Prevalencia de trastornos psiquiátricos en Latinoamérica: revisión crítica ...
Prevalencia de trastornos psiquiátricos en Latinoamérica: revisión crítica○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ...
Vicente B., Rioseco P Valdivia S., et al. .,○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ...
Prevalencia de trastornos psiquiátricos en Latinoamérica: revisión crítica○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ...
Vicente B., Rioseco P Valdivia S., et al. .,○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ...
Prevalencia de trastornos psiquiátricos en Latinoamérica: revisión crítica○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ...
Vicente B., Rioseco P Valdivia S., et al. .,○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ...
Prevalencia de trastornos psiquiátricos en Latinoamérica: revisión crítica○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ...
Vicente B., Rioseco P Valdivia S., et al. .,○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ...
of 9

Prevalencia de trastornos psiquiátricos en Latinoamérica

Published on: Mar 4, 2016
Published in: Health & Medicine      
Source: www.slideshare.net


Transcripts - Prevalencia de trastornos psiquiátricos en Latinoamérica

  • 1. Prevalencia de trastornos psiquiátricos en Latinoamérica: revisión crítica Benjamín Vicente1, Pedro Rioseco2, Sandra Saldivia3, Robert Kohn4, Silverio Torres5ResumenIntroducción: La forma como se conducen las investigaciones en epidemiología psiquiátricaen América Latina ha impedido que los resultados sean ampliamente conocidos; además, sehan realizado pocos estudios comparativos. Objetivo: Comparar y analizar la prevalencia detrastornos psiquiátricos en Latinoamérica. Metodología: Revisión y comparación de estudioslatinoamericanos. Resultados: Estudios de tercera generación llevados a cabo sobre mues-tras de población general en América Latina destacan tasas semejantes de depresión mayor,exceptuando un estudio en Colombia. Se observan mayores tasas de uso de alcohol o detrastornos asociados en Colombia y en un estudio en Lima. Tres estudios realizados enEstados Unidos con hispanos muestran consistentemente tasas mayores de problemas re-lacionados con el alcohol que los encontrados en todos los estudios realizados en Suramérica.La tasa de trastornos ansiosos en Chile fue más alta que la de depresión mayor, lo cual esreplicado en otros estudios de la subregión sur. La baja tasa de comorbilidad en el estudiochileno se replica en Ciudad de México. Las tasas de uso de servicios de Estados Unidos,México y Chile no parecen diferir significativamente. Conclusiones: Se requieren medidasobjetivas de discapacidad y análisis más precisos acerca de las necesidades de uso de servi-cios, comorbilidad médica y prevalencia de tasas de enfermedad mental grave.Palabras clave: trastorno bipolar, jaqueca, comorbilidad.Title: Prevalence of Psychiatric Disorders in Latin America: A Critical ReviewAbstractIntroduction: The way in which research on psychiatric epidemiology has been conducted inLatin America has impaired results from being widely known; additionally, few comparative○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○1 Psiquiatra. Departamento de Psiquiatría y Salud Mental, Facultad de Medicina de la Uni- versidad de Concepción, Chile.2 Psiquiatra. Departamento de Psiquiatría y Salud Mental, Facultad de Medicina de la Uni- versidad de Concepción, Chile.3 Psiquiatra. Departamento de Psiquiatría y Salud Mental, Facultad de Medicina de la Uni- versidad de Concepción, Chile.4 Psiquiatra. Department of Psychiatry and Human Behavior, Brown University and Butler Hospital, Providence. Chile.5 Psiquiatra. Departamento de Psiquiatría y Salud Mental, Facultad de Medicina de la Uni- versidad de Concepción, Chile.506 Revista Colombiana de Psiquiatría, vol. XXXIV / No. 4 / 2005
