirante brasileño Tamandaré. La guerra se prolongó desde 1865 hasta 1870, con una firme resistencia del pue- blo paraguayo a las fuerzas militares de los aliados, que invadieron y arrasaron el país. Como consecuencia, el Paraguay perdió el 90% de la población masculina en combate y por las epidemias en los campamentos y trincheras. Además, su economía quedó destruida y perdió la mayor parte de los territorios en litigio con sus vecinos. Para los argentinos, la guerra también tuvo graves consecuencias, por las nu- merosas muertes en combate y porque las tropas que regresaron a Buenos Aires en 1871 trajeron consigo una epidemia: la fiebre amarilla. CLAVES • GOBIERNO DE MITRE • CONFLICTOS INTERNOS • CONFLICTOS EXTERNOS • TERRITORIOS NACIONALES • GOBIERNOS DE SARMIENTO Y AVELLANEDA PARA BUSCAR Ingresen en la página http:// www.histarmar.com.ar/ ArmadasExtranjeras/Paraguay/ BatallaRiachueloBase.htm. Observen 1 los mapas y las ilustraciones que muestran las características de los 1 buques que intervinieron en la batalla fluvial del Riachuelo, ocurrida en junio de 1865 cerca de la ciudad de Corrientes, durante la guerra de la Triple Alianza. Luego, lean el relato del capitán Antonio Valentino que aparece allíy escriban un texto argumentativo sobre los motivos de la derrota paraguaya en la guerra. Capítulo 90Los conflictos pendientes (1852-1880) f¡¡J¡J
  • 3. LA PATAGÓNIA El marino y comerciante Luis Piedra Buena (1833-1883) dio los primeros pasos hacia la ocupación efectiva del territorio continental argentino al sur del río Colorado. Como ballenero y cazador de lobos, desde la década de 1840 había recorrido las costas patagónicas y fueguinas y estableció un refugio en la Isla de los Estados. En 1860, creó un establecimiento sobre el río Santa Cruz, en la localidad que hoy lleva su nombre. En 1862 lo bautizó Isla Pavón y luego obtuvo el reconocimiento del gobierno de Mitre. Piedra Buena continuó realizando actividades de exploración, transporte marítimo y rescate de náufragos en toda ia Patagonia hasta su muerte. En 1865, como parte de las políticas de fomento a la inmigración europeay de ocupación de los territorios australes, comenzó la radicación de colonos galeses en la provincia del Chubut. La capital de la actual provincia (inicialmente, territorio nacional) se llama Rawson en homenaje al ministro del Interior de Mitre, Guillermo Rawson, quien promovió ese asentamiento de población. SíEL MOSQUITO El camino de la unificación Durante la presidencia de Mitre, el Estado nacional avanzó en la unificac paísy la consolidación de las autoridades federales: nombróy puso en fui miento a la Corte Suprema de Justicia y los juzgados federales en cada de provincia y derogó la legislación mercantil hispánica, que fue reemp con la sanción del Código de Comercio. También encomendó la redacció- códigos Civi 1^ Penal y de Minería, que fueron aprobados en las siguientes sidencias. Estas medidas fortalecían las instituciones federales y unificaos» legislación argentina. Tanta en la estructura jurídica como en su política cultural, el gobie"- : Mitre mostró su ideología liberal. Trató de poner en práctica las ¡deas ae neración del 37 y comenzó el proceso de nacionalización de la enseñanza continuaría durante los gobiernos de Sarmiento y Avellaneda. Al respecto, se tendió la educación primariay se crearon los colegios nacionales, como el' gio Nacional de Buenos Aires, en 1863, centro especializado relacionado cor Universidad de Buenos Aires; y los colegios nacionales de San Juan, Men Tucumán, Salta y Catamarca, en 1864. En septiembre de 1868, poco antes de terminar su mandato, se sancionó la de Territorios Nacionales, que ponía bajo jurisdicción federal todas las tiern que estuvieran fuera de los límites reconocidos de las provincias. Para esa é comenzó la ocupación efectiva de la gobernación de la Patagonia con el asad tamiento de Luis Piedra Buena en Santa Cruz y las colonias galesas en el inferior del río Chubut. Las elecciones Hasta 1862, las elecciones se organizaban según las normas provinciales. Apa de 1863, el Congreso comenzó a sancionar leyes nacionales para la elección ( autoridades federales, tanto del presidente y del vice como de los legisladores Según esas leyes, estaban autorizados a votar todos los ciudadanos varones mayores de 18 años, pero el voto era voluntarlo. Quienes deseaban votar debía- inscribirse en un Registro Cívico, encargado de elaborar los padrones. Ese Regis- tro estaba en manos de funcionarios políticos, lo que se prestaba a maniobras como excluir a opositores del padrón, por ejemplo, o registrar más de una vez, en padrones de distintas secciones electorales, a votantes oficialistas. En las ciudades, las secciones electorales coincidían con las parroquias de la Iglesia católica. Las mesas de votación se establecían en los atrios de los tem- plos, y ante sus autoridades los votantes expresaban a viva voz el nombre deí QWCrAato de su pvetevenúa. Ev> 1B.73 se rtvodví}e.Ton eo escnto y urna, pero el voto siguió siendo público (es decir, no era secreto). Esto permitía todo tipo de presiones sobre el votante, la compra de votos o maniobras fraudulentas Los días de elección se caracterizaban por la violencia. Quien controlaba el atnc de la iglesia ganaba las elecciones en esa mesa. » Caricatura del periódico El Mosquito. Las elecciones durante el período de la organización nacional se caracterizaron por los acuerdos entre pocos dirigentes para el nombramiento de candidatos y la escasa participación ciudadana.