  • 2. Prevalencia de trastornos psiquiátricos en Latinoamérica: revisión crítica○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○studies have been carried out. Objective: To la actualidad, responsable del 8,2%compare and analyze the prevalence of de la carga de los DALY (disabilitypsychiatric disorders in Latin America. adjusted life years), es decir, losMethods: Review and comparison of Latin-American studies. Results: Third generation años de vida ajustados por discapa-studies carried out within samples of the cidad, y del 33,2% de los YLD (yearsgeneral population in Latin America note si- lived with disability), los años vivi-milar rates of mayor depression, with the dos con discapacidad (1). La depre-exception of a study in Colombia. Higher sión mayor es considerada hoyrates of alcohol use or related disorders wereobserved in Colombia and in a study in Lima. como la decimotercera causa másThree studies conducted in the United States importante que contribuye a loswith hispanics consistently show higher rates DALY y la más importante cuandoof alcohol-related problems than those found se incluyen los YLD.in all the studies done in South America. Therate of anxiety disorders in Chile was found Los trastornos relacionados conto be higher than that of mayor depression,a finding that is replicated in other south el uso del alcohol están ubicados ensub-region studies. the low rate of comorbi- el segundo lugar entre aquellos quedity in the chilean study is replicated in Mexi- producen YLD, pero sólo en el pues-co city. the rates of use of services in the to decimocuarto cuando se trata deunited states, Mexico and Chile do no seem los DALY. Entre las mujeres, la de-to differ significantly. Conclusions: Objectiveincapacity measurements and more precise presión mayor es la séptima causaanalysis on the needs of use of services, más frecuente de los DALY y la nú-medical comorbidity and prevalence of rates mero uno cuando se trata de añoson serious mental illness are required. de YLD. En el caso de los hombres, en nuestra América Latina, los tras-Key words: Bipolar disorder, migraine, tornos asociados con el uso del al-comorbidity. cohol se ubican en el lugar octavo en el caso de los DALY y definitiva- mente en el primero como causa de En la medida en que la transi- YLD.ción epidemiológica en que se en-cuentra Latinoamérica continúe y la De aquí al año 2020 se va a pro-región se aleje del predominio relati- ducir un cambio significativo envo de las enfermedades infecciosas, estas cifras y se espera que los tras-indudablemente la carga relativa de tornos psiquiátricos sean responsa-la enfermedad mental aumentará de bles del 20,9% de la carga total demanera extraordinariamente signi- enfermedad y que la depresión ma-ficativa de la fecha actual al año yor alcance el segundo lugar entre2020. todos los trastornos considerados. Se ha calculado que en Latinoa- Estos cálculos de discapacidadmérica la enfermedad mental es, en asociados con enfermedad mental Revista Colombiana de Psiquiatría, vol. XXXIV / No. 4 / 2005 507
  • 3. Vicente B., Rioseco P Valdivia S., et al. .,○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○se basan en datos epidemiológicos Rico (4), donde se usó la entrevistaobtenidos en diferentes países de diagnóstica estandarizada (DIS, porLatinoamérica, pero construidos en su sigla en inglés) (5), ampliamentereuniones de expertos en diferentes conocida. Otro estudio que ha teni-sedes de la Organización Mundial do gran difusión se llevó a cabo ende la Salud y no corresponden al el grupo denominado mexicano-es-análisis de datos “duros” provenien- tadounidenses de Estados Unidostes de estudios epidemiológicos de y que usó el composite internationalúltima generación realizados con diagnostic interview (CIDI) (6), co-muestras representativas de la po- nocido como estudio de prevalenciablación general de los diferentes y uso de servicios (7).países. Hecho que, anticipamos, nosólo corrobora la situación descrita, Además se encuentra la en-sino que podría entregar un pano- cuesta de comportamiento alimen-rama aún más gris y preocupante. tario (ECA), particularmente en los datos que corresponden a Los Án- Latinoamérica tiene una rica y geles, donde la población hispanalarga tradición en la conducción de fue “sobremuestreada” y en la cualinvestigaciones en epidemiología psi- también se utilizó el DIS (8). La ECAquiátrica, usando escalas de sínto- tiene también un grado de conoci-mas (2) o instrumentos sumamente miento, difusión e incidencia en laestructurados, denominados estudios programación de nuestros serviciosde tercera generación (3). Infortuna- de salud.damente, la mayoría de los estudiosque examinan tasas de trastornos Finalmente, el cuarto de estospsiquiátricos no han sido conocidos estudios señeros —con una inciden-ampliamente, en parte, porque sus cia en nuestra región mayor de la queresultados no están publicados en quisiéramos— es el de comorbilidadrevistas internacionales que circu- basado en el CIDI que cubrió la po-len en inglés. Por otro lado, cuatro blación total de Estados Unidos (9).estudios llevados a cabo en Norte-américa son los más frecuentemen- El primer estudio realizado ente citados y proporcionan las preva- América Latina que utilizó técnicaslencias de enfermedad mental más de epidemiología psiquiátrica con-usadas, en su mayoría provenientes sideradas de tercera generación fuede poblaciones hispanas que han llevado a cabo en Argentina, utili-formado parte de sus muestras. zando como instrumento el PSE (present state examination) (10). Se Uno de dichos estudios es la basó en una muestra estratificadainvestigación conducida a comien- por distritos en la ciudad de Buenoszos de los años ochenta en Puerto Aires e incluyó, aproximadamente,508 Revista Colombiana de Psiquiatría, vol. XXXIV / No. 4 / 2005
  • 4. Prevalencia de trastornos psiquiátricos en Latinoamérica: revisión crítica○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○3.400 individuos de 17 años de edad barrio lo ha hecho tener una inci-y más, quienes fueron entrevistados dencia menor (17,18).con el PSE utilizando el Catego comoprograma para obtener diagnósticos El primer estudio epidemioló-según la Clasificación Internacional gico de gran magnitud realizado ende Enfermedades versión novena nuestra región y que intentó proveer(CIE-9) (11-13). Los investigadores diagnósticos DSM-III en la comuni-entregaron prevalencias actuales dad fue el estudio multicéntrico bra-para un número determinado de sileño de morbilidad psiquiátrica,trastornos específicos. La elevada que se llevó a cabo en 1991 (19).tasa de esquizofrenia (3%), compa- Incluyó a 6.476 individuos de 15rada con la de psicosis afectiva (4%) años de edad y más, y fue realizadoy con la de depresión neurótica, que en tres áreas urbanas de grandesalcanzó apenas un 3,5%, hizo que proporciones, como lo son Brasilia,muchos dudaran de la consisten- São Paulo y Porto Alegre.cia interna y de la rigurosidad meto-dológica del estudio. Se utilizó un diseño en dos eta- pas: la primera consistió en una Otro estudio que utilizó el PSE entrevista screening de 44 puntos,fue llevado a cabo en México (14); en denominada cuestionario para de-este caso el instrumento fue comple- terminación de morbilidad en adul-mentado con algunos ítems de la es- tos (QMPA, por sus iniciales en in-cala de depresión del centro de estu- glés) (20); la segunda consistió endios epidemiológicos (CES-D) (15) y entrevistas diagnósticas llevadas acon el cuestionario de autorreportaje cabo en un 30% de aquellos que fue-(CAR O SRQ, por sus siglas en in- ron tamizados como posibles casosglés) (16), además de secciones del y un 10% de aquellos cuyo screeningDIS. Este estudio de alcance nacio- resultó negativo.nal incluyó a 1.984 personas de eda-des entre 16 y 64 años e incorporó Estas entrevistas se concretarondiagnósticos actuales de caso