  • 4. La sucesión presidencial Para las elecciones de 1868, Mitre apoyó lacandidaturade su ministro de Relacio- nes Exteriores, Rufino de Elizalde. Frente a ella, el Partido Autonomista proponía la de Adolfo Alsina y los federales, la de Urquiza. En esa situación, un grupo de oficiales del ejército que todavía combatía en el Paraguay postuló a Domingo Faustino Sarmiento, que en ese momento se encontraba en los Estados Unidos como embajador de nuestro país. Alsina y Urquiza decidieron entonces no pre- sentarse como candidatos a la presidencia y apoyar a Sarmiento, como forma de impedir el triunfo del oficialismo mitrista. Este acuerdo, al que Mitre denunció como una "liga de gobernadores", ya que además de Alsina (gobernador bonaerense) y Urquiza (entrerriano) incluía a los de Córdoba y Santa Fe, inició una práctica que luego se haría habitual: las nego- ciaciones entre las élites provinciales para consensuar las candidaturas presi- denciales y de legisladores nacionales. De esa forma, en 1868 resultó elegido Sarmiento como presidente, acompaña- do por Alsina como vice. Gobierno de Sarmiento Las políticas liberales y los cambios estructurales que habían comenzado a ¡m- •lementarse durante la presidenciade Mitre fueron las líneas que guiaron al go- bierno de Sarmiento. Durante su gobierno continuó y finalizó la guerra del Para- guay, aunque la participación argentina en el conflicto había disminuido desde 1869. También enfrentó los últimos levantamientos federales, especialmente los dirigidos por López Jordán en Entre Ríos. Sarmiento prosiguió la consolidación del Estado nacional. Inició el reequipa- miento militar, tanto del Ejército como de la Armada, con la compra de arma- mento moderno, e impulsó la profesionalización de sus oficiales con la creación del Colegio Militar de la Nación y la Escuela Naval Militar. Estas medidas eran parte de su proyecto principal: el de modernizar el país. Durante su presidencia, Sarmiento promovió laextensión de la red ferroviaria, el tendido de telégrafos y la incorporación de tecnología en la producción, tanto r i la agricultura y la ganadería como en el establecimiento de industrias. Creó eí Departamento de Agriculturay un periódico para difundir los últimos adelan- tos en el cultivo del suelo. También estableció incentivos para la conservación de carnes y la exportación de lanas. En 1871 organizó la Exposición Nacional de Córdoba, siguiendo el modelo de las ferias y exposiciones europeas del período. lí se exhibieron máquinas agrícolas importadas, aradosy un cablecarril parael vansporte de personas y mercaderías. Como parte de ese proyecto modernizador, impulsó la educación elemental o primaria, a la que consideraba fundamental para el progreso del país, cuya po- : ación era mayoritariamente analfabeta. .•• ? Caricatura publicada en el periódico El Mosquito el 8 de junio ^ de 1873. Alsina, Mitre y Avellaneda se apuran para suceder a Sarmiento, quien observa detrás de la puerta. EL PRIMER CENSO NACIONAL De acuerdo con las ideas de progreso y modernización propias de su tiempo, Sarmiento consideraba que era necesario tener un conocimiento científico de la realidad del país para £OUWM «teüiaMüt£.üe sentido, el 17 de septiembre de 18G9, se realizó el Primer Censo Nacional. Fueron censadas 1.737-214 personas, a las que se agregaron una estimación de los integrantes de los pueblos originarios y los más de 6.000 soldados que estaban en el Paraguay, para dar un total de 1.877490 habitantes. De ellos, 845.401 eran mujeres y algo más de un millón, varones. El 12% de los habitantes (alrededor de 211.000 personas, en su mayoría hombres) habían nacido en el extranjero. Pero los datos que más preocuparon a Sarmiento y los organizadores del Censo fueron que el 75% de las familias estaba en situación de pobreza y el 72% de la población era analfabeta. Capítulo 9»Los conflictos pendientes (1852-1880) jjr££g