proba- entre una y cuatro semanas despuésble y de caso definitivo, también se- de la entrevista inicial. Los diagnós-gún la versión novena del PSE. ticos se realizaron usando una en- trevista semiestructurada desarro- Antes del estudio de Puerto Rico llada por los propios investigadoresse realizó uno en Perú, concreta- basada en la lista de verificaciónmente en el barrio Independencia, (check list) de síntomas del DSM-III.de Lima, que cubrió a 816 indivi- Los instrumentos utilizados fueronduos. En él se utilizó el DIS. Su difu- diferentes y sólo una proporción li-sión también ha sido escasa y su mitada de los posibles casos fueroncondición de representar sólo un entrevistados. La sensibilidad y es- Revista Colombiana de Psiquiatría, vol. XXXIV / No. 4 / 2005 509
  • 5. Vicente B., Rioseco P Valdivia S., et al. .,○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○pecificidad del QMPA para trastor- 64 años de edad. El segundo estu-nos específicos nunca fue informa- dio usó el CIDI, pero fue limitado sóloda. Además, los resultados entregan a los trastornos afectivos. Este estu-prevalencias globales en los diferen- dio involucró a 945 adultos entre 15tes sitios estudiados que varían de y 89 años de edad en 33 comuni-una manera muy significativa. dades rurales (25). El cuarto estudio regional fue conducido en Santiago El otro estudio representativo de Chile y usó el clinical interviewde poblaciones nacionales llevado a schedule revisado CIS-R (26). Estecabo en América Latina, aparte del estudio entrega sólo prevalencias ac-estudio que nosotros hemos reali- tuales y cubrió una muestra dezado en Chile, fue el colombiano, 3.870 individuos entre 16 y 64 añosque se llevó a cabo en 1997 usando de edad (27).también el CIDI (21). Este estudiocubrió 15.048 individuos de 12 años El Estudio Chileno de Epidemio-de edad y más, y entregó tanto pre- logía Psiquiátrica (ECEP) (28) fuevalencias de un año y de 12 meses desarrollado para determinar la pre-como prevalencias de vida para un valencia y factores de riesgo de lasnúmero no despreciable de trastor- enfermedades mentales y se basó ennos psiquiátricos. Los resultados de un muestreo representativo de laeste estudio están disponibles en un población nacional. Así mismo, pro-informe publicado en el Ministerio porciona prevalencias de vida yde Salud de Colombia, pero nunca lápsicas de trastornos psiquiátricoshan sido publicados en una revista cubiertos por el CIDI, que en esteindexada. caso entrega diagnósticos DSM-III-R. Hay otros cuatro estudios regio- Es uno de los pocos de los estu-nales recientes que han utilizado el dios de psiquiatría epidemiológicaCIDI llevados a cabo y publicados en que se han llevado a cabo en Latino-Latinoamérica. En Brasil, en 1999, américa con una muestra represen-1.464 personas de 16 años de edad tativa de escala nacional. Además,y más fueron entrevistadas en una es el primero que usa procedimien-muestra probabilística obtenida de tos estadísticos apropiados para co-los niveles socioeconómicos medios rregir el diseño de muestreo y losy altos de un área de derivación de pesos que aseguran su represen-São Paulo (22). Otros dos estudios tatividad o la extrapolación de susfueron llevados a cabo en México resultados a la población nacional.(23,24). El primero cubrió a la Ciu-dad de México y fue también reali- Aproximadamente uno de cadazado con un diseño multietápico que tres individuos de la población tieneincluyó a 1.937 personas entre 16 y un trastorno psiquiátrico de vida en510 Revista Colombiana de Psiquiatría, vol. XXXIV / No. 4 / 2005
  • 6. Prevalencia de trastornos psiquiátricos en Latinoamérica: revisión crítica○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○Chile (36%) y un poco más de la miento adecuado y conducir inves-quinta parte de la población (22,5%) tigación en los países en desarrollo.ha tenido un trastorno en los últimos12 meses. Los trastornos psiquiátri- Los hallazgos del estudio chile-cos más frecuentemente encontra- no de prevalencia psiquiátrica son,dos en vida fueron agorafobia (11,1%), en alguna medida, similares a lostrastorno depresivo mayor (9,7%) y encontrados en otras poblacionesdependencia al alcohol (6,4%). Para hispanas. La Tabla 1 entrega unalos hombres el trastorno más común comparación de los resultados delfue el abuso y dependencia del alco- ECEP con otros estudios de preva-hol (16,2%), mientras que para la lencia de vida publicados en lasmujer se trató de los trastornos an- poblaciones hispanas de Estadossiosos (24,9%). Un tercio de aque- Unidos y de América Latina, utili-llos diagnosticados o que recibieron zando tanto el DIS como el CIDI.algún diagnóstico tenía un trastor-no psiquiátrico comórbido. En contraste con aquellos resul- tados obtenidos en el estudio de la Este estudio padece de las mis- submuestra de hispanos del estudiomas limitaciones que la mayoría de de comorbilidad estadounidense, lalos otros estudios de prevalencias tasa de depresión mayor del ECEPpsiquiátricas transversales: primero, fue considerablemente menor, 9,7%,las prevalencias de vida están basa- comparada con 18,3% de aquél, y ladas en reportes retrospectivos; segun- tasa de trastornos asociados al usodo, los diagnósticos que finalmente de alcohol fue de 10,2%, frente ase entregan se basan en el CIDI, que 20,8%. Es concebible, pero poco pro-es una entrevista muy estructurada, bable, que esto pueda ser completa-pero administrada por no clínicos, y mente explicado por las diferenciastercero, es posible que la muestra no en el método empleado, como el usotenga el poder estadístico requerido adicional de pruebas en el estudiopara examinar factores de riesgo en de comorbilidad (7).aquellos trastornos psiquiátricos queson menos comunes. Por otro lado, exceptuando el caso colombiano, todos los otros La entrevista fue conducida en estudios tienen tasas semejantes de4 provincias que conformaron final- depresión mayor. En el estudio demente el estudio chileno de preva- Colombia la distimia no fue consi-lencia psiquiátrica, pero que no fue- derada como diagnóstico y aquellosron realizadas al tiempo, sino en un individuos que la padecen puedenperíodo de siete años. Esto, infor- haber sido incluidos en el subgrupotunadamente, es un reflejo de las di- de depresión mayor, lo que explica-ficultades para obtener el financia- ría la diferencia en las tasas. Revista Colombiana de Psiquiatría, vol. XXXIV / No. 4 / 2005 511
  • 7. Vicente B., Rioseco P Valdivia S., et al. .,○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ Tabla 1. Prevalencias de vida de algunos trastornos psiquiátricos en estudios realizados con DIS o CIDI en Latinoamérica o en población hispana de Estados Unidos Ciudad CPPS Colombia Lima Puerto ECA MAPSS NCS Trastorno CPPS México (15-24) (21) (17) Rico (4) (8) (7) (9) (14)Depresión mayor 9,2 9,7 19,6 9,7 7,8 4,6 5,6 9,0 18,3Distimia 8,0 7,4 3,4 1,5 4,7 4,0 3,3 8,6Episodio maniaco 1,9 2,0 1,2 0,9 1,3 0,5 0,7 1,7 0,5Esquizofrenia 1,8 1,8 1,4 0,6 1,8 0,8Ansiedad genera-lizada 2,6 2,9 3,1 1,1 6,2Trastorno depánico 1,6 1,8 0,3 2,1 0,4 1,7 1,3 1,7 1,8Cualquier fobia 13,9 14,4 3,8 8,5 12,2 17,5Agorafobia 11,4 11,8 3,8 6,9 7,7 7,8 6,8Fobia social 10,2 10,2 2,2 1,6 3,2 7,4 19,0Fobia simple 9,8 9,9 3,0 8,6 12,8 7,4 16,4Abuso o depen-dencia del alcohol 10,0 10,2 16,6 18,6 11,3 12,6 16,7 14,4 20,8 Las mayores tasas de abuso de depresión mayor, algo que tambiénalcohol o de trastornos asociados en es reproducido en otros estudios deColombia (21) también se pueden población hispana de la subregióndeber a que éstos se diagnosticaron sur. La baja tasa de comorbilidadutilizando como método de identifi- en el estudio chileno también fuecación el CAGE (28), que es sólo un informada por el estudio realizadoinstrumento de screenning. Por su en Ciudad de México con el CIDIparte, las tasas igualmente eleva- (23), en un claro contraste con el es-das del estudio de Lima (18) en el tudio de comorbilidad estadouniden-área de los trastornos del alcohol se, donde esta condición, la comor-pueden reflejar el muy bajo nivel bilidad, fue la norma.socioeconómico de la muestra utili-zada. Los tres estudios realizados Las tasas de utilización de ser-en los Estados Unidos (7), consi- vicios de Estados Unidos, Méxicoderando sólo las submuestras his- (23) y Chile no parecen diferir signi-pánicas, tienen consistentemente ficativamente. Aun cuando las com-tasas mayores de problemas relacio- paraciones transnacionales sonnados con el alcohol que los encon- crudas, debido a las diferencias detrados en todos los estudios reali- metodología de los estudios, cree-zados en Suramérica. mos que con la inclusión del Estu- dio Chileno de Prevalencias Psiquiá- La tasa de trastornos ansiosos tricas una visión general más níti-en Chile fue más alta que la de da de la prevalencia de los trastor-512 Revista Colombiana de Psiquiatría, vol. XXXIV / No. 4 / 2005
  • 8. Prevalencia de trastornos psiquiátricos en Latinoamérica: revisión crítica○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○nos psiquiátricos en América Lati- for all in Latin America and the Carib- bean: epidemiologic bases for action].na está emergiendo claramente. Bol Oficina Sanit Panam. 1989;107:196- 219. Spanish. La importancia del rol de la en- 3. Dohrenwend BP, Dohrenwend BS.fermedad mental y la utilización de Perspective on the past and future of psychiatric epidemiology. Am J Publiclos servicios de salud para estos pro- Health. 1981;72:1271-79.blemas y para la discapacidad en 4. Canino GJ, Bird HR, Shrout PE, Rubiogeneral en América Latina, aunque M, Bravo M, Martínez R et al. The pre- valence of specific psychiatric disordersestá creciendo, no es, en nuestra in Puerto Rico. Arch Gen Psychiatry.opinión, todavía completamente va- 1987;44:727-35.lorada. Los estudios de epidemiología 5. Robins LN, Helzer JE, Croughan J, Ratcliff KS. National Institute of Mentalpsiquiátrica son un medio para pro- Health diagnostic interview schedule: itsveer información relevante a las au- history, characteristics, and validity. Archtoridades que estén en posición o en Gen Psychiatry. 1981;38:381-9.condiciones de asignar recursos para 6. Robins LN, Wing J, Wittchen HU, Helzer JE, Babor TF, Burke J, et al. The compo-enfrentar el desarrollo de una epi- site international diagnostic interview: andemia de trastornos mentales que epidemiologic instrument suitable forclaramente puede ser anticipada en use in conjunction with different diag- nostic systems and in different cultures.América Latina, en la medida en que Arch Gen Psychiatry. 1988;45:1069-77.el proceso actual de transición epide- 7. Vega WA, Kolody B, Aguilar-Gaxiola S,miológica continué desarrollándose. Alderete E, Catalano R, Caraveo-An- duaga J. Lifetime prevalence of DSM-III- R psychiatric disorders among urban and Sin embargo, nuevos estudios rural Mexican Americans in California.se requieren para, por ejemplo, au- Arch Gen Psychiatry. 1998;55:771-8.mentar o afinar el interés en las 8. Karno M, Hough RL, Burnam MA, Esco- bar JI, Timbers DM, Santana F, et al. Life-necesidades de la utilización de ser- time prevalence of specific psychiatricvicios, la presencia de comorbilidad disorders among Mexican Americansmédica, la prevalencia de tasas para and Non-Hispanic whites in Los Angeles. Arch Gen Psychiatry. 1987;44:695-701.enfermedades mentales graves y las 9. Kessler RC, McGonagle KA, Zhao S,cada vez más necesarias medidas Nelson CB, Hughes M, Eshleman S, etobjetivas de discapacidad. al. Lifetime and 12-month prevalence of DSM-III-R psychiatric disorders in the United States. Arch Gen Psychiatry. 1994;51:8-19. Bibliografía 10. Wing JH, Nixon J, Mann SA, Leff JP . Reliability of the PSE, (ninth edition) used in a population survey. Psychol Med.1. Murray CJ, López AD. The global burden 1977;7:505-16. of disease: a comprehensive assess- 11. Larraya FP Casullo MM, Viola FP Pre- , . ment of mortality and disability from valencia de la patologia mental en la diseases, injuries, and risk factors in megalópolis de Buenos Aires. Buenos 1990 and projected to 2020. Boston: Aires: Consejo Nacional de Investiga- Harvard University Press; 1996. ciones Cientificas y Técnicas; 1982.2. Levav I, Lima BR, Somoza-Lenon M, 12. Marco G. Prevalencia de desórdenes Kramer M, González R. [Mental health mentales en el área metropolitana de la Revista Colombiana de Psiquiatría, vol. XXXIV / No. 4 / 2005 513
  • 9. Vicente B., Rioseco P Valdivia S., et al. .,○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ República Argentina. Acta Psiquiatr 20. Santana V. Estudo epidemiológica das Psicol Am Lat. 1982;28:93-102. doencas mentais em um bairro de Sal-13. Aszkenazi M, Casullo MM. Factores vador. Série de Estudos em Saúde. socioculturales y presencia de psicopa- 1982;2:122. tologías en poblaciones de distintas lo- 21. Torres de Galvis Y, Montoya ID. Segun- calidades argentinas. Acta Psiquiatr do Estudio Nacional de Salud Mental y Psicol Am Lat. 1984;30:11-20. Consumo de Sustancias Psicoactivas,14. Caraveo-Anduaga J, Medina-Mora ME, Colombia 1997. Bogotá: Ministerio de Racón ML, Villatoro J, Martínez-Vélez A, Salud Pública; 1997. Gómez M. La prevalencia de los tras- 22. Andrade LH, Lolio CA, Gentil V, Laurenti tornos psiquiátricos en la población ur- R. Epidemiologia dos transtornos men- bana adulta en México. Salud Ment. tais em uma årea definida de captação 1996;19:14-21. da cidade de São Paulo, Brasil. Revista15. Radloff LS, Locke BZ: The dommunity de Psiquiatria Clinica. 1999;26:1-6. mental health assessment survey and 23. Caraveo-Anduaga JJ, Colmenares BE, the CES-D scale. In: Weissman MM, Saldívar HG. Morbilidad psiquiátrica en Myers MM, Ross CE, editors. Commu- la Ciudad de México: prevalencia y nity Surveys of Psychiatric Disorders. comorbilidad a lo largo de la vida. Sa- New Brunswick (New Jersey): Rutgers lud Ment. 1999; 22(Supl):62-7. University Press; 1986. p. 177-90. 24. Caraveo-Anduaga JJ. Epidemiología de16. Harding TW, de Arango MV, Baltazar J, la morbilidad psiquiátrica en la Ciudad Climent CE, Ibrahim HH, Ladrido-Igna- de México. México: Instituto Mexicano cio L, et al. Mental disorders in primary de Psiquiatría; 1995. health care: a study of their frequency 25. Salgado de Snyder VN, Diaz-Perez MJ. and diagnosis in four developing coun- Los trastornos afectivos en la población tries. Psychol Med. 1980;10:231-41. rural. Salud Ment (Mexico City). 1999;17. Minobe K, Perales A, Sogi C, Warthon 22(Suppl):68-74. D, Llanos R, Sato T. Prevalencia de vida 26. Lewis G, Pelosi AJ. Manual of the Revi- de trastornos mentales en Independen- sed Clinical Interview Schedule (CIS-R). cia (Lima, Perú). Anales de Salud Men- London: MRC Institute of Psychiatry; 1990. tal. 1990;6:9-20. 27. Araya R, Rojas G, Fritsch R, Acuña J,18. Yamamoto J, Silva A, Sasao T, Wang C, Lewis G. Common mental disorders in Nguyen L. Alcoholism in Peru. Am J Santiago, Chile: prevalence and socio- Psychiatry. 1993;150:1059-62. demographic correlates. Br J Psychiatry.19. Almeida-Filho N, Mari JJ, Coutinho E, 2001;178:228-33. França JF, Fernandes J, Andreoli SB, 28. Vicente B, Rioseco P Saldivia S, Kohn , Busnello ED. Brazilian multicentric study R, Torres S. Estudio chileno de preva- of psychiatric morbidity. Br J Psychiatry. lencia de patología psiquiátrica (DSM- 1997;171:524-9. III-R/CIDI) (ECPP). Revista Médica Chi- le. 2002;130:527-36. Recibido para publicación: 3 de junio de 2005 Aceptado para publicación: 30 de septiembre de 2005 Correspondencia Benjamín Vicente Departamento de Psiquiatría y Salud Mental Facultad de Medicina de la Universidad de Concepción bvicent@udec.cl514 Revista Colombiana de Psiquiatría, vol. XXXIV / No. 4 / 2005

Related Documents